2a práctica (2014)

Ejercicio Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Derecho Mercantil
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 31/07/2014
Descargas 48
Subido por

Vista previa del texto

2ª Pràctica.
EL CAPITAL Y LAS APORTACIONES CASO: Los Srs. X, Y, y Z con N acordaron seguir adelante con el proyecto y comenzar constituyendo la que será la sociedad inicial y, en su caso, la matriz del grupo que las exigencias de su desarrollo internacional requiera. Los Sr. X, Y y Z además de fundadores aparecen ya designados como administradores de la nueva sociedad.
El Sr. X, que ya llevaba tiempo estudiando las posibilidades de este proyecto empresarial, observó que confiaba alcanzar para el primer año de funcionamiento un volumen de negocio de 15 millones de euros, quedando según sus cálculos 3 millones de beneficio neto para la sociedad al término del primer ejercicio, que todos acordaron que sería el 31 de diciembre. Sin embargo, también observó que la puesta en funcionamiento de la empresa requeriría al menos una inversión inicial de 20 millones de euros. El Sr. X ofreció como aportación inicial la planta industrial y de oficinas que tenía en la parcela 23 del polígon 2º de Tarrasa, donde, hasta este momento, se ubicaba el departamento de su empresa encargado inicialmente de desarrollar esta nueva línea de negocio. Este podría comenzar siendo el lugar donde ubicar la administración y la planta principal de producción, para valorar después si resultaba conveniente mantenerla o trasladarla a otro lugar más apropiado, como podría ser un polígono portuario, dada su vocación internacional, o incluso un polígono extranjero para la/s planta/s de producción. El Sr. X, después de encargar una evaluación técnica a uno de sus peritos, había cifrado el valor de este conjunto ya operativo en unos 5’5 millones de euros. Además pensaba aportar también unos almacenes portuarios valorados en 3 millones de euros por una entidad bancaria.
El Sr. Y, por su parte, se comprometía a aportar toda su experiencia y conocimientos de química textil, cediendo a la sociedad, no sólo sus conocimientos y experiencia personal, sino también el equipo de ingenieros químicos que trabajaba en sus laboratorios de Barcelona, con la única condición de no cambiar su ubicación actual en el inmueble de alquiler del nº 5 del carrer del mar del Poble Nou. El Sr. Y valoraba esta aportación en 4 millones de euros, a la que deberían sumarse 2 millones anuales por su trabajo personal al servicio de la nueva sociedad.
El Sr. Z, por su parte, aportaría el montaje y mantenimiento de todas las líneas de producción de las plantas industriales, así como la instrucción y dirección de los operarios, al tiempo que pondría a disposición de la sociedad su planta taller de Sabadell, aunque no de forma exclusiva ya que deseaba poder seguir atendiendo en esa misma planta a otros clientes. Después de hablar con su contable, el Sr. Z valoró esta aportación en 3 millones de euros. También deseaba aportar a la sociedad su cartera de crédito a sus clientes por valor de 1’5 millones de euros, de modo que sería la nueva sociedad la que se encargaría y beneficiaria de su cobro. Además, el Sr. Z exige que se le entregue un 2% adicional de acciones societarias por el mérito de haber acercado al Sr.
N al proyecto.
Por su parte, el Sr. N, de nacionalidad británica pero residente en Valencia, aportaría la suma de 5 millones de euros en metálico ingresados en una cuenta corriente de la sociedad, para atender los gastos corrientes y las necesidades de tesorería de la sociedad.
El Sr. N se había comprometido además a ceder al Sr. Z el uso de su local de oficinas en Diagonal 523, como pago por haberle introducido en calidad de inversor en este nuevo y prometedor proyecto empresarial.
Los Srs. X, Y y Z discutieron sobre cuál sería la cifra más conveniente de capital social. X consideraba que debía ser de 30 millones. «Y» pensaba que bastaría con 60.000 euros. Y Z opinaba que mejor 20 millones.
Por otra parte, a las 2 semanas de haber llegado al acuerdo sobre la sociedad y antes incluso de elevar el acuerdo a escritura pública, el Sr. Z aprovechando su visita a la feria industrial de Frankfurt, comprometió para la sociedad unas nuevas líneas de maquinara textil de última tecnología, que debería entregarse a los 6 meses, por valor de 2 millones de euros, adelantando a nombre de la sociedad, aunque se su propio bolsillo, la suma de 1 millón de euros. A fin de granjearse la amistad del directivo de Siemens que facilitaba el producto, invitó a los directivos de la parada a un fiesta en su hotel que finalmente costó 50.000 euros, cifra que aunque desembolsó el Sr. Z, la gastó a nombre de la sociedad.
De modo parecido actuó por su cuenta el Sr. X, que aprovechado su viaje a Brujas, a las 6 semanas desde el acuerdo entre los socios hizo a nombre de la sociedad una compra de material semielaborado por valor de 500.000 euros, al tiempo que, según su costumbre, pasó la noche del sábado en el casino de Niza invirtiendo a nombre de la sociedad, y con cargo a la cuenta abierta a nombre de la sociedad al efeco, 30.000 euros en juego, cifra que lamentablemente perdió, aunque de haber tenido suerte la sociedad hubiese ingresado 3 millones de euros.
La sociedad siguió en tiempo y forma los pasos previstos por la ley para su constitución, la escritura pública se elevó a las cuatro semanas de la conclusión del acuerdo, y se inscribió en el RM a los 2 meses de la formación de la escritura pública, sin embargo, los gastos totales de constitución, incluidos los costosos informes periciales encargados, sumaron la cifra de 30.000 euros, 10.000 euros más de los que inicialmente se había previsto en la escritura.
PREGUNTAS: 1. ¿Le parecen adecuadas las valoraciones que se han hecho de las aportaciones sociales? 2. ¿Qué cifra debería ponerse de capital social? 3. ¿Sería posible constituir esta sociedad con un capital nominal de 60.000 euros? ¿Hay alguna razón de por qué hacerlo por una cifra superior? 4. ¿Son correctas todas las aportaciones? ¿Si existiera alguna/s aportación/es incorrecta/s qué cambios deberían introducirse para que fueran válidas? 5. ¿Qué naturaleza tiene el compromiso de ceder el uso del local de oficinas de Diagonal por parte de N? ¿Qué valor tiene este compromiso? 6. ¿Hay algún pacto o pretensión de un socio irrealizable? 7. ¿Qué ocurrirá con los gastos realizados por los Sr. X y Z a nombre de la sociedad? 8. ¿Qué condición tiene el socio N en la nueva sociedad? ¿Qué diferencia existe entre N y X, Y y Z, a parte de que N no es administrador? 9. En el caso de que al término del primer ejercicio la sociedad no tuviese los beneficios previstos y no pudiese atender las obligaciones asumidas por X, ¿quién respondería y qué ocurriría? ¿Y si la sociedad no se hubiese llegado a constituir en tiempo y forma? 10. ¿Qué ocurriría en el caso de que la sociedad, al término del primer ejercicio, tuviese unas pérdidas de 8 millones de euros, y si fueran de 12? 2a PRÁCTICA 1. ¿Le parecen adecuadas las valoraciones que se han hecho de las aportaciones sociales? En cuanto a las aportaciones del Sr. X no son adecuadas, ya que encarga la valoración de sus aportaciones no dinerarias (planta industrial y oficinas de Terrassa) a uno de sus peritos, y no a un experto independiente designado por el RM.
El Sr. Y si que hace una correcta valoración de sus aportaciones accesorias.
El Sr. Z hace una correcta valoración, a través de su notario, de las aportaciones dinerarias, en cuanto a las aportaciones no dinerarias debería haberlas valorado a través de un experto independiente designado por el RM.
El Sr. N debería haber hecho la aportación monetaria ante notario.
2. ¿Qué cifra debería ponerse de capital social? Debería fijarse una cifra alrededor de los 20-24 millones como suma de todas las aportaciones hechas por los socios: Aportaciones socio X (5,5 millones + 3 millones) = 8,5 millones Aportaciones socio Y (4 millones + 2 millones) = 6 millones Aportaciones socio Z (3 millones + 1,5 millones) = 4,5 millones Aportaciones socio N (5 millones) = 5 millones 3. ¿Sería posible constituir esta sociedad con un capital nominal de 60.000 euros? ¿Hay alguna razón de por qué hacerlo por una cifra superior? Sí que sería posible constituir la sociedad con un capital de 60.000 € ya que permitiría defender el Patrimonio Neto en caso de pérdidas.
Sería razonable constituir la sociedad con un capital nominal más alto si el desembolso inicial y el riesgo de la actividad empresaria fueran altos, de esta manera se podría responder con más facilidad a futuros problemas de liquidez.
4. ¿Son correctas todas las aportaciones? ¿Si existiera alguna/s aportación/es incorrecta/s qué cambios deberían introducirse para que fueran válidas? No todas las aportaciones son correctas, ya que no siguen los pasos necesarios para ser válidas. Las aportaciones dinerarias deben estar controladas por el Notario, tanto al principio como los sucesivos desembolsos. Las aportaciones no dinerarias han de ser valoradas por expertos independientes designados por el Registro Mercantil. Las prestaciones accesorias deben dejar claro cuáles son gratis y cuales tienen remuneración. Por estos motivos algunas de las anteriores aportaciones citadas no son validas, porque no cumplen estos requisitos, habría que modificarlos como he explicado.
5. ¿Qué naturaleza tiene el compromiso de ceder el uso del local de oficinas de Diagonal por parte de N? ¿Qué valor tiene este compromiso? Entrarían a formar parte como prestaciones accesorias, que se debería dejar claro si son gratis o con remuneración. Las prestaciones accesorias vienen a ser prestaciones de servicio que se remuneran con participación en los beneficios. Éstas deben ser valoradas 6. ¿Hay algún pacto o pretensión de un socio irrealizable? 7. ¿Qué ocurrirá con los gastos realizados por los Srs. X y Z a nombre de la sociedad? En el caso de que la sociedad tenga el género de comercio determinado, los socios que quieran hacer operaciones por cuenta propia deberán pedir el consentimiento a la Sociedad. En el caso de que lo hagan sin su consentimiento, podrá ser rescindido su contrato, y deberán abonar la cantidad perdida (Artículo 136 C.C.) En el caso de que no haya determinado el género de comercio, los socios podrán hacer operaciones por cuenta propia, siempre de manera lícita i que no pertenezca al tipo de negocios al que se dedica la compañía (Artículo 137 C.C.) 8. ¿Qué condición tiene el socio N en la nueva sociedad? ¿Qué diferencia existe entre N y X, Y y Z, aparte de que N no es administrador? El socio N tomará el papel en la nueva sociedad de socio comanditario, participando en la organización a través de la Junta General. La diferencia entre el socio N y los otros socios es que el socio N no va aparecer en la razón social (Art. 146 C.C.), responderá a las obligaciones o perdidas solo con los fondos que puso (Art. 148 C.C.), no podrá hacer acto de administración de los intereses de la Compañía (Art.
148 C.C.), i solo podrá examinar el estado y situación de la administración social en las épocas y bajo las condiciones que se hallen prescritas en el contracto de constitución (Art. 150 C.C.).
9. En el caso de que al término del primer ejercicio la sociedad no tuviese los beneficios previstos y no pudiese atender las obligaciones asumidas por X, ¿quién respondería y qué ocurriría? ¿Y si la sociedad no se hubiese llegado a constituir en tiempo y forma? En el caso de que se hubiera fijado el género de comercio el socio X deberá abonar la cantidad de las obligaciones asumidas, en el caso de que no se hubiese llegado a constituir en tiempo y forma, las pérdidas se repartirán en la misma proporción entre los socios capitalistas. (Art. 141 C.C.) 10. ¿Qué ocurriría en el caso de que la sociedad, al término del primer ejercicio, tuviese unas pérdidas de 8 millones de euros, y si fueran de 12? Que los socios capitalistas deberán responder a las pérdidas en la misma proporción, sin tener en cuenta a los industriales, a menos que estos se hubieran hecho partícipes de estas.
En caso de que sean 12, nos encontramos en la misma situación.
...