Seguridad, salud e higiene en el trabajo (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho del Trabajo y la Seguridad Social
Año del apunte 0
Páginas 6
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 12
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 22. SEGURIDAD, HIGIENE Y SALUD EN EL TRABAJO I.
EL DEBER DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO. LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES En lo relativo al deber de prevención de riesgos laborales, las primeras leyes laborales estuvieron encaminadas hacia la protección de la parte más débil de la relación laboral y, especialmente, dirigidas a la tutela de aquellos bienes jurídicos más esenciales y más necesitados de protección, como lo son la vida, la salud, puestas en riesgo como consecuencia del trabajo. Tutela que, por ejercerse en un determinado contexto socio-económico y político, solo contemplaba la prohibición de ciertas condiciones laborales y en el mejor de los casos, una reparación sanadora de las lesiones sufridas.
Actualmente, esta concepción ha evolucionado y no se trata en última instancia, solo de curar e indemnizar económicamente por las enfermedades y lesiones físicas y psíquicas causadas por el trabajo, sino de evitar que éstas lleguen a producirse. Nos encontramos ante nuevas formas de protección, la preventiva, cuya finalidad es evitar o, en su caso, minimizar los riesgos que, como cualquier otra actividad humana, lleva aparejados el trabajo.
Tal situación no excluye el cumplimiento de las obligaciones de los trabajadores sobre la materia, ente las cuales destacan: - El uso adecuado de máquinas y herramientas - La utilización correcta de medios y equipos de protección facilitados - No poner fuera de funcionamiento los dispositivos de seguridad y usarlos correctamente - Informar de inmediato al superior jerárquico o al empresario de posibles situaciones de riesgo - Contribuir al cumplimiento de las obligaciones establecidas por la autoridad competente - Cooperar con el empresario para que éste pueda garantizar la salud y la seguridad En el caso de incumplimiento de estas u otras obligaciones, legal o convencionalmente establecidas, será el empresario el que, en virtud de sus facultades directivas, deberá controlar y, en su caso, imponer al trabajador infractor la correspondiente sanción.
De igual modo, la CE y la legislación de desarrollo de la misma ordenan a los poderes públicos las ejecuciones de ciertas actuaciones institucionales, normativas y de control orientadas a la satisfacción plena de la protección de la salud y seguridad en el trabajo.
II.
 LA LEY DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES FUNDAMENTOS, PRINCIPIOS Y FINES DE LA LEY 31/1995 Con muy variados los elementos jurídicos que componen el contenido de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, actualizada en su momento por la Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del marco normativo en materia de prevención de riesgos laborales y, más recientemente, por el art. 8 de la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de distintas leyes para su adaptación a la Ley de libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.
La Ley está integrada por los siguientes capítulos: - Capítulo I Enuncia el complejo normativo de la prevención de riesgos, explica el bien que trata de proteger y el carácter que su contenido laboral tiene como Derecho necesario mínimo indisponible, su ámbito de aplicación y las definiciones legales de la materia que componen su esencia preventiva, con especial referencia a la distinción entre riesgo y peligro.
- Capítulo II Esboza las políticas preventivas a desarrollar por las AP, haciendo especial hincapié en la promoción de la integración eficaz de la prevención en el sistema de gestión de empresa.
- Capítulo II Este capítulo se dedica a los elementos técnicos preventivos, con especial referencia a las obligaciones empresariales de formar e informar a los trabajadores, evaluar los riesgos y planificar las acciones preventivas de conformidad con los principios preventivos de carácter general.
- Capítulo IV Es uno de los capítulos más reformados últimamente, y está dedicado a los Servicios de Prevención.
- Capítulo V Este capítulo hace referencia a la consulta y participación de los trabajadores y sus representantes en la acción preventiva.
- Capítulo VI Este capítulo hace referencia a las obligaciones de los fabricantes, importadores o suministradores.
- Capítulo VII Este capítulo es muy limitado en su contenido por repetidas derogaciones, a responsabilidades y sanciones que han pasado con carácter general a la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social, pero que en el art. 42.1 mantiene que el incumplimiento por los empresarios de sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales dará lugar a responsabilidades administrativas así como, en su caso, a responsabilidades penales o civiles.
La Ley ha sido desarrollada en algunos de sus aspectos por el RD 39/1997, por el que se aprueba el Reglamento de servicios de prevención, actualizado a su vez por el RD 337/2010, que, por su parte, ha sido objeto de desarrollo por la Orden TIN/2504/2010, en lo referido a la acreditación de entidades especializadas como servicios de prevención, memoria de actividades preventivas y autorización para realizar la actividad de auditoría del sistema de prevención de empresas.
 CAMPO DE APLICACIÓN DE LA LPRL  LA POLÍTICA DE PREVENCIÓN Y LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA El art. 5.5 de la LPRL mandata a los poderes públicos promover la integración preventiva eficaz del sistema de gestión de las empresas, pero también obliga al empresario a realizar la prevención de los riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva en la empresa y a la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de instrumentos leales, como son el plan preventivo, la evaluación de riesgos, la información, formación, consulta y participación de los trabajadores y otros que la propia norma establece.
 DEBERES DEL EMPRESARIO Y DERECHOS Y DEBERES DE LOS TRABAJADORES  LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN: TIPOLOGÍA Y RÉGIMEN JURÍDICO Encontramos, por un lado, los servicios de prevención propio (SPP) y, por otro lado, los servicios de prevención ajenos (SPA).
· En lo relativo al SPP, esta modalidad de servicio de protección es inexistente en el ámbito de la UE, sin embargo, nuestro OJ le ha dado carta de naturaleza al crearla como tal servicio de prevención en el art. 31 de la LPRL. La doctrina ha venido a reconocer el acierto del legislador de la LPRL al crear este sistema propio para el desarrollo de la actividad preventiva en la empresa, al señalar que la constitución de SP internos representa un modo más completo y eficaz de garantizar –desde el punto de vista técnico- la seguridad y salud en el trabajo en aquella empresas que, por su mayor tamaño y/o por las especiales actividades en ellas desarrolladas, precisan de una organización preventiva más compleja que, además, atienda en exclusiva a la satisfacción de dichas necesidades.
Este SPP se define como el conjunto de medios humanos y materiales necesarios para realizar actividades preventivas a fin de garantizar la adecuada protección de la seguridad y salud de los trabajadores. Esta definición establece cuestiones relativas a la constitución de un órgano, que se prevé estable en la empresa y se configura como una unidad organizativa especifica dotada de una estructura interna propia, situación que lo separa de la mera designación de trabajadores.
En lo relativo a medios humanos, el SPP debe estar integrado por personal propio y adecuado en cuanto a formación, capacitación y dedicación, y en cantidad suficiente para desarrollar las actividades preventivas que se le encomienden por el empresario, en función del número de trabajadores, tipos de riesgos presentes en la empresa y distribución de estos en la misma. El personal de referencia debe tener dedicación exclusiva a la prevención y no podrá realizar ninguna otra función diferente.
En lo relativo a medios materiales, estos servicios deben disponer de instalaciones y estar dotados de medios materiales necesarios. Con tal obligación, es notorio que la legislación vuelve a incidir en conceptos jurídicos indeterminados, por cuento deja sin responder a lo que debe entenderse por instalaciones y medios necesarios. Así pues, la decisión de su concreción puede recaer en los especialistas del propio servicio.
¡! Cabe hacer referencia al supuesto especial de servicio mancomunado. Si bien la LPRL es imprecisa con respecto a esta modalidad de organización de la actividad preventiva, el art. 21 RSP establece que podrán constituirse SPM entre aquellas empresas que desarrollen simultáneamente actividades en un mismo centro de trabajo, edificio, o centro comercial, siempre que quede garantizada la operatividad y eficacia del servicio en relación con su ubicación, al de los diversos centros a los efectos de asegurar la adecuación de los medios de dicho servicio a los riesgos existentes.
· En lo relativo al SPA, cuando la empresa no asuma las actividades preventivas con recursos propios, la realización de las funciones correspondientes a las materias preventivas solo podrá hacerse por un SPA. Este servicio tiene como característica destacada la interdisciplinariedad (seguridad, higiene, vigilancia de la salud, ergonomía y psico-sociología) y debe estar dotado con los medios humanos y materiales necesarios y suficientes para cumplir sus funciones, de conformidad con las circunstancias siguientes: - Tamaño de la empresa - Tipos de riesgo - Distribución de riesgos Finalmente, para poder actuar como SPA y concertar la prestación de su actividad con las empresas, se exigen las siguientes condiciones: - Acreditación por la autoridad laboral, que será única y con validez en todo el territorio español. No cabrán las acreditaciones provisionales.
- Comprobación de que se cumplen una serie de requisitos - Contar con las instalaciones y recursos materiales y humanos - Asumir directamente el desarrollo de funciones que hubieran concertado - Tener suscrita una póliza de seguro o garantía financiera que cubra su responsabilidad por una cuantía mínima de 1.750.000 € - III.
Suscribir con las empresas el correspondiente concierto de la actividad preventiva RESPONSABILIDADES. INFRACCIONES Y SANCIONES.
...