DE LOS TROVADORES A DANTE: LA COMEDIA (2016)

Apunte Catalán
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 3º curso
Asignatura Literatura de Tradición Europea I
Año del apunte 2016
Páginas 14
Fecha de subida 13/04/2016
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

DE LOS TROVADORES A DANTE: LA COMEDIA  Los trovadores La literatura de tradición europea tiene sus orígenes en la Edad Media y la relación que esta estableció con la época clásica. Uno de los géneros que más destacó en la Edad Media es el amor cortés. Se especializó en la temática del amor y se difundió a lo largo de las cortes europeas.
Había trovadores que hacían de juglares y juglares que hacían de trovadores, ya que no era necesario saber escribir para saber cantar. Este concepto del amor era llamado fino amor e impuso una lengua (el occitano) en zonas donde se hablaban otras lenguas. El sistema de los trovadores era muy artificioso. Muchas de las literaturas tardaron mucho en nacer, ya que se utilizaba la lengua clásica, es decir, la provenzal. Esta literatura de los trovadores pervivió en Europa durante muchos siglos y, en ella, debemos encontrar los orígenes de la lírica francesa, italiana, castellana, catalana… En la Europa medieval había una lengua de cultura, el latín, y una gran cantidad de dialectos.
Para la lírica culta de carácter amoroso, la lengua era el occitano. El amor tal como lo conocemos viene de la literatura: en un principio por la literatura grecolatina y, en un final, por el Romanticismo; en medio de éstos encontramos a los trovadores. El amor es una convención muy codificada que finalmente acaba convirtiéndose en algo cotidiano. Los trovadores fueron los que fijaron un canon amoroso que era reflejo de su sociedad y que nosotros conocemos como “amor cortés”.
En aquella época, la literatura culta de los trovadores tenía muchas relaciones con la literatura popular: la poesía había sido pensada para ser cantada; muchas veces, esas letras eran cantadas por juglares y no por los propios autores. El amor que contaban estos trovadores (fins amor) era un reflejo de la sociedad de la época, de la sociedad feudal. Reflejaba una sociedad injusta. Por eso, la relación del enamorado con su enamorada era una relación de subordinación, de desigualdad i de vasallaje. El poeta es un ser inferior y la amada un ser superior. Es tal esta relación que el poeta llamaba a su amada “mi señor”. También hubo una concepción de desigualdad des de la vertiente religiosa. El vasallo adora a su diosa, que es la amada. Parece que el poeta forme parte de una religión en la cual la diosa es la persona que se ama. La adorada puede rebajarse de vez en cuando a tener un gesto con su adorador. Estas fórmulas eran muy frecuentes en todas las composiciones trovadorescas. La divinización de la amada llegó a ser un problema, ya que muchos la consideraban herética. Será Dante quien encontrará una solución a esto con la Divina comedia.
La poesía trovadoresca es artificio, no es verdad. Obviamente, es una ficción. El poeta era una construcción, en la que el yo lírico y el yo real no se confundían, como pasaba con el romanticismo. La autenticidad de los poemas fue menguando, ya que, con el tiempo, cada vez aparecieron un gran número de copias, mucho más codificadas, que acabaron convirtiendo la poesía trovadoresca en un código legislativo. Algunas poesías, de carácter satírico, tenían temática erótica, aunque no del modo en que lo concebimos actualmente. El erotismo tenía un papel muy menor.
La jerarquía del amado con la amada: ferhador, que era aquel que podía ver a la amada; pregador, podían rogar a su amada; entendedor, aquel que recibía respuesta por parte de su amada y drutz, aquel que llegaba a un estadio superior con su amada y era correspondido.
Muchos de estos amores eran amores secretos, que no debían ser conocidos. Realmente los maridos conocían estas adulaciones y era muy importante que la mujer de un hombre de la corte fuera adulada por varios trovadores. La idea del secreto sí que fue capaz de mantenerse durante mucho tiempo. De este secretismo surge el senhal, que era un código que los poetas utilizaban para referirse a la amada sin que nadie se enterara.
En el fondo, Beatriz y Laura y el resto de amadas que vinieron con poetas posteriores, detrás de las cuales había una mujer real de carne y hueso, se acabaron convirtiendo en algo divinizado.
Hay un personaje histórico que escribe poemas, una mujer real e histórica a la que adora, pero el yo y el tú lírico tienen connotaciones muy literarias: tanto el amor que sienten como las mujeres están idealizadas. Otro de los códigos que usaron los trovadores fueron los códigos formales (perdieron el acompañamiento musical que tenían en un principio). Las estructuras que se mantuvieron a lo largo de los siglos fueron aquellas que se utilizaron para la adaptación musical de las piezas: la rima. El género principal es la cançó trovadoresca y se utilizó durante mucho tiempo. Hubo dos grandes corrientes trovadorescas: los trovadores lleus y los trovadores clus (más cerrados).
Los trovadores tuvieron lugar en el siglo XII, XIII y XIV. En Cataluña, el último trovador fue Jordi de Sant Jordi que, a su vez, era amigo de Ausias March, el primer poeta que escribió en catalán.
Aun así, la prosa catalana había nacido mucho antes con Ramón Llull. En la zona castellana, la lengua de referencia cultural no era el occitano, sino el galaico-portugués. Alfonso X el sabio es considerado el padre de la prosa castellana, aunque también escribió las Cántigas de Santa María. Italia es una excepción en el inicio tardío del inicio de la literatura en la lengua vulgar.
Muy pronto se empezó a emplear el italiano para escribir poesía culta. Dentro de esto, destacan dos escuelas: a) La escuela siciliana (siglo XIII)  Uno de los principales lugares de la cultura europea era Sicilia. Estaba la corte del rey Federico II, un rey promotor de la cultura análogo de Alfonso el X. Tradujeron obras grecolatinas a través de comentarios de los árabes, transmitir el pensamiento de los árabes y hubo un gran desarrollo de la poesía cortesana. A su corte pertenecía muchos poetas que usaron ya su lengua (dialecto siciliano) para sus composiciones. Destacan Giacomo de Lentini y Rinaldo d’Acquino.
Lentini es el inventor del soneto. Lentini era el notario de la corte de Federico II. Hemos perdido muchos poetas suyos, pero conservamos una cuarentena de poemas suyos, entre los cuales podemos contar varios sonetos.
b) Escuela toscana (segunda mitad siglo XIII y primera mitad XIV)  Destacan los poetas Bonagiunta Orbicciani da Lucca y Guittone d’Arezzo. Ambos representan una poesía de valor escrita en su propio dialecto. Eran epígonos, sucesores de una tradición anterior.
Su poesía es muy académica según la opinión de Dante. En el canto XXIV del Purgatorio de la Divina Comedia, Dante se encuentra con Bonagiunta Orbiccini a partir del verso 35. Allí, Dante le hará reconocer que la nueva generación de poetas de la que formaba parte era mejor que los poetas antiguos, en los cuales se incluían los poetas de la escuela toscana y de la escuela siciliana.
 Dolce stil novo A finales del siglo XIII y a principios del XIV llegaron los estil-novistas (dolce stil novo), en los cuales encontramos a Dante. Este grupo mostraba sus desavenencias en cuanto a la autenticidad amorosa con la generación anterior. Los poetas que destacaron dentro de esta nueva corriente son Guido Cavalcanti, Guido Guinizzelli y Dante Alighieri. El esquema que utilizaban era la canción estilnovista, la cual fue creada por este grupo. Tenía dos partes: una fronte (6 o 8 versos) al principio y una sírima. El poema terminaba con una estrofa que hacía de comiatto. El poeta, en estos poemas, debía estar inspirado por ese amor, un amor muy elitista, ya que según ellos no todo el mundo podía amar. Es un amor un poco más democrático, pero sin dejar de ser elitista. Hablan a personas que solo pueden amar si tiene el corazón noble. Estos autores espiritualizaban a la amada. La amada ya no es una simple metáfora, sino que es un proceso y un camino. La imagen es la de donna angelicata. Definen el amor en términos de luminosiudad. Percibir el amor por los ojos es un tema importante.
En composiciones más graves y serios dominaban los versos endecasílabos, mientras que en los versos más ligeros o de carácter descriptivo, destacaba el verso heptasílabo. El modo de tras misión del amor es importante: a través de los ojos. Los dos grandes focos de este tipo de literatura son Florencia (Toscana) i Bolonia.
La canción Donne Ch’avete es una composición en endecasílabo. Es la obra que hace que Bonagiunta reconozca a Dante como uno de los grandes poetas en el canto XXIV en el purgatorio. Tiene un destinatario plural: mujeres que tenéis conocimiento del amor. Hay elementos de la donna angelicata, paradojas (como una cosa mortal puede ser tan bella y tan pura). Las canciones acaban con una estrofa llamada commiato, que suele ser más corta. En el caso de este poema, tiene la misma estructura que el resto de estrofas del poema. Las otras estrofas tienen dos partes: a) Fronte  Suele tener 6 u 8 versos. En este poema tiene 8 versos. ABBCABBC.
b) Sirma  Es el final de la estrofa. En esta canción tiene 6 versos. Suele comenzar con un verso de enlace que rima con el último verso de la fronte. CDDCEE.
Dante utiliza 5 rimas en este poema, pero lo normal es utilizar 6 o 7. En la última estrofa se nota que el autor se despide, ya que habla con el propio poema.
El poema más característico del Dante lírico es Tanto Gentile. Hay una mujer que pasea por la ciudad. Es un poema de elogio a una mujer amada y no hay ningún elemento que se pueda considerar de descripción física. La descripción es moral, espiritual o intelectual. Se destacan sus mejores virtudes: gentil y honesta. La describe saludando a la gente por la calle. La palabra donna denota superioridad (amada, señora, dama). A través de los ojos da una dulzura al corazón, que los que no lo experimentan no lo pueden entender (obviamente, teniendo en cuenta el pensamiento del dolce stil novo, sólo lo pueden experimentar aquellos que son gentiles de nacimiento).
 Dante Alighieri Dante nació en 1264 y murió en 1321. Nació en una Florencia muy convulsa, ubicada en una Italia muy convulsa dominada por ciudades-estado que, a su vez, estaban dominadas por familias aristocráticas. La situación de la Toscana era especialmente complicada por los enfrentamientos entre los que estaban a favor del papado y los que estaban a favor del Imperio.
Estos dos grupos estaban en guerra constante. Los güelfos blancos (familia de Dante) eran partidarios del poder papal pero no a muerte; los güelfos negros defendían al papa incondicionalmente. Estos dos grupos se oponían en la ciudad de Florencia. En la Toscana había varias ciudades que estaban en manos de los gibelinos y otras en manos de los güelfos. Dante tuvo que marchar al exilio en 1302 cuando los güelfos negros llegaron al poder de la ciudad.
Vivió de un lado para el otro, de modo que conoció toda la Italia septentrional. Anduvo por diversas ciudades: Ravena, Verona (escala importante), Milán, Venecia, Arezzo, Bolonia… Por estos lugares distribuyó su legado literario; desarrolló una vida intelectual muy intensa, destacando sus escritos políticos en contra del papa.
La única obra que destaca de la vida previa al exilio es la Vita Nuova, una obra breve que escribió poco antes de cumplir los treinta años. Incorporó algunos poemas escritos con anterioridad pero que, básicamente, es una autobiografía amorosa donde narra su amor hacia Beatriz desde el día del encuentro hasta el día de la muerte de ella.
 Él la vio por primera vez cuando tenían nueve años y ya se enamoró. Volvería a verla posteriormente y empezaría a cortejarla. Entretanto, el corteja a otras damas para mantener el secreto. Su nombre está cargado de simbología y hace uso de su nombre a lo largo de la composición. Tiene una visión mistificada de Beatriz.
 Dividida en dos partes: parte en la que Beatriz está viva y parte en la que Beatriz está muerta.
 En los últimos párrafos hay una mirabile visione. Ha sido interpretada de muchos modos.
Es una visión maravillosa en la que ve cosas que le hicieron decidir no decir nada más de Beatriz. Él tuvo una visión que le hizo callar sobre este tema. Aquí empieza la génesis de la Divina Comedia.
 En el último párrafo menciona a Beatriz, que ya está junto a Dios.
Hay dos obras anteriores de la Divina Comedia que merecen análisis, pero que nunca fueron terminadas. Las abandonó para dedicarse íntegramente al gran proyecto de su vida. Estas dos obras nos ayudan a entender el contexto en el que vivió. La primera es el Convivio, una obra de carácter filosófico y poético escrito en italiano. Incluye una serie de comentarios a sus propias canciones. Habla de una donna gentile, que es la personificación de la filosofía. De vulgari Eloquentia es una obra en latín que es un tratado de la lengua vulgar. Es una gramática de la nueva lengua que se empieza a utilizar como lengua literaria. La escribe en latín para las élites cultas y defiende la escritura en lengua vulgar. La escribió en sus primeros años del exilio (alrededor de 1305).
 La Divina Comedia Boccaccio hizo de copista de la obra de Dante; fue él, además, quien añadió el adjetivo “divina”, a la gran obra de Alighieri. En aquella época era algo común utilizar ese epíteto. No está claro que “comedia” sea un título totalmente atribuible al autor. En aquel momento lo importante era la obra, no el título. Simplemente hay maneras de definir la obra. No era normal poner un título, pero Dante, en un par de ocasiones, utiliza la palabra “comedìa” para referirse a su obra.
Ésta no es una obra teatral, pero el hecho de que acabe bien hace que la podamos definir como una comedia; si acabara mal hubiera sido una tragedia. La obra de Dante también tiene un punto satírico de crítica, de modo que deberíamos vincularlo a un género cómico y no a un género serio.
La Divina Comedia es el resultado de un plan perfectamente trazado. Se inventa una métrica propia para su obra y lleva a cabo todos aquellos aspectos que había planeado con mucha determinación. Pudo acabar la obra a tiempo gracias a ello, en 1321.
CRONOLOGÍA DE LA DIVINA COMEDIA: 1304 – 1308  Redacción del Infierno 1308 – 1312  Redacción del Purgatorio 1312 – 1316 Revisión del Infierno y del Purgatorio. En este punto se empieza a difundir la obra de Dante.
1316 – 1321  Redacción del Paraíso Hubo diversos manuscritos y se empezó a difundir oralmente. Dante no esperaba una gran trascendencia de su obra, sino que esperaba que fuera importante a nivel local. Hay tres ediciones importantes de la Divina Comedia: a) Primera edición de la Divina Comedia (1472). Se imprimió en Foligno.
b) Edición de 1502 de Pietro Velvo.
c) Edición de 1555 de Giolito.
o ESTRUCTURA El 3 es un número muy importante. En primer lugar, la Santa Trinidad. En segundo lugar, por la ley del 3, que es una ley estructural literaria que se haya inherente en el hombre. Su obra, por tanto, iba a tener tres partes: Infierno, Purgatorio y Paraíso. Estas tres partes tenían que ser idénticas o muy parecidas. Tenían que tener el mismo tipo de versos y el mismo número de partes (33). Hay 100 cantos (1+33+33+33) si incluimos el prólogo. Cada uno de estos capítulos tiene unos 105 versos, más o menos.
Dante se inventa una forma métrica de tres versos (terceto dantesco o terceto encadenado). La estrofa, además, también tiene 3 versos. Esto planteaba un problema para Dante, ya que el antepenúltimo se quedaba sin rima; por eso, añadía un verso final. Esta voluntad de querer encontrar una perfección numérica antes de escribir, muestra la intención de escribir una obra que se pueda considerar perfecta. Hay otros números que destacan en la composición: 100, 9… Aun así, el número principal es el 3, el cual se va repitiendo a lo largo de la composición (guías de Dante, tipos de malvados, bestias que se encuentra…). Tenía claro que las tres partes de su gran obra iban a acabar con la palabra “estrellas”.
La narración es falsa, pero el intenta que parezca verosímil. Estos hechos duran una semana, hay lugares inventados que nos podemos creer, como el infierno (noche), el purgatorio (el alba), el paraíso (el mediodía)… Inventó una nueva estructura métrica para su gran obra, el terceto dantesco, que fue imitado por otros autores posteriores, como Petrarca. Dante tuvo que escoger una lengua para escribir su obra, el italiano, aunque podría haber escogido el latín o el provenzal.
Una de las principales dificultades de dicho idioma es la gran variedad dialectal del italiano; además, en la Divina Comedia también incorporó partes en latín y provenzal. A pesar del tópico de modestia, Dante puso su lengua a unos niveles de expresividad que eran inconcebibles en aquel momento. Vemos, por tanto, una amplia gama de registros: des del más elevado hasta el más bajo.
La Divina Comedia narra un viaje por el inframundo en primera persona. No lo muestra como un sueño, sino como algo real. El viaje comienza del 7 al 8 de abril de 13001. Conociendo lo que 1 En el 1300 Dante estaba en la madurez de su vida: 35 años. Los 35 años son la mitad del camino. Además, en ese año, se estableció el jubileo de la Iglesia católica. Ese año fue instaurado por el papa Bonifacio VIII, ha pasado en los años siguientes (Dante ya lo ha vivido), pone en boca de algunos personajes profecías de lo que pasará posteriormente. Esa semana se distruiye con:  Dos noches en el Infierno  Tres días en el Purgatorio  Unos instantes eternos en el Paraíso Los guías de Dante son Virgilio (razón humana), Beatriz (gracia) y San Bernardo de Clarabad (gloria). Virgilio le hace de guía en el Infierno y en parte del Purgatorio; Beatriz lo acompaña en parte del Purgatorio hacia el Paraíso y San Bernardo lo acompaña en el Paraíso. El mismo Dante establece la vinculación entre el mundo católico y la épica romana. En un momento dice que tiene miedo de emprender el viaje, ya que no es ni Eneas ni San Pablo. El marco literario en el que Dante está pensando es el de la épica clásica. A ello se añade, otro tópico medieval: ha de morir.
Dante hace un uso de la alegoría un tanto particular. El primer canto es el más alegórico de todos. Dante utiliza la alegoría para dar una doble vertiente a su obra: por un lado está el significado explícito de la obra, es decir, aquello que nosotros leemos literalmente (en este caso una historia de aventuras); por otro lado, está el significado alegórico, que va más allá de lo que leemos (moral, alegórico y anagógico o teológico). Más que alegoría, muchas veces, hay que hablar de figuración, ya que a veces los elementos alegóricos no son inventados, sino reales.
o TEMAS Dante se basa en la épica, la Biblia, textos místicos, textos de origen árabe, evangelios apócrifos… Aun así, Dante consigue escribir algo totalmente nuevo, de modo que sus fuentes no nos ayudan a definir el tema básico de la Divina Comedia. Hay, de todos modos, varias dimensiones desde los que enfocar la obra:  Dimensión filosófica y religiosa Trata temas que preocupaban a todos los cristianos medievales, como el destino y el de providencia. En el sistema de Dante, no se comprende la idea de azar caprichoso. Todo lo bueno y lo malo sucede por designio de Dios. Hay un conflicto entre razón y fe. Es el problema de alguno de sus personajes.
También aparece el concepto del pecado y del libre albedrío.
 Dimensión política  Parece una crónica de la sociedad florentina del siglo XIV. El contexto histórico y político es muy importante. Dante espera que algún día el Imperio se impusiera y echara para atrás al papado. Aparece el tema del exilio, lo cual corroe a Dante. Así, vemos un desfase entre el tiempo de la Divina Comedia y el tiempo real.
Aparecen muchos personajes que tienen una relación directa con el exilio de Dante.
un enemigo de Dante (es un personaje del Infierno). Ese período, además, coincidía con la semana santa.
Se establece una relación entre la vida de Dante y la de Cristo.
 Dimensión literaria  Hay una relación de afecto muy grande entre Virgilio y Dante.
Además, aparecen otras alusiones a la literatura anterior.
o CANTO I: PRESENTACIÓN El primer verso dice “a la mitad de nuestra vida”; quiere decir que estando en la mitad de la vida humana, es decir, a sus 35 años se encontraba en una selva oscura porque había perdido la senda. Lo que quiere decir es que es un pecador que se ha extraviado. Ha llegado a su madurez y se da cuenta que se ha encaminado a la senda del pecado. En la segunda estrofa, vemos que esa selva es muy dura. Es tan difícil describir esa selva que al pensarla da miedo. Es tan amarga como la muerte, pero para hablar de la suerte que tuvo, nos enumera otras cosas que él ha ido encontrando. Así, nos muestra el desenlace de la obra. No adelanta lo que le pasará después.
Habla del contenido y del final feliz. Dante dice que está aturdido y cansado. Cuando estaba en este punto, sin estar dormido del todo, vio unos rayos de sol que llegaban detrás de una colina.
Al ver el sol se le calmó el miedo que tenía en el lago de su corazón. Se le pasó el sufrimiento de la noche anterior. Después pone una comparación: un náufrago que por fin ve la salvación (antes era alguien que se había perdido). Dante presenta esto como un viaje extraordinario, que sólo han hecho anteriormente Cristo y Eneas. Él es el único humano que llega a esos territorios. Dante se calma y empieza a ascender por la colina que ha visto, la que tenía el Sol2 detrás. Aquí llegan los problemas. Aparecen tres bestias alegóricas:  Una onza  Una especie de pantera cubierta de piel manchada que no se apartaba.
Representa el pecado de la lujuria o la incontinencia (gula). Ante este obstáculo decide volver varias veces. Vio al Sol y eso le reconfortó, aunque él tuviera delante a la onza. Le volvió el miedo porque después se encontró un león.
 Un león  Representa la soberbia. Parecía que el león venía directo a él, a buscar el enfrentamiento.
 Una loba Representa la avaricia. Hace una descripción extraordinaria de la loba. Dio infelicidad a mucha gente. Es una loba famélica que está esquelética, pero que está engordada a anhelos. Los quiere todo pero no tiene nada. Parecía, aunque estuviera famélica, muy cargada. Infundía miedo con su vista. Es la suma de todos los pecados. Le daba tanto miedo que es como si lo volviera a empujar hacia la oscuridad. Lo enviaba allí donde el Sol calla.
Mientras bajaba y descendía, se le aparece Virgilio. Es el primer espíritu que se le aparece en la obra, antes de llegar al Infierno (allí todos son espíritus). Es una figura desvaneciente que parece que se esté apagando. Virgilio le dice quién es a través de perífrasis. Dante, obviamente, lo reconoce. Le dice que nació en Lombardía, en Mantua; que nació en época de Julio César y vivió en época de Augusto; que vivió la época del paganismo; le dijo que era poeta… Le dice que el 2 Representa a Dios.
honor que él ha tenido como poeta es gracias a él. Le pide que lo ayude a vencer a las bestias, pero Virgilio le indica que debe recorrer otro camino si quiere librarse de la selva. Muchos han identificado a la loba con el papado: en algún momento tendrá que llegar un perro (el Imperio) que mate a la loba. Ese lebrel no comerá ni piedra ni mental, sino que se alimentará de sabiduría y virtud. Él creía que quien pondría en Italia sería alguien de la familia Montefeltro (nacido entre fieltro y fieltro). Ese perro conseguirá sanear y mejorar la situación de Italia; conseguirá expulsar a la loba de todas las ciudades de Italia y la meterá en el Infierno.
Virgilio le indica que le siga, que le llevará por los lugares eternos del inframundo. Oirá gritos inhumanos, almas atormentadas, personas que quieren morir de nuevo para huir del Infierno, personas que son felices en el Purgatorio porque esperan llegar algún día al lugar donde están los beatos. Virgilio hará una referencia a Beatriz, para indicar que lo acompañará por el camino.
Virgilio no puede llegar hasta el Paraíso porque era pagano.
o CANTO II Prólogo del infierno. Presencia indirecta de Beatriz. Primer parlamento de Virgilio. Tiene alusión a todos los tópicos del infierno: invocación de las musas (por favor, numen divino), pide ayuda a su memoria (mente que no yerra), auxilio de su mente, llega el momento de contar la verdad.
Hace referencia al descenso de Eneas al inframundo (de Silvio el valeroso padre). El otro ejemplo que pone es San Pablo, al que también se atribuye una bajada al inframundo (pues ni Pablo ni Eneas he nacido). Relaciona Eneas con Roma, como un héroe del pasado. Dante se arrepiente de haber empezado. Virgilio tiene una pequeña disputa y le llama “cobarde”: Si no entiendo yo mal tu voz turbada, sientes de vil temor el alma helada: temor por el que empresa noble y justa deja que el hombre espantado muchas veces, cual bestia que de falso ver se asusta”. Entonces le cuenta a Dante por qué ha de iniciarse en el camino, y por qué vino a calmar lo que parece.
Aparece entonces la voz de Beatriz de forma indirecta. Fue ella quien le dijo a Virgilio que fuera a ayudar a Dante (y mujer me llamó tan pura y bella). Descripción dona angelicata (más brillaban sus ojos que una estrella, cuando empezó a decirme suave y llama con voz de ángel la cándida doncella). Movimiento que el amor provoca le ha llevado a ella a hablar. (Yo soy Beatriz que te demando ayuda: de sitio vengo a do volverme ansío: mándame amor que a protegerle acuda).
Le dice a Virgilio que intercederá por él, y cuando vuelva a estar con Dios le hablará bien de él.
Virgilio se pone a su disposición, le dice que le mande lo que quiera, pues lo hará. Beatriz dice haber sido hecha por Dios. (En el cielo hay mujer que dulce ruega), es decir, símbolo de la clemencia divina. Todas las grandes del cielo quieren ayudar, como Lucía, que también habla de forma indirecta a través de Beatriz. Lucía le dijo que ayudase a Dante, ya que gracias a ella se había salido del montón (no dejes al que te ama de manera que del vulgo común por ti se lanza).
(¿No escuchas tú su angustia lastimera?). Virgilio le pregunta por qué se acobarda, si tres mujeres divinas son su guarda. Para definir el modo en el que Dante se siente temeroso y pierde ese temor, hace una comparación con una de las flores que están cerradas por la noche y se enderezan con la luz del sol (Cual florecillas que al nocturno hielo abatidas se cierran, si las dora el sol, levantar la cerviz del suelo). Una de las primeras y más bellas metáforas de la Divina Comedia. Entonces Dante habla y se muestra dispuesto de ánimo (ve, que a tu anhelo el mío se adelanta: sé mi maestro, mi señor, mi guía). Es entonces cuando empieza el camino hacia el infierno.
o CANTO III En los primeros versos hace una descripción de la puerta del infierno. Lee sobre ella una inscripción espantosa: Se proclama causa de la justicia, la sabiduría suprema y el amor primero.
“(La justicia a mi autor movió severo: me hicieron el poder que a todo alcanza, el saber sumo y el primo amor). (Antes de yo, existir no hubo creanza: la eterna sólo, y eternal yo duro, a los que entráis, dejad toda esperanza)”. Yo soy una de esas creaciones divinas eternas, estoy aquí incluso antes que nada existiera.
o CANTO IV Entran en el infierno, constituido por nueve círculos, el primero de los cuales es el limbo. El limbo es una zona indefinida, es el sitio donde están los pusilánimes, descritos por Dante como aquellos que no han pecado pero tampoco han actuado bien. Es donde están las almas de los que cuando vivieron una vida arreglada a la razón y a la virtud, son excluidos del paraíso porque no fueron regenerados por las aguas del bautismo.
o CANTO V A parte de los nueves círculos, los pecados están clasificados por tres categorías: de incontinencia, de violencia y de engaño. De menos a más graves. En el segundo círculo del infierno se encuentran los pecados incontinentes, los más leves, los de la carne. Los más graves pecados son los del alma, cuando se traiciona. Se encuentran en este segundo círculo. En la entrada Dante se encuentra a Minos, que es el juez de los culpados. Ya dentro de él, ve a los condenados por lujuria, cuya pena consiste en verse eternamente sacudidos por fierísimos vientos en un ambiente oscuro y tenebroso. Entre los infelices, reconoce a Francisca Arminio, vulgarmente llamada de Rímini, de la cual escucha la historia lamentable de sus desgraciados amores. El caso de Francesca es el de una adúltera con su propio cuñado, Pablo. Se hace referencia a Ulises. Dante utiliza una cierta ambigüedad irónica que da libertad al lector de pensar lo que va a pasar, sobre todo en el fragmento un tanto erótico, cubre la escena con discreción, aunque todos sabemos que ocurrió después. En la entrada de cada círculo hay una especie de portero. Minos es el portero de este círculo. No es un descenso, es un ascenso, y los círculos se van estrechando conforme se asciende. Hay menos espacio pero aumenta el castigo de los pecadores. (Así de cerco primo fui al segundo, de más corta región, pero más llena de horrible grito de dolor profundo). Minos juzga y manda a cada cual que llega al círculo y se confiesa, entonces Minos decide a qué círculo del infierno ha de ir. Llegan Dante y Virgilio, y le sorprende Dante porqué está vivo. Describe la situación de los pecadores en una actitud o situación que tienen una relación simbólica con el pecado que cometieron. Están los que se dejaron llevar por el deseo, la lujuria, y están en una tempestad infernal que nunca se detienen.
El contrapaso es la situación en la que están los pecadores, es decir, la relación entre el pecado y su castigo. Y cada contrapaso tiene su justificación. Dante compara a los pecadores con distintas aves (estorninos, grullas, palomas). Están Dido, Cleopatra, Elena de Troya, que han marcado la vida de los hombres. Aquiles, Paris, Tristán, este último caballero andante, sobrino de un rey, el cual le mató por haberle sorprendido en los brazos de su mujer Iseo. Aparece una de las palabras más utilizadas en la obra: marido (mareo, desmayo). Dante quiere hablar con Pablo y Francisca, a los cuales les mueve el amor, no la tempestad. (Venid almas cuitadas, con nos a hablar, si el alto no lo niega). (Cual palomas que vuelan disparadas, tendida el ala y rime, al dulce nido, de su amorosa voluntad llevadas así dejaron el tropel de Dido). Esta es otra de las comparaciones. Entonces habla Francesca, como primera intervención de un pecador. A pesar del ruido de la tormenta, ella le habla. Le cuenta quién es y su historia, la de un crimen pasional.
Pablo Malafesta y Francisca Ariminio, su cuñada. Esta, hija de Guido de Polenta, señor de Rávena, célebre por su hermosura, se casó con Lancelote Malatesta, señor de Rímini, hombre feo y repugnante. Su hermano Pablo, joven y hermoso, por el contrario, se enamoró de Francisca y obtuvo su amor. Finalmente Lancelote Malatesta los mató a los dos. A continuación Dante utiliza la palabra amor en inicio de tres tercetos seguidos, uno de los rasgos estilnovistas. El amor conduce a la muerte, aunque el que les mató irá a un sitio peor. (Amor, en fin, nos deparó igual suerte; y el cerco do Caín gime violento, aguardando está a aquel que nos dio muerte). Entonces vuelve el narrador y Dante se muestra nostálgico, y Virgilio se da cuenta. Dante le pregunta a Francesca cuando sintió el ímpetu de ir hasta el final de su deseo. Esta le contesta que no hay mayor tristeza o mayor dolor que el feliz tiempo recordar consunto. Esta es una alegoría filosófica de la tristeza muy conocida. Francesa le explica con detalle el momento en el que los dos amantes pensaron que no hacían nada malo, sin ninguna mala intención, cuando Pablo la besó temblando.
o CANTO X Caracteriza la Divina Comedia como una crítica de las costumbres de los contemporáneos de Dante. Farinata y Dante discuten (no eran contemporáneos) y aparece Cavalcante de Cavalcanti y los interrumpe. Éste le pregunta porque no está su hijo con él, ya que ambos son igual de inteligentes. Teme, por tanto, que su hijo haya muerto. Hay un desfase entre el tiempo de la narración (abril de 1300) y el tiempo histórico. Farinata, en esta conversación, anunciará a Dante su exilio. Dante no entiende porque unos pueden leer el futuro y otros no. Dante el personaje acaba deduciendo que son capaces de ver lo que queda muy lejos pero no lo que queda más cerca (el hijo de Cavalgante de Cavalganti murió pocos meses después).
Al principio del canto, Virgilio y Dante pasean por una zona llena de tumbas medio abiertas.
Virgilio habla como un pagano, ya que cuando él nació no existía el cristianismo. Muchas de esas tumbas están ocupadas por aquellos filósofos que no creían en la inmortalidad del alma, como Epicuro y sus seguidores. Farinata i Cavalcante también están en este grupo porque eran herejes y no creían ni en Dios ni en la inmortalidad del alma.
Farinata sale del ataúd y reconoce a Dante por su acento toscano. Se da cuenta de que está pasando por el Infierno vivo y le pide que se quede a hablar con él. Farinata considera que fue demasiado molesto para su tierra, la Toscana, haciendo alusión a las frecuentes batallas entre gibelinos y güelfos. Dante, seguidamente, hace una etopeya de Farinata, una de las pocas que hace en esta obra. Los describe como alguien chulesco y desdeñoso. Virgilio empuja a Dante para que hable con él, pero le recomienda que vigile lo que le dice. Farinata le pregunta a que familia pertenece y Dante le responde la verdad sin miedo. Farinata levanta la ceja desdeñosamente, ya que es un enemigo de su familia y de su bando, los gibelinos. Le dice que él hizo fuera a los güelfos dos veces. Dante le contesta que éstos volvieron dos veces, cosa que los gibelinos no hicieron nunca. La pelea queda interrumpida por la aparición de Cavalcante de Cavalcanti.
Cavalcante mira a Dante para ver si viene alguien con él. Como no ve a nadie, le pregunta a Dante porque su hijo no va con él, ya que ambos son muy listos. Le dice que tal vez su hijo Guido haya desdeñado el camino que él ha escogido: Guido no estaba a favor de la divinización que Dante ha hecho de Beatriz. Cavalcante se asusta porque Dante habla en pasado de Guido; le pregunta si está muerto. Dante no sabe que decir y Cavalcante se vuelve a meter en su tumba.
Farinata vuelve de nuevo y quiere replicar a la chulería de Dante. Veremos el presagio del exilio de Dante con gran precisión cronológica: antes de cincuenta lunas (cincuenta meses). Usa a los personajes de la Divina Comedia como presagiadores de las desgracias que vendrán a posteriori.
Se hace alusión también a la batalla entre güelfos y gibelinos y al hecho de que Farinata evitara que los gibelinos arrasaran Florencia por completo. Dante, finalmente, pide al resto de espíritus que le digan a Cavalcante de Cavalcanti que si hijo todavía sigue vivo aunque, en la vida real moriría un par de meses después.
Dante pregunta a Virgilio quien más se halla en el Infierno. Él le responde que hay cardenales, reyes, papas… Uno de los reyes más importantes que hay es Federico II, el rey siciliano. Dante se quedará muy turbado después de su conversación con Farinata, ya que le preocupa la cuestión del exilio. Avanzaran por un camino que acaba con un olor muy desagradable e insoportable.
El canto XI sigue en ciclo sexto del Infierno. Este es un canto teológico y doctrinal, de explicación de algunas cosas. Utiliza el pretexto de los herejes para filosofar. El canto XII es el séptimo ciclo del Infierno. En este canto se clasifica los pecados violentos; son los asesinos, los suicidas y los violentos contra Dios. El canto XIII se mantiene en el séptimo círculo. Ocupará hasta el canto XVII. En el canto XV, Dante se encuentra con su maestro en sus estudios de Humanidades. Ve a su maestro con los sodomitas y él hubiera preferido no verlo ahí. El canto acaba con un elogio al maestro. Aquí trata muy bien el tema de la inmortalidad del alma a través de la persistencia de las obras poéticas.
Dentro de los círculos, hay compartimentos llamados bolsas donde están los distintos tipos de pecadores y que no están en contacto entre sí. En el Canto XVIII entramos en el octavo círculo del Infierno, donde hay distintas bolsas. Llegamos al canto XIX, el de los simoniacos, tercera bolsa del octavo círculo. Se les llama simoniacos por Simón, el personaje Bíblico que hacia negocios con las cosas relacionadas con la fe. Dante cree que los papas eran los que más se enriquecían con estas cuestiones. Por eso, en el Canto XIX, están los papas enterrados boca abajo.
o CANTO XIX Dante hará un discurso en contra de los papas de su tiempo. Se le increpa que utiliza un estilo muy bajo, ya que roza el insulto. Dante y Virgilio se acercan a un papa que mueve las piernas más que los demás. Dante habla con él y se produce una escena cómica: el que está enterrado le pregunta a Dante: Bonifacio, ¿ya has llegado? El papa muerto, por tanto, da por hecho que su sucesor en el papado ya ha muerto y llega al Infierno. Están en contrapaso, ya que en vida no había mirado hacia el cielo, sino hacia lo material. Los pies están en llamas, en una alusión al Pentecostés. Dante hablará con el papa Nicolás III (1277-1280), el anterior al papa contemporáneo. Dante es confundido con Bonifacio VIII (1294-1303), el papa negro para Dante.
Nicolás III hablará de otro papa más, que sucederá a Bonifacio VIII, Clemente V (1303-1314).
Dante en este canto se posiciona como superior a los personajes con los que se enfrenta. Dante quería un poder laico que evitara el poder corrupto de la Iglesia. Fue precisamente Bonifacio VIII el que estableció dogmáticamente la supremacía del papa sobre el poder temporal. El papa Silvestre curó de la lepra a Constantino, y por ello se cree que el emperador donó parte del poder al papado. La cultura popular, durante mucho tiempo, dio por hecho que el poder papal vino de la concesión de Constantino. Posteriormente, en el período humanista, se postuló que era una mentira. Dante dice que, si esto fuera real, habría sido el origen de los males de la Iglesia, ya que fue el momento en que se volvió avara.
Utiliza un lenguaje distinto al de otros cantos. Dante avanza con Virgilio y define lo que va viendo. Hace una alusión personal a un recuerdo de su infancia, uno de los pocos que vemos en su obra: compara los agujeros de los papas con las pilas bautismales de las que hay en el Bautisterio de San Giovanni, en la actual Piazza del Duomo. Un día, tuvo que romper una de las pilas bautismales para evitar que un niño se ahogara. Esto lo certifica y lo deja escrito a modo de certificación retórica: ya que va a decir la verdad en el canto, quiere dejar constancia de un hecho histórico. En este momento, se fija en el papa que mueve más las piernas que los demás.
El lenguaje cambia, utiliza otro léxico y unos tiempos verbales más bastos y vulgares. Virgilio y Dante se acercan y nos lo describe cómicamente. Dante se compara con un fraile que confiesa a un asesino. El papa le confunde con su sucesor y le pregunta si ya se ha cansado de violar a la bella dama (“violar a la Iglesia”). Virgilio le dice que le diga que no es quien cree que es.
El papa, entonces, se identifica con un enigma bastante fácil. Todos los que están allí cometieron el pecado de Simón. Le anuncia que después de Bonifacio vendrá otro peor, Clemente V, que llevará el papado a Aviñón. Dante, entonces, empieza a envestir verbalmente contra los papas medievales. Dice que Dios no le pidió nada a Pedro, sólo que le siguiera. Finalmente, le dice que se merece su castigo, él y el resto de papas de su vida. Si no fuera por el respeto que le tiene a la Iglesia, habría utilizado palabras todavía peores. Su avaricia aflige al mundo: aplastan a los buenos y elevan a los malos. A Virgilio le gustó el sonido de sus palabras verdaderas. Mientras Dante iba diciendo todo esto, el papa agitaba con mayor violencia sus piernas.
...