Lección 0. Derecho hebreo (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad del País Vasco
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Historia del derecho
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 20/03/2016
Descargas 2
Subido por

Descripción

Apuntes perfectamente estructurados y desarrollados de Historia del derecho. EHU-UPV

Vista previa del texto

Kernelss Historia del Derecho 1º curso Lección 0. Derecho hebreo 1. Planteamientos La impregnación social que el judaísmo y el islamismo lograron en la sociedad española, donde triunfaría el cristianismo, no se manifiesta tan intrínsecamente en el derecho.
El elemento judaico nunca se constituyó en España como un poder político independiente.
Pervivió, aunque en juderías.
Lo que se construyo fue una España judía o Sefard. En la península Sefard estuvo soportada por mecanismos de supervivencia. De modo latente, Sefard conservó su presencia peninsular tras las expulsiones de 1492, en cuanto a que los conversos no perdieron conciencia de si mismos. Por otra parte la constitución de la Inquisición constituye la transformación de la discriminación religiosa en persecución racista.
2. Derecho propio de las comunidades de Sefard Nació cuando el pueblo hebreo se estableció en la península hacia el 117. Posteriormente las familias hebreas se establecieron en mayor número donde estuvieron hasta su expulsión, consecuencia del tenso estado de opinión antisemita.
2.1. Fuentes generales El derecho hebreo está identificado con la religión de la cual forma parte tanto en principios como en técnicas deductivas. Solamente tiene una fuente de creación, la revelación divina. Se conoce y transmite mediante un texto escrito y una tradición oral.
El texto escrito que contiene la ley dada por Dios al pueblo hebreo son los cinco libros del antiguo testamento o pentateuco (génesis, éxodo, levítica, números y denteronomio). Se las conoce en conjunto con la palabra de la Torá, y Mikra, ley escrita.
La ley escrita y oral proceden de la revelación divina entregada a Moisés.
Las primeras pruebas de la acción interpretativa aparecen cuando se conoce la existencia de los jajamin, sabios, que se dedican a interpretar la Torá. A esta actividad se la llama Midrash. Y también a la formulación de la ley oral que será llamada Mishná.
El Midrash mantiene la división del antiguo testamento en versos y libros. La Mishná agrupa sus enseñanzas mediante conceptos. Esto produjo aparición de judaísmo rabínico, es decir, la teología, y de un derecho elaborado por rabinos.
La producción fue transmitida oralmente y recopilada. Las autoridades que la redactaron eran de carácter moral, no político.
Algunas ganaron prestigio y se convirtieron en imprescindible pero seguía siendo imprescindible la presencia de rabinos para interpretar la Torá y adaptarla a las circunstancias del momento.
Dependiendo de su fama podían tener la misma importancia que las colecciones.
Aunque se prefería la autoridad anterior, si una autoridad anterior difería y proponía más de una solución la decisión de los rabinos posteriores se convirtió en regla.
Kernelss La primera recopilación con fuerza legal era la Mishná recogida por Judá ha-Nashí. Igual que la Torá la Mishná engloba textos históricos, folklóricos, tradicionales, etc.
El material jurídico-religioso y de naturaleza prescriptiva recibe el nombre de Halaka. El otro material descriptivo es designado con la voz de Haggada. El conjunto de materiales que Judá-haNashí dejó fuera recibe el nombre de Barayot, es decir, exteriores. La colección más conocida de Barayot se titula Toseftá. El Mishná está escrito en hebreo y contiene seis partes, divididos en títulos y capítulos.
Aún así siguió la interpretación de las distintas frases de la Torá, se inició pues, una labor de análisis y discusión de los textos y las leyes que formaban parte de la Mishná y de la tradición oral exterior. Este trabajo analítico tenía el nombre de Guemará.
Se llevó a cabo en Palestina y Babilonia, el mayor centro de diáspora judía.
La Guemará de Palestina; Talmud Jerushalm. La de Babilonia; Talmud Babli. Ninguno cubría todos los tratados de la Mishná. El Talmud Babli es el mejor reputado por ser también más claro.
Tanto los Talmud como la Mishná son considerados obras colectivas. La interpretación intelectual entre varios individuos era más importante que las palabras que la resumían fueran o no atribuidas a una persona.
La actividad interpretativa no cesó. Le siguió la literatura de autor. Dentro conocemos los comentarios a la Biblia, los dos dedicados a la literatura rabínica, y los Códigos que presentaban leyes de la tradición oral, así como comentarios a estos.
2.2. Fuentes locales Otro genero de literatura de autor eran las Responsa, es decir, las decisiones de personas eminentes en el Derecho sobre diferentes puntos jurídico-religiosos que les eran consultados por miembros de su Aljama. Tenían carácter altamente practico y se consideran una fuente de Derecho. Son más de 3000 obras.
Una fuente adicional son las Taqqanot, es decir, las regulaciones promulgadas por los dignatarios, los Cahal, a cada ciudad para el régimen de su vida interna. Aunque tenían carácter local, la difusión era común. La validez dependía de su libro de actas, el Pinkas. Su vigencia dependía de su contenido.
La conversión del derecho privado en derecho público obligó a un trabajo continuo de interpretación. Se recurría a ficciones legales y al uso de analogías. No tenia personalidad jurídica propia. Se entendía como una agrupación de personas particulares, cada uno con sus derechos y obligaciones. Mediante una ficción a los que entraban, estos se comprometian a respetar obedecer dichos derechos.
Las comunidades judías de la península gozaban de gran autonomía interna. Se autogobernaban en materias jurídicas, administrativas y funcionaban como reinos que legislaban, fundaban tribunales, etc.
Eran tribunales de 3 jueces. En el primer caso se usaban también asesores jurídicos. Hasta las Cortes de Madrigal los tribunales judíos-castellanos tuvieron jurisdicción tanto en material civil como penal. A partir de él solo en materia civil. La pena mas común era la expulsión religiosa de la comunidad.
2.3. Derechos de los reinos para Sefard Kernelss Fueron también norma vinculante las disposiciones dictadas por el poder público cristiano con el fin de organizar la vida de las comunidades judías. Fue muy frecuente.
2.4. La costumbre Tiene también importancia, aunque mucho menor que las fuentes y textos anteriores. La costumbre se denomina Minhag. También los documentos de aplicación del derecho. Se consideraba costumbre cualquier regla fijada en virtud de un consenso de los miembros de la comunidad. No es suficiente para ello un simple hábito.
Sefard fue escenario de la creación y del desarrollo de la Kabala, la mística judía que buscaba entender misterios del universo y que se basaba en interpretaciones isotéricas de la Biblia.
3. La quiebra de Sefard En 1492, se ejecutó un mecanismo legislativo que fracturó a Sefard en dos grandes grupos humanos; los expulsados y los conversos.
3.1. El sistema de expulsión Se partió de un mecanismo legislativo. Cubre un periodo de un siglo. Hubo una conjunción de sistemática de leyes que formaron la Pragmática.
Se inicio la operación en Cataluña, expulsando a los judíos de Barcelona en 1392. Se consolida el proceso para la corona de Aragón por leyes sucesivas de diferentes reyes.
Se venían realizando indagaciones policiaco-jurídicas sobre un supuesto proselitismo por parte de los judíos.
También en las Cortes de Toledo se había fijado su residencia en juderías y lugares apartados.
Respecto a su ámbito de ejecución, es perpetuo, además, todos los judíos tenían que presentar tres requisitos: 1. Residencia peninsular.
2. Tenían que tener el rasgo de practicar y difundir el judaísmo religioso.
3. El proselitismo, atribuido a los judíos como malo y dañado propósito.
Su motivación es el mantenimiento de unidad religiosa cristiana.
Es una ley de discriminación religiosa referida al ámbito peninsular. No cabía alegar en el futuro ni desuso ni otra causa alguna para eludir su vigencia. El derecho transitorio que contiene la Pragmatica asegura las soluciones a la misma.
Los católicos cerraron el proceso de expulsión con la nueva Pragmática de 1499 que colmaba una laguna existente, pues la de 1492 no contemplaba el supuesto de judíos no expulsados que solicitasen entrar en el territorio.
3.2. Fuentes de la Sefard dispersa Después de su expulsión los sefardíes se establecieron en distintos lugares. Conservaron su lengua hispana y su cultura, religión y Derecho. Si bien el privado, aún con vulgarismos, se conservó con cierto grado de integridad gracias, en gran medida, a la obra recopilatoria. En otras Kernelss como el derecho penal, hubo un influjo del medio jurídico en el que estas comunidades vivían.
Esto se refleja en la traducción al ladino de textos legales de dichos países.
La necesidad de traducciones muestra la conservación de la propia personalidad cultural. La práctica religiosa se divide en dos categorías o campos que se complementan para crear la totalidad: el sefardí, que sigue la escuela de la península y el askenazi, creado en la diáspora juedo-polaco-alemana.
Los sefardíes tuvieron jurídicamente prohibida la estancia en España hasta la promulgación de la constitución de 1869. En 1923 se dio por innecesario proteger diplomáticamente a los sefardíes en el extranjero dado que nada les impedía su regreso.
3.3. Régimen jurídico de la Sefard perseguida Desde 1492 los sefardíes que optaron por residir, previa conversión al cristianismo forzada, serán ya sujetos del derecho sometidos a un particular régimen de modificaciones de la capacidad de obrar que no estarán motivadas en la religión si no en el racismo.
Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario Kernelss ...

Tags: