Unidad 1. El Estado (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Organización Constitucional del Estado
Año del apunte 2014
Páginas 8
Fecha de subida 23/10/2014 (Actualizado: 01/05/2015)
Descargas 57

Descripción

Apuntes de la Unidad 1 de Organización Constitucional del Estado.

Vista previa del texto

Organización Constitucional del Estado Unidad 1. El Estado 1. El derecho en las primeras organizaciones Des de las primeras agrupaciones humanas siempre ha habido algún tipo de organización ya sea patriarcal, matriarcal, etc. Todas las sociedades se han organizado de alguna forma. Incluso en una anarquía hay reglas que hay que cumplir.
Unas reglas que establecen que se puede hacer y que no, aún que sean reglas muy primarias.
Esta forma de organizarse implica establecer sanciones para todo aquel que no cumpla con las reglas que se hayan establecido. Además tiene que existir un mecanismo para hacer cumplir las sanciones y las decisiones tomadas. En caso de conflicto entre dos personas, por ejemplo, hay que resolver este conflicto (lo que sería hoy en día en un juicio).
Se establecen también las políticas públicas, destinadas a construir caminos, templos, puentes, graneros, presas, distribución del agua y del alimento, sanidad, educación. Esto pude llevar a la distribución del trabajo y de las tareas.
Delante de la posibilidad de invasión, hay que velar por la seguridad y orden público. Y, delante de esta misma amenaza, la invasión, era necesario tener sistemas de defensa ante posibles agresiones externas.
Todas las sociedades tenían un mínimo de reglas y distribuían las funciones de la población, su trabajo dentro de la sociedad. Unos se dedicaban a estudiar astros (predicciones), eran los adivinos. Otros estudiaban la naturaleza (religión), eran los religiosos.
Otros estudiaban el cuerpo, la salud, la vegetación, eran los primeras médicos, los llamados brujos. Otros eran los encargados de estudiar las estrategias de guerra, eran los soldados y militares y otros al estudio de las formas y los materiales, eran los constructores, arquitectos e ingenieros. La gran mayoría, pero, se dedicaba al trabajo en el campo, en la ciudad, como eran los siervos, esclavos y peones.
Esta distribución puede responder a criterios de diversa naturaleza. La capacidad de decisión (el poder), la podía ejercer el más fuerte (ley del más fuerte). En este caso, para poder mantener su poder, establece una serie de privilegios para todas aquellas personas que le apoyen y vayan a su lado, obligando al resto a seguir las indicaciones y reglas del más fuerte.
También puede tener el poder el más hábil o astuto, el más rico, el más sabio, el sacerdote, el brujo o el pueblo, siendo este último, el sistema democrático donde el poder recae en el pueblo (soberanía popular).
2. Las teorías del origen del poder Estas reglas, estas organizaciones sociales, se fundamentan en diferentes teorías. Ninguna de ella es totalmente verdadera. Todas tienen cosas ciertas y cosas falsas.
El contrato social de Rousseau i Hobbes Uno de los exponentes de esta teoría es J. J. Rousseau. El estado de naturaleza humana, se basa en la libertad, la igualdad y la bondad. El hombre es bueno por naturaleza. Se tiene una especie de inocencia originaria (lo que determina inocencia innata o buen salvaje).
1 Para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito que les otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza. Siendo así, los derechos y los deberes de los individuos constituyen las cláusulas del contrato social, en tanto que el Estado es la entidad creada para hacer cumplir el contrato.
El origen del Estado es el pacto que realizan todos los hombres entre sí, subordinándose desde ese momento a un gobernante, el cual procura por el bien de todos los súbditos y de él mismo. De esa forma se conforma la organización social. Mediante el contrato social cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general recibiendo también a cada miembro como parte indivisible del todo.
Otro de los autores que defiende esta teoría es Hobbes, pero con algunas variantes. Para Hobbes, el hombre es pasional, egoísta y violento. El hombre es un lobo para el propio hombre (Homo homini lupus). Sobre esa base, la vida en sociedad se convierte en una guerra civil permanente de todos contra todos, en la que la vida es breve e insoportable. Como el estado de egoísmo es violento, una lucha de todos para todos, es necesario construir una organización política que se encargue de controlar a la sociedad.
El poder debe ser absoluto para evitar que los integrantes de la comunidad se enfrenten, no renuncien a su libertad natural y se vuelva a la naturaleza humana.
Todos tenemos la necesidad de ser tiernos, cariñosos, solidarios, bondadosos, pero a la vez, también violentos, conflictivos, egoístas, malos, etc. Dependerá de las circunstancias, actuaremos de una forma u otra. Al estar con un ser querido somos bondadosos, tiernos pero si atacan a este ser querido, seremos violentos y egoístas. El ser humano, por tanto, tiene capacidad para ser bueno o malo, y que sea de una forma u otra dependerá de muchas circunstancias.
El marxismo de Karl Marx La máxima personalidad de esta teoría es Karl Marx. Con un estudio del pasado, se comprueba que siempre ha habido ricos y pobres, y que los ricos, nunca han repartido bien lo que tenían con los pobres. La organización es un medio de control social utilizado por una clase dominante para continuar con sus privilegios manteniendo explotadas a las clases trabajadores, campesinas y obreras. Los trabajadores aspiran a la conquista del poder político por medio de la lucha de clases. Todos los obreros del mundo se tienen que reunir i juntos coger y apoderarse de los medios de producción y de la producción.
Cuando se alcance el poder político se instauraría una dictadura del proletariado con el objetivo de destruir las desigualdades de la sociedad como paso de transición hacia una sociedad igualitaria donde no habría estado por haberse superado las contradicciones y las injusticias sociales.
La teología La organización política es la forma de organizar la sociedad siguiendo los mandatos divinos. Hay un profeta que recibe unos mandados divinos del ser superior. En las sociedades occidentales, la religión se encuentra en el espacio privado (hogar, iglesias), no en el espacio público, ya que la historia demuestra que siempre que sale a la calle, se crean conflictos (católicos contra protestantes, chiitas contra sunnitas). En este modelo, las reglas de la sociedad se deben basar en la religión.
El Estado de Derecho La organización política de la sociedad está al servicio de los ciudadanos, una herramienta de transformación social y que permite garantizar los derechos de las personas, la vida en libertad e igualdad.
2 Este se crea cuando toda acción social y estatal encuentra sustento en la norma; es así que el poder del Estado queda subordinado al orden jurídico vigente por cumplir con el procedimiento para su creación y es eficaz cuando se aplica en la realidad con base en el poder del Estado a través de sus órganos de gobierno, creando así un ambiente de respeto absoluto del ser humano y del orden público.
3. El origen y la evolución del Estado El Estado para los juristas, tiene una serie de características que se diferencia de las otras organizaciones políticas. La idea de Estado surge en Europa durante el renacimiento. Antes del renacimiento ya había otras organizaciones pero no son llamadas Estado.
La primera persona que habla del Estado es Maquiavelo (en “El príncipe” (1513) Maquiavelo recomienda a los soberanos que es lo que tienen y no tienen que hacer para llegar al poder o para mantenerse). Observa que se evoluciona del feudalismo a otro tipo de organización. Un paso que no es de un día para otro y no sucede en todos los países de la misma forma. Analiza pues, todos los criterios para poder acceder a ser un nuevo príncipe.
Maquiavelo, toma como referente a Luís XII de Francia (reinado de 1498 a 1515). Observa que antes eran feudalitas y ahora evoluciona a otro tipo de organización. También toma como referencia a Enrique VII, (rey de Inglaterra desde 1485 y 1509) y Enrique VIII, rey de Inglaterra desde 1509 hasta 1547. También observa lo que sucede con Fernando V de Aragón, con grandes expansiones en el Mediterráneo. De igual modo, se fija en la Corona de Castilla, en la época de Isabel de Castilla.
Hasta el Renacimiento el poder estaba vinculado a la persona, era un atributo personal, y quien lo ejercía como una propiedad. Un ejemplo es la división del Imperio Romano en dos, por motivo de herencia, ya que en esa época, el Imperio pertenecía a aquella persona que tenía el poder. Se empiezan, además, a crearse las primeras empresas, las personas jurídicas, en contra de las personas físicas y una entidad distinta, denominada Estado, a quien pertenecen todas las atribuciones.
Las personas físicas son entidades inmateriales, creadas por las personas, para alcanzar determinados objetivos. Dichas entidades tienen vida propia, con plena capacidad de actuación.
El poder ya no es del rey, sino que el poder es del Estado, que se crea a partir del pacto social y a quien se le entregan los poderes. Una transformación, un paso, que no sucede de forma rápida. El poder se institucionaliza dejando así de ser personalizado. La presidencia de Mariano Rajoy no es suya, él únicamente ocupa ese cargo.
Esta nueva organización, concentra en sus manos el poder, frente al feudalismo que era una organización más parcializado. El feudalismo se acaba terminando con la mezcla de intereses de los reyes que quieren abandonar el feudalismo y los de los mercantes que quieren crear un mercado más amplio. Al eliminar el feudalismo, el poder se concentra en el Estado. Da origen al Estado absolutista. Ganan las guerras a los señores feudales y acumula el Rey, de esta forma, todos los poderes. Hay, ahora una única política, un único poder judicial, un único parlamento, etc. Solo el Rey es quien puede tener policía, el único que puede impartir justicia, etc.
El Estado se caracteriza, por tanto, en:  Deja de corresponder a una persona y es atributo a la persona jurídica estatal.
 La persona jurídica estatal concentra o monopoliza en sus manos todo el poder.
3 El Estado cuando surge lo hace en forma absoluta, en la que el monarca concentra en sus manos todo el poder. En la mano del Rey tenemos el poder judicial, el legislativo, el ejecutivo, la jefatura del Ejército, la jefatura de la Policía y la Jefatura de la Administración.
4. Las características del Estado. El territorio, el pueblo y la soberanía.
En términos generales podemos definir el Estado como aquella sociedad territorial, organizada conforme a derecho y dotada de un poder calificado como soberano.
Dicho de otra manera es una forma específica de organizar la sociedad. El Estado es un conjunto de instituciones que poseen la autoridad y la potestad para regular el funcionamiento de la sociedad dentro de un territorio determinado previsto de soberanía interna y externa. Los elementos esenciales de un Estado, son el territorio, el pueblo y la soberanía.
El territorio Para que un Estado sea tal, necesita de un territorio. Los judíos, por ejemplo, antes de la Segunda Guerra Mundial, no tenían Estado. Eran una nación sin territorio fijo.
El territorio es el espacio físico, dentro de unas fronteras, sobre el cual se ejerce soberanía de manera exclusiva, estable y efectiva. Incluye, la superficie terrestre, el mar territorial (que corresponde a 12 millas a partir del punto de la orilla con marea baja. Al finalizar estas 12 millas, se contabilizan otras 12 de control marino, es la zona continua, donde el estado mantiene un control. Finalmente, se encuentra una zona económica marina exclusiva, donde tiene la obligación de dejar pasar a las embarcaciones.), el subsuelo (hasta donde el Estado tenga capacidad para ejercer soberanía) y el espacio aéreo (que de igual forma, tantos quilómetros como el Estado tiene capacidad de ejercer soberanía).
El pueblo Comunidad de personas, más o menos homogéneas que viven de forma estable en el territorio bajo una organización política soberana determinada. El pueblo como elemento de un estado no puede confundirse con el concepto de nación.
La nación implica una identidad cultural, histórica, mientras que el pueblo de un Estado puede ser diverso, plural incluso plurinacional como pueden ser Estados Unidos, Rusia, Bélgica, Alemania, China, Australia, Canadá o España).
Organización de poder soberana Conjunto de órganos que ejercen el poder político. Permiten ejercer la dominación. Es un ente social, artificial es un producto de la sociedad. Es un ente colectivo, configurado por un conjunto de órganos y procedimientos para que se tomen las decisiones y se apliquen. Es un órgano unitario con una personalidad jurídica única.
Debe existir la organización de unas instituciones de gobierno estables, eficaces, capaces de hacer frente a las relaciones exteriores y de gobernar a nivel interno (de imponer obligaciones y sanciones a los ciudadanos).
El Estado tiene que ser soberano. Ahora bien, en la práctica no hay ningún país soberano, es decir, que no le influya ninguna división tomada en el exterior, ya que puede recibir diferentes presiones de diferentes partes (otros países, e incluso los sindicatos, los lobbies, ong’s, bancos, etc.).
5. Las características del Estado. El territorio, el pueblo y la soberanía.
Los Estados se pueden clasificar en función de diferentes criterios. En función de la forma de ejercer el poder, el grado de participación del pueblo en las tomas de decisiones, el grado de intervención del Estado en la economía, en función de la organización territorial, y en función del tipo de jefatura del Estado.
4 La forma de ejercer el poder Según la forma de ejercer el poder, podemos encontrar:  Absoluto, arbitrario, despótico. Quien ejerce el poder lo hace sin controles y sin límites pudiendo hacer lo que quiera cuando quiera y como quiera.
La forma de gobierno correspondiente es la monarquía absoluta, expresión de la forma de gobierno por la cual los súbditos de ese Estado, coincidentes con la totalidad de la población de las entidades territoriales que lo componen, están sometidos a la autoridad única y soberana de un monarca absoluto.
 De derecho. El Estado de derecho es aquel Estado en el que sus autoridades se rigen, permanecen y están sometidas a un derecho vigente en lo que se conoce como un Estado de derecho formal. Se establecen límites al poder, estableciendo competencias y actos que se pueden hacer y que no se pueden hacer. Que un Estado sea de derecho, no implica que el Estado sea democrático.
El grado de participación del pueblo En función del grado de participación del pueblo en la toma de decisiones en el poder político podemos encontrar:   Autocrático. La soberanía pertenece al dominador el cual no tiene ningún límite. Se subdivide: o Modelo dictatorial. El poder lo ejerce un dictador.
o Aristocrático. El poder lo tiene una clase social o económica.
o Totalitario. Un partido único ejerce todo el poder.
Democrático. La soberanía le corresponde al pueblo, es decir, la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. Éste lo ejerce mediante distintos procedimientos y eligiendo periódicamente a sus gobernantes. Hay un mínimo de democracia y un máximo de democracia y entre los dos puntos se encuentran los diferentes modelos, todos ellos democráticos (no existe, por tanto, un único modelo de democracia).
La intervención del Estado en la economía En función de la intervención del Estado en la economía, podemos encontrar:  Liberal. El Estado no interviene en la economía ya que deja que esta esté regulada por las leyes de la oferta y demanda. Si el Estado no interviene, si hay demanda de cualquier cosa, esta demanda sería satisfecha mediante la oferta privada. Allá donde haya demanda, las empresas privadas darán una oferta. El referente básico es por tanto la libertad y el Estado ejerce de árbitro. Son ejemplos, aún que no son estados liberales 100%, son Estados Unidos, Canadá, Australia entre otros.
 Socialista. El referente básico de este modelo es la igualdad. El Estado interviene de forma importante en la economía, ya que considera que los medios de producción tienen que estar en manos del Estado o el poder público.
Des del Estado se elige que se produce, como se produce, cuando se produce, etc. El problema se encuentra cuando a los diferentes se les trata igual.
 Social. En este modelo no se potencia mucho ni la igualdad ni la libertad. Se intenta encontrar un equilibrio. Se pretenden eliminar las injusticias y hacer que todos los jóvenes lleguen a una edad de 25-28 años con una sanidad pública para que lleguen sanos, con educación y conocimiento, etc. Todos parten, con esa edad, de un mismo punto 5 a partir de la cual, todo aquel evoluciona y actúa a su parecer pudiendo tener éxito o fracasar. La sociedad ofrece las posibilidades a la población de manera igual. Es lo que se denomina Estado del Bienestar.
La distribución territorial En función de la distribución territorial, podemos encontrar un Estado unitario o centralista, una confederación, un Estado federal o un Estado autonómico.
Estado unitario o centralista En los Estados unitarios o centralistas, en todo el territorio del Estado existe un único centro de poder desde el cual se aprueban las leyes que vinculan a todo el territorio, es decir, son de obligado cumplimiento para todo el Estado. Un ejemplo de este tipo de organización puede ser Francia.
Cuenta con un solo poder legislativo que legisla para todo el país; un poder judicial, que aplica el derecho vigente a todo el territorio del Estado, un solo poder ejecutivo que está conformado por todos los gobernantes (presidente, gobernadores, alcaldes...); y además cuenta con una sola constitución política que rige en todo el territorio y a la cual se hallan sometidas todas las autoridades y habitantes del Estado.
Estado confederado Un Estado confederado consiste en la previa existencia de diferentes Estados soberanos que, por diferentes motivos, deciden constituir una entidad central que los aglutina sobre la Defensa y las relaciones comunes. Esto implica que cada uno de estos Estados mantiene su soberanía así como su propia moneda y política económica.
Las confederaciones suelen formarse para encarar asuntos de índole mayor, como la defensa, las políticas migratorias, la creación de una moneda común, la lucha contra la pobreza, la integración social, etc. Un ejemplo es el origen de los Estados Unidos (las trece colonias).
La confederación se diferencia de la federación en que en la primera los miembros mantienen altas cotas de autonomía y el poder central es limitado, mientras que en la segunda los federados renuncian a una parte de sus competencias y el poder central es más fuerte.
Estado federado La federación consiste en la unión de diferentes Estados que constituyen una entidad central con competencias monetarias, comerciales, educación, sanidad, justicia, policía, industria, transportes, comunicación, etc. Siguen siendo Estados independientes y soberanos. Ejemplos: Estados Unidos, Alemania, Canadá, etc.
Cada uno de estos Estado se ve obligado a cumplir lo que la Federación establezca. Un ejemplo podría ser que para que los títulos universitarios sean homogéneos en todo el territorio de Estados Unidos, los grados tienen que ser de 4 años.
Esto obliga a que para obtenerlo sea de 4 años, aún que no impide que sea de 5 o de 6 años, pero si prohíbe si son de 3 años o menos. Para llegar a este punto, se lleva a cabo un reparto de competencias entre: o La Federación. El ente creado para establecer los contenidos mínimos comunes obligatorios para todo el territorio.
o Los Estados federados. Los distintos estados preexistentes.
6 De esta forma se encuentran diferentes niveles dentro del Estado; una Constitución federal, un gobierno federal, un Congreso federal con dos cámaras, la de representantes y el Senado, un Tribunal Supremo Federal, un ejército federal, unos símbolos federales y unos impuestos federales.
Al nivel de los Estados Federados, existe; una constitución estatal, un gobierno estatal con un gobernador, un parlamento estatal, un Tribunal Supremo estatal, un ejército estatal (Guardia Nacional), unos símbolos estatales y unos impuestos estatales.
El reparto de competencias ente Federación y Estados federados se establecen en la Constitución federal que a su vez, establece qué puede hacer la federación.
Todas las competencias que no estén atribuidas la Federación corresponden a los Estados federados. Las relaciones entre Federación y Estados federados no se fundamentan en la jerarquía sino en la competencia, la determinación del órgano competente. En caso de conflicto de competencias, el encargado de resolver estos conflictos es el Tribunal Supremo.
Estado autonómico El Estado autonómico se caracteriza por la previa existencia de un Estado unitario o centralista, con un reconocimiento de que dentro del Estado existen distintas nacionalidades o sensibilidades territoriales que merecen un trato diferenciado (Estado plural).
Esto lleva a brindar a las distintas nacionalidades existentes la capacidad de regular sus destinos (autonomía) de forma progresiva y dentro de unos límites necesarios para garantizar la unidad del Estado, la igualdad de los ciudadanos, la solidaridad territorial y todo aquello dispuesto por la Constitución.
Si se cumplen estos requisitos, cada Comunidad Autónoma, podrá actuar con libertad. Para ello se reconocen distintas Comunidades Autónomas. El funcionamiento es semejante al Federal y es la Constitución quien determina las competencias del Estado y las que pueden ser asumidas por las Comunidades Autónomas.
Hay que destacar que no todas las Comunidades Autónomas tienen las mismas competencias, que en el caso que no sean asumidas por las Comunidades Autónomas, volverán al Estado. Cada una, en su Estatuto de Autonomía escogen, de las competencias que permite la Constitución que tengas las Comunidades Autónomas, cuales quieren asumir.
La forma de la jefatura del Estado En función de la forma de la jefatura del Estado, podemos encontrar:  República. El jefe del Estado es elegido mediante diferentes métodos. Pueden haber elecciones o puede ser escogido por el Parlamento.
 Monarquía. Selección de una familia que representa a un Estado. Este sistema es hereditario.
Partiendo de esta clasificación, España se constituye como un estado de derecho (hay límites al poder), democrático (soberanía popular), social (la igualdad des del punto de partida; todos con las misma condiciones), autonómico (con diferentes Comunidades Autónomas), y por último, un estado monárquico. (Artículo 1 y 2 de la Constitución).
7 Lecturas de la Unidad.
Rousseau. El contrato social.
Los hombres son buenos por naturaleza, pero llega un punto en que los obstáculos que impiden mantener al hombre en este estado de naturaleza son tan grandes que para superarlos, los hombres tienen que unir fuerzas. De esta forma se asocian en una comunidad.
Ahora bien, hay que encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la propiedad y la libertad de cada individuo y que a la vez, se mantenga tan libre como antes. Esto resulta muy difícil y la única solución pasa por el “contrato social”. Este contrato es aceptado por todos y violarlo significaría volver al estado de naturaleza.
Mediante este contrato, cada individuo cede a la comunidad todos sus derechos. Al producirse esta enajenación completa de derechos, la unión entre los individuos resulta perfecta, ya que si alguien mantiene alguno de sus derechos y al no existir un poder superior que sentencie, cada uno actúa como su propio juez. En esta situación, el estado natural persistiría y la asociación pasaría a ser titánica o inútil.
Al tratarse de una comunidad, cada individuo ganaría de los otros los mismos derechos que él ha cedido a la comunidad.
La persona pública que se constituye de esta forma, por la unión de todos los demás, es lo que se denomina ciudad, república o cuerpo político (Estado si es pasivo, Soberano, si es activo). Los asociados pasan a llamarse pueblo y particularmente ciudadanos; forman parte del poder pero a la vez han de cumplir las leyes del Estado.
Maquiavelo. El príncipe.
Una de las formas que tiene un particular de llegar a ser soberano, es mediante su astucia. Hay dos tipos, en cualquier ciudad, de inclinaciones. Por un lado, está el pueblo que no desea ser ni dominado ni oprimido, y por otro lado que los poderosos desean dominar y oprimir al pueblo. Al encontrarse estos dos intereses, puede producirse: bien, por la acción del pueblo, o  bien por la acción de los grandes. Cuando los poderosos ven que no pueden con el pueblo, empiezan a dar reputación a uno de ellos hasta hacerlo príncipe. El pueblo, al ver que no puede enfrentarse a los grandes da autoridad al príncipe.
Aquel que ha llegado mediante los grandes tiene más dificultades para mantenerse, ya que se ve rodeado de gente que considera que posee el mismo poder que él. En cambio, el que llega mediante el poder popular, se encuentra solo. No hay nadie que le haga sombra en el poder.
 El establecimiento de la República  El establecimiento de la licencia y la anarquía.
Por otra parte, resulta difícil agradar a los grandes y cumplir sus deseos, a diferencia del pueblo, cuyo comportamiento más honrado, hace que sea más fácil satisfacerle. El príncipe además, no se mantendrá seguro teniendo al pueblo como enemigo, ya que estos son en número mucho mayor que el príncipe, mientras que los poderosos son menos. Lo peor que puede temer un príncipe cuyo pueblo no le ama, es ser olvidado por él. Pero tendrá que preocuparse del olvido de los grandes además del posible ataque que pueda sufrir de ellos, al tener el mismo poder que él.
Hobbes. Leviatán Una 8 ...