Tema 8 publicidad registral (2015)

Resumen Catalán
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Derecho - 4º curso
Asignatura derecho notarial
Año del apunte 2015
Páginas 11
Fecha de subida 22/03/2016
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

USUARIO: gcm7 Tema 8. El principio de publicidad registral  La publicidad registral se refiere a la finalidad de la existencia del Registro de la Propiedad, a su eficacia  La publicidad registral tiene dos aspectos:  La publicidad registral material: se refiere a los efectos materiales de la inscripción en el Registro  La publicidad registral formal: se refiere a los medios para dar a conocer el contenido del Registro La publicidad registral material  Ideas fundamentales para entender lo que es el Registro:  El objeto del Registro son los Derechos Reales sobre bienes inmuebles  El Derecho Real es un poder directo sobre una cosa con eficacia erga omnes, es decir, frente a todos  Ejemplo del Derecho de la propiedad  El CC habla de propiedad y la LH de dominio, son términos equivalentes  Cuando una persona es propietario lo es frente a terceros, frente a cualquiera; mientras que un derecho de crédito es inter partes y sólo afecta a ellas  Para adquirir Derechos Reales no hace falta la inscripción en el Registro de la Propiedad, por lo tanto no es un requisito para convertirse en propietario de una finca (inscripción declarativa)  Hay algunos Derechos Reales en los que la inscripción si es constitutiva (ejemplos: hipoteca o Derecho de superficie)  Si los Derechos Reales son eficaces frente a terceros, nadie más que el titular puede disponer del bien, así que en principio no serviría para nada la inscripción en el Registro  El ordenamiento jurídico crea una institución jurídica que determine quienes son aparentemente los propietarios de las fincas  Se presume que la persona que consta en el Registro como titular es el verdadero titular del bien  Ejemplo: si una persona va al Notario y vende una finca, puede ser que esa persona haya vendido ya su vivienda o que el título sea ineficaz, el Notario no puede asegurar esto porque está realizando una escritura inter partes  Además, los adquirientes también quieren saber las cargas que existan sobre la finca que va a adquirir, y el Registro de la propiedad es la institución jurídica que determina las cargas que aparentemente gravan una finca  Surge una pugna entre:  La seguridad de los derechos: nadie puede ser privado de un derecho que tiene sin su consentimiento  El verdadero propietario, aunque no lo sea registralmente, no puede ser privado de una finca sin su consentimiento  El principio del tráfico jurídico: asegurar que la persona que adquiere de quien aparentemente es el propietario de una finca sea mantenida en la adquisición del derecho  A esta pugna es a lo que da respuesta la publicidad del Registro, que crea una presunción de Derecho Real que podrá destruirse 1  El Registro pretende con su publicidad crear una seguridad jurídica de forma que los adquirientes de derechos sean mantenidos en esos derechos que adquirieron basándose en la presunción del Registro  Por eso se dice que el RP es un Registro de terceros, porque protege sobretodo al tercero que adquirirá después un bien  La publicidad registral material es una presunción jurídica de titularidad y de mantenimiento de terceros  Esta presunción puede romperse aportando pruebas de que el contenido del Registro es inexacto  En principio la presunción es iuris tantum, por lo que cabe la prueba en contrario: el contenido del Registro se mantiene mientras no se demuestre lo contrario  Sin embargo, esta presunción se convierte en iuris et de iure, es decir que a pesar de que lo que dice el Registro sea inexacto debe prevalecer eso frente a la realidad extraregistral; y esto sólo ocurre cuando aparece un tercero hipotecario  Esta doble presunción da lugar a los dos principios fundamentales:  Principio de legitimación: cuando la presunción es iuris tantum  Principio de fe pública registral: cuando aparece el tercero hipotecario y la presunción es iuris et de iure Principio de legitimación registral  Es la presunción de exactitud del contenido del Registro, que favorece al titular registral (no hay terceros)  Se regula fundamentalmente en el artículo 38 LH y, además, en los artículos 97 y 1.3 LH  Artículo 38.I LH: se presume que los Derechos Reales inscritos en el Registro existen y pertenecen al titular registral en la forma determinada por el asiento respectivo  Artículo 97 LH: cancelado un asiento, se presume que está extinguido a que dicho asiento se refiere (lado negativo del principio)  Artículo 1.3 LH: los asientos del Registro están bajo la salvaguarda de los tribunales, es decir, que si el titular registral lo consiente sólo se pueden modificar por resolución judicial  Este principio significa que el Registro está legitimando al titular registral a comportarse como verdadero titular del bien, y en la forma que dice el asiento registral  Eso es lo que significa legitimación  Esto tiene relación con el principio de tracto sucesivo y de prioridad  El principio de tracto sucesivo significa que para que una persona pueda inscribir un Derecho debe estar previamente inscrito a favor del transmitente  Este principio está relacionado con la legitimación registral porque el transmitente que no consta en el Registro no está legitimado para vender el bien  El principio de prioridad está relacionado con la legitimación registral porque el que primero inscribe es el que está legitimado  Ejemplo de doble venta: A está legitimado para vender a C aunque antes haya vendido a B, siempre que llegue antes al registro la venta de A y C  La persona que figura en el R está legitimada para entablar cualquier acción real derivada de su derecho inscrito  Ejemplo: el expediente de expropiación forzosa sólo es válido y puede inscribirse si se notifica al titular registral 2  Al ser una presunción iuris tantum se podrá contradecir la inscripción registral, y serán los tribunales los que ventilen la cuestión  El problema de la prueba en contrario se plantea cuando hay un conflicto entre la realidad registral y extraregistral  La presunción iuris tantum no es una simple presunción de exactitud  En el CC las presunciones son un medio de prueba, entonces el Registro es una prueba del Derecho Real, y esto significa que para que se destruya esa presunción de legitimación registral debe demostrarse a través de una prueba de mayor valor que la inscripción registral (que ya es de pro sí una prueba), así que no vale cualquier prueba  Por lo tanto no es una simple presunción  Ejemplo: hubo un expediente de expropiación forzosa en el que se notificó al propietario extraregistral pero la propiedad en el R aparecía a nombre de otro  En el procedimiento contencioso administrativo se dio la razón y se dijo que el Registro no era exacto y que la presunción del Registro no era exacta  En cambio el TS dice que la prueba aportada no es de suficiente valor para destruir la presunción del Registro, porque la titularidad de las propiedades deben discutirse en un proceso civil, y no contencioso, y allí es donde se podía debatir la verdadera titularidad del bien  Así que no cabe cualquier prueba  Hay tres consecuencias específicas y directas del principio de legitimación registral:  El artículo 38.II LH: cuando se contradice lo que dice el Registro debe pedirse también la cancelación  El artículo 38.III LH: tercería registral (se embarga una finca en un procedimiento de apremio y, si la finca embargada no está a nombre de quien es propietario según el Registro, se puede levantar el embargo  Artículo 41 LH: es un procedimiento específico, basado en la legitimación registral, que permite al titular registral (por el mero hecho de serlo) paralizar cualquier perturbación de su derecho, sin demostrar nada Artículo 38.II LH  Este artículo dice que, cuando una persona entabla una demanda que contradice lo que el Registro dice, la Ley exige que al mismo tiempo se entable demanda de nulidad o cancelación de la inscripción correspondiente  Ejemplo: el Registro publica como propietario a A y B cree que es el verdadero propietario  Las inexactitudes registrales son una excepción, normalmente el contenido del Registro es exacto  Puede que la inexactitud resulte de la falta de inscripción de un título (porque la inscripción es potestativa)  Este art se refiere al caso que el titular registral no consiente la rectificación del Registro ni hay ningún título que permita la rectificación  Por ello el que se considera verdadero propietario acude a los tribunales para rectificar el contenido del Registro  Por lo tanto, además de plantear una demanda de declaración de la verdadera propiedad, debe pedirse la nulidad o cancelación de la inscripción  La razón de esto es que para declarar la propiedad debe rectificarse también el R 3  Si una persona ejercita una acción declarativa del dominio pero no pide la demanda de nulidad o cancelación de la inscripción, los tribunales se pronunciarán sobre la propiedad pero no sobre la rectificación del Registro  En teoría si no se pide no se podría cancelar  Pero la jurisprudencia del TS ha suavizado mucho la interpretación el art 38.II LH considerando que no hace falta pedirlo expresamente, porque al entablar una demanda declarativa del dominio se entiende implícitamente que se pide también la rectificación del R, así que se puede pedir al tribunal sentenciador que mande la rectificación del Registro  Pero lo que sí es obligatorio es q la demanda se dirija siempre contra el titular registral  Si una persona ejercita una acción que contradice el contenido del Registro pero no se entabla contra el titular registral, no perite la rectificación Artículo 38.III LH  Este artículo recoge la tercería registral  Una tercería se da  Ejemplo: un deudor no paga la deuda y el acreedor apremia para el embargo de la finca del deudor, en ese procedimiento ejecutivo un tercero puede aparecer y decir que la finca es suya y no del deudor  Cuando se embarga una finca y la finca no está a nombre del deudor sino de otra persona, acompañando del titular registral un certificado registral que confirme que la finca está a su nombre y no a nombre del deudor permitiría que se levantara el embargo  Esta tercería se basa únicamente en lo que dice el Registro  Esto no es definitivo, el acreedor puede:  Embargar otras fincas del deudor  Plantear en un juicio declarativo que el titular real de la finca es el deudor y no el titular registral (no se puede plantear en el procedimiento ejecutivo)  Como se presume que el verdadero titular es el titular registral (p de legitimación registral) si se prueba se levanta el embargo, pero de forma provisional (porque la presunción es iuris tantum)  Si el titular es un heredero del titular registral sí puede embargarse la finca  Ejemplo: la finca está inscrita a favor de A, que la vende a B (que no inscribe la finca), si A lleva al Registro la certificación de que la finca no está a su nombre está claro, pero si la finca está escrita a nombre de A y B también es propietario por otra venta, en ese caso se presenta en el juzgado un certificado que dice que A es el titular registral para que se levante el embargo (independientemente de que posteriormente en otro procedimiento se resuelva qué venta es válida)  El Registro basta por sí solo para levantar un embargo Artículo 41 LH  Este artículo dice que la persona que tiene inscrito a su favor un Derecho en el R puede ejercitar acciones reales procedentes de los derechos inscritos para evitar la perturbación o la oposición de un tercero que no tiene título inscrito contra la titularidad del titular registral 4  El artículo se refiere a un procedimiento especial que tiene una única finalidad: que cese la perturbación o la oposición contraria al derecho inscrito  Ejemplo: A tiene inscrita una finca a su favor en el R sin ninguna carga, pero B cree que tiene derecho a pasar por mi finca en virtud de un derecho de servidumbre que no está inscrito en el Registro, A presentando sólo la certificación del R que acredite que su propiedad está a su favor y sin cargas y que B no tiene ese derecho inscrito es suficiente que el juez (sin entrar en el fondo del asunto) obligue al tercero a que cese en la perturbación o oposición  Esto se parece a los interdictos, en ellos se discute sólo el hecho de la posesión pero no el derecho de la propiedad sobre la misma (después las partes en un procedimiento ordinario decidirán de quien es la propiedad)  Este procedimiento, por tanto, no sirve para discutir si el tercero tiene algún derecho sobre la finca inscrita, sino que solo se decide el hecho de la perturbación  Los trámites de este procedimiento son los del juicio verbal, que son los más breves  Estos tres casos son una consecuencia directa y inmediata de la presunción de exactitud del R, y en los tres casos la presunción es provisional  Definición del p de legitimación registral (resume todo lo dicho): presunción iuris tantum de exactitud del contenido del Registro que permite a todo titular registral, por el solo hecho de serlo, comportarse y ser tratado a todos los efectos legales como verdadero titular del derecho inscrito a su favor, independientemente de que lo sea o no, y en tanto no se justifique, en su caso, la inexactitud del Registro Principio de la fe pública registral  Definición: presunción iuris et de iure de exactitud e integridad del contenido del Registro en beneficio del tercero que adquiere con los requisitos establecidos por la Ley  Por lo tanto, ya no cabe la prueba en contrario pero solo juega en beneficio del tercero hipotecario  Por lo tanto, lo que dice el R es lo que prevalece aunque sea inexacto, siempre en beneficio de un tercero  El tercero es quien no es parte de una relación jurídica  El tercero hipotecario es un tercero que, además de no ser parte en un contrato, tiene su Derecho inscrito en el Registro de la Propiedad  La LH de 1861 se conoce como “Ley de tercero”, por la importancia que se daba a los terceros  ¿Existe un solo concepto de tercero hipotecario? ¿O más de uno?  Ejemplo: doble venta  A vende a B una finca en 2001, A tiene inscrito su derecho pero B no inscribe  En el año 2004 A sigue siendo titular registral y vende a C, que si que inscribe en el Registro  Aquí se produce un conflicto de intereses porque según el Derecho Civil el verdadero propietario es B porque A ya no era propietario cuando vendió a C, así que el segundo contrato sería nulo; en cambio como C inscribió en el Registro creyendo que A era el propietario, al estar inscrito, se le debe proteger  En este caso hay una inexactitud registral 5  ¿C es tercero hipotecario y su derecho no puede ser contradicho aunque se demuestre que el verdadero propietario es B, o no?  Conforme al artículo 32 LH, el título de B al no estar inscrito no perjudica a C  Ejemplo: A vende a B, que inscribe en el RP pero ese título s ineficaz (por la razón que sea) y B vende a C  El derecho estaba inscrito a favor de B  Cuando C adquiere su derecho el R no da ninguna noticia de que el título de A y B es ineficaz (el Registro puede hacerlo, pero no lo hace)  Según el Derecho Civil si A vende a B y el título de b se anula, el título de C también se anularía, porque B nunca ha sido propietario  C es un tercero hipotecario protegido, según el artículo 34 LH  El contrato nulo es el de A y B, pero no el de B y C, si la nulidad estuviera entre B y C, C ya no sería tercero hipotecario  Requisitos para ser tercero hipotecario:  Artículo 32 LH: los derechos no inscritos no perjudican a tercero  Artículo 34 LH: dice claramente los requisitos  El concepto de tercero hipotecario siempre debe relacionarse con un contrato anterior  Artículo 33 LH: la inscripción no convalida los actos que sean nulos  Lo que el Registro no convalida es un contrato anterior entre las partes (el contrato entre A y B en el 2 ejemplo)  ¿El tercero del artículo 32 LH es el mismo que el del artículo 34 LH y tiene que tener los mismos requisitos? Existen dos tesis:  Tesis monista (Roca-Sastre, entre otros): sólo hay un tercero hipotecario  Significa que solo hay un tercero y, por tanto, los requisitos son los mismos: los del artículo 34 LH  Así que el tercero del artículo 32 tiene que tener todos los requisitos del artículo 34, porque en ambos casos el tercero está protegido por el principio de la fe pública registral, lo que pasa es que la fe pública registral tiene dos aspectos:  Exactitud (artículo 34 LH)  Integridad (artículo 32 LH)  Por lo tanto, el artículo fundamental para esta tesis es el artículo 34 LH, y el 32 esuna manifestación del artículo 34  La definición anterior es monista  Tesis dualista: hay dos terceros hipotecarios, el de 23 y el del 34  Consecuencia práctica: cada uno tiene sus propios requisitos  Se considera que hay dos terceros porque el artículo 32 LH tiene una inspiración diferente de la del artículo 34 HL  Pa protección del art 32 tiene una inspiración romana  La protección del art 34 tiene una inspiración germánica  Por ello se habla de dos principios hipotecarios  Se habla de fe pública registral cuando habla de art 34  Se habla de principio de inoponibilidad al hablar del artículo 32, es decir, lo no inscrito no puede oponerse a lo inscrito  En el derecho romano se prefería al propietario quiritario frente al propietario volitario  Quiritario: es el que adquiere con una publicidad 6  Volitario: es el que adquiere sin ninguna publicidad, a través de la simple traditio  El artículo 32 LH dice lo mismo (C es un propietario que adquiere con al publicidad del Registro, pero B adquirió sin ninguna publicidad, porque no inscribió)  Por lo tanto, prevalece un sistema de publicidad frente a un sistema de clandestinidad Artículo 32 LH  En la práctica para que, en el caso del artículo 32 LH, el tercero hipotecario sea protegido es que inscriba (es lógico), pero además hay tres requisitos más que se contienen en el artículo 34 LH y se discute si son aplicables al artículo 32 LH:  Previa inscripción: no es un requisito que pueda exigirse de forma pacífica a todos los casos, es muy discutible  Ejemplo doble venta: cuando C adquirió la finca, ¿era necesario que la finca estuviera inscrita a nombre de A? conforme al principio de tracto sucesivo sí debería estar inscrito, pero la clave es si: ¿en el momento en que C adquiere el Derecho ya debe estar inscrito a nombre de A, o debe hacerse a posteriori?  La mayoría de los partidarios de la tesis monista consideran que no es necesario que la finca esté inscrita a nombre del vendedor en el momento de la transmisión, porque el artículo 32 LH se centra en el sistema de la publicidad y no en la confianza en el contenido del Registro  Debe estarse a cada caso  Ejemplo: en una inmatriculación si se exigiera la previa inscripción nunca podría darse el caso del artículo 32 LH (en el 34 nunca puede darse)  Título oneroso  Ejemplo doble venta: ¿C ha tenido que adquirir su derecho a título oneroso o no para estar protegido? Es decir, ¿en vez de una doble venta podría ser una venta y una donación?  El artículo 32 LH no dice nada, el 34 sí  Argumentos en contra: B ha pagado un precio y C no  Argumentos a favor: la doble venta está regulada en el artículo 1473 CC y se refiere a dos títulos onerosos al hablar de doble venta  Algunos autores dicen que el artículo 32 LH es el importante y el 1473 CC es una derivación  Dos argumentos relevantes de que no debe exigirse el título oneroso:  Atendiendo al primer argumento, debería prevalecer el que más ha pagado  Los títulos gratuitos son un modo de adquirir el dominio (artículo 609 CC)  Este sistema se basa en la prevalencia de la publicidad frente a la clandestinidad, así que no importa determinar la verdadera propiedad, simplemente protege a quien está inscrito 7  Buena fe  La doctrina es unánime al considerar que el tercero hipotecario debe tener buena fe, porque la buena fe es un principio general de nuestro Derecho, y no puede premiarse a quien tenga mala fe  La buena fe, aunque no se exija en el artículo 32 LH, se exige en todo caso Artículo 34 LH  Es el artículo clave para entender la eficacia sustantiva del Registro, es decir los efectos materiales de la publicidad del Registro  El artículo tiene tres párrafos  I: El q de buena fe adquiera a título oneroso algún Derecho que según el Registro pueda adquirirse, será mantenido en la adquisición una vez que haya inscrito su derecho aunque después el derecho del otorgante se anule por causas que no consten en el Registro  III: los adquirentes a título gratuito solo tienen la protección que el transmitente o causante  Ejemplo:  1ª inscripción: A vende a B  2ª inscripción: B vende a C  3ª inscripción: C vende a D  4ª inscripción: D vende a E  El derecho de D está afectado por una causa de nulidad, resolución o ineficacia pero el Registro no dice nada y cuando E va a adquirir la finca ve que el propietario es D y compra la finca  E es el tercero hipotecario, la relación es entre C y D, E es ajeno a esa relación  Requisitos artículo 34 LH:  Tiene que ser tercero (si la nulidad afectara a su derecho no sería un tercero formaría parte de la relación jurídica)  Previa inscripción (en el artículo 34 LH no hay duda): el derecho de D tiene que estar previamente inscrito en el RP en el momento que E adquiere su derecho  No se refiere al tracto sucesivo, porque si se inscribe a favor de D después de adquirir E se cumple el tracto sucesivo pero no este requisito  Tiene que estar inscrito a nombre de D en el momento que E va al Notario a adquirir la finca, es decir, el momento de la adquisición  La protección registral del artículo 34 LH se basa en la confianza en la publicidad registral, por ello se necesita la previa inscripción  ¿Es necesario que esté inscrito a nombre de D o es suficiente que se presente en el libro Diario el título de D y aún no se haya inscrito?  Se entiende que es suficiente que se haya presentado el título  Razón: cuando se hace una inscripción sus efectos se retrotraen al momento de la presentación del Derecho  No se da el caso de inmatriculación  En el ejemplo anterior si en la venta entre A y B la finca no estuviera inscrita aún no se da la previa inscripción 8  Título oneroso  El título de E tiene que ser oneroso (compra, permuta…), no puede ser un título gratuito  Razón: es preferible que una persona deje de lucrarse que haya otra que sufra un quebranto económico  La EM de la actual LH alega esta razón como razón para exigir el título oneroso como requisito del artículo 34 LH  Así que si se adquiere por donación, herencia o legado no se dará este requisito y no será tercero hipotecario  Además, respecto de los herederos hay otra razón: el heredero se considera civilmente como parte (art CC: los contratos tienen efectos entre las partes y sus herederos)  Artículo 34.III LH: E si es heredero de D tiene los mismos derechos  Si el vicio estuviera entre la relación entre B y C, como D si será tercero E también estará protegido, porque tiene la misma protección que su transmitente  Por ello si D es parte de la relación E no es tercero hipotecario  La causa de nulidad, resolución o ineficacia del Derecho del transmitente (D) no debe constar en el Registro en el momento en que el tercero (E) adquiere su Derecho  Por lo tanto, si el R publica en el momento en que E adquiere que el Derecho de D es posible que sea ineficaz y la causa consta expresamente en el R ya no se da la protección al tercero  ¿Cómo puede constar esa causa en el Registro? De dos formas:  En el propio asiento de inscripción (entre C y D) a favor de D  En un asiento independiente  Ejemplos de estos casos:  C vende a D con precio aplazado: D no ha pagado todo el precio y se pacta que si no se paga todo el precio el Derecho de D se resolverá (1504 CC)  El Registro pondrá que el derecho está gravado con una condición resolutoria, pese a que el propietario es D  Si después D vende a E (tercero hipotecario), E sabe que el Derecho de D puede resolverse, así que si al final se resuelve el contrato entre C y D, E no puede alegar su posición de tercero hipotecario  En el mismo caso anterior aparece X, que es el verdadero propietario de la finca  D dice que es el titular registral y X plantea un procedimiento declarativo contra D para resolver quien es el verdadero propietario  La demanda debe dirigirse contra el titular registral (D), si después D vende a E y posteriormente hay una sentencia a favor de E; si X no inscribió la demanda E estará protegido porque es un tercero hipotecario  La forma de evitar esto es que el demandante debe anotar la demanda en un asiento de anotación preventiva, en este caso E no podrá alegar la fe pública registral porque el mismo Registro publica la anotación de demanda a favor de X 9  Es fundamental anotar la demanda en el R cuando se plantee un juicio sobre Derechos Reales, pasa asegurar el resultado del juicio  La anotación preventiva de demanda tiene una duración de cuatro años y puede prorrogase indefinidamente antes de que acabe ese plazo  La prórroga se pide a través del juzgado, no puede ir directamente el titular registral al Registro  Buena fe  El tercero hipotecario tiene que tener buena fe, es decir, que debe ignorar la inexactitud registral  Desconoce que el Derecho del transmitente está viciado por una causa de nulidad, resolución o ineficacia  Es muy difícil demostrar la mala fe  Tres precisiones de la buena fe:  La buena fe debe tenerse cuando se adquiere el Derecho  La buena fe no implica tener diligencia (no es lo mismo), el tercero no tiene porque investigar si el Registro está bien o no (no necesita una diligencia especial para estar protegido por la fe pública registral)  La buena fe se presume siempre, mientras no se pruebe que conocía la inexactitud del Registro (artículo 34.II LH)  El RP presume la buena fe del tercero  Por tanto, la carga de la prueba es para la persona que pretende rectificar el Registro, se invierte la carga de la prueba  El tercero debe inscribir su Derecho para estar protegido  Los Derechos Reales llegan ya formados al Registro y el Registro lo único que hace es dar publicidad  La publicidad registral tiene efectos sustantivos y materiales que se traducen en el p de legitimación y de fe pública registral La publicidad registral formal  Se refiere a cómo una persona puede conocer el contenido de los asientos del Registro  Hay tres medios de publicidad formal:  La exhibición de los libros registrales: esto no se da casi en la práctica  Debido a que el registrador debe comprobar el interés que tiene esa persona en ver los libros y, también, para preservar los datos personales, y porque el registrador debe velar por la conservación de los libros registrales  La nota simple informativa: es el método más corriente que existe  Es una nota que simplemente informa pero no da fe del contenido de los asientos registrales, por eso no va firmada por el registrador (porque no da fe de que eso es lo que dice el Registro)  El contenido típico son los datos fundamentales: identificación de la finca, titular dominical y relación de las cargas y gravámenes (así que no toda la escritura)  No aparecen los anteriores adquirentes  Actualmente pueden pedirse notas literales de asientos (de todo su contenido), y también de un aspecto determinado (ejemplo: pedir el precio) 10  La certificación registral: sí que da fe de los asientos del Registro porque el registrador sí que firma  Es como un documento público que da fe  Puede pedirse de cualquier aspecto (ejemplos: de dominio y cargas, de un asiento determinado, literales…)  Lo importante es que si que da fe del contenido del Registro  También protege los datos  Actualmente las notas y las certificaciones pueden pedirse por Internet  El Registro es público pero siempre debe haber un interés legítimo para acceder al contenido del Registro, y es el registrador el que debe velar por que el solicitante tiene un interés legítimo, y puede denegar la nota simple o certificación si considera que el solicitante no tiene interés legítimo 11 ...