Tema 10. Los títulos valores. La letra de cambio y el Cheque (2010)

Apunte Español
Universidad Instituto Químico de Sarriá (IQS)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Derecho de Empresa
Año del apunte 2010
Páginas 11
Fecha de subida 19/05/2014
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

    Tema  10.  Los  títulos  valores:  la  letra  de  cambio,  el  cheque  y  el  pagaré.     1. Los  títulos  valores:     Son   documentos   que   incorporan   un   derecho   valor,   literal   y   autónomo,   que   se   menciona   en   él   y   cuyo   ejercicio  y  transmisión  están  condicionados  a  la  posesión  del  documento.   Pueden   cumplir   diversas   funciones   pero   con   un   objetivo   común:   dar   facilidad   y   seguridad   en   la   transmisión  de  derechos  en  el  tráfico  mercantil.     Características:   − Incorporación  del  derecho  al  título:  el  derecho  está  incorporado  en  el  documento  y  el  documento  sólo   tiene  razón  de  existir  si  existe  el  derecho.  (derecho  al  cobro).   − Legitimación   por   posesión:   el   tenedor   del   título   podrá   ejecutar/solicitar   que   se   cumplan   las   obligaciones  que  hay  en  el  documento.  La  posesión  del  documento  es  la  condición  mínima,  aunque  no   siempre  suficiente,  para  ejecutar  el  derecho.   − Literalidad  o  literosuficiencia  del  derecho  incorporado:  la  naturaleza,  ámbito  y  contenido  del  derecho   se  delimitan  exclusivamente  por  la  letra  del  título  valor,  es  decir,  lo  que  está  inscrito  en  el  documento,  y   sólo  eso,  es  lo  que  deben  cumplir  las  personas  implicadas.   − Autonomía   del   derecho   incorporado:   cada   vez   que   se   transmite   el   título,   el   nuevo   adquiriente   lo   adquiere  como  un  nuevo  derecho,  como  si  fuera  su  primer  poseedor  (adquisición  originaria).  De  esta   manera,  se  rompe  la  norma  de  que  nadie  puede  transmitir  más  derecho  que  el  que  tiene.     2. Derecho  causal  y  derecho  cambiario:     Hay  dos  tipos  de  derecho  en  un  título  valor,  existe  una  dualidad  de  derechos:   − Derecho   causal   o   subyacente:   es   el   que   se   incorpora   al   título   valor.   Procede   del   negocio   causal   o   subyacente   y   es   anterior   al   título   valor.   Es   aquel   negocio   primero   que   queda   incorporado.   Por   ejemplo,   cuando  ha  habido  una  operación  mercantil  y  para  pagar  se  entrega  un  cheque,  por  lo  que   el  negocio   que  hay  detrás  ha  causado  el  derecho.  Sin  negocio  no  hay  título,  no  tiene  razón  de  ser  que  me  des  un   cheque  sin  un  servicio  a  cambio.   − Derecho   cambiario   o   cartáceo:   es   el   que   queda   incorporado   al   título   valor.   Es   un   derecho   distinto   y   tiene   vida   independiente.   Después   del   negocio,   el   título   adquiere   una   vida   propia   y   se   desarrolla   independientemente,  tiene  regulación  propia.     3. La  letra  de  cambio:     Es   una   orden   de   pago:   el   librador   dice   al   librado   que   pague   una   determinada   cantidad   de   dinero   en   una   fecha  determinada,  a  un  tercero  o  a  él  mismo.     − Librador  es  el  que  emite/envía  la  carta.  El  que  la  firma.   − Librado  es  el  destinatario  de  la  carta.  El  que  la  recibe.   − Tenedor  o  tomador  es  el  beneficiario  de  la  letra  de  cambio  (a  la  orden  de).     Históricamente,   se   utilizaba   para   viajar   sin   llevar   dinero,   por   lo   que   actualmente   no   tiene   tanta   utilidad   gracias  a  la  mejora  tecnológica.     4. El  cheque:     1     Es  un  mandato  de  pago  incorporado  a  un  título  valor  que  permite  al  librador  cuentacorrentista  (tiene  una   cuenta   corriente   abierta   en   un   banco)   retirar   en   su   provecho   o   en   el   de   un   tercero   todos   o   parte   de   los   fondos  que  tiene  disponibles  en  poder  del  librado  (Banco  o  entidad  de  crédito).     Cumple  una  función  económica:  servir  de  medio  de  pago  (y  no  obtienes  financiación  porque  no  hay  fecha   de  vencimiento).   El  tomador  puede  ingresarlo  (endosándolo).   Los  Bancos  liquidan  entre  sí  por  compensación,  lo  que  permite  realizar  los  pagos  sin  usar  la  moneda.     Relaciones  jurídicas:   − Librador-­‐librado  >  el  librador  ha  hecho  la  provisión  de  fondos  (ingreso  en  el  Banco).   − Librador-­‐tomador  >  el  librador  paga  al  tomador  mediante  el  cheque.   − Librado-­‐tomador  >  el  tomador  exige  el  pago  al  librado  (prestación  o  compensación).     5. El  pagaré:     Es  un  título  por  el  que  la  persona,  denominada  firmante,  se  obliga  a  pagar  a  otra  (tenedor)  a  su  orden,  una   determinada  cantidad  en  una  fecha  y  lugar  también  determinados.     A  diferencia  del  cheque  y  la  letra  de  cambio,  el  pagaré  no  es  una  orden  de  pago  dada  a  un  tercero,  sino  que   es  una  promesa  de  pago  hecha  por  el  firmante,  que  queda  directa  y  personalmente  obligado.     6. Requisitos  formales  de  los  títulos  valores:       LETRA   Denominación   Inserta  en  el  propio   texto  del  documento   (que  ponga  que  es  una   letra  de  cambio).   Mandato   Puro  y  simple  de  pagar   una  suma  determinada   (lo  dice/ordena  el   librador  en  imperativo:   “páguese  a…”).   Nombre  de  la  persona   que  ha  de  pagar   Nombre  del  librado,  el   que  emite  la  carta.   Fecha/momento  en  que   Vencimiento   se  podrá  exigir  el   documento.   Tiene  que  estar  el   Lugar  en  que  se  ha  de   domicilio/país/…  donde   efectuar  el  pago   se  debe  realizar  el  pago.   Tenedor,  nombre  de  la   Nombre  de  la  persona  a   persona  a  quien  se  ha  de   quien  se  ha  de  pagar   hacer  el  pago  o  a  cuya   orden  se  ha  de  efectuar.   Desde  dónde  y  cuándo   Fecha  y  lugar   se  libra/envía  la  letra.   CHEQUE   Inserta  en  el  texto  del   mismo  título  y   expresada  en  el  idioma   empleado  para  la   redacción  de  dicho   título.   Puro  y  simple  de  pagar   una  suma  determinada   en  euros  o  en  moneda   extranjera  convertible   admitida  a  cotización   oficial.   Nombre  del  librado,  que   siempre  es  un  Banco   No  hay  fecha  de   vencimiento,  porque   nace  vencido.   Lugar  de  pago.   No  hay  tenedor,  puede   ser  al  portador   Fecha/lugar  de  emisión   del  cheque.   PAGARÉ   Inserta  en  el  texto  del   mismo  título.   No  es  un  mandato  de   pago,  es  una  promesa   de  pago:  la  promesa   pura  y  simple  de  pagar   una  cantidad   determinada.   Persona  que  emite  el   pagaré.   La  indicación  del   vencimiento.   El  lugar  en  el  que  ha  de   realizarse  el  pago.   El  nombre  de  la  persona   a  quien  se  ha  de  hacer  el   pago  o  a  cuya  orden  se   ha  de  efectuar.   La  fecha  y  el  lugar  en   que  se  firma  el  pagaré.   2     Firma  del  librador   Firma  del  que  emite  la   carta,  el  librador.   Firma  del  librador,  el   que  expide  el  cheque.   La  firma  del  que  emite  el   título,  denominado   firmante  (=librador).       7. Otra  información  de  los  Requisitos  formales  de  la  letra  de  cambio:     La  forma  de  la  letra  de  cambio  es  esencial.   La   ausencia   de   algún   requisito   formal   implica   que   la   letra   de   cambio   deje   de   considerarse   como   tal,   pasando  a  ser  un  compromiso  de  pago  al  que  pueden  oponerse  cualquier  tipo  de  excepciones  (pierde  su   fuerza  ejecutiva).   Si  en  la  letra  de  cambio  figuran  más   menciones  que  las  citadas  en  el  punto  6,  las  añadidas   tendrán  carácter   facultativo,  pero  si  falta  alguno  de  los  datos  señalados,  entonces  no  se  considerará  letra  de  cambio.     Excepciones  a  los  requisitos:   − La  letra  cuyo  vencimiento  no  esté  expresado  se  considerará  pagadera  a  la  vista  (en  el  momento  en  que   lo  piden,  se  paga).   − A   falta   de   indicación   especial,   el   lugar   destinado   junto   al   nombre   del   librado   se   considerará   como   el   lugar   de   pago   y,   al   mismo   tiempo,   como   lugar   del   domicilio   del   librado.   Es   decir,   si   no   hay   lugar   de   pago,  el  domicilio  puesto  al  lado  del  librador  será  donde  se  debe  efectuar  el  pago.   − La  letra  de  cambio  que  no  indique  el  lugar  de  emisión  se  considerará  librada  en  el  lugar  designado  junto   al   nombre   del   librador.   Es   decir,   si     no   hay   fecha   de   emisión,   se   considerará   librada   en   el   lugar   del   librador.     Importes  contradictorios:   − Cuando  en  una  letra  de  cambio  figure  escrito  el  importe  de  la  misma  en  letra  y  en  números,  será  válida   la  cantidad  escrita  en  letra,  en  caso  de  que  sean  diferentes.   − La   letra   de   cambio   cuyo   importe   esté   escrito   varias   veces   por   suma   diferente,   ya   sea   en   letra   o   en   números,  será  válida  por  la  cantidad  menor.     8. Otra  información  de  los  Requisitos  formales  del  cheque:     El   cheque   que   carezca   de   alguno   de   los   requisitos   del   punto   6,   no   se   considerará   cheque,   salvo   algunas   excepciones  en  lo  que  hace  referencia  al  lugar  de  pago  y  emisión,  de  escaso  interés  práctico.     9. Otra  información  de  los  Requisitos  formales  del  pagaré:     Pérdida  de  valor  como  título  cambiario  por  falta  de  los  requisitos  formales  del  punto  6,  salvo:   − El  pagaré  cuyo  vencimiento  no  esté  indicado  se  considerará  pagadero  a  la  vista.   − A   falta   de   indicación   especial,   el   lugar   de   emisión   se   considerará   como   lugar   de   pago   y   domicilio   del   firmante.   − El   pagaré   que   no   indique   el   lugar   de   emisión   se   considerará   firmado   en   el   lugar   que   figure   junto   al   nombre  del  firmante.      La  letra  de  cambio:         10. La  obligación  cambiaria:  librado  y  librador:     − − Nadie  está  obligado  a  pagar  una  letra  de  cambio  si  no  la  ha  firmado.   Todos  los  que  ponen  su  firma  en  la  letra  de  cambio  quedan  obligados  a  su  pago.   3     − − − − − − − − Cuando   se   completa   la   letra   sólo   tiene   una   firma:   la   del   librador,   que   responde   de   la   puesta   en   circulación  de  la  letra.   Acepto:   cuando   el   librado   acepta   el   documento,   sino   el   tenedor   va   a   reclamar   al   librado.   Sólo   es   obligatoria  la  firma  del  librador,  por  lo  que  éste  no  sabe  si  el  librado  aceptará  y  pueden  reclamarle.     Los   que   hubieran   librado,   aceptado,   endosado   o   avalado   una   letra   de   cambio,   responden   solidariamente   frente   al   tenedor.   El   portador   tendrá   derecho   a   proceder   contra   estas   personas   individual  o  conjuntamente,  sin  que  sea  indispensable  observar  el  orden  en  que  se  hubieran  obligado.   El   mismo   derecho   corresponderá   a   cualquier   firmante   de   la   letra   que   la   haya   pagado.   La   acción   intentada   contra   cualquiera   de   las   personas   obligadas   no   impedirá   que   se   proceda   contra   los   demás,   aunque  sean  posteriores  en  orden  a  la  que  fue  primeramente  demandante.       Librador:  el  librador  garantiza  la  aceptación  y  el  pago.  Podrá  eximirse  de  la  garantía  de  la  aceptación,   pero   toda   cláusula   por   la   que   se   exonere   de   la   garantía   del   pago   se   considerará   como   no   escrita.   Como   librador  no  me  puedo  eximir  del  pago  porque  estás  firmando.       Librado:   la   letra   de   cambio   deberá   contener   el   nombre   de   la   persona   que   ha   de   pagar,   denominada   librado.  La  responsabilidad  cambiaria  del  librado  nace  de  la  aceptación  por  parte  de  éste  de  la  letra.  Por   la  aceptación,  el  librado  se  obliga  a  pagar  la  letra  de  cambio  a  su  vencimiento.     El  tenedor  o  el  simple  portador  de  una  letra  de  cambio,  podrá  presentarla  a  la  aceptación  del  librado,   en  el  lugar  de  su  domicilio  y  hasta  la  fecha  de  su  vencimiento.     En  toda  letra  de  cambio  el  librador  podrá  establecer  que  habrá  de  presentarse  a  la  aceptación,  fijando   o  no  un  plazo  para  ello.  También  podrá  prohibir  en  la  letra  su  presentación.     Requisitos   formales   de   la   aceptación:   la   aceptación   se   escribirá   en   la   letra   de   cambio.   Se   expresará   mediante   la   palabra   “acepto”   o   cualquier   otra   equivalente   e   irá   firmada   por   el   librado.   La   simple   forma   de  éste  puesta  en  el  anverso  de  la  letra  equivaldrá  a  la  aceptación.     11. La  circulación  de  la  letra:  tenedor  y  endosantes:       La  letra  de  cambio  es  un  instrumento  del  tráfico  mercantil  destinada  a  ser  transmitida  por  endoso.   El   endoso   es   una   declaración   puesta   en   la   letra,   por   la   que   el   acreedor   cambiario   (tenedor   antes   del   endoso:   endosante)   transmite   a   otra   persona   (tenedor   después   del   endoso:   endosatario)   el   derecho   incorporado  al  título,  mandando  que  se  pague  a  esa  nueva  persona  designada  o  a  su  orden.   El  endoso  hace  que  la  letra  de  cambio  circule  por  el  mercado.     − La   letra   de   cambio,   aunque   no   esté   expresamente   librada   a   la   orden,   será   transmisible   por   endoso.   Cuando   el   librador   haya   escrito   en   la   letra   de   cambio   las   palabras   “no   a   la   orden”,   o   una   expresión   equivalente,  el  título  no  será  transmisible,  sino  en  la  forma  y  con  los  efectos  de  una  cesión  ordinaria.  Es   decir,  que  se  prohíbe  la  circulación  de  la  letra.   − El  endoso  deberá  escribirse  en  la  letra  o  en  su  suplemento  y  será  firmado  por  el  endosante.     Por   el   endoso,   el   endosante   adquiere   una   posición   similar   al   librador   (mismas   obligaciones).   El   endoso   produce  efectos:   − Traslativo:  transmite  la  propiedad.   − Legitimador:  del  nuevo  tenedor,  que  en  el  momento  de  entrega  puede  usar  sus  derechos.   − De   garantía:   en   endosante   queda   obligado.   Todo   el   que   firma   está   obligado   a   pagar,   creando   otra   garantía  de  cobro  además  de  la  del  librado  y  el  librador.     4     − − − − El   endosante,   salvo   cláusulas   en   contrario,   garantiza   la   aceptación   y   pago   frente   a   los   tenedores   posteriores.   El   endosante   puede   prohibir   un   nuevo   endoso.   En   este   caso,   no   responderá   frente   a   las   personas  a  quienes  posteriormente  se  endosara  la  letra.   El   tenedor   de   la   letra   de   cambio   se   considerará   portador   legítimo   de   la   misma   cuando   justifique   su   derecho  por  una  serie  no  interrumpida  de  endosos.  Cuando  una  persona  sea  desposeída  de  una  letra   de   cambio,   por   cualquier   causa   que   fuere,   el   nuevo   tenedor   que   justifique   su   derecho   en   la   forma   indicada  no  estará  obligado  a  devolver  la  letra  si  la  adquirió  de  buena  fe.   Por   el   endoso,   el   endosatario   adquiere   todos   los   derechos   incorporados   al   título   valor,   sin   más   limitaciones   que   las   contenidas   en   el   título   (literalidad)   y   sin   que   sean   oponibles   las   excepciones   personales  válidas  contra  los  anteriores  titulares  (autonomía).   Acción   cambiaria:   el   demandado   por   una   acción   cambiaria   no   podrá   oponer   al   tenedor   excepciones   fundadas  en  sus  relaciones  personales  con  el  librador  o  con  los  tenedores  anteriores,  a  no  ser  que  el   tenedor,  al  adquirir  la  letra,  haya  procedido  a  sabiendas  en  perjuicio  del  deudor.     El  endoso  puede  ser:   − Pleno:  supone  la  cesión  de  toda  la  letra  sin  ninguna  modificación.   − Limitado:  cedemos  la  letra  en  garantía  del  pago  de  una  deuda  (cesión  de  endoso  en  garantía),  por  lo   tanto,  el  que  la  recibe  no  es  endosatario.  Sólo  la  tiene  como  una  garantía,  como  una  prenda.     Puede  tramitarse  al  completo  con  todos  los  requisitos,  o  en  blanco  con   únicamente  la  firma  del  endosante   (sin  indicar  el  endosatario)  y  completarse  posteriormente.     12. El  aval  en  la  letra  de  cambio:     El  pago  de  una  letra  podrá  garantizarse  mediante  aval,  ya  sea  por  la  totalidad  o  por  parte  de  su  importe.   Por  el  aval,  otra  persona  recoge  el  compromiso  de  pagar  la  letra.   Puede  ser  ilimitado  por  la  totalidad  o  limitado  por  parte  o  porcentaje  del  importe.   El  aval  es  un  contrato  de  garantía  cambiaria.  La  diferencia  con  la  fianza  es  que  es  solidario  y  la  fianza  no.     Puedes  avalar  al  librado,  al  librador  o  al  endosatario  (a  cualquier  obligado  cambiario).     El  aval  es  un  contrato  accesorio  al  principal  (al  extinguirse  éste  lo  hace  el  accesorio),  pero  es  autónomo,   siendo  válido  aun  cuando  fuera  nula  la  obligación  avalada,  por  ejemplo  por  falsedad  de  firma  del  avalado.     El   avalista   responde   de   igual   manera   que   el   avalado,   y   no   podrá   oponer   las   excepciones   personales   de   éste.  Será  válido  el  aval  aunque  la  obligación  garantizada  fuera  nula  por  cualquier  causa  que  no  sea  la  de   vicio  de  la  forma.     Es   un   contrato   subsidiario   del   principal.   El   avalista   va   detrás   del   deudor,   pero   en   el   momento   en   que   el   deudor  no  paga,  el  portador  de  la  letra  puede  proceder  directamente  contra  el  avalista  prescindiendo  del   deudor.     Es  una  obligación  solidaria  de  pago,  pues  obliga  hasta  la  cantidad  avalada  con  independencia  de  cualquier   otro  obligado.     Forma  del  aval:  el  aval  ha  de  ponerse  en  la  letra  o  en  su  suplemento.  Se  expresará  mediante  las  palabras   “por  aval”  o  cualquier  otra  forma  equivalente,  e  irá  firmado  por  el  avalista.   Ha  de  firmarse  siempre  en  el  título  valor.  Cualquier  firma  en  el  anverso,  se  considerará  aval  aunque  no  se   indique  nada,  siempre  que  no  se  trate  de  la  firma  del  librador  o  del  librado.   El  aval  deberá  indicar  a  quien  se  avala.  A  falta  de  esta  indicación,  se  entenderá  avalada  el  aceptante,  y  en   defecto  a  éste,  el  librador.   5     No   producirá   efectos   cambiarios   el   aval   en   documento   separado.   Además,   se   debe   firmar   en   el   sitio   correspondiente  para  poder  diferenciarlo  del  endoso.     13. Vencimiento  de  la  letra:     Para   la   seguridad   de   los   que   intervienen   en   la   letra   de   cambio   es   preciso   que   ésta   tenga   un   vencimiento   cierto,  único  y  posible.  La  letra  de  cambio  podrá  librarse:   − A  fecha  fija:  a  partir  de  ese  día  el  tenedor  de  la  letra  tiene  que  presentarla  al  cobro  si  no  se  perjudica.   − A  un  plazo  contado  desde  la  fecha:  un  plazo  desde  la  fecha  de  libramiento  de  la  letra.   − A  la  vista:  Vence  el  día  que  la  presenta  el  tomador  sea  el  día  que  sea  con  un  plazo  máximo  de  un  año.   En  el  momento  que  la  presente  el  librado  tiene  que  pagar.   − A  un  plazo  contado  desde  la  vista:  desde  que  la  acepta  el  librado  se  tiene  “x”  días  para  pagarla.     Las  letras  de  cambio  que  indiquen  otros  vencimientos  o  vencimientos  sucesivos  serán  nulas.   Si  no  se  expresa  tipo  de  vencimiento  se  considerará  pagadera  a  la  vista.     14. Pago  de  la  letra:     El  pago  de  la  letra  realizado  por  el  librado  en  el  momento  del  vencimiento  es  el  fin  normal  de  la  letra  de   cambio.   El  tenedor  de  una  letra  de  cambio  pagadera  en  un  día  fijo  o  a  un  plazo  a  contar  desde  la  fecha  o  desde  la   vista,  deberá  presentar  la  letra  de  cambio  al  pago  en  el  día  de  su  vencimiento,  o  en  uno  de  los  dos  días   hábiles  siguientes,  sino  perderá  las  acciones  cambiarias.   Cuando   se   trate   de   letras   de   cambio   domiciliadas   en   una   cuenta   abierta   en   Entidad   de   crédito,   su   presentación  a  una  Cámara  o  sistema  de  compensación  equivaldrá  a  su  presentación  al  pago.     El  librador  podrá  exigir  al  pagar  la  letra  de  cambio  que  le  sea  entregada  con  el  recibí  del  portador,  salvo  que   éste  sea  una  entidad  de  crédito,  en  cuyo  caso  ésta  podrá  entregar  un  documento  acreditativo  del  pago  en   el   que   se   identifique   suficientemente   la   letra.   El   que   paga,   el   librado,   lo   que   necesita   es   el   recibo   del   importe  que  ha  cobrado.     El   portador   no   podrá   rechazar   un   pago   parcial.   En   caso   de   pago   parcial,   el   librado   podrá   exigir   que   este   pago  se  haga  constar  en  la  letra  y  que  se  le  dé  recibo  del  mismo.     Comprobar  regularidad  de  endosos:  El  que  pague  al  vencimiento  quedará  liberado,  a  no  ser  que  hubiera   incurrido   en   dolo   o   culpa   grave   al   apreciar   la   legitimidad   del   tenedor.   A   tal   efecto,   estará   obligado   a   comprobar  la  regularidad  de  la  serie  de  los  endosos,  pero  en  la  autenticidad  de  la  firma  de  los  endosantes.     Plazo:  el  pago  de  una  letra  de  cambio  cuyo  vencimiento  sea  en  día  legalmente  considerado  como  festivo,   será   exigible   el   primer   día   hábil   siguiente.   A   estos   efectos   son   declarados   días   festivos   o   inhábiles   los   no   laborables  para  el  personal  de  las  Entidades  de  crédito.     15. Acciones  por  falta  de  aceptación  y  por  falta  de  pago  de  una  letra:       Si   la   letra   de   cambio   queda   impagada   al   vencimiento   (más   48h),   el   tenedor   está   interesado   en   mantener   la   acción  cambiaria:   − Acción  cambiaria  -­‐>  ejecutiva  -­‐>  rápida.   − Acción  ordinaria  -­‐>  declarativa  -­‐>  lenta.     6     Entendemos   por   acción   cambiaria   aquella   acción   de   reclamación   que   tiene   el   tenedor   contra   todos   los   obligados   al   pago.   Puede   ser   directa   (contra   el   aceptante   o   sus   avalistas),   o   de   regreso   (contra   cualquier   otro  obligado:  librador,  endosante,…).    A  falta  de  pago,  el  tenedor,  aunque  sea  el  propio  librador,  tendrá  contra  el  aceptante  y  su  avalista  la  acción   directa   derivada   de   la   letra   de   cambio   para   reclamar   sin   necesidad   de   protesto,   tanto   en   la   vía   ordinaria   como  a  través  del  proceso  especial  cambiario,  lo  que  pueda  reclamar.   Para  que  la  letra  no  quede  perjudicada  (pérdida  de  las  acciones  cambiarias)  el  tenedor  tiene  la  obligación   de  presentar  la  letra  de  cambio  a  la  aceptación  (si  así  lo  indica  el  librador)  y  al  pago  (a  su  vencimiento).  El   problema  se  encuentra  en  demostrar  que  se  ha  realizado  la  presentación.     La  falta  de  aceptación  o  de  pago  deberá  hacerse  constar  mediante  protesto:  acta  notarial  que  refleja:   − Que  la  letra  ha  sido  presentada.   − Que  el  librado  no  ha  querido  pagar.   − El  texto  de  la  letra  de  cambio.     Producirá  todos  los  efectos  cambiarios  del  protesto  la  declaración  que  conste  en  la  propia  letra,  firmada  y   fechada  por  el  librado  en  la  que  se  designe  la  aceptación  o  el  pago,  así  como  la  declaración,  con  los  mismos   requisitos   del   domiciliatario,   o   en   su   caso,   de   la   Cámara   de   Compensanción,   en   la   que   se   deniegue   el   pago,   salvo  que  el  librador  haya  exigido  expresamente  en  la  letra  el  levantamiento  del  protesto  notarial.     ¿A  quién  puede  reclamar  el  tenedor?  Los  que  hubieran  librado,  aceptado,  endosado  o  avalado  una  letra  de   cambio  responden  solidariamente  frente  al  tenedor.   El  único  obligado  es  el  librador  (deudor  principal  y  último),  ya  que  todos  los  firmantes  que  paguen,  luego  se   lo  pueden  reclamar  (son  responsables  del  pago  pero  siempre  podrán  reclamarlo  luego  al  librador).     ¿Qué  puede  reclamar  el  tenedor?  El  tenedor  podrá  reclamar  a  la  persona  contra  quien  ejercite  su  acción:   − El  importe  de  la  letra  de  cambio  no  aceptada  o  no  pagada,  con  los  intereses  en  ella  indicados.   − Los  réditos  (beneficios)  de  la  cantidad  anterior  devengados  desde  la  fecha  de  vencimiento  de  la  letra,   calculados  al  tipo  de  interés  legal  del  dinero  incrementado  en  dos  puntos.   − Los  demás  gastos,  incluidos  los  del  protesto  y  los  de  las  comunicaciones.   El  que  hubiera  reembolsado  la  letra  también  puede  reclamar  por  estos  conceptos.     ¿Qué  puede  oponer  el  deudor  cambiario?   − La  inexistencia  o  falta  de  validez  de  su  propia  declaración  cambiaria,  incluida  la  falsedad  de  la  firma.   − La  falta  de  legitimación  del  tenedor  o  de  las  formalidades  necesarias  de  la  letra  de  cambio.   − La   extinción   del   crédito   cambiario   (el   pago)   cuyo   cumplimiento   se   exige   al   demandado.   (si   yo   he   pagado,  no  me  lo  pueden  reclamar  por  segunda  vez).     Prescripción  de  la  acción  cambiaria:  lo  pierdes  si  no  haces  acta  notarial  de  protesto  cuando  toca.   − Directa  -­‐>  contra  aceptante  o  sus  avalistas  -­‐>  3  años  desde  vencimiento.   − De  regreso  -­‐>  de  tenedor,  endosantes  y  librado  desde  el  protesto  o  similar  -­‐>  1  año.   − De  regreso  -­‐>  de  endosantes  contra  endosantes  y  contra  el  librador  -­‐>  6  meses  desde  que  pagó.      El  cheque:         16. El  cheque  conformado:     El  librador  o  el  tenedor  de  un  cheque  podrá  solicitar  del  Banco  librado  que  preste  su  conformidad  al  mismo.     7     Cualquier  mención  de  “certificación”,  “visado”,  “conforme”  u  otra  semejante  firmada  por  el  librado  en  el   cheque  acredita  la  autenticidad  de  éste  y  la  existencia  de  fondos  en  la  cuenta  del  librador.   El  librado  retendrá  la  cantidad  necesaria  para  el  pago  del  cheque  a  su  presentación.     Por  el  “conforme”  el  librado  se  responsabiliza  del  pago  del  cheque  (equivale  a  la  aceptación  en  la  letra).       17. Transmisión  del  cheque:     El  cheque  puede  ser  librado  para  que  se  pague:   − A   persona   determinada,   con   o   sin   cláusula   “a   la   orden”   (en   caso   de   cláusula   “a   la   orden”,   la   persona   indicada  determina  a  quien  hay  que  pagar).   − A  una  persona  determinada  con  la  cláusula  “no  a  la  orden”  u  otra  equivalente  (prohíbes  el  endoso).   − Al  portador.   El   cheque   a   favor   de   una   persona   determinada,   con   la   mención   “al   portador”   o   un   término   equivalente,   vale   como   cheque   al   portador.   También   valdrán   como   tal,   los   cheques   que,   en   el   momento   de   su   presentación  al  cobro,  carezcan  de  indicación  del  tenedor.   El  cheque  al  portador  se  transmite  mediante  su  entrega  o  tradición.   El  cheque  extendido  a  favor  de  una  persona  determinada,  con  o  sin  la  cláusula  “a  la  orden”,  es  transmisible   por  medio  de  endoso.   El   cheque   extendido   a   favor   de   una   persona   determinada   con   la   cláusula   “no   a   la   orden”,   u   otra   equivalente,  no  es  transmisible  más  que  en  la  forma  y  con  los  efectos  de  una  cesión  ordinaria.     El  endoso  deberá  escribirse  en  el  cheque  o  en  su  suplemento  y  será  firmado  por  el  endosante.   Será  endoso  en  blanco  el  que  no  designe  el  endosatario  o  consista  simplemente  en  la  firma  del  endosante.   En  este  último  caso,  para  que  el  endoso  sea  válido,  deberá  estar  escrito  al  dorso  del  cheque.   El  endoso  transmite  todos  los  derechos  resultantes  del  cheque.   El   endosante,   salvo   cláusulas   en   contrario,   garantiza   el   pago   frente   a   los   tenedores   posteriores.   El   endosante   puede   prohibir   un   nuevo   endoso.   En   este   caso,   no   responderá   frente   a   las   personas   a   quien   posteriormente  se  endose  el  cheque.     El   tenedor   del   cheque   se   considerará   portador   legítimo   del   mismo   cuando   justifique   su   derecho   por   una   serie  no  interrumpida  de  endosos,  aun  cuando  el  último  esté  en  blanco.     El  demandado  por  una  acción  basada  en  un  cheque  no  podrá  oponer  al  tenedor  excepciones  fundadas  en   sus   relaciones   personales   con   el   librador   o   tenedores   anteriores,   a   no   ser   que   el   tenedor,   al   adquirir   el   cheque,  haya  procedido  a  sabiendas  en  perjuicio  del  deudor.     18. El  aval  en  el  cheque:     El  pago  del  cheque  podrá  garantizarse  mediante  aval,  ya  sea  por  la  totalidad  o  por  parte  de  su  importe.   El  aval  ha  de  ponerse  en  el  cheque  o  en  su  suplemento.   La  simple  firma  de  una  persona  puesta  en  el  anverso  del  cheque  vale  como  aval,  siempre  que  no  se  trate  de   la  firma  del  librador.     El  resto  de  consideraciones  son  iguales  que  en  la  letra  de  cambio.     19. Presentación  y  pago  del  cheque:     El  cheque  no  es  un  instrumento  para  aplazar  pagos,  ya  que  no  sirve  para  obtener  financiación.  El  cheque   es  siempre  pagadero  a  la  vista.  Cualquier  mención  contraria  se  considera  no  escrita.   El   cheque   presentado   al   pago   antes   del   día   indicado   como   fecha   de   emisión,   es   pagadero   el   día   de   la   presentación.   8       Plazos:  el  vencimiento  del  plazo  debe  ir  fijado  en  el  cheque,  o  en  su  defecto:   − El   cheque   emitido   y   pagadero   en   España   deberá   ser   presentado   a   su   pago   en   un   plazo   de   15   días   naturales  (incluimos  festivos).   − El  cheque  emitido  en  el  extranjero  y  pagadero  en  España  deberá  presentarse  en  un  plazo  de  20  días  si   fuera  emitido  en  Europa  y  60  días  si  lo  fue  fuera  de  Europa.   Los   plazos   anteriores   se   computan   a   partir   del   día   que   conste   en   el   cheque   como   fecha   de   emisión,   no   excluyéndose  los  días  inhábiles,  pero  si  el  día  del  vencimiento  lo  fuera,  se  entenderá  que  el  cheque  vence  el   primer  día  hábil  siguiente.     Revocación:   la   revocación   de   un   cheque   no   produce   efectos   hasta   después   de   la   expiración   del   plazo   de   presentación.  Si  no  hay  revocación,  el  librado  puede  pagar  aun  después  de  la  expiración  de  ese  plazo.   En  los  casos  de  pérdida  o  privación  ilegal  del  cheque,  el  librador  podrá  oponerse  a  su  pago.     Muerte   o   incapacidad   del   librador:   ni   la   muerte   del   librador   ni   su   incapacidad   ocurrida   después   de   la   emisión  alteran  la  eficacia  del  cheque.     Pago  parcial:  el  portador  no  podrá  rechazar  un  pago  parcial.   20. El  cheque  cruzado  y  para  abonar  en  cuenta:     Representa  una  garantía  ante  la  posibilidad  de  extravío  o  robo.     El  librador  o  el  tenedor  de  un  cheque,  puede  cruzarlo  por  medio  de  dos  barras  paralelas  sobre  el  anverso.   El  cheque  cruzado  puede  ser  general  o  especial:   − General:   si   no   contiene   entre   las   dos   barras   designación   alguna   o   contiene   la   mención   “Banco”   y   “Compañía”  o  un  término  equivalente.   − Especial:  si  entre  las  barras  se  escribe  el  nombre  de  un  Banco  determinado.   El  cruzado  general  puede  transformarse  en  especial,  pero  el  especial  no  puede  transformarse  en  general.   Cualquier  tachadura  se  considerará  como  no  hecha.     El  librado  no  podrá  pagara  el  cheque  con  cruzado  general  más  que  a  un  Banco  o  a  un  cliente  de  aquel.   El  librado  sólo  podrá  pagar  el  cheque  cruzado  especial  al  Banco  designado,  o  si  éste  es  el  mismo  librado,  a   un  cliente  suyo.  No  obstante,  el  Banco  designado  puede  encargar  a  otro  Banco  el  cobro  del  cheque.   El  librado  o  el  Banco  que  no  observe  las  disposiciones  anteriores,  responde  de  los  perjuicios  causados  hasta   una  suma  igual  al  importe  del  cheque.       El   librado   o   el   tenedor   del   cheque   pueden   prohibir   su   pago   en   efectivo,   insertando   en   el   anverso   la   mención  transversal  “para  abonar  en  cuenta”,  o  una  expresión  equivalente.   En   este   caso,   el   librado   sólo   podrá   abonar   el   cheque   mediante   un   asiento   en   su   contabilidad,   que   equivaldrá  al  pago.   Cualquier  tachadura  de  la  mención  “para  abonar  en  cuenta”  se  considerara  como  no  hecha.   El   librado   que   no   observe   las   disposiciones   anteriores,   responderá   de   los   perjuicios   hasta   una   suma   igual   al   importe  del  cheque.     21. Acciones  en  caso  de  falta  de  pago  del  cheque:     Constatación:  el  tenedor  podrá  ejercitar  su  acción  de  regreso  contra  los  endosantes,  el  librador  y  los  demás   obligados  cuando,  presentando  el  cheque  en  tiempo  hábil,  no  fuera  pagado,  siempre  que  la  falta  de  pago   se  acredite  por  alguno  de  los  medios  siguientes:   − Por  protesto  notarial.   9     Por   una   declaración   del   librado,   fechada   y   escrita   en   el   cheque,   con   indicación   del   día   de   la   presentación.   − Por   una   declaración   fechada   de   una   cámara   o   sistema   de   compensación,   en   la   que   conste   que   el   cheque  ha  sido  presentado  en  tiempo  hábil  y  no  ha  sido  pagado.   El   tenedor   conserva   sus   derechos   contra   el   librador,   aunque   el   cheque   no   se   haya   presentado   oportunamente  o  no  se  haya  levantado  el  protesto  o  realizado  la  declaración  equivalente.     ¿A   quién   se   puede   reclamar?   Los   que   hubieran   librado,   endosado   o   avalado   un   cheque,   responden   solidariamente  frente  al  tenedor.   No  hay  acepto  como  en  la  letra  porque  el  librado  es  el  Banco.   El  portador  tendrá  derecho  a  proceder  contra  todas  estas  personas  individual  o  conjuntamente,  sin  que  le   sea  indispensable  observar  el  orden  en  que  se  hubiesen  obligado.   El  mismo  derecho  corresponderá  a  cualquier  firmante  de  un  cheque  que  lo  haya  pagado.     ¿Qué  se  puede  reclamar?   El  tenedor  puede  reclamar  de  aquel  contra  el  que  se  ejercita  su  acción:     − El  importe  del  cheque  no  pagado,  del  total  o  parte  de  él.   − Los   réditos   (intereses)   de   dicha   cantidad,   devengados   desde   el   día   de   la   presentación   del   cheque   y   calculados  al  tipo  de  interés  legal  del  dinero  aumentando  en  dos  puntos.   − Los  gastos,  incluidos  los  del  protesto  y  las  comunicaciones.   − El   10%   del   importe   no   cubierto   del   cheque   y   la   indemnización   de   los   daños   y   perjuicios   cuando   se   ejercite   la   acción   contra   el   librador   que   hubiera   emitido   el   cheque   sin   tener   provisión   de   fondos   en   poder  del  librado.     − 22. Extravío,  sustracción  o  destrucción  del  cheque:     El  tenedor  desposeído  del  mismo  podrá  acudir  ante  el  Juez  para  impedir  que  se  pague  a  tercera  persona,   para  que  aquel  sea  amortizado  y  para  que  se  reconozca  su  titularidad.  El  tenedor  desposeído  podrá  realizar   todos   los   actos   tendentes   a   la   conservación   de   su   derecho.   Podrá   incluso   exigir   el   pago   del   cheque,   prestando  la  caución  que  fije  el  Juez,  o  la  consignación  judicial  del  importe  de  aquél.   Es  decir,  denuncias  que  los  has  perdido  para  que  no  lo  puedan  cobrar  terceros  y  tu  puedes  cobrarlo.     23. El  cheque  falso  o  falsificado:     El   daño   que   resulte   del   pago   de   un   cheque   falso   o   falsificado,   será   imputado   al   librado,   a   no   ser   que   el   librador  haya  sido  negligente  en  la  custodia  del  talonario  de  cheques,  o  hubiera  procedido  con  culpa.     24. Prescripción  de  un  cheque:     Las   acciones   que   corresponden   al   tenedor   contra   los   endosantes,   el   librador   y   los   demás   obligados   prescriben  a  los  6  meses  contados  desde  la  expiración  del  plazo  de  presentación.   Las   acciones   que   corresponden   entre   sí   a   los   diversos   obligados   al   pago   de   un   cheque   prescriben   a   los   6   meses   a   contar   desde   el   día   en   que   el   obligado   ha   reembolsado   el   cheque   o   desde   el   día   en   que   se   ha   ejercitado  una  acción  contra  él.       25. Días  hábiles:     La  presentación  y  el  protesto  de  un  cheque,  no  puede  realizarse  sino  en  día  laborable.   Cuando   el   último   día   del   plazo   prescrito   por   la   Ley   para   efectuar   los   actos   relativos   al   cheque,   y   en   particular   para   la   presentación   o   para   el   protesto   o   la   declaración   equivalente,   sea   un   día   festivo,   dicho   10     plazo   quedará   prorrogado   hasta   el   primer   día   laborable   siguiente   a   su   expiración.   Los   días   festivos   intermedios  se  incluirán  en  el  cálculo  del  plazo.   Se  considerarán  festivos  o  inhábiles  los  no  laborables  para  el  personal  de  las  Entidades  de  crédito.      El  pagaré:         26. Características  jurídicas  del  pagaré:     Al   propio   librador,   se   le   aplican   la   mayor   parte   de   disposiciones   legales   referidas   a   la   letra,   en   particular   las   referidas   al   endoso,   vencimiento,   pago,   acciones   por   falta   de   pago,   intervención,   copias,   extravío   o   destrucción,  prescripción,…     No  hay  acepto  como  en  el  cheque  (en  la  letra  sí).     Puede  avalarse.     Puedo  indicar  si  o  no  a  la  orden  (endosar  o  no).     El   firmante   del   pagaré   queda   obligado   de   manera   similar   al   aceptante   como   principal   obligado   del   pago,   con  la  peculiaridad  de  que  su  firma  no  puede  faltar  para  la  validez  del  pagaré.       11     ...