Tema 12. La exención de responsabilidad penal: atipicidad. (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Penal II
Año del apunte 2016
Páginas 2
Fecha de subida 24/04/2016
Descargas 11
Subido por

Vista previa del texto

Tema 12. La exención de responsabilidad penal:  atipicidad.  1. Planteamiento y delimitación conceptual.  Es fácil comprender que si el delito existe solamente cuando concurren todos los elementos que hemos estudiado también desaparece cuando  falta alguno de ellos. Por supuesto, las condiciones para que se pueda declarar la ausencia de uno de esos elementos (tipicidad, antijuridicidad,  culpabilidad) son diferentes, y también las consecuencias, pues no es lo mismo estimar que el hecho es atípico que exculparlo.    ➢ Si un hecho es atípico, nos situaremos en una fase anterior al nacimiento de la responsabilidad criminal.  ➢ Si está justificado no se producirá consecuencia alguna, pues aquella tipicidad indiciaria se habrá neutralizado o disuelto.  ➢ Si está disculpado por inimputabilidad cabrá la imposición de medidas de seguridad y la responsabilidad civil.  ➢ Si es disculpable (ausencia de culpabilidad) por concurrir una causa de exculpación no se impondrá pena pero podría subsistir la  responsabilidad civil.    El concepto de responsabilidad criminal que hemos utilizado no es de naturaleza dogmática o doctrinal. Es simplemente, lo que no es poco, un  concepto tradicionalmente empleado por el Derecho positivo español, y que hoy subsiste para designar aquella situación en la que ya nada  impide aplicar la pena.     El sujeto criminalmente responsable puede ser castigado. La exclusión de responsabilidad criminal puede venir determinada científicamente  por diferentes causas (Ausencia de imputabilidad, de antijuridicidad, de culpabilidad). Pero tradicionalmente el CP español no hace distinción  alguna, limitándose a enumerar todas aquellas circunstancias eximentes que tienen como propiedad la de excluir la pena.    Cada uno de los elementos de la teoría del delito (conducta típica, antijurídica, culpable, punible)  Exclusión de responsabilidad penal por atipicidad, por justificación o por ausencia de culpabilidad.  La mayoría de estas causas están en el ​ art. 20 CP​ , de justificación, exclusión de la tipicidad, i de la culpabilidad (Con un matiz, el error de  prohibición, ​ art. 14 CP​  causa de exclusión de la culpabilidad)    Las causas de ​ atipicidad​  se deducen a ​ sensu contrario​  de lo que disponen algunos preceptos del Código Penal. Tendrían que sistematizarlas.  Surgen del ​ Art. 10 CP​ , en la definición de delito, de acciones u omisiones, humanas y voluntarias, libres. Dos causas de atipicidad.  1. Alude a los supuestos de fuerte resistible  2. Alude a los supuestos en los que NO existe conducta humana libre. → Ausencia.  2. La ausencia de accion tipica  Por imperativo legal comprensible, los delitos y faltas solamente pueden ser ​ acciones u omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley​ . La  lectura inversa evidencia que las únicas acciones jurídico­penalmente relevantes son las dolosas o culposas típicas (penadas por la ley). De ahí  se puede fácilmente deducir que la primera razón de exclusión del delito se encuentra en esa razón inicial: que falte acción típica.    El paso siguiente será determinar qué es una accion ​ tipica​ , y la respuesta es clara: será aquella conducta humana que puede ser subsumida en  un tipo de delito o en una regla de extensión del tipo, sea hacia la ejecución imperfecta o preparación (tentativa y actos preparatorios), sea  hacia los diferentes partícipes.    La falta de acción puede catalogarse como descripción de un presupuesto de cualquier infracción penal o bien como un factor que entraña la  atipicidad de un supuesto.  La ausencia de acción obliga a partir de un concepto de lo que es una acción para el derecho penal, lo cual, a su vez, es también preciso para la  acción como elemento de la teoría del delito. De ello y de las diferentes doctrinas sobre la cuestión nos hemos ocupado antes y a lo allí dicho  nos remitimos para comprender que la ausencia de acción está en buena parte vinculada a la idea que se defienda sobre lo que es una acción  para el derecho penal. En nuestra opinión hay que partir de un criterio estrictamente jurídico, según el cual las acciones relevantes para el  derecho penal solo son las que éste ha descrito como tales.    Por ello, para el pensamiento penal mayoritario, la falta de dolo y de imprudencia determina ausencia de acción.  a. Supuestos de falta de consciencia. Las reacciones reflejas.  Es habitual en la ciencia penal incluir en este grupo de casos determinadas situaciones que, por infrecuentes que puedan ser, son  inimaginables. Así sucede con el hipnotismo, sonambulismo y el sueño.     La razón es fácilmente comprensible: los supuestos de ausencia total de acción no darán lugar ni siquiera a responsabilidad civil ​ ex delicto​ ,  mientras que en los casos de embriaguez, intoxicación por drogas, al igual que acontece con los de enajenación, minoría de edad o de carencia  total de instrucción, la exclusión de responsabilidad criminal no implica de responsabilidad civil.    No obstante, algunos autores estiman que la calificada como ​  embriaguez letárgica absoluta​ , pérdida absoluta de la conciencia y de la  capacidad motriz, ha de considerarse un caso de ausencia de acción. Por nuestra parte, no habria ningun inconveniente en aceptar tal  aparecer, si no fuera porque se hace difícil imaginar comportamientos aparentemente típicos que puedan realizarse en ese estado ​ letárgico​ ,  pues de ordinario el sujeto ha de hacer algo para cumplir el tipo penal.     No hay que olvidar que si contemplamos la ausencia de acción es porque algo con relevancia penal ha sucedido. Sería absurdo decir que todos  los que duermen profundamente se encuentran en situación de ausencia de acción, pues simplemente, y salvo que tengan el deber de estar  despiertos y vigilantes, están fuera de los problemas penales.  b. Supuestos de dolo y culpa: el caso fortuito.  Aun tratándose de acciones conscientes, puede suceder que el sujeto no actúe ni dolosa ni culposamente, pese a lo cual un resultado dañoso,  que lesiona bienes jurídicos, causalmente ligado a su actuación, se haya producido.  Por imperativo del ​ art. 10 y 5 CP​ , la ausencia del dolo y culpa, cuyo respectivo significado es innecesario reiterar, determina la ausencia de una  acción válida para integrar subjetivamente un tipo de delito.    Cuando un hecho o un resultado se produce sin dolo ni culpa recibe la calificación técnica de ​ caso fortuito​ , y no puede ser utilizado ese hecho  o resultado ni para fundamentar la pena ni para agravarla. En los supuestos de caso fortuito tenemos una actuación humana pero nunca una  acción relevante para el Derecho Penal.  El caso fortuito se concibe como un ​ límite​  general a la intervención de un Derecho Penal que sólo desea reprimir actos dolosos o culposos.    En el Derecho Penal, la producción de un mal en supuestos de caso fortuito (Ausencia total de dolo y de culpa, por no ser previsible ni la  causalidad ni el resultado) podrá también tratarse como caso de ​ error invencible de tipo​ , lo que por voluntad del ​ Art. 14 CP​  excluye la  responsabilidad criminal.    Error invencible de tipo→ Error sobre elementos configuradores de un tipo penal. Elimina la tipicidad si es invencible. Tipos:  1. Sobre la ​ existencia de los elementos esenciales de delitos.  2. Sobre la ​ circunstancia agravatoria​ .  Error vencible de tipo→ Es punible si la figura concreta admite la imprudencia. (Causa de tipicidad)  c. Por ausencia de relación de Causalidad.  En otras ocasiones, hay supuestos en los que NO se da una relación de Causalidad. Conforme a las leyes científicas, no se da una relación de  causalidad. (Ej. Contaminación ambiental en un río, se muestra que la contaminación no se debe a la empresa)  d. La adecuación social, la tolerancia social y la exclusión de las  conductas de bagatela.  Hay supuestos en los cuales la tipicidad proviene de una conducta adecuada socialmente. Y este, produce resultados lesivos a bienes jurídicos.  (Ej. Sobrino que se dedica a invitar a su abuelo a un viaje, con la finalidad que se estrelle y heredar.) hay relación de causalidad, pero no es  relevante jurídicamente, porque la conducta es adecuada socialmente. Entra dentro del riesgo permitido (subir a un avión). (Causas de  atipicidad)  ­ Casos de atipicidad por ​ ausencia de imputación objetiva​ . (Imputación objetiva relación exigible de tipo normativo entre acción y  resultado. No acciones meramente causales, teoría de la equivalencia de condiciones.) Que las teorías meramente causales fallaban  por exceso y por defecto. Frente a las limitaciones del derecho (no científicas), de las teorías causales, la teoría de la imputación  objetiva (admitida hoy en día) es la buena, tiene unos requisitos que si no se dan se producen supuestos de atipicidad.  ­ Entre acción y resultado debe mediar una conducta que genera un riesgo no permitido, no adecuado socialmente  ­ Este riesgo debe tener capacidad para plasmarse en el resultado del delito.   ­ El resultado que se produce en el caso concreto debe ser uno que quiere evitar la norma uno de esos resultados. Advierte al  juzgador que el fin de la protección de la norma se establece en condiciones de normalidad, de si la víctima se ha  autoimpuesto en peligro o no.   ...

Comprar Previsualizar