Tema 2 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Microeconomía
Año del apunte 2016
Páginas 14
Fecha de subida 14/03/2016
Descargas 39
Subido por

Descripción

Tema 2 resumen del Mankiw ade Z2.

Vista previa del texto

(Tema 21 Mankiw equivalente al tema 2 de micro Z2) La restricción presupuestaria: lo que se puede permitir el consumidor La restricción presupuestaria es el límite en las canastas de consumo que un consumidor se puede permitir.
R=p1·q1 + p2·q2 𝑅 𝑅 Si q1=0; 𝑞2 = 𝑝 ; Si q2=0; 𝑞1 = 𝑝1 2 Pendiente RB=tgα= −𝑅 𝑃2 𝑅 𝑃1 = −𝑃1 𝑃2 𝑞2 = −𝑅 𝑝1 − ·𝑞 𝑃2 𝑝2 1 𝑦 =𝛼−𝑏·𝑥 La pendiente de la restricción presupuestaria mide la tasa a la que el consumidor puede intercambiar un bien por otro. Debemos recordar que la pendiente entre dos puntos se calcula como el cambio en la distancia vertical dividida entre el cambio en la distancia horizontal (“aumento sobre corrida”). Del punto A al punto B, la distancia vertical es de 500 latas y la distancia horizontal es de 100 pizzas.
Por consiguiente, la pendiente es de 5 latas por pizza.
Debemos observar que la pendiente de la restricción presupuestaria es igual al precio relativo de los dos bienes; el precio de un bien comparado con el precio del otro. Una pizza cuesta cinco veces más que una lata de Pepsi, de manera que el costo de oportunidad de una pizza es de 5 latas de Pepsi. La pendiente de 5 de la restricción presupuestaria, refleja la disyuntiva que el mercado le ofrece al consumidor; es decir, 1 pizza por 5 latas de Pepsi.
Cómo representar las preferencias con curvas de indiferencia El equilibrio del consumidor se da cuando la pendiente de la recta de balance iguala la pendiente de la curva de la indiferencia.
𝑃𝑒𝑛𝑑𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑅𝐵 = 𝑃𝑒𝑛𝑑𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝐶𝐼 𝑃1 ∇𝑞2 𝑈𝑀𝐺1 = 𝑅𝑀𝑆 = = 𝑃2 ∆𝑞1 𝑈𝑀𝐺2 Una curva de indiferencia es una curva que muestra las canastas de consumo que le proporcionan al consumidor el mismo nivel de satisfacción. La pendiente en cualquier punto en una curva de indiferencia es igual a la tasa a la cual el consumidor está dispuesto a sustituir un bien por otro. Esta tasa se llama tasa marginal de sustitución (TMS). En este caso, la tasa marginal de sustitución mide cuánta Pepsi requiere el consumidor para compensar la reducción de una unidad en el consumo de pizza. Debemos observar que, debido a que las curvas de indiferencia no son rectas, la tasa marginal de sustitución no es la misma en todos los puntos de una curva de indiferencia determinada.
El conjunto de curvas de indiferencia de un consumidor proporciona un rango completo de las preferencias del consumidor. Es decir, podemos utilizar las curvas de indiferencia para clasificar dos canastas de bienes. Por ejemplo, las curvas de indiferencia indican que el punto D es preferible al punto A, debido a que el punto D se encuentra en una curva de indiferencia más alta que el punto A.
Cuatro propiedades de las curvas de indiferencia  las curvas de indiferencia más altas son preferidas a las más bajas.
Las personas por lo general prefieren consumir más que menos bienes.
Esta preferencia por mayores cantidades se refleja en las curvas de indiferencia. Como lo muestra la figura 2, las curvas de indiferencia más altas representan mayores cantidades de bienes que las curvas de indiferencia más bajas.
 las curvas de indiferencia tienen pendiente negativa. La pendiente de una curva de indiferencia refleja la tasa a la cual el consumidor está dispuesto a sustituir un bien por el otro. En la mayoría de los casos, al consumidor le agradan ambos bienes. Por consiguiente, si la cantidad de un bien se reduce, la cantidad del otro bien se debe aumentar para que el consumidor se sienta igualmente feliz. Por esta razón, la mayoría de las curvas de indiferencia tiene pendiente negativa.
 las curvas de indiferencia no se cruzan. Para ver por qué esto es verdad, suponga que dos curvas de indiferencia se cruzan como lo muestra la figura 3. Entonces, debido a que el punto A se encuentra en la misma curva.
 las curvas de indiferencia son convexas al origen. La pendiente de una curva de indiferencia es la tasa marginal de sustitución, es decir, la tasa a la cual la persona está dispuesta a intercambiar un bien por otro.
La tasa marginal de sustitución depende usualmente de la cantidad de cada bien que el consumidor está consumiendo actualmente. En particular, debido a que las personas están más dispuestas a intercambiar los bienes que poseen en abundancia y menos dispuestas a intercambiar aquellos bienes de los que tienen poco, las curvas de indiferencia son convexas al origen. Como ejemplo, considere la figura 4. En el punto A, debido a que el consumidor tiene mucha Pepsi y poca pizza, está muy hambriento, pero no muy sediento. Para inducir al consumidor a renunciar a una pizza, se le tienen que dar 6 latas de Pepsi. La tasa marginal de sustitución es de 6 latas por pizza. En contraste, en el punto B, el consumidor tiene poca Pepsi y mucha pizza. De manera que está muy sediento, pero no muy hambriento. La tasa marginal de sustitución es de 1 lata por pizza. Por consiguiente, la convexidad de una curva de indiferencia refleja la mayor disponibilidad del consumidor para renunciar a un bien que posee en gran cantidad.
Dos ejemplos extremos de curvas de indiferencia La forma de una curva de indiferencia nos habla de la buena disposición del consumidor para intercambiar un bien por otro. Cuando los bienes se sustituyen fácilmente uno por el otro, las curvas de indiferencia son menos convexas; cuando los bienes son difíciles de sustituir, las curvas de indiferencia son muy convexas.
 Sustitutos perfectos (Dos bienes con curvas de indiferencia en línea recta).
 Complementos perfectos (Dos bienes con curvas de indiferencia en ángulo recto) Las elecciones óptimas del consumidor La figura 6 muestra la restricción presupuestaria del consumidor y tres de sus muchas curvas de indiferencia. La curva de indiferencia más alta a la que puede llegar el consumidor (I2 en la figura) es la que apenas toca su restricción presupuestaria. El punto en el cual se tocan esta curva de indiferencia y la restricción presupuestaria se llama óptimo. El consumidor preferiría el punto A, pero no se puede permitir ese punto debido a que se encuentra por encima de su restricción presupuestaria. El consumidor se puede permitir el punto B, pero este punto se encuentra en una curva de indiferencia más baja y, por consiguiente, le proporciona menos satisfacción al consumidor. El óptimo representa la mejor canasta de pizza y Pepsi disponible para el consumidor.
Utilidad: una forma alterna de describir las preferencias y la optimización Otra forma común de representar las preferencias es con el concepto de utilidad . La utilidad es una medida abstracta de la satisfacción o felicidad que un consumidor recibe de cierta canasta de bienes. Los economistas dicen que un consumidor prefiere una canasta de bienes a otra, si una le proporciona una mayor utilidad que la otra. Las curvas de indiferencia y la utilidad están estrechamente relacionadas. Debido a que el consumidor prefiere puntos en curvas de indiferencia más altas, las canastas de bienes ubicadas en curvas de indiferencia más altas le proporcionan una mayor utilidad.
La utilidad marginal de cualquier bien es el incremento en la utilidad que un consumidor obtiene de una unidad adicional de ese bien. Se supone que la mayoría de los bienes muestra una utilidad marginal decreciente: a mayor cantidad de un bien que el consumidor posea, menor es la utilidad marginal que una unidad adicional le proporciona de ese bien.
Cómo afectan los cambios en el ingreso las elecciones del consumidor Bien normal: Un bien para el cual un incremento en el ingreso aumenta la cantidad demandada.
Bien inferior: Un bien para el cual un incremento en el ingreso reduce la cantidad demandada.
Cómo los cambios en los precios afectan las elecciones del consumidor RB=(R,P1,P2) ↓P1: P1’<P1 RB’(R,P1’,P2) Efecto ingreso y sustitución El impacto de un cambio en el precio de un bien sobre el consumo se puede separar en dos efectos: un efecto ingreso y un efecto sustitución.
 Efecto ingreso: Cambio en el consumo que resulta cuando un cambio en el precio mueve al consumidor a una curva de indiferencia más alta o más baja.
 Efecto sustitución: Cambio en el consumo que resulta cuando un cambio en el precio mueve al consumidor a lo largo de una curva de indiferencia determinada, hasta un punto con una nueva tasa marginal de sustitución.
Tipos de bienes Efecto Efecto Efecto Pendiente Sustitución Ingreso Total de la Demanda Bienes Negativo Negativo Negativo Normales(∆R→∆Qd; ↓P1→∆Q1 ↓P1→∆Q1 ↓P1→∆Q1 Negativo Positivo Negativo ↓P1→∆Q1 ↓P1→↓Q1 ↓P1→∆Q1 Negativo ↓R→↓Qd) Bienes Inferiores Inferiores (∆R→↓Qd; ↓R→∆Qd) Negativo (ES>ER) Giffen Negativo Positivo Positivo ↓P1→∆Q1 ↓P1→↓Q1 ↓P1→↓Q1 (ES<ER) Positivo Podemos interpretar el efecto ingreso y el efecto sustitución utilizando curvas de indiferencia. El efecto ingreso es el cambio en el consumo que resulta del movimiento a una curva de indiferencia más alta. El efecto sustitución es el cambio en el consumo que resulta de estar en un punto en una curva de indiferencia con una tasa marginal de sustitución diferente.
Obtención de la curva de demanda ¿Todas las curvas de demanda tienen pendiente negativa? Un bien Giffen es un bien para el cual un incremento en el precio incrementa la cantidad demandada.
Efecto Slutski vs. Efecto Hicks - Slutsky decía: Estaremos igual que antes cuando tenga una renta con la que pueda comprar lo mismo que compraba antes. Si antes compraba 3 Ratones con 10 euros, y ahora solo puedo comprar un ratón, estaré igual cuando tenga tanta renta que PUEDA seguir comprando 3 ratones (en este caso 30 euros). Hay que recalcar el pueda, y es la clave del meollo. Es posible que pueda comprar los 3 ratones, pero al tener mas renta (teóricamente) quizás me compre solo 2, y me compre un caimán australiano, aunque este me guste menos o me guste mas.
Pero mientras PUEDA comprar los mismos 3 ratones que antes, estoy igual.
-Hicks decía: Estaremos igual que antes cuando tenga una renta que me permita estar igual de “feliz”, que antes. Quizás para estar igual de feliz con esa nueva renta no me tengo que comprar los mismos 3 ratones. Quizás me tengo que comprar 4. Quizás para estar igual, deba comprarme un ratón y un faisán. Da igual la renta necesaria para tener el faisán, mientras me de la misma “felicidad” que cuando antes tenia los 3 ratones. El termino económico no es felicidad claro.
La diferencia radica en que mientras Slutsky mira monetariamente, Hicks mira por la felicidad.
Slutski: RB(R,P1,P2) ↓P1: P1’<P1 RB’(R,P1’,P2) Hicks: La recta de balance es hipotetica. Rh<R; RBh(Rh,P1’,P2) Ambos juntos: ¿En qué forma afectan los salarios a la oferta de trabajo? ¿Cómo afectan las tasas de interés el ahorro de los hogares? ...