Dosier de lecturas resumidas (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Maestro en Educación Primaria - 1º curso
Asignatura Lengua castellana oral y escrita
Año del apunte 2014
Páginas 25
Fecha de subida 23/03/2015
Descargas 25
Subido por

Descripción

están resumidas todas las lecturas del dosier para leer.

Vista previa del texto

Variedades sociales y estilísticas del español Se llama sociolecto al conjunto de características lingüísticas que permiten identificar a un grupo social. Es un tipo de variedad sociolingüística. Los sociolectos altos son aquellos que conforman la lengua culta, los sociolectos medios y bajos conforman la lengua popular.
La lengua culta está formada por los rasgos lingüísticos que caracterizan el habla de las personas más cultas. Es un modelo lingüístico de mayor prestigio en la enseñanza de la lengua.
La lengua popular es un nivel complementario al nivel culto, hay muchos elementos compartidos entre lo culto y lo popular. Es característica de los estratos socioculturales medios y bajos.
A diferencia de la lengua popular, que se encuentra entre lo correcto, encontramos la lengua vulgar, que no está dentro de lo admitido, rompen la normal social institucionalizada y la norma lingüística.
La jerga es un conjunto de caracteres lingüísticos específicos de un grupo de hablantes dedicados a una actividad determinada, como por ejemplo, para hacer referencia a los vocablos característicos de cada gremio (jerga médica, jurídica…); también hay jergas que caracterizan a un grupo social según la actividad que realice (estudiantes, deportistas…); o también puede entenderse como un conjunto de rasgos lingüísticos artificiosos utilizados con una intención críptica o esotérica (lenguas secretas para realizar actividades ilegales).
Qué es el Diccionario panhispánico de dudas Propósito: el DPD sirve de instrumento eficaz para mejorar el conocimiento y dominio de la lengua española. Da respuesta a las dudas más habituales que plantea el uso del español en cada uno de los planos que pueden distinguirse en el análisis de los elementos lingüísticos: FONOGRÁFICO (resuelve dudas sobre pronunciación y sobre grafías, acentuación y puntuación); MORFOLÓGICO (plurales, femeninos y formas derivadas y formas de conjugación); SINTÁCTICO (aclarar dudas sobre construcción y régimen, concordancia, forma y uso de locuciones) LEXICOSEMÁNTICO (se examinan y corrigen impropiedades léxicas y se orienta sobre el uso de neologismos y extranjerismos).
Destinatarios: se dirige tanto a quienes buscan resolver con rapidez una duda concreta como a quienes desean conocer los argumentos que sostienen esas recomendaciones.
Carácter normativo: es un diccionario normativo ya que sus juicios y recomendaciones están basados en la norma que regula hoy el uso correcto de la lengua española. La norma es el conjunto de preferencias lingüísticas vigentes en una comunidad de hablantes y surge del uso comúnmente aceptado y se impone a él porque asegura la existencia de un código compartido que preserva la eficacia de la lengua como instrumento de comunicación.
La norma culta: el español no es idéntico en todos os lugares en que se habla. Las divergencias dependen del modo de expresión (oral o escrito), de la situación comunicativa (formal o informal) y del nivel sociocultural de los hablantes. El español constituye normas diversas que comparten una base común: la que se manifiesta en la expresión culta de nivel formal, homogénea en todo el ámbito hispánico. Por ello la expresión culta formal es la que constituye el español estándar y la que configura la norma.
Respuestas matizadas: muchos modos de expresión que no son aceptables en la comunicación formal, sea escrita u oral, son normales en la conversación coloquial.
Hay formas de expresión claramente desprestigiadas por considerarse propias del habla de personas de escasa instrucción. Por eso, el DPD evita el uso de los calificativos correcto o incorrecto y utiliza expresiones matizadas como “No es normal hoy y debe evitarse”. Los juicios normativos admiten una amplia gradación, que va desde la censura de lo incorrecto por ser fruto del error, hasta la recomendación de lo que es preferible por estar de acuerdo con el uso mayoritario de los hablantes cultos de hoy.
Tratamiento de las variedades lingüísticas: por la misma razón, se reconocen las divergencias entre la norma española y americana considerando en pie de igualdad los diferentes usos regionales a condición de que estén generalizados entre los hablantes cultos de su área y no supongan una ruptura del sistema de la lengua que ponga en riesgo su unidad. Hay variaciones determinadas por el modo de expresión, la situación comunicativa y el nivel sociocultural de los hablantes.
Tratamiento de los extranjerismos: es importante que su incorporación responda a nuevas necesidades expresivas acomodándolos a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español. Existen unos criterios generales: 1. Extranjerismos superfluos o innecesarios: son aquellos para los que existen equivalentes españoles con plena vitalidad.
2. Extranjerismos necesarios o muy extendidos: son aquellos para los que no existen términos españoles equivalentes. Se aplican dos criterios según los casos: 2.1 Mantenimiento de la grafía y la pronunciación originarias: se trata de extranjerismos asentados en el uso internacional en su forma original como ballet. En este caso se advierte de su condición de extranjerismos crudos y de la obligación de escribirlos en cursiva o comillas para señalar su carácter ajeno a la ortografía del español.
2.2 Adaptación de la pronunciación o de la grafía originarias: se propone adaptaciones cuyo objeto es preservar el alto grado de cohesión entre forma gráfica y pronunciación característico de la lengua española. Esta adaptación se ha hecho por dos vías: a) Mantenimiento de la grafía original, pero con pronunciación a la española y acentuación gráfica según las reglas del español. Se consideran ya incorporadas al léxico del español y, por tanto, su lema aparece escrito en letra redonda y no en cursiva como corresponde a los extranjerismos crudos.
b) Mantenimiento de la pronunciación original, pero adaptando la forma extranjera al sistema gráfico del español.
Tratamiento de los topónimos: se ofrece orientación sobre la forma gráfica más adecuada en español de los topónimos y gentilicios cuyo uso actual presenta vacilaciones. Hay diferentes criterios: transcripción y adaptación de acuerdo con las normas ortográficas del español; aceptación de grafías no adaptadas o semiadaptadas, pero asentadas en el uso; y reconocimiento de los cambios de denominación oficial, sin renunciar a las formas tradicionales vigentes.
1. Topónimos con forma tradicional vigente en español que aparecen con cierta frecuencia en medios de comunicación con nombres o grafías propios de otras lenguas.
2. Topónimos que carecen de forma adaptada al español y se emplean tradicionalmente con la grafía propia de la lengua local o con la grafía correspondiente a una lengua puente.
3. Topónimos cuya forma tradicional en español ha caído en desuso en favor de la forma local.
4. Topónimos con cambio de denominación oficial en favor de la forma local, pero que cuentan con una forma tradicional española vigente.
5. Topónimos que se emplean a menudo con grafías que responden a la representación en otras lenguas del nombre local, perteneciente este, a lenguas que utilizan alfabetos no latinos o que carecen de escritura.
6. En el caso de topónimos pertenecientes a lenguas que utilizan alfabetos no latinos, se recomienda la forma gráfica que resulta de aplicar las normas de transliteración de esos alfabetos al español y se reconocen otras grafías asentadas.
De la competencia comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje El término “competencia comunicativa” fue introducido por Hymes a mediados de los años 60. En el campo de la pedagogía este interés general en el lenguaje como comunicación es visto como una prometedora desviación de la consideración más limitada y todavía popular del lenguaje como gramática.
En un trabajo reciente de Canale y Swain, las cuestiones mencionadas eran tratadas desde una posición teórica. Nuestros propósitos eran: a) examinar con cuidado los supuestos, contenido, situación empírica e implicaciones pedagógicas de las teorías actuales de la competencia comunicativa; b) proporcionar para este concepto un marco teórico que fuera explícito, adecuado y justificable; y c) explorar las implicaciones de este marco teórico en la investigación posterior y en la enseñanza y evaluación de programas generales de segunda lengua en los niveles iniciales del estudio de las lenguas segundas.
1.1 La naturaleza de la comunicación - Es una forma de interacción social.
- Implica un alto grado de impredictibilidad y creatividad en forma y contenido.
- Tiene lugar en contextos discursivos y socioculturales que rigen el uso apropiado de la lengua.
- Se realiza bajo limitaciones psicológicas o otras como fatiga, memoria....
- Siempre tiene un propósito.
- Implica un lenguaje auténtico, opuesto al lenguaje inventado de los libros de texto.
- Se juzga que se realiza con éxito o no sobre los resultados concretos.
La comunicación es entendida como el intercambio y negociación de información entre al menos dos individuos por medio del uso de símbolos verbales y no verbales, de modos orales y escritos/visuales y de procesos de producción y comprensión.
1.2 Competencia comunicativa y comunicación real La competencia comunicativa es entendida como los sistemas subyacentes de conocimiento y habilidad requeridos para la comunicación.
La comunicación real es la realización de tales conocimientos y habilidades bajo limitaciones psicológicas y ambientales como restricciones perceptuales y de memoria, fatiga, nerviosismo, distracciones y ruido de fondo.
La competencia comunicativa es una parte esencial de la comunicación real pero que es reflejada por ésta solo indirectamente, y en ocasiones imperfectamente. A su vez, se refiere tanto al conocimiento como a la habilidad para utilizar este conocimiento cuando se participa en una comunicación real. El conocimiento hace referencia a lo que uno sabe sobre el lenguaje y sobre otros aspectos del uso comunicativo del lenguaje; la habilidad hace referencia a lo bien o mal que se utiliza este conocimiento en la comunicación real.
1.3 Componentes de la competencia comunicativa Competencia gramatical. Esta competencia está relacionada con el dominio del código lingüístico (verbal o no verbal). Se incluyen las características y reglas del lenguaje como el vocabulario, la formación de palabras y frases, la pronunciación, la ortografía y la semántica. Se centra en el conocimiento y la habilidad requeridos para emprender y expresar adecuadamente el sentido literal de las expresiones; como tal, la competencia gramatical será una preocupación importante para programas de segundas lenguas.
Competencia sociolingüística. Hace referencia al primer grupo de reglas. Incluye las reglas socioculturales. Se ocupa de en qué medida las expresiones son producidas y entendidas adecuadamente en diferentes contextos sociolingüísticos dependiendo de factores contextuales como la situación de los participantes, los propósitos de la interacción y las normas y convenciones de la interacción. La adecuación de los enunciados está relacionada con la adecuación del significado y la adecuación de la forma. La adecuación del significado tiene que ver con el alcance hasta el cual funciones comunicativas determinadas e ideas son juzgadas como características de una situación dada.
Competencia discursiva. Está relacionada con el modo que se combinan formas gramaticales y significados para lograr un texto trabado hablado o escrito en diferentes géneros. (Por género se entiende tipo de texto). La unidad de un texto se alcanza por medio de la cohesión en la forma y la coherencia en el significado. La cohesión implica el modo en que las frases se unen estructuralmente y facilita la interpretación de un texto. La coherencia hace referencia a las relaciones entre los diferentes significados en un texto, donde estos significados pueden ser significados literales, funciones comunicativas y actitudes.
Competencia estratégica. Se compone del dominio de las estrategias de comunicación verbal y no verbal que pueden utilizarse por dos razones principalmente: a) compensar fallos de la comunicación debidos a condiciones limitadoras en la comunicación real(ej: incapacidad momentánea para recordar una idea) b) favorecer la efectividad de la comunicación(ej: hablar de forma lenta y baja).
EL ESPAÑOL DE AMÉRICA EN CONTACTO CON OTRAS LENGUAS El inglés y el español en EEUU El bilingüismo español-inglés se ha convertido en uno de los temas más controvertidos de la sociolingüística contemporánea.
Total de hablantes nativos según el censo nacional de 2000 → 32,8 millones (12% de la población).
 Hispanos en EEUU: 59% Mexicanos; 10% puertorriqueños; 3,5% cubanos; 2,2% dominicanos; 1,9% salvadoreños; 1,3% colombianos; 1,1% guatemaltecos.
En las grandes ciudades como Nueva York la mayoría de los hispanohablantes vive en barrios étnicos donde predominan vecinos del mismo país de origen, por lo tanto, no se ha llegado a formar un dialecto “estadounidense” del español.
El Spanglish es tan variado como sus comunidades de hablantes.
La cifra de los hispanohablantes en EEUU está en aumento y esto provocará un impacto sociolingüístico y económico en el futuro cercano.
En las ciudades grandes donde destaca la lengua española, el empleo español ocurre entre los inmigrantes nacidos fuera de EEUU, disminuyendo drásticamente en las generaciones siguientes, o en los hijos de matrimonios mixtos.
Influencia de la lengua inglesa sobre el español en EEUU    Hispanohablantes recién llegados a EEUU  monolingües, sin influencia léxica del inglés.
Hispanohablantes bilingües nacidos en EEUU  Inglés lengua nativa, Español lengua del hogar. En el discurso espontáneo hay intercalación de las dos lenguas: Cambio de código.
Personas de ascendencia hispana  Competencia lingüística desequilibrada. Se les llama hablantes vestigiales o de transición.
Historia del ‘Spanglish’     Aparece durante el siglo XX La lengua española fue la primera lengua europea hablada tanto en Latinoamérica como en EEUU.
Los españoles impusieron su cultura y su lengua a las civilizaciones ameroindias y después a los africanos mediante métodos de esclavización.
Los hispanohablantes de latinoamérica, emigraron de forma masiva hacia Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. CONSECUENCIA  Aumentó el español y su cultura en EEUU.
Por lo tanto podemos decir que: el spanglish es el reflejo de las duras condiciones sociales de estos emigrantes; refleja a la perfección su lucha por superar todos los obstáculos que se iban encontrando al intentar integrarse en la sociedad estadounidense.
 Existencia: Refleja el bilingüismo anglo-hispano. Surgió por primera vez escrito en el 1950.
Manifestaciones lingüísticas del ‘Spanglish’      Prestamos del inglés en el español. (córner, estándar) Empleo de calcos sintácticos de modismo y circunlocuciones inglesas en español. (está corriendo para alcalde) Cambios de código frecuentes.
La desviación del español gramatical entre “vestigiales” (eliminación de las preposiciones, problemas con los artículos, etc.) Estadounidenses que no provienen de familias hispanas per que aprenden la lengua inglesa para el uso personal o profesional.
Caracterización del Spanglish Da una oportunidad de comunicarse en dos idiomas al mismo tiempo y a la vez de tener un sentido de pertenencia a dos culturas.
Su función es claramente comunicadora y se ha dado por la existencia de una carencia de vocabulario en alguna de las dos partes que forman un diálogo, motivo por el cual es necesario adaptar las palabras conocidas al esquema en el que se requiere expresar una idea.
Tiene pocas reglas y muchas variaciones, constituyéndose en un paseo sin esfuerzo entre los dos idiomas. Las frases y oraciones vienen y van prácticamente de manera inconsciente cuando la intuición de quien lo habla va allegándose de las mejores expresiones para expresar la idea que tiene en mente, pudiendo inclusive crear nuevas palabras.
Hay 2 enfoques del spanglish con muchas variedades:  Puede consistir en la combinación de palabras correctas ya sea en español o en inglés: dos idiomas se unen and they both win something (dos idiomas se unen y ambos ganan algo).
 El creado por los inmigrantes para sobrevivir y consiste en que las palabras en inglés se "tomen prestadas" para cambiarlas y pronunciarlas en una forma de español: to hang out a hanguear. Así, se hacen palabras de forma incorrecta.
Acerca de su uso:  Mayoría: se utiliza cuando una persona no puede expresarse en un idioma extranjero, por ejemplo un inmigrante recién llegado a un país, por lo cual lo combina con su idioma madre para compensar su deficiencia.
 Por diversión, ya que está lleno de adaptaciones disparatadas del inglés.
 Cuando se desea expresar solidaridad con un grupo social particular  Cuando se busca demostrar cierta actitud hacia quien lo escucha  Cuando se quiere excluir a otros que no hablan ni entienden el idioma usado en una conversación.
Ha dejado de ser un fenómeno únicamente oral para convertirse también en un movimiento literario. Esto está permitiendo su consolidación y, de alguna manera, cierta legitimación.
Su expansión a otros países se ha dado por la influencia de los medios masivos, de la música, y del intercambio cultural que se produce gracias a los avances tecnológicos. Algunos factores: escritores, raperos, locutores de radio y televisión, periodistas, poetas, "cibernautas", etc.
En Estados Unidos, los jóvenes que luchan con orgullo por su identidad como miembros de minorías culturales, utilizan más el spanglish como jerga, pero los adultos lo han ido aceptando.
Aunque es más hablado por las clases bajas y medias, poco a poco se expande a pasos agigantados.
Su popularidad ha crecido, y lo que en un momento fue una moda, una forma de expresión casi contracultural, ahora es, para muchos, una necesidad. En Nueva York, se ha convertido en la forma de comunicación oral más utilizada después del inglés y del español.
LA CORRECCIÓN GRAMATICAL La gramática es el conjunto de reglas que nos enseñan en las escuelas con el propósito que escribamos de acuerdo con ciertos criterios aceptados por la comunidad.
Encontramos: -Gramática prescriptiva. Se centra en la idea de lo correcto. Intenta regular nuestra conducta lingüística. Esta se ocupa de normas muy variadas tanto del código oral como escrito (normas de pronunciación, puntuación, vocabulario...).
-Gramática descriptiva. Se enseña en primaria con el fin que los estudiantes aprendan a analizar su lengua y reflexionar sobre ella. Además, describe las estructuras de una lengua (las estructuras fónicas, las estructuras de las palabras y las estructuras de las combinaciones posibles de las palabras entre sí). Su objetivo es lograr la descripción de las regularidades sistemáticas que caracterizan a una lengua, tratando de identificar lo regular y estable.
Relacionado con la norma, debemos plantearnos qué es incorrecto y qué es agramatical.
Incorrecto → Atenta contra la norma del español. Ej: Luis y Irma (Luis e Irma).
Agramatical → No corresponde con ninguna regla de la gramática española u otra lengua. Ej: La flor rechoncho (la flor rechoncha).
Diversidad → No hay dos personas que hablen exactamente igual el español. Todos empleamos distintas variedades de una lengua. Por lo tanto, la existencia de una “variedad estándar” no existe, ya que cada comunidad hispánica tiene sus normas.
Debemos destacar otras GRAMÁTICAS: -Gramática mental. Es aquella gramática que ya sabemos, por lo tanto, son el conjunto de reglas que NO nos enseñan, que se van formando en nuestra mente en los primeros años de nuestra vida y nos permiten hablar y entender la lengua. Forman parte de un conocimiento inconsciente.
-Gramática universal. Aptitud innata para aplicar principios gramaticales y emplear sistemáticamente los datos lingüísticos disponibles para llegar a construir en los primeros años de vida, una gramática mental. Esta gramática la ponemos en práctica de manera inconsciente.
Diferenciamos dos tipos de reglas: -Las que debemos aprender como ortografía, formación de algunos plurales, adaptación de palabras extranjeras, reglas sintácticas, pronombres relativos...
-Las que ya sabemos cómo la regla de concordancia de género entre el nombre y el adjetivo.
“ÁREAS GEOLECTALES DEL ESPAÑOL” HECHOS DECISIVOS EN LA CONFIGURACIÓN DE LA LENGUA EN TODAS SUS VARIEDADES -El primero de ellos: España y América comparten rasgos comunes “del español general” y hechos lingüísticos variables. Esto ocurre sobre todo en el terreno de variación fonético-fonológica y gramatical. Es natural que en existan usos no coincidentes. Se dan en el léxico y dentro de él, en el “léxico nomenclador” aunque también gramaticalmente, destaca el voseo-solamente en América.
-Un segundo hecho relevante: Ni España ni América son uniformes lingüísticamente.
La distancia, la geografía y la historia explican el porqué. Cabe señalar que ambos continentes muestran una riqueza y una variedad internas evidentes pero no alcanzan el nivel de divergencia de otras lenguas.
-Se ha afirmado con ligereza, que el español de América tiene un aire arcaizante frente al de España, según Lope Blanch. En áreas americanas no tienen especial relevancia pero sí difieren en usos habituales en el español de España de algunas zonas. Así pues, cada región tiene sus propios arcaísmos.
-Por otro lado, los fenómenos lingüísticos son percibidos de manera distinta en cada región y despiertan actitudes dispares, según sus estereotipos llegando a ser auténticos marcas de grupo.
+Arcaísmo: Elementos lingüísticos anticuados en relación con un momento histórico determinado. Ejemplo: pollera “falda”, canilla “grifo”, escobilla “cepillo” y voseo.
En el plano de los hechos de la lengua, el mundo hispanohablante no es homogéneo y, por tanto, debe reconocerse la existencia de ÁREAS GEOLECTALES.
La zonificación más diáfana y general del español es la que separa las regiones lingüísticamente conservadoras de las innovadoras, refiriéndonos a zonas que se encuentran tanto en España como en América en otros lugares: - Conservadoras: Castilla, México, Región andina o el interior de Colombia.
- Innovadoras: Andalucía y Canarias, Las Antillas o las costas de Sudamérica.
+El conservadurismo lingüístico: Consiste en mantener o conservar elementos lingüísticos que en las zonas innovadoras evolucionan o se pierden.
Se distinguen cinco áreas generales en América: caribeña, mexicana y centroamericana, andina, rioplatense y del Chaco y un área chilena; y tres en España: castellana, canaria y andaluza.
Estas ocho áreas tienen numerosísimos elementos en común pero en ellas se localizan rasgos diferenciadores. Estos funcionan como características de cada área: ·Español Castellano De Andalucía De Canarias Rasgos comunes: - Fonética-fonología: Yeísmo.
- - Gramática: Tuteo.
Léxico: Usos léxicos españoles: apisonadora “aplanadora”, billete “boleto”, calada “chupada de cigarro” y chándal “sudadera, buzo”.
Fonética-fonología: -Distinción de s y z (distinción entre Rasgos comunes: - Fonética-fonología: Seseo; Aspiración, debilitamiento y pérdida de seseo y ceceo).
consonantes en posición final de sílaba; Pronunciación predorsal de s (roce del -Conservación de consonantes en dorso de la lengua en los alveolos) y Aspiración de j-g.
posición final de sílaba.
- Gramática: Uso de ustedes con valor de segunda persona del plural.
-Pronunciación apicoalveolar de s (roce de la punta de la lengua en los alveolos).
-Pronunciación fricativa sorda de j-g.
Gramática: Fonética-fonología: Fonética-fonología: -Uso de vosotros para segunda -Abertura de -Pronunciación sonorizada y con oclusión prolongada de persona del plural.
vocales finales.
ch.
-Pronunciación fricativa de ch.
Léxico: -Usos léxicos americanos: papa “patata”, guagua “autobús”, cachetes “mejillas”.
-Voces de origen guanche: gánico “vasija de barro”, mago “campesino” ·América Del Caribe De México De Los Andes De La Plata y El y Centroamérica De Chile Chaco Rasgos comunes: -Fonética-fonología: Seseo; Yeísmo.
-Gramática: Uso de ustedes con valor de segunda persona del plural; Posposición de posesivos; Uso de pretérito indefinido por pretérito perfecto; Adverbialización de adjetivos; Uso frecuente de acá y allá, no más, recién; Derivaciones específicas de –oso y –ada (-ista también en México y Centroamérica) y Uso de luego de “después de”.
-Léxico: Usos léxicos americanos (cachetes “mejillas”, egresar “graduarse”, frijol “alubia”); Marinerismos (botar “tirar”, guindar “colgar”, virar “girar”) Rasgos comunes: -Gramática: Diminutivo afectivo en adverbios, gerundios, etc.
Rasgos comunes: -Fonética-fonología: Pronunciación predorsal de s (roce del dorso de la lengua en los alveolos) y Pronunciación en la misma sílaba de tl Rasgos comunes: Rasgos comunes: -Fonética-fonología: Aspiración de j-g.
-Gramática: (+) Rasgos comunes: Rasgos comunes: -Gramática: Tuteo -Fonética-fonología: Asibilación de r múltiple y de tr.
-Léxico: (=) Fonética-fonología: Rasgos comunes: Fonética-fonología: -Alargamiento -Fonética-fonología: Debilitamiento y -(*).
vocálico.
pérdida de vocales átonas.
-Zonas de distinción -Aspiración, de [ll] y [y].
debilitamiento y -Debilitamiento y pérdida de pérdida de oclusivas consonantes en sonoras entre posición final de vocales.
sílaba.
-Nasalización de vocales en contacto con nasal final; también con pérdida de la nasal.
-Pronunciación [l] de –r.
-Debilitamiento y asimilación de –r.
-Velarización de nasal final de sílaba.
Gramática: Fonética-fonología: Fonética-fonología: Gramática: -Uso expreso de -Conservación de -Debilitamiento de -Voseo.
pronombres personal consonantes oclusivas consonantes en -Desinencias sujeto.
sonoras entre vocales posición final de verbales: tomo, -Diminutivo con –ic- (- (*).
sílaba tomás, tomá… ).
-Articulación plena y -Debilitamiento y -Diminutivo: la tensa de grupos entre pérdida de manito.
vocales.
consonantes -Uso de pronombre -Debilitamiento y oclusivas sonoras tras verbo en pérdida de oclusivas entre vocales.
interrogativas.
entre vocales.
-Conservación de consonantes oclusivas sonoras.
Fonética-fonología: -Alargamiento de nasal ante palatal.
-Pronunciación adelantada de [k] y [x].
-Palatalización de g.
Léxico: Gramática: Gramática: -Indigenismos de uso -Diminutivo –it. (+) -(-).
americano: ají -Uso de hasta con -Uso de “guindilla”, papaya valor de inicio.
tratamiento de “fruta de países -Imperativo con respeto su merced.
cálidos” (=).
pronombre le -Afronegrismos enclítico.
regionales: bemba “labios gruesos”, chango “especie de mono”, malambo ”clase de machete”.
Léxico: -Indigenismos regionales (náhuatl): cuate “mellizo”, elote “maíz verde”, pulque “vino del agave”.
VARIACIÓN LÉXICA El léxico español ofrece una variedad y un reparto geográfico digno de tenerse en cuenta.
Fenómenos: 1.
Es frecuente que las formas más características de España se den también en América; no es tan frecuente lo contrario.
2.
Muchos objetos o conceptos reciben denominaciones muy variadas dentro de una misma ciudad.
3.
Existen áreas de afinidades léxicas que se manifiestan de forma discontinua. Esto significa que los usos léxicos hispánicos, como los fonéticos y los gramaticales, no están totalmente compartimentados geográficamente, sino trabados y entrelazados, dificultando la fragmentación.
El español americano La base lingüística del actual español americano está en el preclásico (español que se hablaba y escribía a finales del siglo XV, pero la colonización de los territorios americanos fue a lo largo del siglo XVI, así pues, la base lingüística del español americano está más en el siglo XVI que en el siglo XV, a parte no hay, en el actual español de América, rasgos lingüísticos propios del siglo XV.
El español americano está basado en la lengua popular y vulgar, ya que los conquistadores eran personas culturalmente inferiores.
Siempre ha habido curiosidad por saber si el español americano tiene algún parecido con alguna variedad particular del español europeo, la respuesta es que sí, con el andaluz y el Español meridional (seseo, aspiración o pérdida de –s implosiva, confusión de –r y –l, etc.).
Hay rasgos que son propios de todo el continente (seseo y la ausencia del pronombre vosotros), pero otros solo son propios de algunas regiones. La explicación a esto debe buscarse en la historia. Desde finales del siglo XV hasta el XVII, hubo un evidente predominio de pobladores andaluces, pero hubo algunas zonas que esta población andaluza fue aún más abundante, estas zonas son las que, actualmente, tienen más evidencias del andaluz. En México y Lima, sin embargo, predominó el madrileño.
Los europeos y los americanos tuvieron la absoluta necesidad de comunicarse, esto provocó que algunas lenguas precolombinas entrasen en contacto con el español y que, hoy en día, están presentes en el español general. En el español general, las lenguas indoamericanas solo influyeron en el nivel léxico más superficial, algunas voces aparecen en el Diario de Colón (canoa, hamaca, caníbal…) y otras van apareciendo en la literatura española de los siglos XVI y XVII (tabaco, loro, cacahuete…).
Hay distintas lenguas indígenas: - ARAHUACO  Antillas. Ej: guayaba, maíz, tabaco, iguana… NÁHUATL  México. Ej: aguacate, cacahuete, cacao, coyote… QUÉCHUA  Incas. Ej: oca, llama, puma… GUARANÍ Jesuitas. Ej: jacarandá, agutí, cuatí, micuré… ARAUCANO Chile. Ej: canchalagua, macha, quique… LA UNIDAD Y DIVERSIDAD DEL ESPAÑOL Hubo quien quiso ver en la evolución del español americano un fenómeno semejante a lo que le pasó al latín vulgar, esta lengua se fragmentó en otras (español, francés, italiano…), así también el español americano se fragmentó en diversas lenguas (mexicano, peruano, chileno…).
Se afirma que en América hay una unidad cultural básica, una misma lengua, que conserva prácticamente uniforme el sistema fonológico y morfosintáctico. Existen alteraciones en el inventario y distribución de los fonemas, pero estas modificaciones no constituyen una seria amenaza para la unidad estructural del español americano.
ALGUNOS RASGOS FONÉTICOS Ni que haya innumerables variaciones de pronunciación, esto nunca llega a impedir la intercomprensión entre los hispanohablantes.
- Distribución geográfica de consonantes fuertes y débiles, en algunas zonas su pronunciación es fuerte y en otras es débil.
Pronunciación de -s implosiva (cuando cierra sílaba), se aspira o se pierde. Ej: pehcá- pescar.
La letra j se debilita. Ej: hamáh- jamás Las consonantes líquidas (-r y –l) suelen confundirse. Ej: velde – verde; arto- alto.
La –r o la –l pueden llegar a perderse. Ej: comé- comer; papé- papel.
En algunas regiones se conserva el fonema palatal lateral (-ll).
Yeísmo, la y y la ll se confunden en y.
PUNTOS DE GRAMÁTICA - En América no existe la segunda persona del plural (vosotros, as) se emplea la forma ustedes. En algunas zonas andaluzas tampoco se emplea vosotros.
En América no existe el leísmo (empleo del pronombre dativo (le) por el acusativo (lo o la).
Allí tampoco existe el laísmo (empleo del pronombre acusativo femenino (la) en lugar del dativo (le).
También inusual en América el loísmo (empleo del acusativo masculino (lo) por el dativo (le).
Existe un fenómeno llamado voseo, empleo del pronombre vos en lugar de tú.
LÉXICO El léxico americano tiene un carácter arcaico, es decir, tiene un carácter anticuado. Muchos vocablos que pertenecen al español hablado y escrito en los siglos XVI y XVII han desaparecido del español peninsular y, por lo contrario, siguen vivos en el habla de los hispanohablantes americanos. Sin embargo, no pueden recibir el calificativo de arcaísmos, pues obviamente no puede llamarse anticuada una voz que sigue siendo empleada por una mayoría de hablantes, así pues son arcaísmos relativos pero no arcaísmos absolutos.
LENGUA Y DIALECTO En pluralidad, nadie habla una lengua; todos hablamos variedades lingüística. La diferencia que se concibe entre lengua y dialecto es política más que lingüística. Desde el punto de vista estrictamente lingüístico, no hay lengua sino un conjunto de variedades lingüísticas estrechamente emparentadas y confinadas a un determinado territorio. Para hablar de una diferencia entre lengua y dialecto hay que recurrir a factores extralingüísticos.
La lengua estandarizada nunca pierde las señas de identidad de la variedad de la que procede por muchas influencias que haya podido experimentar al ampliar su territorio original.
El hecho de que se produzca un proceso de estandarización de una variedad determinada no se debe en modo alguno a que ese dialecto sea superior o más excelso que los otros, sino a una serie de procesos extralingüísticos que tienen que ver con el dominio que un determinado grupo social, político, cultural o económico ejerce sobre otros grupos.
No existe ninguna lengua que tenga una homogeneidad total en cuanto a las formas de habla.
Cuanto más amplio es el ámbito geográfico en el que se usa la lengua, más variedades locales hay.
Llamamos lengua a lo que tienen en común esas variedades, pero es una abstracción. La existencia de una lengua estándar no elimina las variedades, ya que lo que tenemos es un conjunto de variedades y después una lengua propiamente dicha.
El dialecto es mucho más concreto que la lengua y aunque es también una abstracción, es algo que está mucho más cerca de lo que es el uso real de las lenguas.
Los dialectos y las lenguas de minoría étnicas se consideran pobres y crudas, muy poco aptas para organizar el mundo, por contras, la lengua estándar se considera comúnmente como un instrumento rico, preciso racional, organizado y organizador.
El origen del menosprecio es social y tiene que ver con el uso con fines políticos de una lengua estándar basada en una determinada variedad. A las élites les interesa promover su variedad lingüística como único modelo correcto para despertar la “veneración de las masas”, y para legitimar los manifiestos del estado, la iglesia y otras instituciones. El modelo preferido por las élites suele ser adoptado por las escuelas para promover la aceptación del público.
La idea de que hay solo una variedad correcta es falsa ya que, como se ha dicho antes, la lengua es una abstracción hecha a partir de los rasgos comunes entre diversas variedades.
Para establecer lo que se llama una lengua estándar se recogen elementos diferentes de cada dialecto. La variedad es inseparable de las lenguas humanas y su misma esencia está en esa variedad (las lenguas muertas escapan de dicha variedad porque no se adoptan como medio de comunicación).
La lengua estándar es una variedad entre otras que, por razones sociológicas, ha adquirido un prestigio y un desarrollo que lo hace preferible o deseable en una comunidad lingüística. Más que una lengua estándar, lo que existe es una ideología de la estandarización lingüística.
La lengua que encontramos en los libros de texto y que el profesor habla en clase nuca la encontraremos porque no es real: cada país, cada región, cada ciudad, tiene su propia variedad con sus peculiaridades; una de ellas son más parecidas a la lengua estándar que hemos aprendido y otras que menos. Tenemos que adaptarnos en cada caso al uso local.
Todos hablamos dialectos. Nadie habla la lengua española.
Cualquier variedad lingüística puede dar origen a una lengua estándar si la comunidad que quiere desarrollarla e impulsarla.
Al hablar de superioridad de la lengua común estandarizada sobre las demás ideologías sobre las demás variedades, estamos ante una postura claramente ideológica y que la lengua ideal y ejemplar lo es por cuestiones políticas y no gramaticales.
Estas idealizaciones nunca deben hacernos olvidar que estas lenguas ideales no son entidades reales y que no definen ningún nivel de la lengua real superior: Es falso considerar el lenguaje como una entidad ideal que evoluciona independientemente de los hombres y persigue sus fines propios.
Nuca debería utilizarse una pura abstracción realizada con fines de descripción científica para justificar un tipo de norma establecida e impuesta a través de los mecanismos extralingüísticos que mediatizan las relaciones de dominios en una sociedad . La lengua estándar nunca debería identificarse con el concepto de lengua abstracta que utilizan los lingüistas y gramáticos para darle una responsabilidad y objetividad científicas que no tienen en modo alguno.
Bajo la noción de una descripción puramente objetiva de la lengua, que se adopta en gran parte de la lingüística teórica actual, existe un claro sustrato ideológico del que conviene ser consciente.
El hecho de que la lengua estándar exista como objeto descrito en los libros de gramática produce la idea de que es, de alguna manera, la lengua “verdadera” y “legítima”, y que las otras variedades son versiones degeneradas y corruptas de ellas.
Incluso desde el punto de teórico, se puede captar también algún compromiso ideológico. Cuando se idealiza una descripción lingüística y se habla, de un oyente-hablante ideal localizado en una comunidad lingüística homogénea y a continuación se estudia únicamente una determinada variedad lingüística se está privilegiando una variedad entre otras ( esto tiene un fundamento ideológico).
La actividad de los gramáticos pasa así al servicio del mantenimiento y valoración de una variedad concreta que se privilegia sobre las demás.
La idea de que las variedades lingüísticas que no se adecuan a la lengua estándar son peores, se ha utilizado muchos veces para justificar el racismo. ¿Cómo se pueden evitar estos usos racistas del concepto de lengua estándar? Insistiendo en que la lengua estándar es una variedad tan perfecta o imperfecta como cualquier otra. Cualquier variedad lingüística puede dar pie a una lengua estándar.
Las lenguas artificiales se pueden fijar, idealizar y todo lo que se quiera, pero las lenguas reales se dejan dominar fácilmente y se atienen a sus propias reglas de juego y no a las que les quieren imponer quienes desean que su variedad denigre a las otras.
No lengua estándar no es mala ni buena en sí. Una comunidad lingüística en la que hay diversas variedades idiomáticas pueden tener la necesidad de crear un estándar si la situación en que se encuentra pudiera poner en peligro su supervivencia. Ese estándar no es más auténtico que las variedades que pertenecen al conjunto de hablas que se dan dentro de la comunidad que lo adopta.
LA LENGUA ESPAÑOLA EN CONTACTO CON LA LENGUA CATALANA. (M. Rosa Vila Pujol).
El español de Barcelona y su àrea metropolitana. Usos y actitudes.
El español de las zonas rurales catalanas tiene sus propias características, pero el uso de esta lengua en este ámbito es poco frecuente, si no escaso.
Si la mayor parte de la población catalana y de su actividad socioeconómica se concentra en esta zona, es presumible que en la perspectiva lingüística sea también esta zona la más representativa.
Además en relación con el contacto de lenguas, los emigrantes castellanohablantes que llegaron a Cataluña llegaron a rozar el 50% de la población.
Lo primero que debemos preguntarnos es si la sociedad que vive en Barcelona y su Are Metropolitana ha constituido en algún momento de su historia el bilingüismo social.
En Barcelona las dos lenguas que están en contacto no coexisten en una situación de bilingüismo social, había y hay muchos individuos bilingües, naturales o primarios, que no han recibido ninguna instrucción específica, los secundários, que han aprendido otra lengua mediante la instrucción académica y los receptivos pasivos, que entienden la segunda lengua pero no la hablan ni la escriben.
El bilingüismo en los inicios de la democracia.
En los principios de lo 80 funcionaban 4 criterios para identificar de quién era el catalán: 1- el lugar de nacimiento, 2- los ascendientes, 3- el sentimiento de fidelidad, o la emoción de lealtad a la lengua y 4- el uso de la lengua catalana. Este último criterio se aplicaba al catalán de origen y a aquel que se utilizaba esta lengua como primera. Acabó incorporándose como criterio determinante de la pertenencia al grupo de los catalanohablantes.
La segregación residencial dio lugar a altas concentraciones de imigrantes en ciudades dormitorio, que sin duda reforzarían la solidez de la distinción de identidad étnica entre el grupo catalán y el español.
Muchos catalanes eran bilingües, algunos castellanohablantes l utilizaban, pero muy pocos decían no entenderlo y otros l habían adquirido por decisión propia.
Existían unas normas que regían la elección del uso de la lengua en cada momento: la identidad, el marco de conversación y el tema.
Los catalanohablantes bilingües cambiaban del catalán al español cuando la conversación tenia individuos de procedencia mixta, los catalanes estaban obligados socialmente a alternar las dos lenguas y era norma evitar las conversaciones bilingües.
En los 80 algunos castellanohablantes empezaron el proceso de adquirir el catalán a causa de la necesidad de sentirse integrado como miembro de pleno derecho del grupo catalán.
El bilingüismo en la última década del siglo XX Con la campaña publicitaria sobre la normativización en el 1981, 1982 y 1983, quedaba establecido el marco legal para el uso pleno del catalán de forma cooficial con el español del gobierno.
Progresivamente e existe menos disociación entre el modelo de los usos institucionalizados y oficiales y el de la aceptación individual de la lengua como modelo.
Es evidente que el bilingüismo individual es la característica creciente de la comunidad de habla barcelonesa.
Algunos fenómenos característicos del español de Barcelona y su área metropolitana.
El catalán quedo caracterizado por muchas interferencias con el castellano. Dos fenómenos inciden continuamente sobre las lenguas de contacto en el siglo XX: los cambios o alternancias de lenguas en una misma conversación y los fenómenos de transferencia o interferencia de una lengua en otra.
Estos dos fenómenos comparten que suelen darse en individuos bilingües y en ambos hay huellas de la otra lengua, pero la diferencia reside en el carácter voluntario de los cambios o alternancias de lenguas, frente a la total involuntariedad de las interferencias.
Los cambios de la lengua en la conversación; del catalán al español y viceversa El cambio de la lengua es algo constante. Hay que distinguir entre e cambio de código y la alternancia de código; el cambio de código se produce cuando en medio de una conversación, se deja de utilizar una de las dos lenguas en contacto para utilizar la otra durante un largo fragmento del discurso, es consciente. La alternancia de código constituye un cambio de lengua breve en el seno del turno de un solo hablante. Es un abandono casi inconsciente de la lengua base de la conversación.
La interferencia del catalán en el español barcelonés Constituye una interferencia aquella marca transcódica, tomada directa o indirectamente de la otra lengua, resultado de una largo proceso de cambio lingüístico en el sistema de la lengua receptora a partir de muchos actos individuales del habla. Hay interferencia tan pronto como esa marca transcódica es aceptada como constituyente propio de la lengua receptora por la mayoría de los hablantes de una comunidad, tras un complejo fenómeno de nivelación. Se reconocen dos momentos en la formación de una interferencia: en una primera fase el cambio el cambio ocurre en un momento concreto debido al conocimiento que el emisor tiene de otra lengua, y en segundo lugar la interferencia se hace habitual, porque la adoptan y la adaptan al sistema de la lengua receptora.
La lengua española que se realiza en la región de la Región Metropolitana de Barcelona es una lengua propia de muchos de los habitantes que constituyen su comunidad de habla. En unos individuos lo es como una lengua exclusiva; en otros como una de las dos lenguas que usan habitualmente en la vida cotidiana. La lengua oral favorece el crecimiento del bilingüismo individual. La huella del catalán empieza a alcanzar incluso al español escrito.
La norma en la construcción la competencia comunicativa La práctica de la enseñanza de la lengua ha estado vinculada durante mucho tiempo a modelos orientados a la corrección. La puesta en cuestión de estos principios a partir de la evidencia de la variedad intrínseca de las lenguas y el carácter de valor social añadido que tiene la norma constituye la base sobre lo que se establece el papel que el código normativo desempeña en un paradigma didáctico orientado a la adquisición de la competencia comunicativa.
La tradición de la enseñanza lingüística ha estado sumamente vinculada a la norma. Aún hoy el código que establece los imprecisos límites de lo correcto y lo incorrecto es, el criterio decisivo que organiza el currículo del área lingüística i los contenidos de un número importante de libros de texto.
La variabilidad es un componente fundamental de las lenguas. El desconocimiento de proyectos didácticos alternativos y la inseguridad que produce un modelo sustentado sobre el principio de variabilidad de las lenguas, está, sin duda, en la base de la persistencia de un modelo que se resiste a desaparecer a pesar de las contradicciones internas que entraña.
Pedagogía de la corrección: norma como el objetivo primero de la enseñanza como patrón de perfección opuesta a la llamada pedagogía de la comunicación. La norma juega un papel importante en el aprendizaje de las condiciones que regulan los procesos comunicativos. En una orientación normativa de la enseñanza de la lengua “el esfuerzo pedagógico recae más sobre las formas lingüísticas que sobre el sentido vehiculado o las funciones de los mensajes” Gilles Gagné (1983). La pedagogía de la corección se instala sobre una serie de prejuicios o creencias fundamentales, previas o ajenas al análisis del hecho social y comunicativo que constituyen las lenguas. Sgún Tusón por prejuicio lingüístico se entiende una desviación de la racionalidad que, casi siempre, toma forma de un juicio de valor o bien sobre una lengua o bien sobre los hablantes de una lengua.
Prejuicio 1: una lengua se habla de una sola manera: la didáctica de orientación normativa actúa a partir de la consideración de que existe una sola forma de decir que es la correcta: establecida por el diccionario y la gramática prescriptiva. Sin embargo, frente a esta consideración, constatamos que los sistemas lingüísticos no son bloques homogéneos sino que se resuelven en una multitud de soluciones léxicas, fonéticas y gramaticales que los convierten en estructuras enormemente ricas.
Prejuicio 2: la norma es la lengua: la norma es la lengua: la conciencia de que la lengua es una y constituye el todo homogéneo y sin fisuras que reglamenta el código prescriptivo lleva a la paradójica conclusión de que la norma no hace otra cosa que describir la lengua y que, por tanto, la norma es la lengua misma. La identificación norma/lengua subyace en el pensamiento más o menos explícito de este modelo de pedagogía y justifica la mayor parte de las intervenciones didácticas que promueve. La consideración, pues, de que una de las variedades, sea cual sea, constituye la forma más genuina y auténtica de actualizar la lengua común y tiene validez universal hasta el punto de identificarse con el sistema mismo de la lengua es un prejuicio cultural interesado, instalado en la conciencia de los hablantes.
La identificación lengua/norma parte, además de una idea falsa: la norma, como fenómeno regulador de una lengua, es una. Existen, por tanto, tantas normas como ámbitos geográficos, grupos o subgrupos funcionan en el interior de una sociedad.
Prejuicio 3: todas las demás formas de hablar son incorrectas: Constatación empírica de que, las cosas se pueden decir de otras maneras, i de hecho se dicen, pero, se explica, son incorrectas, desviaciones del buen uso natural y, por tanto, indeseadas. La educación lingüística del alumnado consiste en enseñar la forma idónea y en evitar las improcedencias. Esto hace que surjan dos categorías: correcto e incorrecto.
Sin embargo, los términos correcto e incorrecto son improcedentes en el ámbito de la descripción lingüística porque corresponden a otro campo: al de los valores sociales. Todas las lenguas y todas las variedades de una misma lengua son correctas desde el único punto de vista desde el que pueden ser observadas.
Prejuicio 4: la norma la constituye la variedad más capaz: la constatación de la variación lingüística y sus diferentes resultados lleva a la conclusión de que unas variedades son más adecuadas que otras para el intercambio comunicativo de calidad. Estas variedades adquieren por ello la categoría de ejemplares y se convierten en referencia para la codificación normativa y en objeto del aprendizaje escolar. El modelo se completa con la idea de que la escuela está obligada a elegir un uso entre todos los demás, elección que, lógicamente, ha de recaer sobre la variedad más capaz para la transmisión y el aprendizaje de los hechos culturales, la que reúna las mejores condiciones lógicas o estéticas y cuente con una más larga tradición como lenguas de cultura. Digamos una vez más que esa superioridad de unos sistemas lingüísticos con respecto a otros no existe y que todas las lenguas o variedades geográficas son igualmente susceptibles de ser utilizadas como vehículo de cultura.
Prejuicio 5: la escritura es la noma del habla: Cada letra le ha de corresponder inapelablemente el sonido que les es natural y que debe exigirse en la pronunciación esmerada, y, consecuentemente, en el discurso específico de la escuela. Frente a lo oral (al margen del cultivo intelectual) que representa lo cotidiano y da cauce a las necesidades primarias, la escritura ha gozado siempre del privilegio de la sabiduría, de la verdad, de lo sublime. Su posición privilegiada sobre la oralidad y su preponderancia casi absoluta en una escuela que no habla ha convertido a la escritura en modelo de expresión oral, dando por sentada su superioridad.
La escritura, sin embargo, no puede servir de referencia a la lengua oral si tenemos en cuenta la distancia que separa a ambos códigos y las funciones sociales específicas que cada uno tiene encomendadas. El código oral de cada lengua, establecido sobre la capacidad gramatical innata de los seres humanos, tiene como finalidad única la comunicación, normalmente en condiciones de diálogo. La escritura, por el contrario, nace con finalidades históricas y sociales específicas, vinculadas a las necesidades de los grupos que en un momento de su evolución precisaron de escribas para registrar la palabra, con la intención de preservarla más que de comunicarse, y preservar con ella las condiciones sociales de vida y propiedad.
Pedagogía de la comunicación: El enfoque comunicativo que se pretende dar a la enseñanza y al aprendizaje de las lenguas tiene como objetivo prioritario la adquisición de la competencia comunicativa de los estudiantes. Estudios agrupados bajo los rótulos de etnografía de la comunicación y sociolingüística interaccional. La competencia comunicativa, objeto de la educación lingüística de nuestros alumnos, alude, en este sentido, a la capacidad de un hablante para producir e interpretar mensajes en la interacción con otros hablantes en diferentes contextos y situaciones. Las destrezas y los saberes que configuran esta competencia, y que están llamados a constituir el currículo del área lingüística, son de diferente naturaleza y todas ellas desempeñan un papel muy importante. Así pues, el enfoque comunicativo de la enseñanza de la lengua se apoya decisivamente en la operatividad de la variación lingüística en el intercambio verbal y en las consideraciones sociales que condicionan y determinan el uso que los hablantes hacen de su lengua. Es, pues, una diferencia de orientación, la establecida en la relación instrumento-finalidad, la que regula la participación de la norma de la adquisición de la competencia comunicativa. Por tanto las normas que regulan este saber hacer en relación con el propósito discursivo nunca pueden expresarse en términos de correcto/incorrecto. Han de aludir a la capacidad de enunciados o los discursos para orientarse hacia propósitos proyectados o para producir efectos comunicativos previstos. La norma se presenta como la habilidad comunicativa de tomar decisiones relativas a los mensajes atendiendo a su intencionalidad, a las condiciones socioambientales en que se producen y al contexto que condiciona su interpretación.
La aportación que la escuela hace a la población escolar está orientada a la satisfacción de necesidades de distinta naturaleza: herramienta comunicativa apta para las situaciones más formales y reglamentadas, elaborada especialmente para el intercambio disciplinar y cultural. Aunque se asienta sobre modalidades tradicionalmente prestigiadas y recoge elementos de varios ámbitos profesionales y culturales, la llamamos variedad escolar por su especificidad y por el papel privilegiado que desempeña en el desarrollo de las habilidades lingüísticas y comunicativas que propicia la escuela. Esta variedad escolar se configura así como una modalidad próxima al habla formalizada que usan los grupos cultos de la sociedad en situaciones así mismo formales. Se trata de una forma de comunicación convencional, una desviación de la lengua materna para usos específicos, que por su naturaleza y características se ha convertido en objetivo de la enseñanza lingüística en el ámbito escolar y en recurso privilegiado para la construcción de la competencia comunicativa.
Por lo que respecta a la escritura, partimos de la base de que el elemento normativo no es un añadido al sistema sino que forma parte de la misma convención ortográfica y sintáctica que constituye el código escrito como sistema de representación construido. La variabilidad de la ortografía, que la ha hecho mudable a lo largo del tiempo, su evidente carácter arbitrario, no estorba para reconocer el papel importante que desempeña en la selección social de los individuos. La falta de corrección ortográfica, no interrumpe la comunicación como lo hacen las deficiencias sintácticas o la impericia en la construcción textual, constituye, sin embargo, un rasgo extremadamente estigmatizado.
La función que tiene encomendada la escuela, en relación con la construcción de una norma escolar o culta, otorga a esta institución un papel relevante en el proceso de nivelación lingüística, pero también un papel destacado en el proceso de nivelación social. Para que estos procesos resulten efectivos, el docente debe ser consciente de la desigualdad que de partida existe en la destreza comunicativa de sus alumnos, y el sistema educativo tiene que prever los recursos necesarios para paliarla.
EL ESPAÑOL, UNIDAD Y DIVERSIDAD.
EL español es un idioma homogéneo (muy rico y variado): sistema consonántico y vocálico muy simple, léxico general y sintaxis de variación moderada. (sobre todo en usos cultos. Esto no impide, pero, que existan variedades internas según la geografía o los grupos sociales.
Es una lengua de cultura de primer orden: cervantes, Quevedo, García Lorca: literatura universal.
Importantes aportaciones a la cultura y pensamiento occidental.
Es una lengua internacional; (oficial o coofocial) en: Argentina, Colombia, costa rica, cuba, ecuador, el salvador, España, Guatemala, guinea ecuatorial, honduras, México, Nicaragua,panamá, paraguay, perú, puerto rico, rep. Dominicana, Uruguay, Venezuela, asentamientos del Sáhara. Oficial en la ONU y en todos los organismos de las naciones unidas.
Es una de las tres principales lenguas, junto con el inglés y el francés. Estos tres idiomas suman un 40% población mundial en más de 100 países.
Es una lengua geográficamente compacta, pues parte de los países que la hablan (hispanohablantes) son territorios contiguos.
Es una lengua en expansión: el mayor crecimiento fue en el s.xx pero ha crecido contantemente (sobre todo en América) no impuesta, sino como parte de la esencia de los territorios hispanoamericanos.
Tiene un índice de comunicatividad muy alto: Cuando una lengua vehicular hace posible entenderse en un estado plurilingüe.
Índice de diversidad mínimo: probabilidad de encontrar dos hablantes al azar que hablen lenguas distintas.
Donde es lengua oficial, los hablantes esp. Lengua materna es el 95% La lengua aglutina variedades diversas, Moreno y Otero consideran “manifestaciones” de la lengua esp. Aquellas variedades europeas (incluyendo las hablas criollas (papiamento, chabacano, palenquero) y las variedades judeo-españolas.
El número de hablantes es superior a los 350 millones (sin tener en cuenta los que lo conocen porque lo aprenden porque les apetece, del palo, para saber más cosas xd) Así que podemos suponer que el número es incluso mayor.
EL nombre genérico (español o castellano) se usa según la historia y geografía de cada territorio. En Castilla le llaman Castellano por razones obvias, en Argentina también (porque saben que no suena como el idioma peninsular). Las constituciones hispanoamericanas se decantan por Español, pero. En España suele usarse el término Español y se deja el término Castellano para la variedad de Castilla y el español medieval.
El nombre específico: los lingüistas usan: el español de/el español en *inserte país aquí* 1. La lengua hispánica es sentida como una en todo el mundo, aunque variada 2. No existen rechazos serios hacia una variedad distinta a la propia del hablante 3. El mundo hispánico tiende a la homogeneización gracias a los medios de comunicación social.
Cada país hispánico dobla las pelis extranjeras según su propia variedad.
Si algún dialecto no entiende a otro no es en sentido formal: es debido a los coloquialismos (como no se entiende la Celestina, el lenguaje de los informáticos o las traducciones filosóficas) ya que todos estos ejemplos están determinados por algún factor.
Esto no quiere decir que nos encontremos ante lenguas distintas, la mayor o menor comprensión de las variedades recaerá en la cultura lingüística del hablante.
La misión del profesor TAMBIÉN es explicar hasta que punto llega la unidad y diversidad de la lengua.
El español presenta un Importante grado de nivelación y un Riesgo débil de fragmentación (en la lectura no se especifica qué carajos significa esto).
...