Adolesc - Tema 3 (clase + lecturas) (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Adolescencia, Madurez y Senectud (AMS)
Año del apunte 2016
Páginas 7
Fecha de subida 27/03/2016
Descargas 52
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 3 – IDENTIDAD Y ADOLESCENCIA 1. PERSONALITAT I ADOLESCÈNCIA Los cambios que se producen en la personalidad durante la adolescencia son el objeto de interés para la psicología evolutiva. La personalidad es el resultado de la combinación de características concretas (internas y externas) que forman el individuo.
El tipo de persona en que nos convertimos es un equilibrio entre emociones, razón, relaciones familiares, compañeros y amigos, demandas de la sociedad y deseos personales. La adolescencia es un período esencial para la construcción de la personalidad porque en ella culminan diferentes procesos evolutivos.
Allport: la transformación no es total i lo que se queda, el propium, hace que por más profundos que sean los cambios el sujeto siempre tiene un conjunto de referencias básicas que le permite seguir una línea en la construcción de su personalidad.
La construcción de la personalidad es un proceso de individualización, se construye mediante una diferenciación de los otros. Por eso, las relaciones entre el individuo y el ambiente social tienen una gran relevancia. La identificación de la propia individualidad y el conocimiento social produce el reconocimiento de uno mismo como ser diferente pero identificado en algunos modelos de vida preferidos. Este cambio constituye el aspecto nuclear del desarrollo de la personalidad en la adolescencia.
2. TERMINOLOGIA La personalidad en el adolescente se puede abarcar desde dos puntos de vista: - Perspectiva psicoanalítica: el núcleo de la personalidad es el jo (ego), un mediador entre las tendencias instintivas y las exigencias sociales.
Perspectiva sociológica: un constructo central llamado si mismo (self) diferenciado en el self como objeto i el self como sujeto. También se usa este término para hablar del núcleo que contiene todos los elementos esenciales de nuestra forma de ser. Contiene las formas particulares que cada sujeto posee y hace que pueda enfocar y resolver de manera personal procesos cognoscitivos y afectivos.
El sujeto posee un autoconcepto, donde se encuentran implicados elementos de observación, atencionales y perceptivos. A partir de la autoobservación se forma la autoimagen, que es un proceso de evaluación que además de las dificultades intrínsecas en un proceso de evaluación se le suma que evaluador y evaluado son la misma persona. Lo solucionamos cogiendo el punto de vista de los otros sobre nosotros mismos. El resultado del proceso de autoevaluación da lugar a la autoestima, que es el resultado de la coincidencia o discrepancia entre un yo real y un yo ideal.
a. AUTOCONCEPTE Un sujeto construye su autoconcepto a partir de la observación de sí mismo y del comportamiento de los otros respecto al sujeto.
El conocimiento sobre sí mismo se consigue en un marco social de relaciones y es un generador de comportamiento.
La presencia de audiencia en nuestras conductas, es decir, que nos observen, provoca reacciones matizadas según la personalidad. El adolescente se siente observado y evaluado de forma contínua.
La conducta de autopresentación del sujeto: en función del contexto o de la situación se deciden determinadas formas de autopresentación. Si se persigue causar una buena impresión y se consigue, influenciará en la autoimagen. La autoimagen busca defenderse de los signos de inferioridad que pueden afectar a un autoconcepto positivo.
En presencia de otros, la autoconsciencia de uno mismo se activa por la preocupación del sujeto de las reacciones de los otros. La edad es un elemento clave: en la adolescencia ocurre una recerca contínua de autopresenaciones favorables.
Según la perspectiva de espejo de Cooley, el autoconcepto tiene origen en las reacciones de los otros en relación a uno mismo. “Observamos a los otros para descubrir cómo somos”.
En la construcción de uno mismo se da un círculo de realimentación positiva. Los adolescentes tienen un autoconcepto subjetivo y muy limitado a las reacciones de un pequeño grupo de figuras significativas. Una excesiva distancia entre el autoconcepto y la realidad puede representar problemas. El autoconcepto se basa en capacidades cognitivas y se construyen mediante mecanismos a partir relaciones interpersonales: imitación, introyección. A partir de aquí, sucede un refuerzo instrumental y las conductas que más se acercan al modelo más se practican.
b. AUTOESTIMA Rogers diferencia entre el yo real y el yo ideal y en base a esta distinción valoraba la autoestima. El mecanismo básico de la autoestima es la comparación. Es el grado de coincidencia entre cómo se ve y como le gustaría verse, entre cómo le ven y cómo le gustaría que le vieran los demás.
La edad iguala a las personas y facilita el proceso de comparación. Por tanto, solemos compararnos con nuestros iguales. Un niño se considera alto, inteligente o rico en función del resto de sus compañeros.
Influyen en la creación de la autoestima los aspectos sociales, el estatus, el poder del sujeto, el afecto, la amistad y el grado de satisfacción de sí mismo. Para tener una buena autoestima, el sujeto debe tener una idea realista de sí mismo, dar una conducta de autopresentación y lograr que el resto lo incluya en la categoría que desea.
Métodos de preservación de la autoimagen: La no aceptación de la autoimagen causa turbación y malestar. Los adolescentes suelen hacerse bromas provocando situaciones de turbación. Delante de estas situaciones, ocurren unos procesos estabilizadores: - Interacción selectiva Cambiar de grupo Hacer una opinión menos favorable de la o las personas en cuestión.
Ignorar las respuestas desfavorables de los otros Cambiar la autoimagen.
Experimento de Bariaud y Bourcet: se evalúa el grado de autoestima en niños y niñas que no han presentado problemas en la notas durante la escolaridad. Un año más tarde, se observan las reacciones cuando se producía algún suspenso. Los que presentaban alta autoestima, reaccionaban con modalidades de ajustamiento funcional tanto emocional, cognitivo o comportamental. Los que presentaban autoestima baja, escogían modalidades de ajustamiento disfuncional, mal adaptativas, ineficaces en la situación.
3. FORMACIÓN DE LA IDENTITAT La identidad del adolescente no aparece de repente. Nada más nacer, una persona ya tiene identidad, por ejemplo, el nombre que se le pone al niño y la historia de elección y a quién se parece. No obstante, en la adolescencia se producen una serie de hechos que influyen de manera muy importante a la formación de la identidad: - Factores biológicos: crecimiento y desarrollo de la madurez sexual, que implican un cambio perceptible para el propio sujeto y para los otros, que generan diversas reacciones y nuevas formas de relacionarse.
Aparece un deseo intenso de independencia de los padres.
Existe una presión social para que el individuo se ajuste a la identidad estándar.
a. LAS TAREAS DEL ADOLESCENTE Havighurst desarrolló una teoría psicosocial de la adolescencia que consiste en superar una serie de tareas del desarrollo. Estas tareas son conocimientos, actitudes, funciones y habilidades que los individuos tienen que adquirir en determinados momentos de la vida mediante maduración física, esfuerzo personal y expectativas sociales.
Describió ocho tareas en la adolescencia: - Aceptar el propio físico y usar el cuerpo de manera efectiva.
Conseguir la independencia emocional de los padres y otros adultos.
- Conseguir un rol social – sexual masculino o femenino Formar relaciones nuevas y más maduras con compañeros de la misma edad y de los dos sexos.
Desear y abastar una conducta socialmente responsable.
Adquirir un conjunto de valores y un sentido ético que guíe la conducta Prepararse profesionalmente Prepararse para el matrimonio y la vida familiar.
Es relativamente normal en nuestra época que el adolescente encuentre dificultades para cumplir las tareas del desarrollo propias de la edad.
b. PROPUSTA EVOLUTIVA DE ERICKSON Bosma dice que la adolescencia es el primer estadio de la vida en el cual se reúnen todos los ingredientes para una realización personal: maduración biológica, desarrollo cognitivo y demandas sociales se encuentran a nivel adulto.
La identidad es a la vez única y compartida. En la adolescencia, la identidad social precede a la personal. Los adolescentes miran de salir de su identidad familiar para cambiarla por la del grupo de compañeros.
Erick Erikson en su teoría psicosocial del desarrollo propuso 8 etapas para explicar el desarrollo durante toda la vida.
En cada etapa se causa una crisis que se puede superar de manera positiva o negativa. Cuatro de las crisis fueron explicadas en la asignatura de Desarrollo de la infancia: - ¿Puedo confiar en los demás? ¿Puedo hacer las cosas por mí mismo? ¿Puedo llegar a cabo mis planes de forma exitosa? ¿Soy competente comparado con los demás? La crisis que corresponde a la adolescencia es la de la identidad. Erikson dice que se tiene que conseguir un sentimiento de similitud con sí mismo y de continuidad existencial. Dos aspectos fundamentales para que un adolescente se reconozca a sí mismo: el cambio que representa estar centrado en un proceso que lleva a conseguir la identidad y una personalidad que continua siendo la misma. El sentimiento consciente de tener una identidad se basa en la percepción de ser el mismo y de ser contínuo y la percepción de que los otros ven esta continuidad. Por tanto, la identidad es intrínseca y extrínseca.
Bosman describe la identidad como un equilibrio entre la individualidad y la relación con los otros. Erikson, en cambio, dice que con un bienestar psicosocial ya se da identidad.
c. RESOLUCIÓN DE LA CRISIS DE IDENTIDAD James Marcia: intento poner las ideas de Erickson de manera más científica.
Identidad vs. Confusión de roles Si se logra superar esta crisis, el adolescente llega a una fidelidad en la imagen propia, tanto en religión, ideales políticos, estilo de vida, amistad, pareja… También lo llamaba SÍNTESI.
Si esta crisis no se supera, el adolescente tiene una confusión de roles, no tiene una imagen clara de sí mismo, no forma una identidad en la que se siente a gusto. También lo llamaba CONFUSIÓN.
Para entender la identidad del adolescente tengo que entender: de dónde vengo y hacia dónde voy. Para una buena identidad tiene que haber una continuidad. Esta identidad está influenciada también por cómo me percibe el entorno y como me percibo yo a mí mismo.
¿Cómo el adolescente se busca a sí mismo? - A nivel cognitivo va afirmando que él es diferente a todo el mundo.
Tienen su espacio, sus cosas.
Experimentar con el cuerpo: ropa, color en el pelo, piercings… El lenguaje que usan.
Modificar la habitación: posters, desorden… - Internet: qué imagen dan de ellos mismos en las redes sociales.
Decidir a quién admiras y a quién copias.
Erickson hizo su teoría pero no la operacionó. Marcia creó una forma de clasificar al adolescente en la teoría.
Observamos dos ejes que representan conductas de: - Exploración: exploro / busco quien soy.
Compromiso: estoy comprometido con quién soy.
- Compromiso Si Si 4 estadios sobre la identidad: - Realizada: podemos verla en la última etapa del adolescente, cuando ya ha explorado y al final se ha comprometido con quién es.
Ej. He tenido muchas amistades y ahora tengo una idea clara de No No lo que busco en un amigo.
Si No - Prematura / hipotecada: el adolescente no tiene elección de explorar, tiene que comprometerse con lo que le viene dado.
Ej. En una familia donde todos son abogados y el adolescente tiene que serlo.
Solo tengo parejas con el tipo de chicos que mis padres espera que salga.
Difusa: el adolescente ni explora ni se compromete.
Ej. No estoy interesado en encontrar un trabajo. Algo haré. Me parece que me quedaré con lo que vaya saliendo.
Moratoria: el adolescente está explorando pero aún no se ha comprometido con nada. Podemos verla al inicio de la adolescencia.
Ej. Estoy buscando mi propio estilo de vida, mi propia manera de ver el mundo, pero realmente no lo he encontrado todavía.
d. COMPONENTS DE LA IDENTITAT Realizada Prematura / hipotecada Difusa Moratoria - Exploración Si No La identidad tiene muchos componentes que forman el yo: características sexuales, sociales, físicas, psicológicas, morales, ideológicas y vocacionales. La escala E.T.E.S define cinco subescalas o dimensiones: - Identidad emocional: control de las emociones e impulsividad.
Identidad social: interacciones con los otros y el sentimiento de ser reconocido socialmente.
Identidad escolar: representaciones y comportamientos en el ámbito escolar.
Identidad física: apariencia corporal, aptitudes físicas o deportivas.
Identidad futura o proyectiva: actitudes, aptitudes, comportamientos, valores… que suponen asociados a la condición de adulto des del punto de vista de un adolescente.
Los componentes de la identidad se establecen siguiendo un orden: primero los físicos y sexuales, luego, la elección vocacional, los valores morales y las ideologías. Al final de la etapa e incluso siguiendo en las siguientes, la elección de ideologías políticas y religiosas. Según Coleman, esta focalización que hacemos es la explicación del éxito de convertirse en adulto.
Según Marcia, los estatus de la identidad se pueden relacionar con determinados tipos de personalidad: - La identidad prematura se corresponde con personas más autoritarias, con mayor discrepancia entre el yo real y el ideal.
La identidad precaria o recientemente formada supone personas que sobreactúan i que son excesivamente cuidadosos en su aspecto externo.
Las personas que se encuentran en una fase de difusión joica se encuentran lejos de la realidad ya que no presentan una imagen clara de sí mismos. Lo resuelven con una identidad falsa o una identidad precaria que exige una confirmación continua por parte del resto.
La identidad positiva corresponde a personas menos vulnerables a la información desfavorable sobre ellos.
Son más capaces de adaptarse y tienen mayor probabilidad de ser mentalmente sanas.
4. LA IDENTIDAD SEXUAL I DE GÉNERO - En la primera infancia, los niños y niñas desarrollan la sensación de ser independientes de los otros.
- En preescolar, se dan cuenta de las diferencias anatómicas entre niños y niñas y adoptan algunas formas de comportamiento según el género.
- En la adolescencia se produce la intensificación de género, donde los adolescentes distinguen claramente entre lo que constituye la masculinidad y la feminidad.
Identidad sexual: reconocimiento en sí mismo de las características físicas y biológicas que definen la condición de hombre o mujer.
En la adolescencia suceden los cambios secundarios o externos. La nueva fisiología del individuo despierta tendencias instintivas de tipo sexual, ya sea heterosexualidad, bisexualidad u homosexualidad.
La práctica de la homosexualidad se intenta explicar desde diferentes posturas: - El psicoanálisi lo define como el resultado de una relación inadecuada en el marco familiar que hace que el niño o la niña se identifique con el padre del sexo contrario. Es decir, que una niña quiera ser como su padre o un hijo como su madre.
Las teorías del aprendizaje social exponen que la homosexualidad depende de experiencias positivas con personas del mismo sexo combinadas con negativas con personas del sexo contrario.
No obstante, no hay un acuerdo entre los investigadores. Primeramente, porque el comportamiento sexual se sitúa en un contínuo entre homosexualidad exclusiva y heterosexualidad exclusiva pasando por bisexualidad. También, por la dificultad en diferenciar entre conducta homosexual y homosexualidad.
Identidad de género: es de origen cultural. Sentimiento de ajustamiento a los estándares de comportamiento masculino y femenino que funcionan en una sociedad determinada.
Des del momento en que un niño nace, las personas del entorno actúan con él de manera distinta en cuanto a actitudes, expectativas y forma de tratarlo en función del sexo. No obstante, gracias a la evolución que estamos viviendo, el rol de género está cambiando. Por ejemplo, ya no está mal visto que las mujeres trabajen fuera o que los hombres sean los que se ocupan de las labores de casa.
Hablamos de androginia cuando un individuo es capaz de incorporar en su personalidad características que en otras épocas eran exclusivas de hombres o mujeres.
a. CUERPO E IDENTIDAD ADOLESCENTE Los cambios son importantes, pero hay que poner énfasis en cuando suceden estos cambios: “on time” o “off time” - - Maduración temprana o Chicas: suelen juntarse con gente mayor que ellas porque su cuerpo es parecido. Problema: a nivel madurativo no encajan, se sienten desplazadas.
o Chicos: hay teorías que afirman que son más populares.
Maduración tardía o Chicas: menos populares y con mejores resultados académicos.
o Chicos: como con el cuerpo no pueden demostrar su hombría, intentan hacerlo realizando conductas de riesgo.
Consecuencias:  Conductas sexuales  Bullying  Problemas académicos  Consumo de drogas  Aspectos internalizantes  Aspectos externalizantes b. MODELO TRIPARTIDO DE LA INFLUENCIA EN LA IMAGEN CORPORAL ¿Cómo afecta el entorno a los cambios? - - Grupo de iguales (peer group): la aceptación social es muy importante para cualquier adolescente. Intentan ser uno mismo por la vía de ser idénticos al otro.
Familia: o El adolescente lucha contra el espejo que son sus padres, no quiere parecerse a ellos. Busca diferenciarse.
o Los padres son modelos: la dieta, como se visten, los valores que le dan a su cuerpo… influyen mucho en cómo se verá el adolescente.
o Los padres son mensajeros: lo que dicen sobre el cuerpo del adolescente tiene mucha influencia.
Medios de comunicación.
5. IDENTIDAD LABORAL La identidad también recoge expectativas de futuro. Para conseguir una identidad profesional es necesario: - Conocer las propias capacidades e intereses.
Tener en cuenta las informaciones que provienen de diferentes ámbitos.
Familiarizarse con lo que exige un determinado trabajo.
Ser capaz de tomar decisiones difíciles y escoger entre diferentes profesiones.
- La etapa de crecimiento duraría hasta los 16, coincidiendo con la edad de finalización de los estudios obligatorios.
La etapa de conseguir establecerse se alarga hasta los 30.
Super en los años 50 describió unas etapas que proporcionan un marco de referencia en la búsqueda de la identidad laboral. No obstante, hay que tener en cuenta unos retoques cuando se ajustan a la actualidad: - Las etapas son: - - Etapa de crecimiento (desde el nacimiento hasta los 14 años): los niños practican juegos que pueden influenciar en su decisión profesional futura.
Etapa de exploración o elección vocacional (17 – 24/30) los adolescentes realizan las primeras elecciones vocacionales. Al final de la etapa ya se ha identificado la carrera y se ha empezado a trabajar en ella. Tres períodos: o Periodo de fantasía donde lo que el adolescente quiere como profesión no tiene relación con la realidad.
o Se busca un ajustamiento entre las capacidades de la persona para realizar determinados trabajos y la consiguiente elección.
o Periodo de realismo, donde el trabajo se enfoca como una construcción de valores por la cual se consiguen unos determinados objetivos personales.
Etapa de establecerse (25/31 – 44): el individuo se vuelve estable en una posición permanente en el campo escogido.
Etapa del mantenimiento (45 - 64): época de esfuerzo para mantener el estatus y el prestigio conseguido.
Etapa de declinación (des de los 65): época de declivio que afecta al mundo laboral. La jubilación.
6. CONSTRUCCIÓN DE UN SISTEMA DE VALORES Los valores son estructuras de creencias vinculadas a objetos o situaciones que sirven de guía a la acción, con una estabilidad y una continuidad. El sistema de valores es un elemento fundamental de la personalidad.
Según Regnier, el sujeto afirma lo que es a partir de lo que cree y lo que desea.
En la adolescencia se adopta el sistema de valores, que presidirá actuaciones para el resto de la vida. El adolescente examina a fondo la sociedad, busca encontrar discrepancias entre lo que pregona y lo que practica. Es probable que no exista otra etapa donde se plantee una revisión tan profunda del contexto social.
Para llegar al sistema de valores se tiene que haber llegado al pensamiento abstracto, al pensamiento formal.
En una investigación en Francia se presentaban unos enunciados a unos adolescentes que contenían valores terminales (finalidades idealizadas que marcan formas de orientar la vida personal – amistad), valores instrumentales (formas de conducta idealizadas – ser comprensivo) y valores en relación con la sociedad que tenían que aplicar a sí mismo o a otros significativos.
Factores que integran el sistema de valores: - Solidaridad: el individuo se siente ligado y responsable de la situación de los otros. Valores: cooperación internacional, dignidad humana, igualdad, justicia social, paz, respeto de la moral, generosidad, tolerancia y vocación de servicio.
Seguridad: valores encaminados a la adecuación a reglas que mantienen el equilibrio social y la propia existencia. Valores: reflexividad, lógica, formarse a sí mismo, eficacia, educación, honestidad, estabilidad social y autoprotección.
Consecución: autorealización. Valores: conocimiento de sí mismo, progreso personal, relaciones de poderautoridad, vía apasionante, realización personal, ambición, determinación, ser ganador.
Hedonismo: conseguir satisfacción. Valores: amor, soporte personal, placer sin preocupación, vida sin necesidades perentorias, vida social activa, comprensión, cariño y pulidez.
Aspectos importantes de los valores atribuidos a personas significativas: - Características del propio sujeto Estatus de las personas significativas Cualidad de las relaciones que se mantienen - Vanguardistas: funcionan como animadores i promotores del cambio social y cultural.
Marginales: se sitúan fuera de la corriente social dominante.
Pragmáticos: se orientan hacia la integración de la sociedad mediante valores como la responsabilidad, productividad, consecución, la amistad y la familia.
En función de los valores asumidos, hay tres tipos de adolescentes: ...