Tema 4 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Microeconomía
Año del apunte 2016
Páginas 12
Fecha de subida 28/04/2016
Descargas 31
Subido por

Descripción

Unidad 4 siguiendo el libro Mankiw del grupo de ADE Z2

Vista previa del texto

Unidad 4: La empresa en los mercados competitivos(Equivalente al capítulo 14 del Mankiw) Un mercado competitivo, algunas veces llamado mercado perfectamente competitivo, tiene dos características:  Existen muchos compradores y vendedores en el mercado.
 Los bienes ofrecidos por los diversos vendedores son básicamente los mismos.
Como resultado de estas condiciones, las acciones de un solo comprador o vendedor en el mercado tienen un efecto insignificante en el precio de mercado.
Cada comprador y vendedor toma el precio de mercado como dado. Además de las dos condiciones anteriores para la competencia, agregaremos una tercera que en ocasiones se piensa que caracteriza a los mercados perfectamente competitivos:  Las empresas pueden entrar y salir libremente del mercado.
Los ingresos de una empresa competitiva Una empresa que opera en un mercado competitivo, como muchas otras empresas en la economía, trata de maximizar sus beneficios (ingresos totales menos costos totales).
La cuarta columna de la tabla muestra el ingreso promedio, el cual es los ingresos totales (de la tercera columna) divididos por la cantidad producida (de la primera columna). El ingreso promedio indica cuánto recibe de ingreso una empresa por una unidad vendida.
La quinta columna muestra el ingreso marginal, que es el cambio en los ingresos totales originado por la venta de cada unidad adicional de producción.
Los ingresos totales son P × Q, donde P es fijo para una empresa competitiva.
Por tanto, cuando Q aumenta una unidad, los ingresos totales aumentan P unidades monetarias. Para las empresas competitivas, el ingreso marginal es igual al precio del bien.
Un ejemplo sencillo de maximización de beneficios La cuarta columna presenta los beneficios de la empresa, que se obtienen al restar los costos totales de los ingresos totales. Debido a que la meta de la empresa es maximizar sus beneficios, decide producir la cantidad de leche que hace que sus beneficios sean lo más grandes posible. En este ejemplo, los beneficios se maximizan cuando la lechería produce 4 o 5 litros de leche por un beneficio de $7. Otra forma de ver la decisión de la empresa es que los propietarios pueden calcular la cantidad que maximiza sus beneficios comparando el ingreso marginal y el costo marginal de cada unidad que produce.
La quinta y sexta columnas de la tabla 2 proporcionan el ingreso marginal y el costo marginal de los cambios en los ingresos totales y los costos totales, y la última columna muestra el cambio en el beneficio por cada litro de leche adicional producido.
 Si Ingreso Marginal > Coste Marginal: La empresa debe incrementar su producción.
 Si Ingreso Marginal < Coste Marginal: La empresa debe sustituir su producción.
La curva de costo marginal y la decisión de la empresa respecto a la oferta  La curva del coste marginal (CMg) tiene pendiente positiva  La curva del coste total tiene forma de U La curva de costo marginal interseca la curva de costo total promedio en el mínimo del costo total promedio. La línea del precio es horizontal porque la empresa es tomadora de precios: el precio de la producción de la empresa es el mismo sin importar la cantidad que la empresa decida producir.
Precio=Ingreso Promedio (IP) y (Ingreso Marginal) (IMg) Este análisis produce tres reglas generales para la maximización de beneficios:  Si el ingreso marginal es mayor que el costo marginal, la empresa debe aumentar la producción.
 Si el costo marginal es mayor que el ingreso marginal, la empresa debe disminuir la producción.
 En el nivel de producción que maximiza los beneficios, el ingreso marginal y el costo marginal son exactamente iguales.
Debido a que una empresa competitiva es tomadora de precios, su ingreso marginal es igual al precio de mercado. Para cualquier precio dado, la cantidad que maximiza los beneficios de una empresa competitiva se encuentra en la intersección del precio con la curva de costo marginal.
En esencia, debido a que la curva de costo marginal de la empresa determina la cantidad del bien que la empresa está dispuesta a ofrecer a cualquier precio, la curva de costo marginal es también la curva de la oferta de la empresa competitiva. Sin embargo, hay algunas advertencias relativas a esta conclusión que examinaremos a continuación.
La decisión de la empresa de cerrar a corto plazo Aquí debemos distinguir entre el cierre temporal de una empresa y la salida permanente de ésta del mercado. Cierre se refiere a una decisión a corto plazo de no producir nada durante un periodo específico, debido a las condiciones actuales del mercado. Salida se refiere a la decisión a largo plazo de abandonar el mercado. Las decisiones a corto y largo plazo difieren porque la mayoría de las empresas no puede evitar los costos fijos a corto plazo, pero sí a largo plazo.
Esto es, una empresa que cierra temporalmente tiene que pagar de todos modos sus costos fijos, mientras que una empresa que sale del mercado no tiene que pagar ningún costo, ni fijo ni variable.
Así, la empresa cierra si el ingreso que obtendría de producir es menor que los costos variables de la producción.
Si IT representa los ingresos totales y CV representa el costo variable, la decisión de cierre de la empresa se puede escribir así: Cerrar si IT < CV.
La empresa cierra si los ingresos totales son menores que el costo variable. Al dividir ambos lados de esta desigualdad por la cantidad Q, podemos escribir: Cerrar si IT/Q < CV/Q.
El lado izquierdo de la desigualdad, IT/Q, es ingresos totales P × Q dividido por la cantidad Q, que es el ingreso promedio, expresado simplemente como el precio del bien, P. El lado derecho de la desigualdad, CV/Q, es el costo variable promedio, CVP. Por tanto, el criterio de cierre se puede reescribir como: Cerrar si P < CVP.
Esto es, una empresa decide cerrar si el precio del bien es menor que el costo de producción variable promedio. Este criterio es intuitivo: cuando la empresa opta por producir, compara el precio que recibe por una unidad típica con el costo variable promedio en el que debe incurrir para producirla. Si el precio no cubre el costo variable promedio, la empresa estará mejor si deja de producir por completo. La empresa pierde dinero de todos modos, (porque tiene que pagar los costos fijos), pero perdería más si sigue operando. La empresa puede reabrir en el futuro si las condiciones cambian y el precio supera el costo variable promedio. Ahora tenemos una descripción completa de la estrategia de maximización de beneficios de una empresa. Si la empresa produce algo, producirá la cantidad en la que el costo marginal es igual al precio del bien. Sin embargo, si el precio es menor que el costo variable promedio en esa cantidad, la empresa estará mejor si cierra y no produce nada. Estos resultados se ilustran en la figura 3. La curva de la oferta a corto plazo de una empresa competitiva es la parte de la curva del costo marginal que está por encima del costo variable promedio.
Lo pasado, pasado está y otros costos hundidos Los economistas dicen que un costo es un costo hundido cuando ya se incurrió en él y no es posible recuperarlo. Debido a que no se puede hacer nada con los costos hundidos, se pueden pasar por alto a la hora de tomar decisiones acerca de varios aspectos de la vida, entre otros, una estrategia de negocios.
La decisión de la empresa de entrar o salir del mercado a largo plazo.
La decisión de una empresa de salir a largo plazo del mercado es similar a la decisión de cerrar por un tiempo. Si la empresa decide salir, perderá todos los ingresos de las ventas de su producto, pero ahorrará no sólo sus costos variables, sino también sus costos fijos. Por consiguiente, la empresa sale del mercado si el ingreso que obtendría de producir es menor que sus costos totales.
Si IT representa los ingresos totales y CT los costos totales, el criterio de salida de la empresa se puede escribir así: Salir si IT < CT La empresa saldrá del mercado si los ingresos totales son menores que los costos totales. Al dividir ambos lados de esta desigualdad por la cantidad Q, podemos escribirla así: Salir si IT/Q < CT/Q.
Para simplificar esto todavía más, advertimos que IT/Q es el ingreso promedio, que es igual al precio P, y que CT/Q es el costo total promedio, CTP. Así, el criterio de salida de la empresa es: Salir si P < CTP.
Es decir, la empresa decide salir si el precio del bien es menor que el costo total promedio de producción. Un análisis paralelo se aplica a un emprendedor que estudia la posibilidad de constituir una empresa, la cual entrará al mercado si esta acción es rentable, lo que ocurre si el precio del bien es mayor que el costo total promedio de la producción. El criterio de entrada es: Entrar si P > CTP.
El criterio de entrada es exactamente lo contrario del criterio de salida. Ahora podemos describir la estrategia de maximización de beneficios a largo plazo de la empresa competitiva. Si la empresa opera en el mercado, producirá la cantidad en la que el costo marginal iguala el precio del bien. Sin embargo, si el precio es menor que el costo total promedio en esa cantidad, la empresa decide salir del mercado (o no entrar). Estos resultados se ilustran en la figura 4. La curva de la oferta a largo plazo de la empresa competitiva es la parte de la curva de costo marginal que está situada por encima del costo total.
Medición de los beneficios en la gráfica de la empresa competitiva Al estudiar las decisiones de entrada y salida, es útil analizar con más detalle los beneficios de la empresa. Recuerde que los beneficios son iguales a los ingresos totales (IT) menos los costos totales (CT): Beneficios = IT – CT.
Podemos reescribir esta definición al multiplicar y dividir el lado derecho por Q: Beneficios = (IT/Q – CT/Q) × Q.
Sin embargo, observe que IT/Q es el ingreso promedio, que es el precio P, y CT/Q es el costo total promedio, CTP. Entonces: Beneficios = (P - CTP) x Q.
La curva de la oferta en un mercado competitivo El corto plazo: oferta del mercado con un número fijo de empresas Considere primero un mercado con 1000 empresas idénticas. La cantidad de producción que se ofrece en el mercado es igual a la suma de las cantidades ofrecidas por cada una de las 1000 empresas. Por tanto, para obtener la curva de la oferta del mercado, se suma la cantidad ofrecida por cada empresa en el mercado.
El largo plazo: oferta del mercado con entradas y salidas Considere qué sucede si las empresas pueden entrar y salir del mercado.
Suponga que todas tienen acceso a la misma tecnología para producir el bien y el mismo acceso al mercado de insumos para la producción. Por tanto, todas las empresas actuales y potenciales tienen las mismas curvas de costos. Si las empresas que ya operan en el mercado son rentables, las nuevas empresas tendrán incentivos para entrar al mercado. Esta entrada aumentará el número de empresas, acrecentará la cantidad ofrecida del bien y reducirá los precios y los beneficios. Por el contrario, si las empresas que operan en el mercado tienen pérdidas, algunas saldrán del mercado. Su salida reducirá el número de empresas, disminuirá la cantidad ofrecida del bien e incrementará los precios y los beneficios. Al final de este proceso de entrada y salida, las empresas que sigan operando en el mercado tendrán cero beneficios económicos.
Recuerde que podemos escribir los beneficios de una empresa como: Beneficios = (P – CTP) × Q.
Esta ecuación muestra que una empresa en operación tiene cero beneficios sólo si el precio del bien es igual al costo total promedio de producir dicho bien. Si el precio está por encima del costo total promedio, los beneficios son positivos y esto estimula la entrada de nuevas empresas. Si el precio es menor que el costo total promedio, los beneficios son negativos y esto ocasiona la salida del mercado de algunas empresas. El proceso de entrada y salida concluye cuando el precio y el costo total promedio son iguales.
Pero si el precio es igual al costo marginal y al costo total promedio, entonces estas dos medidas del costo deberán ser iguales. Sin embargo, el costo marginal y el costo total promedio son iguales sólo cuando la empresa opera en el mínimo de su costo total promedio. Recuerde del capítulo anterior que el nivel de producción con el costo total promedio más bajo se conoce como escala eficiente de la empresa. Por tanto, en el equilibrio a largo plazo de un mercado competitivo con libre entrada y salida, las empresas deben operar a la escala eficiente.
¿Por qué las empresas competitivas siguen operando si obtienen cero beneficios? A primera vista puede parecer raro que las empresas competitivas no reciban beneficios a largo plazo. Después de todo, el propósito de las empresas es obtener beneficios. Si la entrada produce a la larga beneficios cero, no parece haber muchas razones para seguir operando.
Para entender mejor la condición de cero beneficios, recuerde que los beneficios son iguales a los ingresos totales menos los costos totales y que estos últimos incluyen todos los costos de oportunidad de la empresa. En particular, los costos totales incluyen el tiempo y el dinero que los propietarios de la empresa invierten en el negocio. En el equilibrio de cero beneficios, los ingresos de la empresa deben compensar a los propietarios por estos costos de oportunidad.
¿Por qué la curva de la oferta a largo plazo tiene pendiente positiva? Hasta el momento hemos visto que la entrada y salida pueden hacer que la curva de la oferta a largo plazo del mercado sea perfectamente elástica. La esencia de nuestro análisis es que existe un gran número de nuevas empresas potenciales, y cada una de ellas enfrentará los mismos costos. Como resultado, la curva de la oferta a largo plazo del mercado es horizontal en el mínimo del costo total promedio.
Cuando la demanda del bien aumenta, el resultado a largo plazo es un incremento en el número de empresas y en la cantidad total ofrecida, sin cambio alguno en el precio. Hay, sin embargo, dos razones por las que la curva de la oferta a corto plazo del mercado tiene pendiente positiva. La primera es que algunos de los recursos utilizados en la producción pueden estar disponibles sólo en cantidades limitadas. Otra razón que explica una curva de la oferta con pendiente positiva es que las empresas tienen diferentes costos.
Tenga en cuenta que si las empresas tienen diferentes costos, algunas obtienen beneficios incluso a largo plazo. En este caso, el precio de mercado refleja el costo total promedio de la empresa marginal (la empresa que saldría del mercado si el precio fuera menor). Esta empresa obtiene beneficios cero, pero las empresas con menores costos obtienen beneficios positivos. La entrada no elimina estos beneficios porque las posibles nuevas empresas que ingresen al mercado tienen costos más altos que las que están ya en el mercado. Las empresas con costos más altos entrarán sólo si los precios aumentan para que el mercado sea rentable para ellas.
Por estas dos razones, un precio más alto podría ser necesario para inducir una cantidad ofrecida mayor, en cuyo caso la curva de la oferta a largo plazo tiene pendiente positiva, en vez de ser horizontal. Sin embargo, la lección básica acerca de la entrada y salida de las empresas sigue siendo válida. Debido a que las empresas pueden entrar y salir más fácilmente a largo que a corto plazo, la curva de la oferta a largo plazo es típicamente más elástica que la curva de la oferta a corto plazo.
...