Tema 4 (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Comunicación Audiovisual - 1º curso
Asignatura Lengua castellana oral y escrita
Año del apunte 2012
Páginas 14
Fecha de subida 05/12/2014
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Estándar oral y escrito de la lengua española Núria Bentoldrà Boladeres TEMA 4 PROCESO DE ESCRITURA: ORGANIZACIÓN Y CREACIÓN TEXTUAL 1.
Saber redactar Hablar constituye una capacidad innata: cualquier hablante puede hablar coherente y comprensiblemente sin la necesidad de ir a la escuela.
En cambio, escribir constituye un aprendizaje: un hablante es incapaz de convertirse en “escritor experto” sin una formación (aunque breve) en escritura. Saber escribir sigue un proceso de aprendizaje similar al de cualquier otra materia, como manejar una grúa o llevar la contabilidad de una empresa.
↓ Requiere reflexión sobre el lenguaje y práctica (mucha práctica).
2.
El proceso de escritura ¿Cómo se adquiere el código escrito? Lectura, prácticas de escritura, corrección de borradores y esquemas, prácticas de reescritura y revisión, estudio de la gramática y la ortografía… Estudios clásicos de retórica (Aristóteles) representan la primera formulación teórica de la composición textual: 1. intellectio: el escritor se hace cargo de la situación comunicativa, la intención y la audiencia.
2. inventio: búsqueda de información y del contenido conceptual.
3. dispositio: organización y ordenación de este contenido.
4. elocutio: todo el material se transforma en expresión lingüística.
El modelo por etapas A) PLANIFICACIÓN: se nutre de la memoria y del contexto pragmático, incluye la definición de los objetos, la generación de ideas y su organización.
En un texto debe mostrarse el dominio de la lengua: 1. Corrección ortográfica 2. Propiedad gramatical 3. Precisión 4. Variedad léxica En la construcción de textos hay que tener en cuenta el proceso de intercambio comunicativo: Pautas previas: 1) El tema: ¿de qué quiero hablar?, ¿desde qué óptica? 2) El propósito: ¿qué quiero conseguir con este escrito?, ¿cómo quiero que reaccionen los lectores? 3) La audiencia: ¿qué sé de las personas que leerán el texto?, ¿qué saben del tema que escribo?, ¿qué les interesa? 4) El escrito: ¿cómo será el escrito?, ¿largo o corto?, ¿qué lenguaje usaré? 5) El escritor: ¿qué imagen quiero dar de mí?, ¿cómo quiero presentarme?, ¿qué tono quiero adoptar?, ¿qué saben de mí mis lectores? La eficacia de un escrito depende de: 1) Interés del tema 2) Claridad de los contenidos 3) Adecuación de la forma al contenido 4) Presentación clara para la fácil comprensión 5) Estilo atractivo por la variedad de expresión PASO 1 - Preescritura: 1. Obtener ideas (lista, lluvia de ideas, notas, fichas…) 2. Ordenar ideas (agrupación por temas, números, flechas, esquema, mapas conceptuales, guiones…) 3. Establecer la estructura del texto Nuestro escrito debe estar bien organizado para que el lector pueda seguir la estructura que queremos dar al mensaje.
Cada división debe tener una unidad de contenido, pero también debe ir marcada gráficamente.
Muchos textos tienen una estructura estandarizada (carta, instancia, cuento…) → género textual→ todos aquellos textos que comparten una serie de rasgos tanto de forma, como de contenido, y que, además, se emplean convencionalmente en las mismas situaciones comunicativas.
Cada comunidad establece qué tipo de género es adecuado en cada caso (por ejemplo, para invitar a alguien a una boda, para informar del aumento de alquiler, etc.).
PASO 2 - Redacción: Unidades y relaciones integradoras de los textos: Palabras ↓ Oraciones ↓ Períodos ↓ Párrafos ↓ Texto PÁRRAFO        Es un conjunto de oraciones integradas y armónicamente relacionadas en torno a una idea central.
Cada párrafo puede contener un número no demasiado amplio de subtemas, de modo que sea posible un desarrollo detallado de la idea más importante.
El producto textual del párrafo no debe resultar ni demasiado prolijo ni demasiado vago desde el punto de vista informativo.
Su función principal es organizar y clasificar la información (jerarquizar ideas, diferenciar puntos de vista…).
Tiene identidad gráfica porque se distingue visualmente en la página y unidad significativa porque trata exclusivamente un tema.
La información del párrafo debe ser coherente con el tema global que expone el texto.
Si se usa incorrectamente, puede llegar a entorpecer la lectura.
Errores más comunes en los párrafos: 1. Desequilibrios: mezcla de párrafos largos y cortos sin razón alguna.
2. Repeticiones y desórdenes: ideas separadas que deberían ir juntas, repetición de ideas en dos o más párrafos… 3. Párrafos frase: el escrito no tiene puntos y seguido.
4. Párrafos ladrillo: párrafos excesivamente largos que ocupan casi toda la página.
5. Párrafos escondidos: el escrito está bien ordenado, pero es poco evidente para el lector, que debe fijarse mucho para descubrir la estructura.
Truco para el “control” de párrafos (según Cassany 1993: 79-80): Para poder controlar los párrafos (tanto los nuestros como los de los demás), hay que procurar ponerles un título o resumir el tema en dos o tres palabras.
Tipos de párrafo 1) Según la disposición de las ideas (en textos expositivos y argumentativos): a) de inicio o introductores: • En ellos se plantean las ideas que van a desarrollarse a lo largo de un texto.
• Inicio in medias res.
•Ejemplo de párrafo de inicio de la obra R. Lapesa, Historia de la lengua española: La presente obra ha sido escrita con el deseo de ofrecer, en forma compendiada, una visión histórica de la constitución y desarrollo de la lengua española como reflejo de nuestra evolución cultural. Dirijo mi intento a todos cuantos se interesan por las cuestiones relativas al idioma, incluso a los no especializados. Por eso me he esforzado en satisfacer las exigencias del rigor científico sin abandonar el tono de una obra de divulgación.
•En este párrafo se presentan las siguientes ideas: -indicación del tema del trabajo -evaluación del tema -especificación del lector al que va dirigido el trabajo -alusión a los rasgos de factura o estilísticos b) medulares: en ellos se desarrollan las ideas principales del texto.
c) finales 2) Según la función que tiene en el texto: A) enumerativos: consiste en una serie de propiedades y una frase organizadora. Suele funcionar como introducción.
Ejemplo 1 Quien va a París por motivos de trabajo o tiene mucho dinero, utiliza el avión; el amante del turismo va en coche o en autocar; quien desea viajar de forma económica prefiere el tren. Hemos visto tres modos distintos de viajar a París.
Ejemplo 2 “Tener clase” (Manuel Vicent, El País, 7-III-2010) No depende de la posición social, ni de la educación recibida en un colegio elitista, ni del éxito que se haya alcanzado en la vida. Tener clase es un don enigmático que la naturaleza otorga a ciertas personas sin que en ello intervenga su inteligencia, el dinero ni la edad. Se trata de una secreta seducción que emiten algunos individuos a través de su forma natural de ser y de estar, sin que puedan hacer nada por evitarlo. Este don pegado a la piel es mucho más fascinante que el propio talento. Aunque tener clase no desdeña la nobleza física como un regalo añadido, su atractivo principal se deriva de la belleza moral, que desde el interior del individuo determina cada uno de sus actos. La sociedad está llena de este tipo de seres privilegiados. Tanto si es un campesino analfabeto o un artista famoso, carpintero o científico eminente, fontanero, funcionaria, profesora, arqueóloga, albañil rumano o cargador senegalés, a todos les une una característica: son muy buenos en su oficio y cumplen con su deber por ser su deber, sin darle más importancia.
Errores más comunes del párrafo enumerativo: - Ausencia de idea central.
- Presencia de contradicciones entre la idea central y la lista de propiedades.
- Redundancia entre los elementos de la lista.
- Falta de orden.
B) expositivos: informa al lector de un hecho o de unos datos concretos de secuencia. Se enuncia la idea central y se van desarrollando los conceptos que aclaran, concretan o amplían el sentido. Los párrafos expositivos suelen combinar la exposición y la enumeración.
En algunos casos, en los párrafos expositivos los elementos se presentan en un orden temporal y el orden puede explicitarse por medio de números: Ejemplo: Cómo copiar cintas en una instalación de alta fidelidad.
1. Colocar la cinta...
2. Seleccionar el mando...
3. Oprimir las teclas de pausa...
C) argumentativos: pretende convencer al receptor de la validez de una tesis. Los hay de dos tipos: - argumentativos: se desarrollan a favor de una tesis.
- contraargumentativos: la defensa de la tesis se basa, además, en argumentos que podrían poner en tela de juicio la tesis expuesta (la presentación de este tipo de argumentos es una estrategia persuasiva).
Estos párrafos suelen contener conectores de naturaleza causal (pues, puesto que, porque, ya que, dado que, etc.). Estas partículas están destinadas a subrayar el vínculo que existe entre la tesis y los argumentos que la prueban: los argumentos funcionan a modo de causa justificativa que permite enunciar la tesis defendida.
Ejemplo de párrafo argumentativo de Sánchez Lobato (2006: 278): Supongamos que alguien descubre que en su casa (o en casa del vecino) hay fuego. Si es un verdadero optimista se sentará a ver la televis6ión, convencido de que en pocos minutos llegarán los bomberos a apagar el incendio (o de que el fuego no se extenderá desde la casa del vecino hasta la propia). En cambio, el pesimista, convencido de que los bomberos siempre llegan demasiado tarde y de que todos los fuegos se propagan velozmente, se pondrá de inmediato a intentar sofocar las llamas propias o ajenas.
Ejemplo de párrafo argumentativo de enunciado/solución de un problema (desarrolla un tema planteando un problema y resolviéndolo): En primavera algunas personas padecen una forma particular de alergia, llamada comúnmente fiebre del heno. ¿Cómo deben comportarse? Para resolver sus problemas de forma radical tendrían que trasladarse [...].
Ejemplo de párrafo argumentativo de causa-efecto: En el Renacimiento recibieron un gran impulso los viajes marítimos a largas distancias, que llevaron al descubrimiento del Nuevo Mundo (efecto). Los viajes y las exploraciones se vieron estimulados por la confianza del hombre en sus capacidades... (causa) Ejemplo de párrafo argumentativo generalizador (se parte de una premisa que se supone que es compartida por el escritor y el lector) de Sánchez Lobato (2006: 277): La mayoría de la gente —aunque no usted, querido lector, cuya inteligencia natural le hace coincidir con mi punto de vista— cree que pesimista quien nunca mueve un dedo para modificar el orden del mundo porque no vale la pena ni intentarlo, ya que es imposible. Usted y yo sabemos que pereza y pesimismo no son lo mismo (al contrario, la pereza suele ser muy optimista): por tanto, como buenos pesimistas, luchamos sin cesar contra lo que nos parece malo porque estamos convencidos de que nos va la vida en ello.
Organización del texto Tipos de párrafo: presentación y conclusión de un texto Introducciones y conclusiones Las introducciones y las conclusiones son párrafos especialmente difíciles y comprometidos.
A menudo se dice que el párrafo introductorio es el que cuesta mayor trabajo, – por la necesidad de superar el obstáculo del «folio en blanco», – porque normalmente tiene un contenido importante (indicar el problema, plantear la tesis defendida por quien escribe), – y, finalmente, porque en él el escritor presenta su estilo.
Las introducciones y las conclusiones son especialmente difíciles y comprometidos.
• La conclusión contiene un último y significativo mensaje que a menudo resume todo el texto.
• En realidad puede abordarse el primer (y también el último) párrafo cuando el «Cuerpo» del escrito está ya concluido.
• En efecto, la introducción y la conclusión siguen sus propias convenciones, • que en parte difieren de las del resto del escrito.
Presentaciones 1. Introducción-síntesis: Resume el tema o la tesis del escrito, en ocasiones desarrollando el título.
EJEMPLO –A pesar de los indicadores actuales y de las previsiones pesimistas en muchos ambientes alemanes, el Economist ha predicho que una parte importante de la Alemania oriental de antes podría transformarse en la región más moderna y desarrollada del país antes del final del siglo.
•Ventaja: informaciones esenciales sobre el contenido del texto; •Defecto: lo hace previsible, y en ocasiones un poco reiterativo.
2. Introducción con anécdota: atraen e implican al lector, interesado en hechos concretos y en experiencias individuales.
EJEMPLO –«Hace pocos días se presentó en mi pequeña aldea un muchacho que huía de la heroína, de la policía y de los mafiosos. ¿Qué podía hacer? Le ayudé a esconderse. Bastan estas pocas palabras para emitir un juicio severísimo sobre la nueva ley contra la droga aprobada el año pasado. Quien las ha pronunciado no es el líder carismático de algún organismo de rehabilitación, uno de esos gurús que se disputan las mesas redondas y los programas de debate de la tele. Quien habla, en voz queda, es un humilde sacerdote calabrés, don Giacomo Panizza. (L'Espresso, 30-6-1991).
3. Introducción con breves afirmaciones • Es típica de un estilo periodístico, fragmentado.
• Está constituida por frases breves, con pocas palabras y en ocasiones sin verbo.
• Es sintética y efectiva, pero puede resultar incomprensible si se lee aisladamente.
• Generalmente se repite y desarrolla a lo largo del párrafo introductorio.
• La lectura resulta en general fluida y poco trabajosa, en especial si se compara con otros estilos.
EJEMPLO –Todos buscamos una hoja de ruta que nos saque del pozo. Para los eurobonos esta pasada noche en Bruselas. O para salir del avispero de Afganistán, hace unos días en Chicago. El mayor inconveniente de esta idea luminosa que nos proporciona una guía sin pérdida posible es que lleva incluido el fracaso en su propio origen. (Lluís Bassets, “Sin hoja ni ruta”, 24/V/2012) 4. Introducción-cita • La introducción-cita es una de las formas más utilizadas y eficaces para atraer la atención del lector.
• Puede tratarse de un proverbio, de unos versos de un poeta o de la frase pronunciada o escrita por una persona más o menos famosa.
• Es importante que el contenido de la cita se ajuste de manera no forzada al tema del texto.
EJEMPLO 1 –Lo dijo Tolstoi: «Es imposible comprender a Rusia, sólo se puede creer en ella». En estos días hemos tenido la confirmación. Caídas y resurrecciones, torvas traiciones y fidelidades exaltantes.
Algunos mitos se han derrumbado: por ejemplo, el del kremlinólogo (E. Biagi, «La era de Yeltsin», Panorama, 1-9-1991) EJEMPLO 2 –Creo haber leído o escuchado a Valdano que al comienzo de su carrera pudo jugar un partido en el que Cruyff estaba en el campo. Lógicamente, sentía veneración por todo lo que representaba ese jugador y teórico prodigioso. Y recuerda sin que le engañe el olfato o la mitomanía que en medio del fragor del partido, cuando el sudor y la secreción empapan a los jugadores, cada vez que disputaba un balón con Cruyff, este desprendía un olor muy agradable. Lo creo. Son atributos naturales de los dioses. (Carlos Boyero, Incompatibles. El País, 11 MAR 2012) EJEMPLO 3 –Cuando todavía el Gobierno estaba de luna de miel con la actualidad, uno de sus ministros le dijo a un cronista, tras un acto alegre y triunfal: —No te fíes de mi facundia. Un día me va a costar cara.
(J. Cruz. “Sosegaos”, El País, 11-03-2012).
EJEMPLO 4 –En muchos lugares, el problema de las cuentas públicas son los ingresos, no el déficit. El gasto público en España está por debajo de los porcentajes de la mayor parte de los países europeos más avanzados en relación con el producto interior bruto (PIB). Si la economía no crece y no se recauda, habrá que dar tajos hasta el infinito. Como declaraba el presidente de la exitosa Mercadona, Juan Roig, “no hay que recortar por recortar, lo que hay que eliminar son los derroches”. (Joaquín Estefanía, “Recortar y recaudar”, El País, 11 MAR 2012 - 00:48 CET) 5. Introducción-interrogante • La introducción-interrogante plantea un problema.
• El texto posterior describe su desarrollo y, a veces, añade otros interrogantes que ilustran diferentes aspectos de la cuestión inicial.
• Tiene la ventaja de la inmediatez: el escrito trata el asunto principal desde el inicio, de la forma más directa posible.
EJEMPLO –¿Son los académicos aburridos, antipáticos y presuntuosos? ¿Es verdaderamente insultante para una persona culta ser llamado «profesor universitario»? Desde las páginas de nuestro periódico, el crítico Guido Almansi ha lanzado una gravísima acusación a los docentes y a todos los que, con razón o sin ella, pueden ser definidos como académicos. (Il Venerdi di Reppublica, 30-8-1991) 6. lntroducción-analogía •Compara el tema del escrito y otra situación.
•Su objetivo es explicar el problema aprovechando un contexto similar que sea capaz de atraer la atención inicial del lector.
EJEMPLO –La placa tectónica de la política catalana viene desplazándose por el mar de la insatisfacción, alejándose sin remisión del resto de España. No se sabe si fueron antes los políticos, en busca de paliativos con que afrontar el desapego de la calle, los que remaron para dejar el puerto atrás, o bien si fueron los propios catalanes quienes, hartos de tanta promesa caída en saco roto, empezaron a empujar a sus partidos hacia salidas más atrevidas. En cualquier caso, el barco ha zarpado y no es probable que vuelva atrás. Los partidos catalanes, conscientes de ello, se recolocan como pueden. (M. Dolores García, “El tablero del pacto fiscal”, La Vanguardia, 29/V/2012.
Conclusiones 1. Conclusión-síntesis Muy común, hace un breve resumen de las principales ideas del escrito.
EJEMPLO –Si se avanza en este debate sobre las necesidades de nuevos ingresos *…+, cualquier reforma fiscal debería tener al menos tres elementos: acabar con la economía sumergida y el fraude que genera desigualdad de oportunidades; corregir los efectos nocivos de las termitas fiscales que mediante un ejército de abogados aprovechan los intersticios del sistema (exenciones, exacciones...) y consiguen legalmente no pagar los gravámenes que les tocan, aunque utilizan el gasto público en su beneficio; y, sobre todo, una reforma fiscal progresiva en todas las fuentes de renta y riqueza y no solo en algunas. No progresiva solo en el interior del impuesto de la renta del trabajo, sino en relación con las del capital. (Joaquín Estefanía, “Recortar y recaudar”, El País, 11 MAR 2012 - 00:48 CET) 2. Conclusión con anécdota La conclusión con una anécdota, una historia, un hecho concreto, una imagen afortunada, recupera el hilo de todo el texto a través de elementos narrativos o visuales que atraen la fantasía y la imaginación del lector, dejándole un buen recuerdo del escrito.
EJEMPLO La resolución de ambos problemas puede acarrear grandes beneficios a la ciencia. “Cuando mis profesores me dijeron que esas preguntas no tenían solución, pensé para mí mismo: Bueno, no hay nada malo en intentarlo”, ha explicado Ray al diario italiano (“Un estudiante de 16 años resuelve un enigma matemático de Isaac Newton 350 años después”, La Vanguardia, 28/V/2012) 3. Conclusión con breves afirmaciones •Del mismo modo que la introducción, existe una conclusión con breves afirmaciones.
•Este tipo de conclusión sigue a un período que representa el verdadero final del texto, y se plantea como un eco, una resonancia que profundiza en él.
•A menudo ese «añadido » está constituido por un fragmento, una frase sin verbo explícito.
4. Conclusión-cita También en la conclusión de un escrito es posible utilizar citas de todos los tipos, siempre que se adapten al tema tratado.
EJEMPLO –Que nuestra vieja y querida lengua española sea capaz de dar cuenta de esa realidad [el desdoblamiento del genérico masculino] es todo lo que nos queda por saber. La gramática no es la vida, ha sentenciado Amelia Valcárcel en frase feliz. Cierto, pero no hay vida humana sin gramática.
Y cuando la vida cambia, la gramática, o se alimenta de la nueva vida o muere de inanición. (Santos Juliá, Cuando Dolores era “nuestro secretario general”, El País, 11 MAR 2012) 5. Conclusión-interrogante Plantea al final del escrito las cuestiones no resueltas y los problemas abiertos a las hipótesis de futuro: EJEMPLO Ahora, después de la victoria de Yeltsin y del regreso de Gorbachov, llegan de Europa muchas nuevas promesas de ayuda y de crédito. ¿Se mantendrán esas promesas? (Panorama, 1-9-1991).
6. Conclusión-analogía Hace una comparación entre el tema tratado y una situación similar, únicamente en el párrafo de conclusión. Se trata de una última imagen o idea que se utiliza para reforzar los asuntos ya tratados en el escritorio.
EJEMPLO En las peleas de gallos, lo que importa es que el pico golpee feroz y brote copiosa la sangre del pescuezo del animal herido de muerte. Ocurre que toda la vida italiana ha asumido los rasgos espasmódicos de la pelea callejera: hay competencia para ver quién grita más fuerte, quién se lanza a morder al adversario en la yugular y le envía al diablo, a él y a todos los filisteos que le hacen coro. (Panorama, 26-5-1991).
Revisión Operaciones retroactivas de lectura que van evaluando los resultados de la textualización y la acomodación de los objetivos iniciales.
Objetivos: 1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
Enmendar los errores gramaticales y ortográficos.
Lograr una redacción de lectura amena y fluida.
Facilitar la comprensión respetando las técnicas y las normas de corrección escrita.
Velar por la unidad temática, organizativa y lógica del texto.
Enmendar las inconsistencias entre las partes del texto.
Evitar las inexactitudes en la información.
Superar las dificultades para entender e interpretar el contenido.
Evitar el uso de informaciones vagas, repetitivas o generales.
DIFERENCIAS EN EL PROCESO DE REVISIÓN EXPERTO APRENDIZ Objetivo La revisión sirve para corregir errores y pulir la prosa.
Extensión La revisión afecta a palabras o frases aisladas.
Técnica La técnica más usada es tachar palabras.
Creen que “eso no suena bien” o “esto es incorrecto”.
Forma de trabajo: Revisan a la vez que leen el texto. Avanzan palabra a palabra.
Cuando detectan un problema, lo resuelven rápidamente.
La revisión sirve para mejorar globalmente el texto.
Afecta a fragmentos extensos de texto, las ideas principales y la estructura.
Tratan la revisión como una parte del proceso de desarrollo y redacción de ideas.
Deciden cómo deben revisar: leen el escrito, detectan errores, los reformulan… Tienen objetivos concretos y una imagen clara de cómo quieren que sea el texto.
Durante la revisión, comparan esa imagen con el texto real.
Cuando detectan el error, dedican un tiempo a diagnosticarlo y planifican cómo pueden solucionarlo.
Guía de revisión: 1. Enfoque del escrito: ¿es adecuado?, ¿consigue mis propósitos? 2. Ideas e información: ¿hay suficiente información?, ¿entiendo todo lo que digo?, ¿lo entenderá el lector? 3. Estructura: ¿es clara?, ¿están los datos bien distribuidos? 4. Párrafos: ¿incluyen un subtema o un aspecto distintivo?, ¿tienen la medida adecuada?, ¿están bien enmarcados? Puntuación: ¿está bien puntuado?, ¿es apropiada la proporción de signos por frase? Nivel de formalidad: ¿se dirige al lector de forma correcta?, ¿hay alguna expresión o palabra demasiado informal o vulgar? Recursos retóricos: ¿tiene interés para el lector?, ¿es la prosa suficientemente enérgica?, ¿hay introducción, resumen y recapitulación? Presentación: ¿se usan las cursivas, las negritas, las mayúsculas de forma correcta?, ¿los márgenes, los títulos y los párrafos quedan bien delimitados? 5.
6.
7.
8.
Revisión del léxico: Extensión de la frase:    La estructura oracional más básica y comprensible en español tiene una extensión que oscila entre las 20 y 30 palabras “Por otro lado, las frases muy cortas y de lectura fácil son más difíciles de recordar si se encadenan una detrás de la otra sin conexiones lógicas”. (Cassany 2002: 98) Es recomendable limitar el número de incisos en la frase eliminando los que no aporten información relevante.
Orden de la frase: - S + V + Complementos Se recomienda variar la estructura de la frase. Es frecuente situar los complementos temporales al inicio de la oración: *Repasar punto, punto y coma… (está en el powerpoint)+ EL USO DE CONECTORES Los conectores, también expresiones conectivas, secuencias conectivas o marcadores del discurso, señalan el sentido en que van encadenándose los diferentes fragmentos enunciativos del texto.
Ejemplos: es decir, en realidad, por supuesto, ahora bien, así que, por lo que, sin embargo, incluso, además, es más, así pues, etc.
El texto presenta cohesión cuando contiene conectores. Pero deben usarse adecuadamente.
Clasificación 1) Según criterios gramaticales a. Conectores parentéticos (sin embargo, por tanto, por ejemplo...) - aparecen entre pausas - Se combinan con verbos en indicativo - poseen una cierta movilidad dentro del miembro discursivo al que se refieren: Podría pensarse que fue una decisión a la ligera, sin embargo, no fue así.
Podría pensarse que tomamos una decisión a la ligera, no fue así, sin embargo.
b. Conectores integrados en la oración 2) Según el significado a) ADITIVOS: expresan suma de ideas.
–Noción de suma: y, además, también, asimismo, también, por añadidura, igualmente.
–Matiz intensificativo: encima, es más, más aún.
–Grado máximo: incluso, hasta, para colmo.
b) OPOSITIVOS: expresan diferentes relaciones de contraste.
–Concesión: con todo, aunque, a pesar de todo, aun así, ahora bien, de cualquier modo, al mismo tiempo.
–Restricción: aunque, pero, sin embargo, no obstante, en cierto modo, en cierta medida, hasta cierto punto, si bien, por otra parte, eso sí.
–Exclusión: por el contrario, en cambio.
c) CAUSATIVOS-CONSECUTIVOS: expresan relaciones de causa o consecuencia entre los enunciados.
–Consecutivos: por tanto, por consiguiente, de ahí que, en consecuencia, así pues, por lo tanto, por eso, por lo que sigue, por esta razón, entonces, entonces resulta que, de manera que.
–Causales: porque, pues, ya que, puesto que.
d) CONDICIONALES Y MODALES: Sí, en caso de que, como...
e) COMPARATIVOS: subrayan algún tipo de semejanza entre los enunciados.
Del mismo modo, igualmente, análogamente, de modo similar.
f) REFORMULATIVOS: indican que un enunciado posterior reproduce total o parcialmente, de otra forma, lo dicho en uno o más enunciados anteriores.
–Explicación: es decir, o sea, esto es, a saber, en otras palabras.
–Recapitulación: en resumen, en resumidas cuentas, en suma, total, en una palabra, en otras palabras, dicho de otro modo, en breve, en síntesis.
–Ejemplificación: por ejemplo, así, así como, verbigracia, por ejemplo, particularmente, específicamente, para ilustrar.
–Corrección: mejor dicho, o sea, bueno.
g) ORDENADORES: Señalan las diferentes partes del texto.
–Comienzo de discurso: bueno, bien (en un registro coloquial) // ante todo, para comenzar, primeramente (en un registro más formal).
–Cierre de discurso: en fin, por último, en suma, finalmente, por último, terminando, para resumir.
–Transición: por otro lado, por otra parte, en otro orden de cosas, a continuación, acto seguido, después.
[Mirar textos añadidos al power point] ...