1. Introducción (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 25/10/2014
Descargas 14
Subido por

Descripción

Primer trimestre

Vista previa del texto

I. INTRODUCCIÓN.
LA EDAD MEDIA, UNA ESTRAÑA IDEA 1) Los lugares comunes Los lugares comunes no son saberes, son juicios tanto positivos como negativos, valoraciones que normalmente no son neutras. En el caso de la Edad Media, la mayoría de los adjetivos son negativos pero no están sometidos a un estudio racional e incluso en algunos casos los juicios son una caricatura (son sucios, violentos, fanáticamente religiosos, ignorantes…).
2) Va de cinturones El cinturón de castidad aparece por primera vez en una fuente literaria alemana en el siglo XV, por tanto, según la cronología habitual, no es medieval. En el siglo XIX aparece por segunda vez el cinturón de castidad a raíz del pánico de la actividad sexual de los jóvenes, el pánico a la masturbación. Los médicos del siglo XIX defendían que la masturbación producía enfermedades muy graves, e incluso la muerte. Para evitar estos efectos trágicos idearon muchos sistemas entre los cuales encontramos los cinturones de castidad, de cuero, para evitar que los jóvenes se masturbaran por la noche. En el siglo XX, el cinturón de castidad se vulgariza y empieza a circular en películas, libros, etc.
Siempre asociado a la Edad Media. Finalmente, en el siglo XXI, lo encontramos como un juguete erótico.
Así mismo, la asociación de que los medievales creían que la tierra era plana también es incorrecta. Fue en el siglo XIX y XX cuando en el mundo anglosajón aparecen grupos semi-científicos/ semi-religiosos que defienden que la tierra es plana, así como se explica en la Biblia. Es una idea, que aunque es restringida, sigue encontrándose en la actualidad. Por otro lado, los ‘medievales’ eran totalmente conscientes que la tierra era esférica.
3) Una idea muy extraña La idea de la Edad Media no es medieval, en contraste a nosotros que somos conscientes que vivimos en una época determinada, la época moderna, ellos no se consideraban ‘medievales’. Actualmente tenemos una periodización y una forma de valorarla: la época moderna tiene connotaciones positivas, mientras que la época medieval negativas. Los ‘medievales también tenían una forma de periodizar, de organizar la historia humana. La periodización más extendida fue propuesta por Agustín de Hipona en el siglo V. En general, todas las periodizaciones medievales estaban basadas en tres momentos: la creación del mundo, el nacimiento de Cristo y el apocalipsis o fin del mundo.
4) La historia de una idea Hay tres proyectos culturales que definieron la idea de Edad Media que tenemos actualmente: - estrato humanista - estrato ilustrado - estrato romantico Podemos fechar la invención del concepto de Edad Media en los siglos del Humanismo (siglos XIV y XV). Alrededor de 1400 tiene lugar en Europa un movimiento intelectual de descontento con el mundo definido del siglo XIII, un siglo aristotélico, escolástico, surgimiento de los científico, etc. El nuevo movimiento reivindica lo poético, el platonismo, etc. rechazando lo que ellos llaman ‘los modernos’ y reivindican a los intelectuales del siglo XII, que llaman ‘los antiguos’. En esta disputa, ‘los modernos’ se califican de ignorantes y barbaros, y tachan al siglo XIII, de un siglo oscuro. La crítica se centra en un momento realmente breve y se acaba convirtiendo en un período muy extenso, que recibe el nombre de período ‘en medio’, diferenciado del periodo anterior (el antiguo) y el posterior (el moderno). Esta periodización tripartita, que no coincide con la de San Agustín, no sólo es técnica, sino también valorativa.
Des del Renacimiento, aquello ‘medio’ se relaciona con las tinieblas y la muerte, mientras que lo antiguo y lo moderno se asocia a la luz, al nacimiento y al renacimiento (con una muerte anterior). Aquí se plantea y se relaciona el tema de la oscuridad con la Edad Media, porque se hace una correspondencia entre los ciclos históricos con los cósmicos. Por eso, en la historia, al igual que en lo cósmico, hay luz y oscuridad, y la Edad Media corresponde a esta última.
Al estrato humanista se añade, en torno al siglo XVII y XVIII, el estrato de la Ilustración. Los ilustrados aceptan de los humanistas la periodización tripartita y fijan el comienzo y el fin de la Edad Media, estableciendo un período de mil años (relacionado también con lo cósmico). En esta época se establece la valoración negativa de la Edad Media y se divulga. La Ilustración usa esta idea en defensa de los ideales propios (razón, progreso, igualdad, libertad y fraternidad) reflejados en las revoluciones francesa y americana, y la utilizan en contra de aquellos que tienen unos ideales opuestos. Critica a las realidades antiguas/medievales porque representan aquellos valores que quieren eliminar o superar con las revoluciones.
Finalmente, los románticos del siglo XVIII y XIX, mantienen la periodización y añaden una valoración positiva. Idealizaron la EM, un mundo poético, idílico, etc. que contraponen al mundo frio y racional del siglo XIX. Ven la Edad Media como un mundo pasado, perdido, misterioso, caballeresco.. Esta Edad Media es la que encontramos en las novelas, muchas veces con elementos fantásticos. Los románticos también usan y abusan de la idea de Edad Media, para oponerse a los ilustrados y reivindicar sus ideales. En contra de los ilustrados cosmopolitas, defienden lo nacional, lo popular y la tradición local, que definen como lo autentico. El Romanticismo nos deja una Edad Media idealizada, positiva, nacionalizada que hay una Edad Media distinta en cada nación europea, conservadora y tradicional. También el romanticismo crea el medievalismo, es decir, el estudio de la Edad Media, naciendo las ediciones, manuales, e instituciones de investigación y enseñanza de esta época.
5) Nuestra idea Los tres estratos anteriores han configurado nuestra idea actual de la Edad Media, aunque los humanistas y ilustrados tienen una concepción negativa, en contra de la positiva de los románticos. Por tanto, nuestra idea continua el legado de hace 500 años.
Son ideas que aparecen en la opinión pública pero también en los manuales y planes de estudio, e incluso en el discurso político. Seguimos usando y abusando de la idea de Edad Medieval, como forma de legitimar a nosotros mismos y a nuestro mundo. Es una posibilidad de comparar nuestra realidad con otra de distinta.
...