Tema 8 (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2012
Páginas 4
Fecha de subida 29/04/2016
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

LECCIÓN 8. LA JURISPRUDENCIA 1.
CONCEPTO. BREVE REFERENCIA AL SISTEMA JUDICIAL ESPAÑOL. TRIBUNAL SUPREMO, TRIBUNALES SUPERIORES DE JUSTICIA Y AUDIENCIAS.
El término jurisprudencia procede del término latino iurisprudentia y en Derecho romano significaba el arte de lo justo y de lo injusto. En la actualidad cuando hablamos de jurisprudencia podemos hablar: o Sentido amplio. Pronunciamientos o sentencias de tribuales en cuanto que deciden cuestiones de derecho y con cierto valor de precedente. Es el punto de vista de alemanes y anglosajones, el sistema del precedente judicial. Se basa fundamentalmente en la creación judicial del Derecho. Para este sistema la ratio decidendi es como una norma jurídica.
o Sentido estricto o restringido. Cuando hablamos de jurisprudencia entendemos los criterio de interpretación de las leyes costumbre y principios generales del Derecho cuando provienen de un órgano que tiene atribuida una determinada potestad, que es la aplicación de la ley y la concesión de la uniformidad del sistema legal. Nos referimos al TS y a los criterios de interpretación a que llega éste.
El análisis y estudio de la jurisprudencia que hace referencia el artículo 1.6 del CC es la que emana del TS y, en concreto, de la Sala 1ª del TS: la Sala de lo Civil. Tenemos que hablar, por tanto, del recurso de casación.
o Hasta hace poco la jurisprudencia corresponde a la elaborada por el TS, más en concreto a la de la sala 1ª, por el carácter singular de este tribunal respecto a los demás. Esta característica es que solo la infracción de la doctrina jurisprudencial del TS sirve de fundamento para la interposición del recurso de casación.
o Actualmente esta opinión no se puede mantener por la CE de 1978. Hoy no es competencia exclusiva del TS el recurso de casación, pues también lo es de los tribunales superiores de justicia de las Comunidades Autónomas. Sin embargo la competencia será limitada por dos cuestiones:  Por el principio de unidad jurisdiccional (artículo 117,5 CE).
 Por la propia naturaleza del recurso de casación, orientado en principio a que el TS asuma la función de unificar la interpretación del ordenamiento jurídico.
Del recurso de casación se afirma que es un recurso extraordinario, pues no está abierto a cualquier tipo de litigio, solamente se podrá acudir por los motivos establecidos por el artículo 477 LEC. Además no es una 3ª instancia, pues no se introducen hechos nuevos, solo se revisan las infracciones. Por lo tanto la casación es un juicio sobre la corrección por la que se ha aplicado la ley a la sentencia recurrida, que se ha podido motivar por:  Un quebrantamiento de las formas en el juicio.
 Porque se ha producido la infracción de normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia.
A. REQUISITOS PARA QUE SE PRODUZCA JURISPRUDENCIA 1.
Que se contenga en decisiones del TS que resuelva recursos de casación sobre cuestiones de derecho subjetivo. En este sentido no constituye jurisprudencia. No es jurisprudencia los pronunciamientos de otros órganos inferiores ni las demás salas del TS. Tampoco los pronunciamientos relativos a la interpretación y al alcance de las normas procesales.
Dentro de este requisito hay que acudir a la potestad de los tribunales de justicia de las Comunidades Autónoma. El 152 prevé que el Tribunal Superior de justicia sea el órgano que culmine la organización judicial en la Comunidad Autónoma. En el 73,1 de la LOPJ se atribuye a la sala de lo civil del tribunal superior el recurso de casación cuando se trata de derecho foral. Tienen asumida esta competencia País Vasco, Extremadura, Aragón, Cataluña, Galicia, Murcia, Valencia, Navarra y Baleares.
2.
La jurisprudencia ha de estar contenida en decisiones reiteradas y uniformes, es decir, que deben existir al menos dos o más sentencias en el mismo sentido. La doctrina ha hecho un matiz en el que dos sentencias no son suficientes cuando la jurisprudencia es vacilante o se produce un cambio jurisprudencial.
Hay sin embargo una serie de supuestos en los que solo es necesario una sentencia:  Cuando la sentencia es dictada por el pleno del TS o cuando el TS se pronuncia sobre un recurso de casación en interés de ley  Cuando se produce un cambio de jurisprudencia.
1 3.
Que la doctrina se encuentre recogida en la parte dispositiva de la sentencia, ratio decidendi. Es la razón de ser del fallo, donde se encuentra recogida la jurisprudencia. Es la parque que vincula. Es la regla de derecho ofrecida por el juez como base de su decisión y es la norma jurídica que otros consideran con poder vinculante (otros países sin derecho codificado).
4.
Debe existir una identidad sustancial entre los casos conocidos por la jurisprudencia y el caso que se le quiere aplicar la doctrina jurisprudencial.
B. LABOR DE LA DOCTRINA JURISPRUDENCIAL 1.
2.
3.
4.
Mediante la labor de interpretación, da alcance a una determinada expresión de una disposición legal.
Labor de interpretación integradora de la norma. En este sentido el TS introduce una variante a un artículo integrándolo en la laguna de la disposición legal.
Función de consagración de los principios generales del derecho a través de la jurisprudencia.
Complemento del ordenamiento jurídico.
2.
LAS FUNCIONES DE LA JURISPRUDENCIA CIVIL. EL ARTÍCULO 1.6 DEL CC Y SU SIGNIFICADO. LA DOCTRINA JURISPRUDENCIAL EN LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CIVIL A. FUNCIÓN DE COMPLEMENTO (1.6 C.C) El legislador atribuye a la jurisprudencia la función de complemento del ordenamiento jurídico. En el sistema anglosajón la función será diferente, que se traduce en el precedente judicial. Significa que jueces y tribunales resolverán quedando vinculados por sus decisiones. En el sistema anglosajón este precedente es considerado fuente del ordenamiento jurídico porque realiza la función de complemento en un lugar donde no existe derecho codificado.
En nuestro sistema continental la función de complemento se traduce a la reiteración constante de pronunciamientos que emana del TS al interpretar la ley, costumbre y principios generales del Derecho. En nuestro sistema, el TS interpreta la norma respecto a los parámetros legales, para que en casos sucesivos lo que se va a aplicar es la norma con su interpretación, pero no podemos hablar de creación del derecho. Es el sistema del precedente administrativo.
B. LA JURISPRUDENCIA COMO FUENTE DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO La jurisprudencia se omite en el 1.1 CC, donde se exponen las fuentes del ordenamiento jurídico. Cuando se reformó el Título Preliminar hubo un intento de introducirlo entre las fuentes, pero se consideró que era mejor tenerlas como complemento. Para esos supuestos en los que pueden existir lagunas. Así el ordenamiento jurídico es completo y la jurisprudencia lo complementará.
Del 1.6 CC se deduce que la jurisprudencia no es fuente del ordenamiento jurídico, porque dice la doctrina que en sentido estricto la jurisprudencia no enriquece el ordenamiento jurídico, puesto que el poder legislador se encuentra en otros órganos. Además la sumisión a la ley no es extrapolable a las sentencias del TS. No están los jueces igualmente vinculados a la ley que a la jurisprudencia. La sumisión a la ley va a suponer:    Que el fundamento de las resoluciones judiciales tiene que hallarse en una norma jurídica y preexistente.
La resolución debe ser acorde a la ley.
Supone la prohibición de la creación judicial del Derecho. Si se infringiera se iría en contra del principio de seguridad jurídica.
En segundo lugar se entiende del 1.6 que la jurisprudencia es simplemente complemento del ordenamiento jurídico. En este sentido, el TS no es parte del poder legislativo, así no puede crear la norma jurídica, pero sí crea derecho. Las decisiones de la jurisprudencia pueden cambiar, pero para que cambien, el cambio debe estar razonado, fundamentado y motivado de forma suficiente, evitándose así la arbitrariedad. Norma jurídica + interpretación jurisprudencial = derecho.
3.
EL SISTEMA DEL PRECEDENTE A. VINCULACIÓN AL PRECEDENTE. En este sentido hablamos de la eficacia de la norma judicial. La trascendencia normativa tiene una cierta vinculación al precedente interpretativo cuando el propio TS se encarga de señalar que el reiterado pronunciamiento no queda vinculado a anteriores pronunciamientos.
En concreto hay una sentencia del TS de 5 de marzo de 1991 donde se reconoce la libertad del juzgador a no sujetarse por los criterios del TC. Esto es coherente al 117 CE, también al 12,1 LOPJ, y el 1,7 queda relacionado con esto.
La trascendencia normativa del precedente no se puede traducir en la vinculación de los tribunales inferiores a los superiores, sin embargo el TC puede recurrir en casación las interpretaciones que no se adecuen a sus criterios. Hay pues vinculación, pero no 2 automática sino que mediante la justificación del por qué no se ha vinculado a un determinado criterio se puede impedir la casación por parte del TC.
La trascendencia normativa del precedente interpretativo implica, como ya hemos expuesto, la posibilidad de desvincularse a los pronunciamientos del TS. La vinculación al precedente interpretativo implica vinculación no automática, es decir, la no necesidad de sujetarse a los pronunciamientos anteriores del TS, la no necesidad de vincularse ante esos pronunciamientos si se tiene algún criterio mejor. Si retomamos el inicio de la lección cuando hablábamos de la función de complemento de la jurisprudencia, es necesaria para unificar todos los criterios.
De esta forma la vinculación no se debe entender como indisoluble e inalterable sino como la facultad de separarse de la doctrina jurisprudencial por una razón relevante de manera expresa y motivada. Se ha atacado este tema del precedente porque se ha temido que dicha vinculación al precedente pudiera ir contra el principio de independencia judicial, con el avance del ordenamiento jurídico. Hay que decir:  Que no es un obstáculo a la independencia judicial la vinculación al precedente administrativo porque una cosa es la sumisión a la ley por los jueces y tribunales, y otra cosa es que con esa sumisión a la ley se equipare a la vinculación al precedente. No es igual la sumisión a la ley que la sujeción al precedente interpretativo. Lo único que se pretende con esa sujeción es que no se falle de forma diferente ante casos semejantes.
 No obstaculiza el avance o la evolución del ordenamiento jurídico. En esa función encomendada a los tribunales y jueces de complemento de la jurisprudencia en el 1.6 del CC está directamente conectado con el artículo 3.1 del CC, que habla de la interpretación de la norma jurídica no siendo un obstáculo sujetarse al precedente, ya que este precepto permite a sujetarse a la evolución de la norma.
Puede decirse que rige un principio de estabilidad en la doctrina jurisprudencial. Lo que vincula no es una norma jurídica creada ex novo, sino que lo que vincula es una determinada interpretación de una norma jurídica que ya existe.
B. FORMAS DE VINCULACIÓN AL PRECEDENTE. Otra cuestión es el modo de vincular. Es cierto que la jurisprudencia no vincula al resto de los órganos jurisdiccionales inferiores igual que vincula una norma jurídica. La vinculación del precedente normativo tiene un triple fundamento:    Legal. Artículo 1.6 CC y artículo 480 y ss. del la LEC.
Constitucional. Basado en los principios de seguridad jurídica (artículo 9.3 de la CE) e igualdad (artículo 14 de la CE).
Jurisprudencial. Sentencias como la de 30 de noviembre de 1935 y 22 de julio de 1994 hacen alusión al principio de unidad del Derecho del Estado.
Por lo que respecta a la vinculación del TS a su propio precedente interpretativo, esta cuestión está ligada a otro no menos importante: la del cambio de criterio jurisprudencial. Respecto a los órganos jurisdiccionales inferiores se viene argumentando que la vinculación es relativa:   C.
No se va a poder separar de la doctrina jurisprudencial del TS sino por motivo grave y de manera razonada.
La separación será más difícil cuando se trata de interpretar normas que solo el TS ha interpretado anteriormente.
CAMBIO DE CRITERIO JURISPRUDENCIAL. La vinculación del precedente hace regir el principio de unidad, hace crear un ambiente estable en la interpretación de la norma. La doctrina jurisprudencial en líneas generales se tiende a mantener inalterada en sus interpretaciones. Esa voluntad de permanencia, de estabilidad, del criterio interpretativo jurisprudencial ha sido elevado a categoría de principio generales del Derecho, recogiéndose en algunas sentencias: cuando la doctrina jurisprudencial ha fijado alguna interpretación ha de ser mantenida en aras de la seguridad jurídica hasta que de manera contraria no se demuestra otra interpretación más válida.
Sin embargo, la vinculación al precedente interpretativo no es absoluta ni automática, ni para TS ni para tribunales inferiores. Es el que marca los parámetros de interpretación.
Hay cambio de criterio jurisprudencial para el TS y TC cuando el juez está vinculado a la ley y no al precedente mientras que ese cambio de interpretación no sea inmotivado. Albaladejo define el cambio de criterio como el abandono por el TS del criterio que hasta ese momento ha venido manteniendo y la adopción de otro criterio distinto.
Sin embargo, no todo abandono de un criterio jurisprudencial significa cambio de criterio. Hay supuestos que no implican cambio de criterio jurisprudencial:  No hay cambio cuando se produce un cambio legislativo porque lo que se ha modificado es la norma.
3    No hay cambio cuando se trata de un litigio nuevo. Lo que hay es un pronunciamiento por primera vez de un determinado criterio interpretativo.
Caso de litigio distinto. Tampoco se entiende que haya cambio de jurisprudencia cuando lo que realmente existe es un caso distinto a los resueltos con las sentencias traídas a colación.
Cuando se habla de cambio de criterio aparente. En este caso lo que existe no es un cambio de criterio, sino una contradicción entre las distintas interpretaciones de la norma, porque la interpretación de la doctrina ha sido errónea.
Existe cambio de criterio jurisprudencial:    4.
Cuando se produce un cambio en la realidad social. No tiene que conllevar el cambio de una norma jurídica pero va a provocar que si ha existido un cambio de criterio en cuanto a ella la jurisprudencia lo recogerá de ese modo. Tenemos como ejemplo el artículo 32 CE no se ha modificado, pero sí se han modificados legislaciones relacionadas con este artículo.
Igualmente se observa con el derecho a la vida.
Cuando hay un cambio de criterio no aparente. Dice Albaladejo que se trata de ese cambio que no se dice pero se hace porque realmente se traen a colación una serie de sentencias que fundamentan este criterio. El TS sin decirlo, va a variar el criterio jurisprudencial.
Cuando el TS vuelve a retomar un criterio que tenía abandonado.
LA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Los artículos 127 a 132 de la CE hace referencia al Poder judicial y sus funciones. Se dice que la justicia emana del pueblo, se administra en nombre del rey por jueces y magistrados. Se sujetan a la CE y al ordenamiento jurídico como dice el 9.3. Sin embargo, no están dentro de los órganos que integran el poder judicial y sus funciones no son las de los demás tribunales.
El TC funciona en 3 ámbitos distintos:     Comprobar la conformidad de una norma con rango de ley a la CE. Es la llamada cuestión de constitucionalidad (planteada por el juez) o recurso de inconstitucionalidad (presentada por el presidente del gobierno y el DP) En los conflictos de competencia entre órganos del Estado En la protección de los derechos fundamentales y de las libertades públicas.
El art. 1 LOPC define al TC como el intérprete supremo de la CE Al hablar de TC no es fácil situar su jurisprudencia porque su labor a veces es una labor negativa, no siendo igual a esa de reiteración de criterios de la del TS. No es fácil ubicarla por dos motivos: 1.
La labor negativa que realizan los jueces del TC al declarar nula una ley que no se adecúa a la CE. En este momento esa norma sale del ordenamiento jurídico y procede los mismo efectos que la entrada en vigor de una ley, teniendo eficacia erga omnes (frente a todos es nula dicha ley).
2.
Por el tipo de sentencias que pronuncia. Son las llamadas sentencias interpretativas de rechazo. Estas se pronuncian cuando igualmente se analiza una ley para ver si es conforme a la CE y termina fallando que esa ley no es nula pero solamente será válida la interpretación de la ley que dé el propio TC.
Para algunos autores sin embargo el TC es creador de derecho. Como creador de derecho su doctrina no se encuadra en el 1.6 del CC sino que se pretende encuadrar dentro de las fuentes del ordenamiento jurídico del 1.1 del CC ya que se considera que si la CE es la fuente suprema del ordenamiento jurídico su interpretación lo será también.
5.
LA LLAMADA JURISPRUDENCIA REGISTRAL.
La jurisprudencia de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN). La DGRN es un órgano que forma parte del Ministerio de justicia pero es un órgano de tipo administrativo y no se integra dentro del poder judicial. Se regula en el reglamento hipotecario (artículos 438 y ss.) y en la ley hipotecaria (artículos 259 y ss.). Sus resoluciones no son sentencias ni pertenecen al orden jurisdiccional.
Se dictan cuando se presentan a inscribir un determinado hecho o documento, se presenta ante el registrador y éste se niega a inscribir porque concurre algún tipo de defecto. El interesado tiene que recurrir ante la Audiencia y finalmente terminará el recurso en el DGRN. Estas resoluciones solamente tendrán carácter doctrinal. Sin embargo este carácter doctrinal, por proceder del cuerpo del que procede, por proceder de personas peritas en la materia tienen importancia. No son válidas para apoyar un recurso de casación, pero el TC los ha admitido en algunos.
4 ...