tema2 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Genética - 1º curso
Asignatura Botànica
Profesor C.
Año del apunte 2016
Páginas 5
Fecha de subida 14/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 2. NIVELES DE ORGANIZACIÓN Todos los seres vivos están formados por células.
A la hora de clasificar a los seres vivos, seguimos tres clasificaciones diferentes en función de su morfología: 1) Organización nuclear: según presente núcleo o no. Si presenta núcleo serán eucariotas, mientras que las que no tienen serán procariotas.
2) Organización celular: según su morfología y el número de células que presenta.
Los organismos pueden unicelulares (con una única célula), que a su vez se dividen en simples o en agregados, los cuales tienen independencia pero acaban cohesionándose, actuando como una unidad, que les permite, entre otras cosas, una defensa ante depredadores unicelulares y la flotabilidad (ocupan una mayor superficie, consiguiendo una mayor cantidad de luz).
Los organismos que no entran en este grupo son los pluricelulares, los cuales tienen un número variado de células, conectadas entre sí, por lo que si el organismo es dañado, sus células se pueden ver afectadas.
3) Organización simbiótica: la diversidad de seres vivos estudiados por la botánica abarca desde las formas más simples unicelulares hasta los vegetales con flores y estructuras morfológicas más elaboradas, conectadas por formas intermedias, que evidencian la evolución de la vida vegetal desde el medio acuático hasta la colonización del medio terrestre, sin implicar en este proceso la desaparición de formas estables, sino una mayor adaptación a ocupar nuestros medios.
Por lo tanto esta clasificación se basa en la relación de los organismos con el ambiente.
La tendencia a esta evolución ha dado paso a organismos:  Poiquilohidros: aquellas células que carecen de la capacidad para regular su contenido hídrico, por lo tanto, tienen una dependencia directa del agua y morirían en ausencia de esta.
 Homeohidros: aquellas células capaces de controlar su contenido hídrico, minimizando los efectos de la desecación y pueden sobrevivir fuera del medio acuático.
El mundo vegetal se separa en tres niveles morfológicos de organización según el grado de complejidad:  Protófitos: las primeras plantas.
Son unicelulares (simples o agregados poco coherentes), poiquilohidros y sin especialización entre las células.
Las células simples pueden ser: Cocales: sin aparato locomotor (sin cilios o flagelos), por lo que no controlan su movimiento. Se mueven por las corrientes de agua.
Monadales: con aparato locomotor y se mueven gracias a los cilios y a los flagelos.
Los agregados pueden ser laminares, circulares, cúbicos…, rodeados por una sustancia gelatinosa (hidratos de carbono o peptinas) que les permiten unirse entre sí (si se corta la sustancia gelatinosa, las células no pierden su funcionabilidad).
 Talófitos: pluricelulares poiquilohidros, con especialización entre las células (talo=cuerpo vegetal). Dentro de este grupo podemos distinguir tres tipos de organismos: Filamentosos: células que se unen formando hileras (una detrás de la otra) y se reparten el trabajo. Estos filamentos pueden ser simples, cuando solo presentan una prolongación o pueden ser ramificados, cuando de la célula apical salen más de una prolongación. En este tipo de hileras solo se divide la célula apical (la de arriba).
Estos talófilos filamentosos se dividen a su vez en:  Haplósticos: todas las células son capaces de dividirse, por lo que pueden tener un crecimiento intercalar (división dicotoma, dando a la evolución, además precisa que la primera célula se divida) o un crecimiento apical, cuando solo se divide la célula de arriba.
También puede darse una división lateral o pignada, en cualquier lado del filamento.
 Cenocítico: individuos entre los que no hay separación.
 Polísticos: formados por dos o más hileras de células, en los que puede haber una división intercalar, dicótoma o lateral.
Pseudoparenquimáticos: gran número de filamentos agregados que dan lugar a estructuras macroscópicas. Dentro de este grupo los organismos presentan una gran variedad de estructuras:  Laminar: una sola capa de células que se disponen formando una estructura en tres dimensiones.
 Tubular: los extremos de las células se unen formando un tubo hueco.
 Cilíndricos: misma estructura que el tubular pero en su interior añaden células para dar lugar a una estructura de mayor rigidez.
 Sifonal: centenares de filamentos cenocíticos dando lugar a una estructura macroscópica.
 Micelio: miles de filamentos polísticos que se entrelazan dando lugar a una estructura tridimensional similar a la de una seta.
Parenquimáticos: talófitos con una estructura tridimensional en las que se pueden distinguir unas estructuras similares a las de raíz, tallo y hojas. Al ser poiquilohidros no se les puede incluir dentro de los cromófilos.
En este grupo los organismos también tienen una gran variedad morfológica.
En este tipo de organismos podemos distinguir diferentes estructuras como el córtex y la médula, además de la epidermis, parénquima y clorénquima.
En estos tallos parenquimáticos podemos observar estructuras similares a las hojas (filoide o filidi), al tallo (cauloide o caulidi) y a las raíces (rizoide).
 Cormófilos: pluricelulares homeohidros, con especialización entre las células y con la presencia o aparición de tejidos (cormo=cuerpo vegetal).
Son las plantas más desarrolladas en las que podemos distinguir gran variedad de tejidos y parénquimas especializadas (epidermis, parénquima en empalizada, parénquima esponjoso, colénquima, esclerénquima, xilema, floema…).
...

Comprar Previsualizar