MEMORIA DEFINITIVA_p035-040 (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Periodismo - 1º curso
Asignatura Teoría de la comunicación
Profesor M.B.
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 24/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

un tratamiento periodístico. Una cosa es la lógica del comunicador y otra la lógica de tomar una decisión día tras día.
Para nosotros existe una definición operativa de producto comunicativo y donde los datos que ahí se asocian de una forma u otra.
35 22/03/17 La veracidad y la verificabilidad de los datos de referencia de la comunicación.
La semana pasada habíamos relacionado los cambios de la sociedad, lo que sucede en el mundo y la información que se difunde sobre lo que sucede en él.
Existe una relación entre la organización y el funcionamiento de una sociedad y la manera en la que esa misma sociedad organiza y usa su comunicación pública. El sistema de comunicación desempeña algún papel en el funcionamiento y el desarrollo del sistema social, y la sociedad ejerce también alguna influencia en la configuración y en la organización de la comunicación pública. Como por ejemplo en el cine, donde podemos ver a través de una pantalla la representación de lo que es ser joven. Joven es divertirse en diversos lugares, etc. Eso hace que se convierta en una representación social de lo que es ser joven y pueda llegar a ser interiorizada. La interiorización de esa representación social puede llegar a orientar los comportamientos de todos los jóvenes que hayan visualizado dichas películas, adaptando rasgos que supuestamente nos convierten en jóvenes. Esos comportamientos pueden llegar a confluir en la sociedad económicamente, etc.
Desde la comunicación se puede terminar afectando al comportamiento y a la organización de la sociedad. Como la sociedad puede terminar influyendo en el comportamiento y en la organización de esta. Vemos ejemplos como una división social que se establece en todas las sociedades en función de la edad que tengamos, o que los niños no pueden trabajar o votar, o todos los derechos y obligaciones que se establecen en función de la edad. Asumimos esas posiciones que se nos atribuyen en el entramado social a partir de la edad que tenemos.
En la medida que interiorizamos esas posiciones pueden exteriorizarse como una representación colectiva de visión del mundo. Este punto de partida supone que en la modalidad de comunicación pública que es hegemónica en cada momento histórico se puedan encontrar algunos rasgos de la sociedad que está desarrollando esa modalidad de comunicación pública, al mismo tiempo, en la organización de la sociedad se puede encontrar la influencia del modo de distribución de la comunicación pública.
36 La comunicación pública va cambiando según las épocas y la organización; los sucesivos cambios que va experimentando son un componente necesario para analizar los cambios históricos. El estudio de la comunicación puede servir no sólo para comprender cómo se produce y cómo se reproduce la comunicación pública de una sociedad determinada, sino que puede servir también para comprender cómo funciona, cómo produce y cómo se reproduce esa sociedad.
Desde lo comunicativo se pueden comprender fenómenos que no son sólo comunicativos. Las relaciones que existen entre la sociedad pública y la comunicación pueden entenderse como relaciones de dependencia o de interdependencia. Las relaciones entre ambos les han interesado siempre a las ciencias sociales. A veces es posible intervenir sobre el orden social modificando las representaciones del mundo que se ofrecen la comunicación pública, y a veces se puede intervenir sobre la sociedad actual actuando sobre la organización social. No todos los autores piensan que estas relaciones actúan de la misma manera ni con la misma intensidad.
Existe un debate que comienza en el siglo XVIII con el nacimiento de las ciencias sociales y que se prolonga hasta la actualidad. Las diferentes concepciones de la comunicación se pueden resumir en un esquema.
Dentro de las relaciones de dependencia se encuentran las posturas idealistas y las materialistas, mientras que dentro de las relaciones de interdependencia nos encontramos las posturas dialécticas y estructuralistas.
Los autores con perspectiva de dependencia trabajan con modelos causales para interpretar las relaciones sociales y la comunicación. Podemos diferenciar dos corrientes teóricas: idealista y materialista. Para el idealismo los cambios en la sociedad dependen de las transformaciones comunicativas, es decir, a partir de algunos cambios comunicativos se podrían explicar todas las 37 transformaciones sociales, pero los cambios sociales no tendrían la capacidad de modificar la sociedad. El comportamiento social es la consecuencia directa de las ideas que unos han inculcado.
La corriente idealista sostiene que si se actúa correctamente sobre la difusión y producción social de la comunicación pública se pueden lograr cambios cualitativos en la estructura social. La comunicación pública es una herramienta estratégica para el cambio social. Los autores consideran que intervenir en el contenido de la comunicación es la manera más rápida y eficaz para determinar el comportamiento y la manera de pensar de la sociedad. Veremos un ejemplo: alguien quiere solucionar la desigualdad entre hombres y mujeres en el mercado laboral. Se trataría de intervenir en la comunicación pública un cambio para que las representaciones sociales entre hombres y mujeres fueren más igualitarias.
Esta relación tiene inicio en la Ilustración –iluminar con la razón. Siglo de las luces–. La Ilustración propuso una explicación científica del mundo apoyándose en la razón. Los ilustrados buscaban transformar el mundo cambiando la información sobre el mundo. La mejor manera de transformar un mundo a mejor era combatiendo la ignorancia. La siguiente generación se dio cuenta de que para construir un mundo mejor no era suficiente con esto; ya que los cambios se debían en gran medida a la enseñanza, los libros y la prensa. Si el funcionamiento de la sociedad se sigue basando en la desigualdad entre las personas, esas sociedad va a terminar desarrollando una visión del mundo que justifique esa desigualdad, incluso cuando se recurra al conocimiento científico.
Influyendo sólo sobre las conciencias de las personas no es posible cambiar la realidad.
La corriente materialista. El materialismo también entiende las relaciones entre el mundo y la sociedad como relaciones causales. El materialismo defiende que las transformaciones comunicativas dependen de los cambios que se producen en la sociedad. Algunos cambios sociales explicarían todas las transformaciones de la comunicación pública; pero esto no sucedería a la inversa. Se invierte el análisis y se dice que basta con la acción política para cambiar el mundo, es suficiente con la práctica revolucionaria para cambiar el 38 mundo; y automáticamente cambiarán las visiones del mundo compartidas. Los autores materialistas entienden que los contenidos de la comunicación pública son un mero reflejo de las situaciones económicas de una sociedad. La visión del mundo dominante es un mero reflejo de la clase que domina esa sociedad.
Hablar de comunicación pública es hablar siempre de propaganda y manipulación; manipulación para tener controlados a los grupos sociales dominados. Cuando la revolución llegue al poder e introduzca cambios en las relaciones de producción, esa visión falsa de la sociedad que difunden a través de la comunicación pública se caerá por su propio peso y será sustituida por otra visión verdadera de cómo funciona el mundo. Quienes analizan críticamente estas relaciones entre comunicación y sociedad reconocen que es verdad que las relaciones del mundo va a perpetuar el poder de las clases sociales dominantes, pero estas se preguntan qué es lo que sucede en la comunicación pública para que se acepten interpretaciones del mundo que son contrarias a sus intereses. Los procesos sociales de representación del mundo son muy complejos y las representaciones ideológicas de una sociedad son asumidas por los miembros de una sociedad porque esa representación ideológica también satisface necesidades que son básicas para toda persona.
Las relaciones de interdependencia. Las influencias entre sociedad y comunicación se producen en ambos sentidos. Algunos cambios sociales explican algunas transformaciones comunicativas, y a la inversa. Son sistemas que evolucionan afectándose mutuamente pero cada uno tiene sus propios sistemas de regulación y poseen de autonomía.
La corriente dialéctica entiende que las relaciones entre sociedad y comunicación deben abordarse en clave histórica. Cuando las afectaciones mutuas se analizan con suficiente perspectiva histórica se observa que ambos sistemas tienden a acoplarse el uno al otro. El sistema social y el sistema comunicativo comparten un mismo sentido histórico orientado a la reproducción social, al orden establecido. Es raro que los cambios en uno u otro se produzcan simultáneamente. El ritmo de cambio de la sociedad es uno y de las concepciones sociales es otro.
Es decir, los sistemas evolucionan asincrónicamente. Lo habitual es que las transformaciones sociales no 39 encuentren una representación inmediata en los productos comunicativos, ya la inversa. En todo este proceso de interrelación se van produciendo desajustes; es decir, se producen avances y retrocesos dentro de cada sistema y en el proceso de acoplamiento entre ambos sistemas, hasta que se consigue un acoplamiento que sea capaz de asegurar la continuidad del orden social.
40 ...

Comprar Previsualizar