HISTORIA DEL DERECHO TEMA 2 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura HISTORIA DEL DERECHO
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 12/09/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes de Historia del derecho con el profesor Pascual Marzal, el mejor profesor de Historia del Derecho.

Vista previa del texto

TEMA II : HISTORIA DE LA HISTORIOGRAFÍA JURÍDICA TRES ETAPAS DE LA HISTORIA Durante la Edad Media la historiografía se reduce a las CRÓNICAS: relatos escuetos que reflejan, sobretodo, los acontecimientos coetáneos, cercanos al autor; quizá añade, recogiendo de otras noticias sobre monarcas o batallas anteriores o toma de la Biblia elementos de remotos tiempos.
-Crónica: Relación de datos para adular a reyes o señores o anunciar un futuro catastrófico.
Pretende reflejar su época, su presente.
Primer intento de hacer historia: Alfonso X, con su Crónica General, se empiezacierta construcción con los clásicos (para Roma) y con Ximénes de Rada y Lucas de Tuy para la Edad Media.
-Menéndez Pidal: no se distingue bien el campo histórico del literario.
Renacimiento: historia más ambiciosa (más precisa para conocer el pasado) - Juan de Mariana (jesuita): autor de historia de España en latín.
1. La historia crítica (siglos XVII-XVIII) Monjes bollandistas franceses, a fines del siglo XVII: estudio crítico de la historia a través de sus diplomas y reglas y métodos para valorarlos.
-Mabillon en su De re diplomatica: pilar primero de una nueva manera de hacer historia. No se fía de cualquier crónica sino que analiza en base a la crítica textual.
-Siglo XVIII, Voltaire: añadirá a la historia un enfoque universal.
-La primera historiografía crítica sigue con historias de reyes y batallas, historia política o de sucesos. (Lógico interés del A. Régimen) -España, iniciador de la historia crítica: Nicolás Antonio, en el s. XVII se propone reunir todos los escritores hispanos en Bibliotheca vetus y Bibliotheca nova. Se encuentra con cronicones de los que desconfía. Hizo una crítica a estos pero no pudo publicarla.
-Siglo XVIII: Flórez (agustino) colecciona documentos medievales en tomos de la España Sagrada mientras Ferreas o Masdeu componen sendas historias de España.
-Se inicia una historia del derecho separada de la general. Primer texto: Sacra Themidis Hispaniae Arcana, inacabada a la muerte de su autor Juan Lúcas Cortés (alto funcionario de la burocracia de los Austrias), la publica un danés en 1703. Durante el s. XVIII no se produce ninguna obra de historia de derecho interesante. Tan solo se publica un detestable manual (Antonio Herández Prieto Sotelo).
-En s. XIX: valiosos trabajos. Juan Sempere Gaudinos (historiador y erudito) publica: Historia del Derecho español.
- Francisco Martínez Marina logra mayor importancia (clérigo liberal) publicando estudios jurídicos. La mejor crítica y saber de la ilustración española nutría este intento de Martínez Marina, su Teoría de las Cortes (1820) pretendía justificar la Constitución de Cádiz (1812), pero va más allá.
2. La historia institucional y de la cultura (siglos XIX y XX) S. XIX: Cambio en la forma y método de hacer historia, cambia el sujeto.
-Revolución francesa (1789) sitúa la soberanía en el pueblo.
-Romanticismo: interés por esencias populares o espíritu del pueblo (nacionalismo). Exaltará, en contra, los valores tradicionales y medievales de la restauración.
Pueblo: nación como sujeto de la historia.
Primera escuela histórica alemana: significa estudio más amplio de instituciones jurídicas y sociales, como expresión del espíritu del pueblo.
Historia de la cultura o institucional: (historia política ampliada con retazos de historia social, costumbres, cultura, instituciones,...) en diferentes sectores o apartados se van exponiendo, los aspectos sociales, políticos, económicos, jurídicos o de la cultura, que pueden proporcionar las viviendas y realidades del pueblo.
-Ejemplo: historia de Ballesteros Bretta.
En España surge un grupo de historiadores del derecho: inician los estudios internacionales.
Hombres de mente abierta.
 Eduardo Pérez Pujol: uno de los 1º catedráticos de la historia del derecho español.
Obra central: Historia de las instituciones sociales de la España goda. (Vocación hacia la historia social, aclara conceptos sobre esta).
 Joaquín Costa: sus aportaciones en relación a la costumbre significan una vía de enriquecimiento y una perspectiva social para la historia jurídica. Resaltó la costumbre (instrumento conceptual para trascender una historia meramente legislativa). Hay en él influencias de Savigny y la escuela histórica. El derecho y su historia no pueden reducirse a la ley.
-Apelación a la costumbre como deseo y camino para el estudio de un derecho vivido y no solamente atenido a la ley, que expresa tan sólo mandatos y deseos de un poder.
 Rafael Altamira y Crevea: (recibió las tendencias de Costa). El derecho no puede reducirse a fuentes y textos legales. Obra: Historia de España y de la civilización española. Altamira es el iniciador de los estudios americanistas en España (el derecho y las instituciones de Indias).
 Rafael de Ureña y Smenjaud: impulsó los estudios histórico-jurídicos. Arabista y buen conocedor de nuestro estudio medieval. Cátedra de doctorado en Madrid sobre historia de la literatura jurídica.
 Eduardo de Hiojosa y Naveros (cumbre): Catedrático de letras en la central. Iniciador de los estudios de la historia del derecho (padre de ella por los más conservadores).
Historiador de las instituciones medievales. Mayoría de sus trabajos versan sobre instituciones. Escribe valiosas monografía. Viaje a Alemania: conecta con la avanzada historiografía jurídica de aquel país (asimilación de sus técnicas y forma de hacer para proyectarlo al estudio de nuestro pasado). Estancia en Barcelona (gobernador civil algunos años), interés por Cataluña. Su aportación más acabada: El régimen señorial y la cuestión agraria en Cataluña en la Edad Media.
-A fines del pasado siglo y comienzos del presente aparece un claro interés por los estudios jurídicos, económicos y sociales.
3. La historia económica y social (siglo XX) Historia institucional: fenómenos económicos y sociales. Historiadores pusieron bases importantes para el cambio de enfoque de la historia: Lamprecht, Marx, Schmoller, etc.
Pero la historia se renovó en Francia con la escuela de los Annales (revista fudada en 1929).
Crean un método, unas técnicas y aportan unas realizaciones que han orientado la historia hasta época reciente.
- Esta superación de la historia institucional se logró por la conversión de los historiadores desde un relato político fundamentalmente, a una atención hacia aspectos más globales de la historia.
Hace años: cambio en la historiografía francesa de los Annales que supone nuevas posibilidades técnicas y metodológicas.
-La etapa de historia social y económica en exclusiva está muerta.
-Hoy el objeto y el método de la historia se ha ensanchado intensamente, pues nada le es ajeno con tal de que sirva para comprender mejor el pasado de un individuo o de un colectivo.
ESPAÑA: cambio tras la guerra civil. Anuario de historia del derecho español expresa el cambio ocurrido. Interés por mantener una continuidad con lo anterior. Guerra Civil: corte, pero se pretende que continue la escuela de Hinojosa.
Años 50, se rompe la continuidad. Nuevas direcciones historiográficas irrumpen España, dejando a la historia institucional anclada en tiempos anteriores. Jaime Vicens Vives en 1950 asiste al congreso de ciencias históricas en París. Conocía a Hinojosa y las direcciones institucionales, pero en Francia encuentra una historiografía muy distinta. Su esfuerzo se centra en la introducción de formas de historiar más modernas, en busca de una historia total.
-Según Vicens Vives: historia de la cultura, mera historia de ideas. Este había atacado a la historia del derecho. Discusión sobre la nueva dirección de Vicens y la ciencia de los Annales.
-La nueva importación y reconstrucción de la historia económica y social estaba ahí, para ser seguida o rectificada por los historiadores del derecho, que desde sus comienzos y hasta ese momento habían atendido los aspectos sociales y económicos de la historia, desde Hinojosa a nuestros días, antes de la presencia de Vicens.
No hubo respuesta hasta que García Gallo y otros respondieron con el retraimiento y la historia del derecho se refugió en un estricto juridicismo. Este autor en 1952 escribió un artículo en que decía que la historia del derecho era una disciplina puramente jurídica, frente a la tradición anterior, siempre vista como una ciencia histórica.
-Historia más reciente atiende a realidades constantes.
-Si el derecho posee una cierta tendencia a mantener sus fuentes vigentes, estas van transformándose.
-La historia del derecho, según García Gallo, es ciencia jurídica, por su finalidad y orientación y por sus métodos, debe ser estudiada igual que se analiza el derecho vigente.
Interesa llegar al pasado.
Ante la entrada de la escuela de Annales, historiadores del derecho ven invadida su área, ya que economía y sociedad era campos suyos propios. Nuevos historiadores se interesan por esos campos. Solución encontrada: aislamiento. Hubiera sido mejor trabajar con coordinación y trabajo interdisciplinar. Hoy, el historiador general penetra en el estudio de las instituciones y no pasa nada, cada uno aporta su trabajo en buena armonía.
Crítica o defectos Historia del derecho: serie de deficiencias Defectos o limitaciones tradicionales en los estudios de historia jurídica: 1) Medievalismo: tendencia a estudiar la edad media (siglos VIII a XIII). Hasta hace poco había un cierto olvido a los siglos XIX y XX que forman las líneas de nuestro ordenamiento actual. Razones: a) Martínez Marina o Hinojosa (primeros historiadores del derecho) trabajaban en una época en que los textos medievales del siglo XIII se hallaban vigentes (se remontaban a la alta edad media). Se ocupaban de esto porque el derecho penal o civil era conocido por los profesores).
b) Alta edad media: primera época que captaba su atención. Período altomedieval era la primera zona a atender y el objeto preferente de los historiadores juristas. Dos graves cuestiones: la necesidad de saber la lengua árabe (Sánchez Albornoz procuró compensar con traducciones su falta de conocimiento de esta lengua) y por otra parte, el encuentro con que filólogos estudiaban fueros locales o textos de aquella época y se ponen a su altura.
2) Desvío de la investigación de archivo: hay historiadores del derecho que realizan sus trabajos con escasa o ninguna labor de archivo. Consideran que es suficiente con los textos publicados. Historiador y archivo son dos ideas inseparables, por lo que toda construcción que no esté basada en una consideración de las fuentes de conocimiento de los archivos, presenta fallos, a la vista de quien profundice en ellos.
3) Manuales como eje de la investigación: caso de García Gallo o Torres López.
Suponen una visión general y sintética para quien se inicia en la historia del derecho.
Pero durante años se les ha conferido una importancia que no tienen (se les confunde con tratados de materia que sintetizan a alto nivel). Por contra, la historiografía avanza tanto a través de la monografía o estudio completo como a través de los tratados o síntesis de alto nivel. Interesaba más completar que profundizar, llegar a conclusiones generales que analizar las cuestiones con toda su hondura.
4) Influencia del positivismo jurídico: Positivismo, diferentes sentidos: - - Positivación de una ciencia (cuando ésta adopta el método positivo o moderno, basado en observación de hechos y su estructuración en teorías o hipótesis comprobadas).
Positivismo histórico: en el XIX definitivamente, la historiografía adquiere un método y una crítica. Se ha superado en las nuevas direcciones (englobando en el nuevo camino o enfoque lo que significaba la crítica de los textos).
Dirección filosófica (como la obra de Comte o de Spencer, redactan una filosofía que pretende estar de acuerdo con las ciencias y su positivismo.
Interesa positivismo jurídico a un fenómeno diferente, dos sentidos: a) Autores s.XIX (Duguit o positivistas italianos cercanos a Lombroso): aplicar método de ciencias naturales, con direcciones sociológicas o antropológicas.
b) Los más de los juristas, s. XIX, la escuela francesa de la exégesis del Código de Napoleón, o la pandectística (escuela pandectística trataba de analizar los textos del derecho romano siguiendo el método de la dogmática jurídica, es decir, buscando la extracción de principios, así como la deducción de conceptos nuevos, basados en la abstracción a partir de conceptos anteriores) alemana, extendieron el positivismo como atenimiento al derecho positivo.
Historiografía jurídica: corrientes positivistas se concretan en un atenerse a las leyes. Se pretende que el historiador del derecho debe ceñirse al estudio de las normas, sin que deba ocuparse del marco en que se mueven. Derecho actual, positivismo sirve para deparar a los juristas el conocimiento ordenado del derecho positivo, para que sirvan de vehículo entre el poder y la sociedad, en la historia este método es insuficiente. POSITIVISMO: si afecta a la historia produce grandes distorsiones en la explicación de una época.
POSITIVISMO JURÍDICO: (hoy domina fuertemente el mundo del derecho) no supone más que un obstáculo para entenderlo con cierta profundidad. Conocer las leyes, que constantemente cambian, no es saber derecho.
El iuspositivismo o positivismo jurídico es una corriente de pensamiento jurídico, cuya principal tesis es la separación conceptual de moral y derecho, lo que supone un rechazo a una vinculación lógica o necesaria entre ambos. A la vez, el iuspositivismo define las instituciones jurídicas como un tipo particular de instituciones sociales.[1] Considera el conjunto de normas válidas evitando cualquier tipo de interpretación moral o de valores. La disciplina que lo estudia es la teoría general del derecho, que se encarga de la dimensión normativa dentro del tridimensionalismo jurídico (norma, hecho y valor). Le da igual lo justo o injusto de la aplicación de una norma: el jurista simplemente se limita a acatar lo dictado por ella misma.
No existe una definición universalmente aceptada de iuspositivismo. Sin embargo, sus diferentes versiones tienen en común un planteamiento antimetafísico, defendiendo que el objeto de estudio de la ciencia jurídica es, exclusivamente, el derecho positivo, y que éste tiene, en su origen y desarrollo, una relación directa con determinados fenómenos sociales.
En alguna de sus versiones, el positivismo jurídico plantea que el derecho es un conjunto de normas dictadas por los seres humanos (por el soberano), a través del Estado, mediante un procedimiento formalmente válido, con la intención o voluntad de someter la conducta humana al orden disciplinario por el acatamiento de esas normas.
...

Comprar Previsualizar