Historia de la enfermeria en Cataluña (S.XX) (2014)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 1º curso
Asignatura Fundamentos historicos.
Año del apunte 2014
Páginas 2
Fecha de subida 11/11/2014
Descargas 15
Subido por

Descripción

Historia de la enfermería en Cataluña desde principios del siglo XX hasta finales de la dictadura.

Vista previa del texto

Historia de la enfermería en Cataluña (siglo XX) En Cataluña tuvo la iniciativa de la creación de una Escuela de Enfermería, el Monte de Piedad de Barcelona al fundar la escuela de "Santa Madrona" en 1917. La Mancomunidad durante el curso 19181919, creó una nueva institución "La Escuela Especial de Enfermeras auxiliares de Medicina" que se ofrecía a la mujer para que tuviera acceso a una profesión específicamente femenina, que se puso en marcha el 20 de Noviembre de 1919.
Respecto a la creación de esta Escuela, la Mancomunidad destacó la importancia de la misma porque por una parte existía la necesidad en la sociedad de enfermeras cualificadas y por otra permitía acercar la formación a la mujer.
En los programas revisados de la Escuela de Santa Madrona se observa una ruptura importante a causa de la guerra civil del 19361939 ya que inicialmente se impartía Ética en primero y segundo curso y a partir del curso 1941-1942, se imparte Catecismo en el curso preparatorio (antes no se realizaba este curso), manteniéndose la Ética en primer curso engarzada a la Sociología, pero en tercero la asignatura se denomina Moral. Tanto antes como después de la Guerra, las clases eran impartidas por presbíteros, si bien eran distintos.
Los estudios en la Escuela de la Mancomunidad (1919), comprendían de dos cursos que recogían las materias siguientes: Humanidades y disciplinas centrales de cultura; ciencias física y naturales; estudios higiénico-médico ambientales; prácticas en el servicio de enfermos, pero la Ética o Moral no aparecen como asignaturas diferenciadas, si bien no puede descartarse que no estuvieran incluidas en las Humanidades. Transcurridos los dos cursos otorgaba un diploma general de enfermera y las alumnas que deseaban especializar sus conocimientos podían cursar durante cuatro meses una de las especialidades consignadas en el plan, teniendo derecho a un certificado correspondiente de especialización.
Las condiciones morales exigidas a las enfermeras reflejan el perfil de la mujer de la época: activa, de carácter pero obediente y discreta.
La obediencia además de ir implícita a la situación de mujer, se acrecentó por el hecho de constituir unas profesionales totalmente dependientes del médico, al que deben obedecer sin cuestionar. La discreción sigue siendo una actitud totalmente imprescindible en las enfermeras/os de hoy. El desinterés está referido al aspecto económico, ya que esta no es una profesión a la que puedan dedicarse por motivos económicos exclusivamente, sino que debe existir una predisposición a la "relación de ayuda".
La escuela de Enfermería de la Mancomunidad cesó sus actividades académicas en 1923, con la instauración de la dictadura de Primo de Rivera, creándose en 1933, la tercera escuela catalana de Enfermería a cargo de la Generalitat de Cataluña. La aportación más innovadora de esta Escuela, es de considerar al entorno como una forma de enseñanza.
Además de las asignaturas afines a la Enfermería se cultivaban otros aspectos culturales y de cultura física. Tras superar un período preparatorio de cinco meses, se realizaban en dos cursos de 7 y 6 meses respectivamente, acabados los cuales, las alumnas que lo deseaban podían acceder a los cursos de especialización.
Lamentablemente durante la Guerra Civil española, se interrumpió su funcionamiento y una vez finalizada la contienda, no pudo reabrirse.
Tras la Guerra Civil , poca información existe en torno a las Escuelas de enfermeras de la Falange (1942-1952) Bibliografía de referencia: Artículo Historia de la Enfermería (Cataluña)             ...