Clase V (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 3º curso
Asignatura Estudios Literatura Europea I
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 11/03/2015
Descargas 29
Subido por

Vista previa del texto

Canto X Es el circulo de los herejes, los epicureistas (materialistas) el tema de la discusión será el exilio, un tema muy importante para Dante, Farinata predice su exilio. Cavalcanti es el padre del amigo de Dante, compañero de tendencia poética Dolce Stil nuovo, pero del cual se distanció por motivos ideológicos (en ese momento Guido Cavalcanti aún estaba vivo). La situación en que están los condenados en el infierno es alusivo al pecado que cometieron en vida, estos vivieron descreyendo de la existencia del alma, solo prestaron atención al presente, sus almas estarán por siempre introducidas en un ataúd ardiendo, son miopes (ven bien lo de lejos y no lo de cerca –al contrario de cómo vieron en vida). Se alude a la batalla entre güelfos. Dante se va a enfrentar a los dos personajes (farinata y cavalcante), habla farinata con un recurso que puede parecer un poco naif, reconoce a Dante como florentino por su acento y le pregunta por sus antepasados. “Yo a tu familia dos veces la lleve al exilio” Dante replica con ironía, le dice algo que queda interrumpido “si fueron expulsados dos veces, dos veces regresaron, n arte que los tuyos no aprendieron” se queda esta tensión cuando de golpe asoma Cavalcante de otro sepulcro. “¿Dónde está mi hijo?” su hijo movido por el materialismo no llego al extremo de la devoción por Beatriz (por la belleza, por la gracia) el desdén o el desprecio es algo importante en los dos (farinata y el hijo de cavalcante). Entre los herejes también está Federico el Segundo –comento obras paganas- y el Cardenal.
El canto XI es bastante doctrinal, habla de la distribución de los pecados, no hay apenas acción. Canto XII (7 circulo) los violentos contra los demás. Canto XIII (7 c) segunda bolsa (suicidas –violentos contra sí mismos- Canto XIV violentos contra Dios. Estos cantos en los que hay una descripción más prolija explican una subsecciones dentro de los círculos donde hay variantes de esos pecados. Canto XVIII rufianes seductores y aduladores (8 circulo).
Canto XIX Simoniacos Es de los cantos donde Dante se implica más, hay sarcasmo en lo que dice, hay una crítica desde un cristiano de base hacia la iglesia, los papas de su tiempo eran todos ellos pecadores de simonía. Este canto que está muy bien estructurado. Empieza ya con una condena simbólica a todos los sucesores de Simón. Este Simón, también llamado el mago, enlaza así con una larguísima tradición de denuncia de la venalidad dentro del papado. El pecado de simonía es aquel que se caracteriza por obtener provecho material de las cosas espirituales. Dante es intransigente con esto “las cosas dos que deberían estar siempre ligadas a la bondad”. Estamos en la tercera bolsa del XVIII círculo del infierno. Hay una serie de agujeros en el suelo de la misma anchura y redondos, ahora hace una comparación rara, autobiográfica, hace una comparación muy familiar: estos agujeros me parecieron más o menos iguales, los compara con las pilas bautismales, él tuvo que romper una para salvar a un niño que se ahogaba dentro, se utiliza para hacer ver que eso es tan verdad como lo que le sucedió a él. En cada agujero hay un pecador con los pies y las piernas hacia fuera, moviéndolas fuertemente. Hay uno que se mueve más deprisa que los otros, como si su pecado fuera todavía mayor que el de los demás. Aquí tenemos un elemento humorístico, con carácter crítico “llora tanto con la zanca”. “Alma triste como un palo clavado” se inclina un poco hacia las piernas de este y se compara como un sacerdote que está confesando al pecador, pero no uno cualquiera “un pérfido asesino” –se mantiene la tensión, aún no sabemos quién es- Estos como miraban hacia lo material y no hacia el cielo están puestos boca abajo. El muerto dice “¿ya has llegado aquí Bonifacio?”–el papa de Dante. Está dando por hecho que su sucesor está pecando del mismo modo que él. “¿Ya te has saciado de esas cosas que hacías?” Nicolás III compara a Bonifacio a un violador “ya te has cansado de engañar a la bella mujer –la iglesia- y de destrozarla” Dante los está comparando con un asesino y con un violador, por lo tanto, es una dura crítica. Dante se queda sorprendido. Este papa Clemente V –sucesor de Bonifacio- es importante para Dante porque será el que decidirá llevarse el papado a Aviñón. Con esta desfachatez Dante, hace un discurso vituperativo “¿dime ahora cuánto dinero quiso nuestro señor para darte las llaves de la iglesia?” es un tono casi dialectal, coloquial. “A Matías –sucesor de Judas- no le pidieron ni oro ni plata cuando accedió a la plaza de apóstol. Estas donde tienes que estar” Carlos favoreció los intereses franceses, luego le dice con un recurso retorico “no voy a hablar si no fuese por el respeto a la iglesia diría muchas cosas más”. Habéis convertido a Dios en oro y plata y ahora adoráis a la representación y a los santos, como si fuerais politeístas. El primer pecador es Constantino, el primero que se convirtió, porque al donar toda su riqueza a sus sucesores fue el generador de todo el mal. Virgilio, que ha estado oculto en todo el canto, aparece por detrás riéndose de cómo Dante está cantándole las cuarenta.
...