Reportaje Periodismo Científico (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Periodismo - 4º curso
Asignatura Periodisme Científic
Año del apunte 2017
Páginas 7
Fecha de subida 13/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

El ambiente, un punto de inflexión en la genética Científicos aseguran que la mayoría de casos de cáncer están causados por factores ambientales IRIA SALCEDO El siglo XXI ha estado marcado por grandes avances científicos. En el campo de la genética, la secuenciación completa de nuestro genoma supuso un gran avance para los investigadores que trataban de comprender nuestros mecanismos anatómicos. Sin embargo, hoy sabemos que conocer la genética humana en profundidad no es suficiente. En este terreno, también entra en juego la epigenética, es decir, el estudio de las variaciones que se producen en el orden del ADN a causa de los factores ambientales. Nuestro entorno y nuestros hábitos varían la expresión de nuestros genes. Por ello, son necesarios investigadores en este campo que centren sus estudios en los factores ambientales que modifican nuestros genes y activan enfermedades.  1 | 12 DE JUNIO DE 2017 El mismo rostro, la misma altura y expresiones y es doble: genética y ambiental. Por ello, la gestos iguales. Los gemelos idénticos o epigenética estudia la relación entre el entorno al monocigóticos poseen el mismo genoma, lo que les que se expone el hombre y la expresión en sus genes, convierte prácticamente en clones naturales. Pero, activándolos o silenciándolos. Esto rompe con los pese a que comparten la totalidad del material esquemas de lo preestablecido. Pensábamos que genético, con el paso del tiempo su parecido físico va aquello que estaba gravado en la cadena de nuestro disminuyendo, desarrollan personalidades distintas y ADN era inevitable. Sin embargo, ahora sabemos que tienen diferente susceptibilidad a las enfermedades.
esto puede dar un giro y cambiar por completo a Incluso, un gemelo puede sufrir una enfermedad causa de la irrupción de algún factor ambiental como genética como el cáncer y el otro no. ¿Qué es lo que el clima o la nutrición.  Además, el epigenoma no es genera estas distinciones? La clave se encuentra en estático sino dinámico y puede alterarse durante la las variaciones epigenéticas de sus genes.
vida de un individuo en función del entorno al que se exponga y por diversos factores ambientales, que Antes, se creía que la identidad genética se definía suelen variar con el paso del tiempo.
únicamente por la herencia de los genes de nuestros antepasados. Sin embargo, los seres humanos no se Ya en 1942, Conrad Hal Waddington, biólogo celular, resumen tan solo en su genoma. Los factores describía la epigenética como la forma en que la ambientales pueden modificar nuestros genes. Toda acción de los genes y su expresión influían para vida tiene información y esta siempre  originar un determinado fenotipo, es decir, una  2 | 12 DE JUNIO DE 2017 "LOS FACTORES AMBIENTALES MODULAN NUESTRA EXPRESIÓN GÉNICA" realización visible del genotipo en un determinado ambiente. Esta definición ha ido evolucionando. El estudio “Epigenética, más allá de la Genética” de la Universidad de Guanajuato define la epigenética como la “ciencia encargada de estudiar las alteraciones en la expresión de genes que surgen durante el desarrollo y la proliferación celular, por medio de procesos que no cambian la información (secuencia) contenida en el material genético, pero que modulan la expresión génica a través de modificaciones específicas relacionadas con la modelación de la cromatina por modificaciones químicas de las historias y del ADN”.  Juan Ordoñana, investigador del Registro de Gemelos de Murcia, aporta una definición mucho más sencilla. Según el científico, el genoma es “la base del material genético, la guía de nuestro ADN, y el epigenoma sería todo aquello que lo hace variar, todo lo que entra en este, lo modifica y lo regula”.
Actualmente, los factores ambientales más estudiados son la comida, el tabaco y las radiaciones ultravioleta. La alimentación tiene una gran importancia en la epigenética. Si una persona es susceptible a padecer una enfermedad y realiza cambios favorables en su dieta, puede atenuar o evitar la enfermedad.  Del mismo modo, si la dieta es inapropiada, la persona puede enfermar o empeorar la situación.
3 | 12 DE JUNIO DE 2017 Por otra parte, fumar es uno de los principales factores ambientales que provocan el cáncer. Dos personas pueden tener la misma susceptibilidad a sufrir cáncer de pulmón, pero si una fuma, será mucho más probable que desarrolle la enfermedad. Mónica Suelves, investigadora del Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer, explica que “Podemos ser susceptibles a padecer un cáncer de pulmón, pero si no fumamos, compraremos menos números de lotería, tendremos muchas menos probabilidades de que nos suceda”. Lo mismo ocurre con las radiaciones, aquella persona que toma el sol sin protección, tendrá muchas más posibilidades de sufrir un cáncer de piel que otro que sí se protege.
4 | 12 DE JUNIO DE 2017 LOS GEMELOS IDÉNTICOS EN EL CENTRO DE LAS INVESTIGACIONES El hecho de que los gemelos monocigóticos sean clones naturales los convierte en el objeto de estudio por excelencia de la epigenética. Se acostumbran a hacer investigaciones, por ejemplo, entre gemelos idénticos en los que uno sufre una enfermedad y el otro no para poder así descubrir las causas de esta enfermedad.
Los hermanos gemelos son ideales para estas investigaciones porque tienen el mismo ADN prácticamente al 100%. Nacen siendo idénticos, genética y epigenéticamente. Por tanto, si no entrasen en juego los factores del entorno, deberían ser exactamente iguales o enormemente parecidos el resto de sus vidas. Así lo explica Antoni Barbadilla, investigador del Departamento de Genética y Microbiología y del Instituto de Biotecnología i Biomedicina. “Nacen dos individuos genéticamente idénticos. Las células se han separado y quedan dos individuos absolutamente iguales. Por lo tanto, las diferencias que yo voy a ver serán diferencias ambientales y causadas por el entorno”, explica el doctor.
Las diferencias entre los gemelos aparecen a lo largo de sus vidas porque desarrollan marcas químicas en su ADN que los diferencian a partir del contacto con entornos distintos. Paula López, gemela monocigótica e investigadora del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, apunta que “La epigénetica va variando cuando van creciendo los gemelos idénticos y esto hace que ellos cambien de forma distinta”.
Las variaciones epigenéticas pueden activar o inhibir la expresión de algunos genes. Esto explicaría las diferencias físicas o de susceptibilidad a enfermedades. Es por este motivo que, entre gemelos idénticos, uno puede desarrollar un trastorno de personalidad y el otro no o que con la alteración de un mismo gen uno desarrolle un cáncer a los 18 años y el otro a los 80. Por tanto, los gemelos tienen el mismo genoma pero difieren en su epigenoma.   De todos modos, no solo los factores ambientales son los que pueden hacer que un gemelo idéntico sufra una enfermedad y el otro no. Las pequeñas diferencias que tienen genéticamente nada más nacer pueden hacer que uno haya heredado, por ejemplo, la susceptibilidad a sufrir una determinada enfermedad y el otro no.  5 | 12 DE JUNIO DE 2017 EL PAPEL DE LOS FACTORES AMBIENTALES EN EL DESARROLLO DEL CÁNCER "LA ALTERACIÓN DE LAS MODIFICACIONES EPIGENÉTICAS O LA PÉRDIDA DE SU CONTROL PUEDEN CAUSAR ENFERMEDADES COMO EL CÁNCER"  Según el investigador Antoni Barbadilla la epigenética “puede modificar el gen y crear decenas de miles variaciones diferentes, que pueden ser saludables o perjudiciales para nosotros”. Aun así, estas mutaciones no solo pueden ser epigenéticas, sino también genéticas. “Una mutación genética es una modificación en el ADN de un gen. Una mutación epigenética, en cambio, es una modificación en cómo está ordenado este ADN. Ambas cosas poden llevar a que las células dejen de hacer su función. Aunque, puedes sufrir una mutación y que no te pase nada. Por ejemplo, en el caso del cáncer, para que se forme un tumor se necesitan cientos o miles de mutaciones”, explica la doctora Paula López.
La alteración de las modificaciones epigenéticas o la pérdida de su control, pueden causar enfermedades como el cáncer. La doctora Mónica Suelves afirma que “el cáncer es una enfermedad genética, pero también epigenética”.
Los estudios moleculares han demostrado que, en muchas ocasiones, las alteraciones epigenéticas tienen un papel muy importante en el desarrollo de los tumores. Puede haber una variación epigenética que provoca que los genes que deberían protegernos del cáncer dejen de hacerlo porque una señal química actúa como un stop bloqueando su expresión. De esta forma, se producen los tumores.
Joan Blanco, biólogo celular y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, distingue dos procesos mediante los cuales pueden aparecer estas anomalías. “Uno es incrementar el número de copias del gen, es decir, si tengo 10 copias produzco más y eso sería una anomalía genética.
Pero, otro modo de incrementar o disminuir la división celular es modificando el epigenoma”, explica el investigador. En nuestro cuerpo tenemos dos tipos de genes: los oncogenes, que son los encargados de la división celular (que nos permite crecer) y los genes supresores de tumores (que limitan esta división). Cuando no hay tumores, estos genes proliferan en un proceso de normalidad. Pero cuando un oncogén incrementa su actividad o un gen supresor de tumor disminuye la suya se desencadena una división celular acelerada e incontrolada y, por tanto, en un proceso tumoral. Y estas anomalías en los oncogenes y en los genes supresores de tumores pueden producirse por anomalías genéticas, pero también puede darse por modificaciones epigenéticas.
El biólogo celular Bruce H. Lipton va todavía más allá y afirma que “somos el resultado de lo que escribamos en nuestros genes”, es decir, que la mayoría de tipos de cáncer provienen de factores epigenéticos. Según el doctor, la conducta y el estilo de vida es lo que modifica nuestros genes de forma negativa. Además, estas variaciones que creamos con nuestra forma de vida y el contacto con el entorno son hereditarias, es decir, podremos transmitirlas a nuestros descendientes. Podrán afectar no solo a la siguiente generación, sino a varias generaciones subsiguientes.   6 | 12 DE JUNIO DE 2017 Hoy en día, la epigenética se encuentra en el centro de la investigación científica, ya que se ha demostrado la gran influencia del ambiente en nuestra vida, en procesos como el envejecimiento y el mecanismo del cáncer. El entorno, la dieta, el hacer ejercicio o las relaciones sociales pueden reescribir, para bien o para mal, la genética que heredamos. Ya no basta con conocer la secuencia "Ya no basta con conocer la secuencia de genes de un organismo para conocer los mecanismos internos de este".
de genes de un organismo para conocer los mecanismos internos de este. Por ello, una década después del Proyecto Genoma Humano, se puso en marcha el Proyecto Epigenoma Humano. Se trata de un mapa del epigenoma que muestra todas las modificaciones no genéticas de nuestro genoma. Si se consigue avanzar en la investigación, se podrá descubrir con un 90% de precisión donde se origina un cáncer metástico y prevenir enfermedades como el alzheimer y la esquizofrenia. Es cuestión de tiempo.
7 | 12 DE JUNIO DE 2017 ...

Comprar Previsualizar