Tema 11 - Buscando a los colectivos invisibles y sin voz. Las desigualdades en los centros (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Pedagogía - 1º curso
Asignatura Didáctica
Año del apunte 2013
Páginas 3
Fecha de subida 16/02/2015
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Tema 11 BUSCANDO A LOS COLECTIVOS INVISIBLES Y SIN VOZ: LAS DESIGUALDADES EN LOS CENTROS.
Se trata de cómo escuchar a los que se consideran ¨ sin voz ¨. Mantenemos aquí la tesis de que el alumnado tiene voz pero no la reconocemos habitualmente ni la escuchamos.
Hemos caracterizado de donde proviene la situación de desigualdad del alumnado, hemos aportado principios didácticos para su corrección, hemos investigado dónde se producen los principales déficits democráticos en los centros y hemos evaluado la participación y democracia en los centros escolares con diferentes metodologías llegando a conclusiones relevantes.
TEORÍA Y PRÁCTICA DE LA CONSTRUCCIÓN DEL CIUDADANO EN LOS CENTROS ESCOLARES: ESTUDIANTES ( pre-ciudadanos ) SIN VOZ La novedad histórica del concepto del niño/a ciudadano/a nos ayuda a revisar las condiciones democráticas internas de los centros educativos que la ciudadanía pone a disposición en las sociedades occidentales. Si el niño y la niña son ciudadanos en la familia, al entrar en la institución escolar más bien son controlados.
Los pedagogos y profesorado han tendido a pedir a la escuela una educación ¨ natural ¨ al estilo de Rousseau, de manera que se eduque al hombre y no al ciudadano. Este es un dilema que presenta alternativas opuestas y contrarias, oponiendo la educación pública del ciudadano a la educación natural que es particular y doméstica. Rousseau se queda con ésta y opta por la naturaleza en vez de por la social.
Si el concepto de ciudadanía es aplicable a los niños / as lo es también a aquellos que son institucionalizados y a los que denominamos alumnado. La institución escolar, es un medio en el que los derechos del ciudadano han de exigirse, aprenderse y considerarse. Parece obvio que la institución escolar sea fiel cumplidora de los derechos del alumnado como ciudadanos. Sin embargo, estudios realizados ponen de manifiesto que existen limitaciones claras en la práctica cotidiana de los centros educativos y que tienen que ver con los derechos fundamentales cívicos: - Los derechos del alumnado son <adaptados> y disminuidos de manera injusta ( echar una bronca en público a cualquier alumno, configurar una imagen subjetiva a cualquier alumno sin respetar el derecho a la propia, negar la libertad de pensamiento, deber de informar sobre los temas escabrosos o problemas).
- No hay una consideración como iguales ( el alumno es colectivo <homogéneo>.
- Las condiciones organizativas impiden la democracia ( agrupamientos irracionales) - No se educa en la ciudadanía ( no hay ni contenidos ni metodología sobre el tema).
- La cultura académica sustituye a la experiencia! Y popular ( imposición antidemocrática de conocimientos).
La construcción del alumnado se realiza exigiendo características singulares y propias de la institución escolar. La institucionalización del alumnado supone la identificación de estatus diferentes entre los dos sectores básicos que intervienen en el centro, una organización del espacio y del tiempo basada en las disciplinas, un orden escolar ajeno, unos mecanismos de control. Como menores han de rendir cuenta y obedecer a sus mayores.
¿ En qué sentido se considera al escolar como un ciudadano incompleto, como un ciudadano en formación o pre-ciudadano? • Primero por los escalones de edad y promoción, niveles que le exigen antes de ofrecerle una autonomía cívica.
• Segundo la curiosa teoría de la formación para el futuro. El tiempo de los estudiantes es un paréntesis en la vida, pre-vida en la que todavía no se han adquirido las destrezas • • necesarias para poder utilizar adecuadamente los derechos. Mientras tanto son los adultos, profesorado o padres, quienes rigen la interpretación de las propias acciones o formación.
Tercero, la formación teórica para la práctica posterior. Durante la escolarización te preparas para mañana practicar.
Cuarto, el alumnado todavía no es un ciudadano, un adulto. Esa cualidad del ¨ no ser¨ le impide gozar de todos los derechos y consideraciones hasta que no pase del no ser al ser.
Resulta necesario diseñar actividades educativas que proporcionen oportunidades para tomar y revisar los compromisos de acción. La obediencia y el conformismo ponen límites al desarrollo de la habilidad de tomar decisiones y comprometerse, pues se evita la construcción de la relación interna entre lo que pensamos y debemos hacer. La obediencia y el conformismo convierten en simplistas las decisiones éticas y desvirtúan la complejidad de la vida. Mientras desarrollando el hábito de la participación se favorece la adquisición de compromisos y decisiones, lo cual representa la autodeterminación de la propia vida. El respeto por la integridad de los estudiantes pasa por cambiar los roles del profesorado y del alumnado. De lo contrario los comportamientos sumisos serán cínicos e hipócritas. Se sugiere producir oportunidades para poder experimentar con la democracia en la escuela y esto consiste en escuchar cuáles son las verdaderas razones y los significados de las actividades de estudiantes y profesores en los centros de manera que los compromisos o decisiones tengan sentido.
INVISIBILIDAD Y SILENCIO, METÁFORAS PARA COMPRENDER LAS CONDICIONES EN QUE SE PRODUCE LA VOZ DEL ALUMNADO En la construcción de la democracia van creando y aplicándose ciertos conceptos y metáforas que son utilizadas desde diferentes ideologías. De tal manera que es difícil plantearse las formas de narrativa y diálogo de la política de la voz y la representación.
La voz del estudiante como narrativa parcial es postulada desde quienes reconocen que el protagonismo del profesorado ha acabado con imponer su visión, sus intereses y expectativas.
Dueños y esclavos en el sistema educativo se fortalecen en la organización del centro a codazos legales y practicando el victimismo ante la administración.
Dirigir la mirada y la atención al alumnado no debe considerarse como sesgo, pues justamente es el sector más desconocido. En este sentido dos metáforas se utilizan como comprensivas de esta situación: • La invisibilidad del alumnado; el alumnado son ¨ los otros ¨ el cincuenta por ciento restante, el conjunto anónimo e invisible, quieto y sin movimiento durante el mayor tiempo posible en nombre del orden escolar. Es la lucha por la adquisición del espacio físico.
• La negación de la voz se da conjuntamente a la negación del movimiento. En nombre del orden se invisibiliza al alumnado y se le calla. Es la lucha por definir el significado del lenguaje a través del diálogo con los otros. Un profesor puede imponer su interpretación de la experiencia a una veintena de escolares que adaptarán su discurso a sus necesidades, evitarán lo que consideren poco importante en función de sus intereses. El docente no escuchará esa treintena de voces, de experiencias y de razonamientos.
El problema que estamos exponiendo es que desconocemos lo que piensa y dice el alumnado como consecuencia de que no le escuchamos. No utilizamos criterios o formas estratégicas para poder atender al contenido de las expresiones del alumnado ni llegamos a considerarlo como un contenido importante para la relación pedagógica de las aulas. Al contrario procuramos establecer estrategias pedagógicas que eviten que se oiga hablar al alumnado y que impidan que diga otra cosa diferente a la que expone el profesorado. Claro error.
Son muchos los procedimientos que se podrían utilizar para resolver este problema. Gussin trata de desarrollar una forma de estudiar a los jóvenes en las clases, lo que significa a su vez montar una manera de enseñar. Piensa que el acto de la enseñanza consiste en la búsqueda del punto del estudiante. Se hace una recogida de datos en su entorno para observar, interpretar e integrar el drama de la vida de las clases. Estos muestran sus habilidades verbales y mentales para razonar, explicar y persuadir. Los estudiantes hacen continuamente conexiones naturales, activan una estructura de roles y participación y añaden tradiciones a su propia lógica.
Cambiar los roles de la enseñanza sobre las respuestas e inventos de los propios alumnos/as.
Da igual que el tema sea un cumpleaños, un juego, una excursión o una conversación. Porque todos ellos son currículo entre sí mismos. La clave es tener curiosidad docente sobre las confusiones fantasías, opiniones estudiantiles que deben ser conectadas, estudiadas y comparadas.
Guroux, propone tres estrategias: 1. Es necesario analizar y transformar en la práctica del aula los procesos que producen valores antisociales o modelos de vida injustos para algunos. A esto le llama el discurso de la producción.
2. Aprender a leer de una manera objetiva y crítica los textos escritos que se manejan en los centros escolares.
3. Interrogar las formas en que la gente crea historias, relata memorias o narran acciones y hechos. Este es un necesario proceso de indagación sobre la voz de los estudiantes a lo que llama el discurso de las culturas vividas.
Si no damos soluciones a la desconsideración del alumnado, se continuarán percibiendo desajustes y explicaciones que no terminan de aclarar los problemas escolares de los fracasos.
LAS DIFICULTADES METODOLÓGICAS Y LOS PROBLEMAS DE LA INVESTIGACIÓN DEL ALUMNADO: SIN VOZ EN LA INVESTIGACIÓN.
Con la crítica a la investigación proceso-producto del método experimentalista y cuantitativo, por una parte, y el incremento de los trabajos cualitativos, por la otra, se ha comprobado que la actividad científica mantiene unos flujos de poder que hacen que unas voces se oigan más que otras.
En la evolución de la investigación educativa sólo con el paradigma medicional basado en el alumno y con la aparición de corrientes naturalistas emergentes se ha procedido a una indagación reciente de la perspectiva y voz del alumnado.
Las dificultades de investigación en la etnografía reciente se añaden a las dificultades que han mantenido los paradigmas proceso-producto y los medicionales.
Según Knupfer las dificultades de trabajo con el alumnado se concretan en; a) Cómo los etnógrafos entran en el mundo de los niños / as b) Lo que provocamos como investigadores al observar y participar cambiando las perspectivas del alumnado c) Cómo escribimos las etnografías para presentar mejor las perspectivas del alumnado Desde su propia visión hace recomendaciones para las etnografías muy adecuadas para trabajos de indagaciones con el alumnado: - Nuevas formas de experimentación con las etnografías.
- Autorreflexión de la propia cultura adulto-centrica y elección de otros modos de canales de interpretación.
- Cointerpretar o coescribir las etnografías.
- Etnografía multicultural y cultura crítica.
- El etnógrafo presenta interpretaciones alternativas.
- Diferentes modos de narrativa confluyendo música, video, fotografía, películas o escritores.
...