8. Las Guerras del Siglo XVII. La Guerra de los 30 años - PARTE II (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Historia - 2º curso
Asignatura Historia Moderna Universal
Año del apunte 2013
Páginas 13
Fecha de subida 29/05/2014
Descargas 13
Subido por

Vista previa del texto

LUIS  XIV  DE  FRANCIA  (1643-­‐1715),  INTRODUCCIÓN  A  SU  REINDAO   La   guerra   de   los   treinta   años   y   las   crisis   político-­‐sociales   de   mediados   del   siglo   XVII   propiciaron   un   clima   político   favorable   a   un   poder   real   fuerte,   garante   del   orden,   de   la   estabilidad  y  de  una  cierta  paz  (al  menos  interna).  Durante  la  época  de  gobierno  personal  de   Luis  XIV  (1661-­‐1715),  no  sólo  en  Francia  sino  en  la  mayoría  de  los  Estados  europeos  triunfa  un   sistema  político  al  que  solemos  denominar  con  el  término  Absolutismo.   En   la   época   existió   una   importante   corriente   de   pensamiento   político   absolutista,   desde   posturas   religiosas   (Bossuet)   o   agnósticas   (Hobbes).   Postulaba   una   clara   superioridad   del   soberano   respecto   a   las   asambleas   estamentales   tradicionalmente   representativas,   de   cuyo   control  debía  quedar  aquel  desligado  (absolutus),  así  como  de  cualquier  otro  poder  terreno.  El   creciente   papel   de   la   Corte   como   centro   de   mecenazgo   y   difusor   de   hábitos   refinados   de   comportamiento  es  un  tema  al  que  se  le  da  ahora  gran  importancia.   Francia   fue   en   "el   siglo   de   Luis   XIV",   el   Estado   demográfica   y   políticamente   hegemónico   en   Europa.   Con   Francia   compartieron   el   sistema   absolutista   otras   naciones   nacientes   como:   Brandeburgo-­‐Rusia   (surgida   de   las   ruinas   del   imperio   germánico   en   la   paz   de   Westfalia)   y   Rusia.   El   reinado   nominal   de   Luis   XIV   se   inició   en   1643,   cuando   tenía  cinco   años,   aunque   sólo  tras   la   muerte   de   Mazarino,   en   1661,   tuvo   lugar   la   toma   de   poder   y   el   comienzo   de   su   gobierno   personal,  sin  valido  ni  primer  ministro.  Sin  embargo,  la  política  del  rey  tuvo  una  continuidad   profunda  con  la  de  Richelieu  y  Mazarino  en  la  afirmación  del  Absolutismo  monárquico  y  en  la   pugna  con  la  Casa  de  Austria  por  la  hegemonía  en  Europa.     PROBLEMAS   -­‐ABSOLUTISMO:   Creación   de   de   la   administración   real.   Respondió   las   perspectivas   de   su   generación  que  aspiraba  a  la  paz.  Se  le  acogió  como  El  Salvador.   -­‐RELIGIOSO:   es   profundamente   religioso,   quería   ser   digno   de   ser   rey   cristiano   y   tuvo   problemas   con   los   hugonotes,   con   el   janseismo   y   galicanismo.   Se   creía   rey   por   mandato   divino,  emblema  del  sol  como  astro  que  ilumina  a  los  demás.  También  era  llamado  el  "Rey  Sol"   -­‐EXPANSIÓN  EXTERIOR:  Rotundidad  hegemónica  como  no  hizo  Carlos  I.   Luis   XIV   no   poseía   una   gran   cultura,   pero   tenía   sentido   práctico,   una   gran   capacidad   para   el   trabajo  el  juego  y  el  amor,  y  una  salud  de  hierro.  Sobrevivió  a  dos  generaciones  de  herederos  y   tuvo   que  entregar   su   reino   a   su   bisnieto.   También   marcó   al   Rey   Sol   su   traumática   evidencia   infantil  de  la  Fronda.  Esta  le  dejó,  además  de  su  horror  a  la  anarquía,  la   desconfianza  hacia  la   gran  nobleza  (a  la  que  doméstico  en  la  jaula  dorada  de  Versalles),  hacia  los  parlamentarios  (a   los   que   tuvo   a   raya)   y   hacia  las   provincias   reivindicadoras   (sometidas   a   un   centralismo   que   ha   1     perdurado).  Por  la  familia  de  que  descendía,  Luis  XIV  estaba  entroncado  con  bastantes  casas   reinantes  de  otros  países.  De  ahí  vienen,  junto  a  la  tendencia  expansiva  de  su  fuerte  reino,  sus   intereses  europeos.  Adoptaron  éstos  la  forma  de  un  hegemonismo  triunfante.  Es  preciso  tener   en   cuenta   la   presión   casi   ininterrumpida   de   la   guerra   desde   1672   para   comprender   la   trayectoria  interna  del  Absolutismo  francés  durante  reinado  de  Luis  XIV.     GOBIERNO   Orden,  eficacia  y  unidad  fueron  objetivos  perseguidos.  La  Francia  de  Luis  XIV  fue  gobernada   desde  la  Corte,  por  un  sistema  de  consejos  que  gravitaba  totalmente  en  torno  al  rey.  En  las   reuniones   del   Consejo   real   tomaban   parte,   según   los   asuntos,   unos   consejeros   u   otros   procedentes,   en   su   mayoría,   de   la   pequeña   nobleza.   Las   cuatro   secciones   del   Consejo   real   fueron:     • El  alto  consejo  (Conseil  d´en  haut)  fue  el  principal  comité  asesor  de  Luis  XIV  a  las  grandes   cuestiones  de  Estado,  pero  tendió  a  concentrarse,  en  la  política  exterior.  Formaban  parte   de   él   entre   3   y   5   consejeros.   Tras   1661   Luis   XIV   convocará   habitualmente   a   una   celebre   tríada:  Colbert,  Michel  Le  Tellier  y  Lionne.  Más  tarde,  el  marqués  de  Louvois  y  Arnaud  de   Pomponne   • El  consejo  al  interior  (Conseil  des  Dépêches):  contestaba  con  instrucciones  a  los  informes   remitidos   por   los   agentes   del   rey   en   las   provincias.   Lo   formaban   el   canciller   (segundo   personaje  del  reino),  los  cuatro  secretarios  de  Estado  (extranjero,  guerra,  marina  y  casa  del   rey)  y  el  controlador  general  de  las  finanzas.   • El   consejo   de   las   finanzas   le   competía   no   sólo   las   grandes   cuestiones   de   política   económica,  sino  también  un  control  preciso  de  la  contabilidad   • Consejo  de  Estado  tenía  atribuciones  legislativas  y  judiciales.  Como  jurisdicción  suprema,   reforzaba  el  control  del  gobierno  central  sobre  los  tribunales  de  justicia.   Reaparece   el   cargo   de   intendente   de   provincia.   De   ser   ocasional   se   vuelve   cada   vez   más   duradera  y  cada  vez  adquiere  mayores  competencias.     EL  COLBERTISMO   Desde   el   siglo   XVI   se   soñaba   con   reagrupar   la   multitud   de   mandatos   reales   en   códigos   ordenados;   las   guerras   habían   impedido   esta   obra   unificadora.   Colbert   tiene   tiempo   para   dedicarse   a   ello   y   hace   que   se   proceda   durante   los   primeros   decenios   del   reinado   a   la   redacción  de  grandes  ordenanzas  que  resumen  el  Derecho  y  que  fijan  la  jurisprudencia  hasta   finales  de  la  monarquía.  Toda  la  administración  pasó  a  manos  de  Colbert  desde  1661  hasta  su   muerte,   en   1683.   Además   de   las   finanzas   se   encarga   de   las   edificaciones,   las   artes   y   2     manufacturas  y  de  la  marina.  Vuelve  a  poner  en  orden  toda  la  fiscalidad.  Hasta  entonces,  los   nuevos  ingresos  se  obtenían  del  impuesto  directo,  las  tallas,  que  recaían  casi  exclusivamente   en   los   campesinos.   Él   obtiene   el   incremento   de   rentas   a   partir   de   los   impuestos   indirectos.   Estas   tasas   de   consumo   afectan   igualmente   a   los   privilegiados   o   a   los   más   numerosos   beneficiarios   de   exenciones.   Por   eso   son   raras   las   revueltas   antifiscales,   endémicas   desde   1635.   Colbert   también   cree   en   un   dirigismo   económico,   dicta   la   política   a   la   que   se   ha   llamado   mercantilismo.   Consiste   en   conseguir   el   máximo   posible   de   metales   preciosos,   exportando   productos  manufacturados  de  gran  calidad,  y  gastar  muy  poco,  poniendo  tarifas  aduaneras   prohibitivas  sobre  mercancías  extranjeras.   En   la   construcción   marítima,   el   éxito   de   Colbert   es   indudable.   Incrementó   los   navíos   mercantes  de  tonelaje  superior  a  100  tn  y  formó  una  poderosa  flota  real  de  guerra  capaz  de   proteger  los  convoyes  franceses  de  las  incursiones  holandesas  e  inglesas.   Promueve   las   artes,   las   letras,   las   ciencias...   a   mayor   gloria   de   la   monarquía.   Fundada   Academias  bajo  el  patrocinio  del  rey.     LOS  PROBLEMAS  RELIGIOSOS   La   concepción   centralizada   y   autoritaria   del   poder   no   podía   dejar   dentro   en   conflicto   con   el   sentimiento  religioso  de  minorías.  La  hostilidad  de  Luis  XIV  hacia  el  protestantismo  no  es  el   resultado  de  una  convicción  teológica,  sino  más  bien  de  un  plan  político.     A   partir   de   1671   se   pone   en   marcha   un   desmantelamiento   progresivo   de   las   libertades   políticas  y  religiosas.  Hacia  1679  se  pasa  del  acoso  a  las  persecuciones  y  en  1685  el  edicto  de   Fontainebleau  restablece   la  unidad  religiosa  del  reino.   Estas   medidas   empuja   a   los  hugonotes   al   exilio   o   a   la   conversión.   Los   nuevos   conversos   no   lo   son   sinceramente.   Se   plantea   una   revuelta   en   Cevennes   liderada   por   mujeres.   No   han   desaparecido   debido   a   que   existía   una   tolerancia  de  hecho.   El   problema   del   jansenismo   fue   más   complejo.   El   jansenismo   es   una   sensibilidad   religiosa   católica   que   recalca   el   poder   total   de   la   gracia   divina   en   la   salvación   de   los   hombres.   Defienden   a   un   dios   justiciero   ante   el   hombre   se   siente   impotente.   Buscan   una   religiosidad   más  íntima  como  un  retorno  a  los  viejos  padres,  rechazando  la  cultura  clásica.  Los  jesuitas  son   sus  opositores,  hombres  modernos  que  se  interesaron  por  los  ciencias.   Los  jansenitas  sueñan   con  una  iglesia  secular.  El  jansenismo  fue  condenado  en  1653  con  la  bula  "Cum  occasione".   Regalismo:  doctrina  o  política  que  pretende  recuperar  para  el  rey  una  serie  de  derechos,   poderes  que  considera  el  monarca  que  le  han  sido  arrebatado  por  la  Iglesia  y  sobre  todo  por   el  Papa.  Una  forma  de  regalismo  será  el  galicanismo:  defensa  de  las  libertades  de  los   eclesiásticos  de  Francia  y  limitación  del  autoridad  Pontificia  en  cuestiones  espirituales.   3     1660-­‐1714,  LAS  GUERRAS  DE  LUÍS  XIV       INTRODUCCIÓN   -­‐Luis   condujo   a   su   país   a   cuatro   guerras   costosas.   En   todas   ellas   continuó   la   política   de   contener   y   reducir   el   poder   de   los   Habsburgo,   extender   las   fronteras   francesas   hasta   posiciones  defendibles  y  conseguir  ventajas  económicas.     -­‐Su   ministro   de   Guerra,   el   marqués   de   Louvois,   organizó   un   poderoso   ejército   de   300.000   hombres   entrenados,   disciplinados   y   bien   equipados.   En   1667,   el   monarca   empleó   este   ejército   para  hacer  valer  su  reclamación  (basada  en  su  matrimonio,  en  1660,  con  María  Teresa,  hija  del   rey  Felipe  IV  de  España)  sobre  los  Países  Bajos  españoles.     -­‐Una  hostil  alianza  de  poderes  marítimos  le  indujo  a  negociar  un  compromiso  de  paz  en  1668.   La  recompensa  francesa  fueron  once  fortalezas  en  la  frontera  nororiental.     -­‐En   1672,   las   consideraciones   estratégicas   y   económicas   llevaron   a   Luis   a   atacar   las   Provincias   Unidas   (parte   de   los   Países   Bajos   no   sujeta   a   dominación   española),   donde   pronto   se   enfrentaría  no  sólo  con  los  holandeses,  sino  también  con  una  poderosa  coalición.     -­‐Francia  consiguió  tras  la  Paz  de  Nimega  (1678),  que  puso  fin  a  la  guerra,  el  Franco  Condado   en  la  frontera  oriental  y  una  docena  de  ciudades  fortificadas  en  el  sur  de  los  Países  Bajos.     Se  termina  de  construir  Francia  en  estos  años  de  guerra.  El  Franco  Condado,  Lorena  y  parte   de   los   Países   Pajos   se   integran   en   el   territorio.   Los   otros   dos   ámbitos   de   conflictos   son   el   Báltico   y   el   valle   del   Danubio.   En   el   báltico   el   problema   es   la   hegemonía   de   Suecia,   Dinamarca,  Prusia,  Brandeburgo,  Polonia  y  Rusia.  Suecia  es  la  tradicional  aliada  de  Francia.   En   el   valle   del   Danubio   tenemos   el   retroceso   del   imperio   otomano.   Tres   potencias   se   alían   para  expandirse  al  sur:  Austria,  Polonia-­‐Lituania  y  Rusia.   La   expansión   territorial   comienza   con   la   compra   de   Dunkerque   a   los   ingleses   en   1662,   la   conquista   de   Lille   y   otros   lugares   del   norte   tomados   a   los   españoles   tras   la   rápida   guerra   llamada  de  Devolución  (1667-­‐1668).             4     HEGEMONÍA   -­‐La  Francia  de  Luís  XIV  tuvo  gran  protagonismo  en  el  escenario  europeo,  desde  1660  hasta  el   tratado  de  Utrecht  (1712-­‐1715)   -­‐Se  juntaron  también:   • • • La  debilidad  de  España   Una  Inglaterra  llena  de  problemas  internos  hasta  la  Revolución  de  1688   Una  Europa  central  repleta  de  conflictos  y  ofensivas  turcas   -­‐La  política  de  Luís  XIV  se  fundamentó  en  dos  pilares:   • • Política  de  preponderancia  y  exaltación  del  monarca  y  Francia   Política  de  seguridad  e  intereses   -­‐Las  anexiones  más  importantes  tuvieron  como  marco  las  fronteras  naturales.   -­‐Francia  llevó  a  cabo  una  eficaz  política  diplomática  y  de  espionaje  en  Alemania  e  Inglaterra.   -­‐Creó  un  poderoso  ejército  permanente  e  hizo  obras  de  fortificación  en  las  fronteras  (cinturón   de  hierro).   -­‐Las  alianzas  hechas  por  Mazarino  permitieron  mantener  aislados  a  España  y  al  Imperio.   -­‐1663  à  Ofensiva  turca  en  Viena  à  Luís  XIV  ayuda  al  emperador  y  vencen.       LA  GUERRA  CON  ESPAÑA  (GUERRA  DE  LA  DEVOLUCIÓN,  1667-­‐1668)   -­‐1665   à   sube   al   trono   español   Carlos   II   à   Luís   XIV   comienza   su   política   expansionista,   alegando   los   derechos   de   su   esposa,   hija   del   primer   matrimonio   de   Felipe   IV.   La   renuncia   española  al  pago  como  indemnización  por  el  cambio  en  la  sucesión  pactado  con  el  matrimonio   sirvió  a  Luís  XIV  para  invocar  los  derechos  de  su  mujer  en  los  Países  Bajos  españoles.  Ante  la   negativa,  el  ejército  francés  invadió  Flandes  (1667)  y  el  Franco  Condado.   -­‐Los   holandeses   aceleraron   la   paz   con   Inglaterra   y   junto   a   ésta   y   Suecia  à    triple  alianza  de  la   Haya  (1668)  à  presiona  a  Luís  XIV   -­‐Paz  de  Aquisgrán  (1668)  à  España  cedía  a  Francia  doce  plazas  en  Flandes  (como  Lille,  Douai   y  Tournai)  y  recuperaba  el  Franco  Condado.         5     GUERRA  CONTRA  LAS  PROVINCIAS  UNIDAS  (1672-­‐1679)   -­‐Este  semifracaso  y  la  competencia  holandesa  en  el  comercio  marítimo  llevaron  a  Luís  XIV  a   acabar   con   la   potencia   holandesa   à   Buscó   aislar   los   P.Bajos   (firmó   el   tratado   secreto   de   Dover  con  Carlos  II  de  Inglaterra  y  firmó  alianzas  con  Suecia  y  algunos  Estados  alemanes).   -­‐Desde   1672   hasta   1679,   Luis   XIV   lleva   la   guerra   contra   las   Provincias   Unidas.   Se   trata   de   romper   la   hegemonía   marítima   de   los   holandeses.   Las   tropas   pasan   el   Rhin,   bordeando   los   países  bajos  españoles  y  llegan  hasta  Utretch.  Su  victoria  es  aplastante:     • • 1672  à  Ingleses  y  franceses  declaran  la  guerra  a  las  Provincias  Unidas.  Luís  llega  hasta   Utrecht.     En   Holanda   se   vive   una   reacción   nacional   y   se   asesina   al   gran   pensionario   Jan   de   Witt,   ascendiendo   el   estatúder   Guillermo   de   Orange,   quien   logró   el   apoyo   de   España   e   Imperio.  Luís  XIV  se  retiró  de  Holanda,  hasta  que  en  1674,  reanudó  la  conquista  del   país.   -­‐1678  à  Paz  de  Nimega:   • • • • Los   Países   Bajos   mantienen   la   integridad   de   su   territorio   y   la   relajación   del   proteccionismo  colbertista.     España   es   la   gran   damnificada   à   pierde   el   Franco   Condado   y   se   rectifican   las   fronteras  del  norte.   Francia   restituyó   las   plazas   más   avanzadas   y   aisladas,   como   Charleroi,   Gante   y   Audenarde.   1679   à   Tratado   de   Saint   Germain   con   el   emperador   à   se   reconocen   las   amputaciones  de  Luís  de  Lorena  y  Alsacia.   -­‐La   toma   de   poder   en   La   Haya   hecha   por   Guillermo   de   Orange   galvaniza   la   defensa   de   los   holandeses;   luego   el   rey   de   España   y   el   emperador   se   alían   con   ellos,   y   así   limitan   las   conquistas  francesas.  El  tratado  de  Nimega  (1678)  reconoce  la   conquista  del  Franco  Condado   (los   países   de   jura),   quitado   a   España.   El   gran   perdedor   es   Carlos   II   de   España.   Luis   XIV   aparece  entonces  como  el  árbitro  de  la  Europa  política.     ARBITRIO  DE  EUROPA   -­‐El  Rey  Sol  se  había  transformado  en  árbitro  de  Europa  y  utilizaba  este  poder  en  su  beneficio.     -­‐Así   à   política   de   “las   reuniones”   o   anexionista,   basada   en   hacer   anexiones   en   momentos   de   paz   à   pretendía   penetrar   en   el   mundo   renano   e   interrumpir   las   comunicaciones   entre   las   posesiones  españolas.     6     -­‐Empezó   una   política   de   ocupación   de   plazas,   algunas   que   le   habían   sido   cedidas,   otras   de   forma  ilegal,  como  Estrasburgo  (1681)   -­‐Ofensiva   otomana   sobre   Viena   (1683)   à   Luís   XIV   detuvo   sus   ataques   a   Luxemburgo   y,   al   reanudarlos,   se   enfrentó   contra   España,   quien   se   rindió,     y   España   hubo   de   reconocer   las   ocupaciones  francesas  (Tregua  de  Ratisbona,  1684)     SIN  EMBARGO…   -­‐Sin   embargo,   el   equilibrio   de   fuerzas   europeas   tendía   paulatinamente   a   contrarrestar   el   poderío   francés.   Estas   anexiones   y   el   rechazo   a   intervenir   para   ayudar   a   los   territorios   imperiales   amenazados   por   los   turcos   en   1683   ofuscan   gravemente   la   opinión   europea.   Cuando  la  sucesión  al  principado  episcopal  de  Colonia  opone  de  nuevo  a  Francia  y  el  Imperio,   la  guerra  vuelve  a  comenzar  en  1688  y  forma  una  coalición  continental  contra  Francia.     -­‐Acontecimientos  que  favorecían  conjuntarse  las  fuerzas  europeas  contra  el  poderío  francés:   • • • La   victoria   imperial   sobre   los   turcos   delante   de   Viena   (1683)   y   su   posterior   acción   contra  los  otomanos   La  revocación  del  Edicto  de  Nantes  (1685)   La  revolución  inglesa  de  1688,    que  expulsó  al  profrancés  Jacobo  II  y  colocó  al  frente  a   Guillermo  de  Orange,  el  mayor  enemigo  del  monarca  francés.   -­‐Últimas  manifestaciones  del  poderío  francés:   • • • Bombardeo  de  Génova,  aliada  con  España  (1685)   Ocupación  de  Aviñón  (1688)   Invasión  del  Palatinado     LA  LIGA  DE  AUGSBURGO:     Esta  coalición  es  aún  más  temible,  ya  que  Inglaterra  ha  cambiado  de  campo.  Hasta  aquí,  los   vínculos  de  parentesco  entre  los  soberanos  habían  proporcionado  la  alianza  o  la  neutralidad   inglesa.   Pero,   en   noviembre   de  1688,   un   golpe   de   Estado   derroca   a   Jacobo   II,   cuyo   catolicismo   indigna  al  patriotismo  inglés,  que  se  identifica  con  la  Iglesia  nacional  anglicana.  La  corona  pasa   a   manos   de   su   yerno   Guillermo   de   Orange,   estatúder   de   Holanda,   que   adopta   el   nombre   Guillermo   III.   Ocupa   un   rango   entre   los   adversarios   más   resueltos   de   Luis   XIV.   La   guerra   europea   va   a   durar   nueve   años.   Si   bien   Francia   hace   frente   en   los   Alpes   y   en   Flandes,   sufre   reveses  marítimos.  La  guerra  terrestre  fue  favorable  a  Luis  XIV.  La  guerra  fue  dramática  en   Cataluña.  El  frente  se  movió  mucho.  Luis  XIV  invadió  Cataluña  en  1697.     7     Las  hostilidades  llegan  a  su  fin  en  un  congreso  de  paz  celebrado  en  Ryswick  en  1697.  Luis  XIV   tiene   que   abandonar   la   mayor   parte   de   las   anexiones   como   Cataluña   y   Luxemburgo,   salvo   Estrasburgo,  y  reconocerá  los  holandeses  en  derecho  de  establecer  una  línea  de  guarniciones,   llamada  la  Barrera,  delante  de  su  frontera,  en  el  territorios  de  los  Países  Bajos  españoles.   El   equilibrio   así   establecido   duró   poco,   pues   la   muerte   de   Carlos   II   de   España   sin   descendencia  en  1700,  provoca  un  gigantesco  juego  político.     LA  CRISIS  DE  LA  HEGEMONÍA  FRANCESA   -­‐Como  ya  hemos  anticipado,  la  última  fase  del  reinado  de  Luís  XIV  no  fue  ya  tan  triunfal.  Su   prepotencia   terminó   por   concitar   contra   Francia   una   coalición   de   diversas   potencias   que   detuvo  la  expansión  francesa  y  la  obligó  a  retroceder.     GUERRA  DE  LOS  NUEVE  AÑOS  (1688-­‐1697)     1688  à  situación  internacional  complicada:   • • •   Luís   XIV   invade   el   Palatinado   (1688)   tras   haber   sido   elegido   elector   el   conde   de   Neuburgo   y   no   su   cuñada,   y   como   culminación   de   su   política   expansionista   por   el   valle   del  Rin  à  acaba  de  arruinar  las  simpatías  entre  Alemania  y  Francia.   En   la   lucha   por   la   elección   del   príncipe-­‐arzobispo   de   Colonia   se   enfrentaban   el   candidato   del   emperador   y   el   de   Luís   XIV   (Furstemberg),   quien   es   elegido.   Pero   el   Papa,   enemistado   con   Luís   XIV   por   su   política   regalista,   se   negó   a   concederle   a   Furstemberg  la  investidura  del  arzobispado  à  Luís  ocupa  Aviñón  (dominio  pontificio)   como  represalia.   El   ataque   francés   al   Palatinado   pone   en   marcha   una   coalición   europea,   muy   preparada,  contra  Francia.       -­‐1688  à  Comienza  la  llamada  Guerra  de  la  Liga  de  Augsburgo,  tras  la  alianza  contra  Francia   del  emperador  Leopoldo  I  y  algunos  príncipes  alemanes,  con  el  soporte  de  España,  Suecia  y   Guillermo  de  Orange.     -­‐Tras  la  “Revolución  gloriosa”  en  Inglaterra  y  el  ascenso  a  su  trono  de  Guillermo  de  Orange  à   Inglaterra  se  une  a  la  alianza  contra  Luís  XIV  à  Priva  al  Rey  Sol  de  una  alianza  o  neutralidad   que  anteriormente  le  había  sido  muy  útil.     8     -­‐La   entrada   de   Inglaterra   dio   un   giro   particular   al   conflicto,   potenciando   su   aspecto   marítimo,   y   enfrentando   a   Francia   contra   las   dos   “potencias   marítimas”   de   la   época:   Holanda   e   Inglaterra.   -­‐También   se   desarrolló   la   guerra   en   los   dominios   hispánicos,   como   pasó   en   los   Países   Bajos   españoles.   -­‐Otro   frente   importante   fue   Cataluña.   En   1697   fue   invadida   y   Barcelona   se   rindió   frente   al   Duque  de  Vendôme,  que  tomó  el  título  de  virrey.   -­‐El   mediterráneo   también   fue   un   frente   importante,   y   en   Saboya,   atacada   por   los   franceses   (1690),   hecho   que   hizo   que   se   uniera   a   la   coalición,   se   firmó   finalmente   una  paz   separada   con   Francia  (1696),  que  preparó  el  fin  de  la  guerra.     -­‐El  final  vino  auspiciado  por  el  agotamiento  de  los  principales  contendientes  y  las  dificultades   en  obtener  una  victoria  decisiva.     • • Francia   quedó   muy   debilitada   fiscalmente   y   por   la   crisis   de   la   mortalidad,   y   aumentaron  las  críticas  contra  las  políticas  de  Luís  XIV.   Inglaterra  también  problemas  financieros,  solventados  al  final  con  la  creación  en  1694   del  Banco  de  Inglaterra.  Y  se  estableció  un  impuesto  sobre  la  propiedad  (land-­‐tax),  que   no   respetaba   a   los   privilegiados.   Recelos   entre   la   pequeña   nobleza   rural,   de   mayoría   torie.       -­‐1697  à  Paz  de  Ryswick     • • • • • • Luís  XIV  se  mostró  sorprendentemente  moderado   Devolvió  las  conquistas  posteriores  a  Nimega,  exceptuando  Estrasburgo   Retiró  sus  tropas  de  Cataluña   ¡Incluso  devolvió  Lorena!   Ante   la   ineficacia   del   ejército   español   para   defender   sus   propios   territorios,   se   concedió   a   las   Provincias   Unidas   del   sur   más   cercanas   a   la   frontera   francesa   el   derecho   a   mantener   guarniciones   en   las   plazas,   en   concepto   de   “barrera   de   seguridad”.   La  paz  con  Saboya  implicó  la  cesión  de  las  dos  plazas  fuertes  de  Casale  y  Piñerolo,  que   durante  el  siglo  XVII  habían  sido  el  paso  a  Italia  de  los  franceses.         9     GUERRA  DE  HUNGRÍA  (1683-­‐1699)   -­‐   La  Gran   Guerra   Turca  es   el   nombre   por   el   que   se   conocen   los   conflictos   que   enfrentaron   al  Imperio   otomano  y   sus   aliados   los  tártaros   de   Crimea,   los   cosacos   de   Zaporozhia  y   los   Estados   vasallos   de  Moldavia,  Valaquia  yTransilvania  durante   gran   parte   del  siglo   XVII  contra   el  Sacro   Imperio   Romano   Germánico,   la  República   de   las   Dos   Naciones,   la  República   de   Venecia  y  el  Zarato  ruso.  Estas  diferentes  guerras,  agrupadas  bajo  el  nombre  de  Gran  Guerra   Turca,  se  debieron  al  restablecimiento  del  poder  otomano  y  significan  el  último  intento  de  los   turcos  de  extenderse  por  Europa.  Se  pueden  diferenciar  dos  fases:  en  la  primera  (desde  1645   hasta   1683)   los   otomanos   y   sus   aliados   atacan   sucesivamente   y   por   separado   a   los   Estados   cristianos.   En   la   segunda   fase   (1684–1699)   los   reinos   cristianos   se   unen   formado   la   Liga   Santa.   Finalmente   las   conquistas   de   la   Liga   Santa   obligaron   a   los   otomanos   a   firmar   el  Tratado   de   Karlowitz  que  marca  el  inicio  del  repliegue  otomano  en  los  Balcanes.   -­‐La   que   nos   interesa   aquí   es   la   de   1683-­‐1699,   en   la   cual   Luís   XIV   no   quiso   colaborar,   por   lo   que   se  lo  presentó  como  aliado  de  los  turcos,  como  el  “turco-­‐cristianisimo”.     GUERRA  DE  SUCESIÓN  ESPAÑOLA  (1701-­‐1714)   Guerra de Sucesión Española (1700-1714): Francia se enfrenta a una coalición europea encabezada por Austria e Inglaterra, para resolver la sucesión Borbón o Habsburgo a Carlos II de España el Hechizado, muerto sin descendencia en 1700. Aunque el conflicto armado es ganado por los Habsburgo, su pretendiente, el Archiduque Carlos, se ve forzado a renunciar al trono de España al heredar el trono de Austria y del Sacro Imperio. Así, por los tratados de Utrecht y Rastadt, Felipe V de Borbón obtiene el trono de España, con las colonias americanas; Prusia el estatus de reino; Austria, los territorios españoles en Flandes e Italia; Inglaterra, Gibraltar, Menorca y privilegios comerciales en América (se asienta como gran potencia).
Entre Francia y España comienzan a funcionar los Pactos de Familia.
  -­‐Tras  la  Paz  entre  Guillermo  de  Orange  y  Luís  XIV,  se  ponen  ambos  de  acuerdo  para  repartirse   el  imperio  español,  dada  la  previsible  muerte  de  Carlos  II.   -­‐Luís  XIV  tenía  sus  derechos  al  trono  por  ser  nieto  de  Felipe  III  y  su  esposa  hija  de  Felipe  IV.   Pero   se   resignó   a   aceptar   a   otro   sucesor,   dadas   sus   pocas   posibilidades,   y   a   cambio   de   compensaciones  territoriales  à  Tratados  de  1698  y  1699.   -­‐Los   gobernantes   españoles   pensaron   que   la   mejor   manera   de   conservar   la   monarquía   indivisa  era  que  Carlos  II  designase  heredero  a  Felipe  de  Anjou,  nieto  de  Luís  XIV,  ya  que  con   el  poder  del  Rey  Sol  podría  impedirse  la  partición  de  los  dominios  hispánicos.  Aun  así,  Francia   ya  no  habría  tenido  la  capacidad  de  mantener  la  integridad  del  imperio  frente  a  la  alianza  de   otras  potencias.   10     -­‐Aunque  al  principio  el  Parlamento  inglés  no  era  partidario  de  la  guerra,  las  acciones  de  Luís   XIV,   que   lo   perjudicaban   en   intereses   y   sentimiento,   llevaron   a   la   formación   de   una   gran   alianza  entre  emperador  y  potencias  marítimas.  Estas  acciones  eran:   • • • • • Influencia  francesa  en  las  Corte  madrileña   Presencia  colonial  francesa  en  la  América  hispánica   Entrada  de  tropas  y  funcionarios  en  los  P.Bajos  españoles   Expulsión  de  guarniciones  holandesas  de  la  “barrera”   1702  à  muere  Jacobo  II  y  se  reconoce  a  su  hijo  como  rey  de  Inglaterra   -­‐1702  à  declaración  de  Guerra  de  la  Gran  Alianza  a  los  Borbones.     -­‐Francia   contaba   en   un   principio   con   Portugal,   Saboya   y   Baviera,   pero   los   dos   primeros   cambiaron  rápido  de  bando.   -­‐A  partir  de  1704  (batalla  de  Blenheim),  los  borbónicos  estaban  ya  a  la  defensiva.     -­‐A  partir  de  1706,  la  guerra  evolucionó  distintamente  fuera  que  dentro  de  la  península:   • • 1707  à  Batalla  de  Almansa  à  afianzó  el  trono  de  Felipe  V   En  el  exterior,  pero,  los  territorios  de  la  monarquía  hispánica  eran  ocupados  por  los   aliados:   o Países  Bajos  y  Milán  (1706)   o Nápoles  (1707)   o Cerdeña  y  Menorca  (1708)   -­‐Clemente  IX    tuvo  que  reconocer  al  archiduque  como  rey  de  España.     -­‐Luís  XIV  se  encontraba  a  la  defensiva,  su  propio  reino  estaba  siendo  invadido,  como  muestra   la  toma  de  Lille  (1708)   -­‐Disturbios  por  hambre  en  París     -­‐Luís   pidió   la   paz   a   los   aliados,   dispuesto   a   abandonar   la   defensa   de   España   (1609),   pero   la   dureza  en  las  condiciones  impuestas  le  hicieron  cambiar  de  idea.     -­‐Dos  hechos  cambiaron  la  naturaleza  del  conflicto:   • • 1710   à   En   Inglaterra   obtienen   el   poder   los  tories,   que   a   diferencia   de   los   whigs,  no   quieren  continuar  el  conflicto.     1711   à   El   emperador   José   I   muere,   y   el   pretendiente   a   la   corona   española   se   convierte  en  emperador  (Carlos  VI)   11     -­‐ahora  las   potencias  marítimas   cambiaran   de   pretendiente   al   trono   à   no  iban  a  permitir  que   nuevamente  volviera  la  hegemonía  de  la  Casa  de  Austria.  Y  el  poderío  de  Francia  había  sido   limitado.  Así,  buscaron  garantías  de  que  España  y  Francia  no  se  aliaran.       -­‐1713   à   En   Utrecht   (Holanda),   se   firman   los  tratados   de   paz,   entre   los   soberanos   borbónicos   de  un  lado,  y  las  potencias  marítimas  del  otro:   • • • Se  reconocía  a  Felipe  V  como  rey  de  España  y  sus  Indias   Los  antiguos  territorios  de  España  en  Europa  pasaban  en  compensación  al  emperador   (P.Bajos,  Milán,  Nápoles  y  Cerdeña)   Los  holandeses  conservaban  “plazas  barrera”  por  seguridad   -­‐La   paz   de   Utrecht   expresaba   los   criterios   de   la   diplomacia   británica   de   establecer   un   equilibrio  entre  las  distintas  potencias  europeas.   -­‐El  tratado  ponía  punto  y  final  a  la  hegemonía  francesa  y  concedía  a  Gran  Bretaña  un  papel  de   primera  fila.  Encima  conservaba  Menorca  y  Gibraltar  y  ciertos  derechos  con  el  comercio  con   la  Amércia  Hispánica.  Y  Francia  le  cedió  la  bahía  de  Hudson  y  Terranova.   -­‐Aunque  Carlos  VI  no  firmó  los  tratados  de  Utrecht,  no  podía  proseguir  la  lucha  sin  Inglaterra  y   Holanda.     -­‐1714  à  Paz  de  Ratstadt,  entre  el  príncipe  Eugenio  de  Saboya  y  el  mariscal  francés  Villars.   -­‐Pero  no  hubo  tratado  entre  Felipe  V  y  el  emperador.     -­‐setiembre   de   1714   à   El   general   francés   duque   de   Berwick   tomó   Barcelona,   que   había   resistido   a   los   borbónicos   más   de   un   año.   En   1515,   ya   ocupaban   Mallorca   y   restablecían   la   soberanía  de  Felipe  V  sobre  los  territorios  asignados  a  él  en  Utrecht.     -­‐Después  de  14  años  de  guerra,  se  había  llegado  a  la  división  del  imperio  español,  siguiendo     criterios  muy  similares  a  los  de  los  tratados  de  reparto,  pero  con  un  cambio  sustancial  en  la   dinastía  heredera  de  Carlos  II.   GRAN  GUERRA  DEL  NORTE  (1700-­‐1721)   Gran   Guerra   del   Norte  (1700-­‐1721):   es   una   serie   de   conflictos   por   la   supremacía   en   el  mar   Báltico,   en   el   que   se   enfrentan   principalmente  Suecia  y  Rusia.   El   conflicto   es   famoso   por   ser   una  suerte  de  epopeya  del  Rey  de  Suecia  Carlos  XII,  visto  como  un  Alejandro  renacido.  Hasta  el   momento,   el   Imperio   Sueco   había   controlado   buena   parte   de   los   territorios   del   mar   Báltico,   pero  desde  la  llegada  al  trono  del  zar  Pedro  I,  Rusia  comienza  a  presionar  e  invadir  territorios   12     suecos   (Livonia,   Estonia,   Finlandia,...),   aprovechando   que   el   rey  Carlos   XII  había   decidido   invadir  Polonia.  Tras  hacerse  con  el  control  del  país,  Carlos  XII  ataca  en  respuesta  a  Rusia.  En   un   primer   momento   sale   victorioso,   pero   es   derrotado   decisivamente   en  Poltava  (1709).   Aislado  de  la  costa,  se  ve  forzado  a  retirarse  hacia  el  suroeste  (Ucrania,...),  y  entra  en  territorio   Otomano.  El  Imperio  otomano  lo  ayuda  militarmente,  pero  Carlos  XII  se  ve  forzado  a  regresar   apresuradamente,   y   de   incógnito,   a   Suecia,   pues   los   nobles   planeaban   destronarlo.   Aunque   no   lo   logran,   el   conflicto   continúa   con   múltiples   ramificaciones   en   Alemania   (entre   suecos   y   sajones),  en  Noruega,  en  el  sur  de  Suecia  (daneses  contra  suecos),  en  Finlandia  (rusos  contra   suecos),...  Suecia,  agotada  por  el  conflicto,  capitula  en  1721,  y  cede  a  Rusia  Livonia  y  Estonia,   entre   otros.   Suecia   pierde   su   relevancia   como   potencia   europea   en   el   báltico,   y   cede   el   testigo   a  Rusia,  que  emerge  entonces  como  superpotencia.  Comienza  la  decadencia  de  Polonia.           13     ...

Tags: