Resumen libro Barreiros (2014)

Trabajo Catalán
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 1º curso
Asignatura Sociologia
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 21/03/2015
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

Sandra Constantí Martinez Grupo F4 16678384 BARREIROS: EL MOTOR DE ESPAÑA El autor de este libro Hugh Thomas nació en Windsor en 1931. Estudió en la Universidad de Cambridge y en la Soborna. En toda su vida ha sido y es un gran especialista de la Historia de España el cual se dio a conocer internacionalmente con su libro La Guerra Civil Española. Más tarde ha ejercido como profesor en la Real Academia de Sandhurst y en la Universidad de Reading, combinando dichos trabajos con clases y conferencias que imparte en diversos países. A pesar de escribir el libro Barreiros ha publicado a lo largo de su vida muchos más de lo cuales cabe destacar la conquista de mexico , Felipe II: El Señor del Mundo, El Imperio Español: de Colón a Magallanes entre otros.
El libro comienza con una introducción seguida de treinta y siete capítulos a lo largo de los cuales se va describiendo la vida empresarial de Eduardo Barreiros. Incluye numerosas fotografías y mapas relacionados con su vida.
Finalmente acaba con un epílogo en el que Hugh Thomas hace una valoración final de la vida de este gran empresario gallego y da su opinión.
Eduardo Barreiros nació el día 24 de octubre de 1919 en Gundiás, en la provincia de Orense. El padre de Eduardo emigró a Canarias donde montó un taller para fabricar cedazos. Volvió a los dos años y compró un chasis Panhard-Levassor de segunda mano y montó su primer autobús. Le permitieron realizar la ruta de Orense a los Peares. Eduardo hijo ayudaba a su padre desde los ocho años haciendo de revisor y cobrando a los viajeros. Los domingos lavaba el autobús y lo engrasaba. Compraron dos autobuses más de segunda categoría que él mismo reparaba. A los doce años Eduardo dejó la escuela para trabajar de aprendiz en un taller con un mecánico llamado Manuel Cid. La familia se fue a vivir a Orense en 1929. Eduardo hijo, con sólo doce años, sugirió cambiar los antiguos autobuses por Dodge K47 nuevo y él les colocaba la carrocería. La flota de autobús mejoró. Su vida era dura, trabajaba en el taller y viajaba con los autobuses por carreteras. A los 15 años 1 Sandra Constantí Martinez Grupo F4 16678384 no sólo conducía bien sino que podía reparar cualquier avería de cualquier vehículo.
Participó en la guerra civil como voluntario en una de les expediciones de requetés en el frente de Guadarrama. En 1940, cumplido el servicio militar puso en marcha un taller mecánico para reparar y transformar motores.
Construyó, con su antiguo maestro Manuel Cid, un autobús a partir de elementos independientes. En 1944 la empresa tenía 4 autobuses, todos construidos por él. Eduardo empezó a diversificar sus actividades. Compraba a los chatarreros coches, camiones y componentes para revenderlos, además de vender los productos que él mismo fabricaba. Llegó a construir un camión que lo vendió por 150.000 pesetas. Dedicó parte de ese dinero para sufragar los estudios de sus hermanos. Creó una empresa constructora: Barreiros Empresa Constructora (BECOSA).
En 1946 se casó con Dorinda Ramos. El año 1947 fue una época de actividad constante y fructífera. Continuó con los autobuses y consiguió buenos contratos para reparar las carreteras.
Estando trabajando en la ampliación del puerto El Grao, en Castellón de la Plana y viendo como sus camiones gastaban mucha gasolina que era cara y racionada, se le ocurrió la idea de modificarlos para que funcionaran con gasoil. Volvió a su taller de Orense y creó su primer motor diésel. Crear motores diésel se convirtió en su actividad principal. Dieselizó 2300 camiones rusos abandonados por las tropas republicanas y que el ejército había vendido para uso civil. Fue su época dorada.
Solicitó fabricar con su propia tecnología tractores pero no le concedió el permiso el Ministerio de industria influido por Suanzes, director del INI. El gobierno no dejaba sitio a la iniciativa privada.
En marzo de 1954 fundó Barrerios Diésel una sociedad anónima con sus hermanos y otros. La nueva empresa realizaba sus ventas a través de otra igualmente nueva, Crefisa, dedicada a la venta a plazos. Contaron con la ayuda financiera del Banco de Vizcaya.
2 Sandra Constantí Martinez Grupo F4 16678384 Aumentó mucho la producción de motores, Eduardo y sus socios se estaban haciendo ricos.
El camión Barreiros demostró ser el más adecuado y barato para la España de aquel tiempo. Consiguió hacer una demostración en el Prado con presencia de Franco y a partir de entonces tuvo más facilidades para las autorizaciones que fue precisando.
Acabó fabricando motores marinos, camiones grandes y pequeños, tractores, autobuses y furgonetas. Creó un conjunto de empresas subsidiarias para la distribución y venta de sus productos en diferentes partes de España. Todas daban prioridad a la venta a plazos, que Eduardo consideraba la de mayor futuro. También vendía al extranjero.
Se convirtió en un empresario internacional. Cuatro de sus empresas tenían participación extranjera: David Brown, AEC, RATCLIFFE y Hanomag.
Exportaba camiones a Portugal, Uruguay y Colombia y motores a Turquía y Polonia.
Era reconocido como uno de los principales empresarios independientes de España que había desafiado el monopolio estatal de camiones y creador de máquinas diésel que revolucionaron el agro español.
En 1962 a pesar del gran volumen de ventas, los ingresos se estancaron debido a que la mayoría de sus vehículos los había vendido a plazos y, por la recesión económica que pasaba España en aquel tiempo, los pagos se demoraban. En 1963 se asoció con La compañía norteamericana Chrysler para fabricar coches. Esta compró el 40% del capital de Barreiros Diésel. La fábrica de Villaverde fabricaría Dodge Dart y el Simca.
La empresa Barreiros asociada con Chrysler atravesó un periodo de crecimiento a pesar de la falta de entendimiento entre las dos culturas empresariales. Hacia 1967 los desacuerdos se harían más evidentes. Ni el Simca ni el Dodge Dart lograron introducirse con facilidad en el mercado español. Esto provocó una crisis que requería una ampliación de capital que la familia Barreiros no podía asumir. Esta situación la aprovechó Chrysler para lograr un 77,2% de las acciones de la empresa y hacerse con el poder 3 Sandra Constantí Martinez Grupo F4 16678384 de la misma. Eduardo y sus hermanos continuaron hasta el año 1969 que dimitieron de sus cargos y vendieron sus acciones a Chrysler. El acuerdo a que llegaron supuso la prohibición de desempeñar cualquier tipo de actividad referente a motores o vehículos durante cinco años.
Adquirió también bodegas, realizó inversiones en minas, creó la financiera inmobiliaria CEFI (Centro Financiero Inmobiliario, SA) que por mala gestión tuvo que declararse en suspensión de pagos el 19 de septiembre de 1980. A la semana siguiente Eduardo hizo lo mismo temiendo que los bancos le acorralaran debido a las deudas de CEFI. Perdió la mayor parte de su fortuna, incluida la finca de Puerto Vallehermoso. Fue un golpe durísimo no sólo por la pérdida económica, que fue muy grande, sino por lo que significaba para su prestigio.
El 27 de marzo de 1980 Eduardo estableció su nueva firma DIMISA. Su proyecto inicial era fabricar motores. En 1981 llegó a un acuerdo con el gobierno cubano. Eduardo crearía en Cuba una industria automotriz. Le cedieron la planta de motores Amistad y la transformó en una de las mejores fábricas del mundo. Pasado cinco años era capaz de producir 10 motores cada 24 horas que se podían utilizar en cortadoras de caña, en tractores, autobuses y en camiones que llegaron a exportarse al este de Europa.
También fue un éxito la transformación de vehículos que usaban gasolina en dieselizados. Su misión parecía acabada y ya pensaba en comenzar una nueva aventura en Angola cuando el 19 de febrero de 1992 sufre un infarto y muere en la Habana.
Como he dicho anteriormente Eduardo Barreiros fue uno de los empresarios españoles más representativos de los "años del desarrollo". Partiendo de un pequeño taller en Orense, fue capaz de levantar un gran complejo industrial empresarial que contribuyó decisivamente a la motorización de España, junto con sus hermanos Valeriano, Graciliano y Celso y un excelente grupo de colaboradores.
4 Sandra Constantí Martinez Grupo F4 16678384 El motor diesel llegó a ser para los españoles sinónimo de Barreiros, y ello a pesar de la hostilidad de un sector gubernamental tan influyente como el INI.
En 1963 la asociación con Chrysler, en una de las mayores inversiones norteamericanas en España, le lanzó a un protagonismo internacional.
Posteriormente, el socio americano fue ganando terreno al español en las ampliaciones de capital, hasta que la empresa pasó a ser Chrysler España en 1969. Pero la obra de Barreiros sigue presente en la gran factoría de Villaverde (Madrid), en el actual tejido industrial español y en la memoria de aquellos años.
La vida de este hombre es sinceramente digna de admirar porque con todo el esfuerzo fue capaz de hacer cosas increíbles y a pesar de su muerte la gente aún puede conocer cosas de él ya que es una figura relevante en el mundo de la automoción y en 1998 se inauguró el Museo Eduardo Barreiros, en Valdemorillo (Madrid) donde se pueden ver piezas y documentales sobre él.
5 ...