Tema 1 Delincuencia y violencia (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 4º curso
Asignatura PREDICCIÓ, PREVENCIÓ I TRACTAMENT DE LA DELINQÜÈNCIA
Profesor I.L.
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 21/10/2017
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 1: INTRODUCCIÓN. COMPORTAMIENTOS DELICTIVOS Y VIOLENCIA 1. VIOLENCIA, AGRESIÓN, AGRESIVIDAD Y DELINCUENCIA Violencia (OMS): El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.
Des del punto de vista de la psicología social, definen la agresión como la conducta desarrollada por una persona con la intención de dañar física o psicológicamente a otra que quiere evitar este daño.
Categorías de agresión: • Proactiva, instrumental o premeditada • Reactiva, hostil o impulsiva OMS (2002): Categorías • Violencia dirigida contra uno mismo • Violencia interpersonal • Violencia colectiva Las características propias de la conducta violenta son precisamente las que hacen compleja la predicción y/o prevención Andrés-Pueyo y Redondo: • Compleja: Con componentes de diversa índole y con distintas finalidades • Heterogénea: Existen distintos tipos de violencia, de agresor y de víctima, de relaciones entre ellos • Multicausal: Es necesaria la combinación de múltiples factores, cada tipo de violencia tiene los suyos propios • Intencionada: Es el resultado de una decisión voluntaria de producir daño, aunque en ocasiones la capacidad de decidir se vea afectada • Infrecuente: Al margen de la alarma social, la violencia tiene una baja frecuencia que dificulta su predicción.
Tipos de violencia sexual 2. AGRESIVIDAD El término violencia podría equivaler al de agresión, aunque el primero sea más amplio y abarque distintos aspectos, pero no se puede equivaler violencia con agresividad.
La violencia es una conducta objetiva (se puede apreciar), mientras que la agresividad es más una tendencia o impulso del individuo.
La distinción es necesaria porque cuando hablamos de personas violentas podemos incluir a personas con tendencias agresivas, pero entendemos que deben haber exteriorizado estas tendencias, y lo que queremos predecir o gestionar es precisamente este tipo de expresiones o exteriorizaciones.
La agresividad sería un factor de riesgo, pero por sí misma no podría causar daños a un tercero.
Hablaríamos de personas con tendencias agresivas pero que aún no han sido violentas.
En el contexto jurídico es habitual la distinción entre un accidente (no intencionado), la negligencia (falta de cuidado adecuado que resulta en un daño), la imprudencia (actuar en forma tal que incremente la posibilidad del daño) y los delitos directos (como las agresiones), en los que la intención es clave para imputar al sujeto.
Se castigaban, condenan o controlan comportamientos (consumados o intentados), no ideas o impulsos (deseos, tendencias).
Dimensiones agresivas de Buss y Durkee: • Violencia • Hostilidad indirecta • Irritabilidad • Negativismo • Resentimiento • Desconfianza • Hostilidad verbal • Además, se incluye una escala de culpabilidad de 9 ítems Su principal limitación es que los ítems fueron seleccionados sin unas propiedades factoriales concretas y su escasa fiabilidad.
Cuestionario de agresividad Buss y Perry: Mide cuatro dimensiones: • Ira • Hostilidad • Agresión verbal • Agresión física 3. DELINCUENCIA Y DELITO Las categorías jurídicas son temporales y limitadas culturalmente y geográficamente. Al margen de las complejidades jurídicas y posibles conflictos entre jurisdicciones, el objetivo es garantizar una mejor protección de las posibles víctimas dentro de espacio socio-políticos comunes.
Evolución de conductas consideradas delitos: • Acoso (sexual, laboral, cibernético= • Maltrato familiar (a niños, padres y ancianos) • Violencia en relaciones íntimas • Violencia de género (explotación sexual, trata, mutilación genital, matrimonios forzados) • Maltrato animal • Etc.
4. EL CONCEPTO DE VIOLENCIA EN LA EVALUACIÓN DEL RIESGO En el ámbito de la evaluación del riesgo, por violencia se entiende un “daño físico real, intencionado o amenazad, que es deliberado y no consentido”.
Resulta importante no solo la conducta, sino también su intención y sus consecuencias.
Una indicación habitual en la definición de la violencia en evaluación del riesgo es que “se incluyan todas las conductas violentas cometidas por la persona, no solo las que terminen en detención, cargo o condena. Los evaluadores deben considerar el autoinforme y los informes de fuentes colaterales creíbles, además de los antecedentes penales oficiales.” Al margen de estos rasgos generales, la definición de violencia va a depender del objetivo concreto de cada herramienta o ámbito de aplicación.
5. ASPECTO QUE INFLUYEN Deseabilidad: Hecho NO deseable, hace que la confesión o autoinforme de actividades o conductas violentas esté afectada por factores como la deseabilidad social o la disimulación o engaño.
Subjetividad: Las características de la violencia no son fácilmente objetivables, por lo que aspectos como su gravedad o tipología, e incluso su frecuencia, están sujetos a variables subjetivas propias de la persona que informa bien sea la víctima, el agresor o un simple observador.
Relación de causalidad: Rodos buscamos una explicación a conductas atroces que se distancian de la norma social y con frecuencia se abusa del estereotipo que vincula estados mentales patológicos o anormalidades con las agresiones.
...

Comprar Previsualizar