Instituciones romanas (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura Epigrafía y numismática
Año del apunte 2012
Páginas 13
Fecha de subida 09/10/2014
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Conceptos previos Organización social de la Roma arcaica: Familia, gens y clientela La organización de la Roma primitiva es la misma que la del resto de ciudades latinas. Se basa en la familia y la gens. En el marco cronológico de la época preurbana los dos elementos esenciales de la distribución de la población son la aldea y la casa: en términos latinos el pagus y la domus.
La familia (vinculada a la domus) - La base de la sociedad romana es la familia, que se podría definir como un grupo restringido formado por: • un hombre libre al que la muerte de su padre, bajo cuya autoridad absoluta se encontraba hasta entonces (patria potestas), ha hecho dueño de sus derechos y por tanto recibe a partir de entonces el nombre de pater familias.
• la esposa del pater familias, con la que se ha unido en matrimonio legítimo y que ha pasado de la patria potestas de su padre a la autoridad (manus) de su marido.
• los hijos casados del matrimonio, que se encuentran bajo la patria potestas del pater familias.
• las mujeres de los hijos casados, que están bajo la manus de sus maridos y la patria potestas del suegro (el pater familias).
• por los hijos e hijas no casados del matrimonio.
• por los descendientes de todos los hijos varones (los descendientes de las hijas pertenecen, como ellas, a la familia a la que pasaron al casarse y por tanto dependen de otro pater familias).
El pater familias ejerce la autoridad absoluta sobre todos ellos y controla la administración de todos los bienes de todos los miembros de la familia.
La gens (vinculada al pagus) Gens La gens es el conjunto de familias que reconocían un antepasado común más o menos lejano y de quien reciben su nombre (gens Claudia, gens Cornelia, gens Iulia, etc). Poseen por tanto ritos, tumbas y nomina comunes.
El nombre El nombre es un elemento distintivo de los romanos. Constaba primero de 2 y más tarde de 3 partes: praenomen, nomen y cognomen. El praenomen se correspondería con nuestro nombre de pila (para distinguir entre hermanos) y el nomen a nuestro apellido paterno o “gentilicio”; el tercero, el cognomen, sirvió en un principio para distinguir a un personaje dentro de una misma familia y para distinguir a varias ramas de una misma gens; más tarde también se convirtió en hereditario.
La clientela Las gentes incluyen en su seno a otras personas no relacionadas familiarmente que reciben el nombre de clientes. Algunos de los grupos familiares consiguieron una posición de dominio o control sobre otros, lo que explica la aparición en el marco gentilicio de la institución de la clientela.
Se puede definir al cliens como aquél que tiene una serie de obligaciones para con su patronus: obediencia, prestación de días de trabajo, apoyo en caso de conflicto o guerra, participando también en los comicios al lado del patrono, etc; en correspondencia, el cliens es asistido y protegido por el patronus a través de un vínculo recíproco de fidelidad que los liga: la fides.
- Los clientes suelen ser antiguos esclavos manumitidos, extranjeros bajo la protección del pater familias o arrendatarios rurales de los miembros de la gens.
- Su inclusión en una gens aumenta el prestigio y la fuerza de ésta. A veces una gens y sus clientes (como los Fabii en su guerra privada contra Veyes) puede agrupar a miles de personas.
- Conforme avance la República la clientela derivó a una relación de fidelidad política.
Curias y Tribus Curia (co-viria: “reunión de hombres”).
Dentro del sistema consanguíneo hasta ahora expuesto y en un escalón superior al de las gentes, están las curias, grupo básico del sistema político y administrativo de la Roma primitiva.
Según la tradición Rómulo dividió la población en 30 curias, que agrupó en 3 tribus (10 curias por tribu). Cada curia tomó el nombre de una de las doncellas sabinas raptadas, de las que sólo se han conservado 7 nombres: Forensis, Rapta, Faucia, Tatiensis, Tifata, Valiensis y Velita.
Se cree que la curia es una institución más antigua que la tribu, en tanto que se trata de la asamblea de guerreros que suele aparecer en las culturas protohistóricas.
En la Roma de la primera fase monárquica, la curia constituía el referente más claro del que disponía un romano de cara a sí mismo y a la comunidad. Tenía diversas funciones: - Función militar: La curia, a cuya cabeza estaba un curio, representaba la unidad militar del ejército romano arcaico y la base del reclutamiento.
- Función política: Las curias, reunidas en asamblea (comitia curiata), otorgaban al rey su condición de jefe militar (lex curiata de imperio): • en los comitia curiata sólo participaban los patricios mayores de edad y la unidad de voto era la curia (había por tanto 30 votos y por tanto la mayoría se alcanzaba con 16).
• Con posterioridad, en época republicana, los comitia curiata sólo servirán para confirmar las elecciones a magistrados realizadas por la asamblea denominada Comitia Centuriata.
- Función religiosa: Cada una rendía culto a una divinidad determinada, disponía de un sacerdote propio (flamen curialis) y contaban en conjunto con una especie de coordinador religioso común, el curio maximus, encargado de la organización de las fiestas religiosas.
Reforma del rey Servio Tulio La tradición literaria le atribuye una profunda reforma de la estructura del Estado y lo considera el auténtico refundador de la ciudad.
Su reforma, realizada para ampliar la base del ejército, y conocida como "constitución serviana“ (muy parecida a la reforma timocrática de Solón de Atenas [638-558aC]), pasaba por: - la sustitución de las 3 tribus gentilicias de la ciudad (Ramnes, Luceres y Tities) por otras 20 de carácter territorial, de forma que la población libre romana pasaba a organizarse basándose en su lugar de residencia y no por criterios de sangre. De esta forma la población de Roma se dividió en: • 4 tribus urbanas (Suburana, Palatina, Esquilina y Collina) • 16 tribus rústicas, en las que se agrupaba la población del territorio circundante.
- La división de la población en cinco classes, atendiendo a la riqueza personal, medida en asses: • Cada una de estas clases debía aportar al ejército un número determinado de centurias, divididas en iuniores (jóvenes: entre 18-45 años) y seniores (mayores: entre 45-60 años).
• Sus componentes debían costearse el equipo militar, equipo que en el de la primera clase se correspondía con el equipo del hoplita griego.
El esquema se completaba con la inclusión de: • 18 centurias de caballeros o equites, por encima de la primera clase.
• 2 centurias de musici (músicos militares, imprescindibles para transmitir órdenes y hacer marchar al ejército en orden).
• 2 centurias de fabri (artesanos que acompañaban al ejército para transportar y hacer funcionar las máquinas de guerra, especialmente la artillería: balistas, catapultas, onagros, etc.).
• 1 centuria de accensi (los que no llegaban a la riqueza mínima para entrar en la quinta clase), que quedaba exenta del servicio militar; Centurias Equites Censo mínimo (asses) Armamento 18 Infantería 1ª clase 80 100.000 Bronce: Casco, escudo redondo, grebas, coraza. Hierro: lanza y espada.
2ª clase 20 75.000 Bronce: Casco, escudo alargado, grebas. Hierro: lanza y espada.
3ª clase 20 50.000 Bronce: Casco, escudo alargado.
Hierro: lanza y espada.
4ª clase 20 25.000 Hierro: lanza y venablo.
5ª clase 30 11.000 Hondas y proyectiles de piedra.
Fabri (adscritos a la 1ª clase) 2 Capite censi Transporte de las máquinas de guerra.
Musici (adscritos ala 5ª clase) 2 Capite censi Accensi 1 Capite censi Total 193 Esta reforma, que hoy se ve como un largo proceso iniciado con Tarquinio Prisco, se ha explicado a partir de la introducción de la falange hoplítica en Roma, donde llegaría desde Grecia a través de los etruscos. Esta revolución se basa en los profundos cambios de la sociedad romana, donde los propietarios libres ganan peso y la sociedad ya no es patrimonio de las familias aristocráticas.
Servio Tulio: Comitia Centuriata Esta división censitaria se tradujo a nivel político en la creación de una nueva asamblea, más importante que los comitia curiata: los comitia centuriata (comicios centuriados), donde el número de votos de cada clase se correspondía al número de centurias que aportaba esa clase al ejército: - Dado el sistema de votación (las primeras clases votaban antes), si la primera clase estaba unida ya no era necesario seguir votando y siempre aseguraban el control político por parte del estamento privilegiado de la población.
- Estos comicios debían celebrarse fuera de la población, pues el ejército no puede operar dentro de la ciudad. Por ello los comitia centuriata se desarrollaban en el Campo de Marte.
- En época republicana los comicios centuriados eligen: • todas las magistraturas más importantes: la de censor (sin imperio) y las tres que tienen imperio: dictador, cónsul y pretor.
• deciden las declaraciones de guerra.
• tienen funciones legislativas.
• se constituyen en tribunal para acusaciones que conllevan la pena de muerte.
- La decisión votada en los comitia centuriata (lex centuriata) no entra en vigor hasta recibir la sanción del Senado.
- En el año 241aC (al finalizar la 1ª Guerra Púnica) los comitia centuriata sufren una reforma, aumentando el resto de centurias proporcionadas por las clases medias (primera clase: 88 centurias; segunda, tercera y cuarta clases: 70 centurias cada una; 2 de fabri; 2 de musici y 1 de proletarios); en total, 373, de forma que la primera clase pierde la mayoría, que ahora se logra con 187 centurias; además la primera centuria en votar será elegida a suertes.
Conceptos previos: La ciudadanía romana El ciudadano romano no era necesariamente una persona cuyos padres ya fueran ciudadanos romanos (como los atenienses de época de Pericles). Aparte de los nacidos de padres romanos, el Estado podía otorgar la ciudadanía de forma individual o colectiva a variados grupos sociales.
Así, una de las causas del afianzamiento del poder de Roma sobre los territorios conquistados fue la incorporación de la élite de las poblaciones sometidas a la ciudadanía romana.
Otra característica interesante de la ciudadanía romana es que ésta se compone de una serie de derechos que pueden otorgarse de forma conjunta o separadamente. Estos derechos son: - Ius commercii: derecho a adquirir, conservar y transmitir la propiedad.
- Ius connubii: derecho a contraer matrimonio.
- Ius provocationis: derecho a apelar al pueblo contra la sentencia a muerte pronunciada por los magistrados con imperio (salvo el dictador, cuya sentencia era irrevocable).
- Ius suffragii: derecho a votar en los comicios.
- Ius honorum: derecho a ser elegido para desempeñar cargos públicos: magistraturas o sacerdocios.
- Ius militiae: derecho a servir en las legiones y obtener sus grados.
Los ciudadanos con todos esos derechos son cives optimo iure.
Excepciones: - Los hijos bajo la patria potestas del pater familias: carecen del ius commercii y del ius connubii.
- Los plebeyos deberán esperar hasta: 445aC (lex Canuleia) para obtener el ius connubii.
365aC (leges Liciniae-Sextiae) para obtener el ius honorum.
- Los latini veteres (habitantes de las ciudades latinas sometidas antes del 338aC) gozaban de todos los derechos salvo el ius honorum, que alcanzarán tras la Guerra Social (siglo I aC).
- Los libertos: Al ser manumitidos, los esclavos entraban en la categoría de ciudadanos, aunque carecían del ius honorum y tienen limitaciones en el ius sufragii (sólo podían participar en los comitia tributa).
Conceptos previos: Instituciones de la República En el año 509aC, tras la expulsión de Tarquinio el Soberbio, se funda la República.
El lugar del rey fue ocupado por dos magistrados a los que se llamó cónsules.
Poco a poco los cónsules delegaron parte de sus funciones en otras nuevas magistraturas que se fueron creando conforme a las necesidades del Estado: consulado (509aC), cuestura (447aC), censura (443aC), pretura urbana (367aC), pretura peregrina (242aC), edilidad (365aC).
Además de las magistraturas ordinarias se crearon magistraturas extraordinarias, como la dictadura (500aC).
El Senado instituyó una serie de medidas limitantes del poder de las magistraturas ordinarias, de forma que éstas compartían ciertas características principales. Debían ser: - Electas: Los magistrados eran elegidos por el pueblo (salvo interrex, dictator y su magister equitum): • los comitia centuriata elegían las magistraturas mayores (cónsules, pretores y censores) o • los comicia tribunicia elegían las magistraturas menores (ediles y cuestores).
• el concilium plebis elegía a los tribunos de la plebe.
- Colegiadas: Eran ejercidas por dos o más personas. Cada uno de los miembros del colegio tenía la facultad de vetar las decisiones del otro (intercessio).
- Temporales: El ejercicio de la magistratura se limitado a un año, salvo la censura y la dictadura (que duraban respectivamente 5 años y 6 meses), sin posibilidad de reelección al año siguiente salvo la censura (que sí lo permitía).
- Responsables: Una vez terminado su mandato el magistrado debía responder por los actos contrarios a la ley que cometiera en el ejercicio de su cargo.
Conceptos previos: Poderes de los magistrados: potestas, imperium, auctoritas y auspicium.
Potestas: Capacidad legal para tomar decisiones oficiales. La potestas permite a su poseedor: - Hacer edictos (ius edicendi).
- Imponer multas.
- La potestas también regula el derecho de veto entre magistrados de forma que siempre que existiesen conflictos se resolvía a favor de la potestas superior: • Entre magistrados colegas: par potestas • De magistrados superiores frente a inferiores: maior potestas – minor potestas.
Imperium: (elegidos por los comitia centuriata).
Derecho de naturaleza sagrada que otorga a su poseedor: - el derecho a mandar sin ser discutido (sobre todo en el ámbito militar).
- el ejecutar actos en nombre del Senado y del Pueblo de Roma.
- derecho de reunir y comandar el ejército.
- jurisdicción judicial en Roma.
- derecho de ejercer la coerción física, con facultad para arrestar a los ciudadanos y obligarlos a comparecer ante la autoridad respectiva: coercitio.
- derecho a convocar y presidir al Senado.
- derecho de convocar al pueblo incluso fuera del pomerio: los comicia centuriata, celebrados en el Campo de Marte sólo pueden ser convocados por un magistrado cum imperium.
Cum imperium: cónsules, pretores y dictadores.
Sine imperium: el resto (incluidos los censores).
Auctoritas: Es una categoría más sociológica que jurídico-política. Define a la persona que por méritos propios goza de un alto prestigio y respeto.
Auspicium: Los magistrados tenían la capacidad jurídica de consultar los auspicios antes de realizar cualquier acto relacionado con el cargo.
De esta forma podían conocer las advertencias o signos celestiales que manifestaban la voluntad de los dioses respecto a cualquier tema que afectara a la ciudad.
En la toma de auspicios los magistrados estaban auxiliados por los augures.
Casi todos los magistrados tenían el ius auspiciorum: Magistrados cum imperium: podían tomar los tanto dentro como fuera de Roma.
Magistrados sine imperium: podían tomar los auspicios sólo dentro de Roma.
Magistrados sin ius auspiciorum: Tribunos de la plebe, ediles plebeyos, procónsules y propretores.
Conceptos previos: Requisitos para ser magistrado: - Originariamente los magistrados sólo podían ser de origen patricio.
- Gradualmente los plebeyos lograron ser admitidos.
- El proceso finalizó con las leyes Liciniae-Sextiae (367aC) por las que se estableció que una de las plazas del consulado debía ser ocupada obligatoriamente por un plebeyo.
Las magistraturas pueden ser también clasificadas en función de: - si proceden del primitivo monopolio patricio (cónsul, pretor, censor, dictador, edil curul, cuestor) o - si nacieron para apoyar al grupo plebeyo (tribuno de la plebe y edil plebeyo).
Una vez superado el conflicto entre patricios y plebeyos esta diferencia pierde sentido. A partir de entonces se suelen dividir entre: - Curules y no curules en función de si pueden utilizar la silla de marfil: Curul (cónsul, pretor, dictador, censor, edil curul) o no curul (cuestor, edil plebeyo y tribuno de la plebe).
- Maiores y minores en función de contar o no con imperium: Sólo cuentan con imperium cónsules y pretores.
Conceptos previos: Gratuidad de las magistraturas: El desempeño de las magistraturas es un honor y no se recibe ningún sueldo. Por ello, ciertas magistraturas, como la edilidad curul (responsable del abastecimiento de la ciudad y de organizar los juegos) sólo podía ser desempeñada por personas con grandes fortunas.
A cambio, recibían ciertas distinciones honoríficas: - Poseían asientos de honor en los juegos, teatros, etc.
- Portaban la toga pretexta - Administraban su cargo sentados.
- Ante ellos cualquier ciudadano debía bajar del caballo o si está sentado levantarse.
- Iban acompañados con antorchas por la noche Los magistrados cum imperium van acompañados por oficiales públicos denominados lictores, que portan fasces y secur (fasces: el haz de varas que simboliza el derecho a azotar; secur: el hacha que simboliza el derecho de condenar a muerte al culpado; el hacha no se puede llevar dentro del pomerio).
Lictores por magistrado: - Dictador 24 lictores siempre con hacha (incluso dentro del pomerio).
- Cónsules 12 lictores - Procónsules: 11 lictores sólo fuera del pomerio.
- Pretores: 2 lictores dentro de ciudad y 6 en provincias.
- Propretores: 5 lictores.
- Edil curul: 2 lictores.
...