Tema 06 anatomía cabeza y cuello (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Medicina - 1º curso
Asignatura Anatomía 2
Profesor A.S.
Año del apunte 2014
Páginas 11
Fecha de subida 15/02/2015 (Actualizado: 21/03/2015)
Descargas 4
Subido por

Descripción

Hueso hioides, esqueleto fibroso de la lengua y sistema neuromuscular del hipogloso

Vista previa del texto

TEMA 6: Hueso hioides, esqueleto fibroso de la lengua y sistema neuromuscular del hipogloso 6.1. Hueso hioides El hueso hioides es un hueso localizado en la parte anterior del cuello a nivel de C3, y que está íntimamente relacionado con la lengua. Es un hueso único, y se caracteriza por ser el único hueso del cuerpo que no articula con ningún otro elemento óseo, lo que le confiere movilidad dentro del propio cuello. Tiene forma de herradura, similar a la mandíbula.
El hioides sirve de apoyo a otras estructuras, como el esqueleto fibroso de la lengua, o varios músculos.
La parte más anterior es lo que se denomina cuerpo del hioides, que es la zona más gruesa del hueso. Del cuerpo salen superoposteriormente unas apófisis. Unas son largas y con poca inclinación, siendo casi verticales en sentido posterior, son las llamadas astas mayores. Las otras apófisis son las astas menores, más cortas, y más inclinadas en sentido superior.
62 El hioides tiene un doble origen embriológico. La mitad superior del cuerpo y las astas menores provienen del segundo arco branquiógeno o faríngeo, como las apófisis estiloides y los ligamentos estilohioideos.
Todos estos elementos derivan del cartílago de Reichert. La mitad inferior del cuerpo del hioides y las astas mayores tienen su origen en el tercer arco branquiógeno o faríngeo. La osificación del hioides es de tipo endocondral.
El hueso hioides se relaciona con las apófisis estiloides mediante los ligamentos estilohioideos, que como hemos dicho, tienen un origen embrionario común. Estos ligamentos van desde el vértice de las apófisis estiloides hasta el vértice de las astas menores del hioides.
63 6.2. Esqueleto fibroso de la lengua El esqueleto fibroso de la lengua se compone fundamentalmente por dos láminas fibrosas rígidas. Una es la lámina fibrosa transversal o membrana hioglosa, que se dispone entre las astas menores del hioides y se ata en el borde superior del cuerpo.
La otra lámina fibrosa es la denominada lámina fibrosa sagital o tabique lingual, que está en la línea media, dividiendo a la lengua en dos mitades, una derecha y una izquierda. Se inserta en la cara anterior de la membrana hioglosa y el borde superior del cuerpo del hioides (en la línea media).
Recorre la lengua casi completamente, desde la parte posterior, raíz o base de la lengua, hasta la más anterior, punta o vértice de la lengua.
Además de estas dos láminas fibrosas, la lengua va a tener otros elementos de apoyo, que son la aponeurosis lingual, muy fuerte, que sirve de apoyo para algunos músculos de la lengua y recubre a los músculos intrínsecos de la misma. Superficialmente a esta aponeurosis está la mucosa lingual, que también funciona como elemento de apoyo.
64 6.3. Sistema neuromuscular del hipogloso El hipogloso es el XII par craneal. Su origen aparente está situado en el bulbo raquídeo, desde donde sigue un recorrido intracraneal y sale por el agujero precondíleo o conducto del hipogloso, para dirigirse a inervar la musculatura de la lengua.
La lengua es una estructura muy musculada y con gran movilidad, lo que le permite participar en numerosas tareas:      Succión: movimiento de aspiración, muy importante en niños pequeños, sin dientes.
Masticación: ayuda a distribuir el alimento en el interior de la cavidad oral.
Deglución: la lengua actúa en la primera fase de la deglución. Para tragar el alimento, la lengua facilita el paso de este por el istmo de las fauces y lo empuja a través de él para que alcance la faringe.
Habla: la lengua tiene un papel muy importante en la producción de la palabra, puesto que su posición permite diferentes sonoridades.
Mímica: la lengua se puede usar en expresiones faciales.
Además de las funciones ya descritas, la lengua puede intervenir prácticamente en cualquier proceso que le adjudiquemos. La función sensorial de la lengua es muy importante, dado que presenta una gran densidad de inervación y en su mucosa se encuentran los corpúsculos gustativos. Esto se estudiará es estesiología.
La musculatura de la lengua tiene su origen embrionario en los somitas occipitales. El hipogloso realiza un trayecto por el cuello, medialmente al vientre posterior del músculo digástrico, durante el que recibe ramas espinales de los ramos anteriores de los nervios cervicales de los niveles C1 a C3. Estas ramas forman el asa cervical o asa del hipogloso. El nervio hipogloso sigue un trayecto vertical en sentido inferior hasta que recibe estas ramas, y cuando lo hace, cambia de sentido, girando en dirección anterior hacia la lengua. La musculatura lingual es abordada por el nervio hipogloso lateroinferiormente.
La musculatura lingual se divide en dos grupos según sus orígenes e inserciones musculares. El primer grupo muscular es el que se llama intrínseco, cuyos músculos tienen origen e inserción en el interior de la lengua. El segundo grupo muscular es el grupo extrínseco, que se compone de músculos que tienen un punto de apoyo en la lengua y otro en una estructura diferente, fuera de la lengua.
65 Partes de la lengua 66 67 6.4. Musculatura intrínseca de la lengua La musculatura intrínseca de la lengua está formada de cuatro músculos diferentes, uno de ellos impar, por lo que en total suman siete músculos:     Músculo longitudinal superior o lingual superior: sus fibras de disposición longitudinal unen la base de la lengua, donde se origina el músculo en la aponeurosis lingual, con el vértice, donde se inserta.
El origen de este músculo se extiende inferiormente hasta llegar casi al hioides. Es el único músculo impar de la musculatura lingual, y transcurre por la línea media y la parte superior de la misma, siendo muy superficial. La función que realiza es la de acortar la lengua en sentido anteroposterior, acercando la punta a la base de la lengua, y produce también una ligera elevación de la parte anterior de la lengua, dejando su superficie superior, o dorso lingual, cóncava.
Músculo longitudinal inferior o lingual inferior: se origina igualmente en la base de la lengua y se inserta en el vértice, pero las fibras longitudinales de este músculo, a diferencia del anterior, transcurren lateralmente por la parte más inferior de la lengua, por lo que es un músculo par, habiendo uno a cada lado. El origen de este músculo también se acerca mucho al hioides y a la membrana hioglosa. También se ancla en la aponeurosis lingual. La función de este músculo es la de acortar la lengua en sentido anteroposterior, pero por su posición, tira de la punta de la lengua hacia abajo y genera convexidad en el dorso. La contracción unilateral, mueve la punta de la lengua en el sentido homolateral.
Músculo transverso de la lengua: formado por fibras transversales que recorren la lengua de un borde lateral al otro inferiormente al lingual superior. El origen de estas fibras musculares es el tabique lingual, y se insertan en el borde lateral de un lado de la lengua pero con mucha frecuencia, algunas fibras de un lado se unen con las del otro. Además también se ancla en la aponeurosis lingual. Acerca los dos bordes laterales, lo que acorta, alarga y hace más fina la lengua.
Músculo vertical de la lengua: las fibras de este músculo son perpendiculares a las del transverso. Sus fibras se disponen entre el lingual superior y el lingual inferior, y se entremezclan con las del transverso. Va desde la parte más inferior de la lengua, hasta el dorso. La contracción de este músculo aplana la lengua y la hace más fina y más ancha, además la alarga en sentido anteroposterior.
68 Músculos intrínsecos de la lengua (corte sagital) Músculos intrínsecos de la lengua (corte coronal) 69 6.5. Musculatura extrínseca de la lengua El grupo muscular extrínseco de la lengua se compone de cinco músculos pares que se originan fuera de la lengua, pero se insertan en ella.
El músculo geniogloso es el responsable del tamaño de la lengua, pues es el más grande de todos. Se origina en la apófisis geni superior y se dirige posteriormente, abriéndose en abanico, hasta insertarse en toda la superficie de la aponeurosis lingual, cerca de la línea media, dejando entre los músculos de ambos lados el tabique lingual, y en el cuerpo del hioides. La acción de este músculo es proyectar la lengua hacia delante, mediante la contracción de sus fibras posteriores, y deprimir la parte anterior, mediante las fibras anteriores; con esto facilita el paso del bolo alimenticio por el istmo de las fauces.
El músculo genihioideo o suprahioideo es un músculo peculiar, puesto que realmente no se inserta en la lengua, sino en el hioides. Además, este músculo no está inervado por el hipogloso, aunque actúe sobre la lengua.
La inervación de este músculo proviene de las ramas anteriores de los nervios cervicales C1 y C2. Se origina en las apófisis geni inferior y transcurre en sentido posteroinferior por debajo del geniogloso hasta llegar al cuerpo del hioides, donde se inserta inferiormente a la inserción del geniogloso en el hueso. La función que cumple el genihioideo es la de desplazar el hioides en sentido anterosuperior cuando la mandíbula está fija, con lo desplaza la lengua en el mismo sentido que el hioides, facilitando la deglución. Sin embargo, cuando el hioides permanece fijo, lo que hace es que descienda la mandíbula y se abra el istmo de las fauces.
Estas acciones son el motivo por el que, aun sin formar parte del sistema neuromuscular del hipogloso, se estudie con este.
El hiogloso es un músculo que se origina a todo lo largo del asta mayor del hioides, en la parte superior del asta mayor, y una porción del borde superior del cuerpo. Se inserta en la parte inferior de la aponeurosis lingual, lateralmente en la zona posterior. Este músculo se compone de dos porciones, la parte que se origina en el asta mayor se llama ceratogloso, mientras que la que se origina en el cuerpo se denomina basiogloso. Sus fibras se entremezclan con las del estilogloso, y al hacerlo, cambian de dirección. La unción que realiza este músculo es la de tirar de la lengua hacia abajo y hacia atrás, con lo que abre el istmo de las fauces (al llevar la lengua hacia abajo) y empuja el bolo alimenticio (al llevar la lengua hacia atrás).
Luego está el músculo condrogloso, un músculo pequeño e inconstante que se origina en el asta menor del hioides, asciende y se inserta en la parte 70 inferior de la aponeurosis lingual, lateralmente, algo más inferior a la inserción del hiogloso. Es como un fascículo independiente del hiogloso, y por ende, las funciones que cumple son las mismas, tracción posteroinferior de la lengua.
Por último tenemos el estilogloso, un músculo alargado que se origina en el vértice de la apófisis estiloides, camina anteroinferiormente y se inserta en la parte inferior de la aponeurosis lingual, lateralmente, pero más superior a la inserción del hiogloso, con el que se entremezclan sus fibras. Cuando se entremezcla con el hiogloso, el estilogloso también cambia de dirección, y se hace más horizontal, alcanzando la parte más anterior de la lengua. La función del estilogloso es ensanchar la lengua al tirar de esta hacia los lados, también eleva la lengua ligeramente y la tracciona posteriormente.
Ayuda así al paso del bolo alimenticio a la faringe.
71 6.6. Afectaciones del hipogloso Las lesiones y las parálisis del hipogloso repercuten en la apariencia de la lengua. Cuando se da una afectación unilateral del hipogloso por alguna razón, el músculo geniogloso no puede actuar, ni tampoco el transverso de la lengua (entre otros). El déficit funcional de estos dos músculos hace que cuando el sujeto saca la lengua, la punta se desvíe hacia el lado afecto. Esto se debe a que el geniogloso y el transverso del lado sano logran tirar hacia adelante de la lengua, venciendo la resistencia opuesta por el lado afecto.
Cuando la lengua permanece en el interior de la cavidad oral, el vértice se desvía hacia el lado sano, debido a que la acción predominante en este caso es la del músculo estilogloso.
Las afecciones del hipogloso, al causar parálisis linguales, pueden producir asfixias si la lengua se retrae y dificulta el paso del aire por la faringe.
72 ...

Tags: