Anexo 2 inmunología (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Medicina - 2º curso
Asignatura Inmunología
Profesor A.A.
Año del apunte 2012
Páginas 1
Fecha de subida 28/03/2015
Descargas 1
Subido por

Descripción

Células dendríticas

Vista previa del texto

Las células dendríticas maduras inducen de manera muy eficiente la activación de las células T inocentes.
La única función conocida de las células dendríticas maduras es la de presentar antígenos a las células T.
Aunque existen otras células que pueden llevar a cabo esta labor, las células dendríticas son, con diferencia, las que estimulan de manera más potente a las células T inocentes.
Sin embargo esta propiedad no la tienen las células dendríticas inmaduras, presentes bajo la mayoría de las superficies epiteliales y en la mayoría de los órganos sólidos, como el corazón y el riñón.
Las células dendríticas proceden de progenitores mieloides, en la médula ósea, desde donde emigran vía sanguínea a sus destinos periféricos. En estos destinos poseen un fenotipo inmaduro (es decir expresa menos moléculas en su membrana que las células maduras). Este fenotipo incluye: baja expresión de moléculas HLA y ausencia de las moléculas responsables de la coestimulación: B7.1 y B7.2. Por lo tanto, aún no están equipadas con las moléculas necesarias para llevar a cabo la estimulación T. Sin embargo si interiorizan antígenos de manera muy activa por fagocitosis usando receptores como el DEC 205. Otros antígenos son interiorizados de forma no específica por macropinocitosis, un fenómeno por el que se engloban grandes volúmenes de liquido extracelular.
Estas células dendríticas inmaduras permanecen en los tejidos durante largos periodos de tiempo. La infección es el estímulo que las hace migrar por los vasos linfáticos hacia el tejido linfático regional, donde su fenotipo cambia completamente y se convierten en células dendríticas maduras.
Estas células maduras expresan altas concentraciones de moléculas HLA de clase I y II. Durante la síntesis de estas moléculas sus grutas quedan ocupadas por péptidos procedentes de la infección. Como estas moléculas permanecen durante mucho tiempo en la membrana, la célula dendrítica madura estimula de una forma muy eficiente a las células T.
Igualmente estas células expresan altas concentraciones de moléculas de adhesión (ICAM-1, ICAM-2, LFA-1 y LFA-2) y moléculas de coestimulación (B7.1, B7.2) y secretan una quimiocina (DC-CK), que es específica de estas células y que atrae específicamente a las células T.
Aunque las células dendríticas presentaran algunos péptidos propios, el repertorio T es purgado en el timo para no reaccionar contra lo propio, con lo que se evitan reacciones T autoinmunes.
Entre los antígenos presentados por las células dendríticas se encuentran: antígenos proteicos del ambiente que desencadenan reacciones alérgicas tras la inhalación de los mismos, antígenos virales, antígenos bacterianos y aloantígenos procedentes de órganos trasplantados.
Los virus pueden infectar a las células dendríticas a las que acceden uniéndose a varias moléculas de superficie o por fagocitosis, en el estadio de células dendríticas inmaduras. Estos virus sintetizan sus proteínas utilizando la maquinaria biosintética de la célula. Fragmentos de estas proteínas se expresan en combinación con las moléculas HLA de clase I y de clase II.
En principio cualquier proteína extraña podría hacer cambiar a la célula dendrítica de su estadio inmaduro en los tejidos a su estadio maduro y migrar hacia el tejidos linfoide para generar una respuesta inmune pero en realidad esto solamente ocurre cuando la proteína es generada como consecuencia de una infección. Se desconoce cómo conoce la célula dendrítica si la proteína procede o no de una infección.
Las células de Langerhans de la piel son el mejor ejemplo de células dendríticas inmaduras. Estas células tienen gran actividad fagocitaria y presentan los llamados gránulos de Birbeck, que pueden ser fagosomas.
En presencia de infección estas células emigran a los nódulos linfoides regionales donde rápidamente pierden su propiedad de fagocitar y procesar antígenos pero comienzan a sintetizar grandes cantidades de moléculas HLA que se dirigen a la superficie con sus grutas cargadas con los antígenos del patógeno previamente procesados. Al mismo tiempo comienzan a expresar B7 y moléculas de adhesión y sintetizar quimiocinas atrayentes para los linfocitos T.
De esta forma las células dendríticas maduras completan toda la artillería necesaria para presentar a los linfocitos T de manera eficiente, en los nódulos linfoides, los péptidos generados a distancia en un foco de infección.
Las células dendríticas, en su viaje desde los epitelios a los nódulos linfoides, se también se llaman “células veladas, veiled cells”.
Existen en el timo otras células dendríticas de origen linfoide que también son presentadoras de antígenos.
...

Tags: