7. Instrumentum Inscriptum (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura Epigrafía y numismática
Año del apunte 2013
Páginas 3
Fecha de subida 28/05/2014
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Instrumentum  Inscriptum     -­‐Instrumentum  Inscriptum  =  objeto  inscrito.     -­‐Es  un  cajón  de  sastre,  porque  todo  lo  que  hemos  visto  son  inscripciones  sobre  objetos.  Pero   en  este  caso  se  incluye  todo  lo  que  no  hemos  hablado  anteriormente.  Es  una  categoría  general   que   engloba   muchas   cosas.   Es   un   objeto   con   inscripción   que   no   se   engloba   en   el   resto   de   categorías  (funerarias,  honoríficas,  votivas,  conmemorativas…)   -­‐Los  objetos  de  nuestras  casas  tienen  marcas,  inscripciones  (anillos,  trofeos,  placas  de  regalo,   sillas,  cubiertos,  algunas  botellas,  tapas  de  alcantarillas…).  Los  romanos  también  tenían  de  ello.   Todo  esto  son  inscripciones,  instrumentum  inscriptum.     -­‐Antes,  por  ejemplo,  había  vasijas  con  inscripciones,  que  gastadas  se  tiraban  a  un  vertedero.  Y   todas   llevaban   la   marca,   como   ahora   las   botellas   de   vino.   Toda   esta   información   nos   ha   llegado.     -­‐Hasta   no   hace   mucho   a   estos   objetos   se   les   llamaba   instrumentum   domesticum.   Pero   no   todos   ellos   eran   domésticos,   como   las   tapas   de   alcantarilla,   por   ejemplo,   y   por   eso   se   ha   preferido  instrumentum  inscriptum.       ¿Qué  tipo  de  objetos  inscritos  nos  podemos  encontrar  como  instrumentum  inscriptum?   -­‐Podemos  encontrar  sellos  en  ladrillos  y  tejas  à  son  ladrillos  con  signum  (sello).     -­‐La   firma   es   nuestro   sello   ahora,   porque   con   nuestra   firma   también   garantizamos   ciertas   cosas.  En  época  romana  sucedía  lo  mismo  à  signum  =  sello       Tipos  de  Instrumentum  Inscriptum:     Lateres  Signati     Leteres  signati  à  “ladrillos  con  sello”  à  ¿Que  puede  poner  en  este  sello?   • -­‐Nombre   propio   en   genitivo,   generalmente   abreviado   entero   à   el   nombre   en   genitivo   es   el   nombre   del   dominus   praediorum   aut   fligilinae   (El   dueño/señor   de   la   finca   o   taller   de   alfarería)   (preadiorum=2ª,   aut=   o)   à   es   la   explicación   de   lo   que   aparece  en  el  ladrillo:  el  nombre  del  dueño  de  la  finca  o  del  taller.   -­‐Los  talleres  de  alfareros  (de  tejas,  vasijas,  tejas…),  estaban  fuera  de  las  ciudades,  cerca   de   donde   se   producía   la   arcilla,   para   evitar   líos   de   transporte,   y   cerca   de   donde   se   1     • • producía  el  producto  que  se  envasaría  en  las  vasijas.  Las  más  difundidas  aquí  eran  las   de  aceite,  por  eso  estaban  y  del  en  la  cuenca  del  Guadalquivir   Guadiana,  donde  más   aceite  se  producía,  cerca  de  los  olivares,  ahorrando  en  transportes  de  barro  (también   estaba   cerca   de   su   extracción)   y   aceituna   à   por   eso   se   dice   que   viene   del   dueño   de   la   finca  o  del  taller,  que  con  frecuencia  solían  ser  ambos  del  mismo  dueño.     -­‐En   substitución   de   esto   puede   venir   un   nombre   en   nominativo   à   cuando   viene   un   nombre  en  nominativo  significa  que  es  el  nombre  del  officinator.     -­‐La  fligilinae  es  un  taller  de  cerámica,  pero  había  talleres  de  muchas  otras  cosas,  y  el   nombre  genérico  para  la  palabra  taller  era  officina,  lugar  donde  se  desempeñaba  un   oficio.  Y  el  responsable  de  la  oficina  o  que  trabaja  en  ella  es  el  officinator.  El  artesano   de  la  fliginae  también  era  officinator.     -­‐Así,  en  nominativo,  se  hace  referencia  al  alfarero  que  ha  trabajado  ese  ladrillo.   -­‐3ª   posibilidad   que   podemos   encontrar   à   en   genitivo   nombre   del   dueño,   en   nominativo  el  del  que  lo  produce  y,  otra  posibilidad:  Ablativo  es  nombre  del  lugar,  el   nombre  de  la  finca  o  del  taller,  que  tiene  su  marca.     -­‐Las  fincas  podían  tener  su  nombre,  y  la  fábrica  de  alfarería  también.  Puede  aparecer   un  nombre  de  lugar  en  ablativo,  siendo  el  nombre  de  la  finca  o  de  la  fábrica.  Indica  que   se  ha  hecho  en  la  finca  tal.   -­‐Lo  normal  es  que  aparezcan  una  o  dos  de  estas  tres,  pero  pueden  aparecer  todas,  aunque  es   raro.     Ánforas   En  las  ÁNFORAS,  vasijas  para  contener  alimentos  à  las  más  difundidas  eran  para  aceite.     Su   forma   y   tamaño   dependían   de   su   contenido,   pero   las   de   aceite   eran   las   más   difundidas   aquí.  Se  producía  mucho  aceite  aquí,  y  por  eso  había  tantas.  Gran  parte  de  este  aceite  iba  a   Roma,   donde   hay   muchísimas   ánforas   hispanas   que   habían   contenido   aceite.   Salían   de   la   Bética  y  llegaban  a  un  vertedero  controlado  de  Roma.  No  eran  reutilizables  porque  el  aceite  se   arranciaba   y   contagiaba   al   nuevo.   Por   ello,   iban   a   un   vertedero   controlado,   muy   bien   controlado,  se  rompían  en  trocitos  para  ocupar  lo  mismo.  Se  creó  un  monte  artificial  por  ello,   el  Monte  Testaccio.  Y  nos  proporciona  mucha  información  sobre  la  producción  y  distribución   del  aceite.   -­‐Información   que   dan   las   ánforas   à   nuestro   vino   viene   con   etiquetas,   que   nos   informan   de   todo  sobre  ese  vino.  Y  entonces,  este  tipo  de  información  venía  en  las  ánforas,  hasta  la  fecha,   para  que  nadie  se  quejara  de  su  caducidad,  para  consumirlo  dentro  del  año.  Esta  información   se  escribe  de  dos  maneras:   • • Antes  de  la  cocción  del  barro  de  las  ánforas     Después  de  la  cocción.     -­‐La   de   antes   de   la   cocción   consiste   en   un   sello,   como   la   de   los   ladrillos,   y   da   la   misma   información  que  los  ladrillos,  ya  explicados.     2     -­‐La  otra,  la  de  después  de  la  cocción,  viene  con  rotulador  tras  la  cocción  del  barro   à  con  una   tinta  indeleble,  porque  ha  permanecido  hasta  ahora,  y  se  aplicaba  con  un  cálamo,  pluma  de   ave.   Eran   los   Tuli   Picti   (Ttuli   (n   pl)   (inscripción)   picti   (pintadas))   à   “inscripciones   pintadas”.   En   estas   inscripciones  en  tintas  viene  (por  lo  general):   • • • • Un  número  à  significa  el  peso  del  ánfora  vacía,  la  tara.     Después   del   número   de   la   tara   venían   tres   nombres,   más   bien   un   nombre,   con   los   trianomina,   sus   tres   componentes:   en   los   que   vienen   escritos   en   tinta   es   el   del   negotiator   (el   distribuidor)   à   el   aceite   se   ha   producido   en   un   lugar,   donde   en   el   sello   se  pone  su  nombre,  pero  luego  en  tinta  se  añade  el  del  distribuidor,  porque  antes  no   se  sabe.     Y  luego  otro  número  à  peso  neto  del  aceite,  han  llenado  el  ánfora,  pesado,  y  restado   el  de  la  tara,  para  quien  no  sabía  hacer  el  cálculo,  expresado  en  liras.   Suele  expresarse  en  el  cuello  o  en  el  asa  del  ánfora.  Viene  la  procedencia  del  aceite,   “denominación   de   origen”,   la   fecha   consular,   para   que   se   consumiera   dentro   del   periodo  del  año,  y  un  cognomen,  que  no  sabemos  que  representa,  muy  discutido.  Así,   mucha  información.     Otros  objetos   -­‐Hay  sellos  de  otros  objetos,  como  lingotes  de  plomo  al  salir  de  las  minas.   -­‐Otras   vasijas   que   aparte   del   sello   tienen  frases   diversas   de   la   vida   cuotidiana,   como   ahora.   Como  vive  libenter  (vive  alegremente).   -­‐Entradas   de   espectáculo,   las   tesserae,   piezas   pequeñas   de   cerámica,   que   marcaban   donde   uno  había  de  sentarse.   -­‐Los  glandes,  como  balas,  que  se  empleaban  en  la  guerra,  empleadas  con  ondas  y  tirachinas,   para  fastidiar.  En  la  guerra  de  los  aliados  del  90  a.C,  se  usaron  mucho.     -­‐Y  por  último,  unas  inscripciones  en  láminas  muy  finas  de  plomo  grabadas  con  punzón  a  mano,   enrolladas   y   bien   atadas,   que   contienen   maldiciones,   tipo   vudú.   Son   las   tabellae   defixiorum   (tablillas  de  ataduras),  porque  estaban  atadas  y  parece  que  el  llevarla  y  pedir  a  los  dioses  que   castigaran   al   enemigo   llevaba   a   atar   a   los   Dioses   a   hacerlo.   Era   solicitar   a   los   dioses   la   maldición   contra   el   enemigo,   y   se   llevaban   del   cuello   o   en   el   bolsillo.   Y   las   encontradas   se   han   encontrado  atadas,  una  vez  maldecido,  no  se  volvían  a  abrir.   3     ...