Tema 8 - Las Personas Jurídicas- Parte 2/2 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Huelva
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2016
Páginas 3
Fecha de subida 25/04/2016
Descargas 9
Subido por

Vista previa del texto

1. SUSPENSIÓN, DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN La disolución o la suspensión de las asociaciones están reservadas a la autoridad judicial.
Hay que diferenciar la suspensión y la disolución. La primera supone une medida provisional en los supuestos en los que concurre causa legal de disolución. Ésta, en cambio, sí implica la extinción de la asociación.
Las causas de disolución pueden ser legales o voluntarias. Estas últimas pueden ser las previstas específicamente en los Estatutos para que operen automáticamente. Para ello es necesario el acuerdo de disolución adoptado por mayoría absoluta en la asamblea general convocada al efecto. Éstas serán la resolución judicial de disolución y las previstas expresamente en este último precepto. Se considera como causa la condición de asociación ilícita, de acuerdo con las leyes penales, o cuando se declare nula o disuelta por aplicaciones de la legislación civil.
La disolución de la asociación abre el periodo de liquidación. Los administradores se convierten en liquidadores, salvo que los Estatutos dispongan otra cosa o que sean otros asociados los designados para este cometido por la Asamblea General o por el Juez que acuerde la disolución. El cometido de los liquidadores comprende las siguientes actuaciones: velar por la integridad del patrimonio de la asociación, concluir las operaciones pendientes y efectuar aquellas que sean necesarias para la liquidación.
2. LAS FUNDACIONES 2.1.
Concepto y regulación Una fundación es una persona jurídica caracterizada por consistir en un patrimonio destinado de forma estable a un fin de interés general.
Frente a las asociaciones, las fundaciones tienen una base patrimonial.
Aquello a lo que se otorga personalidad jurídica es un patrimonio que alguien decide dedicar a esos fines que los trascienden.
Además de la regulación, ésta se contuvo en un buen número de disposiciones anteriores y posteriores a la promulgación de éste, un conjunto de normas dispar y un tanto caótico que lastraron en buena medida, a diferencia de lo acaecido en otros países europeos.
Por su parte, el artículo 34 CE reconoce el derecho de fundación.
Concretamente, establece el derecho a crear fundaciones para fines de interés general con arreglo a la ley. Quedan excluidas cualquier tipo de fundaciones como las familiares que puedan perseguir fines particulares o muy restringidos desde el punto de vista personal.
2.2.
Elementos Los elementos que caracterizan a toda fundación son: a) Patrimonio La importancia del patrimonio como elemento integrante de la fundación es evidente. La fundación es un patrimonio. Puede considerarse el desencadenante principal de la fundación.
El patrimonio está representado por la dotación, que debe constar expresamente en el negocio jurídico fundacional. Sin embargo, el patrimonio es algo más que la dotación. Si bien existe ese momento en el que ambos, patrimonio y dotación, suelen coincidir exactamente.
La dotación, ha de ser adecuada y suficiente para el cumplimiento de los fines fundacionales.
b) Fin pág. 1 Mireia Gómez Muñoz @Unybook @mgomezmunoz” 2.3.
El fin de la fundación ha de ser necesariamente de interés general.
Por una parte, estableciendo la naturaleza de dichos fines. Para ello el precepto recoge una larga lista, meramente enunciativa, de posibles fines, de cuya lectura hay que extraer la conclusión de que el fin fundacional ha de tener relevancia social. Por otra parte, el interés general se define por los beneficios, es decir, por los destinatarios de las actividades desplegadas por la fundación, que deben ser necesariamente, específica el artículo 3.2. LF “colectividades genéricas de personas”.
c) Organización El funcionamiento de las fundaciones se articula a través de un órgano de gobierno y de representación específicamente pensado para ello. En el caso de las fundaciones recibe el nombre de Patronato.
Sus miembros reciben el nombre de patronos y habrían de ser al menos tres. Uno de los miembros del Patronato deberá ser designado presidente. El cargo de secretario podrá recaer en un miembro del Patronato o bien en una persona ajena a éste, designada por el mismo.
Relacionado con la organización de la fundación, hay que señalar también la existencia del Protectorado. Se trata de una función de control de las fundaciones ejercida por la administración, que encuentra su coartada en la participación de éstas, por medio de sus fines y sus actividades en el interés general. El Protectorado velará por el correcto ejercicio del derecho de fundación y por la legalidad de la constitución y funcionamiento de las fundaciones.
Para lo que no se encuentra legitimado es para suspender o disolver una fundación.
Funcionamiento y actividades Por lo que se refiere a su funcionamiento están obligados a: a) Destinar efectivamente el patrimonio y sus rentas a sus fines fundacionales.
b) Dar información suficiente de sus fines y actividades para que sean conocidos por sus eventuales beneficiarios y demás interesados.
c) Actuar con criterios de imparcialidad y no discriminación en la determinación de sus beneficios.
Con relación a las actividades que puede desarrollar una fundación, la LF se refiere a las económicas.
La LF se refiere expresamente a la posibilidad de que dicha intervención en actividades económicas por parte de las fundaciones se lleve a cabo a través de su participación en sociedades. Su participación en sociedades mercantiles solo será posible en aquellas en las que no se responda personalmente de las deudas sociales. Si una fundación recibiera por cualquier título, alguna participación en sociedades en las que deba responder personalmente de las deudas sociales, deberá proceder a la enajenación de dicha participación salvo que, en el plazo máximo de un año, se produzca la transformación de dichas sociedades en otras en las que sí quede limitada la responsabilidad de la fundación.
2.4.
Extinción pág. 2 Mireia Gómez Muñoz @Unybook @mgomezmunoz” Las causas principales de las que puede derivarse ésta vienen recogidas en el artículo 31 LF: cuando expire el plazo para el que fue constituida, cuando se haya realizado íntegramente en fin fundacional o sea imposible llevarlo a cabo, en caso de fusión o cuando concurra una causa extintiva prevista en el acto constitutivo o en los Estatutos. Solo en el primero de los casos citados, la fundación se extinguirá de pleno derecho, en el resto será necesario acuerdo del Protectorado, ratificado por el Patronato, o incluso resolución judicial motivada.
La extinción de la fundación dará lugar a la apertura de un procedimiento de liquidación de su patrimonio, que será llevado a cabo por el Patronato bajo el control del Protectorado.
pág. 3 Mireia Gómez Muñoz @Unybook @mgomezmunoz” ...