Tema 20: Préstamo. Deposito (2013)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Civil II
Año del apunte 2013
Páginas 6
Fecha de subida 17/10/2014
Descargas 2

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     Tema  20:  Préstamo.  Deposito   El  préstamo:  concepto.  El  préstamo  mercantil   El  Cc  regula  en  el  mismo  título  el  préstamo  de  dinero  u  otras  cosas  fungibles  y  el   préstamo  de  uso  de  cosas  no  fungibles.  Dedica  sus  artículos  1.740  a  1.757  a  dicha   regulación.       Artículo  1740   Por  el  contrato  de  préstamo,  una  de  las  partes  entrega  a  la  otra,  o  alguna  cosa  no  fungible  para  que   use  de  ella  por  cierto  tiempo  y  se  la  devuelva,  en  cuyo  caso  se  llama  comodato,  o  dinero  u  otra  cosa   fungible,   con   condición   de   devolver   otro   tanto   de   la   misma   especie   y   calidad,   en   cuyo   caso   conserva   simplemente  el  nombre  de  préstamo.     El  comodato  es  esencialmente  gratuito.     El  simple  préstamo  puede  ser  gratuito  o  con  pacto  de  pagar  interés.       Para   que   un   préstamo   pueda   ser   calificado   como   mercantil   (311   C.   de   c.)   es   necesario  que  cumpla  dos  características:   1. Que  alguno  de  los  contratantes  sea  comerciante   2. Que  las  cosas  prestadas  se  destinen  a  actos  del  comercio     El  comodato.  El  precario.  El  mutuo  (préstamo  con  interés)   El  comodato   El  comodato  es  el  contrato  por  el  cual  una  de  las  partes  entrega  gratuitamente  a  la   otra  una  cosa  no  fungible  para  que  use  de  ella  por  cierto  tiempo,  y  se  la  devuelva.       El  comodato  es  un  contrato  esencialmente  gratuito  que,  de  haber  precio,  pasaría  a   ser   un   arrendamiento.   Y   de   haber   una   contraprestación   que   no   pudiese   ser   calificada   como   precio   cierto   del   arrendamiento   estaríamos   ante   un   contrato   atípico,  pero  no  ante  un  comodato.       El   objeto   del   comodato   es   una   cosa   no   fungible.   Aunque   el   Cc   parece   pensar   en   cosas  muebles,  no  hay  especiales  inconvenientes  en  que  el  objeto  del  comodato  se   un   bien   inmueble.   Tampoco   parece   necesario   que   el   comodante   sea   dueño   de   la   cosa:   basta   con   que   sea   titular   de   un   derecho   de   uso   que   le   permita   ceder   el   uso   al   comodatario.       Este  contrato  es  temporal.  Durará  tanto  como  hayan  pactado  los  contratantes  o,  a   falta   de   pacto,   la   duración   que   resulte   del   uso   al   que   se   destina   la   cosa   dada   en   comodato.  Si  no  se  puede  inferir  ninguna  duración  el  comodante  puede  reclamar  la   devolución  a  su  voluntad.       El  comodatario  adquiere  el  uso  de  la  cosa  pero  no  sus  frutos  (1.741).  Su  obligación   fundamental   es   restituir   la   cosa   que   lleva   asociado   conservarla   con   la   diligencia   de     171   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     un  buen  padre  de  familia.  También  está  obligado  a  satisfacer  los  gastos  ordinarios   que   sean   de   necesidad   para   el   uso   y   conservación   de   la   cosa   dada   en   comodato.   Ahora   bien,   no   responderá   del   deterioro   provocado   por   el   uso   de   la   cosa   salvo   que   haya  mediado  culpa  por  su  parte.     En  cuanto  a  los  riesgos  en  el  comodato  la  pérdida  fortuita  de  la  cosa  es  de  cuenta   del   comodante   salvo   que   concurra   uno   de   los   supuestos   siguientes,   en   cuyo   caso   responderá  el  comodatario:   1. Que  el  comodatario  la  hubiera  destinado  a  un  uso  distinto  de  aquél  para  el   que  se  prestó   2. Que  la  haya  conservado  en  su  poder  más  tiempo  del  convenido   3. Que   la   cosa   se   haya   entregado   con   tasación,   salvo   que   se   le   haya   eximido   mediante  pacto  de  dicha  responsabilidad.       Se  debe  añadir,  además,  que  los  varios  comodatarios  responderán  solidariamente.       El   comodante   conserva   la   propiedad   de   la   cosa,   y   tiene   derecho   a   sus   frutos,   así   como   a   la   restitución   al   finalizar   el   contrato.   si   antes   de   finalizar   el   contrato   el   comodante   tuviere   urgente   necesidad   podrá   reclamar   la   restitución.   Tiene   la   obligación,   además,   de   satisfacer   los   gastos   extraordinarios   causados   durante   el   contrato  para  la  conservación  de  la  cosa  prestada,  siempre  que  el  comodatario  lo   ponga  en  su  conocimiento  antes  de  hacerlos,  salvo  cuando  fueren  tan  urgentes  que   no  pueda  esperarse  el  resultado  del  aviso  sin  peligro.       El  mutuo   Se  denomina  préstamo  o  mutuo,  el  contrato  en  cuya  virtud  uno  de  los  contratantes   entrega  al  otro  dinero  u  otra  cosa  fungible,  con  condición  de  recibir  otro  tanto  de  la   misma  especie  y  calidad.     La   capacidad   para   prestar   o   recibir   en   presto   es,   en   principio,   la   general   para   obligarse,   aunque   hay   que   recordar   que   el   menor   emancipado   no   puede   tomar   dinero   a   préstamo   sin   consentimiento   de   sus   padres   o   su   curador   y   que   el   tutor   necesita   autorización   judicial   para   dar   o   tomar   dinero   en   préstamo.   Puede   ser   objeto  de  préstamo  tanto  el  dinero  como  cualquier  cosa  fungible.     En  cuanto  a  los  efectos  del  préstamo  o  mutuo,  el  mutuario  adquiere  la  propiedad   del  dinero  o  cosa  fungible  y  se  obliga  a  devolver  otro  tanto  de  la  misma  especie  y   calidad.       El   préstamo   es   de   naturaleza   gratuita   a   no   ser   que   se   hayan   pactado   intereses.   Ahora  bien,  si  el  prestatario  ha  pagado  intereses  sin  estar  estipulados  no  puede  ni   reclamarlos  posteriormente  ni  imputarlos  al  capital.       A  pesar  de  ser  de  naturaleza  gratuita  se  puede  pactar  la  onerosidad  del  contrato  de   préstamo   mediante   la   fijación   del   pago   de   intereses.   Ahora   bien,   para   evitar   abusos,  se  promulgó  la  Ley  de  la  Usura  que  declara  nulos  los  préstamos  usurarios.       A   partir   de   esta   ley   la   doctrina   del   TS   ha   distinguido   tres   tipos   de   prestamos   usurarios:     172   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     • • • Aquellos   que   establecen   un   interés   notablemente   superior   al   normal   del   dinero   y   manifiestamente   desproporcionado   dadas   las   circunstancias   del   caso   Aquellos   prestamos   leoninos,   aceptados   por   el   prestatario   a   causa   de   su   situación  angustiosa,  de  su  inexperiencia,  o  de  lo  limitado  de  sus  facultades   mentales   Aquellos   en   los   que   se   suponga   recibida   una   cantidad   mayor   que   la   entregada.         El  depósito:  concepto.  Características   Tiene  lugar  el  depósito  cuando  se  recibe  una  cosa  ajena  para  guardarla  hasta  que   deba   ser   restituida.   Por   tanto   el   depósito   responde   a   la   finalidad   de   que   el   depositario   se   haga   cargo   de   la   cosa   depositada,   custodiándola   y   conservándola   hasta  su  devolución.     El   depósito   voluntario   tiene   lugar   cuando   por   voluntad   del   depositante   o   deponente  se  entrega  una  cosa  mueble  al  depositario  para  que  la  guarde  hasta  que   le  sea  reclamada.     El  depósito  es  de  carácter  gratuito  si  no  se  pacta  lo  contrario.  Cosa  que  hace  que   estemos  ante  un  contrato  neutro.  Requiere,  además,  la  entrega  de  una  cosa  mueble   al  depositario  por  voluntad  del  depositante.       Se  requiere  la  capacidad  general  para  contratar.  Ahora  bien,  si  una  persona  capaz   acepta   el   deposito   efectuado   por   un   incapaz   quedará   sujeto   a   todas   las   obligaciones   del   depositario   y   puede   ser   obligada   a   la   devolución   por   l   tutor,   curador   o   administrador   de   la   persona   que   hizo   el   depósito   o   por   esta   misma   si   llega   a   tener   capacidad.   Si   se   da   el   supuesto   inverso   y   es   la   persona   capaz   que   constituye  un  deposito  en  una  incapaz  solo  tendrá  acción  para  reivindicar  la  cosa   depositada   mientras   exista   en   poder   del   depositario   o   a   que   éste   le   abone   la   cantidad  en  que  se  hubiese  enriquecido  con  la  cosa  o  con  el  precio.     El  depositario  tiene  las  obligaciones  de  guarda  y  restitución  de  la  cosa  recibida  en   concepto   de   depósito.   La   obligación   de   guarda   comprende   dos   aspectos:   el   mantenimiento   de   la   cosa   en   un   lugar   seguro   al   fin   de   impedir   su   pérdida   o   sustracción   y   el   mantenimiento   de   la   cosa   depositada   en   el   estado   en   que   se   recibió.  El  depositario  tiene  la  obligación  de  custodiar  la  cosa  con  la  diligencia  de   un  buen  padre  de  familia  por  lo  que  de  mediar  culpa  o  negligencia  en  la  pérdida  de   la   cosa   depositada   deberá   responder.   No   responderá   si   ha   mediado   caso   fortuito   o   fuerza  mayor.  En  cuanto  a  la  obligación  de  restitución  consiste  en  la  obligación  de   devolver   la   cosa   depositada   en   el   momento   en   que   sea   reclamada   por   el   depositante.       El   destinatario   de   la   restitución   será   aquel   de   quien   hubiera   recibido   la   cosa   en   depósito.   Ahora   bien   si   este   hubiera   fallecido   se   entrega   a   sus   herederos   y   si   el   depositario   llegara   a   saber   que   la   cosa   que   tiene   en   deposito   ha   sido   hurtada   y     173   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     conociera   quien   es   el   dueño   deberá   poner   en   conocimiento   de   éste   el   depósito   y   entregarle  la  cosa  depositada.  Se  devolverá  la  cosa  allí  donde  se  hubiera  indicado  y   en  caso  de  no  haberse  determinado  lugar  ahí  donde  se  encontrara  (los  gastos  que   ocasionara   el   traslado   de   la   cosa   depositada   hasta   el   sitio   correrán   a   cargo   del   depositante).   El   depositario   deberá   restituir   la   cosa   depositada   cuando   el   deponente  lo  solicitara.  Asimismo  el  depositario  puede  decidir  devolver  al  cosa  sin   habérsele   reclamado   cuando   tuviera   justos   motivos   para   no   conservarla   en   su   poder.       El  deposito  no  conlleva  la  atribución  al  depositario  de  la  facultad  de  servirse  de  la   cosa   depositada.   Por   ello,   si   el   depositario   se   sirviera   de   la   cosa   recibida   en   depósito   responderá   por   los   daños   y   perjuicios   ocasionados   al   depositante.   En   el   caso   de   que   se   hubiera   depositado   dinero   y   el   depositario   hubiera   aplicado   el   deposito  a  usos  propios  deberá  restituir  la  cantidad  usada  e  intereses  respecto  de   la  misma.       El   depositante   está   obligado   a   reembolsarle   el   importe   de   los   gastos   que   se   hubieran   generado   a   fin   de   conservar   la   cosa   depositada,   a   indemnizarle   por   los   perjuicios   que   a   causa   del   depósito   se   le   hubieran   ocasionada   y   de   haber   sido   pactada,  a  pagar  la  retribución  convenida  como  precio.       El   Cc   faculta   al   depositario   para   retener   la   cosa   depositada   a   fin   de   garantizar   el   pago  de  las  cantidades  que  en  su  caso  se  le  deben.         El  depósito  mercantil.  El  contrato  de  aparcamiento  de  vehículos   Los  artículos  303  a  310  C.  de  c.  regulan  el  depósito  mercantil.  Conforme  a  estos   para  que  un  depósito  sea  mercantil  se  requiere  lo  siguiente:   1º.
Que  el  depositario,  al  menos,  sea  comerciante   2º.
Que  las  cosas  depositadas  sean  objeto  de  comercio   3º.
Que  el  depósito  constituya  por  sí  una  operación  mercantil,  o  se  haga  como   causa  o  a  consecuencias  de  operaciones  mercantiles     El   304   nos   indica   que   el   deposito   mercantil   es   oneroso   salvo   pacto   en   contrario   (justo  lo  opuesto  que  el  civil).  Si  no  se  ha  pactado  específicamente  un  precio  este  se   regulará  en  función  de  los  usos.       El  306  exige  una  mayor  diligencia  al  depositario.         El   contrato   de   aparcamiento   de   vehículos   es   un   tipo   de   depósito   mercantil.   Las   obligaciones  del  titular  del  aparcamiento  son:   1º.
Facilitar  un  espacio  para  el  aparcamiento  al  usuario  al  que  se  permite  el   acceso   2º.
Entregar  al  usuario  un  justificante  o  resguardo  del  aparcamiento   3º.
Restituir   al   portador   del   justificante   el   vehículo   en   el   estado   en   que   fue   entregado,  con  los  componentes  accesorios  incorporados  de  manera  fija   e  inseparable  al  mismo.     174   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     4º.
Disponer  de  formularios  de  reclamaciones     Son  obligaciones  del  usuario:  abonar  el  precio,  exhibir  el  justificante  o  acreditar  en   caso  de  extravío  su  derecho  sobre  el  vehículo  para  poder  retirarlo.                                                                                         175   Marcos  Sauquet  Trías       Índice  T20     Contratos  en  especial     Derecho  Civil  II  –  Tema  20     Tema  20:  Préstamo.  Deposito  ......................................................................................  171   El  préstamo:  concepto.  El  préstamo  mercantil  ...............................................................  171   El  comodato.  El  precario.  El  mutuo  (préstamo  con  interés)  .......................................  171   El  comodato  ..............................................................................................................................................  171   El  mutuo  .....................................................................................................................................................  172   El  depósito:  concepto.  Características  ...............................................................................  173   El  depósito  mercantil.  El  contrato  de  aparcamiento  de  vehículos  .............................  174         176   ...