Tema 5. El camino hacia el poder global: los Estados Unidos en la crisis sistémica de entreguerras (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Historia - 3º curso
Asignatura Estados Unidos y el sistema internacional
Profesor J.L.N.
Año del apunte 2013
Páginas 9
Fecha de subida 18/10/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Quinto tema de la asignatura optativa "Estados Unidos y el sistema internacional"

Vista previa del texto

TEMA 5. El camino hacia el poder global: los Estados Unidos en la crisis sistémica de entreguerras Aquí se inicia el camino hacia el poder global de los EE.UU Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial y en la construcción de la paz Neutralidad e intervención en la Primera Guerra Mundial. ¿Cuales son los temas de agenda de los EE.UU en esta Primera Guerra Mundial? Neutralidad y el cambio hacia la intervención en condición de asociado, al rededor de este giro hay otros temas asociados y ligados a estas dos cuestiones fundamentales. La posición de Wilso de partida es de mantenimiento de la paz y la neutralidad. Las razones que le llevan a la guerra: guerra submarina alemana y el hundimiento de los barcos, el casus belli es que Alemania prometía a México la recuperación de territorios que ahora eran de EE.UU. Cuando esto se conoce en EE.UU se va cambiando la postura presidencial frente a la neutralidad. A partir de aquí el desarrollo de la guerra tiene dos partes: envío de tropas a Europa y por el otro lado la actitud interna: propaganda patriótica que busca nuclear a la opinión pública en favor de la guerra o al menos quedare al margen; y por otro lado la persecución a todos aquellos contrarios a la guerra que eran acusados de traidores, fundamentalmente eran de grupos sufragistas, afroamericanos y sindicalistas La paz tendrá una construcción muy influida por el presidente quien tratará de construirla en base a esos catorce puntos. Un hecho sintomático se que es el primer viaje de un presidente norteamericano a Europa durante tanto tiempo.
Personajes: Clemencau en Francia y lloyd george en Gran Bretaña.
• Planes para después de la guerra: Catorce puntos de Wilson • Adiós a la pax americana En cuanto al alineamiento en el senado veremos que, en relación con el Tratado de Versalles, éste tenía que ser ratificados por las potencias que lo habían firmado, por lo que tienen que pasar por el Senado. Para que los EEUU aceptaran el contenido del tratado de Versalles el senado tenía que ratificarlos. A partir de Julio será el gran tema de debate en el senado. Wilson defendió la integridad del tratado de Versalles en su conjunto, no cambió nada, lo que enervaría las posiciones en el senado sobre todo de los demócratas -los senadores votan en conciencia al margen de la formación política que tengan- 96 senadores 43 de ellos estaban a favor del Tratado de Versalles; 18 estaban en contra. Wilson ocultó algunas de las consecuencias que se derivaban del tratado, como la garantía a Francia en caso de entrar en guerra con Alemania, algo que jamás salió en el Senado.
Habría unos 35 senadores republicanos graduarían su oposición.
Estos alineamientos se trasladarán a la opinión pública, el pacifismo liberar será un movimiento de masas y esto se alineará entre la gente a favor o en contra al Tratado de Versalles, es decir, los pacifistas podrán estar a favor o en contra a la Sociedad de Naciones. En verano la mayoría de la población estaba a favor del Tratado de Versalles. Había círculos que por motivos obvios eran más reticentes -los sectores germano-americanos, los americanos-irlandeses y los italo-americanos-.
Esto se pondría de manifiesto en la prensa también, que crea y forma la opinión pública, como la prensa dedicada al magnate -Hearts- o los periódicos liberales.
Finalmente los EEUU no firmaron la Paz de Versalles, y terminaron firmando un tratado unilateral con Alemania. Los motivos que aparecen en las tiras cómicas son criticas al papel ventajoso de Gran Bretaña en la Sociedad de Naciones. Habrá un grupo de presión que influirá en el desarrollo de la política de la Sociedad de Naciones.
Nacionalismo y política exterior de los EEUU en la década de 1920: el espejismo de la Normalcy.
En 1920 entraríamos en un período que se caracteriza en la política exterior norteamericana por La diplomacia de no adquirir compromisos hacia Europa y la Sociedad de Naciones: Pacto Kelllogg Este es el núcleo de debate entre el seno de la historiografía cómo caracterizar la política exterior norteamericana en los años 20, hay un aislacionismo en la política exterior norteamericana durante todo el tiempo atrás, pero ahora, en los años 20 esa posición es muy discutible. Hay autores como Duroselle que dicen que no, al contrario que Perkins. Es cierto que hay una reticencia a intervenir a la Sociedad de Naciones, pero no se evaden políticamente de la política Europea, no viven de espaldas a la Sociedad de Naciones, los EEUU sí debatirán sobre la posibilidad de incorporarse y aproximarse a la sociedad de naciones, aunque no ingresen en ella. Habrá una preocupación por articular una nueva realidad y un nuevo marco geopolítico para construir la paz y una posición geoeconómica que se encamina a la restauración a la normalidad de 1914. El rechazo para firmar la paz con las potencias vencidas iba a dar lugar a la firma de tratados unilaterales con cada una de las potencias vencidas por separado con Alemania en 1921...
Este alejamiento formal de la política europea no significa que no haya un debate o un intento de colaborar con la Sociedad de Naciones. Durante los años centrales de la década de los 20 se discute en el seno del congreso sobre la posibilidad de qué alternativas se pueden hacer para fomentar la cooperación de EEUU en la Sociedad de Naciones.
Esta política de aproximación a la Sociedad de Naciones se intensifica en el curso de los años 20 en términos de cooperación técnica, participan en las tareas en la futura conferencia de desarme.
También colabora más adelante, se incrementan las tareas de cooperación de EEUU. Por lo que la cooperación política de EEUU con la Sociedad de Naciones es una cooperación de bajo perfil político.
Otro ejemplo de rechazo a la política Europea deviene del conocido protocolo de Ginebra, de 1923 cuando Hughes entendía que el protocolo de Ginebra era una reedición de la Santa Alianza, lo que quería ese protocolo de ginebra era fruto del compromiso entre círculos de las izquierdas (Francia y Gran Bretaña) quienes se ven comprometidos a firmar para profundizar en la seguridad colectiva. Esto conduce al ejercicio de una cierta presión sobre Londres. Lo que condena al francos del protocolo de Ginebra fue la presión de los dominiun, lo que llevaría a un cambio político con la llegada de los Tories.
Esto conduce al Pacto Briand-Kellogg que se firma el 27 de agosto de 1928. Este texto entra dentro de la corriente del pacifismo internacional, teniendo en cuenta que ese movimiento pacifista tiene dos corrientes: la liberal y la marxista. Este pacto lleva a trabajar la paz internacional.
Explícitamente lo que propone el texto es la renuncia a la guerra como instrumento de política nacional. La promoción de renuncia a la guerra se adscribe a los pueblos civilizados. Estos pueblos civilizados se distinguen de los que no lo son es que los pueblos civilizados son Estados ya sean repúblicas o monarquías parlamentarias. Esto es un elemento de conexión con los Catorce puntos de Wilson: solo los pueblos que en virtud de su desarrollo adquieren un desarrollo civilizatorio que les permite ser reconocidos por la sociedad internacional como un Estado más.
Cuando un estado no se atiene al pacto, el texto no configura ninguna sanción para quienes incumplan el pacto, pero sí hace referencia a aquellos estados que no los cumplen: se les niega los beneficios de que dispone esa sociedad, es una condena moral. Es un modelo que está influido en el movimiento pacifista.
El origen del pacto es un acuerdo, una propuesta de Francia hacia EEUU de paz. Y se hace hacia Francia por su condición de potencia, que apuntalaría la seguridad colectiva y, sobre todo, por las deudas y reparaciones interaliadas. Para Francia solo cuando Alemania pagase sus deudas de guerra podría hacer lo propio con el pago de las deudas hacia EEUU. Esto contribuye a enrarecer las relaciones, por lo que la propuesta pretende mejorar las relaciones y el clima entre las potencias.
Francia aprovecharía su imagen para mejorar las relaciones con EEUU.
La fecha de este pacto coincide con el décimo aniversario de la entrada de EEUU en guerra. La base de la propuesta de Briand-Kellogg de este acuerdo para la administración norteamericana, es que Briand es un político proxelitista en pro de la Sociedad de Naciones. Briand conectará con dos profesores como Butler y Shotwell. El primero le propone hacer una lectura sobre la guerra como política exterior para ver cómo se articulan las visiones ante la paz y la guerra. Estos contactos le pusieron sobre la pista de una propuesta sensible para el perfil del pacifismo en los EEUU. De un lado habría que discernir dos corrientes: • Conservadores, estarían afianzados en las principales ciudades y lugares académicos de la costa este, se habían manifestado en pro de la entrada de EEUU • Radicales, serían a grosso modo reticentes a la Sociedad de Naciones, pero aún seguían siendo pacifistas. Entre ellas la Women's Pace Party y la American Communitee for outlawry or war -formado por Levinson y Borah, quienes influyen en Kellogg para un acuerdo multilateral-.
Hablamos de un acuerdo fundamentalmente moral, cuya relación con el pacto de la Sociedad de Naciones y de los Catorce puntos de Wilson está presente en todos los textos, como son esos fundamentos puritanos. La Sociedad de Naciones es un texto de comprimo moral, es decir, con un mayor poder que un compromiso jurídico El impacto de este texto es relativo, ya que la crisis económica diluirá esta moralidad asociada al liberalismo y pacifismo. El texto de la Constitución española de 1931? en cuyo artículo 6º también aparece la renuncia a la guerra. Lo que se plantea es la relación con los problemas marroquíes.
Los escenarios activos de la política exterior: panamericanismo y el Lejano Oriente El lejano Oriente como consecuencia del alejamiento de los EEUU con respecto al núcleo duro al Sistema internacional, dará lugar a que los EEUU lideren la construcción de un statu quo en el Lejano Oriente: Gran Bretaña, EEUU y Japón, quiere diluir la alianza entre Gran Bretaña y Japón que deviene de principios del siglo XX y que crea una constelación diplomática negativa a los EEUU. Toda esta rearticulación cristaliza en una conferencia internacional al margen de la Sociedad de Naciones, lo que quiere decir que lo que caracteriza y el marco de actuación no será lo que se negoció en la Paz de París, sino que será lo que se negocie en la Conferencia de Washington. En china habrá un brote de revolución contra china para absorber los intereses alemanes. Esto se disuelve en la conferencia de Whasington. En esta conferencia se firman tres tratados: uno de cuatro potencias para garantizar el statu quo territorial; el pacto de las 5 potencias que es una acuerdo para la limitación del armamento naval; y el tratado de las 9 potencias que garantiza el mantenimiento de la práctica de la puerta abierta de China.
El tránsito del big stick prosigue en América Latina durante los años 20, la política de buena vecindad en los años 30.
La diplomacia de los negocios: las deudas de guerra.
Los años 20 son años en los que la implicación de la política de EEUU en los asuntos europeos y con la Sociedad de Naciones están marcados por un bajo perfil político, pero esto no es lo que caracteriza a la política exterior de EEUU ya que tras la guerra nunca los vínculos con Europa serán tan fuertes. Tanto británicos como norteamericanos coincide con las consecuencias de la paz y de la política de apaciguamiento de Keynes: un trato más abierto con Alemania para favorecer su reincorporación de la de las potencias vencidas al mundo internacional. Esto supone la recuperación del mercado alemán. La política alemana fue de boicot al pago de las reparaciones, así se desencadenaría la ocupación del Rurh y al fenómeno de la hiperinflación. Ese colapso alemán coincide con una mejoría de las relaciones entre Francia, Alemania y Gran Bretaña y una vez que se pasa la fase más aguda de la crisis más aguda de la posguerra.
En este período el interés es la recuperación de la economía alemana. La cuestión es como generar un círculo que quiebre la ocupación del Rurh. Se van a plantear el desbloqueo de las reparaciones acabar con la ocupación de Rruh y la recuperación alemana. Alemania debía comenzar a pagar las reparaciones (conferencia de Londres) y debía reflotar su economía, por lo que habría que reinventar el sistema monetario. A partir de aquí, con las inversiones desde los EEUU y Gran Bretaña habría que recapitalizar la economía alemana, por lo que dependía de las inyecciones de capital de EEUU y Gran Bretaña. Para ello se establecieron unas comisiones para hacer un plan transitorio para el pago de las reparaciones (Plan Dawes en 1924), un plan que preveía el pago de anualidades. Una vez hecho se crea una segunda comisión (Plan Young) cuya misión era establecer un plan definitivo para el pago de las reparaciones: 53 anualidades. Esto explica el impacto de la economía internacional cuando caiga la bolsa en el 29.
Cuando hubiera una interrupción en el punto originario del proceso, la economía europea entraría en colapso. Por ello ese capitalismo norteamericano está muy lejos de pertenecer a un aislacionismo. Coolidge abogaba por un maridaje mundo de negocios y administración. Era la época llamada “Gobierno de los negocios”. Se promueve que la diplomacia sea un instrumento para defender y promocionar los intereses económicos en los mercados internacionales es un proceso de retroalimentación.
En esta composición juegan un papel clave Herbert Hoover (secretario de comercio), Andrew Mellon (secretario de tesoro), Hughes y Kellogg (secretaroi de Estado).
La crisis de los años 30 y las inercia aislacionistas.
Lo relevante es ver la marea aislacionista cuyos protagonistas serán los miembros del senado y cómo se articula a partir de 1937 una política crítica por parte de Roosevelt, partidario de una mayor implicación de EEUU en la política internacional. Churchill criticó esta idea de aislacionismo y, después de plantea una opción mucho más participativa frente a las agresiones de la política internacional.
La crisis de 1929: el colapso económico y el New Deal.
Los años 20 era una idea en la que se quería decir que los EEUU podía erradicar la pobreza.
Esta idea la presenta Hoover cuando todavía es candidato a la presidencia de 1928, en un momento en el que compiten los tres proyectos de reforma. El texto de F. Scott Fitzgerald estaría dentro del realismo crítico.
Las características de la crisis del 29 fue la crisis bursátil como consecuencia de la subida de las acciones que estaban por encima del valor real de las empresas: la economía especulativa. El impacto moral sobre la sociedad fue de unas grandes dimensiones. Esto es consecuencia de la desregulación en el mercado de valores y de la deuda. Esto llevó a crear una regulación de los bancos.
El efecto que esto tiene en los bancos porque la gente quería recuperar su dinero, los bancos nunca tienen el dinero en efectivo en la sucursal, por lo que ninguno puede hacerlo frente. Esto lleva a la ruina. El 90% de los bancos eran locales, por lo que no había una red entre ellos, lo que llevó a la desaparición de muchos bancos.
Se genera una pobreza entre los agricultores como consecuencia de los préstamos y deudas con los bancos, además de una época de sequía, lo que contribuye a que no hubiera un enriquecimiento de las tierras. El efecto sobre la sociedad norteamericana y las sociedades europeas fue la paralización del crédito con Alemania, a descapitalización del mercado europeo. En primera instancia surge en Europa en Austria y Alemania, con quienes se había frenado el crédito.
Este efecto cascada tiene como como consecuencia que en las ciudades lo que hace que hubiera millones de parados. En esa época no había subsidio de desempleo, por lo que había mucha pobreza. Esto se convierte en un caldo de cultivo de agitación social que va a culminar en una cultura política progresista. Este es el sustrato de fondo sobre el que irrumpe el New Deal con el que Roosevel gana las elecciones.
El paraguas del aislacionismo: las leyes de embargo y de neutralidad Este colapso de la economía norteamericana va a tener sus consecuencias en la política exterior.
El efecto económico desde el punto de vista internacional se va a caracterizar por la fragmentación del mercado internacional. La crisis del 29 será el epitafio de la primera globalización de ese capitalismo financiero. Los EE.UU no reemplazaron a la centralidad económica de Londres pues como mucho se produciría una asociación. Todo esto va a cambiar en 1945 cuando termine la Segunda Guerra Mundial. En un esfuerzo de Roosevelt será hacer frente a los problemas económicas del país, restablecer la confianza. El esfuerzo de la administración se centrará en los temas socioeconómicos para evitar sobre todo en que las tensiones sociales derivaran en una revolución de clases o una revolución marxistas.
En este mundo fragmentado y sus economías y políticas orientadas al desarrollo interior – autárquicas – la política de los estados unidos estará marcada por un aislacionismo tanto en el ámbito económico como en el político, algo que durará hasta 1938.
• • La conferencia de desarme (1931-1933) fue la más importante y ya aparecía en los Catorce puntos de Wilson y en el pacto de la Sociedad de Naciones como elemento principal, solo para la defensa e integridad y salvaguardia de su soberanía nacional. El desarme alemán era el preludio de un desarme en la Sociedad internacional. El afán era que esa conferencia se celebrase en los años 20, pero la incapacidad de acuerdo de los estado en las negociaciones hizo que se postergase. El fin de la comisión preparatoria era crear un convenio que fuese aceptado por todas las potencias participantes, algo que no se consiguió.
La conferencia se inicia en febrero de 1932 bajo malos auspicios, poco antes se reúne el consejo de la Sociedad de Naciones por la crisis asiática. Las tesis norteamericanas estarían muy cerca de las británicas: la tesis de la igualdad de derechos alemana -desarme de todos o se rearma Alemania para defender su soberanía nacional; tesis francesas que dice que mientras que no haya garantías explicitas de socorro mutuo la diplomacia francesa no asume esos recortes; las tesis anglosajonas que dicen que para crear un marco de seguridad hay que desarmarse y así poder tener más confianza y transparencia entre los datos La conferencia tiene un final funesto: la primera interrupción a finales de 1932 y la segunda fase se abre en 1933 con la retirada definitiva de Alemania y después de Japón de la Sociedad de Naciones y del desarme. La conferencia prosigue en 1934 pero la secuencia entre los esfuerzos por trabajar en pro del desarme crea un miedo que conduce al rearme de los Estados, para mejorar sus medios defensiva ante la inseguridad internacional.
EE.UU y los primeros desafíos a la seguridad colectiva.
• La alteración de fuerzas en el Extremo Oriente. El desafío de Japón (1931 – 1933) cuando Japón inicia una acción armada contra China en Manchuria, esta agresión suponía la violación de un lado del tratado Briand-Kellog y la violación del tratado de las 9 potencias firmado en Washington que garantizaba la práctica de la open door en el mercado chino. EE.UU dejó un mayor protagonismo a Gran Bretaña en el desarrollo de la crisis por lo que fue tratada en el seno de la Sociedad de Naciones.
• La política revisionista de Berlín. El desafío alemán. En 1934 se restablece el servicio militar obligatorio y en 1936 se remilitariza el territorio de Renania que el acuerdo de Versalles establecía que fuera desmilitarizado. EE.UU secundó en la lejanía la política británica de apaciguamiento en los asuntos europeos. A partir de 1934 se tratará en el congreso el tema de la persecución de las minorías judías en alemania. Este tema a penas fue tratado puesto que vivieron en estos años un resurgimiento del antisemitismo.
• Agresión de Italia a Etiopía.
• Neutralidad y embargo ante un mundo en llamas. Las leyes de neutralidad se manifiestan sobre todo en la postura tomada por los EE.UU en el tema de la guerra en Etiopía. No tomarán partido político pro ninguna de las dos facciones pero mantiene abiertas las vías para comerciar con ambas potencias. Este aspecto sería criticado moralmente cuando la Sociedad de Naciones condena por agresión a Italia y se aprueba la puesta en marcha de sanciones económicas contra Italia. No era solamente que los EE.UU siguieran comerciando con Italia sino que las empresas británica también siguieron comerciando por lo que la política de sanciones fue muy light.
• Repliegue neutral ante la crisis de la seguridad colectiva • La política de aislamiento no solo tiene su aplicación en loc conflictos existentes sino que también se traslada a nivel internacional en el concepto de non entanglement, que supone la ausencia de establecimiento de compromisos internacionales en tiempo de paz.
Estas actitudes estarán presentes tanto en el partido republicano como en el demócrata.
Será por tanto una postura generalizada en relación con el pacifismo de la sociedad norteamericana.
• Este repliegue en el aislamiento, la neutralidad y el apartamiento en cuanto a los temas europeos tiene su paroxismo en la Comisión Nye de 1934, en cuyo seno estaba el senador Vandenberg, quien curiosamente propuso la ley que en 1946 daba luz verde para la creación de la OTAN. El tema de investigación provenía de ciertos círculos que manifestaban una actitud claramente anglófona. Este debate estuvo presente en el senado y durante la época de Wilson pero que ahora en el contexto de aislamiento resurgiría especialmente. SE investigaron las relaciones entre las empresas de armamento y el estallido de la guerra. También se produjo el revisionismo de las tesis wilsonianas para entrar en la guerra y particularmente los valores morales que había usado.
Durante la investigación ocurrió un hecho insólito: los senadores obligaron a desclasificar documentos de la diplomacia durante la primera guerra mundial, hecha pública tuvieron lugar grandes reticencias por parte de Gran Bretaña sobre todo. Esto generó la animadversión del Secretario de Estado Cordel Hull.
• En cuanto a la guerra civil española y a la segunda guerra chino-japonesa son dos escenarios que manifiestan el giro de actitud de la política exterior de EE.UU. La Brigada Lincon participó en las Brigadas internacionales que apoyaron al bando republicano, procedían la mayoría del Partido Comunista. Teóricamente no son aplicables las leyes de neutralidad a la guerra civil española puesto que no fue una guerra internacional sino civil. Una vez que la diplomacia soviética constata la incapacidad de la comisión de no intervención que hay en Londres desarrolla una política de ayuda a la democracia. En Gran Bretaña desarrollan una política de neutralidad benévola favorable a Franco.
Así la primera actitud del gobierno norteamericano será de acomodo de la diplomacia a la política de apaciguamiento de la comisión de no intervención. En los círculos sindicales, políticos, de ocio y estudiantiles hubo una toma de postura respecto a al guerra civil española. En el seno de la diplomacia norteamericana se van a plantear varias posturas frente a este conflicto. Por un lado una cercana a la actitud de embargo y neutralidad como es la postura del secretario Cordel Hull. Por otro lado la postura prorepublicana, casi rayando el interés de promover el intervencionismo o la ayuda abierta fue defendida por el embajador norteamericano Claude G. Bowers quien nunca fue consultado. Sin embargo George Messersmith si logró influir sobre Roosevelt quien era muy crítico a las consecuencias de la neutralidad y la ayuda que esta suponía al ascenso de Franco. Roosevelt se encontraba en un punto intermedio, el tiempo que concentró en hacer frente a los problemas económicos y a la puesta en marcha del New Deal dejó la política exterior en manos de Cordel Hull, pero cuando comenzó a ganar protagonismo en política exterior se implicó más en la guerra civil española estando su postura mas cercana a la de Messersmith.
A partir de 1937 – 1938 comienza a observarse un claro giro en la actitud de la política exterior norteamericana. No tanto por lo que sucede en España sino por el estallido de la segunda guerra chino-japonesa que atañía directamente a sus intereses. Este cambio que luego se trasladaría en una acción de engaño de la opinión pública para ir percutiendo sobre la mayoritaria opinión aislacionista norteamericana. Esto se verá en el discurso de la Cuarentena del 5 de octubre de 1957 elaborado por Roosevelt y Summer Wells, un discurso que trataba de atraer a la diplomacia británica. Se producirá un reblandecimiento de las políticas de neutralidad lo que se traduce en un mayor poder del ejecutivo para decidir sobre el envío de armas. Aunque este discurso no logró nada si que nos pone en antecedente de como la neutralidad se irá expresando en términos de una neutralidad benévola frente a los aliados en la Segunda Guerra Mundial.
La diplomacia del New Deal: la deriva hacia la guerra y el “Arsenal de la democracia” Viraje de la política exterior en 1938, sobre todo por la segunda guerra chino-japonesa de 1937.
Engaño de Roosevelt a la opinión publica norteamericana para ir modificando su actitud. Se plasma en el Discurso de la Cuarentena, pronunciado en Chicago, el 5 de octubre de 1937, que había sido elaborado por un asesor, Sumner Wells. Se traslada en un reblandecimiento de la política de las leyes de neutralidad, una mayor discrecionalidad al poder ejecutivo para decidir el envió o no de armas o mercancías, a China, o una política orientada a captar a la diplomacia británica. No encajaba este discurso en la política de apaciguamiento, fue recibido son silencio en el Foreign Office, sin más consecuencia. Pero nos pone en la pista ante la actitud inicial de Estados Unidos ante la Segunda Guerra Mundial. La neutralidad se va expresando en una neutralidad benévola entre los aliados.
Textos Declaración de guerra de los Estados Unidos (2 de abril de 1917) Es un discurso para legitimar el giro de la política exterior americana. Qué argumentos emplea Wilson para justificar el cambio, pues había mantenido hasta entonces una actitud de defensa de la neutralidad, incardinada en una tradición de política exterior de no inmiscuirse en los asuntos y conflictos europeos. Cómo justifica el giro hacia la intervención en Europa.
Argumentos de tipo geoeconómico. La guerra submarina que amenazaba sus intereses comerciales, pues mantenía relaciones comerciales con ambos bandos. Estados Unidos defendía una neutralidad que permitiera la libertad de navegación y de comercio con todos los estados, al margen de que mostrara una simpatía benévola hacia los miembros de la Entente. Por tanto, la guerra submarina ponía en peligro estos dos pilares. Deviene del incumplimiento del gobierno alemán de no volver a utilizar el arma submarina para boicotear el comercio. Argumentos de tipo geoeconómico.
Argumentos de tipo geopolítico. El telegrama Zimmerman, interceptado por Estados Unidos, destapa las maniobras de la diplomacia alemana con México. Veía peligrar su seguridad territorial, un peligro potencial, pues Alemania iniciaba relaciones diplomáticas con México, planteándose el reparto de territorios estadounidenses que habían pertenecido a México. Es una amenaza a su seguridad.
Argumento geocultural, retórica moral e ideológica, de criterios éticos, que justifican y legitiman la opción de esas políticas exteriores: la noción de democracia y libertad. Crisis de civilización, y dentro de ella, tendente a ciertos patrones o núcleos de la corriente ideológica principal, el mundo anglosajón, en torno al liberalismo y la democracia.
Los Catorce Puntos de Wilson Meses después, todo ello cristaliza en la hoja de ruta hacia la paz que presenta Wilson en enero de 1918. Cuál es su contenido, el contexto en el que surge, y las consecuencias que va a tener.
Contenido. Por una parte, hay cuestiones territoriales, que están referidas no solo a Europa, también al mundo de ultramar. Mucho menos explícito, pero se plantean principios sobre las colonias. Todo ello alentado desde la cultura pacifista de corte liberal, pero por otro lado, también el rechazo a la guerra. Cuando se alude a Europa (Polonia, las poblaciones eslavas, Bélgica, Francia...), se hace bajo el principio de autodeterminación (el derecho de los pueblos de disponer libremente de sí mismos y erigirse en Estados) y el principio de las nacionalidades, que incluye las cuestiones de índole colonial. Coincide con la celebración del Segundo Congreso Panafricano en París. No hay que olvidar las promesas hechas por franceses y británicos respecto al sionismo, y respecto a la creación de un estado árabe, el panafricanismo y panarabismo. El principio de autodeterminación está orientado a visualizar esa soberanía e integridad territorial, acompañado de otros derechos, como son la libre navegación y la libertad de comercio.
Esa invocación a la democracia está presente en el principio de las nacionalidades, conduce a la cristalización del reconocimiento de nuevos estados. Hay un modelo de articular la gestión interna de cada estado en forma de democracia. La guerra se ve como dos modelos de sociedades, pacifistas frente a belicistas, civilistas frente a militaristas. Se va asociando la idea de Destino Manifiesto con la expansión territorial, y como esta implica la expansión de la democracia, un modo de gobierno que legitima ese proceso, la creación de un imperio de la libertad. Esto conduce a otro principio, el principio de autogobierno: defiende no solo la independencia de unos estados o la restitución de los territorios alterados como consecuencia de actos unilaterales, también se plantea la defensa de un modo determinado de vida y de formas políticas. Dotarse de la forma de gobierno libremente elegida. Esto estará presente más adelante en la Carta de la Europa Liberada y en la Carta del Atlántico. Asistimos a un proceso de disociación creciente en el siglo XX de dos preceptos que forman parte de la misma realidad histórica: las revoluciones liberales asociadas al principio de las nacionalidades. Sí es evidente en términos teóricos pero no en términos prácticos, pues los Catorce Puntos plantean restituir territorios, crear nuevos estados según el principio de autodeterminación, pero también se incluye la defensa de la civilización y de la libertad.
Cuando el texto se anuncia, siguiendo el principio de diplomacia abierta o diplomacia democrática, la victoria de las potencias aliadas, va a implementar la extensión de los principios liberales y democráticos en el sistema internacional, con la creación de la Sociedad de Naciones, basada en principios liberales, sobre todo en el sistema de representación. La guerra supone el punto de partida para legitimar la creación de nuevos estados. Es el proceso de balcanización en Europa, así como de los Estados Bálticos, Polonia... ese cordón sanitario respecto a la Rusia revolucionaria.
La creación del estado Serbio-Croata-Esloveno, luego Yugoslavia. Tenían que regirse por el modelo representativo, los sistemas demo-liberales.
La aplicación del principio de autogobierno quedaría en suspenso, tanto por la propia práctica de Europa. Cuestiones importantes: el futuro de las colonias alemanas.
El desarme también sería una cuestión que aparece en el texto y el sentido que esto tiene para salvaguardar la paz descansa en la concepción idealista y liberar de Wilson. La visión que él tiene de las relaciones internacionales y sus convicciones son moralistas (era calvinista), son más virtuosas. Por lo que los Catorce Puntos es un tema excepcional a su pensamiento. El vacío de poder Wilson intenta modificarlo por una noción más moralista. Se crean así nuevas asociaciones pacifistas de las cuales Wilson práctica.
Esta hoja de ruta son las condiciones de paz que propone Estados Unidos y que son innegociables. Si los demás países no las aceptasen, Estados Unidos firmaría por separado la paz con Alemania, por lo que no fue un tratado firmado por gusto, sino más bien obligados. No aceptar los Catorce Puntos implicaba que los vencidos no formaran un solo bloque en la firma de la paz, que es lo que querían Francia y Gran Bretaña.
Keynes tiene una imagen externa de Wilson que no se corresponde con la imagen de diplomático preparado de que hacía gala. Se forma una oficina de investigación para la paz que prepararía la labor de la delegación norteamericana que acudiría la conferencia de París. Esa oficina o comisión estaría liderado por Bowman quien haría un estudio para articular un caudal informativo para discutir las fronteras de Europa. Todo este trabajo cartográfico contribuiría a tratar de matizar la visión de Wilson como un idealista inocente. Los intereses de Estados Unidos a la hora de plantear la cartografía nueva no está teñida por los intereses geopolíticos de los intereses europeos (Francia e Italia).
¿Qué relevancia tiene que se haga mención a ese corolario de principios?. Todo descansa en la concepción idealista y liberal que tiene Wilson de las relaciones internacionales. Kissinger plantea si Wilson muestra una postura continuista o rupturista. Siendo estricto, está más alejado de los planteamientos tradicionales de la política exterior norteamericana por ejemplo Theodore Roosevelt, un político más realista al estilo europeo. Wilson, componente moral y virtuoso que le caracteriza.
Extroversión plena de la política exterior norteamericana fuera de sus ámbitos tradicionales de interés. Reemplazar el poder e interés nacional que había imperado en el sistema internacional por una visión basada en la ética y la justicia. Movimiento pacifista que fue muy amplio en Estados Unidos.
Contexto. Wilson hace esta declaración por una cuestión de iniciativa, se crea dos meses después del decreto de paz bolchevique donde se plantea y surgen nuevos conceptos dentro de la tradición de pensamiento tradicional como el principio de autodeterminación y autogobierno. De algún modo la paz bolchevique es una paz propuesta por un estado perdedor, por lo que su capacidad impositiva es nula, pero enlaza con las ideas de Wilson de una “paz sin perdedores”. Los bolcheviques plantean volver a la situación de antes de 1914.
...

Tags:
Comprar Previsualizar