Casos prácticos II (2013)

Examen Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Pedagogía - 1º curso
Asignatura Didáctica
Año del apunte 2013
Páginas 13
Fecha de subida 16/02/2015
Descargas 13
Subido por

Vista previa del texto

RESOLUCIÓN DE UN CASO PRÁCTICO 1.
DEFINIR EL PROBLEMA a. Delimitar claramente el problema real separando de causas y efectos b. Operativizar la conducta objeto del problema § Posibles problemas: - De conducta - De desarrollo: autoestima, comunicación, relacional - De adaptación escolar - Conflicto de intereses - Comunicación intercultural - Habilidades sociales - Trastornos de personalidad (desviar inmediatamente) 2.
FORMULAR LA HIPÓTESIS DE INTERVENCIÓN a. Formularla desde el condicional Si… b. Formularla operativamente c. Hacer referencia a las posibles causas (modelo familiar, factores ambientales…) 3.
FORMULAR LOS OBJETIVOS a. Referencia directa a las conductas finales a conseguir b. Formulación operativa 4.
SELECCIONAR LAS ESTRATEGIAS O TÉCNICAS DE INTERVENCIÓN a. Entrevista orientadora (humanista en su caso): autoestima, comunicación relacional b. Mediación: conflicto de intereses, comunicación intercultural c. Técnicas conductuales: problemas de conducta d. Técnicas cognitivas: adaptación escolar, convivencia familiar e. Programa de desarrollo de habilidades: relacionales, adaptación escolar, habilidades básicas f. Técnicas de recogida de información: familiograma, ecomapa, entrevista, grupos de discusión 5.
SITUACIONES DE INTERVENCIÓN a. Dónde b. Quién c. Cuándo 6.
EVALUACIÓN DEL PROCESO DE INTERVENCIÓN d. Programación del seguimiento e. Evaluación de resultados JORGE PROVOCA EL RECHAZO DE SUS COMPAÑEROS: Jorge tiene 10 años y cursa 4º curso de Primaria.
Sus capacidades cognitivas son muy buenas y en especial la comprensión lectora y el razonamiento matemático; es también muy alto el rendimiento académico. Es un niño extrovertido, colaborador y muy dependiente de la aprobación de sus profesores (requiere que se le alabe); muestra gran interés por todas las materias y está siempre dispuesto a ayudar en cualquier actividad que se proponga en clase y fuera de ella. Pregunta constantemente y quiere responsabilizarse de todas las actividades Sus compañeros se quejan porque, con sus preguntas continuas, no los deja participar; por este motivo se ríen cuando habla, no quieren jugar con él y tampoco ser sus compañeros en los trabajos de grupo.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: La necesidad de aprobación de Jorge, las preguntas continuas que hace en clase y su afán por responsabilizarse de todas las actividades provoca el rechazo de sus compañeros. Este problema se expresa en las siguientes conductas operativas: - Jorge pregunta a los profesores siempre que tiene una duda.
- Jorge responde siempre que los profesores preguntan algo.
- Jorge se ofrece voluntario para cualquier actividad que proponen los profesores - Los compañeros de Jorge se ríen de él cuando pregunta y cuando habla.
- Los compañeros de Jorge no juegan con él.
- Los compañeros de Jorge lo rechazan cuando hay que formar grupos de trabajo.
b) La hipótesis funcional: Jorge, por la necesidad que tiene de que los profesores estén contentos con él y aprueben su conducta, no deja participar a sus compañeros provocando así el rechazo de lo mismos hacia su persona.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si se deja de prestar atención a las continuas preguntas de Jorge en clase y se atiende más a las de los compañeros disminuirán aquellas y desaparecerá el rechazo del resto de compañeros hacia Jorge.
b) Los objetivos: En función de la hipótesis funcional y de la de intervención formulamos dos objetivos generales: reducir el número de preguntas e intervenciones de Jorge en clase, y eliminar el rechazo de sus compañeros.
Estos objetivos generales los especificamos en otros más operativos o intermedios, referidos tanto a la conducta de Jorge (primero de los objetivos generales) como a la del grupo (segundo objetivo general).
- Levantar la mano para preguntar y responder a las preguntas de los profesores (Jorge).
- Esperar a que pregunten para responder (Jorge).
- Escuchar las preguntas de los demás compañeros (Jorge).
- Escuchar a Jorge cuando habla y cuando pregunta (grupo).
- No reírse de Jorge cuando habla y cuando pregunta (grupo).
- Jugar con Jorge en los recreos (grupo).
- Elegir a Jorge para los trabajos de grupo.
c) Los reforzadores: Mayor atención de los profesores a las preguntas del grupo, comentarios positivos a Jorge cuando deja preguntar a sus compañeros y a éstos cuando no se ríen de Jorge y juegan con él.
d) Las técnicas y los recursos: - Normas de participación en clase elaboradas por el propio grupo bajo la coordinación del profesor tutor. En dichas normas se incluyen rodos los objetivos intermedios.
- Reforzamiento positivo intermitente para conductas relacionadas con objetivos intermedios.
- Reforzamiento diferencial de tasa baja para disminuir las conductas “preguntar” y “participar” de Jorge.
- Reforzamiento de conductas alternativas para disminuir de forma progresiva las conductas de rechazo hacia Jorge.
- Modelado en relación a las conductas problema”de Jorge y a las del grupo.
- Role-playing: los niños no quieren jugar conmigo.
e) Las situaciones de intervención: quién, dónde, cuando: El programa se aplicará en el lugar y en el tiempo en los que se provocan y emiten las conductas que deseamos eliminar; por lo tanto en el aula y en las zonas de recreo y durante el horario escolar, Participarán todos los profesores que tengan alguna responsabilidad con el grupo coordinados por el tutor.
f) La aplicación del programa: El programa se aplicó en el aula y en las zonas de recreo durante el horario escolar con la participación de todos los profesores implicados en el grupo, coordinados por el tutor y supervisados por el orientador del centro.
Se inició con un debate del grupo sobre normas de participación era clase. Se redactaron, escribieron en una cartulina y se colocaron en la pared, a la vista de todos Al comienzo de cada sesión se leían y al final se evaluaba cómo se habían cumplido. También se fijaron los reforzadores; al que incumplía las normas no se le prestaba atención, el cumplimiento tenía como premio poder emplear unos minutos al día en la actividad preferida del grupo: hacer mimo.
Los profesores sólo atendían a una de cada tres o cuatro preguntas de Jorge; el reparto de responsabilidades se hizo cada semana utilizando como criterio el sorteo Se elogiaba asimismo a cualquier niño que cuando preguntaba Jorge no se reía. Después de visualizar un video y dramatizar el juego “los niños no quieren jugar conmigo” se premiaba cualquier conducta o aproximación de aceptación del grupo a Jorge en el juego y en el trabajo.
Después de un mes de aplicación del programa y de continuas. Revisiones, Jorge redujo el número do participaciones y estaba contento porque sus compañeros le dejaban jugar con ellos y algunos le permitían estar en su grupo de trabajo. Progresivamente se retiraron los reforzadores.
3. Seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de los profesores participantes en el programa y las opiniones de los alumnos; los datos de observación se recogieron en listas de control y escalas de evaluación para cada una de las conductas problemas, el registro anecdótico del tutor y el sociograma. El análisis de los datos indicó que los objetivos se habían alcanzado al final de curso en un 80 %.
CARLOS TIENE CELOS DE SU HERMANITA: Carlos, de 5 años de edad, cursa 3° de Educación Infantil.
Asiste al colegio desde los tres años sus profesores dicen que siempre fue un niño tranquilo, trabajador y feliz.
Desde el nacimiento de la hermanita no quiere separarse de la mamá, llora a la hora de ir al colegio, se queja de dolores de estómago, suda, vomita. Algunos días ha habido que llevarlo al colegio a 1a fuerza. En clase llora por cualquier cosa que le digan o hagan sus compañeros, trabaja poco, no quiere salir al recreo; sólo quiere estar al lado de la profesora a la que pide que llame a su mamá.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: Carlos, debido al nacimiento de la hermanita, siente que su mamá se ocupa menos de él y tiene miedo de que lo quiera menos y tal vez de que lo abandone. Este problema Carlos lo expresa en las siguientes conductas operativas: - No quiere separarse de su mamá.
- Llora a la hora de ir al colegio.
- Se queja de dolores de cabeza - Con frecuencia suda y vomita.
- Trabaja poco en clase.
- Se niega a salir al recreo.
- No se separa de la profesora.
- Pide a la profesora que llame a su mamá.
b) La hipótesis funcional: Carlos siente celos de la hermanita que le ha quitado el lugar privilegiado en la atención de su madre; esto le provoca estados de ansiedad y de miedo a perder el cariño de sus padres y a ser abandonado por ellos.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si la madre de Carlos le presta más atención y le asigna (como hermano mayor) alguna tarea relacionada con el cuidado de la hermanita se sentirá querido por su madre y desaparecerán la ansiedad y el miedo a ser abandonado.
b) Los objetivos: En función de la hipótesis funcional y de la de intervención, se formularon los objetivos generales siguientes: - Conseguir que Carlos se sienta querido por su madre.
- Eliminar la ansiedad de Carlos y el miedo a ser abandonado por sus padres Estos objetivos generales se concretaron en otros de carácter más operativo o intermedios: - Disminuir los vómitos.
- Eliminar las quejas por dolores de cabeza - Ir al colegio sin llorar.
- Ir al servicio sin la compañía de su madre.
- No llorar a la hora de ir al colegio.
- Salir al recreo con los demás niños.
- Realizar tareas fáciles y agradables sin la ayuda de su madre - Realizar tareas fáciles en ausencia de la profesora c) Los reforzadores: Mayor atención de la madre y de la profesora a Carlos recompensando las conductas positivas (no llorar, trabajar en clase, ir solo al servicio) con caricias.
d) Las técnicas y los recursos: - Reforzamiento positivo como besos, caricias, juguetes preferidos para las conductas relacionadas con los objetivos intermedios.
- Inhibición recíproca - Relajación muscular.
- Reforzamiento de conductas alternativas e) f) Las situaciones de intervención: quién, dónde, cuándo: El programa se aplicará en el lugar y en el tiempo en el que se provocan y emiten las conductas que deseamos eliminar; por lo tanto en el aula y en las zonas de recreo y durante el horario escolar. Participarán todos los profesores que tengan alguna responsabilidad con el grupo coordinados por el tutor.
La aplicación del programa: El programa so aplicó en casa durante todo el día, en el aula y en las zonas de recreo durante el horario escolar: se contó con la colaboración de la orientadora del centro, las cuidadoras del comedor y la recepcionista del colegio.
Se inició con unas sesiones de información y entrenamiento a la madre sobre la forma de poner en práctica el programa. Con la ayuda de la orientadora, la madre de Carlos y su profesora elaboraron y jerarquizaron el menú de situaciones ansiógenas y las correspondientes actividades, de alivio que ambas aplicaron posteriormente.
La mamá acompañaba a Carros todos los días al colegio y lo iba a buscar; junto con la profesora reforzaba las conductas alternativas a las conductas problemas como no llorar, ir solo al servicio, salir al patio, jugar con los demás niños. Cuando aparecían los primeros indicios de ansiedad, la profesora o la madre le aplicaban ejercicios de relajación.
Al tercer mes de aplicación del programa se pasó del reforzamiento total al intermitente de razón variable.
3. El seguimiento y evaluación de resultado El seguimiento del programa se hizo a través de la observación sistemática de la madre y de la profesora. Para la recogida de los datos se utilizaron listas de control y escalas de observación elaboradas para cada una de las conductas problemas, así como el registro anecdótico de la madre.
El análisis de los datos reveló que los objetivos generales se conseguían lentamente aún cuando algunos de los intermedios como no llorar antes de ir al colegio se habían alcanzado al 100%.
LOS ALUMNOS DE 4º SON INDISCIPLINADOS: Al grupo de alumnos de Secundaria Obligatoria le cuesta respetar las normas del centro y ser disciplinados en las aulas: faltan a clase, hablan constantemente unos con otros, se tiran papeles, se insultan, se ríen cuando alguien se equivoca. El equipo docente ha recurrido al castigo expulsando de clase a los que alteran el orden o llamando a los padres. La situación ha empeorado y también la relación de las familias afectadas con el colegio. Los profesores piensan que las raíces del problema están en la escasa colaboración de los padres con el centro: no asisten a as reuniones, dan la razón a sus hijos, dicen que los profesores son los responsables de lo que sucede. La tensión es especialmente fuerte con una profesora a la que han llegado a agredir físicamente.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: El grupo de 4º de Secundaria Obligatoria no respeta las normas del centro y son indisciplinados en clase; las relaciones con las familias son negativas. El problema se define operativamente en las siguientes conductas: - Los alumnos faltan a clase.
- Hablan continuamente unos con otros.
- Se tiran papeles.
- Se ríen cuando alguien se equivoca.
- Se insultan - Las familias no asisten a las actividades que el centro organiza. Las - Las familias dan la razón a sus hijos.
- Las familias han agredido físicamente a una profesora.
b) La hipótesis funcional: Los alumnos, ante la expectativa de contar con el apoyo de sus padres, no respetan las normas del centro y son indisciplinados en clase.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: En este caso y dado que las raíces del problema está en la relación familia-centro educativo, formulamos dos hipótesis de intervención; la primera orientada a mejorar la relación de la institución familiar con la escolar y la segunda a eliminar conductas negativas de los alumnos en el aula.
- Hipótesis 1: Si se programa y ejecuta un plan de formación de padres-madres y de actividades conjuntas con los equipos docentes, la relación de éstos con las familias mejorará.
- Hipótesis 2: Si la atención que se presta a las conductas negativas de los alumnos en las aulas disminuye y por el contrario se refuerzan las positivas, aquellas disminuirán y éstas aumentarán.
b) Los objetivos y los criterios de logro: Los objetivos generales derivados de la hipótesis funcional y de intervención son éstos: - Mejorar la relación de las familias con el centro.
- Disminuir el absentismo de los alumnos a clase.
- Eliminar la indisciplina en las aulas.
Cada uno de los objetivos centrales se concreta en otros operativos o intermedios: - Asistir a las reuniones conjuntas de padres y profesores. Al menos el 50% de padres y el 80% de profesores.
- Inscribirse y asistir al plan de formación de padres. Al menos el 50%.
- Disminuir el absentismo de los alumnos a clase en el 75%.
- Escuchar mientras hablan los demás. Criterio de logro 80%.
- Pedir la palabra levantando el brazo. Criterio de logro 80%.
- Elogiar las intervenciones oportunas de los compañeros. Criterio de logro 80%.
- Extinguir las risas. Criterio de logro 80%.
- Extinguir las conductas de lanzarse papeles unos a otros. Criterio de logro 80%.
c) Las técnicas y los recursos: - Normas de participación en clase elaboradas por el propio grupo bajo la coordinación del profesor tutor y el asesoramiento de la orientadora del centro. En dichas normas se incluyen todos los objetivos intermedios.
- Reforzamiento positivo intermitente para las conductas relacionadas con los objetivos intermedios.
- Reforzamiento de conductas alternativas para disminuir de forma progresiva conductas de indisciplina en el aula.
- Modelado en relación a las conductas “problema” de los alumnos.
- Role-playing: Yo te respeto, tú me respetas, nosotros nos respetamos.
- Tiempo fuera de reforzamiento.
- Saciedad y práctica negativa, - Programa de Habilidades Sociales.
- Programa de formación de padres y maestros.
- Grupo de teatro padres y profesores.
d) Las situaciones de intervención: quién, dónde, cuándo: El programa se aplicará en el lugar y en el tiempo en los que se provocan y emiten las conductas que deseamos eliminar; por lo tanto en el aula y en el resto de las dependencias del centro. Durante todo el horario escolar con especial incidencia en la hora dedicada a tutoría. Participarán todos los profesores que tengan alguna responsabilidad con el grupo, serán coordinados por el tutor y asesorados por la orientadora del centro; también la recepcionista del colegio y la bibliotecaria. Para la recogida de información se contará con la trabajadora social.
e) La aplicación del programa: La aplicación del programa se hizo a dos bandas; con los padres-madres de familia y profesores y con los alumnos.
Según lo planificado, el plan de intervención con los alumnos se aplicó básicamente en el aula y en las zonas de recreo, pero también en el resto de las dependencias del centro. Participaron los profesores y la bibliotecaria durante el horario escolar, el tutor en la hora semanal dedicada a tutoría, la recepcionista en los tiempos de salida y entrada al centro; todos ellos asesorados por la orientadora.
Se inició el plan con una sesión de análisis de la situación, toma de decisiones y nombramiento de una comisión encargada de elaborar el plan de actuación En la segunda sesión se revisó y evaluó el plan presentado por la comisión y se asignaron responsabilidades. En la tercera sesión la orientadora explicó la forma en que había que aplicar las técnicas y cómo utilizar el material de recogida de datos.
El trabajo directo con los alumnos comenzó con la visualización y comentario de la película “Rebeldía en las aulas”; esta sesión la dirigieron la orientadora del centro y una comentarista de cine madre de una de las alumnas. En la honra de tutoría, se debatieron las normas de comportamiento en el aula, se hizo una primera redacción y después de un nuevo debate y votación, se les dio la forma definitiva. Al comienzo de cada sesión, el delegado de curso recordaba las normas y al final se evaluaba el cumplimiento o no de las mismas; el cumplimiento se premiaba con un tiempo extra a la semana en la sala de informática.
En clase se reforzaron con elogios todas las conductas contrarias a las que se querían eliminar, progresivamente se pasó a un programa de razón variable según el cual sólo se reforzaron un número previamente determinado de respuestas. Las técnicas modelado y role-playing se aplicaron en las sesiones de tutoría bajo la supervisión de la orientadora; después de dos meses de haber trabajado con estas dos últimas técnicas se sustituyeron por el programa de habilidades sociales.
Sólo en situaciones extremas, sucedió con dos alumnos, se recurrió a la aplicación de las técnicas tiempo fuera de reforzamiento y saciedad y práctica negativa La primera se aplicaba para las conductas insultar y reírse del compañero; al alumno que emitía dichas conductas se les enviaba sin ningún material a una sala en la que únicamente había una mesa y una silla; el tiempo de permanencia era variable en función de la infracción de las características del alumno. La técnica saciedad la aplicaba siempre la orientadora o sus colaboradoras (becarias de la facultad de psicología) inmediatamente después de la emisión de la respuesta, El trabajo con los padres comenzó tras el análisis de la información que previamente había recogido la trabajadora social. A continuación se citó a las familias de las que se esperaba mayor colaboración, se les expuso el problema y se les pidió ayuda para trabajar con el resto de las familias. Ellas mismas convocaron la primera reunión conjunta de padres-madres y profesores; con los que asistieron se organizó un grupo de teatro y se nombró al padre-madre tutor del grupo con la función específica de servir de nexo entre el colegio y la familia; la actividad que se desarrolló durante dos meses dio como resultado la creación de una escuela de formación de padres partiendo de las propias experiencias y del problema que estaban viviendo sus hijos.
Los primeros síntomas de mejoría en la disciplina se dieron a los dos meses de iniciado el plan de actuación; al finalizar el curso académico se había conseguido el 75% de los objetivos También mejoró significativamente la relación de las familias con el centro: desaparecieron las agresiones, incluso las verbales, a la profesora y se alcanzó un 50% de asistencia a las reuniones ordinarias programadas por el colegio y el 45% a la escuela de formación de padres y profesores.
3. El seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de los profesores participantes en el programa, los datos recogidos por los padres-madres, tutores y la trabajadora social y la encuesta aplicada por la orientadora a padres, profesores y alumnos. Como hemos indicado en el apartado anterior, los objetivos referidos a la eliminación de conducta de indisciplina en clase se habían conseguido en un 75% al finalizar el curso académico.
En lo referente a la relación de las familias con el centro, desaparecieron las agresiones, incluso la verbal a la profesora y se alcanzó un 50% de asistencia a las reuniones ordinarias programadas por el colegio y el 45% a la escuela de formación de padres y profesores. Después de la evaluación del plan en la que participaron profesores, orientadora, trabajadora social y una representación de padres y alumnos, se acordó continuar con la escuela de formación de padres y maestros.
ENRIQUE NO SE SIENTE QUERIDO POR SU PROFESORA: Enrique es un niño de seis años que cursa 1º de Educación Infantil. En casa se porta muy bien, comparte sus cosas con el hermanito más pequeño, ayuda a su mamá; en la calle juega con los demás niños y demuestra una gran facilidad para hacer amigos. El comportamiento en el colegio es muy distinto: no obedece a la profesora, se enfada por cualquier cosa, estropea el material, grita cuando todos están callados, deja sus cosas tiradas. Con frecuencia dice que la profesora lo quiere menos que a los demás niños, que le riñe mucho y que se va a ir a otro colegio donde no le riñan.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: Enrique altera el orden de la clase con un comportamiento inadecuado que expresa las siguientes conductas: - No quiere separarse de su mamá.
- Desobedece a la profesora.
- Se enfada por cualquier cosa.
- Estropea el material.
- Grita cuando todos están callados.
- Deja sus cosas tiradas.
- Se queja de que la profesora no le quiere y que le quiere menos que a los demás niños.
b) La hipótesis funcional: Enrique no se siente suficientemente querido por su profesora y trata de atraer su atención con conductas que alteran el orden de la clase.
2. Intervención La hipótesis de intervención: Si la profesora de Enrique le presta más atención premiándole las conductas positivas y deja de prestar atención a las inadecuadas, éstas desaparecerán y se incrementarán las primeras.
b) Los objetivos: El objetivo general es que Enrique se sienta querido por su profesora y como consecuencia, desaparezcan las conductas inadecuadas, es decir: - Obedecer a la profesora.
- Extinguir los enfados.
- Cuidar el material y dejar sus cosas recogidas.
- Permanecer callado en los momentos de silencio.
c) Los reforzadores: mayor atención de la profesora y el grupo cuando se comporte adecuadamente.
d) Las técnicas y los recursos: - Reforzamiento positivo: elogios y caricias de la profesora, aplausos de sus compañeros.
- Modelado a través de la lectura y comentario de un cuento y de la visualización de un video.
- Dramatización: mi profesora me quiera, cuido mis cosas, escucho a mi profesora.
e) Las situaciones de intervención: quién, dónde y cuándo: El programa se aplicará en horario escolar, en el aula, en el comedor y en las zonas de recreo. Lo aplicará la profesora con el asesoramiento del orientador del centro y la colaboración de las encargadas del comedor.
f) La aplicación del programa: El programa se aplicó con la aprobación y la colaboración de la mamá de Enrique.
Cuando el niño llegaba a clase la profesora lo saludaba, le daba un beso y le preguntaba cómo estaba. Al iniciarse el programa, siempre que recogía sus cosas y cuidaba del material le daba un aplauso; si estaba en silencio se le elogiaba poniéndole como modelo; a medida que la conducta mejoraba, se le reforzó de forma intermitente.
3. El seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de la profesora y el control del orientador. En escalas de observación elaboradas para cada una de las conductas problema. Al finalizar el curso se necesitaba seguir trabajando para extinguir la conducta estar callado cuando los demás permanecen en silencio.
a) PAULA FRACASA EN LOS ESTUDIOS Y NO CONFÍA EN SÍ MISMA: Paula tiene 14 años, es introvertida y muy inteligente según el diagnóstico psicopedagógico elaborado por el orientador del centro, sin embargo, su rendimiento académico es bajo: suspende matemáticas y lenguaje, se frustra con mucha facilidad y no tiene amigos. Dice de sí misma que no sirve para nada y que le costará mucho tener éxito en los estudios y en la vida.
Sus padres están preocupados, lo que aumenta la preocupación y frustración de Paula.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: Paula tiene un rendimiento académico inferior al esperado según sus capacidades y escasa confianza en sí misma. Este problema se expresa en las siguientes conductas operativas: - Suspende matemáticas y lenguaje.
- Se frustra con mucha facilidad.
- No tiene amigos.
- Dice que es fea.
- Dice que no sirve para nada.
- Dice que le costará mucho alcanzar el éxito.
b) La hipótesis funcional: Paula tiene una bajísima autoestima que la lleva a desconfiar de sus posibilidades y a fracasar académicamente.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si se aplica a Paula un programa de autoestima, aprenderá a valorarse de forma más positiva y mejorará su rendimiento escolar.
b) Los objetivos: El objetivo general es doble, por una parte mejorar su autoestima y por otra elevar su nivel de rendimiento; es decir, alcanzar los siguientes objetivos intermedios: - Aprobar las matemáticas y el lenguaje.
- Disminuir la frustración.
- Conseguir amigos.
- Que Paula conozca sus propias capacidades cognitivas y sus cualidades físicas - Descubrir que tiene cualidades para triunfar en los estudios y en la vida.
c) Las técnicas y los recursos: - Reforzamiento positivo verbal.
- Autorregistro y autorrefuerzo.
- Programa de Autoestima de Alcántara.
- Role-playing.
d) Las situaciones de intervención: quién, dónde, cuándo: El programa se aplicará dentro del horario escolar, en el aula y en el despacho de la tutora. Lo aplicarán los profesores durante el desarrollo de las clases y la tutora durante media hora una vez a la semana en la sesión de tutoría individual. Colaborará también la familia elogiando cualquier conducta positiva de Paula.
e) La aplicación del programa: Según lo planificado, el programa se aplicó en el instituto y en casa. Se inició después de consultar a la familia y con la aprobación de la propia Paula que se mostró muy dispuesta a colaborar. Cada uno de los profesores en sus respectivas clases reforzaba positiva y verbalmente las conductas adecuadas de Paula: hacer preguntas, ayudar a sus compañeros, responder acertadamente a las preguntas. Una de las profesoras, en la que confiaba, le hacia notar sus cualidades físicas e intelectuales con frases como: hoy estás muy guapa, tienes unos ojos muy bonitos, tienes facilidad para las matemáticas… Sus padres y la hermana mayor hacían lo mismo en casa.
Durante el primer mes el tipo de reforzamiento fue total, se reforzaban todas las conductas seleccionadas al efecto.
A medida que los objetivos intermedios se iban alcanzando, se reforzaban sólo alguna de las respuestas según el tipo de reforzamiento de razón variable.
La propia Paula registraba sus logros: hacer preguntas, ayudar a los compañeros, responder adecuadamente a las preguntas de los profesores y se autorreforzaba con fichas canjeables por tiempo extra para jugar en la sala de informática e ir al cine.
En las sesiones de tutoría grupal se trabajó la autoestima en la adolescencia con role-playing, en el que Paula debía representar alguno de los papeles protagonistas.
En las sesiones de tutoría individual, la tutora le aplicó el programa de autoestima.
3. El seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de profesores, los padres, la hermana de Paula y su tutora. Se recogieron los datos en escalas de evaluación. La evaluación de resultados se hizo analizando los datos recogidos por profesores, familia y tutora; Paula hizo su propia autoevaluación; la orientadora colaboró con la interpretación de los resultados del cuestionario que elaboró. Los objetivos, al alcanzar el tercer mes, se habían alcanzado en un 70%.
MARÍA Y TERESA NO SABEN ESTUDIAR: María y Teresa son dos alumnas de 3º de Secundaria Obligatoria.
Según los datos aportados por la orientadora del centro, sus aptitudes mentales han alcanzado un nivel de desarrollo normal, sin embargo, suspenden casi todas las materias. Los profesores dicen que son trabajadoras y que en clase se esfuerzan por atender. Cuando se las pregunta sobre datos recién explicados, contestan bien, pero en los exámenes fracasan: confunden el significado de los términos, organizan mal los contenidos de un tema y equivocan lo fundamental con lo anecdótico.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: El rendimiento académico de María y Teresa es inferior al esperado según sus capacidades y el esfuerzo que hacen. Este problema se expresa en las siguientes conductas operativas: - Suspenden casi todas las materias.
- Organizan mal los contenidos de los temas.
- Confunden el significado de los términos.
- Equivocan lo fundamental con lo anecdótico.
b) La hipótesis funcional: Teresa y María tienen un inadecuado método de estudio que les conduce al fracaso escolar.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si a Teresa y María se les aplica un programa de técnicas de estudio, aprenderán a estudiar y mejorarán su rendimiento académico.
b) Los objetivos: El objetivo general es que Teresa y María aprendan a estudiar y mejoren el rendimiento académico, es decir, los siguientes objetivos intermedios: - Organizar los materiales de estudio.
- Diferenciar los distintos significados de una misma palabra en contextos diferentes.
- Organizar la información.
- Elaborar esquemas y mapas conceptuales.
- Hacer resúmenes y comentar textos.
- Aprobar las materias del curso.
c) Las técnicas y los recursos: - Reforzamiento positivo verbal.
- Autorregistro.
- Autorrefuerzo.
- Autoinstrucciones.
- Modelado.
- Resolución de problemas.
- Ensayo de conducta.
- Simulación de casos.
- Autorización alumno-alumno.
d) Las situaciones de intervención, quién, dónde, cuándo: El programa se aplicará dentro del horario escolar, en el aula y en el despacho de la tutora. Lo aplicarán los profesores durante el desarrollo de las clases, la tutora durante media hora una vez a la semana en la sesión de tutoría individual. Colaborará la familia elogiándoles cualquier conducta positiva y ayudándoles en las tareas que la tutora les mande hacer en casa.
e) La aplicación del programa: El programa se inició después de una sesión de evaluación en la que el equipo docente se comprometió a colaborar en la aplicación del programa. Se informó y pidió ayuda a las familias y a María y Teresa su asentimiento. Cada uno de los profesores en sus respectivas clases reforzaba positiva y verbalmente los esfuerzos de las dos alumnas por mejorar el método de estudio. Al comenzar la sesión de clase se elaboraba un listado de palabras clave necesarias para entender el tema, se leía el texto y se subrayaban las ideas principales; al acabar la sesión se les pedía que elaboraran un esquema de lo que habían trabajado. Los compañeros colaboraron en el programa a través del trabajo compartido y autorizado. Las propias alumnas registraban sus logros y se autorreforzaban con tarjetas canjeables por tiempo extra para dedicar a su actividad preferida.
Durante los dos primeros meses, en las sesiones de tutoría grupal, se trabajaron las técnicas de modelado, ensayo de conducta y simulación de casos siempre con contenidos relacionados con técnicas de estudio. En las sesiones de tutoría individual, las dos alumnas trabajaron de forma sistemática durante tres meses. Este trabajo se afianzaba en casa repitiendo las tareas que se habían hecho en tutoría tomando como elementos de refuerzo los temas que se iban a trabajar al día siguiente en clase.
3. El seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de profesores, padres y tutoras de Teresa y María, así como la autoevaluación de las dos alumnas. Para evaluar los resultados se tomó como referencia el logro de los objetivos intermedios que alcanzó el 75% a los tres meses. Al finalizar el curso, el objetivo general se había alcanzado en un 90%.
TINUCA MEJORA SUS TÉCNICAS DE ESTUDIO: Tinuca es una estudiante de 17 años que cursa bachillerato.
Tiene un rendimiento aceptable. Sus profesores dicen que está muy motivada y que es muy trabajadora. Ella está preocupada porque emplea mucho tiempo en estudiar y saca calificaciones que raramente superan el aprobado.
El estudio psicopedagógico realizado por el departamento de orientación indican que su inteligencia es superior a la media y que sus técnicas de estudio son bastante deficientes: se organiza mal, no sabe elaborar esquemas y no utiliza adecuadamente la técnica del repaso y de preparación de exámenes.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: El rendimiento académico de Tinuca es inferior al esperado según sus capacidades y el esfuerzo que hace. Sus técnicas de estudio son deficientes, y el problema se expresa en las siguientes conductas operativas: - Obtiene calificaciones bajas.
- Inteligencia superior a la media.
- Organiza mal los contenidos de los temas.
- Organiza mal el tiempo de estudio.
- No sabe hacer esquemas.
- No utiliza la técnica del repaso y de preparación de exámenes.
b) La hipótesis funcional: Tinuca obtiene calificaciones inferiores a sus capacidades porque no domina las técnicas de estudio.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si se aplica a Tinuca un programa de técnicas de estudio mejorará el rendimiento académico.
b) Los objetivos: El objetivo general es que Tinuca mejore el rendimiento académico y como objetivos intermedios que aprenda a: - Organizar los materiales de estudio.
- Organizar las sesiones de estudio.
- Elaborar esquemas.
- Organizar la información - Hacer resúmenes.
- Repasar temas.
- Preparar exámenes.
c) Las técnicas y los recursos: - Reforzamiento positivo verbal.
- Autorregistro y autorrefuerzo.
- Modelado.
- Ensayo de conducta - Simulación de casos.
- Autorización alumno-alumno.
d) Las situaciones de intervención, quién, dónde, cuando: El programa se aplicó en horario escolar, en el aula y en el despacho de la orientadora. Se responsabilizaron los profesores durante el desarrollo de las clases, la orientadora durante media hora dos veces por semana.
e) La aplicación del programa: el programa se inició con la aprobación de Tinuca y la colaboración de la orientadora.
Los profesores iniciaban las clases presentando el esquema de los contenidos que se iban a explicar; al acabar la sesión cada alumno tenía que elaborar su propio esquema de los contenidos que se habían trabajado.
Durante un mes, en las sesiones de tutoría grupal, se trabajaron las técnicas de modelado, ensayo de conducta y simulación de casos siempre con contenidos relacionados con técnicas de estudio. Simultáneamente, Tinuca trabajó con la orientadora del centro las técnicas de repaso y preparación de exámenes.
3. Seguimiento y evaluación final El seguimiento lo hizo la propia Tinuca registrando y reforzando sus logros. También la orientadora llevó un registro de las conductas modificadas. El criterio de logro del objetivo general fue haber mejorado en al menos el 50% de las calificaciones.
LA DISLEXIA DE PATRICIA: Patricia tiene 9 años y cursa 4º de Primaria en un colegio privado que cuenta con departamento de orientación específico para los alumnos de Primaria. Se distrae con mucha facilidad en clase y tiene dificultades en el aprendizaje de lenguaje, ciencias sociales, materias que suspende sistemáticamente; sin embargo es buena en matemáticas. Tanto la lectura como la escritura son para ella un verdadero suplicio.
Cuando lee y cuando escribe pierde el ritmo, separa o junta palabras de forma inadecuada, omite sílabas, confunde fonemas. La profesora cree que Patricia presenta todos los síntomas de una niña disléxica; los datos del estudio psicopedagógico que se hizo hace dos meses indican que se trata de una niña con una inteligencia global superior a la media 1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: Patricia tiene dificultades en el aprendizaje de las ciencias sociales y del lenguaje. Su nivel de lectura y de escritura es muy inferior al de sus compañeros. El problema Patricia lo expresa en las siguientes conductas operativas: - Se distrae con facilidad.
- Suspende las ciencias sociales y el lenguaje.
- Al leer pierde el ritmo, separa sílabas y las omite, confunde fonemas.
- Cuando escribe separa sílabas, omite fonemas y los confunde, une palabras.
b) La hipótesis funcional: El problema disléxico de Patricia interfiere en el aprendizaje de las ciencias sociales y del lenguaje y dificulta el desarrollo de la lectura y de la escritura.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si se aplica a Patricia un programa de recuperación de la dislexia y técnicas de reforzamiento positivo, mejorará el aprendizaje de la lectura, la escritura, las ciencias sociales y el lenguaje.
b) Los objetivos: El objetivo general es que Patricia mejore el rendimiento académico en ciencias sociales, lenguaje, lectura y escritura. Los objetivos intermedios se relacionan con las conductas siguientes: - Aprobar ciencias sociales y lenguaje.
- Escribir sin cometer omisiones, sin confundir fonemas.
- Separar palabras correctamente.
- Leer con la velocidad adecuada.
- Leer con ritmo.
c) Las técnicas y los recursos: Reforzamiento positivo verbal aplicado de forma contingente a las conductas adecuadas.
Instigación verbal.
d) Las situaciones de intervención: quién, dónde, cuando: el programa se aplicará en horario escolar, en el aula ordinaria y en la de apoyo. Se responsabilizarán las profesora del aula durante el desarrollo de las clases y la profesora de apoyo durante media hora a la semana; tanto en la elaboración del programa como la aplicación del mismo será supervisado por la orientadora; también se contará con la colaboración de la familia en tareas de afianzamiento del trabajo realizado en el colegio.
e) La aplicación del programa: El programa se inició después de una entrevista con la madre de Patricia y de haber convencido a la interesada de la necesidad de trabajar con la profesora de apoyo. Ésta se responsabilizó del programa global con el siguiente esquema: - Actividades de lectura oral centrada en el ritmo, pausas y velocidad.
- Actividades para corregir en la lectura las omisiones y confusiones de fonemas.
- Actividades para corregir en la escritura las omisiones y confusiones de fonemas.
- Actividades para corregir las uniones y fragmentaciones de palabras aprendiendo a segmentar una frase en las palabras que la componen; este proceso se hace de forma verbal antes de escribir la frase.
- Actividades de comprensión lectora y composición escrita con ejercicios que le lleven a planificar la información, formar estructuras gramaticales correctas y utilizar la puntuación correctamente.
En el aula ordinaria se le apoyaba con reforzamiento positivo, como alabarle cada conducta positiva relacionada con la lectura y la escritura. Cada día la profesora trabajaba de forma individual cada uno de los objetivos del programa elaborado por la orientadora; los contenidos se relacionaban con omisiones y confusiones de fonemas en la lectura y la escritura. En casa la madre reforzaba cada día durante media hora las actividades que se habían trabajado en el colegio con la profesora del aula o la de apoyo.
3. Seguimiento y evaluación de resultados El seguimiento y valoración de la aplicación lo hizo la orientadora del centro. La valoración de los resultados lo llevaron a cabo la profesora de apoyo y la del aula mediante el análisis comparativo de las producciones en lectura y escritura al final de cada mes con las anteriores a la iniciación del programa. El primer mes las mejoras apenas se notaron; los avances se hicieron perceptibles a partir del tercer mes; al quinto mes los objetivos en escritura se habían alcanzado en un 75%. En la reunión conjunta, orientadora, profesora de aula, de apoyo y madre de Patricia, acordaron seguir trabajando con el mismo programa hasta finalizar el curso.
CENTRO ESCOLAR DE UNA ZONA DESFAVORECIDA: Un centro situado en un barrio del extrarradio de una gran ciudad. Los alumnos proceden de un ambiente sociocultural muy bajo. La relación de los padres con el centro es escasa y limitada a momentos puntuales de la escolaridad: cuando surgen problemas serios, para gestiones administrativas de matrícula, reservas, comedor, etc. o al final del curso para recoger las notas. El rendimiento general de los alumnos está en un nivel medio-bajo, a pesar de contar con alumnos en los que se han detectado buenas capacidades mentales. El departamento de orientación del centro está interesado en desarrollar algún tipo de experiencia que impulse la comunicación entre familias y centro e incida también positivamente en el rendimiento de los alumnos.
1. Evaluación a) El problema y la conducta operativa: Se trata de un centro educativo que, por sus características podría calificarse como urbano. Podría deducirse que se trata de un centro de secundaria o incluso con varios niveles educativos.
Parece que hay un colectivo de alumnos del que se desconoce su proporción respecto al total del centro, que posiblemente representan a un grupo de la comunidad del centro en situación de desventaja social. Las familias de estos alumnos mantienen escasa relación con el centro y en consecuencia, resulta difícil coordinar las acciones educativas del colegio con ellas. El departamento de orientación quiere impulsar la comunicación con las mismas.
b) La hipótesis funcional: La relación de las familias con el centro es escasa y los alumnos tienen un rendimiento general medio-bajo.
2. Intervención a) La hipótesis de intervención: Si se desarrollan actuaciones con las familias que sean estimulantes y tengan continuidad, se incrementará la relación con las mismas y por tanto, las posibilidades de poner en común y discutir aspectos de la educación de los hijos y de compartir soluciones y estrategias.
b) Los objetivos: - Acercar a las familias al centro, de forma más continua y sistemática, posiblemente a través de jornadas o escuelas de padres, con informaciones puntuales, participación en actividades de ocio, deporte, académicas.
- Desarrollar una labor educativa conjunta entre padres y profesores que incidan positivamente en los alumnos, tanto en el centro como en el hogar.
- Desarrollar modelos alternativos de actuación con las familias, como experiencias de mediación escolar.
c) Las técnicas y los recursos: - Talleres por temáticas concretas (disciplina, hábitos de salud, desarrollo cognitivo) - Debates sobre preocupaciones frecuentes de las familias.
- Invitación a las familias a participar en actividades de ocio y cultura.
- Jornadas de encuentro para padres, alumnos y profesores.
d) Las situaciones de intervención, quién, dónde, cuándo: El programa se aplicará en el horario extraescolar, una vez que los padres hayan finalizado su jornada laboral o aprovechando algún día no laborable. También puede emplearse la hora de tutoría semanal de los profesores. Pueden utilizarse las dependencias escolares y otros lugares que sean apropiados para la labor a realizar (sede de la asociación de vecinos, lugares a los que se pueda ir de excursión).
Participarán los padres, profesores y orientadores del centro. En el caso de que se recurriera a procesos de mediación o autorización a cargo de personas externas al centro, intervendrán otros agentes como personal de administración y servicios e) La aplicación del programa: Se envió una nota a casa citando a los padres para una reunión en el centro, rogando encarecidamente su asistencia. Se les expuso la situación y la intención del centro de mejorar y ampliar las relaciones entre colegio y padres, y favorecer la mejora del rendimiento académico de sus hijos; así como la posibilidad de realizar actividades conjuntas entre todos. Se les entregó una encuesta elaborada por el departamento de orientación y se concertaron citas para llevar a cabo entrevistas individuales con cada familia.
3. El seguimiento y evaluación de resultados Se tendrán en cuenta como criterios a seguir en la evaluación el nivel de asistencia, la valoración hecha a los contenidos de la escuela de padres y los cambios detectados en las actitudes paternas hacia la formación de sus hijos.
El seguimiento del programa se hizo mediante la observación sistemática de los profesores del centro, los datos recogidos en la encuesta y en las entrevistas individuales realizadas por el departamento de orientación. Los datos de observación se recogieron en listas de control y escalas de evaluación para cada una de las actividades propuestas.
...

Tags: