Práctica 3 - P2 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Periodismo - 4º curso
Asignatura Comunicación y Estudios de Género
Año del apunte 2017
Páginas 2
Fecha de subida 13/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Mediante los datos extraídos en el recuente de piezas, podemos cómo la presencia de la mujer periodista es menor, tanto en las piezas informativas (41,87%) como en las opinativas (33,33%).
Pese a que la muestra seleccionada sea muy pequeña, ya que se trata de un único diario, antes de proceder al análisis de datos, podemos ver que, en este caso, hay grandes diferencias en el reparto de publicaciones, siempre a favor de los varones. En relación a esto, la investigadora del Centro de Investigaciones en Mediatizaciones, Florencia Rovetto (2012), en su estudio Percepciones sobre desigualdades de género en el trabajo periodístico afirma que “A pesar de que en los últimos 20 años se ha producido un fenómeno creciente de feminización de la profesión periodística, aun se mantiene el carácter androcéntrico de una desigual estructura laboral por sexo en las organizaciones mediáticas” (p.59).
Aunque, si las cifras en publicaciones emitidas por mujeres y hombres ya son desiguales, aun son más escandalosos los porcentajes de mujeres editoras, propietarias o jefas en medios de comunicación, que no llegan al 0,6% (Rovetto, 2012, p.60). Por tanto, la cultura periodística masculina continúa siendo la imperante en las redacciones. Así lo demuestran las declaraciones de T.S, secretaria de redacción y una de las entrevistadas del estudio de Rovetto cuando señala que está excluida de las decisiones generales, salvo lo que sale los lunes porque nadie quiere trabajar en domingo (2012, p.66).
Durante el análisis me ha llamado mucho la atención la gran diferencia que hay entre el número de artículos de opinión de hombres y mujeres. Tras ver estos resultados tan dispares, he recordado el ejercicio anterior de esta asignatura.
En la puesta en común de chistes durante la clase, aparecieron muchos que tachaban a las mujeres de incapaces de pensar o razonar, tontas o poco avispadas. Teniendo en cuenta que este tipo de géneros conllevan mucha más elaboración y, normalmente, los suelen realizar periodistas con prestigio y a los que se considera personas con criterio para hablar de según qué temas, el resultado del recuenta nos remite a una clara discriminación de género en El Periódico. En mi opinión, los estereotipos y prejuicios que encontramos en los chistes machistas también están vigentes en la sección de opinión del diario.
En cuanto al número de noticias emitidas, de nuevo, las publicaciones de mujeres son menores, lo que vuelvo en primer plano la discriminación de género en el trabajo periodístico.
Sin embargo, no es solo el número de noticias lo que es preocupante, sino la temática de estas. En el caso del periodismo deportivo, las periodistas han sido excluidas por completo en este ejemplar de El Periódico. Esto podría estar estrechamente vinculado a la presencia mediática de las mujeres deportistas, ya que estas son mucho menos seguidas que los hombres. Según la investigación Mujeres en el periodismo deportivo de Claudia Ivette Peedraza (2012), “Los medios tienden a minimizar las acciones de las deportistas al no darles el mismo énfasis que a los atletas varones [...]. Las condiciones de desigualdad laboral en el periodismo deportivo se generan bajo las mismas causas que limitan la representación del deporte femenino: se le da menor relevancia a su trabajo” (p.51). Además, en el artículo la autora afirma que “se les asocian disciplinas más suaves (tenis, patinaje o gimnasia)” (p.57).
Aunque esto no solo ocurre en los deportes, la cifra de mujeres que escribe en la sección de economía es mucho más baja que la de hombres, únicamente un artículo de los siete publicados. En cambio, en otras secciones como “Cosas de la vida” o “iCult”, que tratan temas más lights o suaves, el número de publicaciones de mujeres es mayor, aunque siempre por debajo de las piezas escritas por varones.
Concluyo mi ejercicio con la afirmación de que la discriminación es algo vigente en las redacciones, pese a que exista la idea de que el periodismo es una profesión en la que predominan las mujeres y el número de alumnas en la Facultad es mayor. Creo que es grave que instrumentos como los medios de comunicación, que deben velar por los valores democráticos, entre ellos la igualdad, practiquen este estigma desde dentro. Tal y como muestran los datos extraídos de El Periódico, la mujer periodista continúa teniendo una presencia menor en las publicaciones del diario, pese a estar igual de capacitada para desarrollar esas tareas.
...

Comprar Previsualizar