Jardines colgantes de Babilonia- Trabajo maravillas del mundo antiguo (2015)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia del Arte - 1º curso
Asignatura Història Antiga
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 25/04/2016
Descargas 0
Subido por

Descripción

Treball història antiga sobre una de les 7 maravelles del món antic

Vista previa del texto

Las 7 maravillas del mundo antiguo Los jardines colgantes de Babilonia Los jardines colgantes de Babilonia Los jardines colgantes de Babilonia eran una de las siete maravillas del mundo antiguo.
Es la única de estas maravillas de la cual no hemos sabido la localización hasta hace poco, y aún ahora no podemos estar del todo seguros de si esta es correcta.
Según la leyenda o según algunos creen, este jardín fue mandado construir por el rey Nabucodonosor de Babilonia 600 años antes del nacimiento de Cristo.
Un sacerdote babilonio, Beroso, aproximadamente del 290 aC, atribuyó estos jardines al rey de Babilonia Nabucodonosor II, que gobernó entre 605 y el 562 aC. Se dice que estos jardines se encontraban situados en la actual Hilla, provincia de Babil, en Irak.
Aún así, no hay textos babilónicos que mencionen los jardines ni evidencias arqueológicas, por lo que no es del todo seguro que estos jardines realmente existieran.
Se piensa que quizás los jardines colgantes de Babilonia únicamente sean una leyenda y que quizás los autores griegos que escribieron sobre ellos lo hicieron como ideal romántico de jardín oriental, y no como un jardín real.
Según la leyenda de estos jardines, fueron mandados construir por Nabucodonosor II en homenaje a su esposa como regalo para que recordara las montañas de su tierra nativa, ya que en la llanura babilónica no había este tipo de vegetación, todo lo contrario.
Además de ser un trabajo maravilloso y prácticamente imposible teniendo en cuenta la naturaleza de la tierra babilónica, según se cree también se diseño y construyó material de riego en forma de tornillo de Arquímedes por donde se subía el agua hasta los jardines. Cuenta la leyenda que los babilónicos lograron crear tal jardín que las copas de los árboles se veían desde lejos.
En el siglo I aC, el filósofo griego Estrabón describió los jardines colgantes de Babilonia de la siguiente manera: “Este consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenadas con tierra para permitir que árboles de gran tamaño sean plantados. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.” Aún así, además de Estrabón, todos los filósofos y escritores que dejaron textos sobre los jardines colgantes de Babilonia no eran contemporáneos a la época en que supuestamente estos jardines estuvieron en pie, por lo tanto ellos mismos ya estaban escribiendo sobre una leyenda, así que estos escritos no sirven como prueba para creer con firmeza que existió esta maravilla. Es por esto que sigue siendo un misterio.
No obstante, es probable que este misterio se haya resuelto gracias a un estudio arqueológico de una investigadora británica en el año 2013. Se cree que por fin se ha identificado el lugar exacto donde se construyeron estos jardines que pasarían a ser uno de los misterios arqueológicos más grandes del mundo.
Esta investigadora se llama Stephanie Dalley y descubrió evidencias en textos antiguos de que estos jardines no fueron construidos en Babilonia, ni por Nabucodonosor II, sino que probablemente fueron los enemigos de estos, los asirios, bajo el mandato de Senaquerib hace 2.700 años los que construyeron estos jardines. La capital de este reino es Nínive y se cree que muy probablemente este fuera el verdadero paradero de esta maravilla.
El problema que esta investigadora encontró en la investigación fue que esta región se encuentra en la actualidad en una situación peligrosa a causa de la violencia étnica y religiosa, cosa que hace difícil ir para investigar en la propia zona donde supuestamente se encontraron esta maravilla del mundo antiguo.
No obstante, la investigadora Dalley consiguió enviar un equipo de filmación local escoltado hasta las ruinas de palacio de Senaquerib, donde este equipo consiguió tomar fotografías de tierra y escombros, debajo de los cuales se encontraba un área de vegetación y que, según la investigadora, es un lugar perfecto para construir un jardín, por lo tanto, es muy probable que este fuera el lugar exacto de estos jardines misteriosos.
Existen además algunas otras pruebas de la teoría de Stephanie Dalley de que estos jardines se encontraran en Nínive y son las escrituras y bajorrelieves de la ciudad de Nínive donde aparecen representados unos enormes jardines.
Por lo tanto, tenemos más evidencias de que estos jardines pertenecieran a la ciudad de Nínive que a la ciudad de Babilonia, como durante tantos años se había creído.
No obstante, aunque aparentemente estemos más próximos de encontrarnos cerca de la verdad sobre la historia de estos jardines, este tema continúa siendo un misterio y, personalmente, creo que aún quedan bastantes años para descubrir la verdadera historia sobre esta maravilla del mundo antiguo y confío, como seguramente confiará mucha más gente, en que algún día se encuentren pruebas arqueológicas de estos jardines.
...

Comprar Previsualizar