Tema 4 - Los tributos: concepto, naturaleza y clases. Las tasas. Las contribuciones especiales. Los impuestos: clases. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Fiscal I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 8
Subido por

Vista previa del texto

Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Lección IV. Los tributos.
Concepto y naturaleza del tributo.
Como se ha dicho en el tema anterior (véase supra, tema II) los tributos son una clase de ingresos públicos, y de hecho, constituyen la principal fuente de ingresos de Derecho público. El concepto de tributo lo encontramos en la Ley General Tributaria, cuyo artículo 2 los define como “los ingresos públicos que consisten en prestaciones pecuniarias exigidas por una Administración pública como consecuencia de la realización del supuesto de hecho al que la ley vincula el deber de contribuir, con el fin primordial de obtener ingresos para el sostenimiento de los gastos públicos.”.
La doctrina ha criticado el art. 2 de la Ley General Tributaria por no decir expresamente que los tributos gravan manifestaciones de la capacidad económica, si bien el apartado 2.c del mismo artículo lo especifica para el caso de los impuestos.
! Además de ser ingresos públicos que perciben las Administraciones Públicas para financiar sus fines, los tributos tienen otra función, de acuerdo con el 2º párrafo del mismo artículo y el artículo 31 de la Constitución, pues también son instrumentos de la política económica y se utilizan para el cumplimiento de los fines y principios que recoge la Constitución. De esta forma lo dice el artículo 2.1 de la LGT: “Los tributos, además de ser medios para obtener los recursos necesarios para el sostenimiento de los gastos públicos, podrán servir como instrumentos de la política económica general y atender a la realización de los principios y fines contenidos en la Constitución.” ! Clasificación de los tributos.
De acuerdo con la Ley General Tributaria “los tributos, cualquiera que sea su denominación se clasifican en tasas, contribuciones especiales e impuestos”6.
El mismo artículo prosigue definiendo cada clase de tributo: “a) Tasas son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público, la prestación o la realización de actividades en régimen de derecho público que se refieran, afecten o beneficien de modo particular al obligado tributario, cuando los servicios o actividades no sean de solicitud o recepción voluntaria para los obligados tributarios o no se presten o realicen por el sector privado.
6 Art. 2.2 LGT — !20 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I b) Contribuciones especiales son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la obtención por el obligado tributario de un beneficio o de un aumento de valor de sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos.
c) Impuestos son los tributos exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible está constituido por negocios, actos o hechos que ponen de manifiesto la capacidad económica del contribuyente.” Además, dentro de la clasificación de los tributos, atendiendo a la especial importancia que tienen los impuestos, podemos destacar sus notorias características; pues en primer lugar el hecho imponible grava manifestaciones de la capacidad económica del contribuyente; y en segundo lugar tienen una pérdida del signo de procedencia: los impuestos, a diferencia de las otras dos clases de tributos no tienen un destino directo claro.
! El hecho imponible.
El hecho imponible, es, según el artículo 20 de la Ley General Tributaria, “el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal.”. La realización del hecho imponible, entonces, (que es a lo que se refiere el art. 2.1 de la LGT cuando dice “el supuesto de hecho”) origina la obligación tributaria principal, que es el pago de la cuota tributaria y adicionalmente puede dar lugar al pago de otras prestaciones accesorias como la obligación de satisfacer el interés de demora y los recargos (véase infra Tema IX).
! Clasificación de los impuestos.
Los impuestos pueden clasificarse de varias maneras en función de varios criterios. En primer lugar, podemos clasificarlos en función del ente que los perciba; y de acuerdo con esta clasificación distinguimos entre impuestos estatales, impuestos autonómicos e impuestos municipales. Cabe decir que las Comunidades Autónomas sólo pueden establecer tributos cuyo hecho imponible no esté gravado por otro del Estado (art. 6.1 de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas).
! También pueden clasificarse los impuestos en función de si son objetivos o subjetivos, directos o indirectos, periódicos o instantáneos, etc. (Ver Lección IV de MARTÍN QUERALT — !21 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I J., LOZANO SERRANO, C., TEJERIZO LÓPEZ, J.M.
Y CASADO OLLERO, GABRIEL: Curso de Derecho Financiero y Tributario ; 24ª edición. Tecnos. Madrid: 2013.)
 — !22 — ...