Introducción a la Economía - Apuntes y Ejercicios (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Sociología - 1º curso
Asignatura Introducción a la Economía
Año del apunte 2014
Páginas 87
Fecha de subida 23/10/2014
Descargas 66
Subido por

Descripción

Apuntes y ejercicios resueltos de la asignatura "Introducción a la Economía" de 1º de Sociología y Ciencia Política.

Vista previa del texto

GRADO DE SOCIOLOGÍA INTRODUCCIÓN A LA ECONOMÍA Apuntes de la asignatura de Introducción a la Economía Octubre 2011 / Enero 2012 Introducción a la Economía TEMA 1. ¿QUÉ ES LA ECONOMÍA Y DE QUÉ SE OCUPA? 1.1. LOS CONCEPTOS DE ECONOMÍA Y DE CIENCIA ECONÓMICA La Economía se ocupa de las elecciones que tenemos que realizar para que con los medios disponibles (siempre escasos) podamos satisfacer las necesidades a las que nos enfrentamos (siempre crecientes), tanto de forma individual como colectiva. Su nacimiento como ciencia data de 1776 con la publicación de la obra de Adam Smith Investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones, donde se sistematizó el conocimiento económico existente y se lo dotó del método necesario para su desarrollo posterior.
La Economía se puede definir como la ciencia que se ocupa de la manera en que se administran unos recursos que son escasos, con objeto de producir bienes y servicios y distribuirlos para su consumo entre los miembros de una sociedad. Lord Robbins apuntó en 1932 una definición de Economía que ha sido ampliamente utilizada desde entonces: “la ciencia económica es el estudio de la conducta humana como una relación entre fines y medios escasos susceptibles de usos alternativos”.
De estas definiciones podemos extraer varias características de la Economía: 1) La Economía es una ciencia. 2) La Economía relaciona el comportamiento del ser humano con sus necesidades. 3) La Economía estudia la utilización de recursos que son escasos. 4) La Economía trata de estudiar cómo se distribuyen y qué uso se da a estos recursos.
Los tipos de bienes Un bien libre es aquel en el que no se presenta la escasez y de cuyo consumo no puede ser nadie excluido. En consecuencia, estos bienes no tienen coste y no son objeto de estudio de la Economía (Ej.: el sol). Un bien económico se caracteriza por ser escaso en relación a las necesidades, y hay que buscar el mejor uso posible del mismo (Ej.: el agua). La Economía estudia los bienes económicos, es decir, aquellos que son útiles, escasos y transferibles. Los bienes tienen que ser útiles, para tener la capacidad de satisfacer necesidades humanas; tienen que ser escasos, para que se plantee la necesidad de elección; y tienen que ser transferibles, para que puedan utilizarse en aquellos usos y lugares donde exista necesidad.
Dependiendo de la naturaleza del bien, distinguimos bienes de consumo y bienes de capital. Los bienes de consumo son aquellos que satisfacen directamente determinadas necesidades. Éstos se pueden dividir en bienes duraderos y no duraderos. Los bienes de consumo duraderos son aquellos que se pueden utilizar más de una vez sin agotarse. Los bienes de consumo no duraderos (o perecederos) son aquellos que se agotan con su uso. Los bienes de capital son aquellos que se utilizan para producir otros bienes.
Según su función, los bienes pueden ser bienes intermedios y bienes finales. Los bienes intermedios son aquellos que deben sufrir alguna transformación para convertirse en bienes de consumo o de capital. Los bienes finales son bienes aptos para el consumo, que no necesitan ninguna transformación. Esta clasificación no es excluyente: un bien como los zapatos es a la vez un bien económico, de consumo duradero y final. Las características no son intrínsecas del bien, sino que se derivan de la elección de uso que se haga de él.
Bien es todo aquello que satisface una necesidad. Por el carácter de un bien distinguimos: bienes libres y bienes económicos. Por su naturaleza distinguimos: bienes de consumo y bienes de capital. Por la función del bien: bienes intermedios y bienes finales.
Las tres preguntas clave en Economía 1) ¿Qué producir? Todas las sociedades han tenido que elegir entre unas producciones y otras y el destino que deben dar a sus recursos productivos. 2) ¿Cómo producir? Es decir, qué sistemas técnicos vamos a emplear, cómo vamos a organizar el sistema productivo, y otros aspectos relacionados con la forma de la producción. 3) ¿Para quién producir? En muchos casos produciremos los bienes para aquellas personas o entidades que abonen el precio que tenemos fijado. Sin embargo, otros bienes (sanidad, educación...) pueden ser suministrados a -2- Introducción a la Economía las personas sin que tengan que pagar directamente su precio, ya que podrán ser sufragados por el sector público.
1.2. LA PRODUCCIÓN DE BIENES Y LOS FACTORES PRODUCTIVOS Los bienes que son aptos de forma directa para el consumo los denominamos bienes de primer orden (Ej.: la fruta); si necesitan una transformación, los denominamos de segundo orden (Ej.: un zumo de frutas); si necesitan dos transformaciones, los denominamos de tercer orden (Ej.: un batido de frutas), y así sucesivamente. La producción de bienes es la transformación de un bien de un orden dado en otro de orden inferior. Es decir, la producción consiste en realizar los pasos necesarios para transformar los bienes a fin de hacerlos aptos para el consumo y capaces de satisfacer necesidades.
En esta cadena de la producción partimos de una serie de recursos que no han sido creados por el hombre y que denominamos factores originarios de producción (tierra y trabajo), a los que añadimos otros recursos desarrollados por el hombre para las tareas productivas (capital). Los recursos o factores productivos se agrupan en tres grandes categorías: el trabajo, la tierra o los recursos naturales, y el capital. Actualmente consideramos la iniciativa empresarial como el cuarto factor productivo.
El primer grupo, el trabajo, comprende la aportación directa que hace el ser humano al proceso productivo. La remuneración de su aportación le permite obtener los medios (sueldos o salarios) necesarios que utilizará para cubrir sus necesidades (consumo). El segundo factor es la tierra o los recursos naturales, a cuya retribución se le denomina renta de la tierra. Por último, los bienes de capital (utensilios) son bienes que ya han sido producidos y que servirán para producir otros bienes.
El capital, entendido como factor de producción, puede dividirse en capital fijo y capital circulante. El capital fijo son los instrumentos empleados en la producción que tienen una vida útil superior a un ciclo de fabricación, tales como la maquinaria de una fábrica textil o los ordenadores de una empresa. El capital circulante son los bienes que están en proceso de preparación para el consumo, y está formado por materias primas y existencias en almacén, como las piezas de una fábrica de automóviles. La retribución del capital se denomina intereses y beneficios.
El cuarto factor de producción lo forma la iniciativa empresarial, que es la capacidad de reunir y organizar los factores anteriores para producir bienes y tecnologías más desarrolladas.
La retribución del empresario es el beneficio.
Los factores originarios de producción son los que no han sido creados por el hombre: los recursos naturales y el trabajo. Para producir bienes se necesitan factores productivos: el trabajo, por el que se percibe un salario; los recursos naturales, que generan una renta; el capital, por el que se obtienen unos intereses; y la iniciativa empresarial, que permite la obtención de beneficios.
1.3. LA ELECCIÓN Y EL COSTE DE OPORTUNIDAD Los bienes de que disponemos no son suficientes para cubrir nuestras necesidades, por lo que es preciso elegir. La elección dependerá de nuestros gustos, de nuestros ingresos , del precio que tengan los bienes en el mercado, de nuestra idea de los bienes, etc. Pero no sólo llevamos a cabo elecciones personales o individuales; también las sociedades tienen que desarrollar mecanismos e instituciones que permitan tomar decisiones que afecten a toda la colectividad. Como individuos elegimos entre las alternativas que se nos presentan a la hora de utilizar nuestros recursos. Constantemente nos estamos comportando como agentes económicos, pues estamos eligiendo entre distintas opciones. En la mayoría de las ocasiones ni siquiera nos percatamos de que nuestras elecciones entrañan un coste.
Si decidimos pasar la tarde con nuestros amigos no podemos al mismo tiempo dedicarnos al estudio. Nuestra elección de estar con los amigos nos impide estudiar; ése es -3- Introducción a la Economía nuestro coste. En Economía lo denominamos coste de oportunidad y representa la mejor opción que abandonamos cuando hemos realizado una elección. Como los recursos con que cuentan los individuos, las empresas o las naciones son finitos y escasos, solamente se puede satisfacer una necesidad si se deja de satisfacer otra. Toda elección supone un sacrificio, el coste de oportunidad.
La escasez implica la elección. Al elegir incurrimos en el coste de oportunidad, que es la mejor opción que sacrificamos cuando tomamos una decisión.
1.4. LA ELECCIÓN Y LA EFICIENCIA Dada una cantidad limitada de recursos disponibles es importante utilizarlos en la producción de los distintos bienes y servicios de la forma más eficiente posible. En Economía consideramos que una situación es eficiente cuando no es posible producir más de un bien sin tener que renunciar a la producción de otro. Es decir, si podemos aumentar la producción de algún bien o servicio sin tener que reducir la de otro es que disponíamos de recursos no utilizados en la producción, y por tanto no nos encontrábamos en una situación eficiente. Por el contrario, si para aumentar la producción de un bien tenemos que disminuir la de otro es porque teníamos todos nuestros recursos utilizados y la nueva producción exige transferir recursos de una producción a otra.
En cada momento concreto, los países tienen una dotación determinada de factores productivos. Si todos los factores de los que dispone un país se están utilizando para la producción de bienes y servicios, decimos que su economía ha alcanzado la frontera de posibilidades de producción (FPP), es decir, que no existen recursos desocupados. Cuando una economía alcanza la FPP puede aumentar la producción de algunos bienes a cambio de disminuir la de otros y cambiar así la asignación de sus factores productivos.
La FPP es un modelo que nos permite mostrar qué, cómo y cuánto produce una economía a partir de un determinado estado de los conocimientos técnicos, y nos sirve para representar tres aspectos esenciales de la Economía: 1) La idea de producción eficiente. Todas las combinaciones de bienes que se sitúan sobre la FPP son combinaciones eficientes, porque en ellas se está empleando la totalidad de los recursos existentes en una economía. 2) El concepto de coste de oportunidad. Pasar de una combinación eficiente a otra implica necesariamente un sacrificio, dado que si queremos aumentar la producción de un bien, necesariamente tenemos que renunciar a parte de la producción de otro bien. 3) La idea de crecimiento económico. La capacidad de la economía para producir más cantidad de bienes y servicios puede ser el resultado de un incremento en la dotación de los recursos productivos o una mejora de la tecnología que permita producir más bienes con la misma cantidad de recursos disponibles.
Para incrementar la FPP de una economía se necesita mejorar la capacidad tecnológica de la misma, de manera que con los recursos disponibles pueda aumentarse la capacidad de producción, y para ello habrá que realizar las inversiones de capital que hagan posible el progreso tecnológico.
Una situación es eficiente cuando no es posible producir más de un bien sin tener que renunciar a la producción de otro. La FPP es un modelo económico que permite determinar la producción eficiente, el concepto de coste de oportunidad y la idea de crecimiento económico.
1.5. EL LENGUAJE DE LA ECONOMÍA Los economistas utilizan varios tipos de “lenguajes” en sus escritos o disertaciones: el corriente, el económico, el numérico, el gráfico y el matemático. En determinados casos, el lenguaje corriente no expresa de forma adecuada los conceptos que se presentan en Economía. Gran parte de la información que utilizan los economistas son estadísticas y datos numéricos sobre determinadas variables. Los datos numéricos pueden presentarse en términos absolutos o en términos relativos, es decir, comparando una cantidad con otra. Para -4- Introducción a la Economía este fin, las formas más habituales en la presentación de datos relativos son los porcentajes o los números índices. En la terminología económica también se suelen utilizar funciones como la denominada función de demanda. Los gráficos permiten comprender la relación existente entre las variables que manejamos.
La ciencia económica utiliza una terminología específica basada en el lenguaje corriente, el lenguaje matemático y el lenguaje gráfico.
El lenguaje como forma de adentrarse en la manera de la que piensan los economistas La Economía trata de aproximarse al mundo real, que es complejo, mediante determinadas simplificaciones que denominamos modelos económicos. Los modelos identifican las variables que van a estudiar, establecen las relaciones entre las variables, explican el comportamiento del mundo real sobre el que se construyen y permiten hacer predicciones sobre el comportamiento futuro de dichas variables.
EJERCICIOS 1. El hecho de que los deseos humanos no puedan ser completamente satisfechos con los recursos disponibles se denomina como el problema de: a) Los bienes finales.
c) El problema de la escasez es la situación b) El coste de oportunidad.
que se plantea cuando los deseos o c) La escasez.
necesidades humanas, que son crecientes d) La ambición.
e ilimitadas, no pueden satisfacerse con los recursos limitados disponibles.
2. El coste de oportunidad de ir a ver una película por la que tenemos que pagar 5 € es: c) El coste de oportunidad incluye todos los a) La mejor alternativa a la que podemos dedicar los 5 €.
recursos que utilizamos en una acción y b) La mejor alternativa a la que podemos que dejamos de utilizar en otra alternativa.
dedicar el tiempo de la película.
Por tanto, el coste de oportunidad es el c) La mejor alternativa de uso del tiempo tiempo que empleamos en el cine y el de la película y de los 5 €.
coste monetario de la entrada.
d) El valor para el cine de los 5 €.
3. ¿Cuál de los siguientes ejemplos es un bien de capital utilizado como factor de producción? a) Las acciones de una empresa.
c) Los bienes de capital son los bienes b) El capital de la misma.
producidos que sirven para producir, como c) Una fábrica.
maquinaria, instalaciones, etc. Dado que el d) Todas las respuestas son correctas.
conjunto de estos bienes se encuentra en lo que denominamos una fábrica o factoría para la producción, un ejemplo de bienes de capital puede considerarse la fábrica.
4. ¿Cuál de los siguientes ejemplos es un bien de consumo? a) El pan que compra un ama de casa.
a) Un bien de consumo es el que satisface b) El pan que compra una tienda de directamente una necesidad; por tanto, la bocadillos.
compra de un bien por una empresa o c) El pan que compra un colegio.
establecimiento para dedicarlo al proceso d) Todas las respuestas son correctas.
de producción no es un bien de consumo, y sí lo es el que adquieren las familias para satisfacer sus necesidades de forma directa.
5. Si deseamos aumentar la FPP, podemos: a) Aumentar la existencia de recursos naturales.
b) Invertir en bienes de capital.
-5- Introducción a la Economía c) Utilizar los recursos desempleados.
d) Todas las respuestas son correctas.
b) La posibilidad de desplazar la FPP sólo se produce por un incremento de los recursos naturales, por la posibilidad de disponer de mayor cantidad de bienes de capital mediante el proceso de inversión o por mejora de la tecnología. La utilización de los recursos desempleados nos acerca a la FPP pero no la desplaza.
TEMA 2. LOS AGENTES ECONÓMICOS 2.1. LOS AGENTES ECONÓMICOS Los tres grupos o agentes económicos: las familias (también denominadas economías domésticas), las empresas y el sector público, están presentes en todas las economías, aunque su estructura y características puedan presentar distintas variaciones. Estos grupos de agentes económicos son la base del funcionamiento de la economía en todos los países. Cada agente se diferencia básicamente en su actividad económica y en los objetivos que trata de conseguir.
Las economías domésticas están compuestas por las personas, que pueden vivir solas o en familia, y también por las agrupaciones culturales o deportivas sin ánimo de lucro y cuyo fin sea el de maximizar la satisfacción de sus necesidades mediante el consumo de bienes y servicios. Para obtener los ingresos que necesitan a la hora de adquirir los bienes para satisfacer sus necesidades ofrecen sus recursos en forma de factores productivos.
Las empresas son las encargadas de transformar los factores productivos en bienes y servicios, para ofrecerlos a los otros agentes económicos y de esta forma conseguir unos beneficios lo más alto posible. Para poder elaborar los bienes y servicios, necesitan recursos naturales, trabajo y capital, es decir, lo que hemos denominado factores productivos.
El sector público es un agente económico cuyo objetivo es maximizar el bienestar de la sociedad. Realiza funciones similares a las de las economías domésticas y las empresas y, además, puede actuar en el mercado, comprando o vendiendo bienes y servicios, regula la actividad económica y fija el marco de actuación de la economía.
Los agentes económicos son: las economías domésticas o familias, las empresas y el sector público.
Los consumidores, economías domésticas o familias Las familias demandan bienes y servicios en la medida en que les son útiles, es decir, satisfacen sus necesidades. La gran variedad de necesidades que presentan las personas está relacionada con la amplísima gama de bienes y servicios que las empresas ofertan para ajustarse a las diferentes necesidades. Pero en las motivaciones de los consumidores influyen numerosos aspectos que contribuyen a configurar sus preferencias. Las diferentes motivaciones que presentan los consumidores son un aspecto importante para las empresas, que tratan de conocerlas y estimularlas para así ajustar sus ofertas a los sectores de consumidores que mejor identifican sus necesidades con los productos que ofrecen.
Para satisfacer las necesidades que se presentan, las familias adquieren los bienes y servicios que permite su disponibilidad de renta. Por este motivo, las características económicas de las familias, sus niveles de ingresos y las fuentes de donde los obtienen son relevantes para la economía. El tamaño de la familia, su nivel de ingresos, el tipo de ocupación, las zonas de residencia, etc., son datos que interesan a las empresas y al Gobierno para poder adoptar sus decisiones futuras.
De entre las variables anteriores, las relativas a la situación laboral tienen una importancia decisiva. Para llevar un registro de la situación laboral, la población total se divide en población activa y población no activa. La población activa comprende a las personas en edad de trabajar que tiene trabajo, más las que están desempleadas y están buscando trabajo.
-6- Introducción a la Economía La población activa se clasifica en población ocupada y población desocupada (desempleada o en paro). La población no activa engloba a las personas que no están en edad de trabajar y a las que estando en edad de trabajar no buscan empleo. Con las cifras de población activa, ocupada y desempleada, se pueden elaborar distintos índices que se utilizan para conocer la situación laboral de los trabajadores de un país y realizar comparaciones con otros. Entre los índices más utilizados se encuentran la tasa de actividad, la tasa de paro y la tasa de ocupación. La tasa de actividad permite conocer el porcentaje de población activa sobre la total de un país en edad de trabajar, mientras que la tasa de paro y la de ocupación comparan la población parada y la ocupada con el total de la población activa.
La satisfacción de las necesidades o utilidad es el objetivo básico de las familias. Los ingresos necesarios para satisfacer las necesidades se obtienen de la remuneración de los factores productivos. Los datos estadísticos, como la tasa de actividad, permiten conocer la situación de la población. Población activa = Población ocupada + población desempleada.
Tasa de actividad = (Población activa) / (Población total) x 100.
Tasa de ocupación = (Población ocupada) / (Población activa) x 100.
Tasa de paro = (Población parada) / (Población activa) x 100.
Una primera aproximación a la demanda Los deseos de compra de un bien que tienen los consumidores dependen de múltiples factores; los gustos, el precio del bien, la renta, los precios de otros bienes que puedan sustituir o deban complementar al bien, y la calidad de los bienes se encuentran entre los más importantes. Cuando deseamos adquirir un bien o servicio acudimos al mercado donde se ofrece, aunque existen algunas demandas de las familias cuya satisfacción no puede lograrse mediante la adquisición de un bien o servicio concreto que se ofrezca en un mercado.
Las economías domésticas o familias tienen la función de demandar y consumir bienes y servicios en el mercado de productos, así como la de ofrecer sus factores productivos en el mercado de factores. La demanda representa los deseos de compra de un determinado bien a distintos precios. Intervienen factores como los gustos, los ingresos, etc., pero es el precio la principal variable para atraer la demanda. Para la mayoría de los bienes, a medida que aumenta su precio nuestros deseos y posibilidades de compra disminuyen, y viceversa. La relación entre precio y cantidad demandada es, por tanto, inversa. Esta relación entre la cantidad demandada y las variables que la determinan puede expresarse, para un bien genérico x, en una función matemática denominada función de demanda, que se expresaría como sigue: Dx = ƒ(px,py,Y,G,…), donde Dx expresa la cantidad demandada del bien X, que depende de px, el precio del bien; py, el precio de otros bienes; Y, la renta de los consumidores, y G, los gustos o preferencias de los consumidores por el bien en cuestión.
El segundo papel de las familias relacionado con la Economía es la obtención de los ingresos necesarios para poder realizar el consumo de los bienes que demandan. Para ello ofrecen sus recursos a las empresas a cambio de una retribución. El recurso más importante que ofrecen las familias es el trabajo de sus miembros, que les permite obtener los sueldos y salarios. También ofrecen los recursos naturales que poseen y los bienes de capital, y obtienen rentas y beneficios como remuneración de éstos.
La demanda de bienes depende de múltiples variables: precios, renta, gustos y precios de otros bienes. Para obtener los bienes acudimos a los mercados, donde enfrentamos nuestros deseos a los recursos de los que disponemos para la adquisición de éstos, aunque pueden existir bienes que no se ofrecen de forma directa en los mercados. El precio es la variable principal en la decisión de adquirir los bienes. Si aumenta el precio, normalmente disminuye la cantidad que se desea adquirir de los bienes. Aunque también la demanda puede experimentar variaciones por los cambios en otras variables.
2.2. LAS EMPRESAS -7- Introducción a la Economía Las empresas son un agente económico cuya función es elaborar y/o transformar los bienes y servicios, de forma que sean aptos para el consumo o para su utilización como bienes de inversión. Para llevar a cabo esta función, precisan de factores productivos que están de forma directa o indirecta en poder de las economías domésticas. Tienen además como fines: su propio mantenimiento, la obtención de beneficios, la expansión de su actividad y la colocación de sus productos para satisfacer la demanda de los consumidores. Para cumplir estos fines, actúan en cualquier tipo de actividad económica, con diferentes categorías de organización y distintas formas de constitución legal. Los beneficios que obtienen las empresas sirven para remunerar a los propietarios del capital y para acometer nuevas inversiones que les permitirán ser más competitivas en el mercado.
Las empresas son los agentes económicos encargados de transformar los bienes con el objeto de que sean aptos para el consumo o para la inversión. Su finalidad principal es obtener un beneficio que remunere su actividad, aunque también pueden perseguir otros objetivos.
Tipos de empresas Según la propiedad del capital, distinguimos los siguientes tipos de empresas: 1) Empresa de propiedad individual. El capital de la empresa pertenece al empresario, que responde con su patrimonio de los compromisos contraídos por la empresa. 2) Sociedades: a) Sociedad colectiva. Generalmente está constituida por un grupo de socios, que son responsables ante terceros de las deudas contraídas por la sociedad con todos sus bienes y de forma solidaria. b) Sociedad en comandita. Los socios pueden ser de dos tipos: colectivos, cuya responsabilidad es la misma que la que tienen en una sociedad colectiva, y comanditarios, cuya responsabilidad queda limitada a su aportación a la sociedad y no pueden formar parte de la dirección de la empresa. c) Sociedad de responsabilidad limitada. Los socios son responsables ante terceros de la forma que hayan establecido en sus estatutos y por la cuantía de sus aportaciones a la sociedad (participaciones). d) Sociedad anónima. El capital está dividido en partes alícuotas (acciones), que pueden ser cedidas o vendidas sin que el resto de los socios tenga ningún control sobre ellas. Las acciones dan derecho a sus titulares a participar de las ganancias sociales, en forma de dividendos. 3) Cooperativas: a) De trabajadores. Son propiedad de un grupo de trabajadores que las gestiona y comparte sus beneficios. b) De productores. Interesados en beneficiarse de las economías de escala y del mayor poder de negociación conjunta. c) De consumidores. Orientadas hacia la obtención de mejores condiciones de compra y descuentos para sus miembros.
Según la propiedad del capital, las empresas se clasifican en: Empresa individual, Sociedad colectiva, Sociedad comanditaria, Sociedad de responsabilidad limitada, Sociedad anónima y Cooperativas.
La financiación Para iniciar su actividad o para ampliar el capital productivo, la empresa necesita financiación, que puede obtenerse mediante: 1) Recursos propios (autofinanciación). Dichos fondos pueden ser aportados por los propietarios o generados en el proceso productivo en forma de beneficios. 2) Recursos ajenos, captados de personas físicas o jurídicas externas a la empresa. Lo más frecuente es recurrir a los bancos y cajas de ahorro.
Las empresas de cierto tamaño, y especialmente las sociedades anónimas, tienen también otras vías para obtener financiación, como son la emisión de nuevas acciones o la de obligaciones. La emisión de acciones supone la aceptación de nuevos socios en la sociedad y, normalmente, se denomina ampliación de capital. Las obligaciones o bonos representan una deuda para la empresa y supone el compromiso de pagar intereses periódicos devolviendo el valor del total de las obligaciones cuando llega su vencimiento.
Es frecuente que las empresas reciban en sus operaciones comerciales, además de dinero efectivo o cheques, los denominados efectos comerciales, como los pagarés y las “letras”. Estos documentos son representativos de un crédito entre dos agentes en el que uno (el librado) se compromete a pagar una cierta cantidad de dinero a otro (el librador) en un -8- Introducción a la Economía tiempo y espacio determinado, lo que supone que la empresa no recibirá el importe de los mismos hasta pasado un plazo, lo que le obliga a acudir a una institución de crédito para que le adelante ese dinero a cambio del pago de un tipo de interés. A esta operación se le denomina descuento de efectos comerciales, y el tipo de interés cobrado es el tipo de descuento.
La financiación puede ser con recursos propios (autofinanciación con beneficios o aportaciones de los propietarios) o con recursos ajenos (préstamos, créditos, obligaciones y efectos comerciales).
La contabilidad La contabilidad es la fuente de información de la que se sirve el empresario para la toma de decisiones y los accionistas para conocer la marcha de la empresa. La contabilidad de una empresa se analiza a través de tres documentos básicos: el balance de situación, la cuenta de resultados o cuenta de explotación, y la memoria.
El balance es el documento contable en el que se agrupan los elementos patrimoniales de la empresa y que describe, en consecuencia, su situación patrimonial en un momento determinado, medida en unidades monetarias. El balance sigue el principio contable de la partida doble, lo que significa que se estructura en dos partes: pasivo, que describe el origen de los recursos de la empresa o fuentes de financiación, y activo, que muestra la forma de la que están utilizados estos recursos. Las dos partes tienen idéntico valor; el activo coincide con el pasivo. En el balance se especifica el valor de los beneficios o pérdidas en el ejercicio.
La cuenta de resultados indica en una fecha determinada el beneficio o pérdida generado por la empresa durante un periodo de tiempo concreto como resultado de su actividad y de la diferencia de los ingresos y los gastos. Los ingresos proceden de las ventas de los bienes y servicios producidos. Los gastos son los generados por los siguientes costes: a) los costes del capital o costes financieros; b) los costes del consumo de las materias; c) los costes del factor humano, el trabajo; d) las amortizaciones, cantidades que la empresa des tina para la reposición de su inmovilizado fijo; e) los impuestos.
La memoria explica con mayor detalle las características de las cuentas que se utilizan en el balance y en la cuenta de resultados.
La contabilidad es la fuente de información de la empresa. El balance es la imagen de la empresa. La cuenta de resultados muestra los gastos realizados y los ingresos percibidos. Su saldo indica los beneficios o las pérdidas. La memoria relata la actividad empresarial.
Una primera aproximación a la oferta Las empresas producen los bienes y servicios para ofrecerlos a las familias, a otras empresas o al sector público, con la finalidad básica de obtener un beneficio. Este objetivo general está también presente en las empresas del sector turístico y determina la oferta de bienes y servicios que realizan en el mercado. Sin embargo, las características de muchos de los bienes y servicios turísticos llevan a las empresas a ajustar su oferta a objetivos operativos más a corto plazo, que tratan de hacer compatibles con el objetivo clásico de la maximización de beneficios a largo plazo como diferencia entre ingresos y costes. Este diferencial entre costes e ingresos totales es distinto si se analiza a corto o a largo plazo.
A veces, el principio de maximización de beneficios puede coincidir en algunos tipos de empresas con el de maximización de los ingresos o ventas. Esto suele ocurrir cuando la empresa tiene una capacidad fija de producción (Ej.: un hotel) con unos costes fijos que debe abonar. En estos casos, el objetivo a corto plazo es obtener los máximos ingresos posibles, tratando de conseguir que estos ingresos permitan los beneficios mínimos necesarios para la viabilidad de la empresa.
Un tercer objetivo que puede orientar la actuación de determinadas empresas turísticas es el del prestigio o imagen de marca. En realidad, este objetivo y la oferta de bienes y servicios que consecuentemente se realiza guarda relación con los planes de la empresa a más largo plazo. Así, determinadas empresas turísticas que desean promocionar un nuevo -9- Introducción a la Economía destino turístico pueden orientar su oferta con la idea de fijar una imagen de turismo de calidad que atraiga visitantes a la zona.
En función de cuáles sean sus objetivos a corto y a largo plazo, las empresas realizarán su oferta de bienes y servicios. El factor que tiene mayor importancia en la oferta es, como en la demanda, el precio que tenga o pueda tener el producto en el mercado. A medida que aumenta el precio del bien o servicio, los productores estarán dispuestos a ofrecer mayor cantidad de éste en el mercado. Por este motivo, decimos que la relación entre el precio y la cantidad ofrecida es directa. Esta relación entre el precio y otros factores que influyen en la oferta y la cantidad ofrecida puede plasmarse en una función matemática denominada función de oferta, como la siguiente: Ox = ƒ(px,py,c,…), en la que Ox es la cantidad ofrecida, que depende de px, el precio del bien; py, el precio de otros bienes, y c el coste de los factores productivos que utiliza la empresa.
Las ofertas individuales que proporcionan las distintas empresas en el mercado se podrían sumar dando lugar a la oferta de mercado. La cantidad de bienes que la empresa pone en el mercado se denomina producción total de la empresa.
Las empresas ofrecen bienes y servicios según sus expectativas de venta. Intentan maximizar sus beneficios. A medida que aumenta el precio del bien o servicio, los productores estarán dispuestos a ofrecer mayor cantidad de éste en el mercado.
El mercado Hablamos de mercado cuando se ponen en contacto las fuerzas de la oferta y la demanda. En realidad, para un mismo bien o servicio pueden existir diferentes mercados aunque éstos cuenten con algún grado de integración. Así, hablamos del mercado inmobiliario o del mercado turístico, aunque en realidad pueden existir diferentes mercados inmobiliarios o diferentes mercados turísticos. Lo que caracteriza a un mercado es la posibilidad de actuar y relacionarse en el mismo con los demandantes y oferentes para realizar las transacciones.
Unos y otros tienen diferentes motivaciones e intereses, aunque pueden llegar a acuerdos.
Cuando únicamente existen una cantidad y un precio compatibles para oferentes y demandantes hablamos de cantidad y precio de equilibrio.
La competencia imperfecta se presenta en aquellos mercados donde las empresas tienen muy poca influencia para fijar los precios (Ej.: pequeños hoteles, restaurantes). La situación de estos mercados no puede calificarse de competencia perfecta porque siempre suele existir un cierto grado de diferenciación del producto que permite algún tipo de ventaja comparativa. Otros tipos de estructuras de mercado son las de la competencia monopolística y el oligopolio, también incluidos en la competencia imperfecta.
El mercado es el medio que permite la interacción entre demandantes y oferentes. Si los deseos de compra y los de venta coinciden, hay equilibrio. Los mercados se pueden clasificar según su grado de competencia.
2.3. EL SECTOR PÚBLICO En la mayoría de los países desarrollados tiene gran importancia la actividad del sector público en la economía. El establecimiento del marco institucional donde desarrollan su actividad los consumidores y las empresas, y su propio papel como agente económico, justifican su actuación y la necesidad de su estudio. Una definición del sector público comprende: 1) La Administración central: el Estado, la Seguridad Social y los Organismos autónomos dependientes del Estado. 2) Las administraciones territoriales: la Administración autonómica, la Administración local y los Organismos dependientes de las administraciones anteriores. 3) Las empresas públicas, cuya propiedad o control dependen de las administraciones públicas.
El sector público debe promover el bienestar económico general de los ciudadanos, incrementando su nivel de vida y contribuyendo a la consecución de los niveles más altos posibles de empleo, fomentar el desarrollo económico y mejorar la distribución de la renta.
- 10 - Introducción a la Economía Además, el sector público interviene de forma directa en la actividad económica facilitando los bienes y servicios que no ofrecen en el mercado las empresas privadas, como la justicia, o aquellos cuya producción requiere condiciones especiales, como las carreteras o las grandes infraestructuras. Para ello, realiza una serie de funciones cuya ejecución en cada momento determina la política económica.
El sector público comprende distintas instituciones y organizaciones. El sector público debe promover el bienestar económico general.
Funciones del sector público El sector público tiene una serie de funciones, entre las que cabe destacar: 1) Fiscal, que se resume en la recaudación de impuestos. 2) Reguladora: establece el marco legal en el que actúan todos los agentes. 3) Proveedora de bienes y servicios, como la defensa, los transportes, la sanidad, etc. 4) Redistributiva: intenta que todos los ciudadanos puedan tener acceso a un nivel mínimo de calidad de vida. 5) Estabilizadora, como controlador de los agregados económicos, para suavizar los ciclos a los que están sujetas las economías.
Estas funciones han ido ampliándose desde principios del siglo XX debido a los siguientes factores: a) La crisis económica de 1929. b) La complejización de la economía. c) La concienciación de que el sector público debe redistribuir la renta. d) La responsabilidad del sector público en la estabilización de la actividad económica.
El sector público interviene a través de los impuestos, la legislación, los bienes y servicios, las transferencias y las subvenciones, y el control de los agregados económicos.
Los presupuestos públicos El sector público elabora los Presupuestos Generales del Estado, que contienen la estimación de los ingresos que puede recaudar de acuerdo con las leyes que regulan los distintos tributos, y el reparto de estos recursos a través de los distintos componentes del gasto público. El Gobierno, central, autonómico o local, será el que ejecute el presupuesto.
Los Presupuestos Generales del Estado son la imagen del sector público.
Los ingresos públicos: Los ingresos públicos se pueden clasificar en: 1) Fiscales: impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social. 2) Intereses, dividendos y otras rentas. 3) Transferencias recibidas. 4) Otros.
La imposición: Los impuestos son cargas o tributos que recaen sobre determinadas personas (físicas o jurídicas), denominadas contribuyentes, con objeto de sufragar el gasto público, sin que exista contraprestación directa. Se pueden clasificar según distintos criterios: 1) Según el objeto de gravamen, impuestos directos e impuestos indirectos. Los impuestos directos gravan al contribuyente en cuanto generador de rentas y tienen en cuenta las características particulares de cada uno de ellos, mientras que los impuestos indirectos gravan según el gasto realizado, con independencia de la condición particular del contribuyente.
Dentro de los impuestos directos distinguimos entre impuestos sobre la renta (Ej.: En España, IRPF e Impuesto sobre Sociedades) e impuestos sobre el capital (Ej.: En España, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto sobre el Patrimonio). El más importante de los impuestos indirectos en España es el IVA. 2) Según la escala de gravamen, los progresivos, los proporcionales y los regresivos. Los impuestos progresivos detraen un porcentaje cada vez mayor del ingreso (Ej.: IRPF). Los impuestos proporcionales detraen un porcentaje constante del ingreso (Ej.: Impuesto sobre Sociedades). Los impuestos regresivos detraen un porcentaje mayor a medida que disminuye el ingreso.
Existen diferentes tipos de impuestos. Según el objeto de gravamen: directos e indirectos. Según la escala de gravamen: progresivos, proporcionales y regresivos.
Los gastos públicos: Los gastos públicos más representativos se pueden clasificar de la siguiente forma: 1) Transferencias y subvenciones, como las prestaciones sociales (desempleo, enfermedad, pensiones y otras) y las subvenciones a empresas. 2) Gastos en bienes y servicios: consumo (pago de funcionarios, etc.) e inversión. 3) Intereses pagados (por la deuda pública).
- 11 - Introducción a la Economía 2.4. EL SECTOR EXTERIOR El sector exterior es un agente económico constituido por las familias, las empresas y el sector público de otros países, cuyas diferencias con el que consideramos varían en cuanto a la legislación, estilos de vida, hábitos, monedas, etc. En la actualidad, ninguna economía puede llevar a cabo adecuadamente sus actividades de forma aislada de las del resto del mundo. Las necesidades de las sociedades modernas exigen contar con numerosos bienes y servicios que proceden en muchos casos de otros países. La posibilidad de realizar intercambios de bienes y servicios con otros países amplía la gama de productos disponibles para satisfacer las necesidades de las familias, las empresas y el sector público.
Además, los intercambios entre países permiten la especialización y benefician a las economías de los países que los realizan. Hoy la mayoría de las economías desarrolladas son economías abiertas al exterior que consumen una gran parte de bienes y servicios producidos en otros países y venden una parte importante de su producción fuera de sus fronteras. La importancia del sector exterior se acentúa con la globalización económica, que es el más claro exponente de la creciente interdependencia de las economías.
EJERCICIOS 1. ¿Qué tipo de agente económico incluye las denominadas organizaciones no gubernamentales (ONG)? a) Las economías domésticas.
a) Las ONG son consideradas asociaciones b) Las empresas.
sin ánimo de lucro y, por tanto, se incluyen c) El sector público.
dentro de las economías domésticas.
d) El sector exterior.
2. Los recursos propios de las empresas están formados por: a) Los créditos que obtienen de la banca.
c) Los recursos propios son los aportados b) Las obligaciones puestas en circulación.
por los accionistas o propietarios de la c) Las acciones emitidas.
empresa. Pueden provenir de las d) Todas las respuestas son correctas.
aportaciones de capital en forma de acciones o de simples aportaciones o por la vía de los beneficios no distribuidos.
3. Un aumento en el precio de un producto, en un mercado competitivo, ¿cómo afectará a las empresas en relación al volumen de la producción? a) Disminuirán la producción porque saben que el bien reducirá su demanda.
c) Aumentarán la producción para b) Disminuirán la producción para que el incrementar sus ventas y beneficios, ya que precio se mantenga elevado.
hemos establecido que las empresas manifiestan una relación directa entre el c) Aumentarán la producción para precio y el volumen de producción.
incrementar sus ventas y beneficios.
d) Aumentarán su producción para reducir sus costes totales.
4. ¿A qué denominamos precio de equilibrio en el mercado? a) Al precio que más interesa a los demandantes.
b) Al precio que más interesa a los oferentes.
c) Al precio que hace máxima la cantidad d) Al precio que iguala la cantidad demandada en el mercado.
demandada y ofertada en el mercado.
d) Al precio que iguala la cantidad demandada y ofertada en el mercado.
5. Las crecientes interdependencias de los mercados de todo el mundo se denominan: a) Externalidades.
- 12 - Introducción a la Economía b) Globalización.
c) Endeudamiento.
d) Mundialismo.
b) La creciente interdependencia de los mercados potenciada por el crecimiento de las tecnologías de la información es conocida como el fenómeno der la globalización.
TEMA 3. UNA APROXIMACIÓN GLOBAL AL FUNCIONAMIENTO DE LA ECONOMÍA 3.1. LAS RELACIONES ENTRE LOS AGENTES ECONÓMICAS El modelo simplificado del flujo circular de la actividad económica En la relación entre empresas y familias se establece un doble flujo: de una parte están los bienes y servicios, así como los factores productivos, que constituyen la corriente real; de otra, los gastos de las familias en bienes de consumo y los ingresos que éstas obtienen, como rentas, salarios, intereses y beneficios, que constituyen la corriente monetaria. Este sencillo modelo representa una simplificación del funcionamiento de la economía, en la que se ha prescindido del sector público y del sector exterior, y se denomina modelo simplificado del flujo circular de la renta o de la actividad económica.
En las relaciones entre las empresas y las familias destacan algunos aspectos. El primero es la importancia del dinero para facilitar las transacciones y las relaciones entre los agentes económicos. La existencia del dinero como medio de pago hace posibles los intercambios entre las empresas y los consumidores de manera sencilla. El segundo aspecto relevante es la necesidad de los mercados. Para que se produzcan los intercambios entre las familias y las empresas es necesario que existan lugares de encuentro donde se puedan concertar las transacciones. A estos lugares se les denomina, de forma genérica, mercados. El mercado es una de las instituciones fundamentales en economía y engloba todos aquellos medios donde los compradores y vendedores pueden concertar sus transacciones.
Como tercer elemento fundamental en el funcionamiento de la economía podemos señalar las condiciones generales para que la economía encuentre el equilibrio. Estas condiciones son que la producción sea igual al gasto y a la renta. En otras palabras, los consumidores sólo podrán destinar sus ingresos a la compra de bienes y servicios que produzcan las empresas (igualdad entre gasto y producción). Por su parte, las empresas sólo podrán producir los bienes y servicios que dispongan de los factores de producción necesarios por los que tendrán que remunerar a las familias (igualdad entre producción y renta), Por tanto, cuando todas las empresas vendan sus bienes y servicios a los consumidores y éstos obtengan los ingresos de las empresas para poder realizar el gasto en los bienes que adquieren para su consumo, decimos que la economía se encuentra en equilibrio.
El flujo circular de la actividad económica es un modelo simplificado de una economía que mide las relaciones que se establecen entre los agentes económicos. El dinero facilita las transacciones económicas. Los intercambios se realizan en los mercados. El flujo circular de la actividad económica representa el equilibrio de una economía.
Las relaciones entre los agentes económicos en una economía cerrada Dentro de la economía de un país, además de las empresas y de las familias, tiene una importante participación la actividad del sector público. Además de establecer el marco legal, el sector público actúa como un agente económico. Por una parte, detrae recursos de las empresas y las familias mediante los diferentes impuestos que gravan su actividad económica; por otra, transfiere parte de los recursos que obtiene a las empresas y a las familias a través de las subvenciones y transferencias que realiza. Asimismo, el sector público interviene como consumidor de determinados bienes y servicios que producen las empresas o puede ser también productor de determinados bienes y servicios.
- 13 - Introducción a la Economía Si aumenta el conjunto de pagos que las empresas realizan al sector público, significa que de los ingresos que éstas obtienen por la venta de sus bienes y servicios tienen que detraer una parte mayor para realizar dichos pagos, y, en consecuencia, tendrán que disminuir los pagos que realizan a los factores productivos. Si las empresas obtienen una mayor aportación de fondos procedentes del sector público (Ej.: un aumento de las subvenciones), dispondrán de mayores ingresos para remunerar a los factores productivos.
En la parte de las economías domésticas o familias se produce una serie de flujos similares. Por un lado, el sector público obtiene unos ingresos que proceden de las rentas que consiguen las familias por su participación en la actividad productiva. Por otro, estos pagos que las familias realizan al sector público reducen su capacidad de adquirir bienes y servicios a las empresas, pero la parte de los ingresos que obtienen las familias del sector público aumenta la disponibilidad de fondos para la compra de bienes y servicios a las empresas.
Si el conjunto de ingresos que obtiene el sector público de las empresas y de las familias es suficiente para la realización de los pagos que debe realizar, decimos que existe equilibrio presupuestario en el sector público. En caso de que los pagos sean mayores que los ingresos, decimos que existe déficit presupuestario, y si los ingresos que obtiene son mayores que los pagos existiría superávit presupuestario.
Una presentación más completa del modelo del flujo circular de la renta en una economía cerrada (es decir, sin considerar al sector exterior) debería incluir las actividades de las empresas públicas y los gastos públicos en bienes y servicios. Las empresas públicas actúan incrementando la cantidad de bienes y servicios que existen en la economía y contratan factores productivos en los mercados de factores para llevar a cabo su actividad. En muchas ocasiones, la actividad que realizan se justifica por la necesidad de producir determinados bienes que no son ofertados por las empresas privadas, como determinados bienes públicos, o por otras razones de interés para la economía nacional. Por este motivo, es frecuente que las empresas públicas cubran parte de sus necesidades financieras mediante la obtención de ingresos del sector público.
Tampoco hemos incluido en esta presentación la actuación de los intermediarios financieros que canalizan la parte de la renta que los agentes económicos no destinan de forma inmediata al consumo (es decir, el ahorro) hacia aquellos otros agentes (familias, empresas o sector público) que necesitan una mayor cuantía de renta para hacer frente a los gastos que pretenden realizar de consumo o de inversión.
Una economía es cerrada cuando no tiene relaciones con el exterior.
Las relaciones entre los agentes económicos en una economía abierta En la economía actual, muchos de los productos que se consumen en un país se producen en otro diferente. Ninguna economía actual está cerrada, sino que establecen, de una u otra forma, relaciones comerciales con el exterior, por lo que el resto del mundo tiene una importancia fundamental en todas las economías.
Del total de la renta que de genera en un país, los impuestos, el ahorro y las importaciones representan salidas del flujo circular, mientras que el gasto público, la inversión y las exportaciones representan entradas al flujo circular. Por tanto, la actuación de los diferentes agentes económicos determina la cantidad de renta que existe en una economía.
El pago que se realiza por las importaciones de bienes y servicios remunera a los factores productivos de otros países, mientras que las exportaciones de una economía suponen que de la renta del sector exterior se están trasladando recursos para remunerar los factores de producción nacionales.
Una economía es abierta cuando tiene relaciones económicas con el exterior.
3.2. LOS SECTORES ECONÓMICOS La clasificación más tradicional de los sectores que integran la economía de un país distingue entre: 1) Sector primario, que agrupa las actividades que tienen relación directa con - 14 - Introducción a la Economía la naturaleza. 2) Sector secundario o industrial, que recoge las diferentes actividades fabriles y que engloba la construcción. 3) Sector terciario o de servicios, que comprende las actividades de servicios que no se plasman en la producción de bienes materiales.
La estructura sectorial de la economía guarda relación con las actividades que realizan los agentes económicos dentro de ésta. La mayoría de las empresas realizan su actividad en sectores determinados como el de servicios o el industrial. Las familias que trabajan en las empresas de un sector obtienen sus rentas de la remuneración que perciben por los factores de producción que utilizan las empresas o por las transferencias que reciben del sector público. Por tanto, la ubicación dentro de un sector u otro es un dato fundamental a la hora de analizar las posibilidades de empleo o las condiciones de trabajo.
3.3. LOS SISTEMAS ECONÓMICOS Además de la interacción entre ellos, el funcionamiento de los agentes económicos también depende de las instituciones que intervienen en el proceso de toma de decisiones. A este conjunto formado por el marco institucional y los procesos de toma de decisiones se le denomina sistema económico. A lo largo de la historia, las sociedades han ido organizando su sistema económico, es decir, el conjunto de relaciones de todo tipo que se establecen entre los distintos agentes y que caracterizan la organización económica de una sociedad.
Cuando es el mercado el que determina los bienes y servicios que se deben producir, cómo se van a producir y para quién producirlos, nos encontramos ante un sistema económico de mercado o capitalista. En el mercado, los precios tienen un papel fundamental, ya que son los que permiten a los demandantes y oferentes organizar sus preferencias y actuar de una forma determinada. Estas relaciones que se establecen a través de los mercados actúan tanto para los mercados de bienes y servicios como para los mercados de factores. Es decir, los precios y las preferencias de los individuos o las empresas son los que determinan la elección de los bienes o los factores de producción que desean. Por último, opera un sistema de propiedad privada por el que los individuos gozan de los derechos de propiedad de acuerdo con las leyes que regulan dichos derechos.
En el extremo opuesto están las sociedades donde las decisiones fundamentales de qué producir, cómo hacerlo y para quién, se adoptan por la autoridad económica central. En este supuesto decimos que nos encontramos ante un sistema económico de planificación central. En este tipo de organización, la autoridad económica establece y regula todo el comportamiento de las empresas y7 las economías domésticas. Para este fin, determina qué es lo que se va a producir y cómo se van a distribuir los bienes y servicios. En una economía completamente planificada también debe existir un sistema de control del trabajo, ya que los individuos no tienen la capacidad de decidir libremente el tipo de trabajo que desean realizar ni cómo utilizar los ingresos que obtienen por el mismo. La cantidad de bienes y servicios de que pueden disfrutar las familias estará determinada por sistemas de asignación establecidos por la autoridad económica, y la propiedad tendrá carácter estatal o colectivo.
Los dos sistemas “puros” mencionados anteriormente no suelen operar como tales en la realidad. En las sociedades donde la institución predominante es el mercado, existen determinadas parcelas donde el sector público tiene un papel importante mediante la regulación y la vigilancia de los mecanismos de mercado. También en las sociedades con economía planificada suelen existir parcelas en las que la autoridad económica no ejerce el control y deja cierta iniciativa a los individuos. En este sentido, los sistemas económicos actuales son mixtos aunque puedan calificarse como más próximos a un sistema u otro.
La economía española responde a un sistema de economía social de mercado, que significa que, aunque la asignación de recursos la realiza fundamentalmente el mercado, el sector público tiene una intervención activa como regulador de la actividad económica.
Los sistemas económicos dependen de la interacción de los agentes, del marco institucional y de otros factores. En los sistemas económicos capitalistas, el mercado juega un - 15 - Introducción a la Economía papel fundamental. En los sistemas de economía planificada es la autoridad económica la que da respuestas a las preguntas de la economía. España mantiene un sistema de economía social de mercado.
EJERCICIOS 1. La contratación por una empresa hotelera de un camarero se realiza en el: d) Un camarero es un trabajador que a) Mercado de bienes y servicios.
b) Mercado financiero.
ofrece su trabajo a cambio de una determinada remuneración y, por tanto, se c) Mercado turístico.
d) Mercado de factores.
encuentra dentro del mercado de factores de producción que contrata la empresa hotelera para realizar su actividad.
2. La adquisición de una habitación de hotel para hospedarse durante una noche por un particular se clasificaría dentro del flujo: a) Del gasto.
a) Las compras de bienes y servicios que realizan los miembros de las unidades b) De la renta.
c) De la producción.
económicas de consumo o familias d) Todas las respuestas son correctas.
integran el flujo del gasto de una economía.
3. Cuando el sector público establece una ayuda para promocionar una zona turística está realizando: a) Subvención.
a) Cuando el sector público otorga una ayuda para el desarrollo de una zona b) Transferencia.
c) Compra de bienes y servicios.
turística está realizando una subvención a d) Recaudación impositiva.
las empresas turísticas de la zona, y la cuantía de los fondos deberá destinarse a dicha actividad, por lo que existe una contrapartida a la ayuda pública de la que se benefician las empresas.
4. El total del gasto en bienes y servicios que se realiza en un país tiene que ser igual a: a) La producción neta.
d) La cantidad total de bienes y servicios b) La producción neta + las exportaciones.
que pueden adquirir las familias de un país c) La producción neta – las exportaciones.
será igual a la cantidad de bienes y d) La producción neta – las exportaciones + servicios que se produzcan después de las importaciones.
descontar los que se vuelvan a destinar a la producción (producción neta), menos los que se han destinado a las exportaciones, más los que proceden de las importaciones.
5. Si en un país existe la propiedad privada, la mayoría de las compras las realizan los individuos en los mercados y existe libertad de creación y establecimiento de empresas, decimos que existe un sistema: a) De planificación central.
c) Las características que se presentan b) Mixto.
responden a las características básicas de c) De economía de mercado.
un sistema de economía de mercado o d) Ninguna respuesta es correcta.
sistema capitalista. Si se dieran datos sobre el grado de intervención del sector público estaríamos ante un sistema de economía mixta, que es el más habitual en el mundo real.
- 16 - Introducción a la Economía TEMA 4. LA OFERTA Y LA DEMANDA: EL FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO 4.1. EL MERCADO Un mercado es toda institución social en la que los bienes y servicios, así como los factores productivos, se intercambian libremente. Las empresas ofrecen bienes y servicios en los mercados de bienes y compran o alquilan recursos en los de factores. Las economías domésticas, propietarias de los factores de producción, ofrecen sus recursos en el mercado de factores y compran en el de bienes y servicios. El sector público compra tanto en el mercado de bienes y servicios como en el de factores, y el resto del mundo participa en ambos mercados comprando y vendiendo. Para que los bienes o servicios se puedan intercambiar es necesario que concurran en el mercado dos agentes: los demandantes y los oferentes, cuya interacción proporciona el precio y la cantidad de bien o servicio que se intercambia.
Los agentes que intervienen en un mercado (los compradores o demandantes y los vendedores u oferentes) realizan sus transacciones utilizando como medio de pago el dinero.
El dinero simplifica las transacciones, pues permite valorar cada bien o servicio en unidades monetarias, de tal manera que el individuo que quiere adquirirlo ha de pagar un precio por ello. El precio es, por tanto, el elemento que permite poner de acuerdo a los compradores y vendedores en un mercado, y se define como la relación de cambio de un bien por dinero.
El mercado recoge el conjunto de actos de compra y venta de bienes y servicios. En un mercado intervienen oferentes y demandantes, y se forman los precios de los bienes y servicios. El dinero facilita las transacciones. El precio es el número de unidades monetarias que hay que pagar para obtener una unidad física de un bien.
Tipos de mercado Los mercados se clasifican de acuerdo con distintos criterios: a) Según el tipo de bien o servicio que se intercambia: mercados de bienes y servicios y mercados de factores productivos. Los primeros determinan qué producir y los de factores cómo y para quién producir. b) Atendiendo al grado de competencia o a la estructura del mercado: mercados competitivos y mercados no competitivos. En los primeros, el número de participantes es muy alto y nadie tiene poder para determinar precios y cantidades. En los segundos, alguno de los participantes tiene un cierto poder para determinar precios y cantidades. c) Dependiendo del grado de regulación: mercados libres y mercados intervenidos. Un mercado es libre cuando ninguna autoridad controla las condiciones del mismo; es intervenido cuando los precios o las cantidades son determinados por alguien ajeno al mercado.
4.2. LA DEMANDA Los deseos de consumo que tienen los individuos conforman la demanda. Llamamos demanda de un bien o servicio a la cantidad que las economías domésticas desean adquirir o comprar, para satisfacer una necesidad, a los distintos precios de éste. Es importante resaltar que lo que entendemos por demanda no son las cantidades de un bien o de un servicio de realmente compran las familias, sino lo que están dispuestas a comprar a los distintos precios.
A medida que el precio de un bien es mayor, la cantidad que un consumidor desea comprar se reduce, y viceversa. Este hecho o fenómeno que recoge la relación inversa entre la cantidad demandada de un bien y su precio se conoce como la ley de la demanda.
Una primera razón que justifica el funcionamiento de esta ley sería que el consumidor considera el alto precio como un obstáculo que le disuade de comprar. Pero existe una segunda razón que explica este comportamiento y es la que se refiere a la posibilidad de sustitución entre unos bienes y otros. Para cubrir la misma necesidad, existen productos que tienen unas características muy semejantes o similares. Si el precio de un bien sube mucho, los consumidores desviarán sus deseos a adquirir otro tipo de productos que satisfagan sus necesidades y resulten más baratos. Una última razón que justifica el funcionamiento de la ley - 17 - Introducción a la Economía de la demanda obedece al llamado efecto renta, que explica cómo una variación en el precio de un bien afecta al poder adquisitivo de nuestra renta o a la capacidad de compra de nuestro dinero, de forma que si aumenta el precio de un bien, con la misma renta que antes de la subida se pueden adquirir menos unidades del mismo, lo que origina una disminución en la cantidad demandada de los mismos.
Se define la demanda como la cantidad de un bien o servicio que se desea adquirir a distintos precios. La cantidad de un bien que los consumidores quieren y pueden comprar depende de muchos factores, siendo el más significativo el precio del mismo. La ley de la demanda dice que cuanto mayor sea el precio de un bien, menor será la cantidad demandada del mismo, y viceversa. El precio proporciona información a la hora de comprar. También influye la posibilidad de sustitución de los bienes, así como el efecto renta.
La función de demanda y la curva de demanda La demanda de un bien no sólo depende de su precio; existen muchos otros factores (variables) que influyen en la mayor o menor demanda del mismo, entre los que cabe destacar: la renta o ingresos de los consumidores (R), el precio de los bienes relacionados (Py), los gustos o preferencias (G), y otros factores tales como el tiempo disponible para el disfrute del bien, la moda, las características climáticas, etc. (O). Si recogemos la relación que existe entre la demanda de un bien y todos los factores que influyen en la misma, obtenemos la función de demanda, que se expresa como sigue: Dx = ƒ(Px,R,Py,G,O).
Para entender mejor las relaciones que se establecen entre cada factor o variable y la demanda, consideramos que el resto de los factores que puedan afectar a la demanda no se alteran, es decir, permanecen constantes. Esto permite simplificar el análisis y aislar la influencia que un solo factor tiene sobre la cantidad demandada de un bien. Cuando realizamos el análisis de esta manera se dice que utilizamos la cláusula ceteris paribus. Así, cuando decimos que al bajar el precio de un bien aumenta la cantidad demandada del mismo, hay que añadir ceteris paribus, pues es posible que al mismo tiempo que esto ocurre se produzca una caída de la renta o una reducción del tiempo disponible para el disfrute del bien, que afectaría en sentido contrario a la cantidad demandada.
Uno de los procedimientos más frecuentemente empleados en la teoría económica es la representación gráfica, que permite comprender de forma intuitiva las relaciones funcionales que existen entre dos variables. Así, podemos representar la curva de demanda de un bien. En el eje de abscisas representamos las cantidades demandadas del mismo, y en el eje de ordenadas sus precios. Una curva con pendiente negativa detecta que existe una relación inversa entre el precio y la cantidad demandada del bien, considerando constantes los restantes factores que afectan a la demanda de un bien; es decir, que es la representación de la función: Qx = ƒ(Px). Una curva de demanda es la expresión gráfica de la demanda de un bien y refleja no sólo lo que la gente desea, sino también lo que está dispuesta a pagar.
La función de demanda es la relación matemática que muestra que la cantidad demandada de un bien está relacionada con el precio del mismo, el precio de los bienes relacionados, la renta, los gustos y otros factores. La cláusula ceteris paribus significa que se mantienen constantes los demás factores. La curva de demanda es la representación gráfica de la función de demanda.
Otros factores de los que depende la demanda de un bien Además del precio, hay muchos otros factores que juegan un papel importante en la determinación de la demanda de un bien y que nos permiten concretar de una manera fundada por qué se demanda más o menos cantidad del mismo. Algunas de las variables más significativas son: a) los gustos o preferencias de los individuos; b) las rentas o los ingresos de los consumidores; c) los precios de los bienes relacionados; d) otros.
Los gustos o preferencias: Los gustos o preferencias son una variable psicológica que responde a las necesidades o deseos básicos de los seres humanos y que son influenciables a - 18 - Introducción a la Economía través de la publicidad. Cuando los gustos por un determinado bien cambian, las pautas de demanda de los consumidores también lo harán.
Una mejora de los gustos o preferencias aumentará la demanda del bien objeto de estudio, ceteris paribus.
La renta: La renta determina la capacidad de gasto de cada individuo o familia; cuanto mayor sea la renta o ingreso, mayor será la demanda de casi todos los bienes. La relación entre la cantidad demandada de un bien y la renta nos permite establecer la distinción entre bienes normales y bienes inferiores. Llamamos bienes normales a aquellos bienes que los individuos demandan en mayor cantidad cuando aumenta su renta, como ocurre con la mayoría de los bienes (Ej.: carne, coches, ropa…). Un caso particular de bienes normales son los bienes de lujo, que se caracterizan porque al aumentar la renta de los individuos, su consumo aumenta en mayor proporción que el incremento de ésta (Ej.: joyas, coches deportivos…). En el caso de los bienes inferiores, los individuos consumen menos de ellos al aumentar su renta (Ej.: la malta).
Normalmente consumimos estos bienes como sustitutivos de otros que requieren una inversión mayor de nuestra renta.
Los bienes normales son aquellos cuya demanda aumenta cuando lo hace la renta, ceteris paribus. Un bien de lujo es un caso particular de bien normal. Es aquel cuya cantidad demandada aumenta en mayor proporción al incremento de la renta. La demanda de los bienes inferiores se mueve en sentido contrario a la renta. Cuando la renta crece, ceteris paribus, su cantidad demandada disminuye, y viceversa.
El precio de los bienes relacionados: El precio de los bienes que guardan algún tipo de relación con el bien que deseamos es un elemento más a considerar cuando vamos a adquirir un bien. Esta relación puede ser de sustitución o de complementariedad, lo que da lugar a dos tipos de bienes: bienes sustitutivos y bienes complementarios.
Los bienes sustitutivos son aquellos que satisfacen las mismas necesidades o deseos de los individuos que otros bienes tomados como referencia. Las variaciones en el precio de un bien sustitutivo afectan a la cantidad demandada del bien al que sustituye; si aumenta el precio de éste, se puede esperar que la demanda de su sustitutivo aumente. Por este motivo, a los consumidores les interesa conocer, no sólo el precio de los bienes en unidades monetarias, sino también el precio de un bien en relación con otro, para comparar entre ambos. Para ello utilizamos el concepto de precio relativo. El precio relativo mide el valor monetario de un bien en términos de otro.
Los bienes complementarios son aquellos que hay que consumir conjuntamente con otro de referencia para obtener satisfacción. Como en el caso de los bienes sustitutivos, la complementariedad tiene distintos grados, y éstos dependen de la existencia o no de sustitutivos. Cuando se altera el precio de un bien que es complementario de otro también se modifica la demanda de éste; si sube el precio de un bien que complementa a otro, la demanda de este último disminuirá, ya que sólo así el consumidor mantiene el mismo nivel de gasto en los dos bienes.
Finalmente, muchos bienes no están relacionados entre sí, de tal forma que la alteración en el precio de uno de ellos no influye en la demanda del otro; son los llamados bienes independientes.
Los bienes sustitutivos satisfacen las mismas necesidades que aquellos que sustituyen.
Si aumenta el precio de un bien sustitutivo, aumenta la cantidad demandada del bien al que sustituye. El precio relativo nos da el valor de un bien en términos de otro. Los bienes complementarios se consumen conjuntamente. Un aumento en el precio de un bien complementario determina una caída de la demanda del bien al que complementa. Los bienes independientes no están relacionados entre sí.
Otros: Existen muchos otros factores que pueden tener su influencia en la demanda de un determinado bien. Así, en el caso de juegos para consola, factores tales como la publicidad, el tiempo de ocio, la estructura demográfica o las estaciones influyen en la cantidad demandada de juegos.
- 19 - Introducción a la Economía Cantidad demandada y demanda No debe confundirse el concepto de demanda con el de cantidad demandada de un bien. La demanda expresa las cantidades de un bien que los consumidores desean comprar a los distintos precios de éste. Matemáticamente se expresa en una función de demanda que, ceteris paribus, relaciona precios y cantidades demandadas, Dx = ƒ(Px), y gráficamente se observa en una curva de demanda.
Si varía el precio del bien que estudiamos, varía la cantidad demandada del mismo y nos movemos a lo largo de la curva de demanda. Cada precio lleva asociada una cantidad demandada: cuando éste cambia también lo hace la cantidad pero en sentido inverso. Una caída del precio origina un aumento de la cantidad demandada. Las alteraciones en la cantidad demandada se reflejan en movimientos a lo largo de la curva de demanda.
Pero cuando cambia alguna de las especificaciones que determinan la demanda, como la renta, los gustos o el precio de los bienes relacionados, la función de demanda cambia, es decir, que se redefine para los nuevos valores que alcanza la variable que se ha alterado, de manera que gráficamente lo que se produce es un desplazamiento de la curva de demanda. Si, por ejemplo, aumenta la renta de un consumidor sin que se altere el precio del bien en cuestión, el efecto renta originará un incremento de la cantidad demandada. Gráficamente se produce un desplazamiento de la curva de demanda hacia la derecha, lo que indica que, al mismo precio que antes, ahora se demanda mayor cantidad del bien.
Cuando suba el precio de los bienes sustitutivos, baje el de los bienes complementarios, crezca la renta o mejoren los gustos hacia el bien que estamos estudiando, la demanda aumentará, y la curva de demanda se desplazará hacia la derecha. En el caso contrario, cuando bajen los precios de los bienes sustitutivos, suban los precios de los bienes complementarios, disminuya el nivel de ingresos o empeoren los gustos o las preferencias, la demanda disminuirá y gráficamente se expresará con un desplazamiento a la izquierda de la curva de demanda.
La demanda del mercado La demanda del mercado expresa las cantidades totales que los consumidores desean y pueden comprar de un bien o servicio a distintos precios, y se obtiene de la suma del conjunto de las demandas individuales.
4.3. LA OFERTA La oferta expresa las cantidades que los vendedores de un bien o servicio están dispuestos a ofrecer a distintos precios. Los consumidores y los vendedores consideran los precios desde una óptica distinta. Mientras que para los compradores unos precios muy altos desalientan la demanda, a los oferentes ese mismo precio elevado les induce a producir y vender más de ese bien porque piensan obtener un ingreso mayor por unidad vendida.
Podemos deducir, por tanto, que existe una relación directa entre el precio de un bien determinado y su oferta.
Esta relación directa entre precio y cantidad ofrecida se fundamenta en el supuesto de que los bienes y servicios son producidos por las empresas con la finalidad de obtener beneficios, y el precio relativo de un producto con respecto a los demás bienes es un determinante importante de la rentabilidad; de tal manera que se puede concluir que, cuanto mayor sea el precio del bien que estudiamos, más rentable puede esperarse que sea su producción y, en consecuencia, mayor será su oferta. Este principio que generalmente subyace en el comportamiento de los oferentes es conocido como la ley de la oferta. La ley de la oferta expresa la relación positiva que existe entre los precios y las cantidades ofrecidas.
Igual que hablamos de demanda individual y de demanda de mercado, podemos diferenciar la oferta individual de un bien de la oferta del mercado. Esta última representa la cantidad total que todos los vendedores de ese bien están dispuestos a ofrecer para cada precio, y se obtiene sumando las cantidades ofrecidas individualmente a distintos precios.
- 20 - Introducción a la Economía Se define la oferta como la cantidad de un bien o servicio que se desea ofrecer a distintos precios. Un precio elevado induce a vender más. La ley de la oferta expresa la relación directa que existe entre el precio y la cantidad ofrecida. La oferta del mercado es la suma de las ofertas individuales.
La función de oferta y la curva de oferta La oferta de un bien no sólo depende del precio del mismo, sino también de otras variables tales como el coste de los factores productivos (Pfp), la tecnología (T), el precio de otros bienes relacionados con el bien en cuestión (Pbr), y otros factores (O). La relación entre la oferta de un bien y todos los factores que influyen en ésta se expresa en una función matemática, llamada función de oferta: Ox = ƒ(Px,Pfp,T,Pbr,O). Esta función explica cómo varía la cantidad ofrecida de un bien cuando cambia alguno de los factores que la definen.
En el supuesto ceteris paribus, podemos representar gráficamente la curva de oferta en unos ejes de coordenadas, teniendo en cuenta sólo la relación entre la cantidad ofrecida de un bien y su precio: Ox = ƒ(Px). De esta forma obtenemos una curva de oferta creciente. La función de oferta es una expresión matemática que representa la relación entre el precio de un bien y su oferta, suponiendo que el resto de los factores que puedan afectar a la oferta permanecen constantes, esto es, ceteris paribus. Del mismo modo, la curva de oferta es la representación gráfica de la función de oferta y, al contrario que la demanda, tiene pendiente positiva, mostrando la relación positiva que existe entre precio y cantidad ofrecida, es decir, que se cumple la ley de la oferta.
La curva de oferta es la expresión gráfica de la oferta de un bien y representa la relación positiva que existe entre el precio de un bien y la cantidad ofrecida.
Otros factores determinantes de la oferta de un bien Una serie de factores determina que se altere la cantidad ofrecida para cada nivel de precios, como son: a) la tecnología disponible; b) los precios de los factores productivos; c) los precios de los otros bienes relacionados; d) otros.
La tecnología: La tecnología es la aplicación de los conocimientos científicos a los métodos de producción. Los progresos de la tecnología dan lugar a la reducción de los costes de producción, lo que lleva a un aumento de la oferta. Cualquier mejora de la tecnología que permita producir y vender una cantidad dada de un bien a un precio más barato inducirá a las empresas a elevar la cantidad ofrecida de ese bien a todos los precios.
Una mejora en la tecnología origina un aumento de la oferta, ceteris paribus.
Los precios de los factores productivos: Los factores productivos son los recursos utilizados en la producción de bienes y servicios. Cuanto menor sea el precio de éstos, más barato será producir un determinado bien y mayor será, por tanto, el beneficio que pueda obtener el vendedor; este hecho estimulará al oferente, que estará dispuesto a aumentar s u oferta para cada nivel de precios. Por el contrario, un aumento en el precio de un factor eleva los costes de producción y reduce la rentabilidad de los bienes en cuya elaboración interviene, haciendo que el oferente reduzca la cantidad ofrecida para los mismos precios.
Un aumento en el precio de un factor lleva a reducir la oferta, ceteris paribus.
Los precios de los bienes relacionados: La relación entre la oferta de un bien y los precios de otros bienes distintos del que analizamos es inversa. Cuanto menores sean los precios de estos últimos, más atractivo será producir el bien cuya oferta se está analizando. Si los oferentes de un bien pueden obtener mayor beneficio con otro bien porque su producción es más barata, reducirán la oferta del primero en aras de incrementar la del segundo.
Un aumento en el precio de los bienes relacionados lleva a reducir la oferta.
Otros: Existe otro tipo de factores que pueden influir en una oferta específica, tales como las condiciones climáticas, los objetivos que se marcan los empresarios, el papel que juegan los gobiernos estableciendo impuestos, el número de oferentes en el mercado, etc.
Cantidad ofrecida y oferta - 21 - Introducción a la Economía No es igual hablar de cantidad ofrecida de un bien que de oferta del mismo. La oferta expresa las cantidades de un bien que los oferentes desean poner a la venta a los distintos precios de éste. Matemáticamente se expresa en una función de oferta que, ceteris paribus, relaciona precios y cantidades ofrecidas. Y gráficamente se observa en una curva de oferta.
Cuando varía el precio del bien que estudiamos nos movemos a lo largo de la curva de oferta y se producen cambios en la cantidad ofrecida. Una caída del precio de un bien origina una disminución de la cantidad ofrecida.
Cuando lo que se altera son las demás especificaciones que determinan la oferta y que no medimos en los ejes de coordenadas, cambia la función de oferta, es decir, que se redefine para los nuevos valores que alcanza la variable que se ha alterado. Gráficamente, se refleja en un desplazamiento de la curva de oferta hacia la derecha o hacia la izquierda. Por ejemplo, si mejora la tecnología, el oferente podrá aumentar la producción sin variar su precio. La curva de oferta se desplaza hacia la derecha, lo que indica que al mismo precio que antes, ahora se ofrece mayor cantidad del bien.
Una mejora de la tecnología, una caída en el precio de los factores productivos y una disminución en el precio de los bienes relacionados originarán un aumento de la oferta, que se traducirá gráficamente en un desplazamiento de la curva de oferta a la derecha. Y viceversa, un empeoramiento de la tecnología o una subida de los precios de los factores productivos o de los demás bienes producirá una disminución de la oferta, lo que provocará un desplazamiento hacia la izquierda de la curva de oferta.
Los movimientos a lo largo de una curva de oferta expresan variaciones en la cantidad ofrecida. Cambios en la oferta suponen gráficamente desplazamientos de la curva de oferta. Si mejora la tecnología, se reduce el coste de los factores productivos o se reduce el precio de los bienes relacionados, la curva de oferta se desplaza a la derecha. Si aumenta el precio de los bienes relacionados, aumenta el coste de los factores productivos o empeora la tecnología, la curva de oferta se desplaza a la izquierda.
4.4. EL EQUILIBRIO DEL MERCADO Al analizar conjuntamente la demanda y la oferta de un bien, observamos que sólo existe un precio para el que la cantidad que desean adquirir los consumidores es igual a la cantidad que desean ofrecer los productores. A este precio se le llama precio de equilibrio, y la cantidad intercambiada es la cantidad de equilibrio. Se denomina precio de equilibrio al precio para el que la cantidad ofrecida es igual a la cantidad demandada. El equilibrio del mercado es una situación estable en la que coinciden los deseos de todos los agentes económicos que participan en el mismo. Cualquier otra situación diferente del punto de equilibrio será inestable porque existen incentivos para alterarla. Si en el mercado se establece un precio superior al precio de equilibrio, la cantidad ofrecida será mayor que la demandada y no habrá estabilidad; existirán incentivos para que el precio se reduzca. Si, por el contrario, el precio establecido se situase por debajo del de equilibrio, la cantidad demandada sería superior a la ofrecida y se produciría una situación de exceso de demanda. En este caso, los compradores que no hayan podido obtener la cantidad deseada presionarán el precio al alza.
Adam Smith acuñó una expresión para explicar este hecho: la mano invisible del mercado, que hace referencia precisamente a las fuerzas o incentivos que existen en todo mercado para ajustar los deseos de los oferentes y de los demandantes, de forma que en un mercado competitivo siempre se gira en torno al punto de equilibrio. Cuando hay exceso de oferta, la cantidad que se intercambia en el mercado coincide con la cantidad demandada, y cuando lo que aparece son excesos de demanda, la cantidad intercambiada coincide con la cantidad ofrecida.
En un mercado en equilibrio coinciden los deseos de los oferentes y demandantes. Se llama precio de equilibrio al precio para el que la cantidad ofrecida es igual a la demandada. El equilibrio es estable cuando no hay incentivos para alterar la situación. Para un precio superior - 22 - Introducción a la Economía al de equilibrio aparecen excedentes de oferta, O > D. Para un precio inferior al de equilibrio aparecen escaseces, O < D.
4.5. LAS ELASTICIDADES DE LA DEMANDA Y DE LA OFERTA La elasticidad-precio de la demanda La ley de la demanda establece que, cuando aumenta el precio del bien, la cantidad demandada del mismo disminuye. Sin embargo, para una misma subida porcentual del precio, la cantidad demandada de todos los bienes no disminuye en la misma cuantía. En la realidad, existen bienes, como el pan, que son poco sensibles a la alteración del precio, de modo que, aunque éste suba, los demandantes apenas cambian sus hábitos de consumo y la cantidad demandada baja muy poco o nada. Sin embargo, hay otro tipo de bienes, como las joyas, que responden muy significativamente a las variaciones del precio, de manera que basta una pequeña subida del precio para que la cantidad demandada caiga en una gran proporción.
Para medir estas variaciones de la cantidad demandada se utiliza el concepto de elasticidad-precio de la demanda, que nos indica cómo varía la cantidad demandada de un bien cuando se produce una variación en su precio. Se llama elasticidad-precio de la demanda a la variación porcentual que se produce en la cantidad demandada cuando el precio varía en una determinada proporción. Se expresa con el siguiente cociente: Ɛᵨ = Variación porcentual de la cantidad demandada / Variación porcentual del precio. Como la relación entre el precio y la cantidad demandada es inversa o se produce en sentido contrario, el resultado que obtenemos es siempre negativo. Por este motivo, para el estudio de la elasticidad prescindimos del signo y tomamos el valor absoluto. Por tanto, la elasticidad-precio de la demanda es un coeficiente que toma valores positivos entre cero e infinito: 0 < Ɛᵨ < ∞.
Para realizar el cálculo de la elasticidad-precio de la demanda de los diferentes bienes, la elasticidad se expresa como un cociente de tasas de variación: Ɛᵨ = Tasa de variación de la cantidad demandada / Tasa de variación del precio. Según los valores absolutos obtenidos, podemos estudiar los siguientes casos: a) Ɛᵨ = 0. En este caso, se dice que la demanda es perfectamente inelástica o perfectamente rígida, y recoge el hecho de que la cantidad demandada no varía cualquiera que sea la alteración en el precio (Ej.: el pan). b) Ɛᵨ < 1. En este caso se dice que la demanda es inelástica, rígida o poco elástica, debido a que una variación en el precio produce una alteración proporcional menor en la cantidad demandada, es decir, que la demanda del bien en cuestión es poco sensible o reacciona muy poco ante variaciones en el precio (Ej.: bienes de primera necesidad o que tienen muy pocos sustitutivos). c) Ɛᵨ > 1. En este caso se dice que la demanda es elástica, y muestra la sensibilidad que tienen determinados bienes ante las variaciones del precio. Cuando una determinada variación en el precio causa una alteración en una proporción mayor de la cantidad demandada, el valor de elasticidad es mayor que uno (Ej.: los bienes de lujo). d) Ɛᵨ = ∞. En este caso, la demanda es perfectamente elástica y muestra el hecho de que se demanda cualquier cantidad al mismo precio, o lo que es lo mismo, el precio no se altera.
Existen varios factores que influyen en las diferentes sensibilidades de la cantidad demandada ante variaciones en el precio, como son: 1) La existencia de bienes sustitutivos. Los bienes que tienen muchos sustitutivos tienen una elasticidad-precio mayor que aquellos que tienen pocos. 2) La naturaleza del bien estudiado. Los bienes necesarios tienen una demanda menos elástica que los bienes de lujo. 3) El periodo de tiempo considerado en el análisis.
Cuanto mayor es el tiempo transcurrido, la demanda de los bienes tiende a hacerse más elástica. 4) El porcentaje de renta gastada en el bien. Cuanto mayor es la proporción de renta gastada en ese bien, la demanda es más sensible en el precio.
Ante variaciones en el precio, la cantidad demandada de los bienes no se altera en la misma cuantía. La elasticidad-precio de la demanda mide la sensibilidad de la cantidad demandada ante un cambio en el precio. Factores que influyen en la elasticidad-precio: bienes sustitutivos, naturaleza del bien, periodo de tiempo y porcentaje de renta gastada.
- 23 - Introducción a la Economía La elasticidad-precio de la demanda y el ingreso del oferente: Hay ocasiones en las que los consumidores, ante subidas de precios, reducen en gran medida la cantidad demandada, con lo que se produce una caída en los ingresos del oferente que afecta a los beneficios. El ingreso del oferente (IT) es el resultado de multiplicar el precio de cada unidad vendida (p) por el número de unidades vendidas (q): IT = p × q. Si la demanda es elástica, ante una subida del precio del bien la cantidad demandada disminuye más que proporcionalmente, de manera que el ingreso del oferente desciende. Sin embargo, cuando la demanda es inelástica el ingreso aumenta porque la cantidad demandada disminuye en menor proporción que el incremento de los precios. Si la elasticidad de la demanda es unitaria, un aumento del precio da lugar a una caída en la cantidad demandada en la misma proporción, y entonces el ingreso no se altera.
Elasticidad cruzada de la demanda En ocasiones, nos puede interesar medir en cuánto varía la cantidad demandada de un determinado bien cuando se altera el precio de los demás bienes. En este sentido, utilizamos la fórmula de la elasticidad cruzada de la demanda, que mide la sensibilidad que tiene la demanda de un bien cuando varía el precio de un bien relacionado: Ɛc del bien i con relación al j = Variación porcentual de la cantidad demandada del bien i / Variación porcentual del precio del bien j. El valor de la elasticidad cruzada puede ser positivo o negativo, dependiendo del tipo de relación que exista entre los bienes i y j. Si la elasticidad cruzada es negativa (Ɛc < 0), los bienes son complementarios. Una subida en el precio de j supondrá una caída en la cantidad demandada del bien al que complementa i, de forma que la elasticidad cruzada de i con respecto a j es negativa. Si la elasticidad cruzada es positiva (Ɛc > 0), los bienes tienen una relación de sustituibilidad. Un aumento en el precio del bien j determina un aumento en la cantidad demandada del bien sustitutivo i. En este caso, los bienes sustitutivos tienen una elasticidad cruzada positiva. Si la elasticidad cruzada es nula (Ɛc = 0), los bienes i y j no tienen ninguna relación entre sí. Se trata de bienes independientes.
Si Ɛc < 0, se trata de bienes complementarios. Si Ɛc > 0, se trata de bienes sustitutivos. Y si Ɛc = 0, se trata de bienes independientes.
Elasticidad-renta Para cuantificar las variaciones que se producen en la cantidad demandada cuando se alteran los ingresos de los consumidores, utilizamos el concepto de elasticidad-renta, que mide la sensibilidad de la cantidad demandada ante variaciones en la renta o en los ingresos de los consumidores: Ɛr = Variación porcentual de la cantidad demandada / Variación porcentual de la renta. La elasticidad-renta puede tomar valores positivos o negativos, dependiendo del tipo de bien que estemos estudiando. Si la elasticidad-renta es positiva, se trata de bienes normales. Cuando aumenta la renta se incrementa la cantidad demandada. Si además de ser positiva es mayor que la unidad, hablamos de bienes de lujo, pues significa que la cantidad demandada aumenta en mayor proporción que la renta. Si la elasticidad-renta es negativa, hablamos de bienes inferiores. En este caso, la renta y la demanda se mueven en sentido contrario. Un aumento de la renta origina una disminución de la cantidad demandada.
Si Ɛr > 0, se trata de bienes normales. Si Ɛr < 0, se trata de bienes inferiores.
La elasticidad-precio de la oferta Como en el caso de la demanda, se puede calcular la proporción en la que variará la cantidad ofrecida cuando se altere el precio. Para ello utilizamos la fórmula de la elasticidadprecio de la oferta: Ɛp de la oferta = Variación porcentual de la cantidad ofrecida / Variación porcentual del precio. La elasticidad-precio de la oferta muestra la sensibilidad de la cantidad ofrecida ante variaciones en el precio. Se define como el cociente entre la tasa de variación de la cantidad ofrecida y la tasa de variación del precio. Toma siempre valores positivos porque existe una relación directa entre el precio y la cantidad ofrecida.
EJERCICIOS - 24 - Introducción a la Economía 1. Un bien inferior es aquel cuya elasticidad: a) Precio de la demanda es negativa.
b) Cruzada es negativa.
c) Renta de la demanda es negativa.
d) Renta de la demanda es positiva.
c) Un bien inferior es aquel cuya cantidad demandada varía inversamente con la renta. Cuando crece el nivel de ingresos disminuye la cantidad demandada del mismo. Precisamente, el coeficiente que mide la relación entre renta y cantidad demandada es la elasticidad-renta de la demanda. Que la elasticidad-renta sea negativa significa que renta y cantidad demandada se mueven en sentido contrario; esto es, que cuando sube la renta baja la cantidad demandada de estos bienes, y viceversa.
2. Un desplazamiento hacia la derecha de la curva de demanda de un bien normal se produce cuando: a) La función de demanda se desplazará a a) Aumentan las preferencias de los la derecha cuando aumentan las consumidores por ese bien.
b) Aumenta el precio de un bien preferencias del consumidor por ese bien.
complementario.
En esta situación, el consumidor está c) Disminuye el precio de un bien dispuesto a demandar mayor cantidad al sustitutivo.
mismo precio que antes, porque los gustos d) Todas las respuestas son correctas.
hacia ese bien han mejorado.
3. ¿Cuál de los siguientes cambios no hará que se desplace la curva de oferta de lavadoras? a) Una caída en el precio de las lavadoras.
a) Hay que distinguir entre movimientos a b) Una mejora en la tecnología.
lo largo de la curva de oferta de lavadoras y c) Una disminución en los precios de las desplazamientos de la curva de oferta de materias primas.
lavadoras. Los movimientos a lo largo de la d) Un aumento en el precio de los curva se producen cuando se altera el lavavajillas.
precio de las mismas. Los desplazamientos de la curva se producen cuando cambian los restantes factores o especificaciones que influyen en la oferta de lavadoras, esto es, cuando se alteren la tecnología, el precio de los bienes relacionados y el coste de los factores productivos, entre otros.
4. Si sube el precio de las naranjas, ceteris paribus: a) La cantidad demandada de naranjas c) Un aumento en el precio de las naranjas aumentará.
con relación al de equilibrio origina una b) La cantidad ofrecida de naranjas se reducción de la cantidad demandada y un reducirá.
aumento de la cantidad ofrecida, por lo c) Aparecerán excedentes de naranjas.
que los oferentes no venden todo lo que d) Habrá escasez de naranjas.
producen y aparecen excedentes.
5. Si en un mercado determinado las funciones de oferta y de demanda son, respectivamente, Q = 3p y Q = 2 – p, el precio y la cantidad que se intercambia en el equilibrio es: a) P = 0 y Q = 3.
c) Si el mercado está en equilibrio, la cantidad ofrecida es igual a la cantidad b) P = 0,5 y Q = 0.
c) P = 0,5 y Q = 1,5.
demandada. Para hallar el precio y la d) El precio tenderá a subir.
cantidad de equilibrio, igualamos las funciones de oferta y demanda, despejamos el precio y obtenemos el valor - 25 - Introducción a la Economía para el que la oferta es igual a la demanda.
Después sustituimos, o bien en la función de oferta o bien en la función de demanda, el precio por su valor y obtenemos la cantidad de equilibrio: 3p = 2 – p → 4p = 2 → p = 2/4 = 0,5. Si sustituimos en la función de oferta el valor del precio: Q = 3 × 0,5 = 1,5.
TEMA 5. PRODUCCIÓN Y COSTES 5.1. LA EMPRESA Y LA PRODUCCIÓN Las empresas tienen que tomar decisiones que afectan a las cantidades de bienes y servicios que producen y a los métodos que se emplean en su fabricación. Precisamente uno de los problemas fundamentales con los que se enfrenta la empresa es el de cómo producir un bien determinado. En este sentido, las empresas disponen de los recursos o factores productivos que se combinan adecuadamente para producir un determinado bien o servicio.
Para poder realizar la actividad económica de producción es necesario contar con los recursos que la hacen posible. Cada uno de los elementos que entran en la elaboración de los bienes y servicios puede ser considerado como un factor de la producción.
5.2. LA ACTUACIÓN DE LA EMPRESA Las empresas producen con la finalidad de obtener una ganancia o beneficio, y su objetivo es que en el proceso de producción el beneficio sea el máximo posible. Este comportamiento de maximizar el beneficio se justifica por dos razones: 1) Que tanto los propietarios del capital (accionistas) como los directivos o gerentes de la empresa desean obtener la máxima ganancia de los recursos que se han aportado a la empresa. 2) Las empresas que no obtienen beneficios tenderán a desaparecer a largo plazo, y sólo quedarán aquellas con una economía más saneada y, en consecuencia, capaces de obtener ganancias.
Los beneficios se definen como la diferencia entre el valor de las ventas (ingresos totales) de los productos y los costes totales de producción: B = IT – CT. Para poder calcular los beneficios, la empresa tiene que valorar, por tanto, los ingresos y los costes y, asimismo, conocer el volumen de producción que le permite hacer máximo ese beneficio.
5.3. EL HORIZONTE TEMPORAL DE LAS DECISIONES DE LA EMPRESA Las decisiones que muchas veces toman las empresas están relacionadas con el periodo de tiempo considerado, de manera que en el análisis económico se distinguen dos periodos de tiempo: el corto plazo y el largo plazo. El corto plazo es un periodo en el que algunos de los factores que se utilizan en la producción son fijos. Por ejemplo, el local donde se ubican las instalaciones es un factor de producción que a corto plazo no se puede ampliar. A este factor fijo se le van añadiendo otros factores, tales como horas de trabajo, utensilios, materiales, que se consideran factores variables. Si las necesidades de la producción requieren disponer de unos edificios más grandes, es una decisión que no se podrá tomar en un corto espacio de tiempo.
Se define el corto plazo como “aquel periodo de tiempo en el que no es posible aumentar la cantidad disponible de algunos factores de la producción, que son los denominados factores fijos”. En este periodo, las decisiones del empresario hacen referencia a cuestiones relativas a cómo utilizar de la mejor forma posible la capacidad instalada. Para ello, el empresario sólo podrá aumentar la producción incrementando la cantidad utilizada de factores variables. Sin embargo, en el largo plazo todos los factores de producción son variables, incluidas las instalaciones o edificios. El empresario puede planificar sus necesidades - 26 - Introducción a la Economía futuras y decidir que en el futuro necesitará unos locales más grandes porque prevé que crecerá la producción. Las decisiones en el largo plazo pueden afectar a todos los factores productivos. El largo plazo se define como “el periodo de tiempo en el que el empresario puede variar todos los factores de producción; es decir, no existen factores fijos”.
Por lo tanto, a corto plazo los factores productivos pueden dividirse en factores fijos o variables. Los factores fijos son aquellos que se mantienen constantes cualquiera que sea el nivel de producción. Están constituidos principalmente por la maquinaria, el equipo y las instalaciones de todo tipo. Los demás factores utilizados se denominan factores variables, porque la cantidad que se utiliza de los mismos difiere con el nivel de producción: las materias primas, la energía y, en general, la mano de obra varían con la producción y las cantidades utilizadas de ellos pueden ser modificadas con relativa rapidez.
En el corto plazo hay factores fijos de producción. En el largo plazo todos los factores de la producción son variables. Los factores fijos son independientes del nivel de producción.
Los factores variables dependen del nivel de producción.
5.4. LA PRODUCCIÓN A CORTO PLAZO Producir consiste en incrementar la capacidad de los bienes y servicios hasta que sean aptos para satisfacer las necesidades humanas. Esta definición abarca no sólo la transformación de los bienes, sino también todas aquellas operaciones de almacenamiento, transporte y venta. Un proceso de producción supone la utilización de los factores productivos en unas determinadas proporciones. La relación entre la cantidad producida (PT) y los factores empleados se recoge en la función de producción, que define el proceso de producción más eficiente desde el punto de vista técnico, pues nos muestra desde un enfoque exclusivamente técnico qué posibilidades existen para una empresa de combinar determinados factores de producción para obtener una cantidad dada de producto. Esta función será válida mientras no cambie la tecnología. Matemáticamente se expresa como sigue: PT = ƒ(L,K,Rn,T), siendo L el trabajo, K el capital, Rn los recursos naturales y T la tecnología incorporada en el proceso. La eficiencia en la producción se puede contemplar desde dos perspectivas: 1) La eficiencia técnica, que supone lograr con un determinado conjunto de factores productivos la mayor cantidad de bienes medidos en unidades físicas. 2) La eficiencia económica, que consiste en obtener la máxima producción con el mínimo coste posible medido en unidades monetarias.
La función de producción muestra cuál es la producción máxima que una empresa puede obtener con distintas cantidades de factores, dada una determinada tecnología. Se puede hablar de eficiencia técnica y de eficiencia económica.
El producto total, el producto medio y el producto marginal: la ley de los rendimientos decrecientes Supongamos que una empresa recibe de un día para otro un pedido muy grande. ¿Qué hacer para dar respuesta a este aumento de la producción? El empresario podrá hablar con sus proveedores de materias primas para que le envíen urgentemente el material necesario, y/o podrá hablar con sus empleados para que hagan horas extras o aumenten los turnos de trabajo. En definitiva, en un espacio de tiempo más o menos reducido, alterando la cantidad utilizada de factores variables, aumentará la producción. Como a corto plazo existen factores fijos, para alterar la producción debemos variar las cantidades incorporadas del factor variable.
Pues bien, la cantidad total de producto que se obtiene para diferentes niveles de factor variable, dada una determinada dotación del factor fijo, es lo que se denomina producto total.
Si tenemos en cuenta sólo dos factores productivos (el edificio, factor fijo, y el trabajo, factor variable) podemos considerar la cantidad total de producto que la empresa puede obtener a medida que aumenta la cantidad utilizada de trabajo. Si además representamos en un gráfico esta relación entre el producto total y las unidades de factor variable utilizado, obtenemos una curva creciente. Puede verse cómo al principio existe un tramo creciente, debido a que en un primer momento el producto total crece más que proporcionalmente con - 27 - Introducción a la Economía respecto al incremento del factor variable (el trabajo); después sigue creciendo pero en menor proporción, alcanza un máximo y a partir de este punto decrece. A partir de ahí, los rendimientos decrecen, el producto total crece cada vez en menor proporción, y después disminuye. La función de producción nos da información sobre la cantidad de producto que podemos obtener con distintas cantidades de factores para así poder determinar cuál es la producción máxima que podemos obtener. Al máximo de la función de producción se le conoce con el nombre de máximo técnico.
Este comportamiento de la función de producción se explica en el comportamiento del producto marginal, que mide cómo varía la producción total a medida que se añade una unidad más del factor variable. El producto marginal, primero crece, cuando los aumentos que se obtienen en la producción son más que proporcionales a los aumentos del trabajo; alcanza un máximo y a partir de este máximo decrece, cuando los aumentos que se obtienen en el producto total son menos proporcionales. Y se hace negativo en el momento en que ya no se obtienen aumentos en el producto total sino que éste disminuye. El producto marginal es un indicador de gran utilidad, ya que permite apreciar la contribución de una unidad adicional de factor a la producción y propiciará que la empresa adopte con fundamento la decisión de contratar o no una unidad más de factor variable.
La forma de la curva del producto marginal y su comportamiento se fundamenta en la ley de los rendimientos marginales decrecientes, que determina que si se mantienen constantes la tecnología y la cantidad de todos los demás factores, según se utilicen incrementos iguales del factor variable, llegará un momento donde los aumentos resultantes del producto total irán disminuyendo. Al principio, el producto marginal es creciente, porque los aumentos en la producción son más que proporcionales, pero a partir de un momento aparecen los rendimientos decrecientes y el producto marginal decrece, porque la cantidad existente de factor fijo no puede absorber sucesivos incrementos de trabajo. Esta ley funciona, siempre en el corto plazo, cuando al menos uno de los factores de la producción es fijo. El momento en el que aparecen los rendimientos decrecientes depende de factores como la tecnología, el tipo de producto, los métodos de producción, etc., pero la experiencia nos muestra que en algún momento de la producción se cumple esta ley.
Por otra parte, es importante conocer el producto medio del trabajo o la productividad del trabajo, que es el resultado de dividir el producto total por el número de unidades de trabajo utilizadas, y se usa para calcular la producción obtenida por cada unidad de trabajo empleada. Generalmente, el concepto de producto medio se utiliza para evaluar el rendimiento de los factores productivos, y nos sirve para realizar comparaciones entre distintas empresas dentro de un mismo sector. También la forma de la función de producción obedece a la aparición de rendimientos medios decrecientes. Su máximo recibe el nombre de óptimo técnico, definido como la cantidad máxima de producto que se puede obtener por unidad de factor variable.
El producto total se define como la cantidad de producto que se puede obtener, dada una tecnología, para diferentes niveles de factor variable. La función de producción primero crece, alcanza un máximo y a partir de ahí decrece. El máximo del producto total se denomina máximo técnico. El producto marginal mide la variación que se produce en la producción cuando se utiliza una unidad más del factor variable (L). Los rendimientos marginales decrecientes aparecen cuando disminuye el producto marginal y surgen cuando, al añadir sucesivamente unidades de factor variable a un factor fijo, el producto total crece menos que proporcionalmente o disminuye. El producto medio se define como la relación por cociente entre el producto total y el número de unidades físicas del factor de producción variable (L).
Cuando el producto medio disminuye aparecen rendimientos medios decrecientes.
5.5. LOS COSTES DE PRODUCCIÓN A CORTO PLAZO - 28 - Introducción a la Economía En el proceso productivo, las empresas consumen factores (materias primas, maquinaria, mano de obra) que generan un coste. Dependiendo de cuál sea la retribución de los factores productivos, así serán los costes. Ésta es una variable importante porque, a partir del precio de los bienes que se venden y del coste de producirlos, el empresario tomará la decisión de qué cantidad del bien va a producir. Además, los costes son una variable que influye en la formación del beneficio. Pero la reducción de los costes no es sólo un requisito para tratar de maximizar los beneficios; también es un elemento clave para competir en los mercados porque el precio, a igual calidad, puede ser un factor estratégico de la empresa.
En Economía, el concepto de coste es más amplio que el estricto coste contable o el gasto monetario en el que se incurre por la utilización de los factores productivos. El concepto de coste incluye los costes de oportunidad. Cuando los recursos se obtienen en el mercado, el coste monetario de éstos es igual al de oportunidad, pero cuando se obtienen dentro de la empresa el coste contable puede ser inferior al de oportunidad, porque puede utilizarse en otra actividad alternativa.
Los costes totales, los costes fijos y los costes variables Al analizar los costes de producción debe hacerse distinción entre el corto y el largo plazo. La posibilidad de reducir los costes de producción se encuentra asociada al volumen de producción de la empresa, y dicho volumen guarda relación con la dimensión de sus instalaciones. Por este motivo, se analizan las decisiones en el corto y el largo plazo, para que exista la posibilidad de modificar los factores fijos y reducir los costes de producción. Algunos costes de la empresa varían con la producción, mientras que otros son fijos, de manera que, a corto plazo, podemos hablar de costes totales, costes fijos y costes variables.
Los costes fijos están asociados a los factores fijos de la producción y, por tanto, permanecen invariables. Así, el local o la planta de una fábrica y la maquinaria son factores que no pueden adaptarse con facilidad en un corto espacio de tiempo a las fluctuaciones de la producción, debido a su propia naturaleza. Las instalaciones iniciales dependen del volumen de actividad que se espera alcanzar en los años sucesivos; por esta razón, no podemos adaptarlos a corto plazo a los cambios de la demanda. Entre los costes fijos se suele hablar de dos tipos de costes: costes de inactividad y costes de preparación de la producción.
Los costes de inactividad son aquellos costes fijos que se originan en la empresa aunque no exista ninguna actividad o haya paralización temporal de la producción (seguros, determinados impuestos, intereses, alquileres, etc.). Los costes de preparación de la producción son aquellos costes fijos que surgen como consecuencia de poner el proceso productivo en condiciones de realizar su actividad (puesta en marcha de las máquinas, limpieza, engrase, calefacción, etc.).
Por el contrario, los costes variables son aquellos que se generan cuando la empresa produce, y están asociados a factores variables, tales como la mano de obra o las materias primas, Dependen por tanto del volumen de producción. Cuanto mayor es el número de unidades producidas, mayores serán los costes variables. El coste total (CT) es la suma del coste fijo (CF) y el coste variable (CV).
Existen distintos tipos de costes. Dependiendo del plazo en el que se tomen las decisiones, pueden ser a corto plazo y a largo plazo. Los costes fijos son los que generan los factores fijos de la producción y no dependen del volumen de producción. Están formados por los costes de inactividad y los costes de preparación de la producción. Los costes variables son los que generan los factores variables, y están asociados al volumen de producción. Los costes totales están formados por los costes fijos y los costes variables: CT = CF + CV.
El coste total medio y el coste marginal Del concepto de coste total se obtiene el de coste total medio (CTMe), que se define como el coste total dividido por el número de unidades producidas. Este concepto permite a la empresa conocer lo que cuesta por término medio cada unidad de producto, dato interesante para así poder calcular el precio por unidad de producto. Los costes totales medios varían - 29 - Introducción a la Economía cuando varía el nivel de producción. A medida que aumenta la producción, el coste total crece, pero el coste por unidad de producción (coste medio), primero disminuye, alcanza un mínimo y a partir de ahí comienza a crecer. Como en el caso de la función de producción, la existencia de rendimientos medios decrecientes explica en gran parte el comportamiento de los costes medios. Para niveles de producción bajos, el coste medio es decreciente, porque el factor variable (trabajo) aporta más al producto total que a los costes totales; pero para niveles elevados de producción, aparecen los rendimientos decrecientes y cada trabajador aporta menos al producto total, por lo que el coste por unidad de producción se eleva.
La idea de rendimientos decrecientes también se puede explicar con el coste marginal (CMa), que mide la variación que se produce en el coste total cuando incrementamos en una unidad la cantidad de producto. El coste marginal nos da información sobre qué es lo que aporta al coste total cada unidad producida: el coste de producir la segunda unidad es menor que el de la primera, y el de la tercera menor que el de la segunda; esto será así mientras haya rendimientos crecientes en la producción, es decir, mientras crezca más la producción que el número de unidades contratadas de trabajo; en otras palabras, cuando la productividad marginal del trabajo sea creciente, nuevos trabajadores añaden más a la producción que al coste. Pero para los niveles de producción más altos, la empresa experimenta rendimientos decrecientes. Cada nuevo trabajador dispone de menos capital (maquinaria, herramientas, etc.) con el que trabajar, por lo que su productividad marginal empieza a decrecer. En definitiva, para producir una unidad adicional más se necesitan cantidades de trabajo cada vez mayores, con lo que el coste marginal es creciente.
El coste total medio es la relación entre el coste total y el nº de unidades producidas (q): CTMe = CT / q. El coste marginal mide en cuánto se incrementa el coste total cuando producimos una unidad adicional de bien: CMa = ΔCT / Δq. Cuando aparecen los rendimientos marginales decrecientes, disminuye el producto marginal y crecen los costes marginales.
5.6. LOS COSTES DE PRODUCCIÓN A LARGO PLAZO El largo plazo es un periodo de tiempo suficientemente amplio para permitir que las empresas varíen la cantidad empleada de todos los factores, desde el tamaño de planta hasta sus instalaciones. Por este motivo, no existen costes fijos; todos los factores son variables. La empresa no sólo tiene que decidir qué cantidad de factor trabajo usará, sino también la dimensión de la fábrica, el equipo y el resto de los factores. Como a largo plazo no existen costes fijos, el coste total a largo plazo coincidirá con el coste variable a largo plazo.
También podemos calcular el coste medio y el coste marginal a largo plazo. Así, el coste medio a largo plazo (CMeLP) mide el coste por unidad de producto en el que se incurre cuando todos los factores son variables, mientras que el coste marginal a largo plazo (CMaLP) expresa la variación que se obtiene en el coste marginal cuando aumentamos en una unidad la cantidad producida.
A largo plazo todos los costes son variables: CMeLP = CTLP / q. CMaLP = ΔCTLP / Δq.
Las economías de escala Si observamos el comportamiento de los costes medios a largo plazo de una empresa, veremos que éstos a veces son decrecientes. Otras veces permanecen más o menos constantes, pero también pueden llegar a ser crecientes debido a las economías de escala.
Caben tres posibilidades: 1) Que los costes medios a largo plazo sean decrecientes. Una expansión de la producción va asociada a una reducción del coste unitario del producto.
Cuando esto ocurre, se dice que la empresa disfruta de rendimientos crecientes o economías de escala, porque cuando se incrementan en una determinada proporción las cantidades utilizadas de los factores, la producción crece en mayor proporción y el coste medio decrece.
2) Que los costes medios sean constantes. En este caso se dice que existen economías de escala constantes o rendimientos constantes de escala. Se producen cuando la cantidad utilizada de todos los factores varía y da lugar a que la cantidad obtenida de producto se altere - 30 - Introducción a la Economía en esa misma proporción. Los costes medios permanecen inalterados. 3) Que los costes medios sean crecientes. En este caso, a medida que aumenta la cantidad utilizada de los factores productivos, el producto total crece en menor proporción, por lo que los costes unitarios crecen. Han aparecido los rendimientos decrecientes o deseconomías de escala.
Economías de escala crecientes: los costes medios a largo plazo disminuyen.
Economías de escala constantes: los costes medios a largo plazo se mantienen constantes.
Economías de escala decrecientes: los costes medios a largo plazo aumentan.
5.7. LOS INGRESOS Los ingresos totales son los que recibirá la empresa por la venta de su producción.
Matemáticamente, el ingreso total se calcula multiplicando el precio de venta de los productos (P) por el número de unidades vendidas (q). Si a los ingresos totales se restan los costes totales, se podrá determinar el beneficio. También interesa conocer el ingreso obtenido por unidad vendida, es decir, el ingreso medio (IMe), que mide la relación que existe entre el ingreso total y el número de unidades vendidas.
Para poder comparar las variables de coste y de ingreso medio, suponemos que las empresas producen y venden en el mercado todo lo que han producido. El coste medio representa el coste por unidad producida; el ingreso medio representa el ingreso por unidad vendida. Para que dichas variables sean comparables, simplificamos diciendo que las unidades producidas coinciden con las unidades vendidas y, por tanto, no hay excedentes.
A veces interesa conocer cuánto aporta al ingreso total la última unidad vendida, información que nos la proporciona el cálculo del ingreso marginal (IMa), que se define como la variación que se observa en el ingreso total cuando aumentamos en una unidad adicional las ventas. Este concepto se utiliza para determinar el nivel de producción óptimo que la empresa sacará al mercado, en función de los costes marginales.
Los ingresos totales se obtienen multiplicando el precio por el nº de unidades vendidas del producto: IT = P × q. El beneficio es la diferencia entre los ingresos y los costes: B = IT – CT.
El ingreso medio es el ingreso por unidad vendida: IMe = IT / q. El ingreso marginal mide lo que aumenta el ingreso total con la venta de la última unidad: IMa = ΔIT / Δq.
5.8. LAS DECISIONES DE PRODUCCIÓN DE LA EMPRESA Las decisiones de producir a corto plazo no se basan en el tiempo, sino en el volumen de compromisos adquiridos. Cuando la empresa no tiene costes fijos puede abandonar el negocio en cualquier momento. Pero cuando ya tiene comprometida una serie de costes fijos, las opciones disminuyen. En este caso, el problema se reduce a utilizar de la mejor manera posible los activos con la intención de obtener el máximo beneficio de la inversión realizada.
Así, nos podemos encontrar con las siguientes circunstancias: 1) Que obtenga beneficios (B > 0). En esta situación, al empresario le interesa producir, porque ingresa más que lo que le cuesta la producción. Sus decisiones deberán ir encaminadas a determinar cuál es el volumen de producción para el que los beneficios son máximos. Si el B > 0, entonces IT > CT.
2) Que el beneficio sea nulo (B = 0), es decir, los ingresos coinciden con los costes. El empresario cubre todos los costes, tanto los fijos como los variables, con sus ingresos. Esta situación no implica que el empresario no gane nada. De hecho, en los costes están incluidas su remuneración, la remuneración de los factores propios de la empresa, etc. Le interesará producir porque, si no lo hiciera, tendría que hacer frente al pago de los costes fijos. Si el B = 0, entonces IT = CT.
3) Hay pérdidas (B < 0) e IT < CT. Es decir, los costes superan los ingresos. Cuando la empresa obtiene pérdidas se puede enfrentar a tres situaciones: a) Que el volumen de ingresos sea igual al coste variable (IT = CV). En este caso, al empresario le da lo mismo producir que no producir. Si produce, obtiene los ingresos suficientes para pagar el coste - 31 - Introducción a la Economía variable y se enfrentará a una pérdida igual al coste. Esta situación se conoce como punto de cierre, porque si produce pierde lo mismo que si no produce, y será el momento de decidir si continuar o cerrar. b) Que el volumen de ingresos sea superior al coste variable (IT > CV). En esta situación, al empresario le interesa producir, porque cuando produce obtiene unos ingresos que le permiten pagar los costes variables y parte de los costes fijos, de manera que si produce obtiene una pérdida inferior a los costes fijos; si produce pierde menos que cuando no produce. c) Que el volumen de ingresos sea inferior a los costes variables (IT < CV). En este caso, al empresario le interesa cerrar, porque si produce incurre en una pérdida superior a los costes fijos; sería la totalidad de éstos, más la parte de los costes variables que no consigue cubrir con los ingresos.
Al empresario le interesa producir cuando: B > 0, porque obtiene una rentabilidad; B = 0, porque cubre todos sus costes incluidos los de oportunidad; B < 0 e IT > CV, porque paga la totalidad de los costes variables y parte de los fijos. Le es indiferente producir cuando: B < 0 e IT = CV, porque pierde lo mismo produciendo que no produciendo, y la pérdida es igual a sus costes fijos. No le interesa producir cuando: B < 0 e IT < CV, porque con lo que ingresa no paga ni los costes fijos ni parte de los variables.
EJERCICIOS 1. A medida que aumenta el nivel de producción, el coste fijo: c) El coste fijo es una variable que es a) Aumenta.
independiente del nivel de producción. Los b) Se reduce.
costes fijos son compromisos que adquiere c) No varía.
la empresa en el momento de iniciar el d) Es siempre creciente.
negocio. Su cuantía es fija, como pueden ser los seguros contra incendios, la cuota de enganche de teléfono, etc.
2. Si el número de unidades vendidas de una empresa es de 30 y el precio unitario de venta es de 50 €, y los costes totales en los que ha incurrido son: mano de obra, 300 €; instalaciones, 20 €; y otros gastos, 70 €. El beneficio obtenido será: a) 1.500 €.
b) El beneficio es la diferencia entre los b) 1.110 €.
ingresos y los costes. Con los datos del c) 490 €.
problema, los ingresos son: IT = 30 × 50 = d) -1.500 €.
1.500 €, y los costes: CT = 300 + 20 + 70 = 390 €. Por tanto, el beneficio será: B = 1.500 – 390 = 1.110 €.
3. Si la producción anual de una empresa es de 60.000 unidades físicas y para ello emplea 300 horas de trabajo anuales, la productividad media del trabajo será: a) Nula.
d) La productividad media del trabajo es la b) 16,66.
relación entre el producto total y el c) 20,17.
número de unidades de trabajo utilizadas d) 200.
(L). PMe = PT / L. Con los datos del problema, el Producto medio anual es: PMe = 60.000 / 300 = 200 unidades.
4. ¿Siempre que el producto medio decrece lo hace el producto marginal? a) No, porque el producto marginal c) Sí, porque la función de producto siempre es mayor que el producto medio.
marginal alcanza el máximo antes de que lo b) Sí.
haga el producto medio y a partir de ahí c) Sólo cuando el producto marginal es decrece; en este tramo decreciente corta a mayor que el producto medio.
la función de producto medio en el óptimo técnico y se hace menor que el PMe.
- 32 - Introducción a la Economía Cuando el PMe decrece, el PMa será menor que el PMe.
TEMA 6. LOS MERCADOS 6.1. GRADOS DE COMPETENCIA Y TIPOS DE MERCADO El análisis de los distintos tipos de mercado desde la óptica de la competencia se suele basar en el número de participantes y, más en concreto, en el de oferentes. Cuando el productor es único se dice que existe un monopolio; si son varios, oligopolio; y si son muchos se habla en general de competencia. Entre el monopolio y la competencia perfecta, los modelos extremos, existen infinidad de mercados particulares, cada uno con unas peculiaridades que lo diferencian de los demás. En general, salvo en el monopolio, teóricamente siempre hay alternativas para el consumidor y, por tanto, cierto grado de competencia. Pero, más estrictamente, decimos que en el mercado existe competencia sólo cuando ninguno de los actores tiene una influencia decisiva sobre la cantidad total intercambiada y, consecuentemente, sobre el precio.
Sólo cuando las empresas no tienen ninguna capacidad para controlar el precio decimos que la competencia es perfecta. Puesto que siempre existen factores con los que influir sobre la situación del mercado, la competencia perfecta es un modelo teórico, casi imposible de encontrar en estado “puro” en la realidad. Pero su estudio nos sirve de modelo ideal con el que confrontar los demás tipos de mercado. Uno de los factores de control es la imagen de marca, de la que a menudo se sirven las empresas para diferenciar su producto. Si en el mercado existen numerosos productores que comercializan bienes básicamente iguales pero bajo marcas distintas, hablamos entonces de competencia monopolística.
Un único oferente: monopolio; pocos: oligopolio; muchos: competencia. Salvo en el monopolio, siempre hay alguna rivalidad. La competencia exige que ningún actor tenga influencia decisiva.
6.2. LA COMPETENCIA PERFECTA Características de los mercados con competencia perfecta Las condiciones exigidas para que el mercado sea considerado con competencia perfecta son: 1) Las decisiones de los actores individuales no tienen efecto ni en la determinación del precio ni en la cantidad total intercambiada. Sea cual sea la producción individual no se altera la oferta conjunta; otro tanto sucede con la demanda. 2) El bien que se intercambia es homogéneo. No existe ninguna diferencia en presentación, calidad o diseño. 3) Todos los actores tienen información perfecta sobre productos y precios. El consumidor conoce en todo momento a qué precio se está vendiendo en el mercado y, por ello, si un oferente decide subir el precio perderá los clientes. 4) Existe libertad de entrada y salida de la industria. No hay impedimentos legales ni inversiones significativas que supongan una barrera a la entrada o que condicionen la decisión de abandonar el sector.
Estas cuatro condiciones son muy restrictivas. Su cumplimiento estricto es casi imposible, ya que resulta difícil que no se aprecien mínimas diferencias de calidad o de diseño, que la información sea perfecta o que se pueda entrar en el mercado sin comprometer una cierta inversión. Por eso es poco probable encontrar en la economía “real” mercados que cumplan simultáneamente todas las características de la competencia perfecta.
Condiciones de los mercados con competencia perfecta: Muchos productores y consumidores, producto homogéneo, información perfecta y libertad de entrada y salida. Es casi imposible que estas cuatro condiciones se cumplan estrictamente.
La actuación de la empresa en el corto plazo Enfrentadas la oferta conjunta de la industria y la demanda total, se determina el precio de equilibrio. De acuerdo con el primero de los requisitos exigidos a la competencia - 33 - Introducción a la Economía perfecta, cada empresa individual “acepta” ese precio: la variación de su nivel de producción nunca será suficiente para tener repercusión sobre el precio. Aunque la demanda total del mercado es decreciente, la demanda a la que se enfrenta la empresa competitiva es totalmente elástica (horizontal) al nivel del precio de mercado. Es decir, la empresa particular podrá producir la cantidad que desee y venderla al precio de mercado. Bien entendido que, si toda la industria produjera más habría exceso de oferta y el precio tendería a baj ar. Ahora bien, que la empresa pueda producir cuanto quiera significa que puede hacer crecer su ingreso pero no que su beneficio aumente indefinidamente, ni tan siquiera que exista beneficio.
El ingreso marginal es el ingreso adicional que añade al ingreso total la producción de una unidad más; en un mercado con competencia perfecta, el ingreso marginal coincide con el precio de venta. Pero los costes marginales no son constantes. Mientras el ingreso marginal sea mayor que el coste marginal, el beneficio crece y la decisión de la empresa será aumentar la producción. Pero en el momento en el que sea al revés y el coste marginal esté por encima del ingreso marginal, la nueva unidad disminuirá el beneficio. El razonamiento nos lleva a la conclusión de que el beneficio es máximo para el volumen de producción en el que coinciden ingreso marginal y coste marginal, es decir, cuando el ingreso que nos proporciona la última unidad de producto vendida es igual al coste de producirla.
Como hemos visto que en competencia perfecta el ingreso marginal coincide con el precio de mercado, la regla básica para la empresa perfectamente competitiva es: Precio = Coste marginal (p = CMa). Esta identidad determina el nivel de producción óptimo en el sentido de que, si existe, el beneficio es máximo. Pero no siempre hay beneficio y, siendo así, de lo que tendríamos que hablar es de minimizar las pérdidas. No sólo hay que considerar el coste marginal sino también los costes medios. El coste marginal es la cuantía en la que se incrementa el coste y, por tanto, no incluye los costes fijos que tendrán que afrontarse en cualquier caso. En consecuencia, es el coste medio (que sí incluye los costes fijos) el válido para que la empresa tome la decisión de producir o no.
Si en el futuro el precio disminuye, la empresa perderá parte de su beneficio. Si el precio baja y entra en pérdidas necesitará reestructurar su proceso de producción para reducir costes o, si no lo logra, al estar en un mercado con competencia perfecta y darse los supuestos de información total y libertad de entrada y salida, seguramente abandonará el mercado.
La situación de la industria a largo plazo A largo plazo, el comportamiento de cada empresa no habrá variado, es decir, seguirá maximizando su beneficio ajustando su producción a aquel nivel en el que el precio sea igual al coste marginal. Pero las condiciones de la industria no serán las mismas. Si en la industria las empresas están obteniendo beneficio positivo, otras empresas se incorporarán, con lo que la producción total de la industria aumentará y, consecuentemente, el precio de mercado tenderá a bajar hasta que desaparezcan totalmente estos beneficios. Análogo proceso, aunque inverso, tendrá lugar si inicialmente existen empresas con pérdidas: abandonarán la producción, disminuirá la oferta y aumentará el precio del bien en el mercado.
Sólo cuando hayan desaparecido los beneficios o las pérdidas, el mercado estará en equilibrio a largo plazo, pues no existirá ningún incentivo para que nuevas empresas entren o salgan de la industria. Recordemos que el beneficio nulo no implica que el empresario no gane nada, sino que el beneficio es el “ordinario”. En ese instante, el juego del propio mercado habrá determinado qué empresas permanecen en la industria: las supervivientes serán las más eficientes, es decir, aquellas que producen el bien o servicio con menores costes. El que ninguna empresa tenga más beneficios que las demás significa que todas las de la industria están produciendo a un mismo coste, que coincide con el precio y coincidirá con el mínimo de la curva de los costes medios a largo plazo.
Competencia perfecta y eficiencia Destaquemos el sentido económico contenido en dos de las características del funcionamiento del mercado con competencia perfecta: 1) Si las empresas pretenden - 34 - Introducción a la Economía aumentar sus beneficios no lo pueden lograr incrementando el precio, porque esta actitud las expulsaría de la industria. Por tanto, la única manera de conseguirlo será producir más barato mejorando las técnicas o los procesos de producción. El resultado es el progreso de la eficiencia técnica, es decir, la obtención de mayor cantidad de producto por cada unidad de recurso empleado. 2) El precio indica la cantidad de dinero en la que los demandantes valoran la última unidad comprada de dicho bien, mientras que el coste marginal muestra el coste de producir esa última unidad. Como el precio coincide con el coste marginal, coinciden valoración de los consumidores y coste, o, lo que es lo mismo, en competencia perfecta se producen las unidades justas. Si se produjera una más, la sociedad la valoraría en menos de lo que ha costado hacerla y sería mejor emplear los recursos utilizados en otro bien.
De forma inversa, si el precio es superior al coste marginal, las unidades que se han dejado de producir son valoradas por los consumidores en más de lo que cuesta hacerlo y, por tanto, podrían ser vendidas. La planta de producción no se emplea para fabricar todo lo que la sociedad desea, luego el uso de los recursos productivos fijos no es eficiente.
6.3. EL MONOPOLIO Concepto y causas de su existencia En el monopolio la industria coincide con una única empresa que produce y vende la cantidad total del bien o servicio. No obstante, la existencia de una sola empresa no es la única condición del monopolio. La conclusión inmediata sería que los consumidores no tienen opción: o compran el producto de la empresa monopolista o tienen que pasar sin él. En rigor, no se puede hablar de monopolio cuando existe un producto parecido (bien sustitutivo) hacia el que los consumidores pueden desviar su demanda. Y, además, existe un tercer requisito: el poder del monopolista no sería prolongado si otras empresas pudieran producir el mismo bien o servicio. El monopolio existe porque hay barreras efectivas a la entrada de nuevas empresas en la industria. Estas barreras de entrada pueden ser de dos tipos: naturales y artificiales.
Las barreras naturales dan lugar a la aparición de los monopolios naturales. Surgen cuando: a) es necesaria una enorme inversión inicial hasta comenzar a producir el bien o suministrar el servicio (este hecho se traduce en grandes economías de escala); b) el tamaño del mercado es muy reducido.
Las barreras de entrada que son creadas intencionadamente se denominan artificiales: a) Si el monopolista tiene el control de un recurso productivo escaso y decisivo o del único canal de distribución, puede impedir que otras empresas interesadas entren en el mercado aunque no haya ninguna razón “natural” que lo impida. b) Puede existir una restricción legal a la entrada de otras empresas (los monopolios fiscales se establecen para que un mercado rentable se convierta en fuente de ingresos para el Estado). c) El monopolio puede estar basado en una patente.
Condiciones del monopolio: a) único oferente; b) inexistencia de bienes sustitutivos; c) barreras de entrada. Barreras naturales: a) economías de escala; b) mercados reducidos.
Barreras artificiales: a) control de un factor necesario; b) restricciones legales; c) patentes.
La actuación del monopolista Puesto que es el único oferente, el monopolista satisface toda la demanda del mercado. Este hecho no significa que tenga poder para decidir simultáneamente cuánto se vende y a qué precio. Si el monopolista fija un precio, la cantidad demandada estará determinada por la curva de demanda del mercado que es, lógicamente, decreciente.
Alternativamente, si lo que le interesa es producir una cantidad de bien, es el precio el que quedará establecido por el mercado. Como cualquier otra empresa, el monopolista intentará maximizar su beneficio. El razonamiento que ha de seguir es el mismo que aplican las empresas en competencia perfecta. El beneficio crecerá mientras el aumento del ingreso total, al incrementar la producción en una unidad, sea mayor que el aumento del coste total. Dicho - 35 - Introducción a la Economía de otro modo, para el volumen de producción en el que el ingreso marginal es igual al coste marginal, el beneficio será máximo.
¿Qué cambia entonces en el monopolio? Veamos qué sucede con el ingreso marginal.
Puesto que la curva de demanda es decreciente, si el monopolista quiere vender una cantidad mayor, tiene que bajar el precio. Pero tendrá que bajar el precio de todas las unidades, desde la primera hasta la última. No puede vender más baratas sólo aquellas en las que se aumenta la producción. Luego, por un lado, hay un ingreso adicional porque se vende más, pero, por otro, hay una pérdida porque los “clientes antiguos” pagan menos. El ingreso marginal es el resultado de sumar esos ingresos y esas pérdidas.
El nivel de producción óptimo es aquel en el que el ingreso marginal se iguala al coste marginal; pero, al igual que ocurre en competencia perfecta, “óptimo” no significa que necesariamente existan beneficios, algo que dependerá de la comparación del precio con los costes medios. En cambio, en caso de que el monopolista obtenga beneficio positivo u “ordinario”, sí los puede mantener a largo plazo. Su posición de privilegio en el mercado sólo corre peligro si aparecen otros productos que sean sustitutivos del que ofrece o si caen las barreras de entrada que impiden la entrada de otras empresas en la industria.
La discriminación de precios Se ha dicho que el monopolista debe vender todas las unidades de su producción a un mismo precio. Pues bien, en ocasiones el monopolista encuentra procedimientos que le permiten establecer diferentes precios por el mismo producto. Se dice, entonces, que existe discriminación de precios. La base de estos mecanismos radica en la heterogeneidad de la demanda del mercado formada por la suma de demandas individuales: aunque globalmente la curva de demanda nos permite conocer el precio al que los consumidores comprarán una cierta cantidad de bien, individualmente existen consumidores dispuestos a pagar más.
Dos son los requisitos para que pueda realizarse una discriminación de precios: 1) Que sea posible la identificación de los consumidores; los pensionistas, por ejemplo, disfrutan de menores precios para el mismo producto. 2) Que los consumidores no puedan negociar entre ellos, es decir, que no exista reventa.
Hay otras formas de discriminar la demanda, por ejemplo, introducir diferentes tarifas según el volumen comprado (suministro de agua). El monopolista busca fórmulas que le permitan la discriminación de precios, porque si puede vender una parte de su producción a un precio superior lógicamente aumenta sus ingresos.
Discriminación de precios: venta de un mismo producto a precios diferentes.
Condiciones para la discriminación de precios: 1) identificación de los consumidores; 2) que no sea posible la reventa.
Comparación del monopolio y la competencia perfecta El monopolio no utiliza los recursos de la manera más eficiente posible: 1) En el monopolio se produce una cantidad menor y a un precio mayor que los que se establecen en competencia perfecta. 2) En competencia perfecta se tiende a producir aquel nivel de producto para que el coste total medio a largo plazo es mínimo. Probablemente, al monopolista no le interese alcanzar el punto más bajo de su coste medio a largo plazo; si es así, nunca se producirá el bien al coste más bajo posible.
Con respecto a la competencia perfecta, en el monopolio la cantidad producida es menor y el precio superior. El bien no se produce al coste más bajo posible.
La regulación del monopolio Los monopolios naturales son considerados inevitables; los monopolios fiscales son creados intencionadamente por el propio Estado e, incluso, algunos tienen una causa “justa”.
Por eso, la regulación ha de ajustarse a cada situación: 1) Cuando el monopolio no tiene justificación legal, las leyes antimonopolio pueden desmantelarlo dividiéndolo en dos o más empresas u obligando a vender parte de sus activos. Estas mismas leyes suelen ser la base para una labor preventiva que intenta evitar la formación de monopolios antes de que su situación - 36 - Introducción a la Economía se consolide. 2) Cuando el monopolio se admite por su inevitabilidad o por las características “sensibles” del bien que ofrece, la regulación tradicional controla la actividad del monopolista de tres maneras: a) estableciendo impuestos sobre el beneficio de los monopolistas; b) eliminando los beneficios “extraordinarios” (fijación del precio más bajo posible); c) obligando al monopolista a producir en el nivel en el que lo haría una empresa competitiva.
Contra monopolios “evitables”: leyes antimonopolio. Contra monopolios “inevitables”: Impuestos, fijación del precio, establecimiento de un nivel de producción.
6.4. EL OLIGOPOLIO Concepto de oligopolio Se denomina oligopolio al tipo de mercado en el que existen unos cuantos vendedores y muchos compradores. Parece que, siendo pocos los oferentes, cada empresa tendrá un cierto control del mercado, por lo que está en una situación intermedia entre la competencia perfecta y el monopolio. Es decir, los oligopolistas no son precio-aceptantes, pero tampoco pueden fijar el precio a su conveniencia. Sin embargo, la importancia de este control depende de la situación particular del oligopolio. En primer lugar, hay que atender a las características del producto, que puede ser casi homogéneo (Ej.: acero) o bien diferenciado (Ej.: automóviles).
En segundo lugar, se debe considerar la dimensión de las empresas y las consecuentes relaciones de poder que se originan.
La característica básica del oligopolio es la interdependencia de las acciones de los participantes. En general, cualquier decisión de una de las empresas va a provocar una reacción o respuesta de sus rivales. Como consecuencia de ello, las políticas de precios que se adoptan están basadas en gran medida en estimaciones de funciones de demanda, en las que se consideran las posibles actuaciones de los rivales.
Oligopolio: pocos oferentes con algún control del mercado. Característica básica: interdependencia de los actores.
Los acuerdos entre oligopolistas. El cártel La situación de mutua dependencia no está exenta de riesgos para los oligopolistas. Si a una primera bajada de precios se suceden las reacciones y contrarreacciones, podría generarse una guerra de precios, que favorece al demandante pero perjudica a todos los oferentes, incluido aquel primero que la inició con la intención de ampliar sus ventas. Por este motivo, para disminuir la incertidumbre en el mercado y un peligroso exceso de competencia que perjudique a todas las empresas, éstas establecen acuerdos.
Si este acuerdo ha sido negociado, al oligopolio se le denomina cártel. Un cártel es una agrupación de empresas que llegan a compromisos para la fijación de precios comunes, de cuotas de producción o para un reparto geográfico del mercado. De esta manera, las empresas se comportan como si el conjunto de todas ellas fuera un monopolio.
Dos problemas tienen los cárteles: 1) Aunque en general los acuerdos maximizan los beneficios conjuntos del cártel, las empresas tienen margen para aumentar el beneficio individual si incumplen los acuerdos adoptados. 2) Las legislaciones nacionales suelen perseguir toda práctica restrictiva de la competencia.
La perspectiva de una guerra de precios es amenaza suficiente para que las compañías evalúen detenidamente las posibles consecuencias de toda acción que realizan. Por eso, a veces los oligopolistas deciden, sin necesidad de pactos, no utilizar el precio para ganar cuota de mercado y competir por otras vías como la publicidad o la calidad del producto. Otra forma de acuerdo tácito se da cuando el resto de las empresas acepta seguir la política de precios practicada por una empresa, que por su tamaño o implantación en el mercado actúa como líder. La frecuencia de estos acuerdos da como resultado que, normalmente, los precios en los oligopolios sean más estables o rígidos que en otras formas de mercado.
Cártel: acuerdos de actuación negociados entre las empresas que forman el oligopolio.
Acuerdos tácitos: a) temor a una guerra de precios; b) seguimiento de un “líder”.
- 37 - Introducción a la Economía 6.5. LA COMPETENCIA MONOPOLÍSTICA De entre las características que exigimos para que exista competencia perfecta, la que con mayor frecuencia se incumple en la economía real es la homogeneidad del producto.
Aunque los productos de diferentes empresas puedan satisfacer de igual modo una necesidad, con frecuencia los consumidores preferimos uno en concreto. La diferenciación del producto se apoya generalmente en la imagen de “marca”. La fidelidad a la marca de un grupo de clientes da a la empresa un cierto poder para subir o bajar los precios (dentro de unos límites), actuando en su parte del mercado como si se tratara de un pequeño monopolio. Por este motivo, a este tipo de mercado se le denomina de competencia monopolística.
Esta situación implica que la curva de demanda de cada empresa tiene pendiente negativa, y, como en el monopolio, el ingreso marginal para cada nivel de producción será menor que el precio. Como siempre, la empresa tratará de maximizar sus beneficios produciendo una cantidad que iguale el ingreso marginal al coste marginal. Si para ese volumen de producción obtiene beneficio, la libertad de entrada a la industria permitirá que aparezcan nuevos competidores. Pero mientras que en competencia perfecta suponía la casi inmediata desaparición del beneficio (porque a los consumidores les da igual comprar al nuevo productor que al antiguo), en competencia monopolística el beneficio tardará tiempo en desaparecer o incluso no lo hará, dependiendo del éxito de los nuevos oferentes en crear su propia imagen de marca. Al comportarse como un monopolio, aunque sea de la propia marca, la cantidad producida será menor y el precio superior a los que se darían en una situación de competencia perfecta. Por tanto, las instalaciones no se estarán utilizando de forma eficiente y existirá un “exceso de capacidad”.
EJERCICIOS 1. La mejor clasificación para el mercado de refrescos de cola, en el que no menos de veinte productores lanzan al mercado su producto bajo un nombre diferente, sería: a) Competencia monopolística, porque cada empresa comercializará su marca.
c) Aunque el número de productores sea b) Competencia perfecta, porque existe un elevado, en la práctica el mercado está número elevado de productores.
claramente dominado por un número c) Oligopolio, porque prácticamente limitado de compañías (dos), luego no existen pocos productores responsables de puede hablarse de competencia toda la oferta.
monopolística sino de oligopolio.
d) Monopolio natural, porque la composición del refresco está protegida por una patente.
2. La curva de demanda a la que se enfrenta la empresa en competencia perfecta es: a) Decreciente.
c) La cantidad máxima que podría llegar a producir cada empresa es insignificante b) Creciente.
c) Horizontal en el nivel del precio de respecto a la de toda la industria y en mercado.
ningún caso lograría alterar el precio del d) Vertical en el nivel de producción en que mercado, que viene determinado por el ingreso marginal y coste marginal se cruce de la curva de demanda y de la curva igualan.
de oferta de mercado. Luego cada empresa particular puede producir la cantidad que estime conveniente y venderla a ese precio. En conclusión, aunque la demanda del mercado es decreciente, la demanda a la que se enfrenta la empresa competitiva - 38 - Introducción a la Economía es totalmente elástica (horizontal) al nivel del precio de mercado.
3. Considérese el único productor mundial de un artilugio tecnológico protegido por una patente. Dicha empresa establecerá un precio para el producto: a) Igual al coste marginal.
c) Como el monopolio se enfrenta a una b) Igual al ingreso marginal.
curva de demanda decreciente, si quiere c) Ninguna de las dos primeras vender más unidades ha de rebajar el afirmaciones es válida.
precio. Con esta restricción, el ingreso d) Las dos primeras afirmaciones son marginal está formado por el ingreso de la válidas.
unidad adicional vendida menos lo que pierde en todas las demás unidades que ahora vende más baratas. Por tanto, el ingreso marginal es menor que el precio.
Por otro lado, el monopolista maximiza su beneficio elaborando la cantidad de producto en que se igualan ingreso marginal y coste marginal. Es decir, el coste marginal también será menor que el precio.
4. Son ejemplos de discriminación de precios: a) La existencia de un “día del espectador” d) La discriminación de precios se produce en los cines.
cuando se cargan precios diferentes por un b) La diferencia de precio en los conciertos mismo bien o servicio. En los tres ejemplos, en dos localidades diferentes de la gira de el bien es el mismo aunque haya un grupo musical.
diferencias en el momento o en el lugar en c) La tarifa nocturna en el consumo de el que se disfruta. Por ello, en todos los electricidad.
casos se puede afirmar que existe d) Todas las otras respuestas son correctas.
discriminación de precios.
5. Si las cadenas de supermercados con establecimientos en una ciudad se comportan como un cártel, ¿cuál de los siguientes acuerdos no puede formar parte del pacto? a) Establecer un reparto geográfico de los b) El cártel puede establecer acuerdos para diferentes barrios de la ciudad.
el reparto del mercado o bien tratar de maximizar el beneficio conjunto y luego b) Maximizar el beneficio de cada una de establecer un sistema de reparto. También las empresas que forman el cártel.
c) Establecer barreras de entrada a otras puede actuar para que no entren otras cadenas de supermercados.
empresas en el mercado, lo que, d) Maximizar el beneficio conjunto de la indudablemente, beneficia a las ya industria.
presentes. Pero lo que no puede maximizar es el beneficio de todas y cada una de las empresas. En un oligopolio la maximización del beneficio de una compañía concreta se haría a costa del beneficio de las demás.
Las otras empresas reaccionarían provocando una pugna de la que todas podrían salir perjudicadas. Esta amenaza es, de hecho, una razón primordial para la existencia del cártel.
TEMA 7. EL SECTOR PÚBLICO Y LOS MERCADOS 7.1. LOS MOTIVOS PARA LA INTERVENCIÓN DEL SECTOR PÚBLICO EN LA ECONOMÍA - 39 - Introducción a la Economía El mercado es el mecanismo que da respuesta as las tres preguntas básicas en Economía: qué, cómo y para quién producir. Pero, ¿hay que aceptar como irrevocable esa situación? ¿Es conveniente que toda la actividad económica se rija exclusivamente por las reglas del mercado? Son innumerables los ejemplos en los que se admite de manera casi unánime que el qué, el cómo o el para quién que el mercado ha decidido deberían ser rectificados. El mercado debe ser el agente principal que dirija las decisiones económicas, pero en muchas ocasiones se puede (y se debe) corregir su actuación. Si una mayoría de la población está de acuerdo en que es preferible establecer otros criterios, el sector público, como representante de los intereses de toda la comunidad, está obligado a actuar.
Más en concreto, los motivos que justifican la intervención del sector público en la actividad económica se pueden agrupar en tres categorías: 1) Argumentos sociales: redistribución y equidad. El sistema de precios que dicta el mercado da lugar a una desigual distribución de la renta. Peor aun, las condiciones físicas de ciertas personas les impiden la obtención de cualquier ingreso. El sector público remedia esta situación a través de las políticas redistributivas, cuyo objetivo es lograr que las diferencias de renta no sean muy acusadas. 2) Argumentos macroeconómicos. Todos tenemos una idea intuitiva de “lo que es conveniente”. Si la libre actividad industrial y comercial genera un alto nivel de desempleo parece acertado que la Administración articule medidas para corregir esta situación. 3) Corrección de los fallos de mercado. Las intervenciones que se basan en los motivos descritos hasta ahora corrigen a posteriori los resultados de la actividad del mercado. Puede ser necesario rectificar a priori el funcionamiento del mercado.
Las decisiones económicas deben provenir fundamentalmente del mercado, pero el sector público puede intervenir: 1) Para lograr una distribución más equitativa de la renta. 2) Para “conducir la economía por el buen camino”. 3) Para corregir las deficiencias en el funcionamiento del mercado.
7.2. TIPOS DE FALLOS DE MERCADO Bienes públicos y recursos de propiedad común En la mayoría de los bienes y servicios, su adquisición nos asegura su disfrute en exclusiva. Por eso los llamamos bienes privados. Sin embargo, determinados bienes poseen la característica de que nadie puede quedar excluido de su consumo. La razón primordial para ello es que no están definidos unos derechos de propiedad privados (Ej.: las playas). Otra peculiaridad de ciertos bienes es que el consumo por parte de una persona no reduce la cantidad disponible para otras (Ej.: un espectáculo). Pues bien, aquellos bienes que cumplen simultáneamente estas dos condiciones, consumo no rival e imposibilidad de exclusión, se llaman bienes públicos.
Las dos características que se exigen a un bien para ser considerado bien público no siempre se dan estrictamente. Existen pocos bienes que sean públicos por naturaleza. En la mayoría de los casos, su calificación puede variar dependiendo del contexto concreto en el que se hallen. Si la playa se convierte en privada o la emisión de televisión se codifica es evidente que es posible la exclusión. Cuando la policía se encarga de la protección de cargos públicos en vez de la protección general, el resto de los ciudadanos “no consume” la misma cantidad de seguridad.
Las características de los bienes públicos desincentivan a las empresas privadas a producirlos. Su producción ha de ser “altruista” y en este sentido se justifica la intervención del sector público. Éste debe financiar la producción de los bienes y servicios que son requeridos por la colectividad pero que el sector privado no produce por su incapacidad para realizar exclusiones en el consumo y obtener beneficios.
Las condiciones de otro tipo de bienes a los que se tiene libre acceso pueden conducir a su sobreexplotación. Un aprovechamiento excesivo convierte su uso en rival. En el límite, esta situación puede llevar a la desaparición o agotamiento del bien como sucede con los - 40 - Introducción a la Economía recursos de propiedad común (Ej.: bancos de pesca, acuíferos). El mercado evalúa fundamentalmente el ingreso presente y no asegura su conservación en el futuro. No es posible la exclusión en los recursos de propiedad común, pero su consumo presenta el problema de la rivalidad.
En el consumo de ciertos bienes o servicios no es posible la exclusión ni existe rivalidad. Son bienes públicos los que cumplen estas dos condiciones. Las circunstancias pueden modificar la consideración de bien público. El sector privado no obtendría beneficio de la producción de bienes públicos. En los recursos de propiedad común no es posible la exclusión ni existe rivalidad.
Externalidades La mayor parte de las actividades económicas limita su incidencia a los agentes involucrados, pero algunas afectan a terceros ajenos al intercambio. El impacto (negativo) en terceros más característico son las actividades industriales contaminantes. Aunque no siempre los efectos son negativos (Ej.: un cine beneficia a los bares cercanos). En todos los casos, existen externalidades: costes o beneficios asociados a la producción o consumo de un bien que van a parar a terceros, es decir, a otras personas distintas del productor y del consumidor.
En presencia de externalidades, al coste que se refleja en la contabilidad de la empresa se debería añadir un coste social. El coste decide la cantidad que la empresa produce, luego la falta de consideración del coste social (positivo o negativo) llevará a que produzca más o menos cantidad de bien de la socialmente deseada, generándose una deficiente asignación de los recursos. Por tanto, uno de los fallos del mercado es que no asume las externalidades, de tal manera que, cuando los costes externos son importantes, el mercado asigna recursos excesivos a la producción del bien o servicio que los genera; y cuando hay beneficios externos, la producción será inferior a la óptima.
Las externalidades son beneficios o costes que afectan a terceros ajenos a la producción o al consumo. Al coste privado hay que añadir un coste o un beneficio social.
Fallos en la competencia La competencia perfecta es la situación de mercado en la que se emplean eficientemente los recursos. Sin embargo, el cumplimiento simultáneo de todas las condiciones exigidas para que la competencia sea perfecta es extremadamente difícil. Luego, en la práctica, casi todos los mercados tienen competencia imperfecta. El problema radic a en decidir cuándo se considera que el fallo de la competencia es lo suficientemente significativo para justificar una intervención pública.
Mercados incompletos Otro tipo de fallo de mercado es precisamente la inexistencia del mercado. El problema es simplemente que no haya oferentes aunque exista demanda. Lo que sucede es que esa demanda no generaría la rentabilidad suficiente para que alguna empresa se decida a satisfacerla. Si el sector público considera que el bien o el servicio merecen un tratamiento especial por su trascendencia social o económica, puede remediar esta situación. La intervención estatal se limita a una serie de bienes considerados “preferentes”.
7.3. LA CORRECCIÓN DE LOS FALLOS DE MERCADO Admitida casi universalmente la economía de mercado como la opción más deseable para organizar la vida económica, es el grado de intervención estatal lo que diferencia unas tendencias de otras. En caso de que se decida intervenir, es posible recurrir a alguna de las soluciones que a continuación se describe.
Suministro de bienes y servicios Una primera posibilidad es que el sector público se encargue directamente de la producción de bienes y servicios. Puede así ofrecer los bienes públicos que ningún agente privado produciría, extender el mercado a los lugares adonde no ha llegado o ejercer como monopolista si el monopolio es inevitable. Después de la II Guerra Mundial, muchos Estados - 41 - Introducción a la Economía habían superado esos fines y disponían de amplias carteras de participaciones en industrias que habían creado o nacionalizado. Desde el inicio de los ochenta, un movimiento contrario de privatizaciones ha conducido a la situación actual en la que la trascendencia del Estado suministrador suele ser escasa en lo que se refiere a la fabricación de bienes, mientras que en los servicios la lista es aún larga (sanidad, transporte, educación). No obstante, también en estos sectores existen movimientos privatizadores o se experimentan fórmulas mistas.
Incentivos y desincentivos fiscales La aplicación de un impuesto sobre una determinada actividad económica incrementa su coste de producción y, por tanto, incide en la cantidad que la empresa decide producir.
Cuando lo que se deriva son beneficios externos, el sector público puede estimular la producción o el consumo a través de una política de subvenciones, para acercarlos al óptimo social. Las subvenciones son impuestos a la inversa: un impuesto impone un coste adicional, mientras que una subvención proporciona ingresos adicionales.
Regulación correctora Existe un marco institucional y jurídico genérico al que debe ajustarse toda actividad económica y unas normas específicas que se ocupan del establecimiento y el desarrollo de determinados sectores o de situaciones concretas; por ejemplo, la presencia de fallos de mercado. Sin que se puedan establecer reglas concretas, en general la Administración responde de una manera diferente ante cada uno de los tipos de fallos del mercado: 1) En el caso de los bienes de libre acceso, se regula su uso y disfrute para preservarlos. 2) Si existen costes externos, la regulación se suele basar en el control o en la prohibición. 3) Cuando se trata de mejorar la asignación de los recursos que se realiza en situaciones de competencia imperfecta, el sector público puede, a través de la legislación, corregir las situaciones de poder de mercado. 4) Si se pretende resolver un problema de mercado incompleto haciendo uso de la legislación, lo habitual es imponer obligaciones de servicio público a una o varias empresas.
Otros instrumentos Existen otras posibilidades para corregir los fallos de mercado no incluibles en los epígrafes anteriores. Es el caso de los “permisos de emisión negociables”, instrumento económico basado en la creación de un mercado de “permisos de contaminación” para que las empresas (y países) valoren y asuman individualmente los costes sociales de su actividad.
EJERCICIOS 1. En una autopista de peaje con un número de carriles suficiente como para que la circulación sea fluida: a) No se practica exclusión y el consumo es d) Puesto que existe un peaje, eso significa que es posible excluir del disfrute a todo no rival.
b) No se practica exclusión pero el aquel que no esté dispuesto a pagar. Si la consumo es rival.
situación del tráfico es fluida, la circulación c) Sí se practica exclusión y el consumo es de un vehículo no se verá entorpecida por rival.
la presencia de otros automovilistas, luego d) Sí se practica exclusión pero el consumo el consumo es no rival.
es no rival.
2. ¿Y si se trata de una autovía sin peaje en un momento en que existen retenciones de tráfico? a) No se practica exclusión y el consumo es no rival.
b) No se practica exclusión pero el consumo es rival.
c) Sí se practica exclusión y el consumo es rival.
- 42 - Introducción a la Economía d) Sí se practica exclusión pero el consumo es no rival.
b) Para circular por la autovía no es necesario pagar ni se requiere el cumplimiento de ninguna condición, lo que implica que no es posible la exclusión.
Pero, en condiciones de congestión, la circulación de los vehículos es interferida por la presencia de otros conductores, luego el consumo sí es rival.
3. Puesto que el humo de los cigarrillos en locales cerrados causa externalidades negativas en los fumadores “pasivos”, la Administración puede: a) Regular, prohibiendo que se fume en lugares públicos.
b) Subir el impuesto aplicado a las cajetillas de tabaco.
c) Lanzar campañas de concienciación de los perjuicios que entraña el tabaco para la d) Es de conocimiento general que las tres salud.
opciones son utilizadas.
d) Cualquiera de las anteriores es posible.
4. ¿En cuál de estos casos hay una externalidad? c) En los dos primeros casos los afectados a) Sube el precio del metro de pared son trabajadores o clientes de la compañía construida porque sube el precio del cementera, todos ellos involucrados cemento.
directamente en la actividad “producción y b) Se despide a trabajadores de una cementera por la crisis del sector.
venta de cemento”. Sin embargo, una gran c) El agua de un río próximo a la cementera parte de los habitantes de la zona cercana deja de ser potable.
a la planta de producción no tendrá d) En todos los casos anteriores.
ninguna relación con la actividad, pero verá afectado su bienestar. Sólo en este caso existe, por tanto, una externalidad negativa.
5. ¿Cuál de las siguientes actividades públicas está dirigida a aumentar la eficiencia? a) La liberalización del transporte de a) La liberalización introduce mayor viajeros por carretera.
competencia en el sector y, por tanto, b) El subsidio de desempleo.
persigue un aumento de la eficiencia, dado c) La declaración de parque natural que los mercados con competencia otorgada a una determinada área de imperfecta conducen a situaciones menos interés ecológico.
eficientes. Pero no así el establecimiento d) Ninguna de las anteriores.
de un subsidio, acción relacionada con la redistribución de la renta, ni la creación de un parque natural, que se basa en la defensa de unos valores sociales compartidos.
TEMA 8. LOS MERCADOS DE FACTORES PRODUCTIVOS 8.1. EL MERCADO DE TRABAJO La demanda de un factor variable: el trabajo En el mercado de trabajo los principales agentes son las empresas y los trabajadores.
Desde el punto de vista del análisis económico, los trabajadores ofrecen su fuerza de trabajo a las empresas para obtener a cambio un salario y así satisfacer sus necesidades de consumo.
Por tanto, la oferta de trabajo dependerá de los empleados y será mayor cuanto más elevado - 43 - Introducción a la Economía sea el salario. Las empresas son las que demandan trabajo para poder producir los bienes y servicios finales, y para ello han de incurrir en un coste: el salario que han de pagar a sus trabajadores. Demandarán más cantidad de trabajo cuanto más bajo sea el salario.
Los factores de producción son aquellos que se utilizan en el proceso productivo para conseguir otros bienes intermedios o finales. El funcionamiento del mercado de factores, al igual que el de bienes y servicios, se rige por la oferta y la demanda. Sin embargo, la demanda de factores posee dos características diferenciadoras: 1) La demanda de factores es una demanda derivada, pues los factores no se demandan por sí mismos, sino para producir bienes y servicios finales o intermedios y generar así beneficios para las empresas. 2) Para analizar la demanda de factores hay que tener en cuenta que la producción requiere una combinación de factores productivos, esto es, no se puede demandar cada factor de forma aislada.
La interdependencia de los diferentes factores implica que sea difícil determinar lo que aporta cada factor a la producción, es decir, la productividad marginal de cada uno de los factores por separado, o lo que es lo mismo, saber qué cantidad de producto es obra de cada uno de ellos. Sin embargo, la demanda de un factor de producción por parte de una empresa dependerá generalmente del nivel de ingresos y de sus costes. Para simplificar este análisis, supongamos que a corto plazo sólo hay un factor variable, el trabajo, y que estamos en un mercado competitivo, lo que significa que la empresa es precio-aceptante. Para determinar la cantidad óptima de trabajadores que se debe demandar, la empresa analiza cómo afecta el tamaño de su plantilla a la producción total y a los beneficios. Al igual que en el mercado de bienes, la empresa estará maximizando beneficios cuando el ingreso marginal de contratar a un nuevo empleado sea igual al coste marginal.
El ingreso marginal que obtiene una empresa al contratar un nuevo empleado es igual al incremento sobre la producción total multiplicado por el precio de venta, y se denomina valor o ingreso del producto marginal (VPMT). El resultado neto sobre los beneficios para la empresa al contratar a un nuevo trabajador es la diferencia entre el valor del producto marginal VPMT y el salario. Con sucesivas contrataciones, la empresa alcanzaría un punto en el que el número de trabajadores es óptimo, pues tanto si contratase más como si contratase menos empleados el beneficio total sería inferior.
Dada esta condición de maximización de beneficios de una empresa competitiva, la curva de demanda del factor trabajo será igual a la curva del valor del producto marginal VPML, y cuando ésta sea igual al salario de mercado de los trabajadores, la empresa estará contratando el nivel óptimo de empleados, o lo que es lo mismo, cuando el ingreso marginal (IMa) sea igual al coste marginal (CMa). En equilibrio, es decir, en el nivel óptimo de contratación, el salario es igual al VPMT, o sea, el salario es igual al ingreso marginal.
La demanda de trabajo también depende de la productividad de éste, de forma que un salario más elevado puede compensarse con una productividad mayor. Los precios de los bienes y servicios producidos por el trabajo también inciden sobre la demanda del mismo.
Los trabajadores ofrecen trabajo. Las empresas demandan trabajo. La demanda de factores es una demanda derivada, pues no se demandan por sí mismos, sino para producir otros bienes y servicios. El producto marginal del trabajo (PMT) es el aumento que experimenta la cantidad de producción cuando se emplea una unidad más de trabajo. El valor del producto marginal es igual al producto marginal de un factor multiplicado por el precio del producto, es decir, es el ingreso adicional que obtendrá una empresa competitiva utilizando una unidad adicional de factor. Una empresa competitiva y maximizadora de beneficios contratará trabajadores hasta el punto en el que el valor del producto marginal del trabajo sea igual al salario. El salario de equilibrio es igual al producto marginal del trabajo multiplicado por el precio: S = PMT × P = VPMT.
La oferta de trabajo y el equilibrio en el mercado laboral La oferta de los factores productivos depende del precio, de sus características y de las preferencias de sus propietarios. En el caso del factor trabajo, los trabajadores son los que lo - 44 - Introducción a la Economía ofrecen y los factores determinantes de la oferta son su precio (el salario) y algunos aspectos tales como los gustos, las necesidades o las cargas familiares.
A nivel agregado, la oferta de trabajo se obtiene sumando para cada nivel de salario la cantidad de trabajo ofrecida por cada trabajador. La curva de oferta de trabajo agregada tiene pendiente positiva, pues los trabajadores estarán dispuestos a trabajar un mayor número de horas siempre y cuando el salario sea mayor. El punto de equilibrio en el mercado laboral es aquel en el que se iguala la cantidad de demanda y de oferta. Para alcanzar el punto de equilibrio, el ajuste se realiza vía salarios y cantidad de trabajo.
Variaciones de la oferta de trabajo El equilibrio en el mercado de trabajo puede verse alterado por muchos y diversos motivos, entre los que cabe destacar un incremento de la oferta de trabajo. Para analizar el efecto de estas situaciones sobre el mercado de trabajo, tenemos que partir de la función de oferta agregada de trabajo de un sector. Un incremento de la oferta de trabajo se representa gráficamente con un desplazamiento a la derecha de la curva de oferta de trabajo.
Partiendo del salario de equilibrio inicial, pero con la nueva oferta de trabajo, el número de personas dispuestas a trabajar por ese salario ahora es mayor que el número de trabajadores que las empresas demandan. Dado este exceso de oferta de trabajo, las empresas aumentarán su plantilla contratando a más trabajadores pero con salarios inferiores, ya que, ceteris paribus, al aumentar el número de empleados el VPML disminuye y, por tanto, el salario. En el nuevo punto de equilibrio, el empleo de será mayor y el salario menor.
La disminución del número de personas que pueden trabajar en una tipo determinado de empresa conllevaría una contracción en la oferta de trabajo, con lo que la curva de oferta de trabajo se desplazaría a la izquierda. En este caso, el ajuste se realiza también vía salarios y cantidad de trabajo; pero en el nuevo equilibrio, la cantidad de trabajo contratada será inferior y los salarios superiores.
Un incremento de la oferta de trabajo supone un desplazamiento a la derecha de la curva de oferta. Para el nuevo equilibrio la cantidad de empleo será mayor pero con un salario de mercado inferior.
Variaciones de la demanda de trabajo El mercado de trabajo se ve afectado también por la demanda. Si aumenta la demanda de un bien, aumentará su precio en el mercado. Esta subida no altera el producto marginal de los trabajadores pero sí el valor del producto marginal. Al incrementarse el VPMT, éste es ahora superior al salario de mercado, con lo que las empresas pueden aumentar el número de trabajadores que tienen contratados y aumentar sus beneficios. Al incrementarse el valor del producto marginal, la curva de demanda de trabajo se desplazará a la derecha.
A partir del salario de equilibrio inicial, un incremento de demanda de trabajo permitirá que las empresas estén dispuestas a contratar más trabajadores de los que desean trabajar por ese salario. Esta situación refleja un exceso de demanda en el mercado de trabajo.
Este desequilibrio se ajustará incrementándose la cantidad de empleo contratada y elevando el salario de equilibrio.
Por el contrario, si se redujese el bien demandado, las empresas hubieran tenido que disminuir los precios para así intentar estimular las ventas. Al descender el precio de los paquetes también descenderá el valor del producto marginal (VPMT). Esto supondrá una contracción de la demanda de trabajo, es decir, un desplazamiento de la función a la izquierda.
El nuevo equilibrio se dará para un nivel inferior de trabajo y un salario de equilibrio menor.
Un incremento de la demanda de trabajo supone un desplazamiento a la derecha de la curva de demanda, y para el nuevo equilibrio tanto la cantidad de empleo como el salario de mercado serán mayores.
8.2. EL PROBLEMA DEL DESEMPLEO - 45 - Introducción a la Economía Cuando el mercado de trabajo no está en equilibrio, es decir, cuando hay un exceso de oferta de trabajo, aparece el desempleo. Éste no puede explicarse por un solo factor, al ser muchos los elementos que inciden en su determinación. Por un lado, está el componente demográfico, ya que aquellos países que tengan una elevada tasa de natalidad verán incrementar la población activa, contribuyendo a aumentar la oferta de trabajo y el desempleo. Otros factores, como los cambios tecnológicos y la mayor apertura al comercio internacional, pueden también incidir sobre el nivel de desempleo de un país. Lógicamente, el ciclo económico también incidirá, y en las fases de recesión es de esperar que la tasa de desempleo sea más elevada que en las fases de expansión.
El cálculo del desempleo Se considera desempleado o parado a toda persona de 16 años o más que está buscando activamente trabajo pero no lo encuentra. Por otro lado, la población ocupada es aquella de 16 años o más que tiene un empleo. En España, la información más completa sobre el mercado de trabajo se obtiene de la Encuesta de Población Activa (EPA), que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE). También es relevante en España el Instituto Nacional de Empleo (INEM), responsable de toda la información sobre las medidas y la gestión del empleo.
La tasa de desempleo o de paro se define como el total de personas desocupadas respecto del total de la población activa (ocupados más desempleados) y se calcula: Tasa de desempleo = (población desempleada / población activa) × 100. La tasa de actividad se define como el total de las personas activas respecto del total de la población de 16 años o más.
Al analizar el desempleo hay que tener en cuenta dos circunstancias que acentúan esta situación: el exceso de oferta de trabajo y el establecimiento de salarios mínimos. Cuando en una economía hay un exceso de oferta de trabajo, existe desempleo. En estas circunstancias, para volver al punto de equilibrio, el salario tenderá a disminuir, de forma que puedan contratar a más gente, y al mismo tiempo habrá menos personas dispuestas a trabajar por ese precio inferior. Por otro lado, el Estado puede establecer un salario mínimo por debajo del cual no es legal contratar a trabajadores. Si el salario mínimo se establece por encima del precio de equilibrio habrá un exceso de oferta de trabajo, pero en este caso sin posibilidad de reducir el sueldo para volver al equilibrio. La experiencia indica que el establecimiento de un salario mínimo eleva la tasa de desempleo del trabajador no cualificado y produce un aumento del salario de los que están empleados.
Tipos de desempleo El desempleo se puede clasificar de la siguiente forma en función de sus características: estacional, cíclico, friccional y estructural.
Desempleo estacional: Es aquel que surge sistemáticamente en determinadas épocas del año, causado por cambios en la demanda de trabajo. Según el momento del año, la tasa de paro puede variar considerablemente dependiendo de las necesidades de trabajo.
Desempleo cíclico: Depende de la evolución de la economía en cada momento. Las diferentes fases de la economía tienen una fuerte influencia sobre el nivel de parados, con lo que, en épocas de recesión, el número de desempleados es muy superior al de las fases de recuperación y expansión.
Desempleo friccional: Depende de ciertas circunstancias de los trabajadores o las empresas por las que los empleados están temporalmente desempleados (Ej.: un empleado que quiera cambiar de trabajo estará un tiempo desempleado; una empresa en crisis despide trabajadores que estarán temporalmente sin empleo). Se incluyen aquí quienes tras terminar sus estudios buscan su primer trabajo.
Desempleo estructural: Aparece principalmente por dos causas: desajustes en la cualificación de los empleados y desajustes en su localización. Aquellos empleados que se queden en paro tras la regulación de plantilla formarán parte del desempleo estructural.
El desempleo estacional es el causado por cambios de la demanda de trabajo en determinadas épocas del año. El desempleo cíclico tiene lugar cuando los trabajadores quedan - 46 - Introducción a la Economía ociosos debido a que el gasto de la economía durante ciertos periodos es insuficiente para dar empleo a todos los recursos. El desempleo friccional es el originado porque algunos trabajadores dejan sus puestos antiguos para buscar uno mejor, porque algunas empresas están atravesando una crisis o porque los nuevos miembros de la fuerza laboral emplean un cierto tiempo buscando su primer empleo. El desempleo estructural se debe a desajustes entre la cualificación o la localización de la fuerza de trabajo y la cualificación o localización requerida por el empleador.
8.3. LOS FACTORES PRODUCTIVOS TIERRA Y CAPITAL Para decidir la cantidad óptima de recursos naturales y de capital, la empresa seguirá el mismo razonamiento que el analizado en el mercado de trabajo. Es decir, la empresa aumentará la cantidad contratada tanto de recursos naturales como de capital hasta que el valor del producto marginal del factor se iguale a su precio. Por tanto, la curva de demanda de cada factor refleja su productividad marginal. El punto de equilibrio final en el que se determina la cantidad total a contratar de estos factores y su precio dependerá de la oferta y de la demanda de cada factor. Una expansión de la oferta supondrá un incremento de la cantidad contratada acompañado de un descenso del precio de equilibrio. Un incremento de la demanda supondrá un aumento de la cantidad de factor contratada pero a un precio superior.
El mercado de los recursos naturales El factor tierra incluye el suelo, el subsuelo, el agua, etc., es decir, los recursos naturales. Éstos comprenden aquellos factores que afectan a las actividades productivas pero que no han sido hechos por el hombre, ni tampoco han sido obtenidos a través de un proceso de fabricación iniciado por el hombre. Tradicionalmente, los recursos naturales tenían en Economía la consideración de bienes libres por estar disponibles en cantidades ilimitadas, pero en los últimos años han perdido esta categoría y se consideran bienes económicos, es decir, bienes escasos. Hay que diferenciar entre los recursos no renovables a corto plazo y los que son renovables en función del ecosistema.
Dado que los recursos naturales son escasos, y en una economía de mercado están sujetos a la ley de la oferta y la demanda, tanto el precio de mercado como la cantidad intercambiada estarán determinados por la interacción de la oferta y la demanda. Sin embargo, analizando su funcionamiento de mercado se puede afirmar que existen fallos de mercado, pues el precio que se fija no refleja adecuadamente su verdadero valor al no contemplar hechos como la contaminación, el agotamiento de los recursos o la imposibilidad de la naturaleza para absorber la producción de desechos y residuos. En esta circunstancia se considera oportuna la intervención del sector público en este mercado, siendo sus principales medidas de control: control sobre la gestión de determinados recursos, asignación de cuotas de utilización, control del precio, impuestos y subvenciones, y propiedad pública.
La tierra (o los recursos naturales) son aquellos factores productivos que no han sido hechos por el hombre ni obtenidos a través de un proceso de fabricación iniciado por éste.
El mercado de capital El capital físico se refiere al stock de bienes de equipo producidos en el pasado que se emplean en el presente para producir nuevos bienes y servicios. El capital financiero hace referencia a los recursos de los que disponen las empresas que les permiten financiar la adquisición de lo que necesitan para operar. La retribución del factor productivo se denomina rendimiento o interés. Los que disponen de dinero en efectivo tienen la posibilidad de consumir en la medida que lo deseen. Si, alternativamente, deciden prestarlo posponen las posibilidades de consumir ahora, por lo que pedirán algún tipo de compensación. Esta compensación es el interés que reciben por sus préstamos.
El tipo de interés (precio de un préstamo) se determina por la oferta y la demanda. Los préstamos pueden demandarlos las empresas que deseen invertir o que tengan dificultades financieras, los gobiernos para sufragar los gastos que no cubren con impuestos, y las familias - 47 - Introducción a la Economía que deseen adquirir bienes de consumo en una cuantía mayor que sus ingresos corrientes.
Existen diferentes tipos de interés, entre los que destacamos: 1) El que establece el Banco de España en las subastas decenales de certificados, en función del tipo básico que establece el Banco Central Europeo. 2) Los tipos de interés a los que se financia el Estado (letras del Tesoro, obligaciones y bonos del Estado). 3) Los de las emisiones de títulos u obligaciones que realizan las empresas. 4) El Euribor, tipo que aplican las entidades financieras cuando se presentan entre sí en el mercado interbancario de Europa y sirve de referencia para muchos créditos.
El interés se puede definir como el pago por los servicios del capital o, más concretamente, como el precio de un préstamo.
EJERCICIOS 1. Carmen es una señora que ha estudiado Historia del Arte y lleva dos años trabajando en una galería. Sin embargo, acaba de dejar su puesto de trabajo, pues quiere encontrar otro en algún museo. ¿En qué tipo de desempleo se podría clasificar a Carmen? a) Desempleo estacional.
c) El desempleo friccional es el originado b) Desempleo cíclico.
porque algunos trabajadores dejan sus c) Desempleo friccional.
puestos de trabajo antiguos para buscar d) Desempleo estructural.
uno mejor, lo que coincide con la situación actual de Carmen.
2. La tasa de desempleo calcula: a) (Población inactiva / Población total) × 100.
d) La tasa de desempleo se define como el b) (Población desempleada / Población cociente entre el número de personas total) × 100.
desempleadas respecto de la población c) (Población desempleada / Población activa, es decir, ocupados más empleada) × 100.
desempleados, expresado en porcentaje.
d) (Población desempleada / Población activa) × 100.
3. Carlos tiene una empresa de venta de coches de segunda mano y ha contratado a 5 empleados. Actualmente se está planteando si contratar a un empleado más o no. ¿De qué dependerá en primera instancia la decisión de Carlos si decimos que la demanda de factores en una demanda derivada? a) Del salario que acuerde con el nuevo b) Una de las principales características de empleado.
la demanda de un factor variable, en este b) Del número de clientes que tenga la caso el trabajo, es que es una demanda empresa.
derivada. Esta característica implica que la c) De los beneficios que esperen para este empresa no contratará más o menos empleados considerando sólo su función año.
d) Del desempleo cíclico de la economía.
de demanda, sino que Carlos demandará más o menos empleados en función del número de pedidos que tenga en su empresa para poder dar el servicio adecuado.
4. Si continuamos con la pregunta anterior y Carlos decide que sí le interesa contratar a más empleados pues con los que tiene no pueden atender todos los pedidos de sus clientes, ¿a qué deberá ser igual el salario de equilibrio por el que debería contratar a este nuevo empleado suponiendo que es una empresa en competencia perfecta y maximizadora de beneficios? a) A la productividad marginal de su trabajo.
b) Al precio al que se cobren las actividades de aventura.
- 48 - Introducción a la Economía c) Al valor de la productividad marginal del trabajo.
d) Al beneficio marginal.
c) El salario de equilibrio para una empresa en competencia perfecta maximizadora de beneficios coincide con el valor del producto marginal de trabajo.
5. La retribución del factor productivo capital se denomina: a) Renta.
b) Rendimiento.
d) La retribución del factor productivo c) Interés.
capital se denomina rendimiento o interés.
d) Son ciertas la b) y la c).
TEMA 9. LAS CUENTAS NACIONALES 9.1. LA ACTIVIDAD ECONÓMICA Y LA CONTABILIDAD NACIONAL Está bastante claro que la producción industrial, la construcción de una carretera o la producción de alimentos son ejemplos de actividades económicas. No está tan claro que lo sean el trabajo de un ama de casa, el de un canguro o la limpieza del coche realizada por un hijo de la familia; estas acciones no pueden considerarse actividades económicas. Lo que caracteriza a éstas es que se intercambian en un mercado. Hay, por tanto, muchas actividades que se dejan fuera de lo que se entiende como actividades económicas, y son todas aquellas que realizan los individuos para sí mismos y las que no entran en el circuito del mercado.
Para conocer la economía de un país se elabora la Contabilidad Nacional, que mide la actividad económica realizada por todos los agentes y comprende una serie de variables macroeconómicas. La más conocida es el Producto Interior Bruto. También son importantes la renta nacional, el consumo, la inversión, el gasto público, las exportaciones, las importaciones, la inflación, el desempleo, la oferta monetaria, el tipo de interés o el tipo de cambio. Con ellas se evalúa la capacidad productiva de un país, la forma en que genera renta, la actividad de sus habitantes, la utilización del dinero o las relaciones comerciales con el resto del mundo.
Para que las cuentas nacionales permitan la comparación de las economías de los diferentes países es precio utilizar los mismos sistemas de medida, y para este fin se siguen unas directrices emanadas de organismos internacionales (ONU, OCDE, UE). En general, los países disponen de algún instituto que se encarga de elaborar su contabilidad nacional. En el caso de España, este papel corre a cargo del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Las actividades económicas se llevan a cabo en los mercados. La Contabilidad Nacional es la imagen de la economía de un país. El INE elabora la Contabilidad Nacional en España.
9.2. LA MEDICIÓN DEL PRODUCTO NACIONAL Y DEL FLUJO CIRCULAR DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA La actividad económica de un país se puede determinar de tres maneras distintas: 1) Desde la perspectiva de la producción. Medimos el producto nacional contabilizando los bienes y servicios finales efectivamente producidos en una economía. 2) Desde la perspectiva del gasto. El producto nacional se calcula a través del gasto que realizan las unidades económicas en bienes y servicios finales. 3) Desde la perspectiva de la renta. El producto nacional se contabiliza como la suma de las retribuciones que reciben sus propietarios por la utilización de los factores productivos.
El Producto Nacional desde la perspectiva de la producción Uno de los objetivos de la Contabilidad Nacional es conocer cuál ha sido la producción anual del país. Para ello se calcula el Producto Nacional (PN), que se define como el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales que producen los residentes de un país en un periodo de tiempo determinado, normalmente un año. De esta definición hay que resaltar tres aspectos fundamentales: 1) El PN se evalúa en términos monetarios; se calcula multiplicando las cantidades de los bienes y servicios producidos por los precios de éstos; por tanto, - 49 - Introducción a la Economía únicamente se valoran los bienes y servicios que se intercambian en los mercados. Asimismo, puede medirse en términos (euros) corrientes o constantes. Cuando se mide en euros corrientes se valoran los precios del año en el que se está estudiando la producción. Cuando se mide en euros constantes se valora la producción a precios de un año base o de referencia.
Para obtener el producto a precios constantes a partir del producto nominal se utiliza un índice de precios que descontará la inflación o el efecto de las subidas de precios del valor de la producción. De lo que se trata es de deflactar. 2) En el PN sólo se incluyen bienes y servicios finales, y no los intermedios. Se evita así la doble contabilización de bienes. 3) El PN es una variable flujo que se genera en un periodo de tiempo determinado, normalmente un año.
El PN de una economía en un año es igual a la suma, en términos monetarios, de toda la producción de bienes y servicios de los diferentes sectores económicos. PN = Producción de bienes y servicios finales en un año = Valor añadido por todos los agentes en un año.
Valor de la producción = Precio × Cantidad. La deflación consiste en la eliminación en las variables económicas de los incrementos de precios. Distintas formas de valorar: nominal (precios del año corriente) y real (precios del año base). Se contabilizan únicamente los bienes finales. La evaluación es anual.
El Producto Nacional desde la perspectiva del gasto Desde el enfoque del gasto, el Producto Nacional es la suma del gasto que realizan todos los agentes económicos de un país: las familias o consumidores, las empresas, el sector público y el resto del mundo. El gasto que realizan las familias se denomina consumo (C), el de las empresas inversión (I), el consumo público (CP) es el del sector público, y el resto del mundo participa comprando bienes y servicios, exportaciones (X), y vendiendo bienes y servicios, importaciones (M). Así, el gasto nacional (GN) es igual a: GN = C + I + CP + X – M. Esta magnitud se identifica con el Producto Nacional, calculado desde la perspectiva de la producción; por tanto, decimos que: GN = PN, ya que el gasto nacional coincide con el Producto Nacional desglosado según los agentes que compran el producto.
El consumo privado: El consumo lo realizan las familias. Incluye los gastos que las economías domésticas realizan en bienes duraderos, perecederos y en servicios. En este concepto no se incluye la compra de inmuebles. Un factor que influye en el cons umo son los impuestos. Si aumentan, recaen sobre las familias, la renta disponible disminuye y se reduce el consumo. Entonces, el consumo privado es una variable que depende fundamentalmente de la renta disponible o de los ingresos que tienen las familias, y su relación es directa. La parte de los ingresos que no se dedica al consumo se ahorra; por tanto, la diferencia entre la renta y el consumo es igual al ahorro. Dicho ahorro es el que se destina a la inversión.
El gasto de las familias (el consumo privado) depende de la renta.
La inversión: La inversión está formada por el gasto que realizan las empresas en bienes de capital, es decir, en bienes cuya finalidad no es el consumo directo sino servir a la producción de otros bienes y servicios. La inversión está ligada al ahorro de las familias. El elemento que liga el ahorro con la inversión es el tipo de interés, que refleja la escasez de ahorro (tipos de interés altos) o abundancia de ahorro (tipos bajos). Entonces, la inversión empresarial será mayor cuanto menores sean los tipos de interés. En la contabilidad nacional se distinguen dos categorías de inversión: la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) y la Variación de Existencias. La FBCF está formada por la inversión en a) planta y equipo; y b) construcción residencial. La Variación de Existencias está constituida por la variación neta de las materias primas, los productos semielaborados no incorporados al proceso de producción, y los productos finales no vendidos en el mercado. No cabe duda de que también los impuestos y otros gravámenes que soportan las empresas afectan a la inversión.
El gasto de las empresas (la inversión) depende del tipo de interés.
El consumo público: El consumo público es el gasto que realizan las Administraciones públicas en bienes y servicios corrientes. Los gastos que generan los servicios públicos y las obras públicas se contabilizan como gasto de las Administraciones públicas. No se incluyen las transferencias o pagos que realiza el sector público a las familias y a las empresas y que no - 50 - Introducción a la Economía tienen una contraprestación real (subsidios, pensiones, subvenciones), pues se considera que no afectan a la producción. El consumo público se determina en los presupuestos públicos, lo que significa que no depende de una variable económica concreta. Sin embargo, está condicionado por los ingresos que recibe el sector público y por la política económica.
El gasto del sector público (el consumo público) depende de su presupuesto.
Las exportaciones y las importaciones: Se llama exportaciones a los bienes y servicios que se producen en un país y que compran los residentes de otros países. Se incluyen en esta partida todos los bienes nacionales que salen definitivamente del territorio nacional con destino al resto del mundo, o los que son consumidos por los residentes extranjeros en el territorio nacional. Se denomina importaciones a los bienes y servicios que son producidos en el exterior y son comprados por un país, es decir, que proceden del resto del mundo, o son consumidos por los residentes nacionales en el extranjero. Tanto las importaciones como las exportaciones dependen de múltiples factores, entre los que cabe destacar la situación económica del país, así como la internacional, la renta nacional y las rentas de los países relacionados. También influyen las características de los mercados y los precios; y tiene especial relevancia el tipo de cambio.
El gasto neto del sector exterior depende del tipo de cambio, entre otros factores.
El Producto Nacional desde la perspectiva de la renta El PN también se puede medir como la suma de las retribuciones a los factores o recursos productivos. Estas retribuciones están formadas principalmente por: a) los sueldos y los salarios pagados a los trabajadores; b) las rentas y alquileres; c) los intereses; d) los beneficios de las sociedades antes de impuestos.
Desde la perspectiva de la renta se computan los ingresos que reciben los distintos agentes por su participación en la producción. Con los ingresos que genera la venta de todos los servicios producidos se paga a los factores de producción, luego el valor de lo producido ha de coincidir con el gasto y con la renta: RN = PN = GN.
El cálculo de la renta se obtiene a partir de los pagos a los factores productivos.
9.3. LAS PRINCIPALES CUENTAS NACIONALES El agregado macroeconómico más utilizado en España es el PIB, que recoge el valor de la producción de bienes y servicios finales en el territorio español durante un año.
El Producto Interior Bruto (PIB) y el Producto Interior Neto (PIN) Los bienes se deprecian cuando pierden valor por su uso o por el paso del tiempo o por la aparición de nuevos modelos y mejoras. Para compensar la pérdida de valor que experimentan los bienes de capital, las empresas computan como coste la amortización, para poder reponer la maquinaria o bienes de capital físico gastados en el momento en el que se encuentren fuera de uso. Si contabilizamos el valor de la inversión sin tener en cuenta la depreciación experimentada, hablamos de Inversión Bruta (IB); mientras que si contabilizamos el valor de la inversión descontando la depreciación experimentada hablamos de Inversión Neta (IN). Pues bien, cuando en el producto interior se considera la inversión bruta estamos calculando el Producto Interior Bruto (PIB): PIB = C + IB + CP + X – M. Si lo que incluye es la inversión neta, entonces lo que calculamos es el Producto Interior Neto (PIN): PIN = C + IN + CP + X – M. De lo anterior se deduce que: PIN = PIB – Amortización (o depreciación).
El Producto Nacional Bruto (PNB) y el Producto Interior Bruto (PIB) Si el PIB es el valor de todos los bienes y servicios finales producidos en una economía durante un periodo de tiempo determinado, el PNB es el valor de lo producido por las personas físicas o jurídicas que tienen la condición de residentes en un país. Una vez calculado el PIB, hallamos el PNB sumando al producto interior las rentas generadas por los residentes nacionales fuera de las fronteras del país (RRN) y restando las rentas generadas por los residentes extranjeros en el país (RRE): PNB = PIB + RRN – RRE.
La Renta Nacional (RN) - 51 - Introducción a la Economía La Renta Nacional (RN) se puede definir como la suma de las remuneraciones de los factores productivos: RN = Sueldos y salarios + Rentas y alquileres + Intereses y beneficios. De la Renta Nacional (RN) podemos deducir la Renta Personal (RP), que es la que efectivamente obtienen las personas, y que se calcula restando a la RN los beneficios no distribuidos por las empresas (Bnd), los impuestos sobre los beneficios (Tb), y otras contribuciones como las de la Seguridad Social a cargo de las empresas (Tss), y añadiéndole las transferencias que las familias pueden obtener del Estado (tf) en forma de becas de enseñanza u otras ayudas. De esta forma: RP = Rn – Bnd – Tb – Tss + tf.
Los individuos deben destinar una parte de su renta a cumplir sus obligaciones con el Estado, es decir, pagar los impuestos directos (Td). Así, la Renta Personal Disponible (RPD) se define como aquella parte de la RP de la que efectivamente disponen los individuos para consumir o para ahorrar: RPD = RP – Td = C + S.
9.4. LA RENTA Y LA RIQUEZA NACIONAL Las cuentas nacionales sirven para comparar las economías de los distintos países y para evaluar el crecimiento económico. El crecimiento económico significa el aumento en la producción de bienes y servicios o mayor disponibilidad de los mismos; existirá crecimiento, por tanto, cuando se incremente el PIB. Pero el crecimiento provoca al mismo tiempo una generación de bienes y servicios necesarios para la sociedad y una destrucción de recursos.
Al emplear el PIB como medida del crecimiento económico, nos centramos únicamente en el valor del crecimiento medido por lo producido. Los países quieren incrementar a toda costa el ritmo de crecimiento del PIB, pero un empeño excesivo puede hacer disminuir el bienestar económico. Las razones son muy simples: 1) en el PIB se encuentran recogidos determinados bienes que no incrementan el bienestar, como la gasolina desperdiciada en los atascos; 2) en el PIB no se valoran determinados elementos que aumentan el bienestar, como el aire puro, la ausencia de ruido, etc.
Para calcular el crecimiento empleando el PIB se utiliza el concepto de tasa de crecimiento, definida como la tasa porcentual por año a la que aumenta o disminuye el PIB. A veces se utiliza el término PIB per cápita, que nos da una muestra del nivel de vida, pues se calcula dividiendo el PIB total entre el número de habitantes del país.
La tasa de crecimiento del PIB de un año con relación a otro se calcula de la siguiente forma: Tasa de crecimiento PIB de un año = [(PIB del año – PIB año de referencia) / (PIB año de referencia)] × 100. En estas ocasiones, es patente la necesidad de que el sector público revise los objetivos tradicionales (crecimiento, pleno empleo, distribución de la renta), incluida la defensa del medio ambiente y de los recursos naturales. Es preciso que el crecimiento sea sostenible y que se valoren los costes y los beneficios sociales en las magnitudes económicas.
La expresión “crecimiento sostenible” implica el incremento de la producción sin la reducción de la capacidad de crecimiento de las generaciones futuras, lo que supone la no destrucción o la renovación de los recursos naturales. En esta expresión se unen dos conceptos: la producción o renta y la riqueza. Por una parte, se trata de producir más y, por otra, de mantener o incrementar la riqueza.
Los conceptos de renta y riqueza no son sinónimos. La renta está relacionada con el valor de lo producido o la capacidad de producir. La riqueza se calcula como el valor monetario de los bienes y recursos de los que dispone un país en un momento dado o en una fecha determinada. La valoración de la riqueza es difícil por: a) la dificultad de valorar a precios de mercado determinados bienes que no se intercambian en los mismos (carreteras, presas, playas…); b) es arduo lograr medidas adecuadas que integren la degradación del medio ambiente o el uso de los recursos naturales, como los minerales o el agua.
9.5. LA INFLACIÓN - 52 - Introducción a la Economía Cuando se quiere determinar el crecimiento económico experimentado en un periodo de tiempo, se debe separar el valor del crecimiento que corresponde a variaciones en los precios. Para eliminar la parte de crecimiento derivada del aumento de los precios tenemos que valorar las producciones de cada año a los mismos precios. Entonces, se valora la producción a precios constantes, es decir, a precios de un año que tomamos como base o referencia. Si no elimináramos el efecto del aumento de los precios, la inflación, podríamos estar comparando producciones con precios distintos, lo que nos daría errores en nuestros cálculos de crecimiento.
Cuando se elimina el efecto de la inflación sobre una magnitud económica se está deflactando, y para deflactar se utilizan los índices de precios; los más conocidos son el Índice de Precios al Consumo (IPC) y el deflactor del PIB. La serie del IPC es una relación de números que expresa cómo varían los precios a lo largo del tiempo; se refieren a un año base o de referencia para el que el índice tiene un valor de 100. Si dividimos una magnitud que está en euros corrientes de un año por el IPC de un año base, y multiplicamos por 100, obtenemos dicha magnitud en euros constantes o referidos al año que se ha tomado como base: PIB en euros constantes = (PIB en euros corrientes / IPC) × 100. Habitualmente, la información relativa a los precios se refiere a la tasa de crecimiento del IPC, que indica cómo varía el índice.
Se entiende por inflación la subida continua de los precios de los bienes y servicios durante un periodo de tiempo determinado que no responde a incrementos en la productividad. Es perjudicial por tres motivos: 1) porque provoca incertidumbre en la economía al desconocerse la evolución de los precios; 2) porque perjudica a algunos como los grupos de población con rentas fijas; 3) porque reduce la competitividad de la economía.
Deflactar es eliminar el valor de las variaciones de los precios. La inflación es el incremento de los precios de los bienes y servicios de un país en un año. El IPC es una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios que consume la población residente en un país. La inflación es perjudicial porque provoca incertidumbre, perjudica a algunos agentes y reduce la competitividad de la economía.
9.6. LAS CUENTAS SATÉLITE MEDIOAMBIENTALES En la actualidad, el bienestar económico, tradicionalmente ligado a la idea de crecimiento, está unido a otros objetivos como son el empleo, la salud o el medio ambiente.
En relación con este último, se trata de lograr el desarrollo sostenible o sustentable, concepto que fue acuñado por primera vez en el informe Brundtland en 1987. El crecimiento, que está ligado a los incrementos de la producción y del consumo, genera unos efectos externos sobre el medio ambiente que, normalmente, no se cuantifican económicamente. Las cuentas nacionales actuales infravaloran los costes asociados al deterioro medioambiental, no siendo idóneas para medir el bienestar de los ciudadanos, aunque permitan conocer el valor de la producción conseguida. Por ello, se considera que es preciso completarlas con el objeto de obtener una medición de todos los efectos de la actividad económica.
El medio natural tiene tres funciones económicas: se utiliza como factor productivo, como depósito de desechos y como bien de disfrute. El uso del medio ambiente, en la mayoría de los casos, no implica la imputación de los costes asociados a las funciones que realiza. La destrucción o el deterioro de los recursos naturales y del medio ambiente producen unos costes que deben incorporarse a las actividades económicas para el mantenimiento de la riqueza y del bienestar de los ciudadanos en la búsqueda del desarrollo sostenible. Es preciso, por tanto, valorar y contabilizar los efectos asociados de crecimiento.
Existen tres maneras de enfocar las relaciones entre el medio ambiente y la economía: 1) desagregando y reformando las cuentas nacionales para determinar las actividades clasificadas como típicamente medioambientales dentro de las cuentas nacionales; 2) realizando cuentas físicas para integrar los aspectos económicos de las cuentas nacionales con los medioambientales; y 3) a través de cuentas específicas de recursos naturales, para describir - 53 - Introducción a la Economía el estado cuantitativo y cualitativo del patrimonio natural y las transformaciones que experimentan debido a causas naturales o a las actividades humanas.
El problema que se plantea es la valoración en términos monetarios de los elementos que integran el patrimonio natural. En este ámbito, hablamos de las cuentas satélite, que constituyen un primer paso para lograr la contabilidad ambiental y económica integrada. La razón de las cuentas satélite es la de proporcionar información adicional, tanto en términos monetarios como no monetarios, que reflejan los flujos y aspectos cuantitativos y cualitativos del bien en cuestión. Se caracterizan por: 1) Seguir los mismos sistemas de contabilización que la contabilidad nacional. 2) Basarse no sólo en datos monetarios sino también en datos físicos.
En España, es el INE el encargado de realizar las cuentas satélite medioambientales.
Desarrollo sostenible: aquel que permite la satisfacción de las necesidades presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Las funciones económicas del medio natural son: factor productivo, depósito de desechos y bien de disfrute. Los tipos de cuentas que relacionan el medioambiente y la economía son: gastos en protección medioambiental e impuestos medioambientales, cuentas físicas y cuentas de recursos naturales. Las cuentas satélite describen los flujos monetarios y no monetarios de los recursos naturales y las actividades económicas relacionadas con los mismos. El INE confecciona en España las cuentas satélite medioambientales.
EJERCICIOS 1. ¿De qué hechos se ocupa la macroeconomía? a) Los fallos del mercado.
b) Los transportes.
c) El consumo agregado.
d) El mercado mayorista.
c) La macroeconomía se ocupa del funcionamiento de la economía en su conjunto, mientras que la microeconomía tiene como objeto el análisis de los agentes económicos, las relaciones entre ellos y el funcionamiento de los mercados. Por tanto, de entre los asuntos propuestos, el consumo agregado es el objeto de estudio de la macroeconomía, y uno de los integrantes del PIB si se computa a través del gasto.
2. El PIB se diferencia del PNB en que: a) El PIB se refiere al valor de la producción b) El PIB (Producto Interior Bruto) hace por los nacionales.
referencia al valor de la producción de un b) El PIB se refiere al valor de la producción país en un año que se realiza dentro de las de un país dentro de las fronteras del fronteras del mismo, mientras que el PNB mismo, y el PNB por los nacionales.
(Producto Nacional Bruto) hace referencia c) El PIB incluye la amortización y el PNB a lo producido por los que tienen la no.
nacionalidad del país, ya sea dentro o fuera d) El PIB está en precios corrientes y el PNB de las fronteras.
a coste de los factores.
3. De las siguientes actividades, ¿cuáles se incluirán en el PIB español del año 2008? a) Los coches producidos en el año 2008 y a) El PIB incluye el valor de la producción de bienes y servicios finales de un país en que no han sido vendidos.
b) El trabajo de una canguro durante el año un año. La única actividad económica 2008.
realizada en 2008 es la producción de c) El valor de los pisos construidos en el coches, que se incluirá como inversión año 2006 y vendidos en 2008.
formando parte de las existencias. El d) La contaminación atmosférica.
trabajo de la canguro seguramente no esté declarado y no formará parte del PIB; si se - 54 - Introducción a la Economía declarase, formaría parte de él. Los pisos producidos en el año 2006 ya formaron parte del PIB de ese año, aunque no se hubieran vendido. Por último, la contaminación no es una actividad económica; es un efecto de la misma.
4. Las becas de estudio que reciben los alumnos forman parte de: a) El consumo.
d) Las becas de estudio que reciben los b) La inversión en capital humano.
alumnos son transferencias del sector público al privado. No forman parte del PIB c) La formación bruta de capital.
por el lado del gasto. Tienen la misma d) Ninguna respuesta es correcta.
consideración que las pensiones.
5. Si en el año 2008 en España el IPC fue igual a 103,2 y se toma como base el año 2007, la inflación o la tasa de crecimiento de los precios de 2008 ha sido: a) 3,2%.
a) Para calcular la tasa de crecimiento del b) 103,2%.
IPC se utiliza la siguiente fórmula: Tasa c) 203,2%.
inflación = [(IPC 2008 - –PC 2007) / (IPC d) Ninguna respuesta es correcta.
2006)] × 100. Dado que la base es el año 2007 y es 100, se obtiene: Tasa inflación = [(103-2 – 100) / (100)] × 100 = 3,2%. En este caso, al tratarse sólo de la inflación en un año, pues el año 2007 es la base, podríamos haber restado directamente: 103,2 – 100 = 3,2%.
TEMA 10. EL DINERO 10.1. EL DINERO Desde el inicio de la humanidad, el ser humano ha sentido la necesidad de intercambiar bienes. En las sociedades más primitivas, los bienes se cambiaban directamente unos por otros (trueque). Con el desarrollo de las sociedades se han utilizado diferentes bienes como medio de cambio, que han servido para realizar transacciones y han podido ser atesorados sin pérdida de su valor. Constituían el denominado dinero mercancía. Las economías se han complicado por el aumento del número de transacciones y su mayor complejidad, y con ello se han ido perfilando las cualidades que debe cumplir el dinero, que son: a) Aceptación por la colectividad. b) Bien duradero. c) Facilidad en el transporte. d) Divisible. e) Homogéneo. f) De oferta limitada.
Concepto y funciones El dinero se define como todo medio de pago, generalmente aceptado por la colectividad. Es decir, el dinero es un bien o una mercancía que sirve como medio para saldar transacciones. Además, ha de cumplir otras dos funciones: servir como depósito de valor, es decir, ha de poderse guardar sin que se deteriore o pierda valor por el paso del tiempo, y ha de poder utilizarse como unidad de cuenta, para determinar el valor de los bienes y servicios en dinero. En España, los bienes se valoran en euros.
En la actualidad, las mercancías utilizadas como dinero son los billetes y las monedas; no tienen un valor en sí mismos, sino que adquieren valor por los bienes que se pueden comprar con ellos. El valor reside en la confianza que tienen los individuos en que el dinero será aceptado como medio de pago. A este dinero se le denomina dinero signo. Además de los billetes y monedas, los agentes económicos mantienen depósitos en los bancos, que también se utilizan como dinero. Así, podemos distinguir entre dinero legal y dinero banc ario. El dinero legal de un país está formado por los billetes y las monedas emitidos por una institución que - 55 - Introducción a la Economía tiene competencias para ello (en España, el Banco de España). La suma del valor de los billetes y monedas en circulación se denomina efectivo en manos del público. El dinero bancario es el que se genera en el sistema financiero; son los denominados activos financieros, que se constituyen en forma de depósitos.
Los depósitos pueden clasificarse en tres categorías: 1) Depósitos a la vista: Son las cuentas corrientes. Su disponibilidad es casi inmediata. 2) Depósitos de ahorro. Se instrumentan en libretas de ahorro. Gozan de una disponibilidad menor que los anteriores. 3) Depósitos a plazo. El depositante se compromete a no retirar el dinero en un periodo de tiempo determinado. Su disponibilidad es menor que la de los depósitos de ahorro.
El efectivo en manos del público es la forma de dinero más líquida; sería el dinero en sentido estricto. Del dinero bancario, los depósitos a la vista son los que mayor grado de liquidez tienen, pues en poco tiempo y sin pérdida de valor pueden convertirse en dinero líquido. Atendiendo al grado de liquidez de un activo, podemos ordenarlos en función de dos características: facilidad y certidumbre. El concepto de liquidez así expresado nos permitirá dar la definición empírica del dinero: el dinero está formado por el efectivo en manos del público (billetes y monedas) y los depósitos a la vista.
El dinero permite el intercambio, se puede atesorar y sirve como patrón de valor. Es un bien que sirve como medio de cambio aceptado por la colectividad. Son dinero: los billetes y las monedas, y los depósitos. Dinero = Efectivo en manos del público + Depósitos a la vista.
La oferta monetaria Llamamos oferta monetaria a la cantidad de dinero que circula en una economía determinada. Según el tipo de depósito que consideremos tendremos distintas definiciones de dinero o de oferta monetaria. Si tenemos en cuenta los activos financieros más líquidos, es decir, dinero en efectivo y depósitos a la vista, tenemos la definición de oferta monetaria restringida o, como se le suele denominar, M₁. Si añadimos a la M₁ los depósitos de ahorro, obtenemos la oferta monetaria en sentido amplio o M₂. Si al agregado M₂ le añadimos los depósitos a plazo, obtenemos el agregado monetario M₃, también llamado disponibilidades líquidas, que es precisamente el concepto de dinero que se utiliza en España y en la UE.
Por último, si tenemos en cuenta los instrumentos financieros emitidos a corto plazo por las Administraciones públicas u otros activos emitidos por entes privados, y su valor lo añadimos al agregado monetario M₃, obtendremos el agregado denominado ALP, o activos líquidos o cuasilíquidos en manos del público (se suele hablar de “los ALPES”).
Oferta monetaria = Cantidad de dinero de un país. Según la liquidez del dinero existen distintas definiciones de oferta monetaria. En resumen: M₁ = efectivo + depósitos a la vista. M₂ = M₁ + depósitos de ahorro. M₃ = M₂ + depósitos a plazo. M₄ = ALP = M₃ + otros activos líquidos (Ej.: letras del Tesoro).
La demanda monetaria El dinero es un bien que los agentes económicos demandan para realizar pagos y para atesorar, y lo hacen por tres motivos: 1) Para realizar las transacciones económicas, efectuar pagos y saldar deudas. 2) Para contar con un bien que puede atesorarse para realizar transacciones en un futuro (motivo de cautela ante necesidades futuras). 3) Como instrumento de especulación, pues con su administración se puede conseguir más dinero.
Estas razones están muy ligadas al precio del dinero (interés). Así, si el precio del dinero disminuye, la cantidad demandada aumentará, y viceversa. La demanda de dinero de una economía depende de la actividad económica, del volumen de intercambios que se realice; es decir, guarda relación con la producción nacional (PIB).Como el dinero cambia de manos o circula, no hace falta tener tanto dinero como el valor de todos los intercambios. A mayor cantidad de dinero, ceteris paribus, menor velocidad de circulación, y viceversa.
El mercado de dinero y el tipo de interés El tipo de interés (precio del dinero) es una variable que afecta a los ahorradores y a los inversores, y es utilizada por las autoridades monetarias para influir en la economía. Influye - 56 - Introducción a la Economía de forma decisiva sobre magnitudes como la inflación y la producción nacional. Pero no hay un único tipo de interés, dado que existen distintos mercados donde se realizan intercambios de dinero, y en cada uno se determina un precio. No obstante, los distintos tipos de interés guardan una relación que se rige por las medidas que toma el banco central o la autoridad monetaria. El primer tipo a tener en cuenta es el que marca el Banco Central Europeo y que sirve de referencia al Banco de España para los préstamos que realiza a la banca privada.
También es conocido el EURIBOR, tipo al que se prestan entre sí las entidades financieras en el mercado interbancario. Además, se conocen otros tipos como el de las obligaciones y bonos del Estado, los préstamos de los bancos a los inversores, los que perciben los ahorradores, etc.
10.2. EL SISTEMA FINANCIERO Concepto y funciones El sistema financiero surge para facilitar los intercambios entre demandantes y oferentes de recursos financieros, y está formado por el conjunto de intermediarios que se sitúan entre las personas que necesitan recursos y las que los tienen en exceso. Los intermediarios tienen como misión captar los recursos financieros sobrantes y canalizarlos hacia las necesidades de financiación, y constituyen un buen número de instituciones. Para que este papel pueda ser desempeñado por las instituciones financieras, se han de cumplir al menos dos condiciones: a) Que consigan convencer a los ahorradores para que les entreguen sus ahorros durante el tiempo que no los necesiten, a cambio de una remuneración (interés).
b) Que ganen dinero realizando esta actividad, puesto que dichas instituciones son empresas.
Para ello cobrarán un dinero por prestar recursos, mayor que el que pagaron por captarlos.
El sistema financiero está integrado por el conjunto de instituciones y agentes que intervienen en las finanzas para canalizar el ahorro hacia la inversión.
Los instrumentos financieros La relación entre los agentes se puede proyectar hacia el futuro utilizando instrumentos financieros de crédito, o se puede concretar en el presente utilizándose instrumentos financieros de pago. El principal de éstos es el dinero, tanto legal como bancario.
Los instrumentos financieros de crédito los emiten aquellos agentes que necesitan financiación y, en general, son transferibles, es decir, su propietario puede venderlos a un tercero.
Los activos financieros de pago o de crédito se identifican por tres características básicas: liquidez, riesgo y rentabilidad. Liquidez de un activo es su capacidad de ser transformado en dinero sin costes significativos. El activo más líquido es el dinero. El riesgo de un activo se define por la probabilidad de que la empresa que lo emitió devuelva el crédito concedido por el prestamista en la fecha establecida. La rentabilidad de un activo hace referencia al rendimiento que el inversor obtendrá de él. Cuando el rendimiento es conocido a priori, decimos que se trata de un título de renta fija. En otros casos, el rendimiento es aleatorio y depende de muchos factores; se trata entonces de un activo de renta variable.
Las instituciones financieras Las instituciones financieras más representativas en España son: Intermediarios financieros bancarios: a) Banco de España; b) Banca privada; c) Cajas de ahorro. Intermediarios financieros no bancarios: a) Bolsas de valores; b) otros.
El Banco de España: Es el banco central en España. Es un organismo autónomo con funciones específicas en la política monetaria española, y está integrado en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Sus funciones más importantes son: guardar y gestionar las reservas de divisas y metales preciosos que no se hayan transferido al Banco Central Europeo; supervisar el funcionamiento de las entidades de crédito y de los mercados financieros; promover el buen funcionamiento del sistema financiero; poner en circulación la moneda metálica; elaborar y publicar informes y estadísticas relacionadas con sus funciones; ser el banco del Estado; asesorar al Gobierno. Además, el SEBC tiene otras funciones en las que participa el Banco de España como integrante del mismo: definir y ejecutar la política - 57 - Introducción a la Economía monetaria; realizar las operaciones de cambio de divisas; promover el buen funcionamiento del sistema de pagos; emitir los billetes de curso legal.
La banca privada: Constituye el conjunto de instituciones más importantes del sistema financiero. Sus actividades más típicas son la captación de depósitos del público y la concesión de créditos a empresas y particulares. En esta actividad generan recursos por la diferencia de los tipos de interés que cobran a los prestatarios y los que pagan a los ahorradores. Asimismo, los bancos consiguen ingresos por las comisiones que cobran a los clientes por las operaciones realizadas. Las reservas bancarias están formadas por el efectivo y los depósitos que la banca mantiene en el Banco de España.
Las cajas de ahorro: La diferencia fundamental entre la banca privada y las cajas de ahorro es que estas últimas son instituciones sin fines de lucro y, por tanto, están sometidas a determinadas limitaciones en la utilización de sus beneficios. La actividad cara al público que realizan las cajas de ahorro es similar a la que desempeñan los bancos privados, si bien están especializadas en la captación de fondos de los pequeños ahorradores.
Las bolsas de valores: Son mercados especializados en la negociación de toda clase de títulos, que canalizan el ahorro hacia la inversión. Hay que distinguir entre mercado primario y mercado secundario. El mercado primario es aquel que se encarga de vender los títulos por primera vez (mercado de emisión). El mercado secundario tiene como finalidad potenciar el mercado primario, dándole liquidez, facilitando la relación entre inversores que quieren desprenderse de sus activos e inversores que desean adquirirlos.
La Bolsa facilita la financiación a las empresas, ya que cuando éstas necesitan dinero emiten activos financieros que tienen que colocar entre los inversores que estén dispuestos a adquirirlos. Para poder vender los títulos, éstos han de poseer las características de liquidez, rentabilidad y riesgo, en una medida que satisfaga a los inversores.
En las bolsas de valores cotizan las acciones, obligaciones, es decir, títulos de renta o interés fijo y variable, ya sean de empresas o del Estado. Asimismo, cotizan los fondos de inversión que constituyen los bancos o compañías, y que incluyen una variedad de títulos cuyo objeto es garantizar unos beneficios. En España existen cuatro bolsas: Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, que se rigen por la Ley de Mercado de Valores de 1988.
10.3. LA ACTIVIDAD DE LAS INSTITUCIONES FINANCIERAS Y EL PROCESO DE CREACIÓN DEL DINERO BANCARIO La actividad crediticia de la banca consiste en obtener depósitos, pagando un interés, y conceder préstamos y/o créditos, cobrando un interés mayor. A través de dicha actividad, los bancos tienen capacidad para crear dinero, ya que de todos los depósitos recibidos, sólo mantienen una parte en efectivo para hacer frente a las posibles demandas de dinero por parte de sus clientes. Este efectivo, más sus depósitos en el banco central, constituyen las reservas bancarias. El volumen de éstas es determinado por la autoridad monetaria de cada país, que fija su porcentaje en función de los depósitos, a través del coeficiente de caja o coeficiente de reservas, que se define como el porcentaje legal mínimo de los depósitos que exige la autoridad monetaria. La otra parte de los depósitos que no mantienen los bancos en forma de reservas la destinan a conceder préstamos. Estos préstamos generarán nuevos depósitos, y como los depósitos forman parte de la oferta monetaria, se genera dinero nuevo que denominados dinero bancario.
Para que funcione el proceso de creación de dinero bancario es necesario que se den tres supuestos: 1) Que los individuos depositen inicialmente todo el dinero que reciben. 2) Que los bancos conserven el mínimo exigido por la ley en forma de reservas. 3) Que concedan préstamos por el resto del dinero de libre disposición.
La banca, por tanto, genera dinero bancario. La oferta monetaria, que está constituida por el efectivo en manos del público y los depósitos, se ve incrementada por el aumento de los depósitos bancarios. Esta posibilidad obliga a la regulación por parte del banco central.
- 58 - Introducción a la Economía Los depósitos bancarios generan préstamos, y éstos más depósitos. Coeficiente de reservas = (Reservas / Depósitos) × 100. La generación de nuevos depósitos hace aumentar la oferta monetaria.
EJERCICIOS 1. El dinero desempeña la función de ser unidad de cuenta, porque sirve: c) El dinero tiene distintas funciones: es un a) De depósito, ya que se pueden realizar compras futuras.
medio de pago, una unidad de cuenta y depósito de valor. Es unidad de cuenta b) Para facilitar el intercambio, porque sirve como referencia para calcular generalmente aceptado por todos los el valor de los bienes y servicios y, por individuos.
c) De medida de valor.
tanto, sirve como medida de valor.
d) Todas las respuestas son correctas.
2. ¿En qué definición de oferta monetaria se incluyen únicamente el efectivo, los depósitos a la vista y los de ahorro? a) M₁.
b) En la M₂ se incluyen el efectivo en b) M₂.
manos del público, los depósitos a la vista y c) M₃.
los de ahorro. Es la suma de M₁ (efectivo en d) M₄.
manos del público y depósitos a la vista) y los depósitos de ahorro.
3. Los bancos crean dinero porque: a) Prestan dinero.
a) Los bancos crean dinero porque del que b) Compran deuda pública.
obtienen con los depósitos de los c) Ofrecen liquidez y rentabilidad.
ahorradores sólo mantienen una parte en d) Los bancos no crean dinero.
forma de reservas y el resto lo prestan, por lo que se generan más depósitos que aumentan la oferta monetaria por definición.
4. Se denomina reservas bancarias a: a) El porcentaje mínimo de los depósitos.
d) Las reservas bancarias incluyen la parte b) El efectivo del sistema bancario.
de los depósitos bancarios que no se c) El efectivo en manos del público más el prestan y que se conservan por los bancos, efectivo del sistema bancario.
bien en sus cajas o bien en depósitos del d) El efectivo del sistema bancario más los banco central.
depósitos que los bancos mantienen en el banco central del país.
5. Una de las funciones del Banco de España es: a) Ser el responsable de la política económica.
b) Administrar las reservas naturales españolas.
d) Entre las funciones del Banco de España c) Regular el funcionamiento de la se encuentra la de poner en circulación la economía.
moneda metálica.
d) Poner en circulación la moneda metálica.
TEMA 11. LA POLÍTICA ECONÓMICA 11.1. EL FUNCIONAMIENTO DE LA ECONOMÍA Y LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS La política económica consiste en el conjunto de medidas que toma el sector público para lograr unos objetivos determinados. Admitido que el fin es alcanzar el máximo bienestar - 59 - Introducción a la Economía para la sociedad y el crecimiento sostenible. Para ello, el sector público puede actuar directamente regulando o fomentando el papel del sector privado. Por una parte cuenta con las políticas instrumentales, que sirven como herramientas para afectar a los distintos agregados macroeconómicos y a los distintos sectores económicos. Según se utilice un instrumento u otro, las políticas pueden ser: fiscales o monetarias. Por otra parte, actúa con políticas concretas orientadas a la consecución de objetivos en determinados sectores.
Además, el sector público interviene con objeto de regular la economía, tratando de resolver los problemas económicos y de conseguir una serie de objetivos en cuanto a crecimiento, estabilidad de precios, empleo, protección a los grupos sociales más débiles, etc.
11.2. LOS OBJETIVOS DE LA POLÍTICA ECONÓMICA Los objetivos de política económica que persiguen los gobiernos son los siguientes: 1) Control de la inflación, definida como la subida continua y generalizada del nivel general de los precios de una economía. 2) Reducción del desempleo. El nivel alto de desempleo genera grandes costes sociales y personales en una economía. 3) Crecimiento. Se trata de que el PIB real crezca a una tasa anual que permita mejorar las condiciones de vida, generar empleo y aumentar el bienestar económico. 4) Control del déficit público, lo que supone moderar los gastos para que éstos no superen a los ingresos disponibles. 5) Estabilidad exterior: conseguir que las relaciones económicas establecidas entre países sean lo más equilibradas posible.
La política económica incluye todas las medidas de que dispone el sector público para actuar sobre la economía y conseguir una serie de objetivos: controlar el crecimiento de los precios; combatir el desempleo; fomentar el crecimiento económico; equilibrar el presupuesto del sector público; y cumplir con los compromisos exteriores.
La política fiscal La política fiscal consiste en la utilización del gasto público y de los impuestos como instrumentos de política económica para la consecución de unos objetivos determinados. El gasto público lo constituyen fundamentalmente los programas del Gobierno de obras públicas, programas de compra de bienes y servicios y el gasto de transferencias. Los impuestos son los ingresos públicos creados por ley y de cumplimiento obligatorio por parte de los sujetos contemplados en ésta.
Si la puesta en práctica de la política tiene el propósito de aumentar el nivel de producción y de empleo, se dice que la política fiscal es expansiva. Para conseguirlo se puede actuar sobre el gasto público y/o los impuestos decidiendo: a) Disminuir los impuestos.
Supone, por un lado, que los individuos dispondrán de más renta para poder consumir, y, por otro, que las empresas soportarán menores costes, lo que les llevará a aumentar la producción y, por tanto, el empleo. b) Aumentar el gasto público. Supondrá aumentar la demanda: las empresas aumentarán su producción y contratarán a más trabajadores.
Si, por el contrario, la puesta en práctica de la política fiscal tiene el propósito de disminuir el nivel de producción y de empleo, se dice que la política fiscal es contractiva o restrictiva. Para llevar este tipo de política se puede actuar sobre el gasto público y/o los impuestos decidiendo: a) Aumentar los impuestos. Supone, por un lado, que los individuos dispondrán de menos renta para poder consumir, y, por otro, que las empresas soportarán mayores costes, que les llevarán a disminuir la producción y, por tanto, el empleo. b) Disminuir el gasto público. Implicará un descenso en la demanda: las empresas disminuirán su producción y contratarán a menos trabajadores.
Estas actuaciones se recogen en el presupuesto. Si los ingresos superan a los gastos habrá un superávit presupuestario; si los gastos superan a los ingresos tendrá lugar un déficit presupuestario. La existencia de un déficit no es mala en sí misma, sino por el problema que se deriva de su financiación. Para satisfacer las necesidades de financiación, los gobiernos cuentan con los siguientes procedimientos: a) Incrementar los impuestos. De esta forma aumentan los ingresos públicos y se reduce el déficit. Este procedimiento tiene una limitación: - 60 - Introducción a la Economía si se aumentan indiscriminadamente los impuestos, la capacidad de gastos de los individuos disminuirá y la economía podría entrar en una recesión al descender la producción. b) Emisión de deuda pública. El Estado emite títulos-valores de renta fija en forma de obligaciones, bonos y letras del Tesoro. Este procedimiento presenta el problema de que los fondos financieros son limitados y la emisión de deuda pública puede reducir las posibilidades de financiación de las empresas privadas. Asimismo, se traslada la deuda a las generaciones futuras.
El Gobierno no sólo debe fijar los objetivos, sino que también debe jerarquizarlos, de tal forma que el logro de los objetivos esté en consonancia con la fase del ciclo económico en la que se encuentre la economía, ya que en algunos casos primará el logro del crecimiento frente al logro del objetivo de reducir el déficit; en otros ocurrirá lo contrario, es decir, primará reducir el déficit público frente al objetivo de crecimiento económico.
Los instrumentos de la política fiscal son el gasto público y los impuestos. Según el objetivo, se puede realizar una política fiscal expansiva o una política fiscal contractiva. El problema de la intervención del sector público es la financiación del déficit. La existencia de ciclos económicos (expansiones y contracciones) determina la actuación del sector público.
Política fiscal discrecional: Cuando la política fiscal se realiza de forma activa y se toman medidas explícitas con el propósito de lograr unos objetivos fijados, hablamos de política fiscal discrecional. Esta política se realiza a través de cuatro instrumentos: 1) Los programas de obras públicas. Se concretan en las inversiones que se realizan en infraestructuras y obras públicas, con el objetivo de luchar contra las depresiones económicas o la escasa actividad del sector privado. 2) Proyectos públicos de empleo. Son programas que desarrolla el sector público para mejorar el nivel de empleo, con carácter transitorio. 3) Programas de transferencias. Tienen un carácter anticíclico. Pueden englobar las prestaciones por desempleo, los programas de jubilación anticipada, ayudas sociales, etc. 4) Alteración de los tipos impositivos. Cuando el sector público quiere estimular el gasto, puede reducir el tipo impositivo del impuesto sobre la renta, por ejemplo.
Una política fiscal es discrecional cuando el sector público toma medidas explícitas con el propósito de conseguir unos objetivos determinados.
Política fiscal automática: Existen elementos que influyen en la evolución de la actividad económica sin necesidad de que los gobiernos tomen medida alguna. Dichos elementos se conocen como estabilizadores automáticos. El sistema impositivo tiene unos verdaderos efectos estabilizadores de carácter automático sobre la evolución de la actividad económica. Si se produce un aumento del producto nacional, la recaudación aumenta de manera automática. A medida que se incrementa el producto nacional, el aumento de los impuestos reducirá la fuerza de expansión inicial. Lo mismo ocurrirá si la economía entra en una fase depresiva. En este caso, la recaudación disminuirá, y la reducción de los impuestos reducirá los efectos de la crisis de manera automática. Los impuestos no son los únicos estabilizadores automáticos; existen otros como los subsidios de desempleo, las pensiones de jubilación, los ahorros de las familias y de las empresas, etc.
Los estabilizadores automáticos son instrumentos que influyen en la actividad económica sin la actuación explícita del sector público.
La política monetaria La introducción del euro ha supuesto que los países de la zona euro que han participado en la última fase de la UEM compartan su soberanía monetaria. El Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y el Banco Central Europeo (BCE) son los que diseñan la política monetaria, y los bancos centrales nacionales son los que participan en este diseño y la ejecutan. La política monetaria supone actuar sobre unos instrumentos con el propósito de alcanzar los objetivos de estabilidad de precios y del tipo de cambio. Conseguir la estabilidad de precios es fundamental para converger con los países de la UE y porque la inflación supone dificultades para una economía, puesto que desanima el ahorro y la inversión y empuja al alza los tipos de interés. El Índice de Precios de Consumo Armonizado es un indicador que ofrece una medida común de la inflación que permita realizar comparaciones internacionales.
- 61 - Introducción a la Economía Como en el caso de la política fiscal, la monetaria puede ser expansiva, cuando se eleva la cantidad de dinero o se reduce el tipo de interés, y puede ser restrictiva, cuando se reduce la capacidad de gasto de los agentes económicos a través de la reducción de la cantidad de dinero o de la elevación de los tipos de interés.
El SEBC y el BCE diseñan la política monetaria de los países de la zona euro. El Banco de España ejecuta la política monetaria, que consiste en la utilización del dinero o los tipos de interés como instrumentos de política económica para la consecución de unos objetivos determinados. Se trata de lograr la estabilidad de precios. Se actúa en los mercados financieros reduciendo (política expansiva) o elevando (política restrictiva) los tipos de interés.
Los instrumentos de la política monetaria: Son: 1) Operaciones de mercado abierto.
Son operaciones de compraventa de títulos públicos que realiza la autoridad monetaria para conseguir la liquidez necesaria del sistema y mantener los tipos de interés acordes con el objetivo fijado de inflación. Si se desea aumentar la liquidez del sistema, el Banco de España comprará títulos; en caso contrario, los venderá. 2) Facilidades permanentes. Tienen como objetivo proporcionar y absorber liquidez a un día a un determinado tipo de interés. Existen dos tipos: facilidad de crédito y facilidad de depósito. Cuando los bancos necesitan dinero acuden al banco central. 3) Reservas mínimas. Se establecen a través del coeficiente de caja.
Éste lo fija la autoridad monetaria y el sistema bancario está obligado a respetarlo. Si la autoridad monetaria pretende disminuir la cantidad de dinero de la economía, basta con elevar el coeficiente legal de caja: los bancos tendrán menos dinero para conceder préstamos y disminuirá asimismo la posibilidad de crear dinero bancario, por lo que será menor la liquidez del sistema. Si se desea elevar la oferta monetaria, disminuirá el coeficiente legal de caja.
Los instrumentos de la política monetaria son: Operaciones de mercado abierto, facilidades permanentes y coeficiente de caja (reservas mínimas).
La relación entre el sector monetario y el sector real: Cuando la autoridad monetaria actúa sobre la oferta monetaria o el tipo de interés, lo hace porque quiere conseguir un objetivo determinado. Normalmente, este objetivo está relacionado con el sector real de la economía; el aumento o la disminución de la liquidez provocada por la autoridad monetaria van a influir sobre los niveles de producción, empleo, precios y tipo de cambio de las monedas.
Cuando la autoridad monetaria utiliza la oferta monetaria está condicionando el precio del dinero. Si la oferta monetaria aumenta, el precio del dinero disminuye, y viceversa. Una bajada de tipos de interés en España hará que los inversores extranjeros estén menos dispuestos a colocar sus capitales en España, con lo que el tipo de cambio aumentará favoreciendo la expansión de las exportaciones y perjudicando la evolución de las importaciones. Un aumento del gasto de inversión, de consumo o de exportaciones supondrá un aumento de la demanda agregada, que llevará a las empresas a una mayor producción y contratación de trabajadores.
El tipo de interés es el nexo entre el sector monetario y el real; afecta a la inversión y al consumo, a las exportaciones y a las importaciones.
¿Política monetaria o política fiscal?: Existe una polémica sobre cuál de las dos políticas es más efectiva: la fiscal o la monetaria. Los argumentos a favor de las políticas fiscales son defendidos por los fiscalistas o neokeynesianos, quienes desconfían de la estabilidad del sector privado y del funcionamiento automático de los mercados para asegurar el pleno empleo y la estabilidad de los precios. Los argumentos a favor de políticas no discrecionales, sino automáticas, son propugnados por los monetaristas, quienes confían más en el sector privado, evitando el protagonismo del sector público.
Política fiscal: fiscalistas. Política monetaria: monetaristas.
11.3. LA POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL El bienestar de los ciudadanos está ligado a la protección y mejora ambiental. Y para ello, el sector público incluye una política sectorial que se centra en el medio ambiente y que - 62 - Introducción a la Economía comprende todo el conjunto de medidas e instrumentos que tienen como fin la protección del medio ambiente y de los recursos naturales, con objeto de alcanzar un desarrollo sostenible y el bienestar social. Para alcanzar los objetivos, el sector público interviene de distintas formas: 1) Ordenando y regulando la actividad económica, a través de la información a los ciudadanos, de la educación y, sobre todo, de la legislación. Las leyes ambientales se pueden clasificar en cuatro categorías: a) estándar sobre productos; b) estándar sobre procesos productivos; c) normas sobre la utilización de recursos naturales; y d) normas de planificación y ordenación del territorio. 2) Utilizando los instrumentos fiscales, tanto desde el lado del gasto como desde el del ingreso. 3) Creando mercados de permisos de emisión negociables.
Existen cuatro criterios para determinar el cumplimiento de los objetivos medioambientales: eficacia, eficiencia, flexibilidad y equidad. La eficacia consiste en el grado en que se consigue un objetivo sin causar daños ambientales de otro tipo. La eficiencia se relaciona con la minimización de los costes. La flexibilidad hace referencia a que los medios utilizados deben poder adaptarse fácilmente a los cambios que se produzcan. La equidad se pretende en la redistribución de rentas.
La política ambiental tiene múltiples efectos sobre la economía y la actividad económica. Existen efectos directos relacionados con el aumento de la producción. También ejerce su influencia sobre la renta, permitiendo una redistribución de la misma y repercutiendo directamente en la generación de empleo.
La política medioambiental incluye todo el conjunto de medidas que tienen como fin la protección del medio ambiente. Sus objetivos generales son el bienestar y el crecimiento sostenible. El sector público cuenta con distintos medios: información, educación, regulación, gasto público, impuestos y permisos de emisión negociables. Criterios para valorar el cumplimiento de los objetivos: eficacia, eficiencia, flexibilidad y equidad. La política ambiental tiene efectos sobre la economía.
EJERCICIOS 1. La reducción en el gasto de obras públicas provoca: a) Desempleo.
c) La reducción del gasto en obras públicas b) Un descenso de las transferencias.
es una disminución del gasto público y c) Un descenso del producto nacional.
provocará descensos en el producto d) Todas las respuestas son correctas.
nacional.
2. El incremento de los impuestos: a) Provoca descensos en la producción.
a) Todo incremento de impuestos reduce la b) Produce aumentos en el empleo.
capacidad de gasto de los agentes c) Afecta positivamente al gasto público.
económicos, ya sea en bienes de consumo d) Es una medida de política económica o en bienes de inversión. Como expansiva.
consecuencia, disminuirá la producción.
3. Si el sector público desea promover una política económica expansiva puede: a) Incrementar los impuestos.
b) Entre las medidas propuestas, la única b) Incrementar el gasto público.
que permite la expansión económica es el c) aumentar el coeficiente de caja.
aumento del gasto público. a) y c) d) Reducir el desempleo.
provocan el efecto contrario. Reducir el desempleo es un objetivo, no una medida.
4. La compra de títulos públicos por parte del Banco de España: a) Aumenta la oferta monetaria.
a) Cuando el Banco de España compra b) Provoca aumentos en el tipo de interés.
títulos inyecta dinero (euros) en la c) Es una medida de política fiscal economía, por lo que la oferta monetaria contractiva.
aumenta.
d) Provoca desempleo.
5. La política monetaria: - 63 - Introducción a la Economía a) Es más efectiva que la política fiscal.
b) La diseña el Banco de España.
c) Se basa en el mercado de capitales.
d) Está básicamente ligada a la banca.
b) La política monetaria es diseñada por el SEBC y el BCE, uno de cuyos participantes es el Banco de España, que colabora en el diseño y es el encargado de ejecutarla en España.
TEMA 12. CRECIMIENTO Y CICLOS ECONÓMICOS 12.1. CRECIMIENTO Y DESARROLLO ECONÓMICO La actividad de las economías antiguas fluctuaba en torno a un nivel de producción medio muy bajo respecto al nivel actual de las economías industrializadas. Las tasas de crecimiento del PIB o de la renta por habitante de las economías actuales son fenómenos relativamente recientes. En las dos últimas centurias todo el mundo occidental industrializado ha crecido a ritmos mucho más vivos que en cualquiera de los siglos anteriores. Han quedado atrás los niveles de subsistencia, los mínimos niveles de vivienda, alimentación y vestuario.
Algunas definiciones Crecimiento económico es el crecimiento de la capacidad productiva que se refleja en un crecimiento sostenido de la renta nacional real por habitante a largo plazo. Si el PIB de un país está creciendo a mayor velocidad que su población, quiere decir que el PIB por habitante también crece. El crecimiento de la población puede explicar una parte del crecimiento potencial. Naturalmente, un mayor número de trabajadores significa una mayor contribución al crecimiento potencial. El crecimiento de la productividad del trabajo ha elevado indudablemente el nivel de vida de las masas trabajadoras.
Se suelen diferenciar los conceptos de desarrollo del concepto, más amplio, de desarrollo. Desarrollo implica además de crecimiento un conjunto de cambios estructurales de acompañamiento. Además del crecimiento del producto por habitante, requiere el desarrollo una mayor disponibilidad de bienes de consumo para las personas con rentas situadas en la parte baja de su escala de distribución. El destino del crecimiento es el desarrollo. Sin crecimiento sostenido no es frecuente que se dé la mejora de los habitantes con rentas más bajas. La mejora del nivel de vida de estas personas (es decir, el desarrollo) reclama tasas sostenidas de crecimiento de la renta por habitante. No siempre es así; a veces un país no logra alcanzar desarrollo económico aunque registre tasas sostenidas de crecimiento. Pero a largo plazo estas situaciones suelen evolucionar hacia tasas positivas de desarrollo.
El problema de la medida Un crecimiento del PIB en términos monetarios puede reflejar un crecimiento sólo aparente porque los precios han subido, aunque la producción real se haya mantenido o incluso descendido. Por tanto, al utilizar el PIB como medidor del crecimiento ha de depurarse de la influencia de los precios. Nos fijamos sólo en la producción real.
Si en vez de crecimiento deseamos medir desarrollo ha de tenerse en cuenta lo dicho anteriormente. Si la distribución de la renta está empeorando, un crecimiento del PIB por habitante ha de ser interpretado como indicador de crecimiento, no necesariamente de desarrollo. Un empeoramiento simultáneo y drástico de la distribución de la renta puede hacer compatibles tasas apreciables de crecimiento con tasas negativas de desarrollo.
Finalmente, nos encontramos con la dificultad de efectuar comparaciones internacionales. Muchas veces se tiende a comparar niveles de vida de diversos países acudiendo a sus cifras de PIB por habitante. Pero como los países producen vectores de bienes que pueden ser muy distintos y operan además con distintas monedas, suele utilizarse el procedimiento inmediato de traducirlo a una moneda común, traducción que se efectúa mediante los tipos de cambio. Y como éstos fluctúan, las comparaciones no son independientes de los tipos variables.
Fuentes de crecimiento económico - 64 - Introducción a la Economía El crecimiento surge de una gama de factores que operan en un orden institucional adecuadamente especificado y un manojo de políticas económicas propicias. La economía no dispone de una receta inequívoca garante de desarrollo a prueba de disparates institucionales o de políticas contraproducentes. Las fuentes fundamentales del crecimiento son: a) crecimiento de la población; b) inversión en capital humano; c) cambio tecnológico e inversión en capital físico; d) red institucional.
Crecimiento de la población y mejora del capital humano Un aumento de la oferta de trabajo puede significar un aumento de uno de los factores que entran en la función de producción. El crecimiento de la fuerza de trabajo para la producción depende de tres factores: a) crecimiento natural de la población; b) migraciones; c) tasa de actividad.
El crecimiento natural de la población: La proporción de la tasa de nacimientos sobre la de defunciones determina la tasa natural de crecimiento de la población. Hay un tamaño óptimo de población en relación con los demás recursos de una economía. El crecimiento de la población está gobernado por una colección de variables económicas y sociológicas, sin excluir las creencias e ideologías sobre el tamaño de la familia, las actitudes hacia el matrimonio, la política de natalidad y otras variables. Un crecimiento lento supone mayores niveles medios de edad en los puestos de trabajo y mayor carga de pasivos laborales sobre los jóvenes.
Las migraciones dependen de factores como la movilidad de la mano de obra, de incentivos derivados del atractivo relativo de los países y de las lenguas, tradiciones, oportunidades de trabajo y riesgos. Pero sobre todo están gobernadas por los incentivos y frenos de la normativa de los países tanto receptores como emisores y por las condiciones económicas relativas de los distintos países que ejercen su atractivo a la inmigración.
La tasa de actividad: Es la proporción de población activa sobre la total. Mayor tasa de actividad significa mayor población activa. La tasa de actividad está gobernada por las posibilidades de incorporación al mercado de trabajo de los diferentes estratos de población por sexo y edad. Y estas posibilidades están condicionadas además por las negociaciones sindicales, la legislación y las costumbres.
Capital humano La inversión en aumentar las habilidades y conocimientos de la mano de obra incrementa la capacidad productiva del trabajador. Las condicio0nes educativas del país son este punto decisivas. La educación y la especialización del trabajo permiten la adopción de tecnologías más complejas, lo que redunda en nuevas ganancias de productividad.
Las capacidades adquiridas por la población mediante la educación forman el conjunto del capital humano.
Cambio tecnológico e inversión en capital material De todos los factores que influyen sobre el crecimiento económico, estos dos se encuentran entre los más decisivos. La adopción de tecnologías más productivas capacita a los trabajadores para generar más producción con la misma cantidad de factores. El cambio tecnológico se define como el cambio en el proceso productivo que produce, en la función de producción, un crecimiento del producto superior al aumento de los inputs. El cambio tecnológico reduce el coste de producir bienes y servicios. Los conocimientos acumulados procedentes de la investigación (cambio tecnológico significa invención) son de dos tipos: la investigación básica realizada a nivel científico y la investigación aplicada.
La investigación básica produce la acumulación de conocimientos científicos que permiten entender el mundo físico con mayor profundidad y precisión. La investigación aplicada, basada en el stock de conocimientos acumulados por la investigación básica, desarrolla nuevos productos y nuevos procesos productivos. La primera no se preocupa de su aplicación y está caracterizada por la incertidumbre sobre los resultados. La segunda se caracteriza porque aplica a la solución de problemas específicos una rentabilidad inmediata y cercana al proceso de acumulación de conocimientos.
- 65 - Introducción a la Economía En el área de la investigación aplicada se halla buena parte de la que emprende y financia el sector privado. La razón estriba en que esta investigación busca el inmediato beneficio de los productos y procesos. Pero la paga quien más directamente cosecha los beneficios aunque siempre existe un componente de beneficio social que desborda el mero beneficio privado capturado por la empresa. Los descubrimientos de la investigación básica no resultan inmediatamente rentables para el sector privado y la empresa carece por ello de incentivos para financiarla; dada la incertidumbre de resultados, es el Estado quien se hace responsable de mantener y financiar un nivel óptimo de investigación básica.
Al invertir en equipos, instalaciones y edificios, las mismas empresas descubren nuevos procedimientos y nuevas formas de fabricar. En este sentido, la hipótesis de learning-by doing sostiene que cuando se emprende una nueva actividad se suelen descubrir nuevas formas de llevarla a cabo que no eran evidentes al iniciarla. La inversión de capital no redunda sólo en el crecimiento extensivo por aumento de factores en la producción; propicia también el crecimiento intensivo, que consiste en elevar la productividad de los factores existentes mediante su aportación al conocimiento aplicado y al cambio tecnológico. A su vez, la especialización refuerza el learning-by doing. La capacidad creadora del hombre le induce a buscar y descubrir pautas de mejora del proceso que realiza. Una economía altamente especializada conduce a los efectivos laborales a mayores niveles de atención y cuidado en las tareas encomendadas, y al descubrimiento de nuevos y más eficientes procedimientos.
Cualquier proceso que mejore la calidad de un factor, el capital o el trabajo, puede denominarse progreso tecnológico. Su efecto es siempre aumentar la productividad del trabajo o del capital. El aumento y mejora del stock de capital material y humano, la cosecha de economías de escala, la inversión en I+D+i, la movilidad de los factores y organización económica más eficientes son todas ellas fuentes de crecimiento que se manifiestan en ganancias de productividad. Tales ganancias son la manifestación del crecimiento alcanzado.
El cambio técnico ha de considerarse en un cuadro institucional adecuado, pues aunque el progreso técnico es condición necesaria de crecimiento, no lo garantiza.
El cambio tecnológico aplicado a la producción es un elemento fundamental para el crecimiento económico. Para que exista cambio tecnológico se requieren procesos de investigación y de aplicación de los cambios al proceso productivo. La investigación y aplicación de los nuevos conocimientos por las empresas en el proceso productivo dependen de los procesos de inversión que realizan las economías. El aumento o mejora del capital humano y del capital físico es la fuente principal del crecimiento económico. Para que sea posible, debe producirse en un marco institucional adecuado.
La red institucional La red institucional es un potente generador de incentivos y frenos de la producción.
Cuando los recursos, por obra de la destrucción de incentivos adecuados, se dedican a producir bienes equivocados respecto a las prioridades espontáneas del pueblo, se dice que el sistema padece una ineficiencia asignativa. Un adecuado marco institucional debe incentivar la adopción de combinaciones de factores tal que sus productividades marginales reflejen sus costes de oportunidad. Si los incentivos animan a utilizar combinaciones de inputs más caras, el despilfarro está servido. El uso del sistema fiscal que distorsiona las señales empujando a los empresarios a la adopción de combinaciones de inputs más caras que las que se adoptarían con otro esquema de incentivos aminora las posibilidades productivas de la economía.
La estabilidad política es garantía de cosecha de eficiencia. Su ausencia espanta capitales y recursos aminorando la tasa de crecimiento. Otro tanto puede decirse del cuidado y estímulo de mercados competitivos. Sólo en ellos pueden disciplinarse los empresarios para, sin proponérselo, brindar el vector más barato de bienes y servicios deseados por el público. Y al funcionamiento eficiente de estos mercados ha de colaborar un orden monetario estable.
En este entorno pueden adoptarse las decisiones de inversión y estipularse los contratos oportunos. En definitiva, lo que se dice para los mercados en general es también aplicable a la necesaria apertura de la economía al comercio internacional y a los mercados de capitales.
- 66 - Introducción a la Economía El marco institucional está formado por las leyes y las instituciones sociales y económicas. Sin un adecuado funcionamiento del marco o red institucional no existen incentivos de crecimiento y desarrollo económico.
Los modelos explicativos Los economistas clásicos han presentado modelos de crecimiento nimbados por el pesimismo sobre la evolución de la tasa de beneficios sobre el capital en el tiempo. Pese al éxito de la Revolución Industrial, y de las posteriores revoluciones tecnológicas, han tenido y tienen no pocos seguidores. A los modelos clásicos les han sucedido los modelos neoclásicos.
El punto de partida de Thomas R. Malthus fue la idea del “principio de la población”, plasmada en su Ensayo sobre el principio de la población (1798). Afirmaba que los recursos crecen mucho más despacio (en progresión aritmética) que la población que los usa (en progresión geométrica). Temía Malthus que el crecimiento de las poblaciones humanas acabara agotando los recursos. Sólo cuando la tasa de natalidad y de mortalidad se ajustara, la población dejaría de crecer. Este hecho significaba un descenso del nivel de vida de las masas hasta el nivel de subsistencia. Cualquier aumento del nivel de vida de los trabajadores activaba el principio de la población. Por efecto de la respuesta reproductiva de la población, ésta volvía a crecer, y el nivel de vida efímeramente alcanzado retrocedía otra vez al nivel de subsistencia.
Malthus se olvidó de dos elementos vitales: la tecnología y la actuación de la oferta y de la demanda. El cambio tecnológico desbarató sus predicciones. La innovación tecnológica en la agricultura y en la industria aumentó enormemente la producción de alimentos. Y olvidó que cuando surge la escasez de recursos, los precios de mercado entran en acción, atemperan su demanda y generan fuertes incentivos para hallar sustitutos. Gracias al cambio tecnológico y a la función de los precios como indicadores de escasez e instrumento de conservación de los recursos, la humanidad ha podido escapar de la trampa de Malthus.
Como representante del análisis neoclásico del crecimiento podemos tomar el modelo de Solow, que parte de la función de producción. Una producción que representa las posibles combinaciones, en cantidades mínimas de inputs, con las que se puede obtener cada nivel de producción. La eficiencia económica conduce a los empresarios a adoptar la combinación de inputs más barata. La producción depende, pues, de las tecnologías disponibles, de los costes o precios de los factores y del comportamiento racional de los empresarios.
12.2. EL CICLO ECONÓMICO Las economías de mercado no crecen linealmente sino cíclicamente. Sobre la base tendencial de crecimiento registran fluctuaciones de actividad y de todas las variables concomitantes con la producción. Estas fluctuaciones se denominan ciclos. Éstos son, pues, fluctuaciones recurrentes, aunque no periódicas, de la actividad económica. Pueden observarse examinando los cambios anuales de la producción durante varios años. También son perceptibles en variables conexas como el empleo y los precios que se mueven en la misma dirección y al mismo tiempo, pero a tasas distintas. También puede denominar el ciclo como la secuencia irregular de recuperaciones y recesiones en torno a la tendencia.
Las fases de un ciclo completo son cuatro: recesión, expansión, auge y fondo. Durante la recesión, la economía sufre altas tasas de paro y capacidad productiva infrautilizada. Los mercados no retiran la totalidad del producto generado. Estos hechos provocan habitualmente una reacción de los empresarios ante el crecimiento de los stocks invendidos, que consiste en prescindir de parte de los servicios de los factores productivos, y reducen por este motivo su producción, ajustando sus stocks a los niveles normales.
En la fase de expansión se recuperan las expectativas empresariales, aumenta la demanda global, bajan las existencias, crece la producción y cae el paro. En algún momento la economía alcanza la cima de su ascensión; las empresas utilizan plenamente la capacidad instalada, los beneficios también se recuperan y, tal vez, los precios e intereses levantan el vuelo.
Esta es la fase de auge.
- 67 - Introducción a la Economía Por último, vuelve la fase de recesión, durante la cual desfallece la demanda global.
Los empresarios, ante la incertidumbre, se ven afectados de nuevo por expectativas pesimistas respecto al futuro. El ciclo toca fondo y, en algún momento, la rueda vuelve a girar.
Los ciclos son fluctuaciones recurrentes de la actividad económica. Las fases del ciclo son: recesión, expansión, auge y fondo.
Las teorías sobre los ciclos Existen ciertos rasgos comunes de los ciclos que ayudan a su comprensión. Y existen numerosas teorías que dan cuenta del comportamiento cíclico de las economías capitalistas.
Uno de estos rasgos concierne a los bienes duraderos, de consumo y de inversión; más exactamente a la sustitución inmediata en un momento determinado. El reemplazamiento puede esperar. En una recesión, los empresarios alargan la vida de sus equipos, por lo que las industrias de bienes de equipo ven ralentizarse su demanda. Otro tanto sucede en las industrias de bienes de consumo duradero cuando los consumidores se comportan de modo similar. Otro patrón que parece encontrarse en el comportamiento cíclico estriba en el grado de competencia del escenario en el que opera la empresa. La respuesta de la industria a las variaciones de la demanda produce ajustes en sus precios y en su volumen de producción.
Sucede que los sectores de bienes duraderos suelen contener un pequeño número de empresas en posición de dominio, que pueden por ello fijar precios, independientemente de las volutas impredecibles del mercado. Así sucede que, cuando caen las ventas, no bajan los precios. Cuando cae la demanda global, estas empresas disminuyen la producción y el empleo.
En el caso de los sectores de bienes perecederos, las empresas se ajustan a los descensos de la demanda por la vía de los precios, más que mediante la reducción de la producción y del empleo. Se ajusta, se dice, por la vía de los precios, no por la vía de las cantidades.
El principio del acelerador Este principio se refiere a la relación existente entre el capital que necesita una economía y el nivel de producción. La inversión neta, la adición al stock de capital en forma de existencias o equipo sólo se produce cuando el producto, renta u output está creciendo. No es preciso que se reduzcan las ventas para que se detenga la expansión; basta con que se estabilicen a un nivel alto. En consecuencia, el principio del acelerador señala que, para que la inversión actual se mantenga a la tasa actual, la producción y las ventas han de continuar creciendo a la misma velocidad. Sólo entonces, cuando la producción está creciendo, la inversión neta será positiva. Cuando la producción no crece, aunque su cifra absoluta se estabilice a un alto nivel, la inversión neta será nula.
La interacción del multiplicador y del acelerador Una explicación de la existencia de ciclos es la interacción entre el multiplicador y el acelerador propuesta por Paul Samuelson en 1939. Considerando que, según el principio del acelerador, la inversión está gobernada por los cambios en la renta, y que las variaciones de la inversión producen cambios en la renta, no es de extrañar que la actuación conjunta de ambos mecanismos se realimente produciendo una expansión o una contracción acumulativa. Por ejemplo, si la renta está creciendo a tasas cada vez mayores, crecerán tanto el ahorro como el consumo y la inversión. Estos crecimientos inducidos han de reflejarse en el crecimiento de la renta en el periodo siguiente. Lo contrario sucedería si el aumento de la renta se produjera a tasas cada vez menores. La inversión comenzaría a descender, y cuando su descenso fuese mayor que el aumento del consumo, la renta dejaría de aumentar.
Visto de otro modo, en la fase expansiva del ciclo aumenta el consumo; como éste tiene un efecto multiplicador sobre la producción, colabora por esta vía a recuperar la actividad. Los gastos de consumo aparecen como resultado de un cambio autónomo en la inversión, la cual, vía renta, hace crecer el consumo, tal y como expresa la teoría del multiplicador. Pero el crecimiento de la producción y consumo reforzado por las expectativas alcistas provoca crecimientos de la inversión, como señala el principio de aceleración.
- 68 - Introducción a la Economía Los ciclos se encuentran afectados por dos clases de desencadenantes, externos e internos. Externos al sistema (cambio tecnológico, de expectativas o de población) e internos al propio sistema como esta interacción entre el multiplicador y el acelerador que agranda aún más las actuaciones de los mecanismos amplificadores, el multiplicador y el acelerador.
Otras teorías modernas del ciclo Hay teorías que ponen el acento en las innovaciones (Schumpeter, Hansen) y otras que se centran en factores monetarios (Hawtrey, Friedman). Para oros autores (Schwartz), los factores causantes del ciclo son las contracciones o expansiones de la cantidad de dinero. El control de la cantidad de dinero es en el pensamiento monetarista responsabilidad primordial de las autoridades monetarias. Luego están las teorías que apuntan a la sobreinversión (Hayek, Mises). Más antiguas son las de tipo psicológico (Pigou, Bagehot), que explican los ciclos acudiendo a la analogía de las epidemias. Tras la II Guerra Mundial estuvieron en boga las teorías del subconsumo (Hobson, Sweezy), según las cuales las clases altas no son capaces de consumir las abultadas rentas que reciben. Por otro lado están las teorías del ciclo político (Kalecki, Nordhaus, Tufte). Hay que citar también las modernas teorías del equilibrio del ciclo basadas en el comportamiento de las expectativas (Lucas, Barro, Sargeant). Finalmente están las teorías nacientes del ciclo real que ponen el acento, no en los choques de demanda moduladores del ciclo, sino en los choques de oferta (Lucas y Rapping, Nelson y Plosser).
EJERCICIOS 1. La renta corriente del año 1959 sobre el año 1958 creció un 10%, pero la inflación también creció un 10%. Podremos decir: a) Que la economía no creció en términos reales.
b) Que hubo crecimiento pero no a) Porque la producción real no ha desarrollo.
aumentado.
c) Que no hubo desarrollo pero sí hubo crecimiento en términos reales.
2. Por tasa de actividad ha de entenderse: a) La proporción de la población activa sobre población ocupada.
b) La proporción de población ocupada sobre población total.
c) Es la definición de esta variable.
c) La proporción de población activa sobre la población total en edad de trabajar.
3. Hay dos tipos de investigación relevante aceptada en las explicaciones del cambio tecnológico: a) Investigación universitaria e investigación en el CSID.
b) Investigación para el desarrollo e c) Porque ambos tipos de investigaciones investigación para el consumo de los son importantes para que en un país se investigadores.
produzca un cambio tecnológico.
c) Investigación básica e investigación aplicada.
TEMA 13. EL COMERCIO INTERNACIONAL 13.1. RAZONES DE LA EXISTENCIA DE COMERCIO INTERNACIONAL. EL CONCEPTO D E GLOBALIZACIÓN El comercio internacional permite que la oferta de los bienes y servicios de un país pueda llegar a los mercados exteriores y, en consecuencia, facilita a las empresas aumentar la - 69 - Introducción a la Economía producción y que se beneficien de las economías de escala, esto es, del descenso de los costes medios a medida que aumenta la producción. Actualmente el proceso de globalización contribuye a aumentar la importancia del comercio internacional. Aunque el término globalización tiene diferentes perspectivas interpretativas, ha sido asociado desde un punto de vista economicista a términos como expansión de mercados, liberalización de flujos financieros y desarrollo de las nuevas tecnologías de la información. En este sentido entendemos por globalización la expansión y multiplicación de las relaciones económicas y sociales y las interrelaciones institucionales a través del tiempo y del espacio, de modo que las actividades económicas resultan cada vez más influidas por los hechos y acontecimientos que ocurren en otros lugares remotos. Este proceso, que está favorecido por el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información, no sólo entraña consecuencias positivas, como mayor crecimiento económico y disminución de costes, sino que introduce algunos interrogantes, como la inhabilidad de los países para aportar soluciones globales a problemas globales como la pobreza, los derechos humanos o la degradación del medio ambiente, entre otros.
13.2. PRINCIPIOS DE LA VENTAJA ABSOLUTA Y DE LA VENTAJA RELATIVA O COMPARATIVA La posibilidad de contar con bienes y servicios producidos en otros países de manera más eficiente amplia los mercados del propio país, y ello incrementa las posibilidades de consumo y de inversión, contribuyendo al crecimiento. La teoría económica expresa estas ganancias a través de dos principios: ventaja absoluta y ventaja comparativa.
Un país posee ventaja absoluta sobre otros países en la producción de un bien o servicio cuando puede producir una cantidad mayor que el resto de los países con una dotación igual de recursos productivos. Según este principio, las economías se especializarán en aquellas producciones en las que tengan la ventaja absoluta, comerciando con el resto de los países. El principio de ventaja relativa indica que un país tiene ventaja comparativa en la producción de un determinado bien o servicio cuando puede producirlo a un coste relativamente más bajo que otros países, siendo esta diferencia en los costes relativos una razón suficiente para que exista comercio internacional.
Ejemplo: Si analizamos el comercio de dos países, Italia y España, que producen dos bienes, vino y aceite, y para simplificar medimos el coste de la producción de ambos bienes en euros según los datos siguientes: Coste de producción de bienes en España e Italia: Producto España Italia 1 litro de aceite 2€ 5€ 1 litro de vino 4€ 5€ Coste relativo aceite/vino 2/4 = 1/2 5/5 = 1 Coste relativo vino/aceite 4/2 = 2 5/5 = 1 Podemos afirmar que España tiene ventaja absoluta en la producción de ambos bienes. Sin embargo, podemos decir algo más: que España tiene ventaja relativa en la producción de aceite, e Italia tiene ventaja relativa en la producción de vino. Producir un litro de vino en España cuesta el doble que producir un litro de aceite, mientras que en Italia cuesta lo mismo producir un litro de vino que de aceite. Es decir, el coste relativo de la producción de aceite en términos de vino en España es de 1/2, mientras que en Italia ese coste relativo es igual a 1. En este ejemplo se observa que si un país tiene ventaja comparativa en la producción de un bien, el otro país debe tener ventaja comparativa en la producción del otro. El aceite resulta relativamente más barato en España que en Italia, es decir, el coste de oportunidad de producir aceite es menor en España que en Italia, y lo contrario ocurre con el vino. Si cada país se especializa en la producción del bien cuya elaboración es comparativamente más ventajosa, y lo intercambian por el otro, ambos obtendrán beneficios.
Los diferentes costes de producción determinan la ventaja relativa en la producción, y además definen los patrones del comercio. Si los costes de producción del aceite son más - 70 - Introducción a la Economía reducidos en España que en Italia, el precio de dicho bien será más bajo en España que en Italia. Una vez que se permita el libre comercio, el precio interior del aceite en España se elevará hasta igualar el precio internacional, ya que ningún productor de aceite aceptaría vender a un precio por debajo del establecido internacionalmente. Disminuye la cantidad demandada en el mercado interior y los excedentes se colocan en el mercado internacional.
España se convierte en exportador de aceite. Este patrón de comercio perjudica a los demandantes españoles de aceite ya que el precio ha aumentado. Por el contrario, beneficia a los productores porque aumentan la cantidad vendida a un precio mayor. Dado que el mercado no es un juego de suma total cero, donde un grupo gana lo que otro pierde, es necesario tomar una medida de referencia que nos permita observar la variación del bienestar de los diferentes agentes. Esta medida la proporciona el concepto de excedente, bien del consumidor, bien del productor. El excedente del consumidor aumenta cuando disminuye el precio y se reduce cuando los precios son mayores.
De igual modo, analizando los costes relativos de la producción de vino determinamos su patrón de comercio. Al ser más reducidos los costes relativos de la producción de vino en Italia que en España, el precio es mayor en España que en Italia. Al permitir el comercio, el precio interior en España disminuye hasta igualar al precio internacional, ya que ningún consumidor español estaría dispuesto a pagar un precio mayor por el vino que el establecido a nivel internacional. España se convierte en importador de vino. Esta pauta de comercio beneficia a los consumidores, ya que adquieren mayores cantidades de vino a un precio más reducido, pero perjudica a los productores nacionales ya que disminuyen su cantidad ofrecida a un menor precio. Como las pérdidas de bienestar de estos últimos son menores que las ganancias de los consumidores, podemos concluir que con el comercio internacional se incrementa el bienestar económico total de la sociedad.
Ventaja absoluta: producir más con los mismos recursos. Ventaja relativa: produciendo mayor cantidad a menor coste relativo. Coste relativo aceite/vino = coste aceite / coste vino.
Menor coste relativo, país exportador. Excedente del consumidor y excedente del productor como medida de bienestar económico. El excedente del consumidor mide la diferencia que están dispuestos a pagar los consumidores y el precio que realmente pagan. Mayor coste relativo, país importador. Los beneficios del comercio permiten la especialización.
13.3. LÍMITES A LA ESPECIALIZACIÓN A pesar de las ganancias que se derivan del comercio internacional, en realidad un país no se especializa totalmente en la producción de un bien. Ello es debido a varias causas: a) Puede ser que la ventaja comparativa se pierda si los costes del transporte son lo suficientemente significativos para que se eliminen las ganancias derivadas de la producción a menores costes. b) Para determinados volúmenes de producción pueden surgir rendimientos decrecientes que eleven los costes en mayor proporción al aumento de la producción. c) En realidad, la movilidad de factores productivos presenta rigideces, siendo precisamente la perfecta movilidad de factores un punto sobre el que descansa la teoría de la ventaja relativa o comparativa. d) Los países intentan conseguir mayores beneficios y ventajas; practican políticas comerciales proteccionistas, las cuales restringen o limitan el comercio internacional.
13.4. POLÍTICA COMERCIAL Los países se benefician con el comercio internacional, pero a pesar de ello el comercio no está totalmente liberalizado. Es muy común encontrarse con situaciones más o menos proteccionistas que tratan de justificarse con los siguientes argumentos: a) Proteger las industrias consideradas estratégicas para la seguridad de un país. b) Proteger determinados sectores industriales nacionales para garantizar el empleo que generan o posibilitar la reconversión. c) Proteger las industrias nacientes frente a las ya desarrolladas en otros países para que se desarrollen y asienten. d) Tratar de combatir los desequilibrios entre las - 71 - Introducción a la Economía exportaciones y las importaciones. e) Proteger un mercado más amplio (Ej.: UE) de la entrada de otros productos procedentes de otros mercados. f) Realizar determinadas políticas ante fases recesivas del ciclo económico.
Los aranceles Un arancel es un impuesto que eleva el precio del producto importado en el mercado nacional para proteger el producto nacional de la competencia exterior. La elevación del precio del producto importado afecta a la conducta de compradores y vendedores, y tiende a reducir la cantidad demandada en el mercado interior y a aumentar la cantidad ofrecida. Es decir, el arancel reduce la cantidad de importaciones y acerca el mercado interior hacia su equilibrio sin comercio internacional. Esta situación favorece a algunos agentes y perjudica a otros. Entre los perjudicados, además del productor extranjero, están los consumidores del bien importado, porque una elevación del precio supone una pérdida de poder adquisitivo y una reducción de su bienestar. Esta pérdida se canaliza hacia otros agentes, que son: los productores nacionales, que ganan en forma de mayores ventas, y, por supuesto, el Estado, que recibe una transferencia en concepto de ingresos arancelarios.
Con el arancel, el descenso en el bienestar de los que pierden es mayor que el incremento de bienestar de los que ganan. Por tanto, el establecimiento de un arancel produce pérdidas irrecuperables de eficiencia económica.
Un arancel es un impuesto que eleva el precio del producto extranjero, reduce las importaciones y mejora los ingresos de empresas nacionales y Estado, pero empeora el bienestar de los consumidores nacionales. Por este motivo, el establecimiento de un arancel produce pérdidas de eficiencia.
Los contingentes a la importación Una alternativa a los aranceles son los contingentes a la importación, es decir, el establecimiento de un límite al número de unidades o al valor total de las importaciones durante un periodo de tiempo, generalmente un año. Dicha limitación se concreta a través de un número determinado de licencias a la importación. Los efectos de este instrumento son muy similares a los del establecimiento de un arancel: elevación del precio interior del bien importado (ya que se reduce la oferta extranjera), que se traduce en una modificación de conducta de los agentes, y cuyo efecto final es una reducción de bienestar de los consumidores en mayor medida que la mejora de bienestar de los productores, es decir, una pérdida de eficiencia. La diferencia con el arancel es que con éste los importadores podrán importar cualquier cantidad de bienes extranjeros mientras paguen el impuesto, y con el contingente la Administración limita la cantidad de importaciones que pueden realizarse. Otra diferencia es que, mientras que con el arancel el Estado recauda ingresos, con el establecimiento de un contingente a la importación los ingresos por ventas generan un excedente a los titulares de las licencias respectivas.
El contingente reduce la cantidad ofrecida del producto extranjero. Y también produce una pérdida de eficiencia.
Las barreras no arancelarias En ocasiones, los Estados establecen regulaciones administrativas que entorpecen la entrada de productos extranjeros en los mercados nacionales, tales como controles sanitarios en las fronteras, trámites administrativos, normas de homologación, etc. Estos obstáculos al libre comercio pasan desde el establecimiento de procedimientos aduaneros complejos y costosos hasta las normas estrictas en materia de sanidad, seguridad o calidad, sin olvidar el cumplimiento de ciertos estándares normalizados del producto importado. Este tipo de medidas son las más practicadas en la actualidad, porque las medidas proteccionistas convencionales, los aranceles, tienen el inconveniente de contravenir el espíritu de los acuerdos comerciales firmados por los países entre sí o en los organismos internacionales.
Las subvenciones a la exportación - 72 - Introducción a la Economía Las exportaciones se pueden incentivar bien mediante subvenciones directas bien mediante reducciones de impuestos, o bien mediante la concesión de facilidades crediticias a las empresas exportadoras con tipos de interés privilegiados. Este tipo de medidas proteccionistas también tienen un coste social, ya que las empresas exportadoras subvencionadas producen a un coste superior al que pagan los extranjeros por los bienes producidos por ellas. Al igual que con el arancel, la concesión de subvenciones a la exportación produce pérdidas para algunos agentes y beneficios para otros. En este caso, los consumidores pierden por la caída del consumo interior al ser más elevado el precio para los consumidores nacionales que para los extranjeros. También pierde el Estado, y el volumen de tal pérdida es el importe de la subvención que transfiere a los exportadores nacionales, quienes se benefician con tal medida de política comercial. Como en el caso del arancel, existen pérdidas irrecuperables de eficiencia que representan un coste social innecesario.
Un tema relacionado con las subvenciones a las exportaciones es el dumping. Existe dumping cuando las empresas venden en el extranjero por debajo del coste de producción o del precio del mercado nacional. Eso se puede hacer con carácter permanente si su origen es una subvención pública a la exportación que permita vender por debajo del coste, o con carácter transitorio, si su origen es una política comercial determinada de una empresa a la que la interesa no reducir la producción o deshacerse de stocks. En ambos casos, los beneficiados son los consumidores del país sobre el que se practica el dumping, pues el precio final de los bienes es inferior a su precio real en el mercado del país productor.
Las subvenciones a la exportación favorecen a los exportadores. Todas las medidas proteccionistas perjudican a los consumidores. Dumping: Vender en el exterior a precios más bajos que el coste de producción.
13.5. LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO (OMC) La creciente internacionalización de las economías está íntimamente ligada a la creación de acuerdos, instituciones y organismos capaces de diseñar un esquema del funcionamiento de las relaciones internacionales. El Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) entró en vigor en enero de 1948 con el objetivo fundamental de preservar y fomentar la progresiva liberalización del comercio internacional. En 1994 se creó la Organización Mundial de Comercio (OMC), encargada de velar por la libertad de los intercambios. Los acuerdos pueden ser: a) multilaterales, cuando participan en la negociación la mayoría de los países integrantes; b) plurilaterales, cuando son varios los países que participan; c) bilaterales, cuando son sólo dos países los participantes.
La OMC ha sucedido al GATT, y sus principales funciones son: a) Hacer cumplir los acuerdos multilaterales firmados hasta su creación y seguir fomentando el libre comercio. b) Servir de foro para las negociaciones comerciales multilaterales, e incluso bilaterales, de los países miembros. c) Cooperar con otras instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).
13.6. LOS BLOQUES REGIONALES DE COMERCIO El proceso de internacionalización de las economías es la característica de las economías modernas y las conduce a la formación de bloques económicos tales como la Unión Europea (UE), el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) o el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), entre otros. Las razones políticas que impulsan los procesos de integración económica varían de un caso a otro, pero en principio podemos señalar que buscan fomentar la cooperación entre los Estados que se integran y evitar así el enfrentamiento, además de buscar un mayor peso político en el escenario internacional. De los distintos grados de integración económica entre países asociados en bloques regionales para eliminar las restricciones al comercio y fomentarlo entre ellos, destacamos: el área de libre comercio, la unión aduanera y el mercado común.
- 73 - Introducción a la Economía Área de libre comercio Está formada por un grupo de países que eliminan entre sí todas las restricciones al comercio, pero cada país miembro establece una tarifa exterior para el comercio con el resto del mundo (Ej.: el NAFTA). El problema de un área de libre comercio es que el comercio con el resto del mundo se canaliza a través del país miembro que establezca la tarifa exterior menor.
Un área de libre de comercio es un bloque comercial donde se eliminan las barreras comerciales entre los países que la componen.
Unión aduanera En una unión aduanera todos los países miembros eliminan las trabas al comercio dentro de la misma y establecen una tarifa exterior común para el comercio con el resto del mundo (Ej.: Comunidad del Caribe, CARICOM).
En una unión aduanera la tarifa exterior de comercio es común.
Mercado común Es una unión aduanera que permite la libre circulación de factores productivos dentro de los países miembros, y donde éstos adoptan políticas comunes en materias como seguridad social, competencia, agricultura, impuestos, etc. (Ej.: UE).
Un mercado común es una unión aduanera que permite la libre circulación de factores, lo que exige procesos de armonización.
EJERCICIOS 1. Según el principio de la ventaja comparativa, los países se especializan en la producción de bienes y servicios que pueden obtener: a) Con menor cantidad de recursos.
d) El alumno debe relacionar los conceptos b) Con menor coste total.
de ventaja relativa y coste de oportunidad.
c) Con menos horas de factor trabajo Un país se especializará en la producción empleado.
de bienes y servicios cuando tenga ventaja d) Con un coste relativamente menor.
relativa en su producción, es decir, cuando su coste de producción es relativamente menor que el de otros países, o lo que es lo mismo, cuando el coste de oportunidad en el que incurre es menor.
2. Dada la siguiente relación de costes en los que se incurre en la producción de dos bienes en España y en Turquía: 1 kg de producto Costes en España Costes en Turquía Dátiles 4€ 1€ Almendras 4€ 2€ ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta? a) Turquía se especializará en la producción b) El coste relativo de la producción de dátiles respecto a la producción de de ambos bienes al ser relativamente menos costosa su producción.
almendras en España es de 1 euro (4:4), b) España tiene ventaja comparativa en la mientras que en Turquía es de 0,5 euros producción de almendras.
(1:2), por lo que decimos que Turquía tiene ventaja comparativa en la producción de c) El coste de oportunidad de producir dátiles frente a España. El coste relativo de almendras en España en términos de la la producción de almendras respecto a la producción de dátiles es de 1/2.
d) Todas las respuestas son correctas.
producción de dátiles en España es de 1 euro (4:4), mientras que en Turquía es de 2 euros (2:1), por lo que decimos que España tiene ventaja comparativa en la producción de almendras frente a Turquía.
- 74 - Introducción a la Economía 3. Elevar el precio del transporte internacional provoca los mismos efectos sobre los agentes económicos en el comercio internacional que el establecimiento de un arancel: a) Sí, porque reduce las ventajas c) Un mayor precio del transporte comparativas.
internacional reduce las ventajas relativas b) Sí, porque aumenta los costes de en la producción de determinados países, oportunidad.
aumentando los costes de oportunidad, c) No.
pero sus efectos sobre los agentes d) Sí, siempre que se eleve el precio en la económicos son distintos. Un arancel misma cuantía que el establecimiento del permite obtener recursos para el Estado, arancel.
mientras que el aumento del precio del transporte no supone un aumento de los ingresos públicos.
4. El proteccionismo impulsa y favorece el crecimiento de las exportaciones: a) Siempre que aplique restricciones a la b) El proteccionismo supone aplicar importación.
medidas que impidan o limiten la entrada de productos extranjeros, pero no b) Falso.
c) Verdadero.
necesariamente permite el incremento de d) Siempre que permita el dumping.
las exportaciones.
5. Como desventaja de la integración económica podemos citar: a) La reducción de los costes de c) La integración exige e impone transacción.
características económicas similares para b) La mayor movilidad de factores los países integrados. Una de ellas es conseguir un déficit público similar, de tal productivos.
manera que impone limitaciones en cuanto c) La reducción de soberanía a su dimensión, y los países soberanos presupuestaria.
d) La mayor disponibilidad de bienes.
pierden autonomía en su política presupuestaria.
TEMA 14. EL SECTOR EXTERIOR. TIPO DE CAMBIO Y MERCADO DE DIVISAS 14.1. LA BALANZA DE PAGOS Las transacciones realizadas a través del comercio internacional generan flujos físicos de mercancías y flujos de activos financieros. La valoración de estos flujos en un año es necesario recogerla de una forma sistemática y con una técnica contable que se denomina balanza de pagos. Las operaciones de la balanza de pagos se ordenan en torno a tres cuentas básicas: cuenta corriente, de capital y financiera. A su vez, la cuenta corriente se subdivide en cuatro balanzas: comercial, servicios, rentas y transferencias.
Los datos sobre las transacciones comerciales se recogen en la balanza comercial. Este registro nos permite conocer si la economía presenta o no desequilibrios en sus flujos comerciales. Hay desequilibrio cuando el valor de las importaciones es superior al de las exportaciones. Decimos que la economía presenta un déficit comercial, hecho que representa una deuda del país con el resto del mundo. También constituye un desequilibrio comercial el hecho de presentar un superávit, es decir, cuando el valor de las exportaciones supera al de las importaciones, lo cual supone una posición acreedora respecto del resto del mundo.
Es igualmente interesante determinar el índice de cobertura, que se calcula como el porcentaje del valor de las exportaciones sobre el de las importaciones. Si el valor resulta ser inferior a 100, significa que los ingresos por exportaciones no son suficientes para cubrir los pagos por importaciones.
Los residentes del país y los residentes en el resto del mundo, además de realizar transferencias comerciales, intercambian servicios como turismo, transporte o seguros. La - 75 - Introducción a la Economía valoración de estos intercambios se recoge en la subbalanza de servicios. Si la diferencia entre el valor de los servicios exportados y el valor de los importados en un periodo de tiempo dado es positiva, dicha subbalanza presenta un superávit, que permitirá financiar total o en parte el posible desequilibrio comercial. Si por el contrario dicha diferencia resulta negativa, la balanza de servicios tendrá un saldo deficitario.
La balanza de transferencias incluye las operaciones con el exterior que no implican contrapartida (las remesas de dinero que los emigrantes envían a su país o las donaciones internacionales). Por lo que se refiere a la balanza de rentas, engloba tanto las rentas del trabajo como las del capital. Estas cuatro balanzas configuran la balanza por cuenta corriente.
La cuenta de capital incluye las transferencias de capital. Destacan por su importancia los ingresos por transferencias de capital del sector administraciones públicas con la UE La balanza de pagos contabiliza los flujos financieros en la denominada balanza financiera. La cuenta financiera está estructurada entres balanzas diferenciadas por el tipo de activos y pasivos financieros en que se materializan las operaciones: a) Inversiones directas y en cartera de España en el extranjero y de inversiones directas y en cartera de residentes en el extranjero en España. b) Otra inversión. c) Reservas.
En la balanza financiera hay que distinguir entre la variación de pasivos, que registra operaciones de capital del resto del mundo en España, y la variación de activos, que recoge las operaciones de capital españolas en el extranjero. Las inversiones directas son aquellas que reflejan la intención de adquirir una rentabilidad permanente en la empresa invertida alcanzando un grado significativo de control de la sociedad. Las inversiones en cartera recogen las transacciones en valores negociables, sin intención de adquirir el control de la sociedad. La balanza de otra inversión recoge las operaciones de préstamos tanto comerciales como financieros y de depósitos. Hay que distinguir entre el corto plazo (operaciones con vencimiento a un año) y el largo plazo (vencimiento superior a un año). La cuenta financiera también recoge las variaciones de reservas. Éstas son activos financieros líquidos de aceptación internacional en poder del banco central que se utilizan para las necesidades de financiación de los desequilibrios de la balanza de pagos. Fundamentalmente están constituidas por oro y divisas. La cuenta de errores y omisiones recoge el valor de las operaciones no registradas en otras subbalanzas y permite que la suma de todos los saldos sea igual a cero: Saldo balanza cuenta corriente + saldo balanza cuenta capital + saldo cuenta financiera = Errores y omisiones.
La balanza de pagos siempre presentará un saldo de valor igual a cero. Significa que un déficit por cuenta corriente se financia con un superávit de la cuenta de capital y financiera.
Esto es posible gracias al funcionamiento de la cuenta Variación de reservas, que mide el crecimiento o disminución de medios de pago exteriores que se han producido como consecuencia de las operaciones con el exterior realizadas en un periodo de tiempo. Su saldo refleja la variación experimentada por las cuentas exteriores del país en ese peri odo. Tendrá superávit cuando la suma de los saldos de las balanzas por cuenta corriente y de capital y financiera (exceptuando las variaciones de reservas) presente superávit, es decir, sea positiva, aumentando la tenencia de divisas. Por ello decimos que está mejorando la posición acreedora del país frente al resto del mundo. En este sentido, también decimos que la economía tiene capacidad de financiación: Capacidad de financiación (saldo positivo) = saldo cuenta corriente + saldo cuenta de capital. Capacidad de financiación (saldo negativo) = saldo de cuenta financiera + errores y omisiones.
Por el contrario, el saldo de la cuenta Variación de reservas presenta déficit cuando la suma de los saldos de las balanzas por cuenta corriente y de capital y financiera (exceptuando las variaciones de reservas) soportan saldo negativo o déficit, observando con ello que está disminuyendo la tenencia de reservas, y decimos que está aumentando la posición deudora del país frente al resto del mundo. En este caso, la economía necesita financiación del exterior: Necesidad de financiación (saldo negativo) = saldo cuenta corriente + saldo cuenta de capital.
Necesidad de financiación (saldo positivo) = saldo de cuenta financiera + errores y omisiones.
- 76 - Introducción a la Economía La balanza de pagos es una imagen o un reflejo de las relaciones económicas exteriores. Está formada por: cuenta corriente, cuenta de capital y cuenta financiera. Balanza por cuenta corriente: recoge las transacciones reales, y está formada por las subbalanzas: comercial, de servicios, rentas y transferencias. Subbalanza comercial: registra el valor de las importaciones y de las exportaciones. Índice de cobertura = (valor exportaciones / valor importaciones) × 100. Subbalanza de servicios: recoge las transacciones de importación y exportación de servicios. Subbalanza de transferencias: recoge las operaciones de contrapartida. Subbalanza de rentas: contabiliza las rentas del trabajo y del capital. La cuenta de capital recoge las transferencias de capital sin contraprestación. La cuenta financiera recoge las transacciones monetarias y financieras. Inversiones directas: adquirir el control. Inversiones en cartera: no existe intención de adquirir el control. La variación de reservas mide el aumento o disminución de los medios de pago y al final determina la entrada o salida de divisas en el país, si es acreedor o deudor frente al exterior.
14.2. EL TIPO DE CAMBIO La relación de la moneda de un país con otras del resto del mundo se denomina tipo de cambio nominal, y se expresa como el número de unidades de moneda nacional que hay que dar a cambio de una unidad de moneda extranjera. El tipo de cambio es simplemente un precio relativo que expresa a grandes rasgos el poder adquisitivo de las diferentes monedas.
14.3. EL MERCADO DE DIVISAS Se entiende por divisa el dinero extranjero, y comprende los billetes, monedas y otros instrumentos financieros de pago o de crédito. En el mercado de divisas, la oferta y la demanda determinan el precio, en este caso el tipo de cambio, y su valor puede fluctuar al alza o a la baja. Estas variaciones son fundamentales para entender las fluctuaciones en la actividad de determinados sectores de la economía, como el turismo. El tipo de cambio se puede analizar desde un criterio nominal o real. Ambos tipos se relacionan a través de los precios.
El tipo de cambio nominal expresa la relación a la que se puede intercambiar la moneda de un país por la de otro. Una subida del tipo de cambio del euro, por ejemplo, respecto al dólar, significa que hay que dar más unidades de moneda nacional (euro) por unidad de moneda extranjera (dólar). En este caso, decimos que el euro se ha depreciado frente al dólar. Una disminución del tipo de cambio del euro respecto al dólar significa que hay que dar menos unidades de moneda nacional (euro) por unidad de moneda extranjera (dólar).
En este caso decimos que el euro se ha apreciado frente al dólar.
El tipo de cambio real es la relación a la que se pueden intercambiar los bienes y servicios de un país por los de otro. Mide el precio de una cesta de bienes y servicios disponibles en el interior en relación con la misma cesta de bienes y servicios disponibles en el extranjero. Los tipos de cambio reales y nominales están estrechamente relacionados entre sí, relación que se expresa de la siguiente manera: Tipo de cambio real = Tipo de cambio nominal × (Índice de precios extranjero / Índice de precios nacional).
El tipo de cambio real nos proporciona información sobre el verdadero valor de una moneda. La relación real de intercambio determina el número de unidades de un bien que un país debe entregar a cambio de una unidad de otro bien del país con el que comercia. Detrás de este sencillo concepto se desarrolla la teoría de la paridad del poder adquisitivo, según la cual un bien debe venderse al mismo precio en todos los lugares, de tal forma que el tipo de cambio nominal refleje el mismo poder de compra de las monedas en los distintos países. Esta teoría determina que para mantener el mismo tipo de cambio real, cuando se modifiquen los niveles de precios, los tipos de cambio nominales han de variar. Esto nos permite observar el comportamiento del tipo de cambio de diferentes países en función de sus tasas de inflación.
Países que no pueden controlar sus altas tasas de inflación en relación con sus competidores - 77 - Introducción a la Economía prefieren una depreciación de su moneda en relación con otras divisas, con el objeto de mantener el tipo de cambio real y que los productores nacionales no pierdan competitividad.
Una divisa es dinero extranjero. El tipo de cambio se fija en el mercado de divisas.
Depreciación de una moneda: aumento del tipo de cambio. Apreciación: descenso del tipo de cambio. El tipo de cambio está relacionado con el nivel general de precios. Procesos de inflación en el interior de un país provocan la depreciación de su moneda nacional.
La demanda de divisas La demanda de divisas relaciona la cantidad de moneda extranjera que se desea comprar a los diferentes precios. Los demandantes de divisas ofrecen su moneda nacional a cambio de la moneda extranjera (divisa). Según el ejemplo euro/dólar (España/USA), demandarán divisas (dólares) u ofrecerán moneda nacional (euros) los siguientes agentes: a) Los españoles que importen productos estadounidenses, pues tendrán que pagar las importaciones en dólares. b) Los españoles que hagan turismo o realicen inversiones en Estados Unidos. c) Los bancos españoles que presten dinero a los residentes estadounidenses.
Cuanto más bajo/alto sea el tipo de cambio, mayor/menor será la cantidad demandada de divisas. La relación entre el tipo de cambio y la cantidad demandada de divisas es inversa, porque cuanto mayor sea el tipo de cambio más unidades monetarias nacionales hay que dar a cambio de una unidad de moneda extranjera.
La relación entre tipo de cambio y cantidad demandada de divisas es inversa.
La oferta de divisas La oferta de divisas relaciona la cantidad de moneda extranjera que se desea vender a los diferentes precios. Los oferentes de divisas demandad la moneda nacional dando a cambio moneda extranjera (divisa). Según el ejemplo anterior, los agentes que ofrecerán divisas o que demandarán moneda nacional son los siguientes: a) Los españoles que exporten productos nacionales a los estadounidenses, si los importadores americanos pagan en dólares a los exportadores españoles. b) Los estadounidenses que hagan turismo o realicen inversiones en España. c) Los bancos estadounidenses que presten dinero a los residentes españoles.
Cuanto más bajo/alto sea el tipo de cambio, menor/mayor será la cantidad ofrecida de divisas. La relación entre el tipo de cambio y la cantidad ofrecida de divisas es directa, porque cuanto menor sea el tipo de cambio menos unidades monetarias nacionales hay que dar a cambio de una unidad de moneda extranjera.
La interacción de la oferta y la demanda de divisas en el mercado determina un tipo de cambio de equilibrio. Si el tipo de cambio del mercado es inferior al de equilibrio se produce un déficit, y si es superior un superávit.
Tradicionalmente, los sistemas de tipos de cambio se han clasificado, siguiendo el criterio del grado de intervención de la autoridad monetarias, en: a) sistemas de tipos de cambio flexibles o libremente fluctuantes; y b) sistemas de tipos de cambio fijos.
La relación entre tipo de cambio y cantidad ofrecida de divisas es directa.
14.4. SISTEMAS DE TIPOS DE CAMBIO FLEXIBLES En un sistema de mercado libre, no intervenido, el tipo de cambio se determina por las fuerzas de la oferta y la demanda de divisas. En este caso, se trata de tipos de cambio flexibles o libremente fluctuantes. El mercado libre tiende por sí mismo al equilibrio, de manera que la cantidad demandada de divisas es igual a la cantidad ofrecida a un tipo de cambio determinado. Con un tipo de cambio flexible, la balanza de pagos tenderá al equilibrio.
Los sistemas de tipo de cambio flexibles con intervención. Flotación sucia En la práctica, las autoridades monetarias no dejan que los tipos de cambio fluctúen libremente e intervienen en los mercados de cambio para intentar alterarlos en una determinada dirección. Este sistema se conoce como flotación sucia. La intervención puede justificarse por varias razones: a) Los tipos de cambio flexibles generan incertidumbre en el comercio internacional, porque los cobros y los pagos no se realizan en el momento de la - 78 - Introducción a la Economía transacción, sino que pueden efectuarse en un plazo posterior y desconociendo cuál será el tipo de cambio en un futuro. Estas variaciones en el tipo de cambio afectan a las exportaciones y a las importaciones y, por tanto, a la producción y al empleo. La incertidumbre puede reducirse mediante un seguro sobre el tipo de cambio o acudiendo al mercado de divisas a plazo. b) La existencia de especuladores en el mercado de divisas, que compran una moneda cuando suponen que su valor va a aumentar en un futuro, y venden cuando esperan que su valor baje. Las fluctuaciones de la moneda influyen en los precios de las exportaciones y de las importaciones y, por tanto, en el nivel general de precios y de la inflación del país.
La intervención en los mercados de divisas del banco central para modificar los tipos de cambio puede realizarse comprando o vendiendo la moneda del país, según se desee frenar la depreciación o la apreciación. Otro instrumento político disponible consiste en variar los tipos de interés nacionales frente a los tipos de interés en el extranjero. Una subida del tipo de interés nacional puede provocar una apreciación de la moneda nacional al aumentar la oferta de divisas. Por el contrario, una subida del tipo de interés extranjero puede provocar una depreciación de la moneda nacional al aumentar la demanda de divisas.
En la práctica, los mercados cambiarios están intervenidos. Sed interviene para apreciar la moneda nacional (vendiendo divisas) o para depreciarla (comprando divisas). El tipo de cambio también se relaciona con el tipo de interés.
14.5. SISTEMAS DE TIPOS DE CAMBIO FIJOS Bajo este sistema, las autoridades monetarias se comprometen a mantener un tipo de cambio fijo de su moneda respecto a otra determinada moneda o mercancía. El sistema clásico de cambio fijo fue el patrón oro, que consistía en un sistema en el que todas las monedas definían su valor respecto al oro y existía el compromiso por parte de los bancos centrales de mantener la convertibilidad de oro en moneda nacional, comprando o vendiendo ésta a cambio de oro, en función de la situación de su balanza de pagos. Más recientemente tenemos la referencia del sistema de cambios fijos establecido en la UEM, donde los países fijaron la paridad de sus monedas.
Al contrario que los tipos de cambio flexibles, los tipos fijos permiten estabilidad a corto plazo, pero su rigidez puede originar problemas a largo plazo, ya que cualquier desequilibrio hará que la política monetaria se encamine a mantener el tipo central, en perjuicio de los objetivos internos de la economía. En la actualidad, los sistemas de cambios no son ni totalmente flexibles ni totalmente fijos, sino que en ambos sistemas se permite la discrecionalidad de la autoridad monetaria.
La intervención puede ser total si la autoridad fija el tipo de cambio. Devaluación: aumento del tipo de cambio. Revaluación: descenso del tipo de cambio.
14.6. LOS TIPOS DE CAMBIO Y LA COMPETITIVIDAD Una depreciación o una devaluación de la moneda nacional de un país hace que se precio relativo respecto de otra divisa se abarate. Por este motivo, la capacidad de compra de los residentes nacionales en el extranjero disminuirá (se reducen las importaciones), al tiempo que aumenta la capacidad de compra de los extranjeros en el país en cuestión (aumentan las exportaciones). Por otra parte, una apreciación o una revaluación de la moneda nacional frente a otra extranjera produce los efectos contrarios, desanimando las exportaciones al tiempo que hace más atractiva la importación.
Estas relaciones no son absolutas, sino que existe otro conjunto de variables relacionadas que pueden compensar los efectos descritos. En el caso de una depreciación, aquellas importaciones necesarias para desarrollar nuestra actividad económica encarecen los costes de producción, que a corto plazo se trasladarán a los precios. Mayores precios suponen una pérdida de competitividad, anulando los posibles efectos beneficiosos de la depreciación inicial. Actualmente, en una economía global, la competencia a nivel internacional se establece - 79 - Introducción a la Economía a través de los tipos de cambio reales, de manera que los consumidores compararán los precios y elegirán la opción más barata.
Una depreciación de la moneda nacional mejora la competitividad de los productos nacionales frente a la competencia. Una apreciación de la moneda nacional la perjudica.
Mayor inflación perjudica la competitividad del país frente a la competencia.
EJERCICIOS 1. Un descenso del número de turistas extranjeros que visitan España puede provocar: a) Un aumento en las reservas de divisas.
b) Un descenso del número de visitantes b) Un mayor superávit de la cuenta extranjeros a España, y por tanto de financiera.
ingresos por turismo, reduce el saldo de la c) Ningún efecto sobre la balanza por balanza por cuenta corriente, y ello puede cuenta corriente.
significar una necesidad de financiación de d) Un mayor superávit de la balanza por la economía española, que se obtiene bien cuenta corriente.
por inversiones extranjeras en España, bien por concesión de préstamos de bancos extranjeros. En definitiva, entran divisas para financiar el déficit por cuenta corriente, lo que hace que el saldo de la cuenta financiera aumente.
2. Un aumento de las exportaciones españolas a Japón puede provocar en el mercado de divisas un incremento de la: a) Un incremento de las exportaciones a) Demanda de euros.
españolas a Japón supone una mayor b) Demanda de yenes.
oferta de yenes a cambio de euros, con lo c) Oferta de euros.
d) Demanda de yenes y oferta de euros.
que la demanda de euros aumenta. Una exportación es una compra de un producto nacional por un residente extranjero, en este caso japonés, que ofrece su moneda a cambio de la moneda del país que le ha proporcionado el bien.
3. Si el tipo de cambio del euro/dólar no está intervenido, un aumento de los tipos de interés en Estados Unidos puede provocar, ceteris paribus: a) Un aumento del tipo de cambio a) Un aumento de los tipos de interés en euro/dólar.
Estados Unidos puede animar a los B) Un aumento de las exportaciones de ahorradores europeos a depositar sus Estados Unidos.
ahorros en aquel país, lo que provocará c) Un aumento de la oferta de dólares.
una mayor demanda de dólares, elevando d) Una apreciación del euro frente al dólar.
el tipo de cambio euro/dólar.
4. Un aumento del tipo de cambio real de la economía española frente a la economía de Marruecos significa: a) Una pérdida de competitividad de los b) El tipo de cambio real se expresa como servicios turísticos españoles respecto a los el cociente entre los precios extranjeros y marroquíes.
los precios interiores, multiplicado por el tipo de cambio nominal existente, y es un b) Una mejora de competitividad de los indicador de competitividad que tiene en servicios turísticos españoles respecto a los cuenta la paridad de la moneda del país marroquíes.
con la del país con el que se esté c) Que con un euro ahora se pueden comerciando bienes o servicios. De esta adquirir menos servicios turísticos forma, si aumenta dicho tipo de cambio marroquíes.
d) Ninguna respuesta es correcta.
real es porque o bien se ha depreciado la - 80 - Introducción a la Economía moneda nacional o bien han aumentado los precios de las importaciones de los bienes y servicios procedentes de Marruecos, o bien han disminuido los precios de las exportaciones españolas a Marruecos, lo que supone una mejora de competitividad de los productos españoles frentes a los de Marruecos.
5. ¿Qué expresa la relación real de intercambio? a) La cantidad total de bienes que se intercambian en un país durante un año.
b) El precio de los bienes exportados en relación con el precio de esos bienes en el extranjero.
c) El déficit de la balanza de pagos expresado en unidades monetarias.
d) El número de unidades de bien que un determinado país ha de entregar a cambio de otro bien procedente de otro país.
d) La relación real de intercambio expresa los términos en los que los bienes de un país se intercambian por los de otro. En definitiva, el número de unidades de un bien que un país debe intercambiar por una unidad de otro bien en otro país.
TEMA 15. LA ORGANIZACIÓN DE LA ECONOMÍA SUPRANACIONAL: LA UNIÓN EUROPEA 15.1. EL PROCESO DE INTEGRACIÓN EUROPEA El origen del proceso de integración europea se encuentra en el Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), firmado en 1951 por Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda y Alemania Federal, que sirvió de base para la creación de la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1957. La CEE comenzó sus operaciones como institución supranacional en enero de 1958 con el objetivo de alcanzar la Unión Económica.
En 1965 se firmó el Tratado de Fusión de los tres organismos europeos: la CECA, el EURATOM y la CEE, que estableció un Consejo de Ministros y una Comisión de las Comunidades Europeas, y que entró en vigor en julio de 1967. En 1972 se creó la Serpiente Monetaria Europea con objeto de reducir las fluctuaciones de los tipos de cambio entre las monedas de los Estados miembros. En 1973 (Dinamarca, Irlanda y Reino Unido), 1981 (Grecia) y 1986 (España y Portugal) se efectuaron sucesivas ampliaciones de la CEE.
A finales de 1991 se firmó el Tratado de Maastricht por el que se constituía la Unión Europea (UE). En 1995 se pasó de doce a quince miembros. En 2004 se incorporaron diez nuevos países, y en 2007 los dos últimos hasta el momento.
Tratado de Roma: Constitutivo de la Comunidad Económica europea (CEE), se firmó el 25 de marzo de 1957 y entró en vigor el 1 de enero de 1958.
Acta Única Europea: Firmada en Luxemburgo y La Haya, entró en vigor el 1 de julio de 1987. Introdujo las adaptaciones necesarias para completar el mercado interior.
Tratado de la Unión Europea: Firmado en Maastricht el 7 de febrero de 1992, entró en vigor el 1 de noviembre de 1993. Cambió el nombre de “Comunidad Económica Europea” por el de “Comunidad Europea”, e introdujo nuevas formas de cooperación entre gobiernos de los Estados miembros. Creó una nueva estructura con tres pilares de naturaleza tanto económica como política: es la denominada Unión europea (UE).
Tratado de Ámsterdam: Firmado el 2 de octubre de 1997, entró en vigor el 1 de mayo de 1999. Modificó el texto y la numeración de los Tratados UE y CE, estableciendo la versión consolidada de ambos.
- 81 - Introducción a la Economía Tratado de Niza: Firmado el 26 de febrero de 2001, entró en vigor el 1 de febrero de 2003. Reformó las instituciones para que la Unión pudiera funcionar eficazmente tras su ampliación a 25 Estados miembros en 2004 y a 27 en 2007.
Tratado de Lisboa: Se firmó el 13 de diciembre de 2007. Su principal objetivo es aumentar la democracia en la UE.
Instituciones y políticas europeas Las instituciones europeas: El funcionamiento de la UE se basa en el principio de Estado de Derecho, garantizado por seis instituciones que desempeñan cada una de ellas un papel específico: 1) El Parlamento Europeo. Tiene tres funciones principales: a) aprobar la legislación europea; b) ejercer el control democrático; c) el control presupuestario. 2) El Consejo de la UE, que tiene seis responsabilidades básicas: a) aprobar leyes europeas; b) coordinar las políticas económicas generales de los Estados miembros; c) concluir acuerdos internacionales entre la UE y otros países u organismos internacionales; d) aprobar el presupuesto de la UE (junto con el Parlamento); e) desarrollar la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE; f) coordinar la cooperación entre los tribunales nacionales y la policía en materia penal. 3) La Comisión Europea. Tiene cuatro funciones principales: a) proponer legislación al Parlamento y al Consejo; b) gestionar y aplicar las políticas de la UE y el presupuesto; c) hacer cumplir la legislación europea; d) representar a la UE en los foros internacionales. 4) El Consejo Europeo, compuesto por los jefes de Estado o de gobierno de los Estados miembros, el presidente del Consejo y el presidente de la Comisión. 5) Tribunal de Justicia. Vela por la uniformidad de la interpretación y la aplicación del Derecho Comunitario, supervisa la legalidad de la actuación del Consejo y de la Comisión, y decide sobre cuestiones comunitarias que le sean presentadas por los tribunales nacionales de los países miembros. 6) Tribunal de Cuentas, que examina las cuentas de la totalidad de los ingresos y los gastos de la Unión, incluidos los no recogidos en el presupuesto anual.
También forman parte de la UE otros organismos que se ocupan de ámbitos especializados: El Comité Económico y Social Europeo, el Comité de las Regiones, el Banco Europeo de Inversiones, el Fondo Europeo de Inversiones, el Banco Central Europeo, el Defensor del Pueblo Europeo, el Supervisor Europeo de Protección de Datos, la Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, la Oficina de Selección de Personal de las Comunidades Europeas y la Escuela Europea de Administración.
Las políticas europeas: Las más representativas son las siguientes: 1) La Política Agraria Comunitaria (PAC). La constituye una serie de normas y mecanismos que regulan la producción, el comercio y el tratamiento de los productos agrícolas, aunque cada vez se concede más importancia al desarrollo rural. 2) Política regional, política de solidaridad dirigida a reducir las diferencias económicas entre las distintas regiones que integran los países miembros. La UE concede ayuda financiera a través de varios fondos estructurales: a) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER); b) Fondo Social Europeo (FSE); c) Fondo Europeo de Orientación y de Garantía Agrícola (FEOGA); d) Instrumento Financiero de Orientación de la Pesca (IFOP); e) Fondo de Cohesión. 3) Política social y de empleo, dirigida a la consecución de diversos objetivos, como salud y seguridad para los trabajadores, mejora de las condiciones de trabajo, y otros. 4) Política Exterior y de Seguridad Común (PESC), que abarca ámbitos como la contribución a la paz internacional, entre otros. 5) Política de comunicaciones y de transportes, que pretende dotar a los Estados miembros de un adecuado nivel de infraestructuras viarias y de comunicaciones. 6) Política de investigación y tecnología, que pretende fomentar y favorecer la investigación y el acceso a las nuevas tecnologías.
15.2. LA UNIÓN ECONÓMICA Y MONETARIA (UEM) La UEM empezó a funcionar en 1999 y supuso la culminación del proyecto de integración europeo desde la perspectiva monetaria. En 1979 se había creado el Sistema Monetario Europeo (SME, sistema de cambios en el que participaban todas las monedas de los - 82 - Introducción a la Economía Estados miembros en aquella fecha, excepto la libra esterlina. El elemento central era una unidad de cuenta común, el ECU, basada en una cesta de monedas de los distintos Estados cuya participación estaba en proporción al peso económico. En junio de 1988 se encargó a un comité de expertos el estudio de las etapas a seguir hasta la UEM con la adopción de una moneda común y la creación del Banco Central Europeo. El informe aprobó un plan en varias etapas: 1) La primera se inició en julio de 1990, y los países miembros acordaron abolir los controles sobre los movimientos de capital con el propósito de conseguir un mercado interior.
S) La segunda se inició en 1994, con la creación del Instituto Monetario Europeo (IME), cuyas funciones, entre otras, eran las de coordinar las políticas monetarias y preparar la creación del Banco Central Europeo (BCE). 3) La tercera abarcó desde 1999 hasta 2002, y en ella participaron los Estados miembros que habían cumplido los criterios de convergencia establecidos en el Tratado de Maastricht. En esta etapa se fijaron las paridades entre las monedas participantes. 4) La cuarta etapa coincide con las sucesivas ampliaciones de la UE hacia los países del Este de Europa.
La convergencia económica: el Tratado de Maastricht Para avanzar en el proceso de integración económica y monetaria, los países miembros decidieron otorgar, en el Tratado de Maastricht (1992), un mayor poder político de los órganos comunitarios como el Consejo europeo, el Parlamento y la Comisión. Junto con los aspectos políticos, se diseñaron las políticas de convergencia destinadas a facilitar el proceso de integración económica y monetaria. Para este fin se fijaron unas condiciones que debían cumplir los países que deseaban pasar a la fase de la moneda única, en el momento del “examen”, fijado para el 31 de diciembre de 1996: 1) Estabilidad de precios. Todos los Estados miembros debían presentar una estabilidad de precios continuada. 2) Finanzas públicas. Los países no debían tener un déficit público excesivo. 3) Tipo de cambio. Durante los dos años anteriores, la moneda debía mantenerse dentro de los márgenes normales de estabilidad en el SME. 4) Tipos de interés. Durante el año anterior, los tipos medios de interés a largo plazo no debían exceder en más de un 2% a los de los tres países más estables.
La moneda única: el euro La adopción de una moneda única exigió la fijación irrevocable de los tipos de cambio de la nueva moneda en relación con las monedas nacionales de los países que la habían adoptado, y el establecimiento de una institución monetaria común que dirigiese la política monetaria, función que cumple el Banco Central Europeo. Las fechas más importantes en el proceso de introducción del euro fueron: 1) A partir del 1 de enero de 1999, la formulación y ejecución de la política monetaria, las operaciones de mercado de divisas con terceros países, las operaciones del mercado de capitales, la emisión de deuda pública, entre otras, se realizan en euros. 2) A partir del 1 de enero de 2002 se pusieron en circulación los billetes y las monedas de euro y simultáneamente se retiraron progresivamente los billetes y monedas nacionales. 3) Adopción del euro a partir de 2007: Para adoptar el euro, un Estado miembro debe haber respetado al menos dos años los márgenes normales de fluctuación previstos por el Mecanismo de Tipos de Cambio Europeo, sin devaluar su moneda.
Las ventajas y los inconvenientes de la UEM Los beneficios que se pueden derivar de la utilización de una moneda única en el marco de la UEM son los siguientes: a) Reducción de los costes de transacción. El carácter irrevocablemente fijo del tipo de cambio ahorra gastos de conversión de las monedas. b) Eliminación de la incertidumbre asociada a la variación de los tipos de cambio de las monedas de los países que integran la moneda única. c) Mayor estabilidad de precios. La adopción de una moneda única conduce a la convergencia de las tasas de inflación de los países miembros.
d) Mejora de las finanzas públicas. Con una menor inflación y con tipos de cambio fijos, los tipos de interés bajan, con lo que se reduce el coste de la financiación de la deuda. e) Mayor transparencia y competencia en el mercado europeo. El euro facilita la comparación de precios, salarios e impuestos de los países de la UEM, lo que permite mejorar el entorno - 83 - Introducción a la Economía competitivo de las empresas. f) Desaparición de las devaluaciones monetarias como instrumento competitivo. La utilización de las devaluaciones monetarias ya no es posible al existir una moneda única. g) Otras ventajas.
Existen también algunos factores que suponen desventajas para la adopción de la moneda única, tales como: a) los costes derivados de la sustitución de las monedas nacionales por el euro; b) pérdida de soberanía en materia de política monetaria; c) la reducción de la soberanía presupuestaria y la ausencia de una política presupuestaria europea; d) aparición de posibles desequilibrios regionales y desaparición del tipo de cambio como instrumento de política monetaria.
El proyecto europeo se está encontrando con muchas dificultades derivadas de las diferencias que muestran los países en los siguientes aspectos: 1) El ordenamiento jurídico interno de los países miembros. 2) El sistema fiscal, los sistemas retributivos, los sistemas educativos, etc. 3) Los diferentes grados en la evolución de las economías nacionales. 4) La diferente concepción que los ciudadanos de los distintos países tienen del término “europeo”.
El Banco Central Europeo (BCE) y el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) El BCE nació en Frankfort y asumió las funciones que tenía el Instituto Monetario Europeo (IME). Su actuación lo convierte en la pieza clave del SEBC, al que el Tratado de la UE atribuye las funciones de diseño y ejecución de la política monetaria de los países que forman el área del euro. El SEBC lo forman los bancos centrales de los países de la UE y el BCE, que es su instituto central y de gobierno. La importancia del BCE radica en las funciones que tiene encomendadas bajo el objetivo de mantener la estabilidad de los precios en el marco del SEBC.
El BCE utiliza tres instrumentos de política monetaria para conseguir la estabilidad de precios: 1) Operaciones de mercado abierto. 2) Facilidades permanentes de crédito y depósito. 3) Coeficiente de caja.
Con las operaciones de mercado abierto se regula la liquidez del sistema y se controla el tipo de interés, que se convierte en el elemento clave de la política monetaria. También actúan sobre el tipo de interés las facilidades permanentes de crédito y de depósito, al fijar los límites superior e inferior del mercado monetario a muy corto plazo; y el coeficiente de caja, que tiene como finalidad principal estabilizar los tipos de interés actuando sobre la liquidez del mercado. Con relación a la política de tipos de cambio, aunque la competencia corresponde al Consejo Europeo, el BCE debe ser consultado para que la política cambiaria sea compatible con la de estabilidad de precios.
15.3. LA POLÍTICA ECONÓMICA EN EL MARCO EUROPEO La construcción europea mediante la integración económica y monetaria implica una interdependencia creciente entre las economías de los países miembros. Para que esta interdependencia se transforme en una fuerza económica positiva es necesario que se asegure una compatibilidad suficiente entre las políticas económicas. Las vías adoptadas por la UEM para asegurar dicha compatibilidad son dos: 1) La coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros, mediante mecanismos de información, concertación y acciones comunes dentro de las políticas económicas nacionales. 2) Establecimiento de políticas económicas únicas que deberían seguir todos los Estados miembros.
El proceso de integración europea ha llevado a la definición precisa de cada procedimiento. En el Tratado de Roma se establecieron tres políticas comunes: agricultura, transporte y relaciones comerciales exteriores. El Tratado de Maastricht añadió la política monetaria común como cuarto pilar de la integración europea. Estas políticas de la UE coexisten con políticas nacionales que se encuadran dentro de acuerdos y acciones comunes establecidas por los Estados miembros.
Todos los Estados miembros de la UE, incluidos los no pertenecientes a la zona euro, forman parte de la UEM, cuyo objetivo es integrar las economías de los países de la UE de manera más eficaz. La coordinación y el diseño de las políticas económicas de la UE se centran - 84 - Introducción a la Economía en impulsar el crecimiento y crear empleo en una unión socialmente cohesiva y responsable con el medio ambiente. Para ello se creó el plan “Paquete de directrices integradas”.
15.4. LA POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL EN LA UNIÓN EUROPEA Desde los años 70, la UE forma parte de convenios internacionales que tienen como objetivo la protección del medio ambiente. Las primeras acciones comunitarias en este sentido comenzaron en 1972. En 1990 se creó la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), cuyo objetivo es apoyar el desarrollo sostenible y contribuir al logro de una mejora significativa y cuantificable del medio ambiente. Pero no es hasta la firma del Tratado de Maastricht (1991) cuando la UE elabora y diseña una verdadera política de medio ambiente mediante la integración del principio de desarrollo sostenible entre los objetivos de la Unión y elevando a prioridad absoluta el principio de un alto nivel de protección del medio ambiente. Más recientemente (2002) se aprobó en el Parlamento Europeo el Sexto Programa de Acción Comunitaria, que tiene por objetivos, entre otros: 1) Lograr un nivel elevado de protección medioambiental y de la salud humana, y una mejora general del medio ambiente y la calidad de vida. 2) Lograr una disociación entre las presiones ambientales y el crecimiento económico.
3) Establecer prioridades en materia medioambiental con vistas a una respuesta comunitaria centrada en particular en el cambio climático, la naturaleza y la biodiversidad, el medio ambiente y la salud, y la calidad de vida, así como los recursos naturales y los residuos. 4) Favorecer la correcta y plena aplicación de la legislación medioambiental en vigor, desarrollar nueva legislación y modificar la si fuera necesario. 5) Estudiar otros mecanismos que contribuyan a lograr los objetivos ambientales.
Cambio climático Las actividades humanas están favoreciendo el aumento de la temperatura media del planeta. La UE genera aproximadamente el 15% de los gases de efecto invernadero emitidos en todo el mundo. Europa ha aceptado la responsabilidad de trabajar para reducir las emisiones y ha suscrito el compromiso contraído con el Protocolo de Kioto. Con esta inquietud, se ha desarrollado el Programa Europeo sobre Cambio Climático, que supone la adopción de medidas que contribuyan a complementar las acciones nacionales de los Estados miembros, con el objetivo de replantear las políticas de transporte y la utilización de las fuentes de energía. Entre ellas destacan: 1) Un plan de eficiencia energética que contempla el fomento de la utilización de las energías renovables. 2) El fomento de una política de fijación de precios equitativa y eficaz del sector transporte, que refleje los costes medioambientales. 3) La adquisición de compromisos para mejorar la eficacia de los combustibles. 4) El establecimiento de un sistema de permisos de emisión dentro de la Unión.
Naturaleza y biodiversidad En este ámbito, el Sexto Programa recoge los problemas que atenazan a la naturaleza y la biodiversidad en varios frentes. Desde la contaminación que provoca la lluvia ácida y las fugas de sustancias químicas hasta la explotación excesiva de poblaciones de peces o la destrucción del paisaje y erosión del suelo. Por ello, los objetivos de la UE se concretan en: 1) Proteger y restaurar la estructura y el funcionamiento de los sistemas naturales. 2) Detener la pérdida de diversidad biológica. 3) Proteger los suelos contra la erosión y la contaminación, fomentando un uso sostenible del mismo teniendo en cuenta el principio de subsidiariedad.
Entre las medidas propugnadas para alcanzar dichos objetivos destacan: 1) La ampliación del “Programa Natura 2000”. 2) La elaboración de estrategias sobre el medio ambiente marino. 3) La introducción de medidas de protección y restauración de paisajes. 4) Elaborar estrategias de protección del suelo. 5) Coordinar las actuaciones de los Estados miembros en respuesta a posibles accidentes y catástrofes naturales.
Medio ambiente y salud y calidad de vida En este ámbito, el Programa se centra en respetar y considerar los criterios de la OMS, que pretende conseguir una calidad medioambiental tal que los niveles de contaminantes - 85 - Introducción a la Economía artificiales no den lugar a impactos ni riesgos importantes para la salud humana. Para ello destacan las siguientes medidas: 1) Conocer mejor las relaciones entre contaminación medioambiental y salud humana reforzando e incentivando programas de investigación sobre el tema. 2) Estudiar normas sanitarias que tengan en cuenta a los grupos más vulnerables. 3) Reducir los riesgos que plantea el uso de plaguicidas. 4) Elaboración de “mapas de ruido” para atajar el deterioro por contaminación acústica. 5) Desarrollar un sistema sobre la utilización de productos químicos y plaguicidas, así como sobre su recuperación y eliminación, y trabajar para conseguir la aplicación de directivas sobre el agua que garantice el uso sostenible y la calidad de las aguas. 6) Introducir medidas específicas sobre el medio ambiente urbano.
Recursos naturales y residuos La UE es consciente del agotamiento de los recursos naturales como consecuencia del desarrollo y del crecimiento de la población, así como de los cambios irreversibles que se están produciendo en el medio debido a la explotación de recursos no renovables. Los objetivos en este ámbito recogen dos aspectos, uno cualitativo sobre la gestión de los recursos consistente en conceder prioridad a los sistemas de prevención, al fomento del reciclado y al tratamiento y depósito de los residuos en vertederos, y otro cuantitativo que se centra en reducir la cantidad de residuos en un 20% en 2010 y en un 50% hasta 2050 en relación a los niveles de 2000. Para ello se proponen las siguientes medidas: 1) Identificar las sustancias peligrosas y trasladar al productor la responsabilidad de la recogida, tratamiento y reciclado de los residuos que genera. 2) Concienciar a los consumidores en la elección de productos y servicios que generen menos residuos. 3) Favorecer los mercados de productos reciclados.
EJERCICIOS 1. Si el euro se está apreciando frente al dólar, las autoridades monetarias de Estados Unidos pueden corregir la situación mediante la intervención en el mercado de divisas: a) Vendiendo euros.
a) Si el euro se aprecia frente al dólar b) Vendiendo dólares.
significa que está disminuyendo el tipo de c) Comprando euros.
cambio euro/dólar o, lo que es lo mismo, d) Ninguna de las opciones es correcta.
hay que pagar menos euros para obtener un dólar. En este caso, las autoridades estadounidenses pueden aumentar la oferta de euros en el mercado comprando dólares. Al comprar dólares colocan euros en el mercado de divisas, y al aumentar su oferta se reduce su precio, es decir, sube el tipo de cambio euro/dólar. El euro se deprecia frente al dólar y el dólar se aprecia frente al euro.
2. Respecto a la Unión Europea, podemos decir que: a) Es un mercado común con elementos de unidad económica y monetaria.
b) En la actualidad es una unión económica y monetaria total.
c) Cada país miembro decide los aranceles que se establecerán a la importación de productos procedentes del exterior de la Unión Europea.
d) Todas las respuestas son correctas.
a) La UE es más que un mercado común, pero todavía no ha alcanzado la plena integración económica y monetaria, pues algunos países de la misma, como Reino Unido, Dinamarca y Suecia no han adoptado el euro como moneda común.
- 86 - Introducción a la Economía 3. El órgano de la Unión Europea que tiene la iniciativa legislativa y representa los intereses de la Unión es: a) El Consejo de Ministros.
c) La Comisión Europea es el motor del b) El Tribunal de Justicia.
sistema institucional comunitario. Entre sus c) La Comisión.
funciones se encuentran el derecho a la d) El Tribunal de Cuentas.
iniciativa legislativa y ser la instancia ejecutiva que garantice la ejecución de las leyes europeas, el presupuesto y los programas adoptados por el Parlamento y el Consejo.
4. Las monedas de los países de la UE que no forman parte de la zona euro quedan vinculadas al euro mediante un mecanismo llamado: a) Sistema Monetario Europeo.
d) El Sistema Monetario Europeo 2 regula b) Convertibilidad zona euro.
el mecanismo de cambio entre el euro y las c) Sistema monetario sin euro.
monedas de los Estados miembros que no d) Nuevo Sistema Monetario Europeo o participan en la Unión Monetaria. Entró en sistema Monetario 2.
funcionamiento el 1 de enero de 1999 y su objetivo es que los países que no participen del euro orienten sus políticas monetarias hacia la estabilidad de precios y la convergencia económica.
- 87 - ...