Tema 6 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Veterinaria - 2º curso
Asignatura fisiologia
Año del apunte 2015
Páginas 9
Fecha de subida 19/03/2015
Descargas 3

Vista previa del texto

MOTILIDAD DIGESTIVA Hoy hablaremos de la deglución y el llenado gástrico.
DEGLUCIÓN: Tenemos una imagen que nos recuerda el proceso de la deglución. El esófago es un órgano vacío que solo se abre cuando pasa el bolo alimenticio. Tiene dos esfínteres que lo limitan. El esfínter esofágico inferior es el cardias y es muy importante para evitar el reflujo. El estómago no arde porque su mucosa está protegida, lo que arde es el esófago. El esfínter esofágico inferior nos protege de la acidez del estómago, normalmente está cerrado. Si comemos mucho o nos tumbamos demasiado pronto se produce el ardor.
El esfínter esofágico superior nos protege de otra cosa. En la deglución se produce un cruce entre el sistema digestivo y el respiratorio y es peligroso si el alimento pasa a las vías respiratorias. El reflejo de la deglución a nivel de sistema nervioso es complejo. Eso hace que el esfínter sea muy importante para evitar la aerofagia. Cuando se altera el sistema nervioso, como la deglución requiere mucha coordinación se ve afectada.
La deglución se inicia cuando estamos masticando y el bolo alimenticio toca la parte caudal de la lengua. Además podemos provocarlo nosotros subiendo la lengua. Una vez iniciado se da en su totalidad.
Tenemos un esquema que nos pinta la posición del estómago y un poco las especies. El tracto digestivo tiene musculo liso y el esófago es un punto de transición por tanto tendremos musculo liso y estriado. Lo que siempre es cierto es que el esfínter superior siempre es estriado mientras que el inferior es liso. Tenemos otra estructura anatómica importante en la deglución que es el diafragma que es musculo estriado regulado por la respiración que no es distensible. Se pueden producir retenciones en la retención en el esófago porque no puede atravesar el diafragma.
1 Tenemos un esquema del control de la motilidad esofágica en el reflejo de la deglución. Es un resumen de lo comentado anteriormente. El reflejo siempre es completo e implica al nervio vago que llegara al plexo mientérico y de ahí saldrán las motoneuronas. Justamente el plexo es el que genera, si se queda algo retenido en el esófago, movimientos peristálticos adicionales para empujarlo hacia el estómago.
Tenemos un registro de las ondas peristálticas que nos muestran la deglución. Cuando queremos ver el esófago metemos la sonda por la nariz. Metemos un tubo que en realidad son varios tubitos de diferentes longitudes y van acabando en diferentes puntos del esófago. Si pasamos líquido por los tubos, estamos creando una columna constante de líquido y cualquier cambio de presión que veamos serán contracciones o relajaciones.
2   Si no hay deglución tendremos un tono porque el esfínter esofágico superior estará en continua contracción para evitar la entrada del aire. El resto del esófago estará relajado y el esfínter inferior tendrá un tono de contracción que impide el reflujo del estómago.
Si hay deglución la actividad del esfínter superior disminuye y vemos una onda peristáltica que favorece que lo deglutido llegue al estómago. El esfínter inferior debe relajarse para permitir el paso del alimento.
Vemos una imagen real de un individuo de verdad donde LES es el esfínter inferior. El individuo deglute y vemos una relajación del esfínter inferior y la contracción del recorrido del esófago. La grafica inferior es de un individuo con achalasia que es una degeneración de las neuronas que están en los plexos mientéricos del esófago y el esfínter inferior. Normalmente empieza con el esfínter inferior. Vemos que se produce una contracción simultánea pero no hay relajación del esfínter inferior. El contenido no llega al estómago. Se puede intentar corregir con parches de nitroglicerina que libera óxido nítrico para intentar relajar el músculo. Es muy importante la inhibición del musculo liso.
Normal Achalasia 3 En la imagen vemos el nervio vago y nos han pintado los dos tipos de neuronas que hay, la inhibitoria y la excitatoria. Es mucho más importante la inhibitoria.
Todo el tracto digestivo tiene un tono inhibitorio. Las neuronas inhibitorias descargan de forma continua excepto en los esfínteres. Por eso el esfínter esofágico inferior esta normalmente contraído pese a tener neuronas inhibitorias pero lo que hacen es relajar el esfínter para que deje pasar. En el resto del esófago tenemos innervación inhibitoria que actúa tónicamente. Cuando se produce el reflejo de la deglución lo que ocurre es que el nervio vago de forma secuencial estimula el plexo mientérico donde predominan las neuronas inhibitorias. Cuando se deja de inhibir hablamos de una contracción en off, es decir se contrae de golpe.
4 Tenemos otro registro real que en este caso es un perro. Nos ponen el tracto digestivo en 4 puntos. El animal deglute y la vemos en la gráfica porque tenemos contracción del cuerpo del esófago y la relajación en el esfínter esofágico inferior. En el estómago, cuando no hay comida, se produce un cambio de forma, parece un tubo.
El fundus se relaja cuando lo hace el esfínter mientras que el antro va a su marcha. El fundus se encarga de recibir la comida mientras que la zona del antro debe moler la comida e irla sacando. En el fundus vemos una caída de la presión porque el musculo ha perdido el tono, no son contracciones, tiene más tono o menos. Este tono lo marcan las neuronas inhibitorias.
La parte proximal del estómago se adapta a la ingesta y al contenido. A la relajación que se produce en el fundus la llamamos relajación receptiva. Así puede recibir la comida. Inmediatamente se recupera y se mantiene su presión normal. Si de verdad hemos comido ya no tendrá el mimos tamaño que antes. La presión vuelve a ser la misma pero las paredes ya no estarán igual, deben mantenerse más relajadas. A la relajación que se adapta a que el estómago pasa de vacío a lleno la llamamos relajación adaptativa.
5 Tenemos el reflejo de la deglución donde el vago hace de eferente. Lo que mantiene el tono adecuado a la cantidad de comida del estómago es también el vago. Mide el grado de distensión y media la vía eferente. El tercer punto que no debemos olvidar es la presencia de nutrientes en el duodeno que es un reflejo mixto hormonal regulado por la CCK y cambia la sensibilidad de los receptores de distensibilidad del estómago. Cuando hay más nutrientes vaciará más despacio porque bajará el tono del estómago.
6 La presión en el estómago se mantiene constante aunque provoquemos su distensión. Es un experimento muy antiguo sacado de un libro donde se estudia un gato. Se le pone un balón desinflado en el estómago que se va inflando y vemos como el estómago se adapta. Aunque para un gato al que vamos metiendo volúmenes grandes de líquido la presión prácticamente no cambia. Si se vagotomiza el animal y no transmite por tanto la presión no se adapta al contenido. El estómago pierde la capacidad de adaptarse.
VACIAMIENTO GÁSTRICO: El musculo liso tiene dos características imprescindibles: 1. Se comporta como un sincitio porque tiene gap juctions.
2. El potencial de membrana en las células musculares lisas es en ondas lentas. El potencial de membrana no es estable sino que oscila. La célula es más excitable en la cresta.
Toda la motilidad del antro pilórico al recto se explica por estos dos conceptos que acabamos de ver. Si ponemos menos neurotransmisor inhibitorio el potencial de membrana subirá. Cuando la célula llegue al nivel de descarga se contraerá. En un minuto se puede contraer 6 veces porque tarda 30 segundos en contraerse 3 veces. Cuando hiperpolarizamos no llegará al nivel de descarga y estará relajado.
7 La cantidad de neurotransmisor que se vaya liberando nos determinará que el musculo se contraiga en su máxima capacidad o que esté relajado. Se contrae tantas veces como la frecuencia de las ondas lentas.
Tenemos un registro de las ondas lentas en el estómago. El fundus no tiene ondas lentas porque solo tiene tono, no contracciones. Debemos fijarnos en la frecuencia de las ondas lentas y lo que dura la cresta. Podemos hacer un registro celular si ponemos un electrodo dentro de la célula muscular y registramos la diferencia de potencial entre dicha célula y el exterior. Si lo hacemos en el musculo que hay del fundus para abajo el potencial irá oscilando. Esto se corresponde con nuestra imagen. En vez de colocar el electrodo en una célula lo que hacemos es sacar el estómago, ponerlo en un baño e ir pinchando por zonas. La frecuencia de ondas lentas no es la misma en todo el estómago, cuanto más arriba más frecuencia. Si esto es un sincitio lo más probable es que se inicie la contracción arriba. Cualquier célula puede hacer de marcapasos. El hecho de que unas tengan una frecuencia endógena más alta favorece que hagan de marcapasos porque se despolarizan antes. Las contracciones se organizan de craneal a caudal. En función de si tenemos neurotransmisor excitatorio o inhibitorio nos determinará que haya contracciones o no. La zona marcapasos en el estómago se encuentra en la zona de la curvatura mayor una vez pasado el fundus.
Se iniciaran las ondas lentas y por tanto si llegamos al umbral de descarga tendremos contracción.
8 La contracción se propaga de oral a aboral. En el píloro la frecuencia es menor. Cuando el estómago tiene contenido el píloro no se relaja nunca, por eso sirve de esfínter para determinar lo que puede pasar y lo que no. Solo se abre el píloro en el frente de actividad, en la motilidad interdigestiva. El estómago puede vaciar por separado los sólidos y los líquidos.
La motilidad del estómago depende de las ondas lentas por un lado y por otro lado de la organización y del tono inhibitorio o excitatorio. Si hay un tono que permite que haya contracciones, cuando está distendido, se inician en la zona de la curvatura mayor y se propaga en sentido aboral pero anatómicamente cada vez es más muscular y estrecho. El píloro se contrae y se cierra. El resultado es que solo pueden pasar líquidos o partículas muy pequeñas.
El resto va hacia atrás. El antro pilórico se comporta como una piedra de molino, además el alimento está mezclado con enzimas. Por eso el antro pilórico es muy muscular en el caso de los perros porque no mastican.
Tenemos una gráfica que nos indica el vaciamiento gástrico. El perro al realizar una sola comida al día muy cuantiosa su periodo digestivo dura varias horas. Vemos que si al animal le damos una solución liquida aunque contenga azúcar para inhibir el vaciamiento gástrico podemos ver la velocidad a la que sale.
Si le damos de comer algo que se puede triturar y que contiene mucha grasa y proteína el vaciamiento es mucho más lento. El estómago tiene una cierta presión positiva. Cuando tomamos un líquido simplemente por el tono del estómago es como si fuera una esponja y el líquido puede ir saliendo. El sólido primero debe tener un tamaño pequeño para poder salir y la frecuencia de las contracciones del estómago también nos las marca si tiene mucha grasa o proteína.
9 ...