La realización del ser humano en la cultura (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Internacional de Cataluña (UIC)
Grado Medicina - 1º curso
Asignatura Antropología
Año del apunte 2015
Páginas 6
Fecha de subida 13/03/2015
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 3: LA REALIZACIÓN DEL SER HUMANO EN LA CULTURA 1. El animal desnudo MITO DE PROMETEO La mitología griega explica que un día Zeus, el padre de los dioses y de los hombres, decide crear las especies vivientes. En el momento del inicio de esa tarea aparecen Prometeo y Epimeteo y le piden a Zeus poder realizar esa tarea. En esta pareja de hermanos, Prometeo es el hermano astuto y Epimeteo es el hermano menos listo.
A Epimeteo le hace ilusión realizar la tarea de la creación y le pide a su hermano que revise posteriormente su trabajo. Mientras los crea los va poniendo en la naturaleza y a cada ser vivo le concede un medio físico para que pueda sobrevivir y un don. Cuando llega el último ser Epimeteo se da cuenta de que ha gastado todas las cualidades que tenía, de tal manera que se percata que ese ser vivo está destinado a la extinción inmediata. Este último ser es el ser humano.
En ese momento llega Prometeo (en la mitología griega se trata del defensor de los seres humanos), que se apiada del ser humano. Sube al Olimpo y allí realiza un robo: roba el fuego y la sabiduría técnica). Lo robado lo entrega al ser humano como un regalo.
INTERPRETACIÓN SIMBÓLICA: Lo que quiere decir este mito es que el ser humano necesita algún don extrabiológico para poder sobrevivir, algo que no se encuentra en la naturaleza.
Sólo con ese don podrá suplir sus carencias, completar aquello que le falta, tener aquello que la naturaleza no le ha proporcionado. Eso es una primera motivación de la necesidad de la cultura del ser humano: EL HUMANO NECESITA PARA SU SUPERVIVENCIA UNA CUALIDAD EXTRANATURAL, que viene de fuera de la naturaleza y que es la CULTURA.
TEXTO 6: EL HOMBRE Y LA MATERIA – ANDRÉ LEROI-GOURHAN El fuego es uno de los símbolos de la cultura.
TEXTO 1 Y 2: EL HOMBRE – ARNOLD GEHLEN Explica el mito pero en un lenguaje de prosa. Habla de un animal desnudo que es el ser humano.
EJEMPLO: el vestido es un símbolo de la cultura. Los animales han sido vestidos por la naturaleza. La ropa tiene una función fundamental para proteger del exterior y ayuda en la cultura y a singularizar. En el ser humano siempre hay un añadido al cuerpo.
2. Tres funciones de la cultura a) Completar la naturaleza biológica EL ANIMAL BIOLÓGICAMENTE DESNUDO NECESITA VESTIRSE CULTURALMENTE.
1 Cuando la instancia que viste es la biología lo hace de una manera uniforme: todos los animales de una determinada especie tienen un pelaje semejante. Ese vestido cultural presenta un elemento curioso que es la variabilidad de formas.
El ser que se presenta inicialmente como más inadaptado desarrolla una posibilidad casi ilimitada de desarrollar formas de adaptación. Cuanto más adaptado esté inicialmente un ser vivo, menos posibilidad de adaptaciones puede encontrar.
La cultura es una segunda naturaleza: significa que lo cultural se apoya en lo biológico transformándolo y es tan natural para el ser humano como lo biológico. Es propio de la naturaleza humana ser una SÍNTESIS DE DIMENSIONES BIOLÓGICAS Y CULTURALES.
La idea de que el ser humano viste su cuerpo desnudo es una analogía a la idea de que la cultura en el fondo viste nuestras carencias. La cultura viste a muchos niveles, desde los más físicos a los más espirituales.
Se puede hablar de la cultura como continuatio naturae: es como si la cultura fuese la continuación de la naturaleza y es una continuación de tipo creativo, es decir, no es algo monótono y mecánico sino que en esa continuación hay novedad.
b) Socialización del individuo La cultura consigue que vivamos con una comunidad y seamos identificables en un grupo y eso lo hace de múltiples maneras.
E. B. TYLOR: “That whole which includes knowledge, belief, art, law, custom, and any other capabilities and habits acquired bay man as a member of society.” c) Singularización La cultura no solo completa nuestra naturaleza biológica, no sólo permite socializarnos sino que también nos permite singularizarnos.
Todos queremos ser miembros de un grupo pero nadie quiere ser uno más. Nuestra naturaleza personal tiende a la singularización del carácter personal. Lo hace proporcionándonos un amplio abanico de posibilidades donde tenemos que tomar ciertas decisiones. La cultura no sólo tiene que responder a nuestras necesidades biológicas sino que también a las personales.
EL SER HUMANO ES MODELADOR Y ESCULTOR DE SÍ MISMO: la forma que yo adquiero en mi vida personal y social no viene dada, la tengo que crear yo. La dignidad del ser humano tiene que ver con la idea de que el resto de los seres vivos ya están esculpidos por la naturaleza, el ser humano debe esculpirse a sí mismo. Adquirir una identidad en el plano existencial se da a través de una actividad de autoconfiguración.
Por lo tanto, podemos considerar que todo ser humano: 1) Es o constituye un individuo de una especie biológica 2) Es un miembro de un grupo social 3) Es una persona singular 2 Si cualquiera de nosotros se mantuviera simplemente en el nivel de una existencia biológica, viviría una existencia infrahumana. El ser humano da a otros seres humanos aquello que le hará formar parte de un grupo social. También hay un problema si alguien se queda en el nivel de ser un individuo social: una persona no sólo es un individuo dentro de un grupo ya que eso puede hacer que sea uno más, alguien que no vive una existencia personal, que no tiene una existencia auténtica. Por lo tanto, hay al mismo tiempo una NECESIDAD DE SOCIALIZACIÓN Y DE SINGULARIZACIÓN.
3. Niveles de la cultura a) Cultura instrumental Es el nivel más básico dentro de la cultura y tiene que ver con la función de completar la naturaleza biológica. También se la puede llamar cultura material.
Está formada por un sistema de objetos que son todos aquellos objetos que elaboramos transformando la naturaleza y que completan nuestras capacidades. Estamos rodeados de objetos que forman un sistema, es decir, unos objetos tienen relación con los otros. Ej.: vajilla.
La cultura instrumental es la más fácil de asumir de otras culturas.
b) Cultura práctica No se trata del conjunto de normas de uso de la cultura material, sino del conjunto de pautas, normas y leyes que regulan el comportamiento dentro de una sociedad. Ej.: reglamento en un deporte, código de circulación.
La cultura práctica tiene que ver con la función de socialización.
c) Cultura ideal Se trata de todo aquel gran tesoro de conocimiento, de saberes, de comprensiones, acerca de la realidad y de nosotros mismos. Es el conjunto de la visión del mundo, la cosmovisión, que nos transmitimos de una generación a otra.
En muy buena parte es compartido (transmisión del conocimiento) pero también hay la presencia de la singularidad. Por tanto, no encaja bien con la función de singularización, ya que en gran parte es social.
La cultura es, por lo tanto, una suma de los tres niveles de cultura. La cultura es la transformación de la naturaleza, la producción de los objetos que utilizamos, pero también es algo tan inmaterial como las normas o las pautas de comportamiento o los conocimientos adquiridos generación tras generación, la comprensión de la realidad.
4. Unidad de naturaleza, pluralidad de culturas Hay una unidad de la naturaleza humana pero una gran diversidad de culturas. Ese fenómeno universal de la cultura necesaria para el ser humano se ha diversificado en formas tan dispares 3 que lleva a que haya maneras de vivir a través de las pautas de comportamiento propias de cada cultura que sean tan diferentes.
La inicial inespecificidad funcional del ser humano parece una pobreza, una falta de determinación pero precisamente esta falta de determinación significa una enorme plasticidad. El ser humano, a nivel cerebral y a otros niveles, presenta una gran inespecificidad, apertura, plasticidad, y eso abre mucho espacio a la determinación cultural. La debilidad de los instintos, el no tener una pauta de comportamiento rígida y cerrada, abre mucho espacio al aprendizaje y al comportamiento. Ej.: ser herbívoro es una condición biológica y ser vegetariano es una opción. Este es un ejemplo de la plasticidad de las tendencias.
Cuando encontramos esta plasticidad de las tendencias significa que tiene prioridad el aprendizaje. Cuanto más fuerte es el instinto, menos aprendizaje puede haber. El principal inconveniente que tiene la plasticidad es la desprotección, ya que podemos aprender conceptos erróneos.
Nosotros no vivimos desde instintos sino que vivimos de la formación cultural que nos proporciona la educación. Esto nos ofrece lo que conocemos como versatilidad de comportamiento. Para que haya versatilidad significa que la naturaleza tiene que ser moldeable.
Nosotros estamos abiertos a la adquisición de cualquier hábito. De la versatilidad del conocimiento se sigue la cuestión ética: podemos comportarnos de muchas maneras pero, ¿cuál es la correcta? Si no hubiese una gran variedad de comportamiento no nos plantearíamos la ética de ciertos comportamientos.
La raza humana está perdida en una multitud de comportamientos pero por otro lado, cuando profundizamos en las culturas, en las grandes tradiciones que han dado lugar a estas culturas encontramos elementos comunes que tienen que ver con algunos principios fundamentales que aparecen de manera recurrente en civilizaciones.
JEANNE HERSCH: tuvo un encargo que consistía en recoger de todas las tradiciones posibles de la humanidad aquellos principios que se referían al respeto que teníamos que tener a las otras personas: idea de la dignidad, importancia de cuidar a los demás, etc.
C. S. LEWIS: al final de su obra The abolition of Man elabora una lista de ideas recurrentes que aparecen en diferentes civilizaciones que tiene que ver con una ley moral que se puede encontrar en las culturas.
5. La mano humana La mano humana es un claro entrelazamiento entre lo anatómico, lo cultural e incluso vemos un elemento personal. Es una síntesis de un órgano que la naturaleza nos otorga aparentemente inespecializado (aparece como una expresión de desnudez). La desnudez está vestida con el ropaje de la cultura y esta cultura son todas las habilidades que tenemos con las manos.
4 - Órgano de la acción y la creación: las manos son el símbolo de la acción. Las manos están hechas para actuar libremente, es decir, las manos pueden retirarse de una acción. Pero la mano no sólo actúa sino que puede quedarse encadenada a la acción (no cese de actuación). Si las manos no se retiran de una acción no dejan lugar al pensamiento y entonces la mano se convierte en una mano mecánica. La mano debe retirarse de la acción para dejar lugar a la reflexión y después volver a actuar. Las manos atadas significan la negación de la acción. Ej.: El pensador de Rodan  las manos están aparentemente inactivas y permiten espacio a la reflexión. Cuando se pongan a trabajar lo harán de forma inteligente y no mecánicamente.
- Liberación de las manos: este aspecto tiene que ver con el bipedismo. El bipedismo libera las manos de funciones locomotoras, es decir, el ser humano no utiliza las manos para desplazarse ni sostenerse. Por tanto, los pies están muy especializados en el hecho de caminar, la locomoción, moverse. Esta liberación de las manos es especialmente relevante para un animal desnudo que necesita transformar el mundo para poder añadir a su naturaleza biológica incompleta todo lo que la cultura le ofrece.
La libertad de las manos se da a varios niveles: o Libertad de las manos respecto a los pies o Libertad de la mano derecha respecto a la mano izquierda: las manos no son exactamente simétricas desde el punto de vista funcional. Son complementarias.
o La relativa libertad de unos dedos respecto a otros: pueden realizar funciones diferentes y tienen una cierta libertad unos respecto a otros.
Tener las manos ligadas, aprisionadas, es un símbolo de la privación de la libertad.
Entre pies y manos hay un paralelismo inverso: los pies nos permiten acercarnos a las cosas y las manos nos permiten que las cosas se acerquen a nosotros. Las manos actúan como intermediarias entre las cosas y la persona: antes de que las cosas lleguen al eje del cuerpo, podemos tomar distancia mediante las manos. El bipedismo nos ha permitido desarrollar órganos de fonación (laringe, cuerdas vocales…). Además de la mano, el rostro también ha cambiado su función: al colocar el rostro arriba y liberar las manos, la función de inspección se ha trasladado a éstas. El rostro se ha especializado en funciones como la expresión, el habla, la mirada.
- Mano e inteligencia: se da por sentado que una inteligencia sin unas manos no podría transformar el mundo material, es decir, una mente hecha para el conocimiento de la realidad material sólo puede actuar en ella si tiene un órgano material como las manos. La inteligencia necesita las manos para realizar sus proyectos. Se habla de inteligencia práctica ya que la inteligencia teórica puede expresarse sin las manos.
Cabe decir también que las manos sin inteligencia no servirían para nada porque no son un órgano especializado, necesitan adquirir su especialización a través de la técnica. Ej.: El hombre de Vitruvio  las manos en la pintura están a la altura de la cabeza y esto indica la relación entre la racionalidad y la manualidad.
5 - La mano como instrumento: utilizamos la mano para ayudarnos en nuestras tareas diarias. La mano es un instrumento de instrumentos ya que es aquello que utilizamos para la creación y el uso de otros instrumentos. Hay un sinnúmero de instrumentos que son una extensión de la mano humana. La mano es el órgano de lo posible: hace posibles los proyectos que la mente concibe y es el órgano que se puede convertir en todo tipo de posibilidades a través de las extensiones que crea.
- Función expresiva y simbólica: tiene varios niveles.
o Expresión emocional: acompañan a las expresiones facial y corporal de las emociones.
o Unión con el lenguaje: las manos ayudan a enfatizar, subrayar.
- Función social y afectiva: la mano está muy relacionada con el sentido del tacto. Tocar significa estar en inmediata relación con algo: cuando tocas, hay algo tuyo que queda en lo que tocas. El sentido del tacto tiene connotaciones sociales importantes porque implica proximidad o distancia entre las personas, es decir, el grado en que puedes tocar a una persona marca el grado de proximidad e intimidad que se tiene con ella.
Por eso el tacto está regulado por unas normas sociales que indican que zonas son públicas y sociales y las no. Las manos se utilizan mucho más para tocar que para ser tocadas, lo contrario que el resto del cuerpo.
- Función cognoscitiva o noética: sirve para explorar y conocer. Ej.: fisioterapia.
 La mano y la medicina Hoy en día, la medicina ha perdido el aspecto del tacto y por ese motivo la gente prefiere otro tipo de medicina más personal. Las funciones útiles para la práctica médica son: - Noética  eunoia: capacidad de conocer bien a través de las manos.
- Instrumental  eutechne: capacidad de usar las manos habilidosamente.
- Afectiva y social  eubulia: con buena voluntad  La plasticidad de la mano La mano presenta una característica importante: cuando trata con los objetos presenta una capacidad adaptativa que se produce por la carencia biológica con la que nace naturalmente.
Una vez que la mano se ha adaptado al objeto, ésta se vuelve rígida para sostenerlo con fuerza. Esto permite que la mano pueda tratar objetos de forma rígida y plástica.
6 ...