AG voluntario Experimentos de galvani (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Nanociencia y Nanotecnología - 1º curso
Asignatura Electricitat i Magnetisme
Profesor A.
Año del apunte 2017
Páginas 1
Fecha de subida 25/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

9-05-2017 Electricidad y Magnetismo Descubrimiento de la pila En el año 1786, Galvani vio un comportamiento extraño, por casualidad, mientras que trabajaba en el laboratorio de la universidad: un alumno, sin querer, conectó las patas de una rana disecada a una máquina de electrización, tocándolas con un bisturí. Galvani interpretó que la electricidad emitida por la maquina excitó el nervio de la rana, por lo que estimuló el propio fluido eléctrico y así hizo que se moviese el musculo.
En el intento de afirmar esa hipótesis, se le ocurrió probar si pasaría lo mismo con la descarga de un rayo. El nervio de la pierna de la rana lo conecto al cable que venía de un pararrayos; y en la punta de la pierna, el alambre conectado, lo metió en un pozo de agua. Cada vez que un rayo pegaba el pararrayos las piernas de la rana se contraían. Así confirmo lo que Franklin comprobó: la naturaleza de los rayos era la misma que la electricidad del laboratorio.
Su teoría sobre la electricidad animal fue comprobada definitivamente mediante otro hecho. Una vez disecadas varias ranas y su medula espinal ser atravesadas por un gancho de bronce, las colgó por una barra de hierro por las piernas para que se secasen. Fue suficiente que el aire moviese un poco la rana y que el musculo tocase la barra de hierro para que la se contrajese y se moviese mediante espasmos.
Según creía Galvani, el flujo eléctrico almacenado entre el nervio y los músculos de la rana se descargaba inmediatamente cuando el gancho de bronce y la barra de hierro cerraban el circuito que iba por las piernas, y los músculos se encogían. Se creía que el origen de aquel flujo era la electricidad de la atmosfera, y que se iba almacenando poco a poco en los cuerpos de los animales.
Entonces se le ocurrió soldar los dos metales creando un arco: cuando los dos extremos de los arcos se ponían en contacto con el nervio y el musculo, se daban espasmos. Por tanto, el flujo eléctrico que se almacenaba en los nervios se transmitía a los músculos y estos se contraían cuando se cerraba el circuito bimetálico. El arco simplemente era conductor del fluido.
Cuando se publicó experimento de Galvani, se produjo una gran controversia entre los que aceptaban la electricidad animal y los que decían que el sistema nervioso no tenía flujo eléctrico.
Entre estos últimos se encontraba el físico Alessandro Volta. Volta repitió los experimentos de Galvani y se le ocurrió otra explicación: Los dos metales no eran simplemente conductores de la electricidad animal, sino que eran los creadores de la electricidad. Como no tenía ninguna herramienta para verificar si pasaba corriente eléctrica, utilizó su lengua. Puso una lámina de estaño sobre su lengua, una moneda de plata debajo de su lengua y cerró el circuito mediante un hilo de cobre. Sintió un flujo de sabor amargo y unas cosquillas en su boca mientras las dos placas estaban conectadas. Por tanto, los dos metales creaban corriente eléctrica. En los experimentos de Galvani, la corriente se creaba en el arco bimetálico y cuando los músculos y los nervios cerraban el circuito, los músculos se contraían. Cogiendo esas ideas de punto de partida, volta inventó su famosa pila y encontró la corriente eléctrica.
La pila eléctrica transforma la energía formada en una reacción a energía eléctrica. En este caso las reacciones que se daban eran de redox; por lo que se trataba de una pila electroquímica. De normal está formado por dos metales conectados mediante un puente salino (o por una membrana porosa que separa las dos semipilas). En el caso de la pila de volta, estaba formado por una acumulación de discos de zinc y cobre y papel mojado en agua salada, que hacia función de puente salino. Los discos y el papel se ponían uno encima de otro sin perder el orden: zinc, cobre, papel, zinc, cobre, papel… El ultimo tenía que ser el cobre. Así, entre las placas separadas por los papeles, aparecía una pequeña diferencia de potencial, y al almacenarse, la “fuerza electromotriz” era la suma de todas las células pequeñas.
...

Tags:
Comprar Previsualizar