17. El destino y la religión (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad Internacional de Cataluña (UIC)
Grado Administración y Dirección de Empresas (ADE) English Programme - 1º curso
Asignatura Pensament II
Año del apunte 2011
Páginas 5
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 1

Vista previa del texto

17:    el  destino  y  la  religión   1,  el  destino  del  hombre:  planteamientos   al  final,  ¿qué  será  de  mi?  El  hombre  sabe  que  va  a  morir.   Algunas  proposiciones  de  respuesta  a  la  pregunta  por  el  destino  y  la  muerte  del   hombre:  1)el  concepto  destino  no  significa  nada,  positivismo  cientifista.  El   destino  del  hombre  no  es  diferente  al  de  un  animal  cualquiera.  Existen  diferentes   momentos  del  proceso  evolutivo.   2)  la  mayoría  de  los  hombre  encuentran  insuficiente  y  pobre  la  actitud  anterior.   Carpe  diem:  no  hay  otra  cosa  que  la  vida  que  te  ha  tocado,  aprovéchala.  La  clave   de  la  actitud  hedonista:  la  muerte  no  es  nada  para  nosotros,  porque  mientras   vivimos,  no  hay  muerte,  y  cuando  la  muerte  esta  ahí,  nosotros  ya  no  somos.  Por   tanto,  la  muerte  es  algo  que  no  tienes  nada  que  ver  ni  con  los  vivos  ni  con  los   muertos.  El  destino  del  hombre  es  él  mismo.   3)  el  destino  del  hombre  es  morir:  nihilismo.  Captan  la  grandeza  del  espíritu  del   hombre,  pero  la  estrellan  contra  la  muerte.   4)  cabe  aceptar  la  duda  acerca  de  un  mas  allá  de  la  muerte.  No  se  niega,  pero   tampoco  se  afirma:  agnosticismo.  La  frivolidad,  el  escepticismo  y  el  fatalismo   encajan  con  estas  dudas   5)  la  respuesta  religiosa:  el  destino  del  hombre  es  una  cierta  vida  mas  allá  de  la   muerte.  La  supervivencia  del  alma  después  de  ella  y  la  existencia  de  dios.   Las  cuatro  primeras  posturas  han  sido  minoritarias  en  la  historia  de  la   humanidad,  puesto  que  disminuyen  la  felicidad  y  la  justificación  última  de  la   moral.  En  cambio,  la  humanidad  encuentra  en  la  religión  una  respuesta  fiable  y   consoladora  a  la  cuestión  del  destino  y  de  la  muerte.   La  dificultad  para  asimilar  esta  solución  tradicional  estriba  en  que  nuestra   sociedad  esta  secularizada  y  nos  induce  a  desconocer  la  religión  o  a  reducirla  a   una  serie  de  reglas  puestas  por  no  e  sabe  que  motivo.   2,  la  muerte   la  muerte  es  de  algún  modo  algo  natural,  pero  también  algún  modo  algo   antinatural.   2.1,  la  muerte  pequeña    el  ocultamiento  de  la  muerte  presenta  dos  características:  la  privatización  del   morir  y  la  reducción  de  la  conducta  de  duelo.   En  la  sociedad  en  que  vivimos  la  muerte  está  técnicamente  organizada   La  muerte  pequeña  es  aquella  que  se  trivializa,  pasa  a  ser  una  defunción  por  la   que  el  enfermo  causa  baja  o  la  víctima  ingresó  ya  cadáver.   Desde  el  punto  de  vista  materialista,  la  muerte  es  el  desenlace  biológico  natural   de  la  persona,  por  el  cual  se  disuelve  en  el  cosmos  del  cual  emergió,  y  en  el  que   desaparece  sin  dejar  rastro.  Este  modo  de  morir  es  muy  poco  humano.   2.2,  la  muerte  grande   la  muerte  grande  es  la  de  una  persona  que  ha  vivido  la  vida  como  una  tarea  y   ahora  vive  la  muerte  como  cumplimiento  del  propio  destino.   Morirse  es  algo  muy  serio;  ha  que  aprender  a  morir,  entender  bien  en  que   consiste  morir.   2.3,  qué  es  morir    Primero  conviene  evitar  el  error  dualista  según  el  cual  la  muerte  del  hombre  es   simplemente  la  muerte  del  cuerpo  y  la  liberación  del  alma.   En  la  muerte  no  muere  ni  el  cuerpo  del  hombre  ni  su  alma,  sino  el  hombre  en  sí   mismo,  es  decir,  la  persona.  La  muerte  no  es  otra  cosa  que  la  separación  del  alma   y  del  cuerpo   3,  la  pretensión  de  inmortalidad   Se  ha  dicho  que  la  muerte  es  paradójica.   El  amante  y  el  amado  verdaderos  querrían  sustraerse  al  tiempo,  elevarse  por   encima  de  él.  Por  eso,  si  la  inmortalidad  no  existe,  el  amor  se  frustra.  Es   imposible  amar  del  todo  y  para  siempre   Resulta  que  para  nosotros  lo  amado  puede  ser  mas  valioso  aun  que  la  propia   vida,  y  que  puede  incluso  darnos  fuerzas  para  despreciar  la  muerte.   Existe  una  pretensión  de  la  inmortalidad.  Para  que  sea  de  verdad,  la  felicidad   necesita  apoyarse  en  la  esperanza  de  una  inmortalidad  posterior  a  la  muerte.   En  la  esencia  misma  del  amor,  de  la  felicidad  y  de  la  capacidad  de  dar  la  vida  por   una  causa  noble  se  encuentra  la  inmortalidad.   En  el  hombre  hay  un  núcleo  espiritual  que  no  es  destruido  por  la  muerte,  sino   que  pervive  más  allá  de  ella.  Se  trata  de  la  inteligencia  y  las  potencias   espirituales,  que  son  indestructibles  por  ser  inmateriales.   Que  los  hombres  conocen  que  su  alma  es  inmortal  viene  confirmado  por  el  hecho   de  que,  siempre  y  en  todas  partes,  han  enterrado  a  sus  muertos.  Las  prácticas   rituales(  de  enterramientos)  implican  una  creencia  en  alguna  inmortalidad  de   cierto  tipo.         4,  más  allá  de  la  muerte   la  muerte  es  un  mal  y  por  eso  nos  repugna.  1)si  el  espíritu  humano  es   incorruptible  e  inmortal,  la  experiencia  de  la  muerte  es  para  el  necesariamente   traumática.  2)si  la  persona  muere,  pero  algo  su  alma  sobrevive,  esa   supervivencia  es  de  algún  modo  incompleta  e  imperfecta,  en  cuanto  no  está  en   ella  el  hombre  entero,  sino  solo  su  espíritu.    En  cuanto  a  la  primera  cuestión,  no  parece  natural  que  el  hombre  muera.  Los   hombres  parecen  tener  consciencia  de  que  la  muerte  es  algo  que  no  debería  ser   así,  que  no  pertenece  a  nuestra  naturaleza:  algo  se  ha  tenido  que  romper  en  un   equilibrio  originario.   La  religión,  especialmente  la  cristiana,  proporciona  explicación,  según  la  cual  la   muerte  no  es  un  mal  absoluto  sino  relativo,  un  mal  no  previsto  originalmente,   pero  que  hemos  de  sufrir  para  restaurar  el  orden  primordial  que  hemos   quebrantado.   La  segunda  cuestión,  la  doctrina  de  la  reencarnación,  es  racionalmente   imposible.   El  alma  se  une  naturalmente  al  cuerpo,  porque  es  esencialmente  su  forma.  Por  lo   tanto,  estar  sin  el  cuerpo  es  contra  la  naturaleza  del  alma.  Y  nada  contra  la   naturaleza  puede  ser  perpetuo.  El  alma  permanece  perpetuamente,  es  preciso   que  de  nuevo  se  una  al  cuerpo,  lo  cual  es  resucitar.   5,  lo  sagrado  y  el  hecho  religioso   ¿Por  qué  es  la  religiosidad  un  fenómeno  humano  universal?  ¿Cuál  es  el  papel   social  de  la  religión?  ¿Cómo  ha  influido  el  cristianismo  en  nuestra  visión  del   mundo?   En  tanto  que  ingrediente  de  la  cultura,  la  religiosidad  es  un  asunto  practico,  se   trata  de  una  conducta  humana  compuesta  de  acciones  simbólicas  de  una   intensidad  especial,  puesto  que  muchas  veces  realizan  lo  que  simbolizan.   El  culto  y  la  liturgia,  la  fiesta  y  el  rito  con  que  se  celebran,  son  la  forma  común  en   que  el  hombre  vive  la  religiosidad.   Cabe  también  una  estrecha  relación  de  las  personas  singulares  con  dios   mediante  la  plegaria.   6,  las  formas  tradicionales  de  religiosidad   1)la  divinidad  reside  en  las  fuerzas  todavía  desconocidas  de  la  naturaleza.  Todo   lo  que  es  fuente  de  vida  está  habitado  por  una  fuerza  divina  y  benéfica.  Frente  a   ellas  se  sitúan  también  las  fuerzas  maléficas,  que  traen  dolor  y  muerte.   Esto  es  el  paganismo.  La  relación  con  las  diversas  fuerzas  de  la  naturaleza  es   litúrgica  o  mágica.  Hoy  hemos  recuperado  esta  religiosidad  en  el  llamado  mundo   del  esoterismo.  Consiste  en  unas  ciencias  ocultas.   Las  causas  de  este  nuevo  auge  son  la  inclinación  natural  del  hombre  a  la   religiosidad  y  el  atractivo  perenne  de  las  vías  no  racionales  de  conocimiento.   2)las  grandes  religiones  monoteístas  son  el  judaísmo,  el  cristianismo  y  el  Islam.   Lo  esencial  de  estas  religiones  es  que  en  ellas  los  hombres  identifican  la   experiencia  moral  y  la  numiosa.   En  el  monoteísmo  dios  y  el  mundo  están  radical  y  netamente  diferenciados  y   separados.   3)esta  el  protestantismo  y  el  deísmo,  es  la  religión  moderna.  Las  formas   negativas  de  religiosidad  son  el  agnosticismo  y  el  ateismo,  que  han  contribuido   en  un  proceso  de  secularización  llamado  laicismo.   7,  el  ocultamiento  de  dios  en  nuestro  tiempo   En  Europa  y  América  del  norte  existe  un  momento  de  crisis  de  la  religión  pero   mas  tarde  viene  el  boom  religioso.   Las  causas  son  que  el  cristianismo  reformado  o  protestante  llevó  a  cabo  una   drástica  reducción  de  la  dimensión  externa  de  la  religión  cristiana.  En  el   protestantismo  crece  la  Ilustración.   Por  otro  la  do  la  ciencia  moderna  lleva  al  positivismo  cientifista.   Consecuencias  de  ese  alejamiento  de  dios,  la  antitesis  del  paganismo:  los  dioses   no  existen  en    ninguna  parte,  el  más  allá  es  ilusorio,  el  hombre  está  solo,  es  una   tarea  para  sí  mismo  sin  camino  ni  destino.  Eso  es  el  ateísmo:  negación  explícita   de  dios,  en  la  que  el  hombre  queda  abandonado  ante  el  vacío  de  una  existencia   sin  proyecto,  atenazada  por  la  muerte  y  por  la  ausencia  de  un  para  qué.   La  edad  moderna  ha  traído  también  cambios  muy  profundos  en  el  modo  de   concebir  la  vida  social.  El  individualismo  recluye  en  el  ámbito  privado,  con  lo  que   se  ha  tenido  conscientemente  a  la  reducción  de  la  presencia  de  los  valores   religiosos,  y  morales,  en  el  ámbito  público.   8,  fundamentación  antropológica  de  la  religión    el  hombre  puede  descubrir  a  dios  mirándose  a  sí  mismo.  Dios  tiene  que  ser   persona,  tiene  que  ser  amor,  el  bien  la  verdad,  es  dar  y  recibir.  A  nivel  infinito.   El  hombre  es  imagen  de  dios.   9,  la  religión  y  los  valores  morales  y  culturales    hay  dos  tipos  de  instituciones    mas  adecuados  para  enseñar  los  valores,  la   familia  y  las  instituciones  religiosas,  que  se  ocupan  de  las  cuestiones  del  origen  y   del  fin  de  la  vida.  La  religión  habla  de  la  vida  humana  como  una  tarea.  En  la   familia  se  nos  enseña  a  vivir.  La  familia  viene  de  las  raíces  y  la  religión  de  unos   fines.     La  religión  ha  sido  uno  de  los  primeros  agentes  de  cultura.   Esta  visión  se  ha  perdido  en  nuestros  días,  creándose  una  ruptura  entre  mundo   religioso  y  mundo  científico.  La  ruptura  de  la  unidad  de  las  ciencias  es  un  reflejo   de  una  ruptura  mayor:  la  unidad  de  vida.   La  crisis  de  identidad.  Si  mi  vida  no  es  una,  no  puedo  decirle  a  nadie  quien  soy,   pues  ya  no  soy  un  quien,  sino  varios.   10,  el  cristianismo,  religión  revelada    elementos  antropológicos  del  cristianismo:  1)  dios  ha  salido  al  encuentro  del   hombre  y  le  ha  hablado.  2)  es  cristianismo  es  un  fenómeno  establecido   totalmente  sobre  el  hecho  histórico  de  la  aparición  de  Jesucristo,  de  su  vida  y   muerte,  de  su  explicación  de  sí  mismo  en  palabra  y  existencia,  y  en  definitiva,  de   su  resurrección  de  entre  los  muertos.  3)  la  idea  de  creación,  el  mundo  y  el   hombre  son  hechos  de  la  nada  por  dios.  4)  la  noción  de  persona  pertenece  a  un     núcleo  de  descubrimientos  cristianos  que  son  irreductibles  a  cualquier  otra   inspiración.  5)  la  noción  de  persona  se  ha  desarrollado  en  el  cristianismo  en   estrecha  unión  con  la  de  espíritu.  6)  la  libertad.  7)  la  historia,  es  la  biografía  de  la   humanidad,  la  suma  de  todas  las  existencias  individuales.                                       ...