Tema 9-El juicio oral (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 3º curso
Asignatura Enjuiciemiento criminal
Año del apunte 2016
Páginas 4
Fecha de subida 04/05/2016 (Actualizado: 10/05/2016)
Descargas 23
Subido por

Vista previa del texto

04/05/2016 Enjuiciamiento criminal asanchezmarti Tema 9: El juicio oral.
9.1. Cuestiones previas en el procedimiento ordinario y abreviado.
Artículos de previo pronunciamiento. Art 666 LeCrim.
Previamente al juicio oral aparecen los artículos de previo pronunciamiento, entendidos como cuestiones que deben ser resueltas de inicio porque de lo contrario el procedimiento no continuaría. Con las calificaciones provisionales ya llegamos al proceso, ya que en el escrito de calificación las partes tienen que proponer los medios de prueba que quieren que se practiquen en el acto del juicio oral, que deberán ser admitidos o no por el órgano jurisdiccional.
El artículo 666 LECrim expone que “serán tan sólo objeto de artículos de previo pronunciamiento las cuestiones o excepciones siguientes: − La declinatoria − La cosa juzgada − La prescripción del delito.
− La amnistía o indulto: − La falta de autorización administrativa en los casos en que sea necesaria (suplicatorio) En los escritos de acusación o de defensa se puede presentar una declinatoria, y se tiene que presentar previamente al juicio porque si no tiene jurisdicción el juicio no puede continuar. Si hay cosa juzgada, si hay prescripción del delito, si hay litispendencia, si existiese alguna amnistía o algún indulto, si faltara la autorización administrativa para acusar un parlamentario (suplicatorio), etc. no se podría abrir el juicio oral.
9.2. Desarrollo del juicio oral: procedimiento ordinario, procedimiento abreviado.
Se inicia con un auto de iniciación del juicio oral y termina con la sentencia (“queda visto para sentencia”). El juez de instrucción (en delitos leves) el juez puede emitir la sentencia de forma oral en el mismo momento.
Respecto de las sesiones del acto del juicio oral, cuando se dicta el auto de apertura del juicio el órgano jurisdiccional debe dictar un auto y en él debe encontrarse fijado el día, la hora y el lugar de celebración del juicio. Es el secretario el que fija estas tres cuestiones, tanto en el proceso abreviado como en el ordinario. Sin embargo, en el juicio 1 04/05/2016 Enjuiciamiento criminal rápido es el juez de guardia quien lo determina mientas que si se trata de una falta, es el juez de instrucción (el mismo que va a enjuiciar). En este mismo auto, se deben realizar todas aquellas citaciones necesarias: Nos dirá la prueba admitida e in admitida, también se procede a la citación de los testigos, peritos, responsables civiles, partes, etc.
Si la persona imputada está en un centro penitenciario se tiene que ordenar el traslado de esta hasta el lugar donde se celebrará el juicio.
En los escritos de calificación también se puede proponer prueba anticipada.
Respecto de la vista, son las sesiones en que se produce el debate jurídico sobre los hechos, las pruebas, etc. en principio las vistas son públicas.
En el auto que admite o inadmite las pruebas se fijan el orden en que se practicarán las pruebas en la vista. Normalmente las pruebas del ministerio fiscal, luego la acusación y luego la defensa. Al finalizar de practicar las pruebas, se van a realizar las calificaciones definitivas.
En las calificaciones provisionales se fijan los hechos sobre los que se va a practicar prueba, pero después las calificaciones definitivas pueden ser alteradas por las partes.
El órgano jurisdiccional para dictar sentencia tendrá en cuanta las calificaciones definitivas.
Los principios que deben regir en el acto del juicio son: la dualidad de posiciones (tiene que haber dos pares enfrentadas), el principio de contradicción, de igualdad y acusatorio (una persona distinta a la que formula la acusación es la que juzga). Así como también, el principio de oralidad (en la sala las comunicaciones se dan de forma oral y no escrita), concentración (las vistas se celebran en días sucesivos) e inmediación (el órgano jurisdiccional que tiene que dictar sentencia es el que ha asistido al acto de la prueba).
El órgano jurisdiccional tiene la posibilidad de pedir la práctica de algún medio de prueba que considere necesario.
El imputado siempre tiene la última palabra, puede usarla o no, luego queda visto para sentencia.
Las sesiones del juicio oral (arts. 24,2 CE, 120 LOPJ y 680-682 LECrim) por normal general son públicas, tanto en el procedimiento ordinario como en el abreviado es decir, rige el principio de publicidad. Por tanto, son públicas para las partes del proceso y público o personas ajenas que quieran asistir. Es posible que como excepción se puedan celebrar dichas sesiones a puerta cerrada, donde únicamente se encontraran en ellas el Ministerio fiscal, las partes acusadoras, defensa y órgano jurisdiccional.
2 04/05/2016 Enjuiciamiento criminal El acto del juicio oral a puerta cerrada puede darse por diversos motivos como por ejemplo, por razones de moralidad, por razones de orden público así como también, por el debido respecto a la víctima y a sus familiares. La práctica del juicio oral a puerta cerrada puede pedirse tanto antes de que empiece el acto por escrito así como durante las sesiones del juicio si por algún motivo va a declarar algún testigo o se va a tratar alguna cuestión que pueda afectar a la víctima.
Tanto en el proceso abreviado como en el ordinario hay que proponer la realización o no de las sesiones a puerta cerrada al órgano jurisdiccional. La celebración de dichas sesiones a puerta cerrada debe adoptarse mediante auto motivado por el órgano jurisdiccional previa deliberación, el cuál es irrecurrible y por tanto, no cabe recurso alguno. Por este motivo, la efectividad del auto es inmediata y hay que leerlo en público para que las personas que dejan de formar parte abandonen la sala.
La doctrina diferencia en el acto del juicio oral dos supuestos excepcionales: la suspensión y la interrupción, puesto que en principio, la ley prevé que las sesiones del juicio oral deban de realizarse de forma consecutiva.
La suspensión se prevé como algo provisional es decir, en el momento en el que desaparece la causa que da lugar a la suspensión las sesiones se retoman a partir del momento en el que se encontraban antes de darse dicha situación. Acostumbra a darse por un periodo corto de tiempo. Ej. Un abogado está enfermo, un miembro del tribual, etc.
En la interrupción no sabemos el tiempo que va tardar en reanudarse la vista. La interrupción hace que una vez volvamos a la vista, el proceso vuelva a empezar, todo lo anterior es nulo. No se reanuda el proceso, se vuelve a iniciar el juicio oral nos hubiéramos quedado en el momento de la vista en el que nos uniéramos quedado. (El juez es el mismo de la anterior vista).
La vista tiene principio de concentración, es decir que se celebran en días sucesivos.
Cuando se da interrupción pasan largos periodos de tiempo que hacen que se pierda el hilo de la vista, por eso se vuelve a empezar. En la suspensión no es necesario porque el parón es breve.
Ambos supuestos requieren de resolución justificada y fundada en derecho para que se puedan dar y llevar a cabo. Dicha resolución debe contener además la causa por la que se desea la suspensión o la interrupción del juicio oral debiendo indicar, si se sabe, el periodo de duración y cuando se reiniciará nuevamente la vista. La resolución que 3 04/05/2016 Enjuiciamiento criminal adopta la suspensión es irrecurrible. Pueden pedirla justificadamente las partes (Ej.
justificado médico) Las causas de suspensión (art. 746 LECrim) pueden pedirla tanto las partes como el órgano jurisdiccional que vaya a enjuiciar. Los motivos pueden ser los siguientes: − Cuestión incidental − Cuando se tenga que practicar alguna prueba fuera de la sede judicial − Cuando no comparezca un testigo − Cuando haya enfermedad de cualquier individuo del tribunal o el defensor de la parte − Cuando enferme el procesado − Cuando puedan aparecer revelaciones o retractaciones inesperadas Para el procedimiento abreviado la ley establece que cuando se suspenda por más de 30 días, se dejará sin efecto todo lo actuado y se deberá de volver a repetir todas las actuaciones. Respecto del proceso ordinario la ley establece que cuando el motivo de la suspensión sea el cuarto o el quinto, es decir, por enfermedad, y la suspensión deba prolongarse indefinidamente, debe declararse sin efecto todo lo actuado (art. 749 LECrim).
La ley establece la obligación de gravar todas las vistas si hay medios. Hay determinados juzgados que no están preparados para grabar las vistas, pero el principio general es que estas se tengan que gravar. Esto es importante en casos de recursos a instancias superiores ya que si se graba podrán reproducir la vista y ver las pruebas practicadas.
Se tiene que recoger conjuntamente con un acta en la que se establezca el lugar, la fecha, la hora, las partes, las pruebas practicadas y el orden en que se han practicado y debe ser firmada por las partes. Quien se encarga de la grabación y de custodiarla es el secretario judicial. Las partes pueden solicitar una copia.
En las vistas que no se graban el secretario recoge todo lo que ha tenido lugar en un acta que las partes tienen que firmar al final.
4 ...