Tema 1 procesal penal (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho procesal penal
Año del apunte 2017
Páginas 2
Fecha de subida 23/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Tema 1: El proceso penal y sus principios rectores.
El proceso penal hace que la jurisdicción actué y el poder judicial desempeñe su potestad.
Procesal civil es de carácter privado como contratos. Cuando el tipo de controversia afecta a unos derechos que merecen una protección mayor, entonces nos trasladamos del orden jurisdiccional civil al ámbito penal. Cuando hablamos de jurisdicción penal lo que ocurre es que el derecho material infringido merece una mayor protección. Por la estructura, el proceso penal difiere notablemente del resto de órdenes jurisdiccionales donde predominan principios que no es aplicable al ámbito penal. El principio dispositivo del proceso civil es aquel en el cual el derecho material que esta en conflicto es de libre disposición en las partes, las partes vinculan de alguna manera la decisión del juez y este se convierte en un “mandado” de las partes, resolverá solo lo que le planteen las partes como controvertido y de ahí las figuras de desistimiento, allanamiento… este principio que es el característico del orden civil, del laboral y del contencioso-administrativo forman una estructura opuesta al proceso penal. Por ejemplo, si yo soy estafada, yo no puedo decidir que no se juzgue al estafador. El derecho penal que es el derecho material que se juzga en un proceso penal, no es tan disponible pues hay un interés general y público, de toda la sociedad, en perseguir ese tipo de conductas. Hay un derecho material único que hace que la controversia tenga que ser necesariamente resuelta, decidida y penada en el proceso penal. Esto se traslada al propio proceso en el sentido de que del proceso no se puede disponer. Hay órganos del Estado que protegen ese interés público. Esta estructura es más compleja que la del derecho civil. En un proceso penal intervienen varias partes que representan intereses distintos, pero todos contra uno que ha cometido el hecho delictivo.
El principio acusatorio es el referente de nuestro proceso penal, es el que justifica la estructura del proceso penal y es el que en situaciones de duda utilizando este criterio, nos va a decir como debemos proceder. Este principio acusatorio se contrapone a otro sistema de hace siglos que era el principio inquisitivo, a través del cual el juez investigaba, acusaba y enjuiciaba (condenaba). Esto no es lo más justo ni lo más idóneo, por eso frente al inquisitivo se fomenta y se configura una estructura donde rige el acusatorio. Es un término que aunque lo enunciamos como principio, configura un proceso tremendamente utilizado. Tanto el derecho de defensa como el principio acusatorio impregnan cada uno delos tramites del proceso penal.
El proceso penal se justifica porque hay un conjunto de delitos que solo pueden ser enjuiciados por la jurisdicción penal, hay un código penal como base material.
¿Dónde se materializa este principio acusatorio en nuestro proceso? 1. Lo vamos a ver en la idea de presunción de inocencia: es un principio constitucional que tiene muchas consecuencias. Esta debe predominar de inicio de la investigación penal hasta el final.
2. Se manifiesta en la separación de funciones de acusación y de enjuiciamiento: hay órganos que tienen la función de acusar y otros que tienen la función de enjuiciar. Los órganos que asumen el rol de acusadores son el Ministerio Fiscal como órgano de la acusación publica, la acusación particular (el ofendido o perjudicado por el hecho delictivo o victima) y la acción popular. Si no hay acusación no hay proceso. Esta es la parte activa. Aquí no hay demandas, demandantes o demandados. Hay acusadores y sin ellos no hay juicio. La función de juzgar se le atribuye al juez, por lo cual no acusa.
El juez funciona en virtud del principio de justicia rogada y si nadie mantiene la acción, el juez no puede mantener viva una acción.
3. Separación de las funciones de investigación y de enjuiciamiento: los ordenamientos y los procesos penales en general requieren de una actividad de investigación, de averiguación de hechos delictivos y de personas que los cometen, una investigación en las que muchas veces pueden verse afectados derechos fundamentales de los particulares. Para preservar todos estos derechos fundamentales, pero que al mismo tiempo se garantice el interés general de la persecución dela conductas delictivas, es necesario que haya un órgano dedicado exclusivamente a la investigación. Este ha de estar perfectamente regulado y habilitado. Una vez que se ha investigado y averiguado, no lo que ha ocurrido, sino lo que tal vez ha ocurrido, nos vamos a la fase de enjuiciamiento. En el proceso penal por eso hay una primera fase de instrucción en la cual se investiga y una segunda de juzgar. Son fases independientes con órganos diferentes. Quien investiga en nuestro ordenamiento es el juez de instrucción. Tienen iniciativa en los contenidos de la investigación, no en iniciar la investigación (esto lo realiza la policía). Solo tienen capacidad de decisión cuando hay una investigación en marcha, pero cuando empezamos esta primera parte del proceso penal lo único que se intenta saber es si se ha cometido un hecho delictivo y quien lo ha realizado. Hay indicios, sospechas de que puede haber un delito. Una vez que se deja de investigar y que parece que hay delito y sospechoso, entones se abre la segunda fase, un juez diferente y es el juez de lo penal de orden provincial. Los jueces son imparciales y eso se garantiza por la separación en las funciones.
Los principios del procedimiento.
El principio acusatorio es un principio procesal, cual es principio idóneo para dar justicia. Los principios del procedimiento nos describen como deben ser y en base a estos principios de la LECr, la LEC y la LOPJ, vamos a identificar nuestro proceso penal. Estos son: 1. Oralidad: las actuaciones de enjuiciamiento deben practicarse de forma oral. Oralidad frente a escritura, en la medida de lo posible se suprime la valoración escrita y las actuaciones se llevan de manera oral. Donde predomina es en la fase probatoria. Así se garantiza el contradictorio. Todo lo demás, no tiene por qué estar predominado por la oralidad. Oralidad no quiere decir que no haya documentación pues todas las actuaciones deben guardarse en formato papel.
2. Publicidad: lo que goza de publicidad absoluta es solamente en la práctica de la prueba durante el juicio oral. El resto de actuaciones no son públicas, solo lo son respecto de las partes personadas y aparte solo tendrán acceso el juez y el Ministerio Fiscal. Puede estar restringida por razones de orden pública y por cuidar la protección de personas vulnerables.
3. Concentración: la práctica de la prueba debe realizarse en un período lo más estricto y corto posible ya que las actuaciones deben hacerse seguidas.
4. Inmediación: significa que el juez que va a juzgar está presente en la práctica de la prueba y solo el juez que presencie la prueba está en condiciones de dictar sentencia.
Ocurre igual que en el proceso civil.
...

Tags: