Lectura 3. Evolucionismo y psicología comparada (2016)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Psicología - 1º curso
Asignatura Historia de la Psicología
Año del apunte 2016
Páginas 4
Fecha de subida 11/08/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej LECTURA 3 EVOLUCIONISMO Y PSICOLOGÍA COMPARADA Las ideas evolucionistas de Lamarck, Malthus y Spencer. Las teorías de la evolución tienen su raíz con la publicación de la obra de Darwin, El origen de las especies por medio de la selección natural (1859). Empezaron con Lamarck y Spencer, que sustituyeron la idea de la gran cadena del ser.
Lamarck hablaba sobre una continuidad material entre las especies animales, un progreso natural que parte desde la organización biológica simple hacia las complejas (así, los humanos somos una forma compleja de los animales). Defendía, además, el impulso de los seres vivos a perfeccionarse por tal de adaptarse en el entorno; y que las dichas perfecciones eran transmitidas y heredades de generación en generación (principio de la herencia de las características adquiridas). El ejemplo más conocido era el de las jirafas, las cuales estiraban sus cuellos por tal de llegar a las ramas más altas para alimentarse y, además, heredaban esta característica de sus antepasados. Esta era la base de los cambios o transmutaciones; y, con la incorporación de distintas capacidades, se generó una variedad de especies.
Otro evolucionista relevante fue Spencer (1820-1903), quien promovió la teoría de la evolución y, además, le dio el significado de hoy en día. Su idea consistía en que la evolución supone un cambio gradual de la homogeneidad desorganizada a la heterogeneidad organizada por medio de la diferenciación e integración de los sistemas físico-químicos, psicológicos y sociales. Así, los organismos vivos cada vez se hacen más complejos, pudiendo progresar hasta las sociedades industriales. Este cambio también se refiere al sistema nervioso.
Explicó la evolución como consecuencia de una herencia de adaptaciones adquiridas al ambiente y la eliminación de los organismos menos adapta'dos. En este sentido, coincidió con él Thomas Malthus, quien afirmó que la población crece más rápidamente de lo que puede incrementarse el alimento. Así, siempre hay una lucha para los recursos y la selección de los individuos más aptos para la supervivencia.
Spencer y Lamarck expusieron una teoría evolucionista un poco diferente a la de Darwin: defendían la importancia de la historia de vida de los antepasados de las especies, donde cada nueva generación supuestamente “recuerda” la experiencia que tuvieron sus familiares pasados.
Spencer, además, aplicó su teoría a nivel social, dando lugar así al llamado “darwinismo social”. Explicaba que el progreso social solo puede tener éxito cuando la evolución biológica, psicológica y social sea natural, sin una intervención externa. De este modo, el estado o cualquier protección social no debían intervenir, dejando hasta que los individuos sufrieran en caso de fracaso.
1 Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej Respecto Darwin, desarrolló sus ideas respecto a la evolución gracias a sus observaciones en sus viajes por Nueva Zelanda, Australia y América del Sur. Además, se inspiró en dos fuentes para desarrollar su idea de la selección natural. La primera era la práctica de la selección artificial por parte de criadores agrícolas y granjeros mediante la crianza selectiva; la segunda, la obra de Malthus. Darwin concordó con la idea de una lucha por un mismo recurso como causa de cambios hereditarios porque limitaban la supervivencia solo para los mejor adaptados.
La idea de Darwin consistía en que los organismos manifiestan cambios producidos al azar (mutaciones), lo cual supone una variabilidad. Esto supone una ventaja o desventaja para los dichos organismos, haciendo así que la selección natural elimine los menos aptos y deje los mejor adaptados para que sobrevivan y se reproduzcan.
Su obra Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por vida (1859) fue duramente criticada, tachando a Darwin de ateísta y materialista. No obstante, muchos biólogos defendían su teoría, entre los cuales destacó Ernst Haeckel. Éste estudió el desarrollo embrionario lo cual le permitió exponer la ontogenia (crecimiento a nivel individual) como un resumen de la filogenia (evolución de la especie). En su segunda obra titulada El origen del hombre y la selección en relación con el sexo (1871), Darwin aplicó su teoría a nivel de la especie humana, y declaró que todos los seres venimos desde un mismo antepasado, pero nos hemos ido “separando” (diferenciando) por la evolución.
La psicología animal anglosajona. A partir de este momento, la psicología animal (o comparada) fue relacionada con la humana; ya que se deducía que, al tener los mismos antecesores, compartíamos características psicológicas. Esto le permitió excusarse a muchos teóricos del siglo XIX ante su racismo y machismo: se suponía que la raza blanca era la más desarrollada de todas, y que las mujeres y los niños eran los más débiles en la lucha por la supervivencia.
Darwin aportó una obra relacionada más directamente con la psicología, titulada La expresión de las emociones en los animales y el hombre (1872). En ella, estudió las distintas formas de expresar emociones entre los animales domesticados y los niños; reforzando sus ideas con fotografías y retratos donde intentaba captar los movimientos musculares necesarios para expresar determinados estados de ánimo.
Otro biólogo destacable en este campo fue George John Romanes (1848-1894), amigo de Darwin. En su obra Inteligencia animal (1882) recogió anécdotas y explicaciones de personas que tuvieron contacto con animales especialmente inteligentes. La dicha obra fue criticada por Conwy Lloyd Morgan por usar el anecdotalismo y por defender el antropomorfismo. En el primer caso, se refería a que Romanes debía usar observaciones propias, y no historias relatadas por otras personas. En el segundo, que no debía deducir 2 Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej de forma precipitada que los animales tienen características humanas (a nivel psicológico). Para evitar más trabajos como este, Morgan formuló el “Canon de Lloyd Morgan” o la “Ley de la Parsimonia”, que decía que no se debe explicar una acción como producto de procesos psíquicos superiores sino, siempre que se pueda, como consecuencia de procesos más simples. Su principio concordó con la “Navaja de Ockham”, que trata de evitar complicaciones innecesarias en las explicaciones científicas, indicando que siempre se debe elegir las teorías científicas más sencillas.
Según Morgan, las actividades animales se explicaban como producto de la adaptación inteligente asociada a una experiencia sensorial. Para resguardar su teoría, usó un ejemplo de la observación que hizo con su perro, Toby: Su perro se encontraba normalmente encerrado en un recinto vallado delante de la casa, el cual le impedía el acceso a la calle. El pasador de la cerradura abría la puerta si se levantaba. El perro metía la cabeza entre los huecos de las rejas, hasta que coincidía con la cerradura y, accidentalmente, levantaba el pasador. Así, el perro podía salir a la calle. Cada vez le era más fácil encontrar el pasador, hasta que, tras 3 semanas, se dirigía directamente a la cerradura. Así, desarrollaba un hábito. Esto permitió a Morgan que postulara que el aprendizaje se daba por ensayo y error, no por la comprensión de mecanismos o reflexiones por parte del animal.
La reflexología rusa. La reflexología rusa tiene sus inicios en el siglo XIX, cuando el fisiólogo ruso Sechenov (1829-1905) expone los procesos psíquicos desde un punto de vista fisiológico. Su hipótesis se inspiró con los avances científicos de la segunda mitad del siglo XIX, en los cuales el mismo pudo participar (colaboración con laboratorios europeos). Además, su interés por la ciencia creció cuando conoció la obra de Darwin, a partir de la cual aplicó los principios de adaptación y de relación organismo-medio en sus propias ideas. Esta reflexología, pues, se puede definir como la teoría que considera a la actividad psíquica como producto de la actividad del sistema nervioso (más específicamente, del cerebro). La primera afirmación de Sechenov fue, de hecho, que la actividad psíquica no es más que el fruto de movimientos musculares que tienen origen en el cerebro.
Para llegar a esta conclusión, fue fundamental el descubrimiento del fisiólogo E. H.
Weber en 1845, según el cual el cerebro podía inhibir la actividad refleja. A partir de aquí, Sechenov pudo hacer sus propias investigaciones (en el laboratorio de C. Bernard en París, 1862) y, posteriormente, demostrar que todo proceso psicológico se explica a partir de la combinación de procesos excitatorios e inhibitorios del sistema nervioso.
Estas ideas fueron publicadas en 1863 en forma de artículo, titulado Los reflejos cerebrales (aunque la censura rusa lo dejo como Un intento de formular bases fisiológicas para los procesos mentales). En 1866 fue publicado en forma de libro.
3 Historia de la Psicología Oliwia Ciurlej Sechenov también propuso una metodología según la cual se debía comenzar estudiando los procesos más simples para acceder a los complejos. Así, en el estudio de los fenómenos psíquicos, se debía comenzar con el análisis en los animales (ya que aparecen de la forma más elemental) para pasar a los humanos.
Uno de los herederos de las posiciones y teorías de Sechenov fue el fisiólogo Ivan P.
Pavlov (1849-1936). Tras recibir el premio Nobel gracias a sus investigaciones sobre el aparato digestivo, Pavlov decidió centrarse en la corriente reflexológica y descubrió el método de los reflejos condicionales (condicionamiento clásico). De hecho, pudo hacer su descubrimiento precisamente por su estudio de las secreciones gástricas. Pavlov solía experimentar con perros, y en ellos pudo ver el curioso fenómeno de la secreción psíquica (Instituto de Medicina Experimental de San Petersburgo). Consistía en que, al visualizar la comida a distancia, los perros producían abundantes secreciones gástricas y, además, salivación. Pavlov primero lo interpretó como un producto de la actividad mental suscitada en el animal ante la presencia del alimento; no obstante, terminó adaptando un punto de vista más fisiológico: la secreción psíquica era un reflejo condicional frente a un reflejo incondicional (el cual provocaba la comida directamente).
Esto tenía una base en el sistema neuronal, el cual es capaz de establecer nuevas conexiones neuronales.
Este fue un gran paso para el desarrollo de la psicología conductista por tal de estudiar el comportamiento animal y humano; pero, además, Pavlov hizo otros estudios relacionados con la psicología, como investigaciones en la psicopatología, sus trabajos sobre la hipnosis y el sueño, su teoría sobre el lenguaje etc.
Pavlov desarrolló su carrera científica de forma prácticamente simultánea a la de Vladimir M. Bechterev (1857-1927). Estudió el sistema nervioso superior y consideró los reflejos condicionales como elemento fundamental para realizar un estudio objetivo de la mente. De todos los reflexólogos, fue el más cercano a la psicología; aunque siempre se centró en la psicología objetiva, publicando una obra con el mismo título en 1907 junto a Pavlov. Fue una propuesta de una psicología basada en la observación de datos puramente físicos y fisiológicos y que rechazar todo rasgo mentalista o idealista.
Además, propuso sustituir toda la psicología por la reflexología.
4 ...

Tags:
Comprar Previsualizar