Apuntes Historia del dret (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Història del Dret
Profesor O.O.
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 10/11/2015
Descargas 9
Subido por

Descripción

Romanización, Reino Visigodo, Derecho Altomedieval

Vista previa del texto

Historia del Derecho -Romanización península (218ac-476dc)= s.III AC (durante II guerra púnica) Comienza en Empurias. En la península, cada pueblo con un ordenamiento jurídico (costumbres).
La Romanización jurídica ha de ser interpretada como el resultado de una necesidad social y no como una imposición desde el poder.
Sistema basado en la personalidad del derecho.
-Vespasiano en el 47 concede el ius latii a todos sus habitantes.
-En el 212, Carcalla extiende la ciudadanía romana a todos los habitantes del imperio (poca repercusión en la península dado que ya eran ciudadanos romanos).
-La creación del derecho en la Roma Antigua: El derecho y la religión estaban desvinculados. El derecho se centraba en el ius civile, fijado por los pontífices (interpretación de los mores maiorum y la ley de las 12 tablas).
-El príncipe concede a los juristas la capacidad de responder ex autoritate principis, es decir, de añadir a su propio prestigio la autoridad del príncipe.
-Constituciones con carácter general y abstracto: Edicta= Se dirigían a todos los súbditos o a una gran parte de los habitantes del imperio.
Mandata= Instrucciones que el príncipe dirigía a sus funcionarios.
Decreta= Sentencias del príncipe cuando actuaba como juez.
Rescripta= Respuestas del príncipe a cuestiones que le planteaban tanto los particulares como los miembros de su administración, en este caso se trataba de estipulae, ya que eran cartas de respuesta.
-La creación del derecho en la República: Con el paso del tiempo, el rígido ius civile, queda anticuado. Es por eso que se crea el ius honorarium (daba respuestas más adecuadas a la sociedad de aquel tiempo) y el ius gentium (dictado por el Pretor Peregrino, era común a todos los hombres, ya sean extranjeros o romanos).
El ius honorarium y el ius gentium tenían la función de completar al ius civile, no eliminarlo.
Las fuentes de creación del derecho de la Roma republicana, formado por las mores maiorum, (interpretación por parte de los pontífices de las costumbres de los antepasados), la Ley de las doce tablas y su posterior interpretación, el ius gentium y el ius honorarium, (provenientes de los magistrados con jurisdicción), y las leyes y los plebiscitos (establecidos por las asambleas populares).
-La creación del derecho en el Principado: La creación del derecho se concentraba en las manos del príncipe.
El príncipe era quien dictaba las Constitutiones Imperiales, las cuales tenían valor de ley porque se entendía que él, era el heredero de la antigua maiestas del pueblo romano.
Se distingue entre el ius vetus (donde se incluyen las antiguas fuentes. Será calificado como iura) y el ius novum (se identifica la voluntad del príncipe. Será calificado como leges).
1 -Tipos de leyes en el Principado: Edicta: constituciones generales dirigidas a los súbditos; Mandata: Instrucciones que el príncipe dirigía a sus funcionarios; Decreta: Sentencias del príncipe cuando actuaba como juez; Rescripta: Respuestas del príncipe a cuestiones que le planteaban tanto los particulares como los miembros de la administración; Epistulae: Cartas de respuesta.
-La creación del derecho en el Dominado: Se inició en el siglo III con la muerte de Alejandro Severo, y se consolidó con Diocleciano, quien dio al Imperio Romano el carácter de una monarquía absolutista, donde el emperador, calificado de Dominus et Deus, ostentaba el dominio absoluto. Se le considero intermediario entre dios y los hombres, y eso implicaba también que la iglesia estuviera sometida. Todo el poder del pueblo romano, se concentraba en manos del emperador.
Las fuentes de creación del derecho tan solo se habían reducido a una: el emperador, con quien se identificaba la ley.
Las Edicta o Leyes generales, eran el medio por el cual el emperador establecía un nuevo derecho.
-Tipos de leges en el Dominado: Edicta (constituciones generales); Decreta (sentencias dadas por el emperador, y que prácticamente desaparecieron por la escasa actividad judicial); Rescripta (respuestas que daba el emperador a problemas concretos y casos particulares); Adnonatio (variante de la suscripción firmada al margen) y la Sanctio Pragmatica (que aparece en las fuentes a partir del siglo V).
-Teodosio II, tarea recopilatoria iniciada en la época de Diocleciano, manda a reunir en un libro todas las constituciones generales a partir de Constantino. Las que quedaban fuera del libro, quedarían derogadas.
-En el Dominado aparecen tres tipos de recopilaciones: Recopilaciones de leyes: Durante el mandato de Diocleciano se recopilan rescriptos y constituciones imperiales. Estas recopilaciones nacen bajo la iniciativa privada para facilitar a los prácticos del derecho de uso de las leyes. Aparecen al final del S. III y son el Codex Gregorianus (219) y el Codex Hermogenianus (295). Tienen éxito, pero no van a lograr un carácter oficial hasta el reconocimiento de Teodosiano II.
Recopilaciones de iura; durante el dominado aparecen obras nacidas de la práctica y dirigidas a la práctica, atribuidas a los juristas de final del principado. La finalidad de estas obras era hacer accesible la tradición jurídica romana modificándola a la situación de la época, mediante la reelaboración de material. Podían tener forma de epitome.
Colecciones mixtas; pretendían facilitar al máximo el conocimiento y la aplicación del derecho, reuniendo en una sola obra todo el ordenamiento jurídico vigente en el Dominado, es decir leges y iura.
El reino visigodo (476-711) El primer rastro de los visigodos dentro del Imperio Romano fecha entre 270-275, cuando estaban asentados en la antigua provincia romana de la Dacia. Debido a la presión de los huns, los visigodos abandonaron esta región y se trasladaron a la Tracia en el 376.
2 En estos momentos el pueblo visigodo estaba perdiendo su estructura social tradicional, (igualitarismo entre sus miembros), e iba adquiriendo, las características de la sociedad romana.
El foedus (pacto) firmado en el 418 entre el emperador y el rey, preveía el asentamiento de los visigodos en Aquitania Secunda,(cerca al valle del río Garona). Las condiciones del pacto eran significativas, ya que Vàlia y Honore actuaban como titulares de dos poderes políticos independientes, de forma que ninguno sometía al otro. Eran dos poderes políticos independientes que habían decidido tomar la decisión que se materializara en el foedus. El Imperio tenía motivos de relativa satisfacción con el resultado del pacto, ya que alejaba a los visigodos del Mediterráneo.
Los primeros reyes visigodos ya fueron reyes legisladores. Eran ellos los que se encargaban de solucionar los problemas ocasionados en la práctica.
-Creación derecho visigodo: El pueblo visigodo se instaló en el reino de Tolosa, y después, en el de Toledo.
Para el Código de Eurico (476) conocemos la existencia de unas leyes de Teodorico I y de Teodorico II, que resolvían problemas prácticos suscitados por el reparto de tierras entre galorromanos y visigodos, y otras cuestiones que manifestaban el divorcio existente entre un derecho oficial y un derecho de la práctica. Estas leyes, por la materia que regulaban, debían ser aplicadas, tanto por galorromanos como por visigodos.
La primera obra de una cierta envergadura fue la compilación de leyes que mandó hacer el rey Eurico en el año 476. Esta obra recoge leyes dictadas por el propio Eurico y por reyes visigodos anteriores. No configura un ordenamiento jurídico completo, sino que se limita a dar solución a las necesidades de la práctica basándose, esto sí, en el único ordenamiento jurídico general y completo que había entonces, que era el formado por las leges y iura del Dominado. Se dice que el Código de Eurico era un monumento de Derecho Romano vulgar en el sentido que algunas de las leyes visigodas que contiene son la plasmación de soluciones que la práctica, en el contexto del Dominado, ya habría fijado.
A partir del momento que se dispone del Código de Eurico, los habitantes de Aquitania sometidos al monarca visigodo vivían de acuerdo con el derecho del Dominado (leges incluidas dentro del Código Teodosiano y iura invocables) sacado de aquello que habría sido modificado o corregido por las leyes de los reyes visigodos que habían sido incluidas dentro del Código de Eurico. Es así como empieza el que hemos calificado de desarrollo autónomo de la tradición jurídica romana por parte de los reyes visigodos.
El Código de Eurico recogía únicamente soluciones a problemas concretos de la práctica que presuponían la existencia de un ordenamiento completo, que era el del Dominado.
Para aplicar las leges y los iura del Dominado hacía falta, primero, disponer materialmente y, además, comprenderlas. Eran, por lo tanto, los mismos problemas que habían impulsado la necesidad de llevar a término compilaciones durante el Dominado.
La incomprensión y la dificultad por conservar la herencia romana afectaban todos sus elementos. En un contexto de crisis y de anarquía como la del final del Siglo V, no era fácil disponer de las obras originales de los juristas del Principado. Se habían perdido muchos manuscritos y la pobreza de textos originales era enorme. Además, existía la dificultad intelectual de comprender el material de qué se disponía.
Para resolver este problema de comprensión y conocimiento del ordenamiento jurídico, Alarico II mandó de componer una recopilación de leges y de iura, conocida como 3 Breviario de Alarico. Se trataba de compilar todo el ordenamiento jurídico romano vigente.
Esta incorporación sería de manera textual, puesto que se conservaría el tenor original de los textos recopilados.
Era una selección de iura y leges romanos, que reflejaba las necesidades jurídicas del momento. La selección del material compilado y la interpretatio que la acompañaba, permitió que el derecho romano fuera asequible a la cultura del momento y permitió acortar el divorcio entre el derecho oficial y el derecho de la práctica.
El Breviario contenía una explicación que recibía el nombre de interpretatio que, hecha probablemente por los autores del Breviario, acompañaba casi todas las leyes y los iura.
El Código de Eurico y el Breviario de Alarico, que se complementan, se aplican, los dos, a los pueblos sometidos al monarca visigodo. Los dos derechos conforman el ordenamiento jurídico del reino visigodo.
-Liber Gay (dentro de los iura), era un epítome de las Instituciones de Gay, las Pauli Sententiae y un pequeño fragmento de las Responsae de Papiniano.
La tradición textual del derecho clásico había sido reducida drásticamente.
La Ley de Teudis, dirigida a todos los habitantes del reino. Con esta ley se regulaban los gastos procesales. La ley también mandaba que fuera incluida dentro del Breviario de Alarico.
Las leyes que contenía el Código de Eurico, con el paso del tiempo, iban quedado obsoletas. Es por eso, que Leovigildo realizó una nueva recopilación de leyes, a la que llamaría Codex Revisus. Leovigildo eliminó las imprecisiones y lo adaptó a los nuevos tiempos.
A parte de impulsar el el Codex revisus, Leovigildo fue un rey importante también por crear ciudades, adoptar insignias imperiales, ser el primer rey visigodo en acuñar moneda y, por encima de todo, expulsar un territorio bizantino ubicado al sudeste de la Península.
De esta manera, se formalizó la ruptura definitiva con el Imperio Romano de Oriente.
Los monarcas visigodos buscaban una nueva manera de legitimar su poder y su actuación en el campo de la creación del derecho. La nueva legitimación la encontraron a partir de la ideología de la Iglesia.
La creación del derecho seguía siendo una potestad única del monarca visigodo, el cual entregaba sus leyes a los concilios eclesiásticos para obtener el consentimiento de la iglesia como garantía que el rey actuaba rectamente y en justicia.
El nuevo contexto que empezó con la política llevada a cabo por Leovigildo (expulsión casi completa de los bizantinos de la Península) y la conversión al catolicismo de Recaredo, junto con la nueva ideología política que estaba aportando la Iglesia y, en particular, Isidoro de Sevilla, posibilitaron que cambiase la relación que había entre la legislación visigoda y el derecho romano. Hasta aquellos momentos había un vínculo de dependencia del derecho creado por los reyes visigodos (incluido el Codex Revisus) con la tradición romana convertida en ley visigoda en el Breviario de Alarico. La necesidad de poner al día el Codex Revisus de Leovigildo pareció el momento oportuno para prescindir de la tradición textual romana del Breviario.
4 Chindasvinto fue un rey que se planteó hacer una nueva edición del Codex revisus, pero no solo se limitó a corregirlo y a ampliarlo, sin que lo que quería era poder prescindir del derecho romano del Breviario, entonces hacía falta crear una obra lo suficientemente amplia que resolviera los problemas de la sociedad del momento y que hiciera innecesario recurrir al Breviario. Como esto no se podía conseguir revisando y completando la obra de Leovigildo, Chindasvinto inició los trabajos para hacer una obra completamente nueva que sería acabada por su hijo y sucesor, Recesvinto, a mediados del siglo VII.
Recesvinto la tituló Liber iudiciorum. Ésta, selecciona aquellas leyes de reyes visigodos, y también del Breviario, que se consideraba conveniente recoger. Gracias a este, los visigodos tendrían un ordenamiento jurídico general y completo que permitiría prescindir del derecho romano en sus textos. Sería aplicada a todos los habitantes del reino y capaz de resolver todos los problemas del momento.
Era una obra pensada para los tribunales de justicia, que renunciaba a contener todo el ordenamiento jurídico del reino visigodo. Reunía sólo aquello que podía ayudar a resolver controversias.
Supone la ruptura formal con el derecho romano.
Antes de promulgarlo, Recesvinto lo envió a la Iglesia para conseguir aumentar el prestigio de su compilación.
Con el Liber iudiciorum se consolidó el monopolio legislativo del rey. Sólo el rey podía añadir leyes nuevas si las circunstancias lo requerían, y sólo él podía interpretar la ley del Liber.
Liber iudiciorum (redactado a mediados del siglo VII), recoge los planteamientos de Isidoro de Sevilla (todo poder humano tenía origen divino y que el mundo terrenal estaba sometido al mundo sobrenatural). El poder de los reyes, es un poder que es al servicio de dios y que es, por lo tanto, un instrumento para apartar a los pueblos del mal y conducirlos al bien. Por lo tanto, es el mismo rey quien, actuando incorrectamente, se autoprivaba de su condición.
La última revisión del Liver la realizó Ervigio (681), quien mejoró técnicamente el texto, añadió nuevas leyes (novellae leges) y eliminó otras.
Posteriormente, se intentó hacer otra revisión, pero nunca llegó a ser publicada.
Con el paso del tiempo, el Liver, un texto pensado y confeccionado para la práctica forense (libro de los juicios), ahora acabaría reuniendo el ordenamiento jurídico de los visigodos.
5 Creación Derecho Alta Edad Media La invasión musulmana de la Península Ibérica entre los años 711 y 716 comportó la desaparición de la organización política visigoda. Con el asentamiento musulmán desapareció tanto el reino visigodo como la monarquía visigoda, pero no pasó igual con el ordenamiento jurídico legado por los visigodos. Los musulmanes, que identifican religión y derecho en un mismo texto, el Corán, permitieron que los cristianos (que, como ellos, tenían en la Biblia un libro sagrado) mantuviesen su propia religión y siguiesen también con su propio derecho. El derecho de los cristianos peninsulares era el Liber Iudiciorum.
En estos momentos, la Península estaba ocupada por beréberes y árabes (controlaron la mayor parte del antiguo reino visigodo) y por cristianos, a quienes podemos encontrar en tres situaciones diferentes: a) Cristianos que vivían bajo dominio musulmán (en Al-Andalus), llamados mozárabes; b) Los que vivían al norte de la Península, en territorios no controlados por los musulmanes.
c) Los que vivían al este del eje Llobregat-Cardener-sierra y que se incorporarían al Imperio carolingio bajo el nombre de Marca Hispánica.
Todos ellos vivían de acuerdo con la tradición jurídica visigoda heredada en el Liber.
Poco a poco, se fue intensificando la emigración de los mozárabes (cristianos habitantes en Al-Andalus) hacia el norte de la península. De esta manera, el norte estaba poblado de cristianos, y el sur, de musulmanes.
-La res publica Christiana: El bautizo era la forma de entrar en ella, la confirmación era el testimonio de la permanencia dentro de la res publica christiana y la excomunión, implicaba la expulsión de la Iglesia y de la organización política.
-El derecho,de la época, se consideraba algo connatural, puesto que las cosas y los hombres formaban parte del ordenamiento divino de la creación, el derecho era las relaciones que establecían los hombres y estaba intrínseco, esperando ser descubierto e identificado por los hombres, en estas relaciones.
-El derecho altomedieval: a) Todo el derecho es necesariamente antiguo, pero no todas las conductas antiguas son derecho. No puede existir un derecho nuevo porque el derecho se identifica con el orden divino de la creación.
b) La segunda característica es la bondad. El derecho es bueno porque forma parte del derecho divino, del orden de la creación. Todo derecho, por ser derecho, tiene que ser de inspiración divina, y por tanto no cabe la posibilidad de que no sea bueno. Si una conducta no es buena, entonces no es derecho.
c) El derecho altomedieval es un derecho que originariamente no está escrito ni establecido, sino que es connatural e inherente, pese a todo, los hombres pueden llegar a plasmarlo por escrito.
-Según la mentalidad altomedieval, el derecho antiguo deroga el derecho nuevo. Se dice eso porque esa civilización defiende el derecho antiguo, que es puro, y evitan el nuevo, 6 que está lleno de abusos y malos usos. Con lo cuál, en la alta edad media no hay renovación del derecho, sino simplemente restauración del antiguo y buen derecho.
La sociedad altomedieval estaba caracterizada por el particularísimo, por la fragmentación y por la atomización en todos los ámbitos de vida.
El ordenamiento jurídico altomedieval en la Península Ibérica estaba formado por el Liber, como un derecho común de los cristianos peninsulares, que era, además, un derecho general y completo; el Liber convivía con un derecho propio de municipios y señoríos, que es un derecho particular e incompleto. El Liber y los derechos municipales y señoriales configuran el ordenamiento jurídico de los naturales de los diferentes reinos hispánicos.
-Señorío (Derecho Señorial): Aldeas o villas bajo la jurisdicción de un señor feudal, que no tenían posibilidades de desarrollo jurídico, institucional o político autónomo, sino que dependían del señor jurisdiccional y no el rey. El derecho tenía carácter consuetudinario e incluía los malos usos y abusos por parte de los poderosos, y estaba formado por las relaciones que se habían establecido entre el rey y el señor feudal, así como por las relaciones entre señores.
-Municipios (Derecho Municipal): Aldeas, villas o ciudades que no dependían de ningún señor feudal, sino directamente del rey y que, actuando ellos mismos como señoríos colectivos, gozaban de una cierta capacidad que les permitía organizarse autónomamente dentro del ámbito del reino. El derecho estaba formado por el conjunto de usos, costumbres y normas emanadas desde el mismo municipio.
- Los Libros de fuero o Libros de costumbres, son textos escritos por juristas, que recopilan cartas de privilegios, buenas costumbres, acuerdos con el Consejo local y decisiones de jueces. Cada centro de convivencia señorial tenia uno. En los municipios, en vez de tener uno cada uno, crearon uno general, que pudiese resolver la mayor parte de situaciones jurídicas. Se creó un derecho general y completo.
-A partir del año 1000, y coincidiendo con el despertar cultural vivido en Occidente, aumentó el número de citas y de reproducciones exactas de leyes del Liber.
La insuficiencia del Liber y la aparición de un derecho nuevo, quedó evidenciada en la redacción escrita de los Usatges de Barcelona. El anónimo autor de los Usatges dejaba claro que el Liber había envejecido y que algunos hechos, no se contemplaban en la ley porque no existían cuando se hizo, por lo que tenían que resolverse al margen del Liber.
El autor de los Usatges, además, atribuía al Conde de Barcelona la potestad de establecer el derecho, circunstancia nueva y extraordinaria para la época, pero lo hacía revistiéndolo de antigüedad.
La Reconquista fue el resultado del avance de los núcleos de resistencia del norte hacia el sur, con el fin de incrementar sus propiedades y para consolidar y expansionar las regiones del norte y, en fin, para escapar de la opresión señorial.
7 ...