TEMA 10 - Los recursos contra las resoluciones judiciales (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Actividad de las Administraciones
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 30/03/2015
Descargas 22
Subido por

Vista previa del texto

Actividad de las Administraciones TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
TEMA 10: Los recursos contra las resoluciones judiciales. El recurso de casación 1.
RECURSO DE SÚPLICA: La súplica es un recurso que se interpone ante y se resuelve por el mismo órgano jurisdiccional en relación con determinadas resoluciones interlocutorias del mismo. Se interpone contra providencias (ordenación procedimiento) y autos (resolución cuestiones incidentales).
1) Son susceptibles de este recurso las providencias y los autos no susceptibles de apelación o casación (art. 79.1 LJCA).
Se encuentran excluidos de este tipo de recurso los autos que resuelvan los recursos de súplica, los de aclaración y las solicitudes de revisión de diligencias de ordenación (art. 79.2 LJCA).
2) El recurso debe interponerse en el plazo de cinco días a contar desde el siguiente al de la notificación de la resolución impugnada (art. 79.3 LJCA). Este recurso carece de efecto suspensivo, salvo que el órgano jurisdiccional, de oficio o a instancia de parte, acuerde lo contrario.
3) El procedimiento del recurso es absolutamente simple: del escrito de recurso debe darse traslado a las demás partes, por término común de tres días, a fin de que puedan oponerse al mismo si lo estiman conveniente; transcurrido dicho plazo, el órgano jurisdiccional resolverá por auto dentro del tercer día.
2.
RECURSO DE APELACIÓN (arts. 80 y ss. LJCA): Si el recurso de súplica se asemeja al administrativo de reposición, el de apelación, por así decir, es equivalente al de alzada al corresponder el conocimiento de este recurso al órgano jurisdiccional superior del que lo dictó.
Un órgano emite una sentencia y el tribunal de apelación (órgano superior) puede revisar. En consecuencia, este recurso ha de ser ventilado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de la CCAA o por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional cuando se trate de una sentencia que proceda de una Sala Nacional.
Este recurso de dirige contra sentencias de los juzgados de lo contencioso (tanto provinciales como centrales).
Permite al tribunal que ha de resolverlo la revisión completa tanto lo actuado como lo decidido por el órgano inferior que dictó la resolución. Se trata de un recurso plenario, en el que el órgano ad quem (el Tribunal que lo resuelve) puede reconsiderar la totalidad del fondo del asunto sin limitación de motivos ni de elementos probatorios.
En términos generales, puede decirse que son susceptibles de recurso de apelación determinados autos y sentencias dictados por los órganos unipersonales de la jurisdicción (Juzgados y Juzgados Centrales). Las sentencias de los Juzgados de lo Contencioso-administrativo y de los Juzgados Centrales de lo Contencioso-administrativo serán susceptibles de recurso de apelación, salvo que se hubieran dictado en los 1   Actividad de las Administraciones TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
asuntos siguientes: Aquellos cuya cuantía no exceda de 30.000 euros; o se trate de una sentencia de materia electoral en que no cabe apelación ni revisión (art. 81.1 LJCA). En esos casos, se resuelve en única instancia.
En todo caso, siempre son admisibles para recurso de apelación las sentencias que: a) Declaren la inadmisibilidad del recurso.
b) En procedimiento para la protección de los derechos fundamentales de la persona.
c) Resuelvan litigios entre Administraciones.
d) Resuelvan impugnaciones indirectas de disposiciones generales.
Son también apelables los autos dictados por los mismos órganos unipersonales, pero no con carácter general, sino sólo en los supuestos mencionados en el art. 80 LJCA: i.
Los relativos a medidas cautelares o ejecución de sentencias.
ii.
Los que declaren la inadmisión del recurso contencioso o hagan imposible su continuación.
iii.
Los de autorización de entrada en domicilios.
iv.
Los de extensión a terceros de los efectos de las sentencias firmes.
LEGITIMACIÓN Y EFECTOS: Están legitimados para interponer el recurso de apelación quienes hubieran sido parte en el proceso o procedimiento en el que hubiera recaído la resolución apelada.
Como regla general, el recurso de apelación contra las sentencias es admisible en ambos efectos: Devolutivo y Suspensivo de la eficacia de la sentencia. El efecto suspensivo se refiere a cuando se suspende la eficacia y ejecución de la sentencia objeto de impugnación. Y el devolutivo cuando el asunto pasa a ser conocido por aquél que dictó la sentencia objeto de impugnación. En la apelación de los autos, en cambio, es un solo efecto: Suspensivo.
El efecto suspensivo que posee el recurso de apelación contra sentencias no impide, sin embargo, la ejecución provisional de la sentencia recurrida (art. 84 LJCA). La parte que ha salido beneficiada por la sentencia, no obstante haberse presentado el recurso de apelación, puede solicitar la ejecución provisional aunque con ciertas cautelas y previa audiencia de las restantes partes por plazo de tres días. Esta ejecución sirve y tiene su motivo para evitar que la tramitación y duración del procedimiento afecte aun más los daños causados por el fallo y ejecución de la sentencia impugnada. Permite al tribunal administrar los efectos del recurso con la finalidad de evitar que aquél que ha obtenido los beneficios de la sentencia no tenga que sufrir los prejuicios del procedimiento tras demorarse muchos meses. Cuando de la ejecución provisional pudieran derivarse perjuicios de cualquier naturaleza, el Juzgado podrá acordar las medidas adecuadas para evitar o paliar dichos perjuicios.
2   Actividad de las Administraciones TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
PROCEDIMIENTO DE TRAMITACIÓN DEL RECURSO (art. 85 LJCA): El trámite del recurso de apelación se desarrolla en dos fases, que tienen lugar, respectivamente ante el Juzgado autor de la resolución apelada y ante la Sala del TSJ.
1) Interposición del recurso ante el Juzgado que hubiere dictado la sentencia que se apele, dentro de los quince días siguientes al de su notificación, mediante escrito razonado que deberá contenerlas alegaciones en que se fundamente el recurso.
2) El Secretario judicial dictará resolución admitiendo el recurso y dará traslado del mismo a las demás partes para que, en el plazo común de quince días, puedan formalizar su oposición.
3) El Juzgado elevará los autos y el expediente administrativo, en unión de los escritos presentados, ordenándose el emplazamiento de las partes para su comparecencia en el plazo de treinta días ante la Sala de lo Contencioso administrativo competente, que resolverá.
4) La Sala dictará resolución previa sobre las cuestiones relativas a la admisión del recurso y a la celebración de la prueba, si hubieran sido planteadas por las partes.
Las partes, en los escritos de interposición y de oposición al recurso, podrán solicitar que se celebre vista, que se presenten conclusiones o que el pleito sea declarado concluso, sin más trámites, para sentencia.
La Sala dictará sentencia en el plazo de diez días desde la declaración de que el pleito está concluso para sentencia.
La sentencia confirmará o revocará la resolución impugnada; y, en el caso de que la sentencia impugnada hubiere declarado la inadmisibilidad del recurso contencioso, resolverá al mismo tiempo sobre el fondo del asunto (art.
85.10 LJCA).
3.
RECURSO DE CASACIÓN: Al igual que ocurre con el recurso de apelación, el de casación procede tanto contra sentencias como contra autos.
Es un recurso extraordinario que tiene inicialmente la finalidad más que satisfacer el derecho de la tutela judicial efectiva, garantizar la legalidad en lo que a la actuación del tribunal recurrido se refiere. Este hecho se presencia en los motivos por los que puede presentarse el recurso de casación donde se muestran sólo aquellos que son necesarios para proteger la legalidad. Los motivos están basados y con una finalidad básicamente centrada en la preservación y la garantía de la legalidad misma.
El problema es que el recurso de casación no sólo es extraordinario sino que la interpretación del Tribunal Supremo de los motivos de admisión hace que sea aun más extraordinario. No es una segunda instancia, no hay una revisión completa de lo decidido por el tribunal, sino una revisión parcial y basada exclusivamente en la garantía de la aplicación de la ley. El recurso de casación plantea la ausencia de garantías de la doble instancia, el 3   Actividad de las Administraciones TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
hecho que no esté garantizado que todas las actuaciones de un órgano puedan ser revisados por un superior, hace que la casación no encaje en lo que se había previsto para ella.
El resultado es que la institución del Recurso de Casación en nuestros países es bastante confusa y da lugar a un arbitrarismo por parte del Tribunal Supremo.
RESOLUCIONES RECURRIBLES POR CASACIÓN: La determinación de las sentencias recurribles en casación se hace por el complicado sistema de regla general, excepciones y salvedades a estas excepciones: Con carácter general, son recurribles en casación: 1.
Sentencias dictadas en única instancia por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional y por las Salas de de lo Contencioso-Administrativo los TSJ (art. 86 LJCA); No cabe casación por sentencias de estas salas por recursos de apelación. También cabe casación contra ciertos autos de tales Salas (art. 87 LJCA).
2.
Con exclusión de las Sentencias: art. 86.2 LJCA; en particular cabe casación cuando: – La cuantía sea igual o superior a 600.000 €, en una cuantía inferior no cabrá casación.
– El recurso se funde en infracción de normas de Derecho estatal o comunitario europeo que sea relevante y determinante del fallo recurrido, siempre que hubieran sido invocadas oportunamente en el proceso o consideradas por la Sala sentenciadora.
• En todo caso cabe recurso de casación contra las sentencias de la Audiencia Nacional y de los Tribunales Superiores de Justicia que declaren nula o conforme a Derecho una disposición de carácter general.
MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN (art. 88.1 LJCA): El recurso de casación sólo puede fundarse en los motivos expuestos en el art. 88 LJCA, no pueden alegarse otros, la internalización de esos motivos es compleja.
a) Abuso, exceso o defecto en el ejercicio de la jurisdicción. Relativo a la potestad jurisdiccional ejercida por el Tribunal; el Tribunal Supremo reiteradamente ha declarado que el abuso, defecto o exceso en el ejercicio de la jurisdicción, concurre, bien, cuando el Tribunal de Instancia conoce de un asunto que corresponde a otro orden jurisdiccional (la Sala dictó sentencia en un asunto no contencioso), o bien, cuando deja de conocer en un asunto para el que tiene atribuida la competencia.
b) Incompetencia o inadecuación del procedimiento seguido (se deciden cuestiones a través de procedimientos distintos de los previstos para el caso concreto en el ordenamiento procesal contencioso-administrativo). La Sala que ha dictado una sentencia no es la sala que tiene la competencia territorial para resolver ese caso o el procedimiento seguido por la sala no se ajusta a la legislación procesal por ese tipo de recurso.
c) Quebrantamiento de las formas esenciales del juicio por infracción de las normas reguladoras de la 4   Actividad de las Administraciones TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
sentencia o de las que rigen los actos y garantías procesales, siempre que, en este último caso, se haya producido indefensión para la parte. Dentro del procedimiento hay una serie de trámites procesales que son sumamente importantes. Si incurre alguna infracción que incurre en alguno de estos trámites nos encontraríamos en este caso.
d) Infracción de las normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia que fueran aplicables para resolver las cuestiones objeto de debate. Las infracciones que afectan a la sentencia son singularmente graves porque el ciudadano queda en indefensión.
INTEGRACIÓN DE HECHOS: La finalidad de la casación es preservar la legalidad, los hechos, por tanto, no entran en el ámbito del recurso de casación. En la casación, estrictamente, no se pueden alegar de ninguna manera los hechos porque la única realidad que existe es la legalidad. Existe, pero, revisión casacional de la prueba.
La singularidad de la casación en relación con los hechos se refiere a algo que la LJCA dice de modo implícito: en concreto, que en ella no puede revisarse la correlación del relato de hechos sentenciado por el Tribunal de Instancia.
Esta limitación plantea, sin embargo, el problema de que el Tribunal autor de la resolución recurrida hubiera excluido arbitrariamente del relato de hechos circunstancias básicas para la decisión del litigio; en tal caso, el Tribunal Supremo puede valorar esta circunstancia y sumar tales hechos al relato en base al cual se decide el asunto.
Los hechos pueden entrar en el ámbito de la casación cuando el recurso se funde en el motivo previsto en el la letra d) del apartado 1 del art. 88 de la LJCA, “El recurso de casación habrá de fundarse en alguno o algunos de los siguientes motivos[…] d) Infracción de las normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia que fueran aplicables para resolver las cuestiones objeto de debate.” El Tribunal Supremo podrá integrar en los hechos admitidos como probados por el Tribunal de instancia aquellos que, habiendo sido omitidos por éste, estén suficientemente justificados según las actuaciones y cuya toma en consideración resulte necesaria para apreciar la infracción alegada de las normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia, incluso la desviación de poder (art. 88.3 LJCA).
En la casación cabe, pues, una apreciación o cognitio (limitada) de los hechos.
TRAMITACIÓN DEL RECURSO: Actuaciones ante el Tribunal a quo, ante el Tribunal de Instancia.
El recurso de casación se inicia mediante un escrito de contenido meramente formal, denominado escrito de preparación; este escrito: 5   Actividad de las Administraciones • TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
Deberá presentarse ante la Sala que hubiere dictado la resolución recurrida en el plazo de 10 días, contados desde el siguiente a la notificación de aquélla.
• Deberá manifestar la intención de interponer el recurso, con sucinta exposición de la concurrencia de los requisitos de forma exigidos (art 89.1 LJCA). Es un escrito muy simple, que dura aproximadamente una página.
Presentado el escrito de preparación, el Tribunal a quo lo admitirá inicialmente, emplazando a las partes para que comparezcan ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.
La resolución del Tribunal a quo puede ser doble: i) Admitir el recurso, decisión que no es recurrible, pero que no impide a las partes no recurrentes oponerse a su admisión manifestándolo en el acto de comparecencia ante el Tribunal Supremo.
ii) No admitir el recurso que se hará mediante auto motivado; contra el mismo, la parte podrá interponer recurso de queja ante el Tribunal Supremo.
El Tribunal a quo también puede proceder, a instancia de la parte favorecida, a la ejecución provisional de la sentencia recurrida en casación, durante todo el trámite de este recurso.
Actuaciones ante el Tribunal Supremo.
I.
Dentro del plazo de treinta días las partes recurrentes tienen que comparecer ante el Tribunal Supremo alegando, con un escrito sobre el fondo del asunto. Se realizará la personación y formulación del escrito de interposición “en el que se expresará razonadamente el motivo o motivos en que se ampare, citando las normas o la jurisprudencia que considere infringidas” (art. 92.1 LJCA). Si no se hiciere, el recurso se declarará desierto (esto es, por no interpuesto).
Interpuesto ya el recurso en la forma indicada, II.
El escrito de interposición debe superar el trámite de admisión del recurso.
La inadmisión puede declararse por el Tribunal Supremo, previa audiencia de las partes durante 10 días, si concurriere alguna de las siguientes circunstancias: a.
Ausencia de los requisitos formales precisos para la interposición del recurso, o hallarse la resolución recurrida entre las que son insusceptibles de recurso de casación.
b.
Que los motivos invocados en el escrito no son los que han de fundar necesariamente el recurso, que no se citan las normas o jurisprudencia infringidas, o si las citas hechas no guardan relación alguna con las cuestiones debatidas.
c.
Que se hubieren desestimado en el fondo otros recursos sustancialmente iguales.
d.
El recurso careciera manifiestamente de fundamento.
6   Actividad de las Administraciones e.
TEMA 10 – Los recursos contra las resoluciones judiciales.
Que el recurso estuviese fundado en el motivo de infracción de las normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia y se apreciase que el asunto carece de interés casacional.
III.
Una vez superado el trámite se da paso a que se pueda ejercer la oposición. Admitido el recurso, se dará traslado del escrito de interposición a las partes recurridas para que formalicen por escrito su oposición en el plazo formal de 30 días.
Presentado este escrito o transcurrido el plazo citado, la Sala señalará día y hora para la celebración de la vista (si lo piden todas las partes o la Sala lo estima necesario, atendida la índole del asunto) o declarará que el pleito está concluso para sentencia.
Realizados estos trámites, la Sala dictará sentencia dentro de los 10 días siguientes.
• La sentencia que resuelva el recurso de casación podrá declarar su inadmisibilidad y desestimarlo, si entendiera que no concurren las infracciones legales alegadas.
• El artículo 95.2 LJCA dispone: “Si se estimare el recurso por todos o alguno de los motivos aducidos, la Sala, en una sola sentencia, casando la recurrida, resolverá conforme a Derecho, teniendo en cuenta lo siguiente: a) De estimarse por el motivo del artículo 88.1.a), se anulará la sentencia o resolución recurrida, indicándose el concreto orden jurisdiccional que se estima competente o se resolverá el asunto, según corresponda.
b) De estimarse por el motivo del artículo 88.1.b), se remitirán las actuaciones al órgano jurisdiccional competente para que resuelva, o se repondrán al estado y momento exigidos por el procedimiento adecuado para la sustanciación de las mismas, salvo que, por la aplicación de sus normas específicas, dicho procedimiento adecuado no pueda seguirse.
c) De estimarse la existencia de las infracciones procesales mencionadas en el motivo del artículo 88.1.c), se mandarán reponer las actuaciones al estado y momento en que se hubiera incurrido en la falta, salvo si la infracción consistiera en vulneración de las normas reguladoras de la sentencia, en cuyo caso se estará a lo dispuesto en la siguiente letra d).
d) En los demás casos, la Sala resolverá lo que corresponda dentro de los términos en que apareciera planteado el debate.
7   ...