2. El mundo del románico (I). arquitectura y escultura monumental. Románico y románicos (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia del Arte - 3º curso
Asignatura Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII
Profesor R.M.T.
Año del apunte 2017
Páginas 59
Fecha de subida 08/11/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… EL MUNDO DEL ROMÁNICO (I): ARQUITECTURA Y ESCULTURA MONUMENTAL. ROMÁNICO Y ROMÁNICOS EL AUGE DE CLUNY Y LA EXPANSIÓN DEL MONACATO BENEDICTINO.
INFLUENCIAS Y RESISTENCIAS EN EL ÁREA BORGONYONA. EL CLASICISMO DE LA ARQUITECTURA TOSCANA Las etapas del Románico son: - Primero Románico: c. 1000 — 1075.
- Románico de plenitud o maduro: c.1075 — 1150.
- Tardorrománico: c. 1150 — 1225.
Primer Románico En el Románico del siglo XI es muy importante la huella de los territorios otonianos, su arquitectura para entender el Primer Románico. En el mundo de la Lombardía, norte de Italia, se sabe que trabajan los maestros lombardos, constructores que trabajan de forma determinada, que extienden su forma por todo el mediterráneo especialmente y que está en Italia y Cataluña.
Hay una pequeña parte de Francia bajo la Dinastía de los Capetos.
La Catedral de Spira del siglo XI hoy día está reconstruida, por lo que no tiene mucho que ver con lo que era, pero en el siglo XI tenía características monumentales importantes derivadas de los otonianos del siglo X, con gran espacio, organización mural que recuerda al siglo XII, pero con CONANT, K.
Reconstrucción gráfica de la Catedral de Spira. 1061.
Spira, Alemania.
cubiertas de madera, por lo que los otonianos son muy importantes.
Otro indicio es San Pietro in Civate, de los lombardos, que fueron creadores y difusores del Primer Románico en el siglo XI. Usan una piedra pequeña, pero con tendencia a estar bien cortada, arcuaciones ciegas y bandas lombardas (pilastras adosadas que recorren el exterior de arriba a bajo como distintivo).
Rocío García Egea San Pietro in Civate. Siglo XI.
Lombardía, Italia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 1 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… San Paragorio de Noli, de igual forma que los otros, pero este románico lombardo introduce la bóveda de cañón.
San Paragorio de Noli. Siglo XI.
Liguria, Italia.
Otros son San Miguel de Cruilles en el Empordà y del XI, San Jaime de Frontanya. Falta de decoración escultórica en el siglo XI.
San Miguel de Cruilles. Siglo XI.
Baix Empordà, Cataluña, España.
San Jaime de Frontanya. Siglo XI.
Berguedà, Cataluña, España.
El edificio catalán de tradición lombarda más importante es San Vicente de Cardona. Dejar la piedra al descubierto hacía que no pareciese acabado, por lo que lo pintaban de blanco, tanto por fuera como por dentro.
San Vicente de Cardona. Siglo XI.
Cardona, Cataluña, España.
Antes del siglo XI, con la tradición carolingia en Francia, se introduce una parte de la arquitectura de los edificios con muchas consecuencias en el siglo XII: los deambulatorios en las criptas. Un ejemplo es la Cripta de Saint-Germain d’Auxerre (850 — 859). La mayoría tienen el precedente en criptas de edificios de Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 2 ! de !59 El mundo del románico (I): arquitectura y… Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII época carolingia y aparecen configurados en algunos edificios franceses del siglo XI, como Saint-Philibert de Tournus, en que se abren algunas capillas radiales, por lo que es el punto de partida clave. Otra es la Catedral de San Benigno de Dijon. De estas criptas o cabeceras que introducen el deambulatorio, como es la cripta de la Borgoña. La finalidad era ver altares, contemplar reliquias, organizar la circulación y facilitar la contemplación y veneración de reliquias.
Cripta de Saint-Germain d’Auxerre. 850 — 859.
Auxerre, Francia.
Saint-Philibert de Tournus. 1019 — 1060.
Tournus, Borgoña, Francia.
Catedral de San Benigno de Dijon. 1280 — 1393.
Dijon, Borgoña, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 3 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Románico de plenitud, maduro, internacional (1075 — 1150): el auge de Cluny y la expansión del monacato benedictino También llamado Románico internacional debido a la semejanza entre los estilos a lo largo de Europa del Románico. El arte no evoluciona de forma similar en todas partes en la misma fecha, pero este periodo sería el más aceptado y el Románico final. En el norte de España en el siglo XIII se hará Románico, como en Cataluña.
Cluny es el mundo benedictino más importante del periodo. La Abadía de Cluny en Borgoña dirige una cantidad inmensa de monasterios en llegar el siglo XII. Hay 1.500 monasterios que dependen de él.
Esta expansión será la causa de que sean los monjes de Cluny y sus edificaciones unos de los grandes responsables de la expansión del Románico de una forma muy intensa durante el siglo XII. Los monjes eran grandes señores feudales que dependían de Roma, la cual tenía muchos problemas en el momento, por lo que Cluny era muy autónomo.
Cluny y sus obispos Algunos obispos son: - Bernón de Baume: abad fundador de la Iglesia de Cluny I.
Odón de Cluny.
Mayolo de Cluny: amigo de Otón III y promotor de la Iglesia de Cluny II.
Odilón de Cluny: durante su mandato se acaban las nuevas dependencias monásticas de Cluny II.
Estos abades son responsables de Cluny I y Cluny II. Concretamente Mayolo y Odilón son los responsables de Cluny II, del siglo XI.
- Hugo de Semur: de la Iglesia de Cluny III, iniciada en 1088.
- Pedro el Venerable: en el 1130 se hace la ceremonia de dedicación.
Estos abades son responsables de la nueva construcción de un conjunto monástico mucho más grande porque la comunidad no deja de crecer y que debía de ser (porque se ha destruido) de grandes dimensiones, las cuales solo han sido superadas por la Iglesia San Pedro del Vaticano de Roma.
Acabaron siendo muy ricos porque todo el mundo hacía donativos; había cada vez más monjes, por lo que era difícil seguir con cierto rigor la regla de San Benito: ora et labora. Hacían poco trabajo manual y vivían para la fiesta litúrgica. Para ello necesitaban un espacio que fuese excelente. La fiesta se hacía en la iglesia especialmente y en el claustro.
En el 1095 se consagra el altar de Cluny III con Urbano II y sin haber acabado la iglesia y en el 1130 se hace la consagración definitiva en que asiste el obispo Pedro el Venerable y el abad Suger porque eran contemporáneos.
Cluny II Comienza en el siglo X y acaba en el siglo XII. Según el arqueólogo K. Conant, debía tener este aspecto, con la iglesia marcada en un negro más remarcado y dependencias monásticas alrededor.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 4 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… La iglesia es del Primer Románico.
Lo más importante es la solución de la cabecera: transepto con un ábside que sale del transepto y ábsides semicirculares que arrancan del transepto.
Este tipo de cabecera con ábsides de diferentes tamaños se llama cabecera escalonada o benedictina, cabecera usada en los siglos XI y XII, pero no es la más adecuada en edificios de gran tamaño, ya que para estos lo es la cabecera en girola y poco a poco radiales.
Otra información es un texto conocido como Disciplina Farvensis: manuscrito encontrado en otro manuscrito italiano y que describía un conjunto monástico que la historiografía considera que es el monasterio de Cluny II. Por tanto, Cluny II se conoce gracias a Conant, a la arqueología y a este texto.
CONANT, Kenneth John. Planta de Cluny II.
Cluny III Se hizo entre el 1088 y el 1120 y desaparece durante la Revolución Francesa, hacia el 1790, y en el siglo XIX se destruye prácticamente. Alexandre Lenoir, creador del Museo de los Monumentos Franceses, visitó Cluny III para supervisar cómo estaba todo, pero no se pudo hacer casi nada para salvarlo.
Harán una iglesia nueva con capacidad para la comunidad y también para las celebraciones y visitas constantes. Dicen que el arquitecto pudo ser el monje Gunzo, pero es una hipótesis que no se puede comprobar. En esta miniatura de la Vida del Saint Hugues podemos ver el momento de la consagración del altar mayor de Cluny III por parte del Papa Urbano II en 1093. A la derecha aparecen ellos vestidos con ropajes dignos de su categoría; mientras que en la izquierda vemos monjes e invitados, como obispos o abades.
El Papa Urbano en Cluny III.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 5 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En una reconstrucción de 1157 vemos que la planta de la iglesia es de grandes proporciones, con una nave central de 30 metros de altura y longitudinal de 187 metros.
En el grabado del siglo XVIII, antes de la destrucción debido a la decadencia, podemos ver que la planta tenía cinco naves, la centra más amplia; dos transeptos, uno más grande y uno más pequeño, por lo que se llama doble transepto, una particularidad novedosa que luego será recogida para muchas iglesias inglesas de los siglos XII y XIII para facilitar la circulación y tener más capillas que se abrían en los transeptos; torres que se alzaban en los transepto; una cabecera con girola y capillas radiales; por fuera se crean volúmenes arquitectónicos; una galilea o atrio cubierto a los pies de la iglesia y al que se accedía por unas escaleras. Este atrio fue lo último que se hizo, por lo que tiene una cubierta diferente.
El transepto nos muestra la grandiosidad.
Reconstrucción de Cluny III. 1157.
En este grabado podemos ver cómo estaba a finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX, poco antes de echarla abajo.
LALLEMAND, Jean—Baptiste. Exterior de Cluny III. 1716 — 1803.
En este otro vemos el interior, que no se conserva, pero los grabados como este nos acercan a saber cómo era la nave principal: muy bien preparada acústicamente, construidas con un sistema de proporciones muy bien pensado… En la biblioteca estaba el libro de Vitrubio, por lo que se piensa que conocían la tradición, de ahí la forma de hacer. La nave se organiza en el sector mural con tres niveles de arcadas que dan a las naves laterales y que son de arco apuntado, lo que es curioso porque este tipo de arco se asocia a la arquitectura gótica y parece ser que la Abadía de Montecasino, la primera abadía madre de los benedictinos y desaparecida hoy día, también los tenia y pudieron inspirar estos; tiene un segundo piso de arcos ciegos; y un tercer piso de ventanas que recibían la luz directa, aunque no una luz muy intensa. Los capiteles eran corintios, derivados del corintio clásico, y no se han conservado, al contrario que Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 6 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… los de la girola, que sí los tenemos. La bóveda era ligeramente apuntada, lo que es importante porque luego se usarán en iglesias muy influenciadas por estas.
LALLEMAND, Jean—Baptiste. Interior de Cluny III. 1716 — 1803.
Esta otra imagen muestra la galilea, el atrio, y podemos ver que en altura es parecido: un primer nivel de arcadas con arcos apuntados; un segundo nivel de oberturas prociegas sin luz del exterior; y arriba las ventanas que reciben la luz del exterior. Además, se intuye la portalada de acceso monumental a la iglesia, los pilares, que son compuestos y gruesos.
Esto es lo que tenemos para acercarnos a cómo era la Iglesia de Cluny III.
Transepto de Cluny III.
Lo que se ha conservado es la torre del transepto de la izquierda, conocida como la Torre del agua bendita.
Torre del agua bendita.
Cluny III.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 7 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Hoy día, en el museo, se ve la reconstrucción de la girola a partir de columnas falsas con capiteles originales de principios del siglo XII que introducen figuración. La introducción de la escultura es un hecho muy importante porque es uno de los primeros ejemplos en que pasa.
En el interior de la iglesia había pilastras que recordaban a las pilastras de época clásica y en la nave principal capiteles corintios. El recuerdo de la antigüedad clásica era muy importante y rompe la idea que se tiene de que la Época Medieval había olvidado los principios y cánones de la arquitectura clásica. En muchos aspectos revivía o mantenía una parte importante de los modelos de la antigüedad. Además, utilizaba proporciones armónicas y se vivía con mucha fuerza la fiesta litúrgica.
Los capiteles del ábside estaban sobre columnas y a nueve metros de altura, por lo que la visión era muy relativa, por lo que seguramente no se pensaron para que la gente los viera.
Capiteles del deambulatorio de Cluny III. 1115 — 1120.
Musée du Farinier, Ancienne Abbaye, Cluny, Francia.
Vista de la altura de Cluny III.
De estos capiteles hay algunos como el Capitel de las doce frutas del Paraíso, trabajado de hojarasca y que recuerda a los capiteles clásicos, concretamente a los corintios.
Capitel de Ias doce frutas del Paraíso. 1115 — 1120.
Musée du Farinier, Ancienne Abbaye, Cluny, Francia.
Otros capiteles tienen elementos humanos con una lectura clara de su significado. Algunos introducen figuración, lo que será el gran hallazgo en el mundo del arte del siglo XII. Además, estos capitales se han trabajado por las cuatro caras.
Capitel de figurativo. 1115 — 1120.
Musée du Farinier, Ancienne Abbaye, Cluny, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 8 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… El Capitel de los apicultores tiene figuras dinámicas que recuerdan a la miniatura y está hecho de forma que los personajes quedan medio escondidos entre los elementos naturales.
Capitel de los apicultores. 1115 — 1120.
Musée du Farinier, Ancienne Abbaye, Cluny, Francia.
Otro es el Capitel de los tonos de la música, con personajes que se sitúan dentro de formas almendradas, como una mandorla, y que contienen inscripciones.
Capitel de los tonos de la música. 1115 — 1120.
Musée du Farinier, Ancienne Abbaye, Cluny, Francia.
A parte de los capitales sin figuración humana, algunos se identifican claramente, como pasa con los de la música, los vientos, el Paraíso… Una de las preguntas más habituales es hasta qué punto la policromía estaba presente en Cluny y parece ser que había en forma de pintura mural, como en el ábside, y con los temas habituales. Se cree que los capiteles iban policromados también. La policromía en el Románico y el Gótico llama la atención y parece que no nos encaja una policromía intensa y viva en obras de escultura.
Cluny no se convierte en un prototipo, aunque inspira otras iglesias del Románico de occidente de Europa.
Influencias y resistencias en el área borgoñona Paray—le—Monial Es más pequeña que Cluny, pero ha servido para hacernos una idea aproximada de lo que era la iglesia de Cluny III. En la planta vemos que tiene una cabecera con girola y capillas radiales, por lo tanto, tiene el interés de introducir esta girola o deambulatorio y capillas. Pero esta solución será más importante y clara en las iglesias de peregrinaje. Solo tiene un transepto y tres naves, las cuales tienen una altura importante.
Planta de Paray—le—Monial . Siglos XII — XIII.
Borgoña, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 9 ! de !59 El mundo del románico (I): arquitectura y… Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII La nave central es tripartita, con arcos apuntados (los cuales se pudieron usar en la Abadía de Montecasino de Italia) en el primer piso; en el segundo piso tiene arcuaciones ciegas; y en el tercero ventanas altas o claristorio.
En estas iglesias borgoñonas que se basan en Cluny tienen bóvedas de cañón apuntada, que son más ligeras que las de cañón o semicirculares, por lo que los muros que las sostienen pueden ser más finos. Tiene pilares compuestos con núcleos poligonales y semicolumnas adosadas. Las pilastras son acanaladas, seguramente estaban en Cluny y hace hablar de un regusto clasicista.
Nave central de Paray—le—Monial . Siglos XII — XIII.
Borgoña, Francia.
Pisos de Paray—le—Monial . Siglos XII — XIII.
Borgoña, Francia.
Exterior de Paray—le—Monial . Siglos XII — XIII.
Borgoña, Francia.
Saint—Lazare d’Autun Con el tiempo se hizo catedral. La planta tiene solo tres ábsides en la cabecera de tamaño decreciente, lo que se conoce como: cabecera escalonada o benedictina. La mayor parte de estos edificios fueron restaurados a finales del siglo XIX. Tiene pilares compuestos con pilastras adosadas; capiteles derivados del corintio y otros con escenas religiosas y profanas, a diferencia del siglo XI, que no tenía mucha escultura; y la organización en altura tripartita: arcadas ligeramente apuntadas, triforio1 de luz artificial (ciego) y las ventanas altas con una por tramo.
Planta de Saint—Lazare d’Autun. Siglo XII.
Autun, Francia.
1 Galería que rodea la nave central de una iglesia sobre los arcos de las naves laterales y que suele tener decoraciones caladas.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !10 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Interior de Saint—Lazare d’Autun. Siglo XII.
Autun, Francia.
Interior de Saint—Lazare d’Autun. Siglo XII.
Autun, Francia.
Hay una portalada a los pies de la iglesia con un tímpano con figuración y una de las escenas religiosas de más éxito del Románico y Gótico: el Juicio Final. A los pies de Cristo hay una inscripción que dice Gislebertus hoc fecit, aunque no es la única vez que se muestra el nombre del escultor. El tímpano y el ábside son las dos zonas más importantes, con la representación más importante porque es donde el fiel podía ver más claramente el mensaje. En ambos lugares aparecen las grandes teofanías del Románico, es decir, la visión de la majestad de Dios.
En este caso hay un Juicio Final precedido por la figura de Dios en maiestas y rodeado por los ingredientes temáticos que ayudan a identificar el tema: los salvados y los condenados; a la derecha están los escogidos con el privilegio de acceder al Paraíso; a la izquierda están los condenados. Hay dos castigos muy representados: la avaricia (con una bolsa de dinero en el cuello) y lujuria (representada por una mujer a la que le comen los pechos, un sapo en su sexo,…). Abajo está la resurrección de los muertos el día del Juicio Final.
Es un relieve muy bajo y plano con figuras muy alargadas, expresionistas, con proporciones que van más allá de las habituales y que marcan mucho el taller de este escultor.
Durante mucho tiempo estuvo tapiado, por lo que se conserva muy bien.
Tímpano del Juicio Final. Siglo XII.
Saint—Lazare d’Autun, Autun, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página 11 ! de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En el interior los capiteles tienen figuración. Hay uno con un tema muy popular: Simón el Mago, una figura sectaria de la época de Cristo y que se enfrenta a San Pedro. Otro capitel es el de la aparición de Cristo a Maria Magdalena, con figuras de mucha calidad. Y uno muy popular es el de Eva comiéndose la fruta prohibida, adaptándose al marco arquitectónico, típico de la época.
Capitel de Simón el Mago. Siglo XII.
Saint—Lazare d’Autun, Autun, Francia.
Capitel de Eva comiéndose la fruta prohibida.
Siglo XII.
Saint—Lazare d’Autun, Autun, Francia.
La Magdalene de Vezelay Tiene una larga época de decadencia, pero su gran momento es el siglo XII y a finales de éste se hacen reformas en la cabecera. Las abadías estaban en manos de gente de menos autoridad, lo que provoca la decadencia. En la Magdalene hubo revueltas en los siglos XI y XII, pero la iglesia que hoy día vemos, en parte reformada y restaurada, es la de la primera mitad del siglo XII, en el momento en que acaban las revueltas, momento en que la abadía se fortalece y se hacen las obras, además de pretenderse que la iglesia conserve las reliquias de María Magdalena, aunque luego se consideró que eran falsas, lo que contribuyó la decadencia.
En el siglo XIX la Magdalene estaba en un estado ruinoso y nadie se atrevía a restaurarla porque era un conjunto problemático por su mal estado, hasta que el arquitecto y restaurador Eugène Viollet-le-Duc, con 26 años, lo hizo. Lo que más se le ha criticado es la forma en que se restauraron los capiteles interiores.
La puerta original queda protegida en el nártex, mientras que la de fuera es del siglo XIX.
Se dice que el taller de escultores que la hizo derivaba o era el mismo de Cluny.
En la planta podemos ver el sector de las naves (marcado en negro), las cuales fueron acabadas entre 1130 — 1140; tras esto se añade el nártex (marcado de forma más suave en gris) que protege la gran portalada; y la cabecera se transforma a finales del siglo XII (la cabecera original desapareció) y se hizo desde el transepto, ábside, capillas radiales y girola en un estilo cualificado de protogótico, de hecho, la cabecera sigue una ordenación similar a la de la Catedral de Ávila.
En planta se ve que el interior se organiza a partir de tres naves con pilares y bóveda de arista, la cual es compuesta y que se genera por el cruce de dos bóvedas de cañón.
Planta de La Magdalene de Vezelay. Siglos XI — XII.
Vezelay, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !12 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En el interior vemos la combinación de dos piedras diferentes. Además, hay una organización mural diferente: arcadas de medio punto y solo un piso superior con ventanas que dan al exterior: claristorio. Lo que le da más originalidad es que las naves laterales están cubiertas con bóveda de arista (lo que no es novedad), pero la central también se cubre con tramos de bóveda de arista, lo que es una excepción en la época porque la bóveda de arista cuando tiene que cubrir espacios amplios es más insegura porque queda un arco más rebajado haciendo que pierda estabilidad.
Interior de La Magdalene de Vezelay. Siglos XI — XII.
Vezelay, Francia.
Además, en el interior introduce capiteles con figuración de escenas religiosas o profanas y es la parte más restaurada. Pero lo más espectacular es la portalada en que se presenta una teofanía con la maiestas con polémica de lo que representa.
Portalada de La Magdalene de Vezelay. Siglos XI — XII.
Vezelay, Francia.
Centro y oeste de Francia. El caso de las iglesias cubiertas con cúpulas.
Esta tendencia a organizar la arquitectura románica por zonas es una tendencia que aparece en el siglo XIX con el interés positivista de clasificar, ordenar, etc. Esta idea de que el Románico es diferente según la región se ha ido diluyendo a lo largo del siglo XX, ahora no se tiende a ser rígido porque hay muchas formas de hacer. Aún así, sí es cierto que al analizar lo que hay en determinadas zonas geográficas se encuentra una cierta unidad de criterios al analizar los edificios religiosos de finales del siglo XI y todo el siglo XII.
En el centro—oeste de Francia hay iglesias que se caracterizan por incluir las cúpulas en sus cubiertas. Estos edificios, con alguna excepción como Souillac, han sido muy restaurados desde el siglo XIX, por lo que dan una sensación de falta de autenticidad. Aún así, han conservado su estructura original.
Solo mirando las plantas parece que sean de iglesia bizantina por las cúpulas. Esta solución de las cúpulas se ha dicho que puede tener influencia del área oriental de Bizancio, Constantinopla…. La cúpula ofrece una seguridad a la hora de cubrir espacios amplios. Además, seguramente también influenció es la estética.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !13 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Saint—Front—de—Perigueux Fue muy restaurada en el siglo XIX. En la entrada de esta iglesia, y de muchas otras, suele haber fotografía del estado del edificio antes de la restauración, por lo que te puedes hacer una idea de lo que ha supuesto.
En el interior vemos la presencia de las cúpulas sobre un sistema que está entre la pechina y la trompa, permitiendo el paso de la base cuadrada de la planta a la circular de la cúpula, y un encadenamiento de una cúpula que descansa sobre otra hasta llegar a los muros perimetrales del edificio.
Planta de Saint—Front—de— Périgueux . Siglo XII.
Périgueux, Francia.
Interior de Saint—Front—de— Périgueux . Siglo XII.
Périgueux, Francia.
Souillac Es pequeña, con las características de la anterior, pero esta no está muy restaurada. Tiene arcos apuntados que configuran el espacio del cuadrado para pasar a la cúpula. Se basa en una nave única para que sea más sencillo. Es un poco más tardía por la presencia de los arcos apuntados.
Interior de Souillac. Siglo XII.
Souillac, Francia.
Rocío García Egea Interior de Souillac. Siglo XII.
Souillac, Francia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !14 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Angulema Tiene una fachada espectacular, pero ha sido muy restaurada. Vuelve a tener las mismas características, pero con un regusto de obra nueva.
Planta de Angulema. Siglo XII.
Angulema, Francia.
Interior de Angulema. Siglo XII.
Angulema, Francia.
Otras modalidades arquitectónicas del siglo XII. Plantas, cabeceras, organización mural, cubiertas… Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, conquista Inglaterra a finales del siglo XI, por lo que al juntarse políticamente se produce una fusión de intereses constructivos. Hay una época de bonanza económica que permite construir y reconstruir edificios religiosos muy espectaculares en dimensiones y características, los cuales son parecidas. El caso de estas edificaciones anglonormandas son importantes por su significado propio y por su papel en el nacimiento de algunas de las características de la arquitectura gótica, por lo que son fundamentales para entender el Gótico.
Normandia: Abadía de Saint—Étienne de Caen Se hizo entre el 1065 y el 1077 e inicialmente estaba cubierta con madera, pero en el 1115 se cambia por bóveda nervada2. Se construye por dese de Guillermo el Conquistador para conmemorar la victoria contra Inglaterra (la conquista). Ambas iglesias se inician a mediados del siglo XI y se acaban con algunos cambios a principios del siglo XII. Esta, concretamente, incorpora novedades de grandes dimensiones En la sección de esta iglesia podemos ver que la mitad izquierda muestra cómo era la iglesia cuando se hizo en el siglo XI; mientras que a la derecha vemos la transformación del siglo XII, momento en que se cubre con bóveda de cañón manteniendo la estructura inicial en lo esencial. Por tanto, al principio se tenía una nave central con otra nave lateral más baja y arcos que comunican las naves. Además, sobre la nave lateral había una tribuna y todo estaba cubierto de madera; pero a inicios del siglo XII, cuando aún el 2 Planta de la Abadía de Saint —Étienne de Caen. Siglo XII.
Caen, Francia.
Bóveda decorada o sostenida por nervios, típico de la arquitectura gótica.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !15 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Gótico no ha nacido, se decide sustituir la cubierta por una de piedra y para ello se usa la bóveda nervada: una vuelta compuesta, como la de arista, pero las aristas están reforzadas por nervios.
Bóveda de arista.
Bóveda de nervada o de crucería.
En el interior, las ventanas del tercer piso se organizan en un doble muro, es decir, entre las columnas y las ventanas se abre un hueco, por lo que es un muro grueso que crea un pasadizo y que permite desplazarse por él. Es una solución plástica de mucho éxito en la Normandía, pero especialmente en Inglaterra.
También vemos cómo hay una articulación en el muro, lo que es muy importante. Los pilares compuestos que dan paso a las naves laterales tienen continuidad en las pequeñas columnas adosadas que llegan hasta el arranque de los nervios de la bóveda, los cuales no se pusieron (los nervios) cuando se puso la cubierta nervada, sino que ya existían previamente antes de poner la bóveda nervada.
Interior y detalle del interior de la Abadía de Saint—Étienne de Caen. Siglo XII.
Caen, Francia.
La fachada es armónica debido a las dos torres, las cuales están de moda en la época y sustituyen al westwerk de la época anterior. Ahora se tiende a destacar la fachada, la entrada, a partir de las dos torres. La zona alta de las torres es de época posterior.
Fachada de la Abadía de Saint—Étienne de Caen. Siglo XII.
Caen, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !16 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Inglaterra: Catedral de Durham Esta catedral es de estilo anglonormanda y fue iniciada en 1093, siendo el primer edificio inglés cubierto con bóveda nervada desde su construcción y que se puede considerar una bóveda de crucería incipiente. Los muros y pilares son aún muy gruesos, lo que demuestra que los arquitectos aún no conocen suficiente lo que serán las posibilidades del uso de la bóveda de crucería, la cual permite hacer más ligeros los muros, los cuales son el sistema de soporte.
De nuevo vemos que la tribuna tiene un pasadizo dentro del muro. Además, hay tendencia a mantener una gran plasticidad en los elementos que integran la estructura arquitectónica. No desaparece en la etapa gótica.
Interior y detalle del interior de la Catedral de Durham. Siglo XII.
Durham, Inglaterra, Reino Unido.
Toscana: Catedral de Pisa Se hizo una consagración provisional en 1118. La construcción se argumenta a partir de la leyenda, pocos datos arqueológicos y documentales. Aunque la leyenda habla de un inicio primerizo, se tiene que situar a inicios del siglo XII. La sensación que se tiene cuando se acerca a uno de estos edificios es que casi no tiene nada que ver con el Románico francés, español, inglés… Es diferente por varias razones, pero la más importante es que la tradición clásica se mantiene tan arraigada que el Románico no olvida nunca la apariencia de la Antigüedad clásica, de las primeras basílicas paleocristianas. Los edificios italianos, incluso góticos, como la Catedral de Siena, tienen un regusto clásico que no tienen otras iglesias del resto de Europa, aunque no solo por forma, sino por las condiciones del edificio, los elementos estructurales utilizados… Rocío García Egea Catedral de Pisa. Siglo XII.
Pisa, Italia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !17 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En el caso de la Catedral de Pisa, la planta parece de una basílica paleocristiana. Muestra un sector longitudinal de cinco naves; un transepto muy acusado y transversal que no acaba con puertas, sino con ábsides; una cabecera en que no se ve ni la solución de cabecera benedictina o escalonada, ni girola, ni capillas radiales, sino que es simple y central, como las paleocristianas; tampoco se ve un tipo de soporte marcado y grueso, sino más bien ligero, como columnas.
Planta de la Catedral de Pisa. Siglo XII.
Pisa, Italia.
En el interior vemos el gusto arraigado a la combinación de piedras de dos colores, el cual generan una policromía característica de Italia. La nave central muestra una columna clásica con un capitel que deriva del corintio clásico.
Encima hay una tribuna y un tercer nivel de ventanas sencillas que dan al exterior. Da la sensación de que hay un muro muy ligero porque se mantiene una cubierta de madera desde el principio, aunque la actual con casetones es del siglo XVII, pero originalmente era de madera sencilla, lo que permite muros ligeros. En las naves laterales hay bóveda de arista, mientras que la tribuna es de madera. Este modelo tendrá éxito y continuidad. Da una sensación de amplitud gracias al equilibrio entre anchura y altura de las naves.
Interior de la Catedral de Pisa. Siglo XII.
Pisa, Italia.
La fachada se acaba en el siglo XIII e incorpora una solución plástica muy interesante: arcuaciones ciegas: arcos dispuestos en altura, pero que no son ventanas, sino que simplemente son un motivo plástico que se ha querido ver precedente también en la Antigüedad Tardía, como el Palacio de Spalato.
Otra cosa diferente de Italia son las torres campanarios, las cuales se sitúan separadas, son edificios independientes.
Fachada de la Catedral de Pisa. Siglo XII.
Pisa, Italia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !18 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… LAS LLAMADAS IGLESIAS DE PEREGRINACIÓN. ARQUITECTURA Y ESCULTURA DEL CAMINO FRANCÉS. SANTIAGO DE COMPOSTELA Y OTROS EJEMPLOS Lo que acabamos de ver es la internacionalización del Románico en siglo XII, pero dentro de esta época de plenitud del siglo XII hay un conjunto de iglesias que se presentan como una gran unidad con todo un peso argumental detrás: las iglesias de las vías de peregrinaje. Ha habido también muchas discusiones sobre si agruparlas, si no…, porque la idea inicial, lo que se decía en la historiografía más antigua dedicada a las iglesias románicas de principios del siglo XX, era que el fenómeno del peregrinaje, sobre todo el de Santiago de Compostela, había generado la creación de un tipo de edificio religioso especialmente adecuado a recibir peregrinos. Era un grupo pequeño de iglesias muy parecidas, por lo que es cierto que es un tipo de iglesia adecuada al peregrinaje. Aún así, los reticentes a usar este término dicen que no todas las iglesias que acogen peregrinos tienen esta tipología, ni todas las iglesias de esta tipología están pensadas para acoger peregrinos. Estos argumentos pueden aceptarse, pero al final se acaba hablando de una tipología parecida y que el peregrinaje es básico para entender la tipología.
El gran fenómeno fueron las ideas de peregrinaje a Santiago de Compostela por motivaciones varias, pero les unía el deseo de partir de diferentes lugares de Europa para venerar el cuerpo del apóstol Santiago. Fue una época esplendorosa que permitió la construcción de esta iglesia y que es la culminación de esta tipología.
La de Catedral de Santiago de Compostela es perfecta, redonda en el concepto, un modelo que se encuentra mucho en Francia y de la que Yarza dijo que era el modelo más perfecto del Románico francés porque su forma dentro de esta tipología es la solución más redonda, más perfecta.
En el quinto libro del Codex Calixtinus (la Guía de Peregrinos) explica los caminos que partían desde Francia hacia los Pirineos y después pasando por el norte de España hasta llegar a Santiago de Compostela. Toda está información permite estudiar algunas de estas iglesias que estaban en lo caminos hacia Santiago. La guía habla de los peregrinos de las iglesias de las vías de peregrinaje: - Santa Fe de Conques en la Vía Podiensis.
- Saint—Martin de Tours en la Vía Turonensis, desaparecida actualmente.
- Saint—Martial de Limoges en la Vía Lemovicensis, inmensa y desaparecida a finales del siglo XVIII.
- Saint—Sernin de Tolouse en la Vía Tolosana o Egidiana.
Estos caminos no nacen para ir a Santiago de Compostela, sino que existían con anterioridad para circular por Europa y luego se usarán para ir a Santiago de Compostela.
Si miramos las plantas de las cinco iglesias, dan una sensación de similitud en planta. Todas tienen una planta de cruz latina; girola o deambulatorio y capillas radiales; un transepto acusado, grande, y que, con variantes, reproduce exactamente en planta y alzado la forma del sector longitudinal de la iglesia, por tanto con naves, concretamente tres o cinco naves. El modelo perfecto sería el que encontramos en Saint— Martin de Tours, Saint—Sernin de Tolouse y Santiago de Compostela porque en planta se ve una de sus características más importantes y que hará que sean adecuadas a los peregrinos: se establece un sistema de circulación por toda la iglesia, el cual será cómodo y permitirá, siempre sin entrar en la nave central, moverte por las naves laterales hasta llegar al transepto, ir por las naves laterales del transepto, darle la vuelta, llegar a la cabecera, girar todo por la girola y volver a comenzar en dirección contraria. Todo esto sin Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !19 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… interrumpir a la gente que haya en la nave central durante el culto… Esta solución también aparece en las partes altas interiores.
Planta de las catedrales de peregrinaje.
Santa Fe de Conques en la Vía Podiensis Tiene torres que fueron restauradas en el siglo XX, pero el resto es todo románico. La puerta principal tiene un Juicio Final espectacular del siglo XII, muy bien conservado y con restos de policromía.
Exterior de la iglesia de Santa Fe de Conques. Siglo XII.
Conques, Francia.
Fachada de la iglesia de Santa Fe de Conques. Siglo XII.
Conques, Francia.
Es una iglesia pequeña con una nave central y un transepto equivalente a la nave longitudinal. Tiene una girola, capillas radiales y otras capillas a los lados orientales del transepto. Esta solución, que permite pasear sin pisar la nave central, permite acoger peregrinos, lo que es una necesidad de circular y acoger reliquias, pero también de acoger capillas porque después de la Reforma Gregoriana, con la imposición de la liturgia romana. hay una necesidad por parte de los diferentes miembros de la comunidad religiosa de hacer misa.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !20 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… La nave central de la nave longitudinal y del transepto tiene una bóveda de cañón reforzada con arcos fajones, mientras en las naves laterales hay bóveda de arista. Se usan pilares compuestos con núcleo cuadrado y columnas adosadas, gruesos para contrarrestar el peso de las bóvedas de cañón de medio punto semicirculares.
Da una sensación de estrechez y mucha altura, pero se ven las arcadas que dan a las naves laterales, los pilares compuestos con columnas adosadas y las tribunas que tienen la misma anchura de la nave lateral y que dan luz indirecta a la nave central. Además, la tribuna contrarresta las presiones de la bóveda de cañón de la nave central porque pesa mucho y produce muchas presiones, por lo que la tribuna actúa para presionar y cerrar.
Planta de la iglesia de Santa Fe de Conques.
Siglo XII.
Conques, Francia.
Interior de la iglesia de Santa Fe de Conques.
Siglo XII.
Conques, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !21 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Saint—Martial de Limoges en la Vía Lemovicensis En este dibujo de la zona del transepto con el ábside y el deambulatorio se intuyen las características por la ordenación mural en alzado. Esta iglesia, una de las más importantes de esta vía, no la tenemos, igual que pasa con Saint —Martin de Tours.
Interior de la iglesia de Saint—Martial de Limoges. Siglo XII.
Limoges, Francia.
Saint—Martin de Tours en la Vía Turonensis Era una de las más grandes de esta tipología, pero no la tenemos porque fue destruida en 1798. En el exterior se ven los volúmenes característicos de estas iglesias, con fachadas armónicas y torres a cada lado.
Exterior de la iglesia de Saint—Martin de Tours. Siglo XII.
Tours, Francia.
Por otro lado, la planta permite ver que tenía cinco naves con un sistema de circulación alrededor de los espacios sagrados para n tener que interrumpir los oficios.
Planta de la iglesia de Saint—Martin de Tours.
Siglo XII.
Tours, Francia.
Saint—Sernin de Tolouse en la Vía Tolosana o Egidiana Es el perfecto ejemplo de este tipo de iglesia junto con la Catedral de Santiago de Compostela. En este caso es una basílica y Raymond Gayrard fue el operario. Se inició a principios del siglo XI y a principios del siglo XII ya está acabada. Junto con la de Santiago son hermanas cronológicas, entre otros aspectos. Conforma un lugar de parada obligada para los peregrinos de la Via Tolosana, lo que explica sus características y monumentalidad, además de su decoración escultórica en las puertas.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !22 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… La planta muestra una circulación perfecta, sin cortes (como sí ocurre en la Santa Fe de Conques). Es una basílica grande y de cinco naves; utiliza la combinación de piedra y ladrillo, lo que es original en ella, aunque es probable que facilitase una construcción más rápida; se han encontrado restos pintura mural en el interior y de escultura, lo que la conforma como uno de los primeros ejemplos de la aplicación de la escultura en arquitectura; usa la bóveda de cañón en la nave principal con arcos fajones y bóveda de arista en las naves laterales.
Planta de la basílica de Saint—Sernin de Tolouse. Siglos XI — XII.
Tolouse, Francia.
En el exterior muestra una clara lectura de los volúmenes exteriores porque no hay añadidos posteriores, al contrario de lo que pasa en Santiago.
Vista aérea de la basílica de Saint—Sernin de Tolouse. Siglos XI — XII.
Tolouse, Francia.
Volúmenes exteriores de la basílica de Saint—Sernin de Tolouse. Siglos XI — XII.
Tolouse, Francia.
En el interior las dimensiones son mayores que en a Santa Fe de Conques, pero tiene unas características parecidas ya que usa arcadas sobre pilares compuestos y tribunas desde las que arranca la bóveda de cañón de medio punto. Además, al no tener una entrada de luz directa a la nave central hace que sea más oscura porque solo entra por el lateral y por las tribunas, igual que pasa en las iglesias de este tipo.
Interior de la basílica de Saint—Sernin de Tolouse. Siglos XI — XII.
Tolouse, Francia.
Es una de las primeras que introduce la portalada monumental con decoración escultórica, que se hace hacia el año 1000. Esto se ve en la Borgoña, en Tolouse y desde Navarra hasta Santiago. La Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !23 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… primera puerta decorada, aunque de forma tímida y sintética, pero con un programa iconográfico de escultura es la Puerta de los Condes en el transepto sur.
Puerta de los Condes. Siglos XI — XII.
Basílica de Saint—Sernin de Tolouse, Tolouse, Francia.
La otra puerta importante es la Puerta Miegevielle (que mira a la mitad de la ciudad, de ahí su nombre), situada en la nave lateral derecha. Estas puertas de acceso de estas iglesias no eran solo lugares de paso, sino que por donde entraban los peregrinos era un lugar muy importante porque era la bienvenida, por lo que la puerta tenía que decir cosas, transmitir un mensaje.
Puerta de los Miegevielle. Siglos XI — XII.
Basílica de Saint—Sernin de Tolouse, Tolouse, Francia.
Catedral de Santiago de Compostela Será el modelo más perfecto que resuma las características vistas hasta ahora. Estaba al final del camino de peregrinaje. Los promotores eran muy importantes ya que conseguían dinero y tiraban la construcción hacia delante. Los promotores episcopales (obispos) son Diego Peláez y Diego Gelmírez, cuya Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !24 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… confusión de nombres generó confusiones varias. También pasó con los reyes de León, Alfonso VI y Alfonso VII. Dos maestros de se llamaban, ambos, Bernardo. La figura del Maestro Esteban era muy importante porque era un escultor con un estilo afinado que permite ver su recorrido profesional. Además, las fuentes escritas importantes son el Codex Calixtinus, concretamente el libro V, y la Historia Compostelana, un manuscrito de la época de Diego Gelmírez en que hace propaganda de sus realizaciones como promotor de la catedral y del palacio episcopal, el cual está justo al lado de la catedral. Estos textos permiten conocer los personajes y, de forma muy precisa, la personalidad de Diego Gelmírez, quien era amigo de Cluny en el momento de Cluny III. En su época y en al de Diego Peláez hay momentos de tensión con la cuidad, el pueblo se revela contra ellos porque con el afán de construir están perjudicando la economía de la ciudad, por lo que hay revoluciones que harán que se paren las construcciones. A pesar de todo, el personaje más conocido es el Maestro Mateo, quien, a partir de los años 70 del siglo XII, hizo la fachada monumental: el Pórtico de la gloria.
A diferencia de Saint—Sernin de Tolouse, la parte de los volúmenes exteriores quedan enmascarados por construcciones de época posterior, de forma que, la cabecera, por ejemplo, queda tapada por un cierre posterior con la puerta que solo se abre en determinados años ( en el jubileo). Aún así, se ve la disposición de cruz latina.
Catedral de Santiago de Compostela. Siglo XII.
Santiago de Compostela, Galicia, España.
La planta es muy parecida a la de Saint—Sernin de Tolouse, pero la Catedral de Santiago de Compostela tiene tres naves.
Catedral de Santiago de Compostela. Siglo XII.
Santiago de Compostela, Galicia, España.
Se acabó hacia el año 1120. Algo importante a saber es que en casos tan importantes como este se procura que la edificación no quede cerrada del todo, sino que la gente pueda acceder a él, por lo que la van triando abajo conforme la van construyendo — otro ejemplo como este es el de la Catedral de Barcelona —. A los pies vemos la presencia de dos torres y un desnivel que hay, motivo por el que se hacen Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !25 de !59 El mundo del románico (I): arquitectura y… Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII una escaleras. La parte de abajo del Pórtico de la gloria, donde esta la cripta, se hace en época del Maestro Mateo, es decir, en los años 80 del siglo XII.
Exterior de la Catedral de Santiago de Compostela. Siglo XII.
Santiago de Compostela, Galicia, España.
El interior tiene las mismas características que Saint—Sernin de Tolouse, salvo que la Catedral de Santiago de Compostela se construyó toda de piedra, una piedra gris característica de la zona de Galicia. Además, aquí las ventanas de las naves laterales se han tapado porque se han añadido capillas, lo mismo que sucede en la parte de la tribuna, donde tenía que haber ventanas, pero también se han tapado, por lo que la sensación de oscuridad es mucho más intensa que en las otras iglesias.
En la zona del crucero se ve el punto de cruce entre el sector longitudinal y el transversal del transepto y se ve cómo se multiplica la base a partir de trompas.
Hoy día se hacen visitas a las tribunas, las cuales tienen una decoración a base de capiteles vegetales, mientras que en la girola los capiteles son figurativos y del maestro Esteban.
Interior de la Catedral de Santiago de Compostela. Siglo XII.
Santiago de Compostela, Galicia, España.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !26 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En el exterior está la puerta del transepto sur: la Puerta de las Platerías, una puerta doble; mientras que los peregrinos de Francia entraban por la puerta norte, por lo que se llama Puerta Francigena o Puerta de Azabachería, este último nombre debido a que se vendía azabache. La guía hace una descripción de la catedral, no solo de la arquitectura, sino también de la decoración escultórica de las puertas, de lo que había y de la lectura que hace el autor.
La Puerta de las Platerías era más clara porque lo que hay ahora es lo que había, además de tener relieves de la Puerta Francigena o Puerta de Azabachería, la cual se transformó en época barroca, por lo que se trasladaron aquí. Además, a partir del Codex Calixtinus, destaca una figura femenina con el pecho fuera y la calavera de su amante. No sabemos si esta interpretación era real, puede que quisieran representar, en vez de a una mujer adultera, a Eva con el pecado original y que la historia fuese creada a posteriori por dominio popular y el autor la recogiese y la pusiese en la guía Puerta de las Platerías. Siglo XII.
Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
Detalle de la Puerta de las Platerías. Siglo XII.
Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
Puerta Francigena o Puerta de Azabachería. Siglo XII.
Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
Por otro lado está el Pórtico de la Gloria, la cual, de hecho, cuando el autor de la guía describe el Pórtico de la Gloria este aún no se ha hecho, pero es la culminación final. Este pórtico es un ejemplo perfecto del momento clásico de la escultura románica. Además, hay una inscripción del Maestro Mateo.
Las puertas iban policromadas.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !27 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Pórtico de la Gloria. Siglo XII.
Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
LA INTRODUCCIÓN DE LA ESCULTURA MONUMENTAL EN LAS PORTADAS Y CLAUSTROS. PREFERENCIAS TEMÁTICAS. MOISSAC, TOULOUSE Y ALGUNOS EJEMPLOS BORGOÑONES En el siglo XI no había escultura, a pesar de algún caso concreto, pero hay lugares en que la arquitectura se llena de decoración escultórica especialmente relevante, como la Borgoña, de forma más intensa y extensa el sur de Francia (Lenguadoc) y el norte de España (desde Navarra a Santiago de Compostela), centrándose de forma más exuberante en portaladas y claustros. La presencia de capiteles decorados durante el siglo XI fue muy puntual y, además, los que tenían decoración figurada son rudimentarios en su apariencia y resultado final. Como ejemplo de esto está el Saint—Bénigne de Dijon (1018), concretamente la cripta. En esta catedral encontramos un capitel que introduce de forma sumaria y sin intereses plásticos una figura humana que alza las manos y que modifica la estructura básica del capitel; Otro de los capiteles deriva del corintio y muestra una abstracción muy grande.
Capitel figurado. Siglo XI.
Saint—Bénigne de Dijon, Dijon, Francia.
Rocío García Egea Capitel abstracto. Siglo XI.
Saint—Bénigne de Dijon, Dijon, Francia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !28 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Otro ejemplo está en la Abadía de Fleury, la cual tiene un porche del siglo XI en que introduce estos capiteles, como este en que está la firma de Hubertus me fecit y que es una primera muestra de este fenómeno global.
Capitel de la Abadía de Fleury. Siglo XI.
Abadía de Fleury, Francia.
Aparición de la decoración historiada en las puertas A partir de ahora se decorarán las puertas de entrada a las iglesias. Esto sucede a partir de finales de los años 90 del siglo XI y de forma intensa en el siglo XII y primera mitad del siglo XIII. En occidente no se tienen ejemplos seguros de portales historiados con escultura antes de esta fecha, pero sí sabemos que en oriente, como en Bizancio, existe esta costumbre de decorar las puertas con mosaico figurado. Un ejemplo es el acceso a la Iglesia de Santa Sofía de Constantinopla con un mosaico de la representación de Cristo y que es anterior a todo lo que veremos.
De lo que veremos en las puertas, la temática más importante y que casi siempre está en el tímpano es aquella de temas que ya habían aparecido antes pintado en los ábsides, por lo que la decoración pictórica y de mosaicos en ábsides del siglo XI es un precedente de lo que veremos en las portaladas.
Inicios Los historiadores se han fijado mucho en dos iglesias que están en occidente, concretamente en Rosselló (Cataluña): Sant Genís de Fontanes (1020) y Sant Andreu de Sureda, ambas pequeñas y con puertas decoradas con escultura.
Concretamente la de Sant Genís de Fontanes tiene una inscripción que permite datarla sin muchas dudas hacia el 1020. En la puerta hay un dintel decorado con bajo relieve y con un tema claro: la Maiestas Domini rodeada de dos ángeles que sujetan la mandorla y, además, también hay una pequeña representación de los apóstoles. Este relieve muy plano, lejos de la antigüedad clásica, con tendencia a la abstracción y que precede la puerta. Sobre este dintel se han dicho muchas cosas: algunos dicen que este relieve no estaba en la puerta inicialmente, sino dentro, que era un pequeño retablo del altar y que posteriormente se puso en la fachada, seguramente en el siglo XII, pero actualmente se cree que ya estaba aquí desde su realización y, de ser así, sería un claro precedente de puerta decorada con escultura en los inicios del siglo XI.
Relieve de la Maiestas Domini. Siglo XI.
Sant Genís de Fontanes, Rosselló, Cataluña, España.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !29 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Parecido es el de Sant Andreu de Sureda (1020), donde también vemos un dintel con el mismo tema, pero de estilo algo diferente.
Relieve de la Maiestas Domini. Siglo XI.
Sant Andreu de Sureda, Rosselló, Cataluña, España.
El momento en que se decide de forma clara la decoración de puertas es, como uno de lo primeros ejemplos, la Puerta de los Condes de Saint—Sernin de Toulouse de 1090, una de las puertas del transepto.
Es una puerta doble, con un tímpano sin escultura, pero que permite la entrada de luz, por lo que la escultura está en la parte superior: en los modillones; aunque también la vemos en los nichos con imágenes esculpidas en relieve alto y que han desaparecido; y en los capiteles con una lectura iconográfica, lo que supondrá la gran novedad.
Puerta de los Condes. 1090.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Por un lado vemos que las puertas ya no son una superficie plana, sino que son puertas que introducen las arquivoltas, es decir, un tipo de puerta abocinada que se convierte en un volumen grueso con superficie importante para poner capiteles, relieve. Los capiteles más importantes muestran una representación de dos temas que serán constantes en las portaladas y que hacen referencia a los dos pecados más castigados por la Iglesia en la época: la lujuria y la avaricia.
Dos de los capiteles que introducen el pecado lo representan con una parábola evangélica muy conocida: El rico Epulón y el pobre Lázaro: Epulón es un hombre al que no le falta de nada, por lo que en el capitel se le representa un banquete en que él aparece en el centro ante una mesa con comida,, mientras que a su lado tiene a Lázaro, un pobre que se alimenta de lo que deja Epulón y al que le lamen las llagas los perros. Epulón muere y va al infierno, mientras que Lázaro va al cielo.
Capitel del rico Epulón y el pobre Lázaro. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !30 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En otro capitel aparece Lázaro desnudo, llevado por dos ángeles hacia el cielo. Tiene un estilo esquemático.
Capitel de Lázaro. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
En el capitel que representa la lujuria aparece un hombre lujurioso con dos diablos con tenazas para castigarle con ellas. El hombre tiene, como el resto, una figura humana sin proporciones, sin forma ni calidad técnica, sino que es una primera introducción a un estilo más esquemático; mientras que en capitel que representa la avaricia sale un hombre con una cabeza mordida por animales y una bolsa colgada en el cuello.
Capitel de la lujuria (izquierda) y la avaricia (derecha). Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Por tanto, en esta puerta vemos que no solo ponen una forma decorativa, sino que se aprovecha para introducir una iconografía que el visitante de la iglesia podrá reconocer de forma fácil, lo que nos introduce en el tema de saber qué pretendían estas representaciones, quiénes las entendían… En estos casos estos temas eran de dominio público. Esta puerta quiere transmitir un mensaje, siendo así uno de los primeros ejemplos del Románico de finales del siglo XI en que se ve de forma clara la intención de transmitir una mensaje al espectador.
Poco antes de acabar el siglo, en Saint—Sernin de Toulouse encontramos esta introducción de la escultura con un estilo más avanzado en el interior, con un estilo que se inspira en modelos de la antigüedad clásica. Es un taller dirigido por Bernardus Geldvinus, cuyo nombre aparece en una de las obras y su estilo aparece en diferentes partes de esta iglesia. Su personalidad es más clara y su trabajo más directo en la mesa del altar con relieves que ahora están en el deambulatorio. Tanto los relieves como la mesa son de mármol y la mesa está firmada por él. Usa raíces que recuerdan a la antigüedad, clípeos con figuras en su interior y que son sujetados por ángeles. El estilo ha cambiado, hace formas más redondas, figuras con intención de relieve más marcado, figuras inspiradas en cosas de la antigüedad clásica.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !31 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En el deambulatorio encontramos estos relieves, como la maiestas rodeada por los tetramorfos, una figura claramente románica, pero aún así, aunque quería crear imágenes distantes y diferentes con tendencia a la estilización, tiene muy poco que ver con lo visto anteriormente. Los rostros recuerdan a los romanos.
También hay apóstoles, ángeles… GELDVINUS, Bernardus. Mesa de altar. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
GELDVINUS, Bernardus. Mesa de altar: detalle de la firma. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
GELDVINUS, Bernardus. Clípeo de la mesa del altar. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
GELDVINUS, Bernardus. Relieve de la maiestas. Siglo XI.
Deambulatorio de Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Rocío García Egea GELDVINUS, Bernardus. Relieve de un ángel. Siglo XI.
Deambulatorio de Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 GELDVINUS, Bernardus. Relieve de un apóstol. Siglo XI.
Deambulatorio de Saint —Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Página !32 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Aparición del tímpano historiado Este regusto clasicista se mantiene, pero va evolucionando en una puerta de Saint—Sernin de Toulouse, lo mismo que vemos en la Catedral de Santiago de Compostela, por lo que las conexiones estilísticas entre la Puerta Miégeville de Saint—Sernin de Toulouse y la Puerta de las platerías de la Catedral de Santiago de Compostela es clara, pero hay una cierta unidad entre Saint—Sernin de Toulouse, la Catedral de San Pedro de Jaca, Saint—Martin de Tours y a Catedral de Santiago de Compostela. Por lo que este taller se desplaza.
La Puerta Miégeville recibe este nombre porque, tal y como por sí mismo indica, llevaba hacia el centro de la ciudad. Esta puerta, en relación a la Puerta de los Condes, tiene de diferente la introducción del tímpano historiado y la multiplicación de relieves, de escultura, ocupando una superficie más amplia de lo que es la puerta. Esta puerta de inicios del siglo XII muestra la evolución del artista y conectará con el resto de las iglesias.
La temática es muy clara: la Ascensión de Cristo, uno de los temas más usados en los tímpanos de las portaladas románicas. En todos se usa la superficie curvada del tímpano para poner formas diferentes de representación de la majestad de Dios, es decir, que el tímpano de las puertas principales se usan para representar las grandes teofanías, la representación mayestática de la divinidad, pero esta representación se puede hacer de formas diferentes.
Temas principales de las portaladas - Ascensión (Lucas 24, 50 — 30. Hechos de los apóstoles 1, 10 11). A través del momento en que Cristo, tras resucitar, sube al cielo con los ángeles que le acompañan. Un ejemplo lo vemos en la Puerta Miégeville de Saint—Sernin de Toulouse.
- Transfiguración (Mateo 18, 1 — 6). Teofanía que recoge un texto evangélico en que Cristo se transfigura. No es muy frecuente.
- Maiestas Domini (segunda venida o imagen atemporal) (Apocalipsis 4, 1 — 11).
Dios entronizado y rodeado de los tetramorfos y de los veinticuatro ancianos, por lo que es una imagen atemporal. Es la más frecuente, la más monumental y la más representada en el Románico en todas partes.
- Juicio Final (segunda venida) (Mateo 24 y 25). Dios cuando vuelve al final del tiempo para juzgar a los hombres. Es una imagen más humana y cercana al espectador. Será mucho más frecuente en el Gótico.
Un ejemplo de Ascensión está en la Puerta Miégeville. La presencia de la escultura ya es más abundante: en los capiteles, en la puerta abocinada con columnas en las jambas, capiteles, arquivoltas, tímpano, dintel… y arriba en los modillones. Además, a cada lado se ponen, en relieve, figuras y personajes que permiten una lectura iconográfica. En las ménsulas que sujetan el dintel también se pone escultura.
Esta puerta es contemporánea a la Puerta de las Platerías. En ella vemos cómo Cristo precede el conjunto, siendo una figura más grande con un nimbe crucífero, brazos alzados y ayudado por ángeles con el gesto de alzarse hacia el cielo. En el dintel están los testimonios. Vemos cómo el estilo de Bernardus Geldvinus está más evolucionado, por lo que la influencia clásica se ve claramente.
En referencia a la Antigüedad tenemos el Sarcófago de Husillos del siglo II y que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Es un sarcófago romano con el tema mitológico de La Orestíada. Fue Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !33 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… visto por los artistas de finales del siglo XI e inicios del siglo XII y fue una inspiración clara, lo que se ve si se compara con el Capitel del Sacrificio de Isaac de 1100, en que no copian el tema, pero sí el estilo de trabajar del sarcófago.
Volviendo a la puerta, el nimbe lleva tres letras: REX que puede tener que ver con la lucha por las investiduras que justo se acababa de solucionar para reforzar el poder de la iglesia y de la divinidad.
Puerta Miégeville. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Sarcófago de Husillos. Siglo II.
Mármol, 57 x 204 x 66 cm.
Museo Arqueológico Nacional de Madrid.
Detalle de la Puerta Miégeville. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Rocío García Egea Capitel del sacrificio de Isaac. 1100.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !34 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… En esta misma puerta encontramos que en las ménsulas hay relieves historiados, como el Relieve del rey David, precursor de Cristo en el Antiguo Testamento; Relieve de dos mujeres cabalgando leones, el cual es más complicado, es un mundo que recuerda al conjunto de la puerta y que nos hace pensar en la Puerta de las Platerías de la Catedral de Santiago de Compostela.
Relieve del rey David. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Relieve de dos mujeres cabalgando leones. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
En la puerta los capiteles están trabajados por todas las caras, lo que hace que los historiadores se preguntasen si hubo una recolocación o si se hizo con idea de estar siempre aquí. Por el estilo se cree que se colocaron aquí directamente.
Capiteles exteriores de la puerta. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Los releves de la Ascensión encima de la puerta y que enmarcan el arco muestran a dos personajes: a la izquierda vemos al apóstol Santiago enmarcado con troncos y cuyo relieve es prácticamente idéntico al de la Puerta de las Platerías. Es una referencia a la finalidad de la iglesia de acoger a los peregrinos. Debajo de él hay tres figuras: un hombre cogiendo a dos mujeres, las cuales muestran características que veíamos en el Relieve de dos mujeres cabalgando leones, por lo que no es una imagen muy religiosa, sino que se cree que sería la representación de uno de los pecados más habituales de la Iglesia: pecado de nicolaísmo, es decir, las costumbres no demasiado adecuadas de algunos miembros de la iglesia; mientras que a la derecha vemos a San Pedro y debajo de él un relieve con la representación de una figura popular iconográficamente: Simón el Mago, una especie de jefe de secta que se hace pasar por mago y que se presenta ante los apóstoles porque quiere seguirles, pero es un personaje negativo que cuando ve que los apóstoles hacen milagros él también quiere hacerlos y para ello les dice que les paga. De aquí el pecado de simonía que consiste en la compraventa de cargos eclesiásticos. En la escena se va Simón con dos demonios que intentan alzarle, lo que se identifica con unos textos apócrifos que explican otra anécdota de Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !35 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Simón el Mago que cuenta que reta a San Pedro a subir al cielo, pero Simón cae, de ahí que se hable de la caída de Simón el Mago. Este relieve de Simón el Mago se contrapone con la Ascensión de Cristo del tímpano.
Relieve del apóstol Santiago y del pecado de nicolaísmo. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Relieve de San Pedro y de Simón el Mago. Siglo XI.
Saint—Sernin de Toulouse, Toulouse, Francia.
Esta puerta tiene diferentes niveles de lectura e incluso la interpretación podía ser diferente. Estos accesos a las iglesias se convierten en un lugar, por una lado, de instrucción, pero, por otro lado, con un papel muy carismático en la religión, por lo que pueden recordar a los arcos triunfales de época romana.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !36 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Un ejemplo de la Transfiguración lo vemos en la Charité—sur—Loire, en el tímpano del siglo XII. La Transfiguración explica que Cristo coge a sus discípulos favoritos (Pedro, Juan y Santiago) y se los lleva al Monte Tabor, lugar en que se transfigura, es decir, que los apóstoles tienen una visión de Cristo vestido de blanco, cual aparición, y acompañado de Moisés y Elías. En este tímpano se representa la historia de forma creativa, con Cristo transformado con los dos profetas y los apóstoles contemplándole.
Además, situarle dentro de una mandorla le aporta una idea más de visión.
Transfiguración. Siglo XII.
Catedral de Charité—sur—Loire, Charité—sur— Loire, Francia.
Un ejemplo de Maiestas Domini lo vemos en una de la puertas más importantes de todo el Románico: la puerta de la iglesia de la Abadía de Moissac de 1115 — 1130, que ha escogido la segunda venida de Cristo a final de los tiempos, pero de forma atemporal. Se representa muy estéticamente, con regusto clásico, como en Saint—Trophime de Arles con Cristo en majestad en la mandorla y los cuatro símbolos de los evangelistas.
Volviendo a Moissac, llena el tímpano con todos los detalles del texto del Apocalipsis de San Juan. Además, tenemos que ser conscientes de la relación con el lugar que ocupa y la relación que tenía con la ciudad.
Maiestas Domini. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Maiestas Domini. Siglo XII.
Iglesia de Saint—Trophime de Arlés, Arlés, Francia.
La Abadía de Moissac conserva el claustro de 1100, el tímpano de 1115 y el porche de 1115 — 1130. Es conjunto antiguo que se conoce desde el siglo IX, pero a partir de los siglo XI y X queda abandonado, por lo que la gran época llega a finales del siglo XI e inicios del siglo XII. Está estrechamente en contacto con la Abadía de Cluny y hay dos abades importantes: Durand de Bredon, quien inicia la iglesia nueva que se Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !37 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… construye en 1063; y el Abad Anquetil, sucesor de Bredon y responsable de la obra de la portalada y del claustro (primer claustro historiado conservado que nos ha llegado).
Es un conjunto trabajado por muchos historiadores, como Émile Mâle, Arthur Kingsley—Porter, Meyer Schapiro,… Lo que nos interesa es la puerta del lado sur de la iglesia de la Abadía de Moissac. La iglesia del siglo XI desapareció, menos la puerta y el claustro, por lo que queda hoy es una iglesia gótica. Seguramente estuvo policromada, por lo que se veía mucho mejor, y estaba toda decorada, incluso la especie de porche que la protege. En uno de los estudios recientes de Peter Klein, éste intenta averiguar quién usaba esta puerta y dónde estaba del conjunto monástico. En respuesta a Klein sabemos que la abadía estaba rodeada por una muralla que tenía una puerta que daba a la ciudad y que estaba en el lado sur, por lo que lo primero que veías era la puerta monumental de la iglesia, por lo que la usaba la gente que venía de fuera, gente del pueblo y peregrinos.
Puerta sur. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
En el tímpano vemos un dintel con una decoración de rosetas, que parece reaprovechada de la antigüedad (el bloque, no la decoración) y que mide 5,5 metros de largo. Por otro lado, en las tímidas arquivoltas hay decoración vegetal; No se pretende explicar un hecho concreto, sino representar la majestad toda poderosa con ingredientes que forman parte del texto del Apocalipsis de San Juan.
En la parte alta, con un tamaño superior al resto, aparece la Maiestas, rodeada del tetramorfos, es decir, los signos de los cuatro evangelistas: en la zona superior derecha vemos el águila de San Juan, en la parte inferior derecha vemos el león de San Marcos, en la parte inferior izquierda vemos el toro de San Lucas y en la parte superior izquierda vemos el hombre alado de San Mateo. Además, hay ángeles serafines (llevan seis alas). El resto del espacio está ocupado por los 24 ancianos descritos por San Juan en el texto del Apocalipsis y que aparecen entronizados con copas e instrumentos musicales a partir de tres registros alrededor de Cristo, además de aparecer todos con la cabeza girada mirando hacia Cristo. El relieve da la sensación de ser muy plano, pero realmente es un alto relieve. Cada corona tiene un motivo diferente.
Maiestas Domini. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !38 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Todas las figuras aparecen agitadas, con movimiento a partir de unas formas como de zigzag, contrapposto, líneas que parece que se rompen; en contraposición a la maiestas, por lo que esta mezcla le otorga más visibilidad a la obra. Además, podemos observar restos de policromía, la cual tuvo que tener un papel muy importante. Por otro lado, los rostros no pretendían expresar nada, pero vemos detalles realistas en las coronas, los instrumentos musicales, que contrastan con el interés por la ornamentación.
Los estudiosos han intentado extraer conclusiones del origen iconográfico, en qué se inspiraron los promotores de la obra para decidir hacer lo que vemos ahora. El primero que se interesó fue Émile Mâle, quien insistió mucho en la necesidad de inspiración para la decoración de todas las portaladas en general.
Las tesis de Émile Mâle se basaba, concretamente en referencia a Moissac, en la comparación con una miniatura, una doble página de una versión posterior francesa del siglo XI un beatus debido a la presencia de la maiestas, los símbolos de los tetramorfos, los 24 ancianos con las copas y los instrumentos musicales que recuerdan a una especie de viola… Esta tesis fue muy criticada, aunque no descartada, es decir, es indiscutible que el manuscrito sea un referente, pero que siempre haya sido así no es lo que se cree porque hay muchas fuentes de inspiración, como pinturas murales. Émile Mâle acabó deduciendo, lo que le levó a más críticas, que el mundo de los beatus hispánicos podría haber sido el precedente de la iconografía de esta portalada concreta, pero después se ha demostrado que no son los beatus hispánicos, sino que esta representación de la maiestas con todos los otros complementos tiene un precedente más concreto en el mundo carolingio , donde sí hay ejemplos de pinturas murales y manuscritos en que aparece este tema. Un ejemplo es el Evangelio de Dufay del siglo IX. Por tanto, el mundo de los manuscritos y, como imagen, el precedente más inmediato se encuentra en el siglo IX en el mundo carolingio.
Beatus. 1070.
Fol. 121v — 122.
Biblioteca Nacional de Francia, París, Francia.
Evangelio de Dufay. Siglo IX.
Fol. 179v.
Biblioteca Nacional de Francia, París, Francia.
Si dejamos a un lado el tímpano y nos situamos en el parteluz o mainel y en las jambas vemos que en la jamba izquierda se sitúa el profeta Isaías, mientras que en la jamba derecha está San Pedro, ambos en relieve. Por otro lado, en el parteluz vemos a unos leones que acompañan a San Pablo y Jeremías, por lo que es la representación de los profetas, de los apóstoles soportando la parte superior de la puerta. Los dos apóstoles muestran unas figuras muy alargadas, con los pies que parece que cuelgan. Estas figuras del Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !39 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… parteluz son las más espectaculares, con los leones enredados y que se puede comparar sin duda con algunas iniciales de manuscritos. Vemos que la ropa se fomenta a base de líneas paralelas, pero que son en realidad casi círculos concéntricos para marcan la prominencia de pechos, codos…, por tanto, vemos un antinaturalismo generalizado de esta e s c u l t u r a . Ta m b i é n h a y d e t a l l e s decorativos. Este estilo del maestro de Moissac, más dirigido a un naturalismo creciente, lo veremos en una de las puertas de la Catedral de Chartres. Se cree que los espectadores debían conocer las imágenes de los apóstoles.
Portalada. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Jambas: Profeta Isaías (izquierda) y Apóstol San Pedro (derecha). 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Parteluz: San Pablo (izquierda), los leones enredados (centro) y Profeta Jeremías (derecha). 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Si nos situamos en los laterales del porche, vemos imágenes más pensadas para la lectura del que atraviesa esta puerta, es decir, imágenes dirigidas a la gente y que quieren potenciar el valor y el sentido de la iglesia. En ambos lados vemos arcuaciones con relieves diversos.
Si nos situamos en la zona izquierda, en la parte dirigida al pueblo, en las arcadas, están los dos pecados más condenados y habituales de la Iglesia: la avaricia y la lujuria. De nuevo, vemos el tema del rico Epulón Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !40 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… y el pobre Lázaro. Concretamente en el arco derecho, vemos una figura monstruosa que debía causar miedo y que, entendiéndola, era una gran advertencia. Esta figura está acompañada de otra figura de una mujer prácticamente desnuda, de pelo largo, con serpientes que le muerden los pechos; En la arcada de la izquierda vemos la figura del hombre que es castigado con los diablos, unos que le suben y otros dos en plan amenazador. Además lleva una bolsa colgando al cuello. Es difícil hablar de estilos debido a su desgaste; En la parte superior de los arcos hay dos relieves y un friso superior. En los relieves vemos, a la derecha, La muerte del avaro con la mujer llorando y los demonios a punto de llevarse el alma, mientras que a la izquierda vemos El castigo del avaro en el infierno con figuras monstruosas que le torturan. En el friso vemos el banquete del rico Epulón, con el pobre Lázaro a un lado, estirado a los pies de la mesa, con los perros lamiéndole las llagas, esperando alguna miga.
También vemos a Abraham acogiendo el alma de los salvados.
Lateral izquierdo del porche: detalle del arco izquierdo. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Rocío García Egea Lateral izquierdo del porche. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Lateral izquierdo del porche: detalle del arco derecho. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !41 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII Lateral izquierdo del porche: detalle del relieve izquierdo: El castigo del avaro. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
El mundo del románico (I): arquitectura y… Lateral izquierdo del porche: detalle del relieve derecho: La muerte del avaro. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Lateral izquierdo del porche: detalle del friso.
1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Si nos situamos en la zona derecha vemos una imagen más narrativa, de alma salvada, con escenas que forman parte de la idea de salvación. En los arcos vemos La Anunciación a la izquierda y La Visitación a la derecha. En la parte superior de las arcadas encontramos la Epifanía con los reyes a la izquierda y a la Virgen con el Niño a la derecha. En el friso vemos la Presentación en el templo y la Huída a Egipto, por lo que son escenas del Nuevo Testamento.
Lateral derecho del porche. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !42 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII Lateral derecho del porche: detalle del arco izquierdo: La Anunciación. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
El mundo del románico (I): arquitectura y… Lateral derecho del porche: detalle del arco derecho: La Visitación. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Lateral derecho del porche: detalle de los relieves: Epifanía (izquierda) y la Virgen con el Niño (derecha).
1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Lateral derecho del porche: detalle del friso.
1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !43 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Resumen de la escultura de la portalada. 1115 — 1130.
Iglesia de la Abadía de Moissac, Moissac, Francia.
La historiografía se ha acercado a la decoración de las puertas de forma diferente, por lo que hoy día la aproximación es global, es decir, se trata de, no solo interesarse por cuestiones iconográficas como tal, de hacer un análisis estilístico, sino de hacer un estudio global de las puertas en las que hay que tener en cuenta el contexto en que se hizo la obra, los promotores y el momento en que se da, lo que se ha añadido ahora, la necesidad de acercar al estudioso a estas puertas a partir de mucha información diversa.
Un ejemplo de Juicio Final lo encontramos durante la primera mitad del siglo XII vinculado de forma clara con contextos románicos. Ya antes había sido un tema escogido en época prerománica, en época carolingia, sobre todo en pintura mural, aunque también lo veremos en el interior de las iglesias, incluso en el siglo XI, en los muros occidentales de las iglesias. Tiene una fuente textual muy clara, concretamente en los capítulos 24 y 25 del evangelio de San Mateo. Es un tema que habían utilizado los integrantes de una religión apartada del cristianismo: el maniqueísmo, una religión oriental con origen en los siglos II y III, dualista y que usaban en sus textos y representaciones este tema. Pero, debido a que esta religión fue condenada, en oriente no se representa mucho, mientras que en occidente ya se ve en el siglo XI y su éxito es el siglo XII.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !44 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Cuando aparece en el tímpano vemos a Cristo juez como un Cristo en majestad, por lo que visualmente el impacto es el mismo, pero los Juicios Finales incluyen un sentido más narrativo. Un ejemplo es el tímpano de Saint—Lazare d’Autun con un gran Cristo rodeado de personajes y temas mucho más narrativos, a la vez que, no es solo un incremento del sentido narrativo que vemos en estos juicios, sino que también es un proceso que significa incrementar el aspecto más humano de la divinidad porque se le representa como juez, pero con los signos de su pasión: la cruz, la corona de espinas, los clavos… Estas aportaciones en el Románico nos pueden ayudar a entender que en el Gótico el tema por excelencia de las portaladas sea un Cristo más humano.
En este tímpano vemos unas figuras más estilizadas que las de Moissac, del escultor Hubertus.
Vemos la división entre condenados y elegidos a cada lado de Cristo y la inclusión de la resurrección de los muertos. Concretamente en la zona derecha inferior de Cristo podemos ver a San Miguel pesando las almas (psicostasis); mientras que a la izquierda de Cristo vemos la resurrección y la puerta del cielo con ángeles que conducen las almas hacia el cielo junto con San Pedro, quien tiene la llave del cielo y, a su lado, la Virgen le acompaña. Vemos indicaciones textuales en los perfiles. Por tanto, con este tímpano vemos que los infiernos terroríficos más modernos tienen precedentes ya en el Románico, como el infierno musical del Bosco en el Jardín de las Delicias.
Tímpano de la portalada. Siglo XII.
Saint—Lazare d’Autun, Autun, Francia.
Otro Juicio Final es el de la Santa Fe de Conques con un tímpano esculpido que es todavía más narrativo que el de Autun. El horror vacui es absoluto, pero se da un paso adelante en cuanto a hacer la representación de forma más entendedora al organizar las escenas en registros, lo que anuncia un cambio de tiempo hacia el Gótico; y no hay una jerarquía tan marcada en cuanto a la figura de Cristo juzgador que ocupa todo el espacio, sino que mantiene un cierto protagonismo de forma más humana. Este tímpano es Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !45 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… un de los que mejor define las características de los juicios finales a diferencia de las maiestas. Quedan muchos restos de policromía. Vemos la boca de Leviatán.
Tímpano de la portalada. Siglo XII.
Santa Fe de Conques, Francia.
Una iconografía discutida Hay otras portaladas muy ricas iconográficamente, pero de forma más compleja, como la de la Iglesia de la Magdalena de Vézelay. Esta puerta tiene una temática discutida, pero es una forma original de representación porque, por ejemplo, no vemos una Ascensión, un Juicio Final o una visión atemporal de maiestas, sino que hay otros ingredientes, como apóstoles, pueblos del mundo, gente con diferentes enfermedades, signos del zodíaco… Tímpano de la portalada.
Siglo XII.
Iglesia de la Magdalena de Vézelay, Vézelay, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !46 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… La Puerta de las Platerías es doble, complicada en su iconografía porque incluye lo que tenía en origen (escultura del tímpano y jambas) y, cuando se desmontó la puerta del transepto norte, los relieves se pusieron en la parte alta de ésta. En el tímpano izquierdo están las tentaciones de Cristo y la mujer adultera3. En la puerta derecha hay escenas vinculadas a la tentación de Cristo, como Cristo en la columna, el camino del calvario.., por tanto, escenas que no hemos visto antes, sino que son de un ciclo del Nuevo Testamento y que va más allá de la maiestas. Es un ejemplo, además, de posibles diferentes interpretaciones, de cómo el contexto puede ayudar a entender esta doble puerta. Algunos artículos hablan de que esta puerta estaba delante de donde se hacía justicia pública, por lo que los temas podrían tener algo que ver con ello; o que la decoración no se acabaría de entender si no tenemos presente que en el momento Diego Gelmírez era obispo y tuvo problemas con el pueblo. Por tanto, la iconografía y su interpretación no se puede hacer de forma aislada únicamente, sino que hay que ir más allá para saber a quién iba dirigida, qué entendía la gente… Puerta de las Platerías. Siglo XII.
Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
Tímpano de la puerta izquierda. Siglo XII.
Puerta de las Platerías, Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
3 Volver a la página 27.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !47 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Tímpano de la puerta derecha. Siglo XII.
Puerta de las Platerías, Catedral de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, Galicia, España.
En la puerta de la Catedral de Jaca también hay un tímpano esculpido y más complicado de leer, por lo que la mayor parte del pueblo no la entendía. En el centró está el crismón y a ambos lados un león, uno protegiendo a un hombre y otro sobre un oso y una ave. Por tanto, es complicado interpretarlo, pero gracias a unos textos que están en la basa del tímpano, el crismón y en la parte superior podemos intentar interpretar el significado. Por tanto, vemos otro ejemplo de variedad de propuestas que había y las diferentes interpretaciones de las puertas.
Puerta de la Catedral de Jaca. Siglo XII.
Jaca, Aragón, España.
EL CLAUSTRO HISTORIADO Por un lado veremos la aparición del claustro como tal, pero, a su vez, la incorporación de la escultura en el claustro. Tenemos claustros en recintos monásticos, en colegiatas (edificios o espacios en que viven en comunidad los canónigos de San Agustín) y catedrales. Es un espacio imprescindible en los lugares en que se hace vida en común, no solo se hacen celebraciones litúrgicas, sino donde se vive; no solo sirve para habitarlo, sino también para ordenar y facilitar la circulación de los monjes.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !48 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Precedentes Se ha intentado dar respuesta a cuál es el origen y se cree que los atrios paleocristianos (espacios cerrados a los pies de las iglesias) eran los precedentes, pero los precedentes más claros se encuentran en el ámbito carolingio y en sus monasterios, donde tenemos información escrita sobre la existencia de claustros, los cuales hoy día no quedan. Además, se hacen los dos edictos de Aquistarán en que se intenta ordenar o explicar la vida benedictina, unificarla… y se habla de la existencia de claustros en el interior de los monasterios. Toda esta normativa de Aquistarán en cuanto a la ordenación de la vida monástica la vemos claramente expuesta en un famoso plano: Plano de Saint—Gall (820 — 839), conservado en la biblioteca de San Gall. Es un plano dibujado sobre pergamino y que se ha conservado de forma milagrosa no por conservarlo, sino porque detrás se escribió la vida de San Martín. Representa un modelo ideal de monasterio en que se incluyen todas las dependencia. En una zona céntrica al lado de la iglesia está el claustro: cuadrado, alrededor del cual giran las diferentes dependencias.
Plano de Saint—Gall con el claustro marcado en azul. 820 — 839.
Biblioteca de Saint—Gall, Saint—Gall, Suiza.
También tenemos información de que en Cluny II el abad Odilón hizo construir un claustro con un añadido importante porque los textos dicen que él se encontró un claustro de madera que convirtió en mármol que trajo de Roma. El cambio de material confirma que en periodo carolingio los claustros eran de madera y el cambio se hizo en Cluny II haciendo que perdurasen más tiempo.
CONANT, Kenneth John. Planta de Cluny II.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !49 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Aparición, ordenación y decoración Aparece completo hacía el siglo XII, concretamente hacia el año 110, y comienza a incorporar la escultura. La mayoría son cuadrados, con galerías porticadas que lo rodean, en que los monjes o clérigos hacen diferentes actividades de su vida monástica, de las cuales las más importantes son la lectura (en voz alta) y la meditación, lo que es importante para hacerse preguntas y dar respuesta a la función de los capiteles y relieves, los cuales debían ayudar o distraer a los monjes que circulaban; también son un lugar de circulación para llegar a los diferentes espacios; de distracción, de paseo; cuando hacía buen tiempo, era un lugar para preparar pergaminos, hacer manuscritos, espacio de higiene, barbería…; un lugar con una función litúrgica muy clara que ayuda a entender la temática de los capiteles, como en una de las galerías en que se celebraba una ceremonia litúrgica con mucho simbolismo que consistía en que el abad u obispo hacía una ceremonia litúrgica que consistía en lavar los pies de los monjes o clérigos recordando el hecho evangélico de Jesús lavando los pies a sus discípulos antes de la Pasión. El lugar en que se hacía esto se conoce como Mandatum porque el texto evangélico comienza diciendo mandato ho nobis (éste es el mandato que os doy); también se hacían procesiones; representaciones de teatro religioso en Navidad o Semana Santa que pueden tener que ver con lo representado en los capiteles, como pasa en el Claustro de Santo Domingo de Silos de Burgos de 1100 en que se representaba la escena de las tres María's delante del sepulcro de Cristo, la cual era muy habitual; funeraria porque era un lugar de entierro de personajes relevantes, no cualquiera podía enterrarse en él; Además, una de las normas era que se prohibía que los monjes enfermos se paseasen, mientras que los ancianos sí… lo que aparece en las costumbres de los claustros.
Los claustros con decoración historiada aparecen plenamente en torno al año 1100. El Claustro de San Miguel de Cuixá del siglo XII es muy interesante por varias cosas y parte se conserva en el Museo de los Claustros de Nueva York. Es interesante sobre todo porque los capiteles no tienen escenas religiosas como tal, sino con personajes con rostros que recuerdan a Oriente… Capitel. 1100.
Claustro de San Miguel de Ciuxá, Codalet, Francia.
Abadía de Moissac La iglesia fue sustituida en época gótica y en la entrada tenemos la famosa puerta4 de Moissac que ya hemos visto. Se ha conservado el claustro del año 1100, el cual es cuadrado, con galerías y capiteles. En los claustro en que la construcción fue muy rápida es más fácil encontrar una coherencia iconográfica en los capiteles, pero como a menudo se construían en más de una etapa hace que existan con frecuencia desordenes iconográficos que se justifican por las etapas de construcción, por lo que se habla de un planteamiento iconográfico del conjunto. En Moissac en planteamiento iconográfico del conjunto no existe. Los arcos son apuntados porque se cambiaron en el siglo XIII, pero sin mover nada. Es un claustro original, bien conservado, con un estilo muy unitario, por lo que fue de construcción continuada y rápida.
4 Volver a la página 37.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !50 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII Abadía de Moissac. 1100.
Moissac, Francia.
El mundo del románico (I): arquitectura y… Planimetría de la Abadía de Moissac.
1100.
Moissac, Francia.
En medio de las galerías tenemos un pilar con una figura de bajo relieve, estilizada, con pies que cuelgan, falta de expresividad, distorsionada a cosa hecha, de ladrillo y recubrimiento de mármol.
En los ángulos siempre hay apóstoles que simbolizan el soporte de la Iglesia, la paz en la vida en comunidad. Uno de los personajes es el Abad Durand de Bredon que fue quien comenzó las obras de la iglesia; otra contiene una inscripción que habla del Abad Anquistil en que se menciona la fecha de 1100 y dice que él inició el claustro.
Pilar con dos apóstoles.
1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Pilar del Abad Durand Anquistil e inscripción.
1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
En cuanto a la organización de capiteles, vemos una alternancia de columnas sencillas y columnas dobles que hace que los capiteles sean sencillos o dobles. Se forma por el estragal, la superficie del capitel de una forma troncocónica invertida y encima el cimacio decorado. No se sabe si se trabajaban Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !51 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… antes de ponerlos o una vez puestos. El relieve es bajo y de estilo unitario, con figuras esquemáticas que se mueven en el vacío, es decir, que no hay representación de paisaje ni ambientación, sino que las escenas se sitúan de forma más abstracta. Además, en todas las caras hay una especie de dado o cabecita para remarcar visualmente el centro de cada cara.
Dos ejemplos de capiteles sencillos decorados con motivos que combinan vegetales y cabecitas son estos.
Del primero se cree que la inspiración se encuentra en las iniciales de manuscritos ya que juega con el entrelace de raíces y animales, pero también en mundo animal; mientras que el segundo es religioso. Nuca se repiten temas y muchos llevan inscripciones que sirven para identificar escenas o personajes, como el Capitel de Daniel en la fosa con los leones, lo que nos permite hacernos la pregunta de a quiénes iban dirigidos los capiteles de los claustros. El público de las puertas no era el mismo que el de los claustros, ya que aquí entraban solo monjes en la época, por lo que lo representado iba dirigido a ellos, algunos coherentes como éste de Daniel, pero había otros que no lo eran tanto, como el capitel que es solo decorativo. Meyer Shapiro, quien hizo su tesis doctoral sobre el estilo del claustro, decía que entendían el arte no solo como adoctrinamiento, sino que podía ser apreciado de otra forma más estética. Conocían el Physiologus de la antigüedad en que se hablaba de animales, plantas y que el mundo medieval conoce y copia; y derivado de éste aparecen los bestiarios medievales: manuscritos que fueron muy frecuentes, sobre todo en Inglaterra, y que incluyen animales reales, fantásticos. En todos los capiteles siempre se crean como volutas para marcar los ángulos. Es un estilo muy diferente del estilo de regusto antiquizante de Saint—Sernin de Toulouse.
Capitel religioso. 1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Capitel vegetal. 1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !52 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Capitel de Daniel en la fosa de los leones. 1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Capitel vegetal. 1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Vista de las columnas, capiteles y relieves. 1100.
Abadía de Moissac.
Moissac, Francia.
Abadía de Santo Domingo de Silos (finales XI, XIII) Tuvo una vida previa a la Románica, como Moissac, ya que es un monasterio desde el siglo VII, pero tras la invasión musulmana, la época oscura…, llega la recuperación en el siglo XI. En la época dorada encontramos al Abad Santo Domingo que construye la iglesia ahora desaparecida y sustituida por una posterior; y al Abad Fortunio que fue el gran promotor de la iglesia que sustituyó a la primera iglesia románica del siglo XI e hizo el claustro. En el claustro hay dos niveles, de los cuales el superior se hace en el siglo XIII a imitación del inferior, el cual es el más interesante. Trabaja un primer taller, al cual le sigue un segundo taller que imita al primero de forma más vulgar.
La iglesia de Fortunio es de planta rectangular y con ábside escalonado. En los pilares de ángulo hay relieves fantásticos dedicados en su mayoría a la Pasión de Cristo con relieves muy bajos, líneas abstractas… También hay dobles columnas sin alternancia, como en Moissac, pero hay una gran Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !53 de !59 El mundo del románico (I): arquitectura y… Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII diferencia entre las galerías: algunas columnas están más separadas y se ensanchan en el medio, lo que es un pista para identificar la intervención del primer taller, mientras que el segundo taller hace las columnas totalmente rectas. Dicen que los capiteles del primer taller no tienen escenas religiosas, sino que los protagonistas son los animales, la vegetación, los animales reales o fantásticos luchando, enfrentándose, entrelazados con motivos vegetales… Se ha buscado la fuente de inspiración en telas y marfiles orientales y se cree que podrían haberlo hecho artistas árabes incluso; mientras que el segundo taller hace un conjunto de 5 columnas.
Planimetría de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Exterior de la Abadía de Santo Domingo de Silos.
Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Columnas de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Primer taller: de finales del siglo XI con los capiteles de las galerías este y norte. El claustro se empezaba a construir siempre por la parte más cercana a la iglesia y en la mayor parte de claustros románicos no se encuentran nunca capiteles iguales en unos y en otros. Hay una variedad iconográfica / decorativa de capiteles en el ámbito románico.
Este capitel decorativo recuerda al trabajo de una cesta y se ha hablado de posibles relaciones con modelos islámicos. Es probable que en este taller trabajaran musulmanes que vivían en la Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !54 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… zona cristiana. Se trata de un capiteles doble con la primera parte del tambor inclinada para adaptarse, igual que la parte superior por el cimacio.
Capitel decorativo de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
En el caso del primer taller de Silos, excepto uno dedicado al Apocalipsis y que está estropeado, no hay ningún capitel con decoración cristiana, sino que son de motivos decorativos o aparecen representados animales fantásticos, al contrario que en Moissac, en que había escenas del Antiguo Testamento, del Nuevo Testamento, de Santos… En este capitel de aves enfrentadas, las aves tienen cuellos largos y alas que ocupan todo el capitel, lo que se reproduce en todas las caras. Esto puede pertenecer al Fisiólogo o Bestiarios, aunque, quizás, también a modelos derivados de estas dos fuentes o influencias que tenían los talleres. Las figuras están trabajadas con un relieve muy bajo.
Capitel de aves enfrentadas de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Otro capitel es el de las Arpías o Sirenas, animales fantásticos del Fisiólogo, bestias extrañas de las puertas del infierno. Tienen una connotación negativa clara. Aquí, más que Sirenas son Arpías porque son aves con patas muy marcadas, alas desplegadas, cabeza femenina y de las bocas salen serpientes.
Estas a veces se confunden con sirenas aves. La composición elegida es la misma que la del Capitel de aves enfrentadas.
Capitel de las Arpías o Sirenas de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Otro capitel es el de los leones entre tallos retorcidos. Aparecen con posiciones enfrentadas de los leones combinadas con tallos retorcidos, ya visto en el parteluz de la puerta de Moissac y, frecuentemente, también en el mundo de las Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !55 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… iniciales de los manuscritos. Se puede indicar que existen un conjunto de modelos que influenciaron tanto a la escultura como a la pintura, o en la miniatura, formas decorativas muy queridas en el mundo de las artes figurativas. Pero, a parte de la relación de los manuscritos, se ha dicho que se ha visto influenciado por artistas musulmanes. Llegaron piezas de oriente a occidente que podían influir en el art. En Silos hay una Arqueta árabe de marfil del siglo XI hecha por un taller musulmán en que aparecen animales enfrentados que recuerdan a los capiteles del claustro de Silos.
Capitel de leones entre tallos retorcidos de la Abadía de Santo Domingo de Silos.
Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Arqueta árabe de marfil. Siglo XI.
Museo Provincial de Burgos, Burgos, España.
Segundo taller: del primer cuarto del siglo XII tenemos seis relieves angulares centrados en la Muerte y la Resurrección de Cristo; mientras que de finales del siglo XII tenemos todo el resto de capiteles del claustro inferior. Hay escenas con pilares de ángulo de la vida de Cristo derivado del primer taller, pero seguramente de otro maestro.
Ejemplos de relieves son el capitel de la Ascensión y el del Pentecostés, ambos relieves muy planos y con una disposición muy antinaturalista característica de una parte de la escultura románica.
En la Ascensión los apóstoles están en dos filas teniendo encima la figura de la Virgen y sobre las nubes la cabeza de Cristo. Tienen una posición forzada, con barbas y cabellos medio partidos de manera esquemática.
El Pentecostés representa la bajada del espíritu santo a los apóstoles, por lo que las nubes miran hacia abajo, la disposición cambia. Todas estas escenas están enmarcadas con columnas de capitel corintio y flanqueadas por un arco de medio punto.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !56 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Capitel de la Ascensión de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Capitel del Pentecostés de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Otro capitel es en el que Jesús se aparece a los discípulos de Emaús, en el cual encontramos un expresionismo extraordinario, con Cristo representado como un peregrino, con una barba con simetría absoluta.
Los relieves estaban todos policromados.
Capitel de la aparición de Jesús ante los discípulos de Emaús de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !57 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… Otro capitel es el de las dudas de Santo Tomás, en que aparecen con las piernas cruzadas y San Tomás tocando las llagas de Cristo. Los pies cuelgan y los pliegues de la ropa tienen una caída muy decorativa. En la parte de arriba hay representado como si fuera la muralla de una ciudad con figuras femeninas que tocan instrumentos, pudiendo hacer referencia a alguna representación de drama litúrgico que se hacía en Silos.
Capitel de las dudas de Santo Tomás de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
Otros maestros: el resto de capiteles del claustro bajo y alto de finales del siglo XII — principios del siglo XIII. Es un taller que se inspira en el primer taller, pero es muy inferior en calidad y diferente de estilo. A este taller se le puede identificar porque las columnas son rectas, sin ensanchamiento central, iconografía similar. Se puede ver un relieve más pronunciado, un sentido de la simetría y la composición alejado de lo visto anteriormente.
Se pueden ver animales fantásticos alados que tienen la intención de generar una composición simétrica, pero el resultado se aleja. Juegan con las alas que toman toda la superficie, cabezas enfrentadas o sirenas o arpías con un relieve sutil, pero no tienen las características anteriores.
En este capitel vemos Sirenas—aves claramente que representan la tentación.
Capitel de Sirenas—aves de la Abadía de Santo Domingo de Silos. Finales del siglo XI — XIII.
Burgos, España.
En relación al Claustro de Silos, hay una polémica del Claustro de Mas del Vent de Palamós en cuanto a si es o no románico, pudiendo ser de la Catedral de Salamanca los capiteles, pero lo que sí que está claro es que la mayoría derivan en estilo de los capiteles del Claustro de Silos.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !58 de !59 Románico y Gótico: el arte de los siglos XII y XIII El mundo del románico (I): arquitectura y… La decoración de los capiteles de los claustros Predominan las escenas de tipo religioso, donde hay palabras que sirven para ayudar a identificar los personajes. No hay demasiados discusiones alrededor de la finalidad de los capiteles, capiteles en los que los monjes pueden recordar escenas religiosas, capiteles que ayudan al monje a concentrarse en la meditación, para la decoración lógica de los claustros.
También hay capiteles estrictamente decorativos, de motivos vegetales o con la forma de cesto.
También existe el interés de hacer cosas bonitas, interés de dar y de hacer sentir unos valores estéticos a la hora de conservar y observar estas obras.
También hay capiteles donde hay animales fantásticos o animales normales representados.
Probablemente muchos de estos capiteles no tenían otra función que no fuese la decorativa, siendo un elemento de adorno del claustro importante, al igual que podía ser el de la cesta. Hay animales representados que son negativos, como sale en los Bestiarios, y hay que mirar si hay una lectura genérica, pero sin ir mucho más allá. O simplemente porque tienen que decorar muchos capiteles y se necesitan decorar muchos. Podían tener también escenas de advertencia en contra de las tentaciones.
Un ejemplo son los modillones decorados, los cuales están fuera de la visión del espectador, donde hay cosas curiosas, como cabezas normales, figuras monstruosas, escenas eróticas en lo alto de la iglesia.
Ya lo muestra Yarza en su artículo diciendo que tienen un sentido lúdico con detalles que pueden recordar a la magia o a la religiosidad desviada. Este era un mundo que vivía junto a la religión oficial.
Reducir la escultura románica a la biblia de los iletrados es reducir las posibilidades y finalidades de la escultura.
Rocío García Egea Universidad de Barcelona 2017 — 2018 Página !59 de !59 ...

Comprar Previsualizar