Derecho Penal II Concepto de Delito (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho + Droit - 1º curso
Asignatura Derecho Penal II
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 27/10/2014
Descargas 17
Subido por

Vista previa del texto

Tema 1. Resumen Tema 1.- La Teoría general del delito: modelos fundamentales de imputación y aplicación de la ley penal. Tipicidad: acción típica. Tipicidad y tipo, tipo objetivo/ tipo subjetivo tipo de injusto. Tipo y adecuación social.
1. El concepto de delito.
La Teoría del Delito estudia las características comunes que debe tener cualquier conducta (acción u omisión) para ser considerada delito.
Hay características comunes a todos los delitos, y otras por las que se diferencian los tipos penales unos de otros. La verificación de estas características comunes corresponde a la Teoría General del Delito.
1ª Tarea a la que se enfrenta la Teoría General del Delito es la de dar un CONCEPTO DE DELITO que contenga TODAS las características comunes que debe tener un hecho para ser considerado como delito y ser sancionado con una pena.
Se debe acudir al Derecho penal positivo, desde el punto de vista jurídico, delito es toda conducta que el legislador sanciona con una pena.
Consecuencia del principio de legalidad: aforismo NULLUM CRIMEN SINE LEGE, impide considerar como delito toda conducta que no haya sido previamente determinada por una ley penal.
Código Penal Español. ART 10 de 1995, Son delitos o faltas las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley. Las acciones y omisiones tienen que ser dolosas o imprudentes.
Para afirmar la existencia de un delito y poder imponer una pena no basta con que haya una acción u omisión dolosa o imprudente penada por la ley.
2. Elementos y estructura del concepto de delito.
La Dogmática jurídico- penal ha llegado a la conclusión de que el concepto de delito responde a una doble perspectiva: A. Como un juicio de desvalor que recae sobre la conducta. Ilicitud o antijuricidad B. Como un juicio de desvalor que se hace sobre el autor de ese hecho. Culpabilidad.
Antijuricidad: Desaprobación del acto. Se incluye la conducta, los medios y formas en que se realiza, sus objetos y sujetos y la relación causal y psicológica con el resultado.
Culpabilidad: Atribución de dicho acto a su autor para hacerle responsable del mismo.
Facultades psíquicas del autor, el conocimiento por parte del autor del carácter prohibido de su acción u omisión y la exigibilidad de un comportamiento.
No hay culpabilidad sin antijuricidad, aunque sí hay antijuricidad sin culpabilidad.
Proceso de selección en la ley de las conductas que el legislador quiere sancionar penalmente se le llama tipicidad. La tipicidad es la adecuación de un hecho cometido a la descripción que de ese hecho se hace en la ley penal.
La tipicidad es una consecuencia del principio de legalidad, ya que sólo por medio de la descripción de las conductas prohibidas en tipos penales se cumple el principio nullum crimen sine lege.
La tipicidad, la antijuricidad y la culpabilidad, son las características comunes a todo hecho delictivo. El punto de partida es siempre la tipicidad, pues solo la conducta típica, es decir, la descrita en el tipo legal, puede servir de base a posteriores valoraciones. Sigue después la indagación sobre la antijuricidad del hecho, es decir, la comprobación de si la conducta típica cometida fue realizada o no conforme a Derecho. Una vez comprobado que la conducta es típica y antijurídica hay que ver si el autor es o no culpable, es decir, si posee las condiciones mínimas indispensables para atribuirle ese hecho.
Delito= Conducta (acción u omisión) típica, antijurídica, culpable y punible.
3. Clasificación de los delitos El Cp distingue en los arts. 2 y 10, entre delitos y faltas (clasificación bipartita), también pueden definirse como hechos punibles o infracciones penales. El delito está castigado con pena grave o menos grave, la falta con pena leve.
El art. 13 dice. 1. Son delitos graves las infracciones que la Ley castiga con pena grave.
2. Son delitos menos graves las infracciones que Ley castiga con pena menos grave.
Son faltas las infracciones que la Ley castiga con pena leve. Clasificación tripartita de las infracciones penales.
Para saber cuándo estamos ante un delito grave o menos grave, o ante una falta hay que ver, por tanto, la pena que en el precepto penal correspondiente se asigna al hecho en cuestión y luego ver si esa pena se califica conforme grave, menos grave o leve.
4. La teoría general del delito como teoría democrática de la imputación penal.
Tipicidad Toda acción u omisión es delito infringe el Ordenamiento jurídico (anti juridicidad) en la forma prevista por los tipos penales (tipicidad) y puede ser atribuida a su autor (culpabilidad), siempre que no existan obstáculos procesales o punitivos que impidan su penalidad.
1. Tipicidad y tipo La tipicidad es la adecuación de un hecho cometido a la descripción que de ese hecho se hace en la ley penal. Por imperativo del principio de legalidad, en su vertiente del nullum crimen sine lege, solo los hechos tipificados en la ley penal como delitos pueden ser considerados como tales.
Principio de intervención mínima: El legislador selecciona aquellos comportamientos antijurídicos más intolerables y más lesivos para los bienes jurídicos más importantes y los amenaza con una pena, describiéndolos en el supuesto de hecho de una norma penal, cumpliendo así las exigencias del principio de legalidad o de intervención legalizada.
La diversidad de formas de aparición que adoptan los comportamientos delictivos impone la búsqueda de una imagen conceptual lo suficientemente abstracta como para poder englobar en ella todos aquellos comportamientos que tengan unas características esenciales comunes. Esta figura puramente conceptual es el tipo (descripción legal de la conducta). La descripción legal de la conducta prohibida que lleva a cabo el legislador en el supuesto de hecho de una norma penal. Tipicidad es la cualidad que se atribuye a un comportamiento cuando es subsumible en el supuesto de hecho de una norma penal.
Tipo tiene 3 funciones: 1. Función seleccionadora: De los comportamientos humanos penalmente relevantes.
2. Función de garantía. En la medida en que solo los comportamientos subsumibles en él pueden ser sancionados penalmente.
3. Función motivadora. Con la descripción de los comportamientos en el tipo penal, el legislador indica a los ciudadanos qué comportamientos están prohibidos y espera que, los ciudadanos se abstengan de realizar la conducta prohibida.
2. Tipo y antijuricidad: Tipo injusto Antijuricidad: Es un juicio negativo de valor que recae sobre un comportamiento humano y que indica que ese comportamiento es contrario a las exigencias del Ordenamiento jurídico.
Pero no todo comportamiento antijurídico es penalmente relevante. Sólo los comportamientos antijurídicos que, además, son típicos pueden dar lugar a una reacción jurídico-penal.
La tipicidad de un comportamiento no implica, sin embargo, la antijuricidad del mismo, sino, un indicio de que el comportamiento puede ser antijurídico. Por ejemplo homicidio en legítima defensa.
Tipo y antijuricidad son dos categorías distintas del delito. El tipo puede desempeñar una función indiciaria de la antijuricidad (ratio cognoscendi) pero no se puede identificar con ella (ratio essendi) En el tipo se incluyen todas las características de la conducta prohibida que fundamentan positivamente su antijuricidad.
3. Tipo y adecuación social Lo que es adecuado socialmente, es decir, los comportamientos habituales en la sociedad aceptados y practicados por la mayoría, no deberían ser generalmente típicos, es decir, penalmente relevantes. Pero sucede muchas veces que existe un desfase entre lo que las normas penales prohíben y lo que socialmente se considera adecuado.
La adecuación social puede ser un criterio que permita, en algunos casos, una interpretación restrictiva de los tipos penales que, redactados con excesiva amplitud, extienden en demasía el ámbito de prohibición.
4. Estructura, composición y clasificación de los tipos penales A) Configuración y redacción de los tipos penales El tipo se formula con expresiones lingüísticas que intentan describir, con las debidas notas de abstracción y generalidad, la conducta prohibida.
Para cumplir su función de garantía, el tipo tiene que estar redactado de tal modo que de su texto se pueda deducir con claridad la conducta prohibida. Para ello hay que utilizar un lenguaje claro y preciso asequible al nivel cultural medio.
Elementos lingüísticos descriptivos: Cualquiera pueda apreciar o conocer en su significado sin mayor esfuerzo, pero en algunas ocasiones es necesario recurrir a términos con un significado puramente técnico porque las personas que están en condiciones de realizar la conducta típica suelen ser especialistas en la materia que conocen perfectamente el lenguaje técnico: como por ejemplo los delitos de manipulación de genética.
Resulta preferible utilizar cláusulas generales, definiciones y descripciones genéricas que reúnan los caracteres comunes esenciales a cada grupo de delito.
Existen diferentes tipos de tipos: Tipo básico: El delito principal, sin agravantes. Hurto Tipos cualificados: Delitos con un agravante específico de la pena del tipo básico.
Hurto por abuso de superioridad.
Tipo privilegiado: Circunstancias especiales que atenúan/rebajan la pena. Ej.: Hurto que no supere Z cantidad de dinero.
Tipo autónomo: Cuando al delito se le añaden características y peculiaridades que lo distinguen hasta tal punto del tipo básico. Hurto con violencia o intimidación, se convierte robo.
Para saber cuándo estamos ante un tipo cualificado o privilegiado y cuándo ante uno autónomo es necesario, por tanto, acudir a la interpretación partiendo de la regulación legal concreta, sin que se puedan establecer a priori unos criterios vinculantes al margen de la regulación legal positiva.
Los tipos cualificados o privilegiados solo añaden circunstancias agravantes o atenuantes al tipo básico, pero no modifican sus elementos fundamentales. El tipo autónomo constituye una estructura jurídica unitaria, con un contenido y un ámbito de aplicación propio, con un marco penal autónomo, etc.
...

Tags: