Vida animal y vida humana (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Internacional de Cataluña (UIC)
Grado Medicina - 1º curso
Asignatura Antropología
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 13/03/2015
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 2: VIDA ANIMAL Y VIDA HUMANA El ser humano es un ser que está dotado de logos, vive una vida intelectiva, una vida gobernada desde la dimensión intelectual.
LA PRESENCIA DE LOGOS EN EL SER HUMANO TRANSFORMA LAS OTRAS DIMENSIONES: pathos, physis y ethos. Logos transforma las demás instancias, no las deja indiferentes. Existen seres vivos que están dotados de physis, emociones y comportamiento, pero la vida en esta dimensión se transforma profundamente cuando aparece logos: pone entre paréntesis el instinto.
1. La cartografía de lo humano Una cartografía de lo humano es un intento de definir el territorio propio de los seres humanos y para definir un territorio hay que definir unas fronteras.
Desde el inicio de los tiempos se ha hecho cartografía de lo humano: los seres humanos han intentado definirse a sí mismos buscando con quién hacen frontera, dónde empieza lo humano.
TEXTO 1: DE CIVITATE – SAN AGUSTÍN Por arriba el ser humano hace frontera con los ángeles y por debajo, con los animales. El territorio humano aparece como intermedio entre lo puramente espiritual y lo puramente animal.
IMAGEN DEL CENTAURO El centauro es un guerrero heleno que es mitad caballo y mitad humano. Si existieran estarían en la frontera entre lo humano y lo animal.
En la imagen presentada se representa la idea de que cuando abandonamos lo humano podemos encontrar seres que se encuentran en la frontera. El centauro no es completamente humano ya que no puede controlar su agresividad, su violencia.
2. Tres tipos de psique o niveles de vida Psyqué o Psique en griego significa principio vital. Aristóteles distingue 3 niveles de vida: - Vida vegetativa: capacidad de nutrición, crecimiento y reproducción y es propia de los vegetales. También incorpora de alguna manera lo inorgánico.
- Vida sensitiva: integra las funciones que se encuentran en la vida vegetativa y añade la capacidad de percepción, locomoción, movimiento y deseo. Es propia de los animales.
- Vida intelectiva: es la vida propiamente humana caracterizada por la intelección, voluntad y afectividad pero que también engloba el nivel perceptivo de la vida sensitiva y el nivel nutritivo de la vida vegetativa.
Cada nivel integra el nivel anterior y lo transforma.
1 VIDA INTELECTUAL VIDA SENSITIVA VIDA VEGETATIVA En el ser humano encontramos un microcosmos: idea de que encontramos en el ser humano todos los niveles de vida; por eso no es de extrañar que podamos empatizar con todas las formas de vida.
Los seres humanos, respecto a los animales y las plantas, no sólo observamos objetivamente desde fuera, sino que también llevamos a cabo una operación de identificación.
Teniendo en cuenta esta clasificación en 3 niveles de vida que se integran y se transforman sucesivamente, lo característico de cualquier operación vital desde este punto de vistas son 2 elementos: a) Capacidad de interiorización Es en los seres vivos donde encontramos que se realiza de verdad el concepto de interioridad: eso significa que el ser vivo es capaz de hacer que una realidad externa, una realidad diferente a él, pase a formar parte constitutivamente de él; ES CAPAZ DE INCORPORAR EN SU PROPIO SER REALIDADES AJENAS Y CONVERTIRLAS EN ÉL MISMO. La idea de asimilación quiere decir hacer semejante: cuando una persona asimila nutritivamente algo significa que lo convierte en él, hace que forme parte de él.
EJEMPLO: una planta lleva a cabo un proceso de interiorización que hace que el agua o las sales minerales, a través de la absorción, pasen a formar parte de ella  relación con otra realidad como fuente de energía.
La vida sensitiva está abierta a través de la percepción no sólo a lo que es fuente de energía, sino a todo aquello que estimula el organismo a través de los sentidos. En tanto que está abierta a los estímulos, está limitada a los intereses orgánicos: hace una lectura orgánica de la realidad. Cuando la percepción es un nivel de interiorización quiere decir que un ser vivo a través de los sentidos, incorpora las cosas que están fuera de él, lo lleva a su propio interior y, en el caso de los seres con una dotación cognoscitiva, lo pueden adquirir en forma de experiencia, conocimiento (como experiencia sensitiva).
El paso de percepción a intelección es pasar una frontera. Se pasa de interiorizar a lo que le interesa al organismo a interiorizar cualquier realidad al margen de los intereses orgánicos. EL INTELECTO LO QUE HACE ES INTERIORIZAR LA REALIDAD.
La palabra intelecto tiene que ver con leer. Etimológicamente significa la capacidad de leer el interior, la esencia de las cosas. Es decir, no se queda en el aspecto sensible, sino en su esencia: deja de ser una lectura orgánica de la realidad y se preocupa por lo que son las cosas.
¿Cuál es la expresión de la interiorización de la realidad? En el nivel de la vida sensitiva, el encuentro del ser vivo con los estímulos podrían ser los sistemas de comunicación o expresión animal de tipo sensitivo, que expresan placer, dolor, 2 bienestar o malestar ante el encuentro con estímulos sensibles. Este sistema de expresión no dice qué son las cosas, sino si gustan o no. Esto es el lenguaje animal.
La expresión del encuentro de un intelecto con el mundo es el lenguaje articulado. El lenguaje es articulado porque es un lenguaje cuya expresión no es expresar el bienestar o malestar con la realidad sino expresar la realidad misma y también porque la estructura compleja del lenguaje expresa la complejidad de la realidad. El lenguaje humano es sintáctico y eso es porque está construido arquitectónicamente e intenta manifestar la arquitectura y la estructura de la realidad.
b) Capacidad de desarrollo 3. Rasgos distintivos de la vida intelectiva 1) Objetividad La objetividad es relacionarse con objetos, trascender el estímulo o el interés orgánico.
Trascender quiere decir ir más allá, leer ese estímulo de una manera intelectual: se busca la esencia de las cosas, la definición. La vida intelectual lo que busca es la definición de las cosas y lo hace a través del lenguaje.
ZUBIRI: “El ser humano es un animal de realidades.” 2) Universalidad La vida intelectiva se refiera a las cosas en sí mismas y no sólo a lo que estimula, sino que tiene una apertura ilimitada. Cualquier realidad puede ser interiorizada.
VEXKÜHL: “Lo que es propio de la vida sensitiva de los animales es tener un mundo circundante hecho de un conjunto de significados a los cuales es receptivo porque estimula el organismo”.
Ese mundo circundante puede ser muy limitado o amplio. Este mundo está limitado por aquello que el organismo le permite. En el ser humano encontramos el mundo abierto, no es un mundo circundante cerrado, es un mundo donde siempre se pueden incorporar nuevas significaciones. La transanimalidad es trascender de la significación sensible de las cosas.
3) Reflexividad La vida intelectual es capaz de enriquecerse con cualquier realidad: eso significa que puede ponerse en contacto consigo misma. La reflexividad es la capacidad de la vida intelectual de hacerse cargo de sus propios objetos de conocimiento y de sus propios actos. En el lenguaje articulado designamos la mirada referida al propio individuo: el yo.
- Intimidad: tener reflexividad significa que uno puede ver lo que hay dentro de él, hay una mirada que sólo este ser puede llevar a cabo. En el momento en que uno se hace cargo de lo que tiene en su interior, puede manifestarlo o no. Tener intimidad es tener un cierto control sobre la manifestación del propio yo.
3 - Ensimismamiento: estar ensimismado significa estar navegando en las profundidades del propio interior, metido dentro de uno mismo.
La idea de espíritu tiene que ver con aquello que va más allá de los límites meramente sensibles, con aquello que trasciende lo orgánico.
IMAGEN DE LA CABEZA DEL DOBLE ROSTRO DEL DIOS JANO Jano en el mundo de los dioses romanos tenía doble rostro: miraba hacia delante y hacia atrás.
Controlaba las transiciones entre las cosas.
El intelecto humano mira tanto hacia afuera como hacia adentro. Esa misma mirada que se lanza hacia fuera puede lanzarse hacia adentro.
4 ...