10. LA JUSTICIA RESTAURADORA (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Girona (UdG)
Grado Criminología - 1º curso
Asignatura Introducción a la Criminología
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 22/08/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

10. LA JUSTICIA RESTAURADORA 1. Breve referencia al sistema judicial en España Una de las características de nuestra cultura de las dos últimas décadas es la búsqueda de remedios a todos los problemas por medio de las leyes y los tribunales.
En los últimos 25 años se ha producido una extensión del sistema legal (normas y leyes), lo que ha desembocado en una extensión del sistema penal.
1.1 Retribución vs Reparación La justicia restauradora se presenta como un modelo que contrasta con el actual sistema judicial de tipo retributivo: el delito es una ofensa contra el estado y la justicia debe centrarse en la persona del infractor y en el delito cometido.
El modelo restaurador, en cambio, pretende dar cabida a las necesidades de los que conviven directamente con el conflicto subyacente al hecho delictivo y sus consecuencias, las víctimas y su entorno.
El modelo restaurador es una forma de responder al comportamiento delictivo a través de un balance entre las necesidades de la comunidad, las víctimas y de los infractores.
Es la interacción activa y conjunta en la resolución de los conflictos derivados del delito, con la ayuda de un tercero facilitador.
Se caracteriza por ser un proceso dialogado, por la participación de las partes y la toma de acuerdos; por la reparación de valores (daño, dignidad, libertad, poder, entre otros); por tener diversas formas de aplicación, en función de la interpretación del conflicto y de cómo se resuelve.
Críticas al sistema penal desde el punto de vista de la víctima y el delincuente: o Víctima: se quejan del maltrato institucional que en ocasiones reciben de los operadores del sistema penal produciéndose la victimización secundaria.
o Delincuente: se castiga con una sanción que no consigue reducir la reincidencia, al contrario, produce efectos negativos en la persona. Por otro lado, el sistema no va dirigido a que la persona reconozca el mal causado.
1.2 Recomendación nº R (99) 19 adoptada por el Comité de Ministros del Consejo de Europa del 15 de septiembre de 1999.
(Mediación en el ámbito penal).
Valora la necesidad de una participación personal activa en el procedimiento penal de la víctima, del delincuente y de todas las partes implicadas.
Reconoce el interés legítimo de las víctimas, otorgándole mayor protagonismo.
Considera la importancia de rehabilitar y reinsertar al delincuente.
Establece los dos principios generales de la Mediación Penal: o Art. 3: “La mediación en el ámbito penal debe ser un servicio disponible” o Art. 4: “La mediación en el ámbito penal debería ser posible en todas las fases del procedimiento penal” Establece también los fundamentos jurídicos: o Art. 6: “La legislación debería facilitar la Mediación en el ámbito penal”. Se recomienda a los gobiernos de los estados miembros que se inspiren en los principios mencionados para ponerlos en marcha progresivamente.
1.3 Decisión Marco del Consejo de Europa relativa al Estatuto de la víctima en el proceso penal (2001): Art. 1: Se define la “mediación en el ámbito penal como: “la búsqueda antes o durante del proceso penal, de una solución negociada entre la víctima y el infractor en la que interviene como mediador una persona competente”.
Art.10: “Los estados miembros procurarán impulsar la mediación en las causas penales para las infracciones que a su juicio se presten a este tipo de medida, y velarán por que pueda considerarse en consideración todo acuerdo entre víctima e inculpado que se haya alcanzado con ocasión de la mediación en las causas penales”.
2. La justicia restauradora La mediación: En un procedimiento de mediación, un tercero neutral, el mediador, ayuda a las partes (víctima y delincuente) a solucionar su conflicto de manera mutuamente satisfactoria.
Características: o Proceso no obligatorio controlado por las partes o Es confidencial o Está basado en los intereses de las partes 2.1 Finalidad de La justicia restauradora Establecer un sistema alternativo a las sanciones tradicionales Mejorar la eficacia de la Justicia Mejorar la asistencia a la víctima Un derecho penal orientado a la reparación Participación de la comunidad en el sistema penal Reducción de la prisión Responsabilizar al delincuente de sus actos 2.2 La mediación en el ámbito penal ¿Qué es? Las partes: Víctima de un delito o falta y el delincuente o presunto delincuente El mediador: persona imparcial que ayuda a buscar la solución a las partes Objetivo: conseguir la reparación adecuada al daño causado y la solución del conflicto desde una perspectiva justa y satisfactoria para ambas partes ¿Qué tipos de infracciones se pueden resolver mediante mediación? Todas en las que haya víctima o perjudicado del delito o la falta a excepción: o Delitos de violencia de género o También se puede aplicar en el ámbito de la delincuencia juvenil ¿Qué beneficios tiene la mediación penal? Para la víctima Para el delincuente Para la comunidad Para la justicia ¿Quién puede solicitar la mediación penal? Los imputados Las víctimas o perjudicados Los abogados de las partes Los juzgados o tribunales Los fiscales Las fuerzas de seguridad Otros servicios (equipos de asesoramiento técnico, etc.) Mediación (reparación) en la justicia juvenil en Cataluña El programa de mediación reparación penal da contenido al principio de oportunidad, puesto que ofrece a los menores infractores la posibilidad de reparar el daño causado a la víctima.
Esto comporta una alternativa a las medidas judiciales, así como al mismo procedimiento judicial, en la medida en que en los casos en que se realiza en la fase presentencial, el juez de menores puede decidir el archivo de la causa.
Objetivos del programa: Afrontar el conflicto mediante un proceso de diálogo y comunicación Crear las condiciones para la solución del conflicto desde una perspectiva más justa y equilibrada Tener en consideración los derechos de la víctima, ser escuchada Ser responsabilizador, en la medida que parte del reconocimiento por parte del encausado de las consecuencias de su acción en la víctima objetivo Reparador: el encausado debe asumir la reparación del daño causado Ser preventivo , en la medida que se adquieren compromisos de futuro Implica la participación voluntaria El proceso de mediación: Primer contacto entre mediador y las partes a veces coincide con la primera Sesión individual Finalidad: valorar viabilidad mediante entrevista con las partes Estructura de la sesión: Presentación e información del programa: finalidad, roles y compromisos.
Recogida de datos personales: familiares, laborales, salud, sociales, judiciales Exploración del conflicto: explicación hechos, efectos, dimensión del conflicto, consecuencias, valoración, tipo de relación.
por parte del imputado se analizará en particular el grado de responsabilización Por parte de la víctima, se analizará el nivel de victimización Exploración de las capacidades y voluntad de seguir con el proceso así como de las expectativas, esto es, los beneficios que esperan obtener La reparación y los acuerdos: Los acuerdos a los que se puede llegar son muy diversos, en la medida en que son las partes quienes definirlos. Sin embargo, estos deberán tener en cuenta los perjuicios sufridos por la víctima, sus intereses y peticiones, las posibilidades reparatorias y compensatorias del joven; así como la valoración conjunta que las dos partes hacen de la solución del conflicto. Los acuerdos pueden ser escritos o verbales; de contenido diverso: económico, material, de actividad, relacional o moral, así como una combinación de los anteriores; respecto la comunidad o respecto las personas físicas.
Finalización del proceso: Una vez finalizado el proceso, el mediador remite al Ministerio Fiscal el documento de acuerdos entre las partes y un informe sobre el proceso seguido y sus resultados. En ocasiones, es posible que la víctima no haya participado en el proceso pero que el infractor haya realizado algún tipo de actividad socioeducativa o reparatoria. En estos casos el mediador también redactará un informe de valoración.
Para hacer el balance tendrá en cuenta: la actitud reponsabilizadora del menor; los compromisos adquiridos para reparar y su nivel de cumplimiento; la reparación efectivamente recibida por parte de la víctima; así como la valoración de las partes sobre la mediación y la resolución el conflicto.
Beneficios de la mediación: Para la víctima – perjudicada Se propone la oportunidad de participar en la solución del conflicto que las afecta y hace posible que sean escuchadas, que recuperen la tranquilidad y que sean compensadas por los daños sufridos. En definitiva, el programa permite: Expresión emociones, angustias, sentimientos Sensación de ser respetada Recuperación sensación de control, tranquilidad Para los infractores Se propone responsabilizarlo de las propias acciones y de las consecuencias que estas han tenido, y por lo tanto, que compensen y reparen a la víctima con su esfuerzo personal y con su participación activa en el proceso. En definitiva se pretende: Reflexionar sobre el propio comportamiento Expresar reconocimiento y disculpa a la víctima Conocer las consecuencias sobre la víctima Disfrutar de los beneficios previstos en el ordenamiento jurídico Para la comunidad En esencia, se pretende un acercamiento de la justicia a los ciudadanos posibilitando formas ágiles y participativas para la resolución de los conflictos que además pertenecen a la propia comunidad. Así es posible conseguir una mejora de la visión de la justicia como institución.
Para el sistema penal Los beneficios van más allá de las partes implicadas en el propio conflicto, hasta el punto de afectar positivamente al sistema penal por suponer: Incorporación herramienta útil para la individualización Economía procesal Prevención especial positiva, en el sentido de conducir a la reducción reincidencia Función reeducadora y resocializadora Estudio empírico Dentro del programa de Gestión del Conocimiento que lleva a cabo el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada (CEJFE) de la Generalitat de Cataluña, se se realizo en el año 2008 a través del grupo de trabajo de mediación penal juvenil del Servicio de Mediación y Asesoramiento Técnico (SMAT) un estudio sobre la opinión de las víctimas y los infractores dentro del proceso de mediación.
Los objetivos: Describir lo que piensan y sienten las personas que han estado inmersas en un programa de mediación, es decir, como han vivido su paso por el programa de mediación los actores principales (víctimas e infractores) Metodología Número de participantes: 114 infractores y 95 víctimas Encuesta a través de las llamadas telefónicas.
El cuestionario consta de 15 preguntas estructuradas con varias variables en algunas de las preguntas categorizadas (muy poco, poco, bastante, mucho, muchísimo) Valoración global del proceso de mediación y de la intervención La mayoría de encuestados la mediación les ha permitido solucionar un problema, entender la situación de la otra parte y en último lugar mejorar la idea de la justicia.
Ante una situación similar, la mayoría de los encuestados volverían a escoger la mediación en contraposición a los que elegirían el juicio.
Los encuestados valoran mucho más positiva y valida la mediación que la realización de un juicio para evitar nuevos delitos y valoran la intervención de la justicia como poco útil e innecesaria.
Las personas que han visto cumplidas sus expectativas aconsejarían la mediación a familiares y conocidos y manifiestan que la mediación les ha permitido entender la situación del otro, mejorar la idea de la justicia y solucionar un problema.
La mediación en el ámbito de la justicia penal: Tasas de reincidencia y éxito No hay resultados concluyentes Pero tiene otras ventajas asociadas como pueden ser la satisfacción de la víctima y del delincuente, etc.
...